Skip to main content

Full text of "Glosario etimológico de las palabras españolas (castellanas, catalanas, gallegas, mallorquinas, portuguesas, valencianas, y bascongadas) de orígen oriental (árabe, hebreo, malayo, persa, y turco)"

See other formats


This is a digital copy of a book tha! was preserved for generations on library shelves before it was carefuUy scanned by Google as patt of a project 
to make the world's books discoverable onüne. 

It has survived long enougli for Ihe copyright lo expire and the boolí to enter Ihe public domain. A public domain book is one Ihat was never subjecl 
to copyright or whose legal copyright temí has expired. Whether a book is iii ihe public domain may vary counliy lo couiitiy. Public domain books 
are our gateways lo the pasl, representing a weailh of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and olher marginaJia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long jouraey from the 
publisherto a libraiy and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive. so in order to keep providing this resource, we have taken sieps to 
prevent abuse by commercial padies, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commeicial use oftlie files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request thal you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refmiti froiii auroincited íjiieiyiiig Do not send automated queries of any sort to Google"s system: If you areconducting research on machine 
translation, oplical character recognilion or other áreas where access lo a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google ■"walermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping thejii find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whalever your use, remember Ihal you are responsible for ensuring Ihal what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for usere in the United States, that the work is also in the public domain for usere in olher 
countries. Whether a book is still in copyíight varies from counti^y to countiy, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume Ihat a book's appearance in Google Book Search means il can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world"s Information and lo make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover ihe world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full texl of this book on the web 



at http : //books . google . com/ 




Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los dereclios de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en oíros. Los libros de dominio público son nuestras 
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir 

Todas las anotaciones, mairas y otias señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a lodo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Foreste motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por paite de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 

Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga lili liso exclusivamente no comercial cíe estos archivas Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está Uevando a 
cabo una investigación sobie traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podiemos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 



audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http; //booka .google, com 



ETIMOLÓGICO 

DE LAS PALABRAS ESPAÑOLAS 

DE ORIGEN ORIENTAL. 



ETIMOLÓGICO 




(castellanas, catalanas, gallegas, mallorquínas, portuguesas, 
valencianas y bascongadas). 

DE ORÍGEN ORIENTAL 

(aratM, hebreo, malayo, persa y turco). 

POR 

p. pEOPOLDO DE ^ÍGUILAZ Y yANGUAS. 

CATSDDRÁTICO de Ln^RATURA GENERAL Y ESPAÑOLA 

EN LA Universidad de Granada 
Y Correspondiente de lab Reales Academias de la Lengua 

Y de la HlSTORU. 



GRANADA. 

Imprenu de Im li^altmá* Santa Ama, iZ. 

iBae. 



1052 O 5 



- VJ 



k II AIADISIIA ESPOSA 



DONA MARlA DEL CARMEN MORENO 

GONZÁLEZ DEL PINO. 



f^ 



Introducción. 



I. 



Aunque los romniiccs hnblaüoii tm la pcniíisiila ¡bi^rlca 
vengan doreclifimentc de \n lengnn Inlino-rftsticn, nn es me- 
nos cierto que se hnllsn plagados d» votóos ü?£61icas ñe todo 
origen y procedencia. 

Ardua y dificilísima cmpir-sa es la de clasificar la parle 
quñ de eslrts vocablos p<;n'js;r¡nos corresponde ó codo cual 
de los idiomas, que en el cur^^o de los tiempos se hoblaron 
en ella; pero bien puede osG¿urarse que la niᣠgranada y 
copiosa tocadedei-eclioal áral>e. Y no hn deexpliciirsccste 
fenómeno, como quiere Mr. Kngelmanii (I), por la snperio- 
rídud de Iti civili/oci('jn muslfmic^i sobre la íiispano-latina; 
porque, sí de tan debatida cuesliún so bubiere de jtizgarpor 
este solo dato, bnlirfa on definitiva tpiu dictarse el fallo en 
pro de lii segimdij (2). Ks más; lo incorpororiOtí ü nuestras 
hablas vulgares del mayor número de voces arábigos tiene 
lugiii- en una ípnt-a eu qur; los niisnins ouloi-es niusulmo- 
nes reconocen explícitamente la liegemonla y principado 
de la cultura hisp^no-cristiana sobre la suya propia (:}). Por 



ít) V . OtoMairt ^fi rnoin etpatinnl» et ¡mpltajaiit f/erirén rte l'arabe |>or 
el Dr. W. II. e.nf!,e\maiin,lntr(nlurlioK,p. I y II .le t» l.'eil. y I y 2.ri' la 2.' 

{ií V. SiiiiuiiL-l, Glunario dt rc/n.-4i ibH'iCíU y UtíiiHU uaatbut¡ür loa aiot- 
araitM t/ Im ArQbt*. 

(3) . r.i.ii, i.tii.'blü (lUfl vive fnjtilcro tle olro, cuya supftnoridsii recono- 
re, ihli, iis liAIñlos (le imitíiciúii . V.<i\o ouoeui* on nuesli'os días (^i- ' 
^O X r .<s ñrfthuM aii'Intui'vHi, lo» cualai, á coiif^riiencí» Ho <^u)i ti^Id* 
cioiwN «ju iuH Katk-Kn-s lUm L-rt^tianoa d« CasUllay do Lnóni, a<lemiis de 
«OK ^mi-'í. lie 8118 usui y cosUimbrüt. han adoptado la moilii de ilm«rar 
ni : >•)> ú rvlrütos l'is tiHiniK (l<f siift ntsae.v palacios.* Aben Jatilún, 
r. 1 it, i, 2tiT ilid U'xlii iinibi.' y 1, 31)7 dtt i"« tr»d. d« Slnnc. V, Hiam 
Aben . '!■, Ca-^iri. BM. ArahiCr-ÍH'tipana Eacur.. II, 257-S, Dozy, 
J>kí. <'■ -.a nonis stt» 9tí«m. ches tea árabe», p. 3 y 3. 



VIII 

ntra parle, nunca, ni en ningi'in período úe la historia na- 
cional, se puede en justicia adjudicar d la raza úrabc el honor 
que le dispensa Enjíeímann. La culluro liispano-muslímlca, 
como lo ndviplió Masdeu (1), y lo ha evidenciado con argu- 
mcnlos irrefulablcscl ilustre orientalisU] D. Francisco Ja- 
vier Simonct (2), no fué obra de los ftrabcs invasores, sino 
de lo» renegados cristianos, de los inuladles. de los judíos 
y de los mozárabes, los cuales, midiendo por su alteza In- 
telectual la rusticidad y encortezamiento de sus nuevos se- 
ñores (3), comenzaron poi* sor los manipuladores del erario 
público (i), los consejeros desús emires y califas (5), los 



í 1) //wíorifl crítUa de Etpaña, XIM, Ifil, lfi2 y 173. Del propio parecer 
»H el docUsimo D. Auruliaiio FcrnaiKllez Gunim, et}cuiil, en la pA}?' S8 de la 
Conteaíncififi al tUneurati do inprps<i pn In RhiiI Araileuii» RRpaíioIn Ae su 
lienimno I». Luis, nos «tice: Es lii>.v üosa ilcl tixlo avoriguiíila y rviiu&lta no 
't<>lwrsv atribuir ki\ maiii>ra alguna á los Arabei; d« Orivnti» )« ¡iraii civílí- 
zacióa que alli hiiL<>.|>ut!S (oda nntera perleniTe á lo8anl)guo<i pueblos 
rtistianos, ava^sllados y oprimidos por los stíclarioa del Coriin en tan 
alongados r^toReK. Lo mismo hay que dedr de Espaiía. 

vi) V. Simoiii'l. ()e la iitfíw^cia ilel elemento imlUfeñaen la eiüiUstteióa 
aríilfigo-/iú<jiana, arUizulo» yuhVtvaAoínin fHUtrno IV d*! lo revista culúlica 
lo Ciudadde Dio», su ílialorta (¡nédilal tle loa matái-abca de España y la 
Introducción al Glaa. <le ooc. ibír. ¡f ¡ai. 

(3) Era tal lo ifínoratim del pueblo musulmán en la épc>ca de la fun- 
dai'íún dd 8u imperio, cuamlo av vn&túoreó de las demás iiacioaee, y la 
influencia del Profeta y del Alcorán lii»> deaaparaoer la <^encia <le los an- 
lr|{iius, que 8« revelaba en loda^ sus iodinacioRes y en Unios nus hiibiti». 
Alx-nJaldiiii. ProUy.jitUi'C.tM Iwxto y III, 3W d* la trad. Cunto rjcm- 
plos (le MI losqiiedad y rude/a leeüc t^n la inifimn obra (I, 310 ditl texto, y 
I, Xt] delalroil.): •Cu<-iilaf)4>t|ite (L-uanili> los ít rabee v«DCÍerón ú los pei-siis) 
lontaroo por piezas de paño lasalniarreiiasóalnioIíadasqueleBpresi-ntji- 
Ixin, y que habiendo cnoonlradu alcanror en Uta alliacenaa á almacenes de 
CotíTocs, las emplearon, en lufcar do aaI, en le masa de quo liaviau el pea.* 

(i) V. Al>en JoMúii. PttJe'j-, II, .', y G del It-xlo, y II, l>da la trail. 

(S) V. Albi-rlo Je Cinrouil, fhm. des maureíi j/nit/cxorc.» eí ríen mori»- 
fues, I. Sv^ún Aben Hayan, citado ¡lor Aben Aljalib un ku Introd. á la 
/Adto, el conde Aideba«u», jefádebwafremiesynweplopdelos impueaUM 
para los emires de Cúi^Ioba, lo fué en cierlu oeaaión de Abul JatAr. 



IX 

cultivadores de sus arles y tic sus ciencias (1), la Bory nata 
do sus poetas y retóricos, el espejo de sus hislori odores, y, 
flnnlniyiile, el núdiío, niiünji')!) y almo de nquelln oiviliza- 
ci6n rofiíiadtiiiietiU' sensimly míilerialtm;iiüíi;sijli'niiid)i que 
produjo la» muruvillss jirquileclúuicas de la fci-ari Aljama de 
Ct'früobu y de lu Atliaiiihra de Gr«iiada (2). Sí los jit-abes, 
cuya incapacidad poru el ejercieiu ríe los arlesydc las cien- 
cias recnnuce el misma Aben Jaldún, liiibíci-nn sido los 
fautores de aquella rivilizacíón Ái.'ón)0 se compadece que el 
África, presa tombiín de su dominio, vegetnse en la l>ap- 
barie (3) liustn (ptt: los CMpaiiok-s le comunicaron su culUi- 



(11 Ek un li«:ho iIík'X' Hw cuiníiírniipso, lé««e *n Al«>ii Jnldúii fPrtiíey., 
III, 2711 del ttxlu, y III.SIHi-;S)7 tlr Is trail-^ que la mavor parle ile los si'i- 
likw 4)u<' <ir> han ilislitifiuiJo eiilm los iiiubultiianes i>or su liabJlidAH en las 
cu^nrisH. ys rflÍKio^^f'i .vainlclodiinlm, ersnoxlranjeros. l/^ejemplosen 
cuiitrario >uin {x-r (^xlremo r3r-o«: puufi hftsla lofi qiio <1« odIk vIIos nttv- 
iina - ' I II l(M (ii-alii'í', r- ililereiicíaban tie esto [iUL*blo i'ürlB k-nKua 

ijur li I ■■. j>úr«'l [>aÍ!« Olí que fuf'K-n ('iltK-ailo«< V lAii' los msésIi'A» oon 

iiuieuMasliidion-n. V niaa adulante nos «lice (III. 278 del texto, y IM.SOK 
de La Irsd.): La mayoría dp los sdliios^ntK^o^mueuImanoe eran agcnik-e, 
(-(Hi i'u>a jmlabro licqurriilu'Itsi^-iiarú los (|ut-orui)iIo orígontxluiiijoro. 
Ji 1 ntnrroRados Iüb «rnttitJHilonk.^ du I). Jaime 11 i\f Aiii^'^n por eil 
Sítiiiiiiatl CI«inPfit« V, ó la ^a/^ii dt-l coiivilio Keiicral Je Vif na, s-jbre el 
•luiDtfru lie lKtl>i[3iit*!ti i|UO (V)fitalia Granuda, oonlaslaron (|ue niúnlalinn A 
iluecieDitM itjil, no liuliaixlúse (lutoiunt^yB que fuc£«D moros dti tioluculezaf 
)>ut<s Eobre ciiKuenla mil reoeew)o9 y U-cinta mil oaulivos todoa losdemA» 
«rao liijv» ú ni«lo(i de crislionoe. EsUi dalo impúrtaiitisiinn ''c halla rorro- 
hondo iKir Hernando de BaoM, af i<ttoiilf á In córlv dt; Itosbdil.cilado |tor 
'i. triando del I»tilffi)r.>n mii Trnrm/o tfe l'ta rcye» de Ctvnatía y m Origen, 
■■. LUíil nu« a«e|^ir(i i|ue dF> düscieiilas mil almaa <]ua habla vn I» ciudbd de 
Gr»H»da, aún no erao las quiíiiiíiitas Jv la nadOn afrii-ano, BÍno naliiralus 
wiM»riole*jí godos 'iu»'s« baldan a|ilio»du (i .fa Ity da liis veniíftlorím. No 
w, pues, dw «inravillac qua KoaNhl, t|Uc Cüiiix'la liitnbifin la lengua caste- 
llana, invitara » c,onrji\i.- FL-rnimdra Av OmIoUfl é que ar^nírase á los Iia- 
bilantes del pf.|iulos<.» art-iiK'il 'ivi Albaieín, pues allí bsíbia aljamiados y 
i!?*aideddrarioie«. V. Heman PiTiüí dol Pulcar, lirax jmríe ife l^a aga 
Al* lUl Gran Cofitlan, p. ir>8-t59, Mixlríd. tHH. 

ii) Cuando 1(18 úi-al)H>iooni|uítítar<ino) lfH.|tiia.v«l MoHrabsi-liallaban 
ftn UDode lo* jípHivIoi- di- \h (ivilización lulniudu, y los queso Mtalilecw- 
rooea cote pata noeDooulrarDanada «ii él d«uaaciiUlire sedeotaria que 

II 



raf (1». Hay, pues, que convenir, en contra de las aflrawrifv- 
oes del doctu 4^> '!St« holandés, en que uí los árabes 

invasores impu--- :-jál<}» hispano-laliuus £u civilúEscióu 
tii tampoco su leoguo, lo cuaí coexistió cvü las nUgares 
t' 'as, do que haceti n'pelída meiicián sus propios es- 

ci.:^'.<a- (ii, Y no podía ser de otro modo; porque la len- 
gua dr un país, 6 no s<.t e^Uectiaiiicule afin á la del cnn- 
quí^itador, ao desaparece, micatros do se exUoga el pueblo 
qup la habla, como acaeciú ¿ la de los infelices mozánibt^ 
anüaluo^, cuando, eon el inicuo pretexto de la expedidón 
de D. Alfonso el Batallador i esta porte de la ELs^paña sarra- 
cena, fueron arrancodos de cuajo por los Almorávides y 
trasportados al A.frica. Es uids; no pare« que los órabes en 
Us naciones que redujeron é su dominÍA vedaran á tos na- 
turales el uso de sn propio idioma (.3). Lo que hicieron. 



habÑnn podido iBoitar. ton liahitiBlas cmn beAtñte t * hakttaaJoe a) 
«talo gnmn d* Ib tiá» nOowd». Atan JaMon, Prttit,, U. Si M iMWt. 
> II.9Jd«latr*<L 

(I) U E^Mña, baja )• díaaíla 4v kx Atoa ba Jia. aoa«aicd id Ma- 
feiÍA eu ei«üiiad¿o, lo q<at tot parte para •ju-' t» liAMtce 4e h vida k- 
dMiUrui se •mtgaMD «D «ftl* pal». Tttvti ñ^i hif^ír. fcetint la dinaells 
qaa winata wi ri Magwb luMa caiKa irtfcl c lat pwftociaa ét España, ;- 
pof^w de gndo 6 por tvena Dtaeft«a litfaB a l a o dOPa J o tm pétri* pan 
UistladMW « aqo«Ai r«Mq. JÜKB HMilte, Pny^., 11. at dd letto, y II. 
V^^Wdela tivd. Lo|<rof4p«ciieCM>ea raor«e« tiempo de ke UaMfae, 
en la ¿poca d« la gran t-mi^TxSúe d« los áraboc «pafi olf o « aqwl reókO, 
«D(M0«»taa«a«l««cnUn-<4laJn.ACQnaMiH>iciade las ooaqUBtaa en An- 
dalDda da tX PcmaoJu I ! I el sanio r de D. Jüanao d SáMaw 

1i) Katrp loe itirii«rlo>J»>ailiaM<i(liny3)^*raM— fbaMiJopor 
k» laoairabr^ypof to«twüaoo»liidtpaBito<ttlM»,aaaae»oeaa loaaaeriltK 
ras «rábúiM lo aljAuia >t» Ani^W qjá'j ^í^*?'^: la «^bíIb Je Zuajpcva 
lia^.- Í!^»»>. U kljatni» J# Valona ';...lt ^^0?»^ > Ik ■tt*»'' <^ 

p, .j da WinK^a habMs por k»» nKoñrab*^ 

} uw^ ^^^Hll** «$>"*«^ ||**^' ^**^** 

o 



XI 

10 Sí* ciiontú del colifn Omcp {i), fué prohibir li In gcnle 
fnrAbígii la Adopción del do los pueblDS s(jjiizg;KÍos c» pei»m- 
ptazo del suyo, el rtnico noblt* y excelente por ser el de! Co- 
ran y el que iiuesUns primeros padres, al decir de sup doc- 
lores, hnblnron enclpiiraisn. DiíotrA suerle, y i'eronix-ii-ndo 
que su lengua, expre^iún, aunque ümadu y ciilln, de Ifl vida 
iiónindo de las Iribiis del Fluclmz, no podfa servir como 
: ' : (lo iti3lrMnienlo de ln.s rolneiuiies vnrifls, mriltiplesy 
, : jürí de un imperio civilizado, Imbietíin odoplíido la 
de los vencidos, liniítmido el ii<;o de In miyo ñ siin relncJo- 
ne3 doniíslieos y ú In pi-Aclrcn de sn cidln. como lo hi<?ierori 
lf»s godos en Eíipntia. tyiii serel órnbe el ídioinn oflcinl y 
ennrjlleresco en lo Persiii.en In Armenin y en el Asia Me- 
nor, fué susliluido por los endémicüs de «quidlos psiscs, 
luego que se veriflco en ellos In roneeión del espíritu indo- 
'eucopeo sobre el semflico. No de otro modo Imbierun pa- 
sudo las cosas en AndnUiclo, de haber prevniecido Ifl insu- 
riTeeirtti deOinnr bt'ii Hüf&un ydesusliijo^eontrii elcídifitto 
df; Córdoba, tii resolución; de I» larpa pei-mnnencin de los 
lirnbes en España solo nos han quedndn unos euanlns een- 
lenares de vocablos, hoyen no poca porte nroílicns, muchos 
de ellos provineiiiles, incorporados en su m.tyorfa 6 nues- 
'U-ns hablas vuljciirus en los tiempos post*?riores d Ins con- 
quistas en Andalucía de I). Kemondo III el Sonto y Ü. Al- 
^fonso el Sflblo. y ñ los de los reinos de Valenein y de Murcia 
rpur Ü.Jaime; ide Aragón, fecha en que, reducidos sus habi- 
tantes ñ la condición de mudejares, entraron en trato y co- 
rnunicaciún cuolidinna con los pobladores cristianos de 
aquellas t-egiones (2i. 



{}) ElcalibOiiiiirproiiilHó stirvme(le()o<|iw^l lliimal>a)lasjerji88ex- 

ftj- -■ ;. Es /(A. (1(?4:JB, es deiir, artilU'iov ongaño. Esto üá por rcsulUido 

te Uw «i^'iii» iIh| isluiiiisnio y li» Id <loiiiiiiacióii ftnibe fué el em- 

r, Jnl.lúfi. /•«*/.. 11. dTo.l.-lloxto.j I1.3lfi<l«lB IreJ. 

i.i!it'üii<|i)iñtii^ il" Tolrtlo. ZarBfrozB > [.hhoa, míe 

UnDrí) lu:r.ii' rt:sper-Utafnt-Hl«|'')r I(r3 ai'ios de 1083, Ili8y I l4>'i, h« Iiace ni:>- 

ur Id iaüucui-ia áe la lengua arabígu, Oficasa basla aquella ítn-iiu, sobra la 



til 



Tmbtijo noda Huno y npacible es el estudio de las eli- 
iiutlogfns, y aunque, hnbidn conflidnrncián A la fntlolo y os- 
Iriiflnradtisiis radicales, no es difícil recnnorerlos vocablos 
cspnñnles dp nlnurnio ninn-Jidaincnle scmfticu, cotí cspccia- 
lidnd luy precyilidus dtl yrlículu órabe al, con lodo, esUi 
misma el rctiiisUincia ha sido á veces oiusa y motivo de 
error (1 '. Poro no nace de* a(|ii[ la rnnyor de lns ilitli-u hades. 
Los dilHlüda:» cotH]uÍslos dt! luü árabu» l>ii e.i tintiguo inuiiüo 
uriitiilul, en África y en España, enriquccici'on de tal suerte 
el prituilivo iílionm de- Moilnr, que es por lodorxlremo em- 
barazoso determinar ül gt^ncí^iii d*! los ti^rmiiios peregrinos 
quo á cada i>aso se cncurnirai) en los iJiccionarios. Cierto 
que no pocos, con especialidad los técnicos y cíentincos, 
que tomaron i\v Ins gr¡egi>s, se echan li"lgodamcnle de ver; 
pero no acaece lo projiiu coii 'dros ihmcIios. qiiCj, con ser de 



rasfcltano * pürlUKWAa, aa se ofculuu di 
«jue tuv». -icpiic* f[n" k» mnii«<l<< Jat-n. 



r áe la^ itrms»i iTHtiúims. 
' (■!■ <'l ili: iifiriii.li-. oiiiKi 1(1 



l-irl-, T.mm VI, Cay. IXVil, |.. 3l\i 



M» y 

liiui untar CMmtm 
•i|tin 

Li cir 



Mnjitii^ 



■ri-f . y u U' 



;i rjuí' nr> U.- 

.,•-1 sii'tiicr>' 



:v 



ltirui»lni«>ii«il)<j«:urwli9arcafinÉaBarioii()U'l VilniMHRi táXMXo;' NicAJam- 
bic • «TIMO i^St^ apuil ÜkHoorMem. 



XIII 

naturaleza y condicii^n refraclnrios 6 los semíticos, se linllan 
tan adobados ol guslo de la g«nte arábig», que no es Tácil 
niconocerlos. Con decir que algunos, transcripciones es- 
cuelas d(r polobras griegas ó latinas, se han dndo como va- 
lederas ulimologias arábigas de pQlnbriis españolas, se 
comprenderá sin esfuerzo íi qué graves tj-oplezos se expone 
el que se ocupa en l.-tn árido? trabajos. Teniendu esto en 
cuenta, njerecon cierta mcnle disculpa aquidlns que, loman- 
do por vocablos genuinonienU! arftbigos los latinos arabiza- 
dos, que se resistron en el Vocabulista do Kp. Pedro de 
Alcalá ó en los dialectos vnl^aces de ÁTi-ica y de Oriente, 
los coDíiidcraron como molricí^.s de los correspoiidienles 
castellanos, y aún los que, tropezando en nuestros diccio- 
narios con términos que en su antojo tenían nqiu-\ Inlle, les 
dieron por profíenitores otros de pura extirpo nrábiga, que 
nada tt-nlan que hacer con ellos; error de que ninguno, por 
muy leído que sea, liu de pi-etender librarse, cuuio no lo 
lograron nuestros elimologislos, desdr el Or. Frnncisco del 
Hofud (1) hasU L). Knriqni; Alix (2), grandemente versado 
en las lenguas semíticas, en las clásicas griega y latina y 
en la sánscrita. 

Cotí tiulo fsto, es do ion gran utilidad el conocimiento de 
las etimología», que, como se Ico en la t^urta de) Licenciado 
D.BaltasarNaxarrodcArroyta.-iU.SebastiniideCovnrrnbias, 
que VI) al frente lie su Tnxoro, ¡n'm hasta lns fiil.s.is se han 
de cüliiiiar, porque ocíisiuiiun á la inquisición <^- invcstíga- 



Í11 LüülrtTi iiió.liu»(iel Dr. FmnraBTO del Rodal. nn-ilK-»», nnliiml ito 
fjúrUoha. [«riUt^iiiio en las letiinjas clAsicas, cu ta ar&tñ^s ¿* het-ráicuy 
«n la itaJianii. porluguei^. íratRf.'ía. int:le«a y alunmtia, es el Ms. T. 127 
dfl Is I)ll>). Noi~i«nal, <\Ur llnvu {Kir (iliilo: Oriíjen ¡f Ktf/nwlogñ ilt taioM 
ton jvmIAim itriginnia de la ¡jengiia CaxteUana. 

\i) Cuandn l>. Haraul M.' Uai-all pi-oyeclú escribir fli IXnionaria malris 
dr ta lenijua fíuíetfana, du i[ue no s-e díú á la eslampa uiák (|tit! la pritiinrs 
«atnig», Kiiearfié ti AJix Isa eUmolofiias arábi^^s, Bl me. nult'ignifodel 
nuilOKTS'lo urii-nUiiiSla. toodeslsntentf intiUtliHlo: Intlice ik lasf/olabrm 
tntteUnnrm t/e origen orientvl, furma un lomo «n folio, r|U« coiilioiní sulu- 

nwnle las letras A, By parte de la C. 



XIV 

ción de las verdaderas. Y aunque, como queda apuntado. 
no esc3?ea:i squellaí en n:: :■*'.:' s elini-'iL'gistas;. Iiien son d-'" 
aplaudir por '.'Sí:!*, y ai^:, ■? 3d-?::i:is •{•=■ riríÉ'ieciniiení'' y 
apreoi:; V'X-.pi^.c:;!!:- ^;:^? : i:;s:^ :e B-ti; -rd- Ali:^:-/ ! : 
lab?:- lilis q;;e i-- ph-t.= v o^.■^ es r' •.:>':>?! • ';'.:e s- p'.:s:-.e 
eii '.:-. \■:■v\^•^^ c:->:^V.:^::^. 

X)'}"'.'':"^ i¡-- vsiM ■ ."■'.'.¡■.¡iíd'.'S r.u str-rs *;i¡n" .l';!!"^. r..>',i T5 
que :; -.■!! '-s -.' '"i'-.'-sV' ■■:; i .^ oi: t .i' ! 'v [?, ::'.''~\ : i.::rt_' '.■■■- l>s 
e\p\:f?:,:S :■ : -J: .;-:: sirtv::; :: ■ < y ■- -/-ri-ir^s -on jrsr :;- 
p:a i.:e -:::•.:;.'..■:: y ■: '::::::• ■:■::■', 'Ji.:-'r- :; de ; ::j-'!n:;-:::: v 
I>07y. ;:s c;- ■ s. ^;•:;: -x^vT';: : ::os :■ ■: s::">s. ;. :S : :. [ ■:• 

sible p- :■ 1 ■■::;■ ::c;i ;:,- ;:¡^" >. -^ly.? ■:.:■■> mi-rrs s ■ :> 
siilta-.:: y ;;:;;:/^:,;i -..^ :■:■. :■-.■;:.•;:■:: ¿': '.-.i y:.)--.. V '..-^ 
ii'éi'ito lie es*.."*. \''-: 7\\r. •.'.'. '." .'"rS'. r>-?, ■■', ;i".:s;;'. '.' . v >-. 

de S'/.s ■, ti"", -L.-Jvís. ijs:. ;?;■ ^ , ..■■ !.:■:.; :■ cs'. , *■ ■ ;. ;, .!"■". i; 
á ofi^:í :.::::■ ^ jue es 5;:yi, ;:::;::;■ y-.: '.:■ ; \<::::í /■*'■- 
b::::\s. c:::i:eL: "s ivios de :;:^':::":- e^:: O. ís:!:. : i riv -i: 
o::yos sr;:o::!:s. ^• -:: e[ .i;s^i:rs. ■}.-■ -y.-^. >?:'.\^ o.^.w.- "::-^ 
o;:'S ■;"":>:.: i" v;!;::';:;:-' ~, ::.: <j.''.-j. '<■::•■•}'. :'. s.> 
.r;'r:-s. \;- : V:s; • ! " ":;.i:r' .i :: ■ ; . :- :.: !^ > • ■ .i' ;;:íS 

y ;-. osí". ;:-'.:-s. y i.". :'.■,. ;r. ';. í:". . ; ,.; s. i ■- . 

C:::;7;^ ::i: ::;: 'V. <:-: . . . ; - . ; s; ;' '. s /s 

\ :;■ >i -:,":'.:::::r's . i:' .■■■.:■■. /■■■, -■■.■■■ s',:.--; v — ^ ■• , 



; < " : .■ ■• ■ " . . .. ■. 






XV 

Ifliite augusta en linca recia de la primitiva habla ibérica; 
inonumenli) venerabl» por 8U antlgfifidncl y preciodísimo 
archivo de subido valor filológico í- liistórico, bajo cuyo 
dnbit! yspí'clo monn'iH ser pri>fundnrneiil(> i^sliulindíi. 

Doy cabida en este Irabnjo á los palabras de origtm lie- 
Urco, no obstíuite de ser coriindos los (juc se derivan inme- 
diiitíiinoHle df nvmolla Icngtiii (li, sig-iiendo üI i^jomplo del 
dortoopiftnlJilistfi Mr. Morcel Devit!, de fnyo Diclionnoirc 
ttEtwinloffie be copiado el corlo nfimpnn de voces mnlnyns 
(|Ue en r-l se regislraii, nutKpie híiy<tii vi'iiidn dii-cclarnenlc 
ii niieslra It-ngua de la Craiiceso. 

En la disposición de las letras de este Olosario he seguido 
el urden del airub<?lo luliiio, coinrin'iidiendo la ch y U en 
sUi< rc'spi-i'tíva» Jnicinlcy, lu ii en la n y en la c \a nsuda con 
ardilla en micstro.^ antiguos documentos. 

Rílstnini: drcirdos pidabra» sobre el Diccionario General 
Elinioitifjiro de U. Unquo Bftrcin y el novísimo de la At'üde- 
niÍN española. Cuando estáis obras su publicaron, tenia yo 
bHslante udclnniadu la inipi'esíón de la niJn. Df^ escala utili- 
dad me l)n sido la primera, diftna por otra parle de aprecio, 
pues, por lo fjue respeta ó Jasetimologlasí-iupieyome ocu- 
po, se limita su autora copio r las de los uutores que hu con- 
sultado, si'ñaladainenti^ lus de EngelmuiMí, Dozy y Marcel 
Devic, cuya ortograflu Tranccsu i'(:produ*:e ñclmente, dando 
(i entender con rIIo que es peregrino en el conocimiento de 
Ins lenguas orionlales. En cuonto al Diccionario de la Aca- 



I mi noticio, siiwi>ur|apreveDdúny8uspjcsc)Bt1flsu posceitor, que no 
I II (¡omuDtüHrineto, Aptisarde las rarilerndaK itisUincius do tespe- 

u .¿í [)cr«oiiBh. 

1 1 > Uxfi» en bI P. SiRüoniui ( VidadeS. Jarónimo}: tf lusmos por clarl 
>< 'o los tiempos <tt! ERdntif, pur lü nieooe, la luntiuii ,'^iiLa no 

í : )) 1(18 jiuliim. LV^I (':«!>• ^'1 1 1 <I<^1 -' Iib. Af¡ (^lo ^*run «j^criba 

i- i'lu Id escritura fxx livl>r«o v uo en •iiro ni en cnMea, y que 

Vi'- ... :i si tío HB la (leolui-atiüii: y iliix- allí i|itu ol i<ui»I>lo se ulegm- 

14 mocficii'unailo lücilrus y los («víULtdeciaiahtiii lAle^'. Ilc»<tt: «nluo«e» 
eonii asi basui hoy, que c» lodsi^ kts sina^ít^aK se ]ee. en Imbreo, que m 
io «oUsodeti iiaiy lus loaeslroa que lo estudian con gran cuidado. 



A' 



' . fc..-rr!-. 

Zi'.í.:.:.. c-cv.s^-.J.::,: .'.: ^í ;: y . ; ; .\ v . ■■ 
escritura es{4iÍK\a oo:: í. ^í'. r .;. - ^ í .■, 



XVII 

e, Por lo general carece de representación en nuestro 
aliábalo; pero sii pernE*rino sonidí) fíulural se hnlla á veces 
exprt'iiiiilo en iirincipiú (!« <lkri*ióii pnr lo g: (¡ochó, gurda; 
cii metliii por In c.f, y y Icjávnra, atfagitm, atgarubifí, ul- 
hidada; VM lili por la c^ch: místico, mistich. 

f.. Inicial se i»ncuenLro liadticiJo por c, ch,/, g y A; 
ro/etan, chorra, /ti flvbf, galangu, haloch; medía! por la c, 
/. í/> y '*•' ffioca, aifanyCy algarroba, zahena; final por la c, 
cfi,fy '/: roe, rocho, ttibefe, jeque. 

.. En comienzo de dicción, ciando no ¡se suprime, está 
i-e[>rcs(>:nlad<i por la/, g,hyj: fufOrtie, amelgar, hnron, 
jayán; en inudio pnr la /, ¡/, k,j\ q y x: almncaffl, alferga, 
bagart/to, a InmUn/ue.fílnwlacca; en ñu por \a i:,ch,f, k y 
q: jwctt, utinadraclt (con vulor do A- ó q), aimadrnqur, cn- 
dn/et cadah. 

». Se sincopii con mrts ft-ücuencln ([uela articulación an- 
lerior; perú en principio de rlicriúii se registra ú veces ver- 
tido pur Itt c, h yj: catum^ hégira, jaque; en medio por In 
/,ff,h,j y q: aifofi, algartm, alhori, arijo, jaque; en fin, 
aunque por lo gener«I se sincopa, remeda su sonido gutu- 
rut la q en Iti palabra ya^ae. 

¿, Como intciol se halla tránsenlo por la g (ga, go, gu, 
gtíf ff*),ch,h y r: gitltma, chuUimo, herpil, racio; y como 
mediul por la g, h, i, r y c: nlgorfn, uthiuara, baldree, bor- 
ceguí, alrarrol. 

\J, Kn principio do dicción se encneiilra representado 
IK)r la c,rJi, (j, li y qicafcUin, c/ierameUa , gabela, kadi, qut- 
hie; en medio por la r, ch,g. A- y 9; álcali, alkali, atcha- 
tin, a'f/odon, alqnerque; en fin por la c, g (ga, guj^ ch. con 
valor di- k y q: raloiuhuvo, nUtf'tndign, nsút/uf, arrojacha, 
ulmttjanfírfi^aima/fuioque. >it^g.üii Üozy , se convierte en t 
en adntoque; pcw, un mí sentir, nquellu lelro noes míisque 
el primer dal de ^j^-jt^ ad-dwat-, duplicado por ftl (exdid, 
signo que llevan todas los letras solares, precedidas del arti- 
culo árabe Jt ai. 

J. Inicial se reprodujo su sonido por la c, ch, g (gu), k 

tu 



XVIll 

y j: cáfiUt,charabé, guitarra, /ficil,saferia; medial por la 
c,ch, g,/iy q: alcándara, alchimetech, algo^uria, titkeu-, 
alquiler; íliiol por lu c y lo s: almhclé, candis. Dioe Dozy 
que eslaorliculaciúrisehollH trfiriscriUiporlaí enf«6a;pei-o, 
á mi purccer. dictiu voz no viene dc,,,.^, .sitiú cic lüub. 

«. Se eucuenlra Iraducido yti comÍt;nzo de dicción pol- 
la c, c/i, g, i y j; cerro, chalan, gañtbele, Jabali, ¿uVaU; en 
medio por laCjC/i,g,j,íi^ í^, y, j: y s: arceiio, mancftHj ali- 
gara, narguile, af/brjn, utarralla, »itja^ guaya, enjcera, 
ajubo; un ñu por lo c, ck, y_, h,J y q: buraco, almanUwache, 
auge, almandarahe, rrjaigar, almatidnraque. 

^. Se ludia Iraiiscrito en principio ún dícci</n por la c, 
cft,g,j,ft, .ry ¿: ceteraque, chafarote, giai. Jábega, sert/v, 
xúbí-gu, catara; en medio por la c, ch , g, A, j, tt, í, ^r, y, j; 
acicate, achaque, ujsague, algagias, alluu-aca, alcuja, aiió- 
sino, cimitarra, figubeba,atniejia; en fin pur la c,y,j,s, 
«gjjc y *: ulbucc, utancagc, utmofrcj, ulmofrex, bim, brusa, 
chaos. 

^. Fué flgurudu como inicial pur la c, ch, s,xy x: oí- 
ptm), chagri'n, «oflua, xofarrron, íuqmsami: niedlol por I« 
c,J, 9, ts, f-j, Jí y ,■.■ urcff harija, al/imuqav, ntsarcna, atitt- 
rena, elixir, atjutm; final por la c y In s: caceta, «/•/•««. 

y#. Resulta traducido en principio por la c, p, cA,>, x 
y j; ci/i^a, ^nraji, chafaris, fe/tabf. ;renahc, zahnbnodiim; 
en mtídio por In r, r, /, í y j; arrecife, fágame, (ilfutfo. hi' 
san, alcoria\ en fin por la c, x y í; arrefece, <irraa.r, álficos, 

y Se encuentra represr^ntado é*ii priticipio A*i dicción 
pop la c, g. a y j: cianí, garrafa, ufaron, sarjaban; en me- 
dio por lo c, g,j, s*,xy j: ucémita, algeroj, al/urfu, íí/jww, 
mtmttíu; mejuar; en Ün por la p, « y j.* vrrov, arnU, ttrrns. 

j». t>)[no iniriid st- irndtice por In rf: (tatfa; niedíul por 
tac/ y la t; aldea, atwiu\ tlnol por lu */, /. '<, / y .-.- abiadwt 
arrtúml, aUfri», arriólo, hames. 

k. En principio de dicción ne halla transcrito por In ch, 
d, B, t, j: chanja, dulimcm, pammat¡ue, tartma, zarca; en 



XJX 

medio por la (/, », f, s; adama, mazmorra, ata^r, masmo- 
rrtt; en fin por la rf, r y j; algarrada, amelgar, gorgiu. 

I>. Sí; Iradiijo, como inicinU por la (: toldo; mnilial por 
In rf, í, 5: anadel, alhatara, añajmo; flnnl por I» s y j.- /iam, 

¿. Esto letríi so (Convirtió en c, d, ss, t, j.- muecin, td- 
muiHittno, asáuria, ale(fitiperas; ga:-apo, mc^erpon. 

K). Vué intnrprelado como inicial pnpd, y mós general- 
mente por /-■ darro. tari/u; modiol por la d, ch y t: alcando- 
ra, al/i^fchrut, /i (fe f.e/ia; fitjHl por itt d,sy(: afjbts, atttud, 
otfíut. El ii^no so permuta por Ifi c, como cree Dozy, pues 
lo voí carcajj, que citíi en su nbono, no viene de ^^ tar- 
coj:, sino de la jal. careMcsiuin, pr. kt^^xí.tw». 

o. En comienzo de dicción fué trfidudda por d,tys\ 
danique, tupé, saret; en medio por In c, rf, i,r,ty s: caci/o, 
udnrmr, aipjija, bprpngpna, nlcotomo. ahfb: en fio p^r la 
c. ch. d, r, s, t. s: baldar,, turbich, alcaide, amelgar, baldres, 
alcahuete, ulmuesn. 

Alguno vez e) o final con texdid se intcrpi-cta poe di; midl. 

cj. Se le figuro en principio y fin por t y s: fagttra, se- 
grí, alhadH./roi; en medio por r, d, n, s, t, £.' ai;orda\ atu- 
det, alnctfc, Uisquica, atabe, OMimbre. 

v». Son sus representantes en comienzo de dicción la 

b, m, p, o: hacari^ marmita, pataca, caladí; en medio l« 6, 

/í "'i/'t P» olbanpga, alforñáo, amarillo, rupia, caoir: y en 

ñn la /, n,p, e, s: chaval, alacrán, jarope, retoca, atgeros: 

_i. Inicial fué vertido perla &,/./!, y, p: bagasa, /anega, 
hanegfí, jwan, parasungo; iiictüal por la 6,/, h,p, c: algeb- 
na, cafíí, ataharre, aipicor, chacana; y en fin por la b, /y 
v: aúcarab, t¡jni'nff\ ahn-ao. 

y Uesultu interpretado en principio de dicción por la 
b, g fgu), r: burga , gtudú , cisir; en medio por la b, g (ga, 
}Ujfh (ha), o: albacea, bagatela, akagucte, alcahuete, ca- 
Taeana; en íln por lo u:a{faj:ú. 

Lo» Hllobitü' gtm, ¡¡n se encuentran representadas por o y 
u en aloquín y alagúete. 



XX 

(.. RpprpsontB rtesLB arlíruloci6ti en principio rití pala- 
bra la b, m, n: bnraco, mpjquino, nitra; y en medio y fin In 
ni y lu n: almohada, cñncnno, alfngcntf, fiuim. 

f^. Se la tradujo como inicial por la n: nagüela; medial 
por /, m, n, ñ íporl. /i/i/," fftilinta, al/nohotre, (ilffnnttmf, cn- 
íímw; llnal juir in /, n, r: inrnnjit, ñrmnn, mniti'jur. 

Comoobscrvun Engí*lnniiiiii y Ddzy, In I i-epní-scnlíi en porl. 
al M, iniciul: laran/a por nnran/a. Hti tiieüio de dicciún se 
sincopo: moeda por nlmonedn; y fin fin st; Iraiisfornia en 
un sonido nasal í^xpríísofio por 1» nt; rrfem jínrrchea; 6 por 
el signo <-« puesto sobre la penrilUinn vocal en que termina 
el nombre: asa/rao por ii;afran. 

J. En principio do pnlnbro aparece traducido por le rf, 
/, U, n, r: danta^ Urna, ¡faca, namrjcia, ro/ol; en mt^dio por 
la ri, /t n. rt, /■, s: r,/doío, sultunf, abonnn, atbuñní^ atferga, 
eécazarf: en flti por la d, (, r^j, .r, m, n, x, t; tdfld, atflí, «/- 
ñlrr, cnraij, canax, af/lm, varntin, upih, af/tnete. 

En port. la ¿cnlro dos vocales ae sincopo; adml (nel-tía- 
títj, mfí(¡um imaf/itilft). 

y Como comienzo de voz se conserva: ribefp, rnbel. En 
medio fué interpretado por la í, n, r: tjaHafp, a(fui}í(ift. o¿- 
fnrgia; en fin por la í, i?, 3: nocla, ación, candil. 

^. En priiiripio df. dío^iiin sí* IdhIiijo por In f/,J,y, las 
dos primeran con el valor He In riHima: f/fni:oro, Jnceflti, 
yníogan; en medio por In i, y: min^ nsfícnt/ti; en fin por la 
í¡,j, II: bcr/ifí/iil. bnda/rn, nemdlo. El ^ con tcrdid fué iu- 
lorprclatlo por lu il: gaíls {Ij. 



m Nrtlilk'c*. hit i'tianti) al curio nuiairufto ffluriic- ticliniu-j> ínin riRurnn 
«•n **U Gluuno, ni't iluponni <|i>| tnbAiu<l»b|<iiitUir liw iranfu-jifioion^^y 
noitoinii* itt! In« li-ir«« Jebu «ibilK'ki. la cotii-Kli^ninOii ilo ltnl>rr vnúUi 
InnMdiatsmrok'A m ' ¡ '^ M Intiti r' 1 - <>« 

lUCiitiU'liHi <]u- nii a •')ii '' r* 

■nalt d«l junttni'nd) (|ii«- in m lu Mnit M>Miii it it-« 

«lal Mf D. Jaan 11. 



XXI 



OBSEnVAClOSKS GE!íKIWI.lÍt! SODRE LAS CONSONANTES. 



Lfis Iplpas solnrrü^ <Hii? dospiies de! nrt. iSr. so <liiplicnn 
por «I /íJ-í/íV/, son ffeiiprnlmonlí? ropresRnlíidrtS pnr lo cnn- 
sonnnle simple. Lo pmpio sucede con la letrn diiplirflda en 
medio de dicción: abu de /taff<'> adufe de od-dnffi:. A veces 
se consfírvn: annora^ annafll, oflosa, alrotUi. 

Lfl* letras d, i, n, r y s se inlercolon á veces nn medio de 
díceión: gaidi/a, aínurante, arancel, uifercp, odalixea. Las 
consonuiiles /, m, n, r, s se oñaden al fln: adasnt, caUíim, 
opacan ,r¡tnmar , charquea. 

Uníis veces se suprime porin nféresis la lelrn inicial: Mi- 
ramnmolin por Amir amo/upriin (fenóincim que se observa 
tambit"'!! en tos dialeclos nrídjitros vulg.ires. cf. jí bu por^I 
abti; yi^fíi ir pnr yiJ amir): olrns »f. íi'incnpa lo nuMÜnl: aba 
por albn, almófar por alniigfar, abicw por albihar¡ y otras, 
Analmente, se apocopfi: alami por alainin, aladrca por alt- 
drar, adcl por ad-delláí. 

Las cüinhinacioues íH/y mr intercalan una b cnfCnico: 
Oftf-'mbta, rambla, sanibra; y lo st se resiielvf» en c, p y s: al' 
máciga de almfxétaca^ mo^órobc y mosúrobe tle mostamb. 

Delante del je,(dhad^ se inten-nlo en ocosinries una /eufó- 
nica: alcalde de alcadi^ y nlgunn vez después una r: atdra- 
ca de aldaba. Esta rcpla no es aplicable, como creen F.ngel- 
mann y Uozy, ú aldea y aldaba, cuya I es, en mi hnmilde 
senlir, la del ort. ár. que precede ol nombre, ú el primer j 
^da/J duplicado por el ííJTí/írf, Irnnsformodo en la Uquidu 
referida. Lo mismo ha tle decirse del tam que snleeedc al ^ 
fdat) de aldaryama por ad-dargama, aldcbaran de ad-de- 
baran, aldisa Uc ud-dim, y al 1> (ÍMjeiit&tivoúe altabaque 
do at-ffib't'fiic. A. 6«Wí no serla nunco oplicoble In repta de 
Dory, porque es simple melJÍl('MÍs do Jlw Wíí7. Tt-iígnse ol 
efecto en cuenta que las voces arábigos pasaron al español 
tal cual las pronunciaba la gente menuda y popular, ajena 



XXII 

á los primores y atildamiento en la dicción de la erudita y 
letrada. 

La I no se intercalo cuando el i^c está precedido de ai ó 
de r: alfaida de alfaid, alarde de alard. Dozy señala como 
excepción el nombre propio Albelda de Al-baida. 

Delante de la x en medio de dicción se intercala una i 6 n: 
eiccaqueca, enxaqueca de acc-xaquica, ei-xalop, enxarop de 
asc-xarab. Cf. ensayo, ensciempln, enxambre de los latinos 
exagiam, exempUim, examen, y v. Diez, Gramm., I, 268. 
La consonante final del nombre nial percibida se encuentra 
á veces reemplazada arbitrariamente por otra distinta: al/e- 
nirn, alfeñique de alfenid, anescim de anejcir, fatexa de 
jattéf. En cuanto á adalid, anexir, alacral y alacrán, los 
creo transformaciones regulares eufónicos del dal y el ba. 

De la metátesis ó transposición de las letros, fenómeno 
que se observa en los mismos vocablos arábigos (v. á Fr. 
P. de Alcalá, Vocabulista, y á Domboy, Grammáiica Ungua; 
Mauro-arabiccCy p.7a), no deja de haber ejemplos: cíca por 
quisa, albahaca por alkabaca, adelfa por adefla, aunque 
esta última voz es forma vulgar arábigo-hispano, que se 
encuentra en el Diván de Aben Cuzmán. 



II. Vocales. 

El fatha fué transformado en «, e, t, o: alhandal, aceci- 
che, adijije, algero:;. 

El ma prefijo, que sirve para formar los nombres de lu- 
gar, se convierte en mo, mu: almohalla, alnuuaro. Esta 
regla no es, sin embargo, constante, pues el ma se conser- 
va muchas veces: ulmahalla, almadraba, almancebe. 

La a larga se bolla representüdn por la a, e, i (pronuncia- 
ción corriente, aunque sin obcdecei- ó uno reglo seguro y 
cierta^ por razón de la iwóla, entre los moros granadinos, 
como puede verse en Frai Pedro de Alcalá) y o; apaya, ace- 
che, acigCy almofrexe. 



XXIII 

AI kesra se le figura por las cinco vocales: adarme, me~ 
juar, militar, ojalá, tuna. 

El mi prefijo de los nombres de instrumento ó de vaso es 
ordinariamente en Fr. Pedro de Alcalá y en los vocablos 
españoles de origen árube ma y mo: almalafa^ almarada, 
almofrex, almohaza. 

La I larga se conserva, aunque con frecuencia se convier- 
ta en e: adalid, romia, abasí, aceitani, ciani, adinera, aja- 
quefa, alárabe, aloque. 

El damma se traduce por la o, u, ó se mudo en a, e, i: bo- 
doque, ulufa, rabasuj, adesa, místico. 

La o larga se halla representada por i, o, ou, u: acicate, 
ación, ajougue, abenas. 

Por eufonía se inserta una vocal entre dos articulaciones 
consecutivas, como lo hacían los moros granadinos (cf. en 
Fr. Pedro de Alcalá hajar por hachr, cejen por sichn, etc.): 
alcohol, aljafana. 

Por el contrario se sincopan algunas veces las vocoles 
breves: adarga. 



III. Diptongos. 

Au se conserva ó se contrae en i, o, ou, u: atauxia, almi- 
sate, ador, arousa, ru. 

Ai se mantiene ó se transformo en ei, e, i: daifa, aceite, 
adema, alahite de ¡3*^1 aljaite. 



IV. Observaciones sobre las foiímas de las palabras. 

Á los sustantivos, que terminan en una consonante, se 
les añade generalmente una e, uc, a: jarabe, almatraque, 
alhóndiga. 

La terminación del pl. femenino liyj át se traduce á veces 
por a, i: alpargate, asequí. 



xxrv 

Las palabras pierden su última silaba cuando son largas: 
almáciga, tegual. 

Muchas han posado al español bajo lo forma del plural: 
alfiaquiriy/olu::, soragüclles, catanes, etc. 



>»n<=>o«> 



Título de loff principales Diccionarios citados. 



Alcalá (Fr. Pedro de). Vocabulista arauigo en (eirá castellana. Grana- 
da, 1505. 

Bocthor, Dictionnaire Franjáis- Árabe. París, 1864. 

Covarrubias, Tesoro de la lengua Castellana. Madrid, 1611. 

Cuveiro V\i\o\, Diccionario gallerio. Barcelona, 1876. 

Diccionari Mallorqui-Castellá (incompleto). Palma de Mallorca, 1878. 

Diccionario de la lengua Castellana por la Real Academia Española. 
Madrid, ediciones de 1726 y 1884. 

Dictionnaire Frani;ais-Berbére. París, 18Í4. 

Ducan^ite, Gloasarium medite et injlmce latinitatis. París, 1840, 

Escrip, Diccionario catenciano^astellano. Valencia, 1871. 

Freytag, Lexicón Arabico-Latinum. Hall, 1830-1835. 

Gesenius, Lexicón fíebraicum et Chaldaicuni. Lelpsip, 1833. 

Kazimirski, Dictionnaire Arabe-Fran^ais. París, 1846. 

Labernia, Diccionari de la llengua catalana. Barcelona, 1865. 

Lañe, Arabic-English Lexicón (basta el J). London, 1803. 

Larramendí, Diccionario Trilingüe, castellano, bascuence y latin. San 
Sebastian, 1853. 

Marcel, Dictionnaire Fran<;ais-Arabe. Paris, 1869. 

Morats, Diccionario da lingaa portugueza, 5.' ed. Lisboa, 1844. 

RedllOll!^e, Turguish Dictionary. London, 1880. 

Sania Rosa de Viterbo (Fr. Joaquim de) Elitcidario. Lisboa, 1798. 

Scliiaparelli, Vocabidista m Arábica isu aulor Fr. Raimundo Martin), 
Firenze, 1871, 

VuUcrs, Lexicón Pérsico- Latinum Etgmologiciim. Bonn, 1855-18W. 



A. 



Aaca val., n:nya cnst. oi» Antnnío do Nehrijf) (Dir.dd ro- 
manreal Intin). Laiizn. I.;i pnlíihrn vnlcncijiiiii, í:ofíi'Mi Vm- 
gelmann, so deriva de Ui=, nrñ, »IJinzo, \í^v;^\ coyjido, pt'T- 
liga, pnlo de cierta formo» en Vr. Pedro de AIl-jjIíí, v aMa, 
baculnx en Raimundo Martín, ó de sua:. (ir<'i, anta, bacuUis 
/jí/síorív/fh-, que trno el lexicógrafo catniúi) en sil Voc.lat. úr. 
Ejemplos del vocablo Uat en cl sentido de huizn se lialliin 
en la Dujini de Aben-Bosúm, en Aben-Aljalfh fcúd. del 
Sr. Gayongos, folio 182 r.)y en Abdelwí'ilied (Histori/n/t/ie 
Almo/mdps, p. 182). V. Dozy. Rpchcrclw.'^, 11, Appendice, 
p. XII, nota 2." do lo 2." od. y á Malo de Molina, Rodrigo 
cl Campeador, Apéndice, p. 122. que reproduce el pasage 
de Abcn-Basám. La forma s'-^iíl qne, con ser antigua, es 
rechazada por los puristas, era de uso común entre la 
genle letrada y popular, según lo decl;uau el proverbio 
!oL.ffl=. ciy-Xjl \3ljí¿ Jjl ^y, i'on s/i primera ra^ia .>-c /•oinpiO su' 
¡on^fi,» y ioB Libros offonsies del stiber de af:f/-o/ioniia (edi- 
ción de 18G3, 1. 1, p. 25), donde íe lee; «odizen ú la asta eu 
aráu¡gof'^^■í^ araija.» V. Dozy, Üiipplémeni aax diction- 
naires arobe-^. 

En cuanto A la o^oija moriRcn, fcli/in pn/iiarnt de Nebri- 
ja, viene de la forma s-sLat (ifái/a. 

Como el vocablo valenciano /uirri solo se encuenfia en 
signiflcaciún de lanza en el Voc. <ie I", de Alcalá y en los 
historiadores españoles Aben IÍ;isíiiiiyAbi'n-AlJal¡b, pui's 
el empleado en dual por AbdeKvübed en el pasage apun- 
tado pudiera traducirse por vara o palo, sin violentar el 

1 



2 . 

sentido, debo consignar, como remate de este artículo, & 
pesar de ser para mí indudable su origen arábigo, que 
Cristóbal dt> his Casas en su Voc. de las f/o.-f lenguas tos- 
cuna y castellano Ira"' «.-jw por olabni-Ja. cuya palabra 
tij^n. dí^rivadü ó no dudar de /lasta, so halla también en 
Dutíinge y t-n el Voc. rlc lo. Cru^ca. 

Aahif val. Lo nii^nm (pie alori/o. 

Aba. Medida pequeña de tierra que correspondo á dos al- 
nas. F-s tí'-rniino usado en .\ragón iv. Ordenanzas de 
Hui!rtti.< ¡I Mnnt<'.< ilf y.'irayozo, cap. ü'C>\ en A'alencia, 
Cataluña ('• Islns líidt'.tres. La Aradvinin diú por probable 
elimoloíria de Aba ¡a ¡irábiga Anvvla ..v. Dic. de la lengua 
cast., I."':d., in v. Ab" i. Pei-o ni oste\ocab!o se encuentra 
en los diccÍM!inrios ¡imbes con I;d significación, rii, annde 
hallarse, pudría, poi- razón de su forma, haber dado origen 
á Aba. Ciisiri propoiii'iiosetimolijgias. á saber: c-».! albáa 
y 'J> obá, decidiendi.-se por la i'iltima iv. su Dtc, ms. de 
la Acad. de la lli.<iiria). Pero esta voz no significa alna, 
sini» "cañas, cañavera!.» La vei'dadera etimología es ^'-.1 
álba'o labu, sincopad» el lain del art. ár., cf. ana deitat. 
ulna, gr. w).sw.i, "p;ií:sus.> en R. Miirh'n, i.paso del que pa- 
sea, passada tendida» en P. de .\lcalá, «orgya vulgo bras- 
sa; e.\lensionis niainis utriusque dislautia» en Freytag. 
•ibroza, medida de longiUid equivalente á dos brazos ex- 
tendidos» en Kíiziniirski. Marcel. Bocllior y Catafago, 
«braza, medida de longitud de seis pies-» en el P. Ler- 
ohundi y Simonol o. Voc. de la Cresi. Aráb.-E.<p-ñola >, 
que convspiMide casi exactamente A la que da el D¡c. de 
la Academia a las dos alnas del marco belga, de que so 
compone la Aba. 

Üemás de esla, la pahibra .-16./ tiene en porluiués y ga- 
llega' I;t signitlcücióM de laida, halda i' cola de todo vestido 
talar, falila ó .xtiomidíul de un inoüíe. Ivi este sentid ■ tie- 
rivasi-, á mí pancei-. do s¿-s-Ai;/í' v \A::~ /i-'^-.i,i'.i!:vii:dii i 
de hh'j c i< '. b>'\le, o'-i por la ateivsis del /i y ia conver- 
sión de la,/ en b. O', algebna de í^í^J alche/mt. 



Finalmente, el vocablo Aba, que se encuentra en el 
dic. malí, como nombre de un Ujidn de luna qne se fabri- 
ca en Oriente y conio una uy]«'cie de j-amborga sin men- 
gas, viene diil ííriibo iH-tóUt «frn^ denominoción de uno 
ct^itofti y de un vestido do lana ú de pclu de camello, du 
lislns onchns, hlnncos, p.it-düs ("» nfprof», abiertfi por do- 
lai)t<s f:¡n cuello y con un rudim'*ntod(> innn|;iis pfira pn- 
sar los brazos. V. Dozy Díct. des opíeinenfs, 292 y sig. 

Alix, que couiienzii sn tilos, por esto voz, dice qm* es 
especie de gobán corto, sin mangas, abierto por delante, 
Pero el P. Ten-eros, de qiiiíMi drb¡6 tí>mor el vocablo el 
malogrado cuanto modesto í- llusln! orionlolislo, lo define 
diciendo qii>í es f ípoi^ie de Vfstido que UFan los turcos en 
lugar de cupa, debiendo haber añadido que el mÍi-tno nom- 
bre se dá A la teta de qno se bace, como puedi^ verse en 
Redhnuse íTurkisli Dict. in v. Ut). Lo Academia no ba 
admitido en fiu Hie. esta voz explica que se encuentra en 
el Vic^/e de Tierra Santa de Fp. Antonio del Castillo, capí- 
talo 4, citado por Tern.?rüs. Tríela Pihan en sn íllos.; mfls 
su omisit^n por Picz y los oliinologistns de la lengua 
francesa prueba no hallars« iiii:orpoi-adn 011 ello; y i^i yo 
le doy cabida en este trabajo, no lo hago por castellana, 
sin» 3Jor inalloríiuina y además porque esta voz, en la 
Edad-Media, era de uso popalar y comCín entre los moros 
andaluces, autuiue .solo con la signiftcncirtn de lode.v, 
cubierta ó manta de cama, segrin se lee en R. Martin; 
pf_'rn que d''bió de hacer los nsos de copa, lo demuestra 
su sinonimia con L-/ r/»««, alquicel, vocablo que el ilus- 
tre lexicógrafo cotilan interpreta Lnmbiín por lode.v, rt la 
manera que la almalafa servia (\ las moriscas de sábana 
de cama (niatnfn ¡^eriri, lint^nmeri nn «I escrilor citado, 
y de manto, como se declara en el siguiente pasage del 
razonamiento de Francisco Xuñez Muley al Presidenin de 
la Real Chancillería de Grnnoda: «Veamos lo pobre mu- 
jer que no tienu con qué comprar saya, manto, sombrero 
y chapines y se pasa con unos zaragüelles y una alcat*- 



dor'fl (k- angoo U'ñido y una Mibana, ¿qué h«rfl?n (A'. Altir- 
itiol, /ír¿. rfí" ías mo/'iVífTí.s, lib. II, CHp. IX». 

Aii\BA coif(. Lo niiifnio (¡.iie 

AB\lt6i, casi, y vnl. ftbeb(7t val., kabetbot en B. Marlfii, /wi- 
polo . />^ipotiUt pín'l., nmalo/Hi baso, y amujiola, hanvip^ila 
L'íisl. Auiiínic í'slos v<K'ul)lus proceden dol InLiiio papavcr 
(V. Diez, Etyniologiwhps Wíirfcrbucb y ú Donltin, Sfymo- 
loffical Di ffíontiry )9\i8 üclualcs forrims se derivan respec- 
tivo í iiJMU'diatainente df ^¿f*^^ hababaura, que se registra 
en R. Mí^Hín por habttbol, y de ha¡:^x>paura que se lee en 
]'. de AIcmIí- La etimología corresponde al clarísimo Co- 
varrubios, el ruul en el ort. amopo/a dice que csUi voz pa- 
rece Inier origen de papaccr, oñodíendo que Francisco 
SonrIi(>z Bi-ocense ase^iirn sor nomhtK! arábigo de kítppa~ 
paira. Kinnlmentc, (^nürora {Dic. de, etim. de la ir/ií/ua 
cost.) deriva las voces ababa, ababol y amapola de pa- 
porrr. 

No se comprende como Dozy, versadisímo en Covarni- 
hiíiK y (|iu' dehííi eonocerí!! Dici-ionar-io di' D. líamón (j^- 
Ijrero, pudo incurrir en el cnnr de díir á la palabra umtt- 
pola un origen arílbigo, como lo hoce en el art. hamapola 
de su (ilos. Por forUiiia, saMle de su error el siguiente 
piisagií del Zád almosáflr do Aben-AIcliazzór <c6d. de la 
Bib. Ksc. quecila Srnionet rt la p. l.'il de su Glos.): c^-jls 
';.rí<*'-'' ^jqUxlI /.,7,fH/(;;jo/i5 fig /fj amupoUi, y peclifi- 
f'iiiidíisc, aímde: eren, en vista de esto, c|ue ios Arabos os- 
püñolos lian formado esta palabra de la latina papaoer 
iittciéadnia pn-ixíder de Aa, ac^so por la inllunicia del 
rtrflbe .^,j>. Las tres p de Alcalrt arguyen un origen latino, 
pero no es menos cierto qut: tas formas españolas lo 
traen de lo flríibiga. (V. Suppl. 2."" liv.. p. 242, t.' col.) 

AiiACEKÍA. I£l. puesto 6 tienda públic-a donde se vende aceite, 
vinagre, bacalao, Icfíumbre? secas, ele. (Acnd.). Alix de- 
riva es la voz del persa ,1^1 rtiív-w, pl.jij^l aíwj/rquesijíni- 
flca las legumbres aromáticns con que se condimenta la 
olla; lícru yu urí^cn, ú mi ver, es el vocablo lat. mawílai 



pl. (le maccltum, que se enciiPnlrn en VorrOn, gr. ^ímÜm, 
pla^ti, pueHo, lupar en que se vendían los comestibles nn 
varios piírasPsonn sopn ración, y por siníícdoqu» las pro- 
visiones, vituallas (i ntantenímientosque soexpen»ii?n eii 
ol mercíiilo pnrii el coiisuiiio ruotiJiano Per aynccdochen 
fiit ip.iu tnacelfi 'innon", sea cibi qtii t'n mactih cendun- 
tur.iX. Forceiiiii, J.f.Thon in v. macellum). De macctta, 
pop la adir;i<^n tic una ríi la // so liizo maceliia, oomo dr? 
rnstfiUn >t<?-.\V\To rttstiUin (V. Yfipes, Chron. Ord.S. Bf~ 
ncd. I. jtp. !>u Cnntto Glos. in v. rttanneríaj y cf, >^.i^-viftif'-^ 
cfii*tiUio pot ctifteílít en Aben Hoyan, ap. Aben Aljtilib, 
intr. á Jo /fiatrt, cód. del Sp. Gayangos), y mediante la sus- 
litnriAri de la m por la b y do la / por la r baceria y con la 
príiUísis abacerin. 
AnM>, abbát, abbe casi, abáí cat. val. molí., nbudea base, 
fihbarlf port. Derivase estíi voz (\o\ fiblotivode Abbaa-fiíis, 
y esta A su vez de la syr. wa» ahf»i,pndre^ anciono, voea- 
bloqiio. como nbsflpvn (M-senius (Lex. hcbr. i'l c/tald.), 
9r irncuentra en todas las lenguas scnifticas. A cslo se 
dí'be fpir. entre otros, el Cnrdíínnl Saroiva (Gios. de rocnb. 
porl. dertcados das Ungitas orientaa») y despuf^s Alix die- 
ran el liobreo 2» ííÍí porelimologfodelas pn labras españo- 
las. Fuí> Inlrítdúclda del ¡iranieo en el lenguaje eclesiflsli- 
co pnr S. A?iislln y S. Gei/mimo en el siglo IV (V. Bra- 
cln'(, Oict. Eujfn. de hi lant/ue /ranraisej, hiendo de notar 
que on un principio se diA este titulo de respeto A todos 
los monges (\*. Scbelcp. /)//■/. d'Hym. do la btuf/./r.) 
AnAUv casi, y port. Según ItnlTón, en la India oriental, en 
Java, en Bengala y en Palane clííse este nombre al rino- 
ceronte. Entendió la Academia en la primera edición de 
su Dic. que Abada era la hembra del rinoceronte?, funda- 
da acaso en la interpretación de uno de los versos de un 
íoneto de (¡("iigora, error en que incurrieron el W Terre- 
ro:* y Díuuiriuiipz (V. Üastro, Dir. (/*■ ín U'ng. caxt.) «No 
se había visU'Cste animal en Castilla— nos dice Ilucria— 
basta niu*slr«is tiempos, en los cuales trajeron uno pre- 



rti- I 



6 

sentado «1 rey I'elípí: II: lroj»^ronle de la Fabano 6 Ilnba- 
nn, islas do los ivinos de Portiipal y asi comunmenlo la] 
llaniaroij Habadu (V. IIuerLu, Tratl.de Plinto, I, p. 387). 
La voza6rtí/«, cuyo origen dji Huerta pnr antojo, es corru] 
clOn de ^J^¡ iHihidiy por trunspojjidúii del (de/^ stncopu 
del //I nn'dial y oonvei-siún do la i final on a, auada 6 aha-i 
rfn, palabra (|ue ti-íioJui'ksrtn *}i\ siguifli-ticirin de rinocí 
ronic (V. Dozy, Suppl.) 

Abaloak cast. y cal. Especie medicinal purjZflnte. Es l(*rmi-' 
uo antiguo que trae ol servidor du Abulcosís, trat. 2, folio 
2G (Dic. de la Acad., i.' cd.). Esta voz se compone de las 
iirábi^í; .Ul'I .^^.í». kobb-n fgár, baya de laurel qi le con la sig-i 
niflcacióu de bacca so eiicuontra en R. Martín. 

Aa\LOino cast. y val. abnUiri val. ncelorio porl. Pedazos d< 
cuentos pequeñas de vidrio, de varías forma'^, coloreE 
y tómanos. Úsanse las gi-andes pnra adornar las popas 
do los barcos llamados aacnlecaA y rhaitíaít, y los poque-j 
ñas para rosarios, rollares, guarniciones de vestidos, 
pulseras, etc.» etc. 

Sin parar miontt''s en que el vocablo abalorio egol grií 
po JIt^-j-Uoí, como lo hizo notar Marina, lomándolo de Golio, 
el latino 6«ry//r/^ que menciona Plinio en su fiist. Nati. 
y el castellano beril que se tialla en Nebrija. voz que 
P.de Alr.tifi traduce por halara en su Vitrabit lista, y que^ 
estas mismas prov-cdencios asigna Freylag d la diccíónB 
arAbígu tradvicit^ndola por bcryllus, citando el lugar de [ 
Plinio (XXW'II. r») en que st^í'ncuentrn.el etinu'ilogo es- [ 
pañol y despuf^s dr (■X Engelmonn y Dozy alribuyci-on á^ 
la castellana un origen nríibign, liaciéndola venir de^jJU^| 
atballor, .yhbitlaurytj3ji bollara en R. Marlín, crista'^* 
ÍUis, berií, eristol, piedr-n precioso t>n P. de Alcalá. 

Sí'utado el origen grit'go de nbfUorio, que nvonoce al 
fln Üozy en su Suplemento, por mus que su introducción 
en Ins lenguas y dialectos de nuestra penínsulu bajo' 
su actual forma so debo li los ¿ral>os, pienso f|ue la eü- 
mologta de Marina, reproducida por los doctos orien- 



t- ■ 

4 

o^ 



7 
tallstas holandeses, puede Rer suslUuida por el adjelivo 

^ J4 hüfniín', rrisloliiin, t\v rrislnl, íjiiíí ciindra nipjor con 
In ¡algnifl'^ndón y rormíid** Insílicí'ioncsf?spnñol»s,qiiplo 
nricntnl pn>]iin?stíí por los ftininlogistas cilndns, con ta 
ctmt nií e5 <1iíI»Ip esplifrnr si» violencia sus liMininociones 
en í, 10. PrcfljiKio el arl. ár. at con supresión drl taní y 
coiilraido íI diplonpo uu en o rí-sulto el Abülori\B\., y, 
nñodUI.'i lii tt<rii)innción o, \n^ forninK Cflst. y port. 

AnAMcoporl. Esto voz, í||ic idcntificn Dnzy 1:011 aibanega 
y que lenen]i»s en iiuoslrn hoblo ctis^tollniíu btijo los for- 
mns abanillo, odnnio de Hfinzo nfcdludo do (¡ue se for- 
mtibnn ios cuellos olccliiigodos que se ufaron en otro 
tiempo, y abanico, porción de gasa ü otra lela blanca, de 
lina lercifi de largo, rmiqnpliis rmijercs gunrnecfnn rh on- 
das el escote del jubón, segi'in \ns doílniclones de lo Aca- 
d'^mia, notran «tti nri^n deMrabe, sinodi^ In pninbmf//wi- 
nico, dlin. d(; nbmio, fr. rmn, lal. Dnnnim, cuy» rudieul se 
í*ncnenlro en ol sonscrilo cá.Jiare, s/jir(ire, de ceiito (v. 
Wilaon, Sanscr. Dict. y Bopp, Ghsa. -Sansa:, Alois Vuni- 
celt, Etym. Vorterbach dvr L»l^intiic/ien Sprachc, p. I-IU, y 
rt Zí»hr;1mnyr, Lat. píi/in. iat .-nfinscr. coniptiraticnm, p. 
281), nombre aplicado & aquella especie do cuello ó 
pfirguera por la semejanza de su flf;ura. «Coiupuiihasc, 
léese en Sta. Rosa de Vilerbo fE/ucidario), de luimo Ura 
de garc^íi, ou volante^ da largura de linmo nn'io Irovcssa, 
Inmada em prega.» 

AiHRiUz, ahirrraso, niborras, aparráí,/abtirnij,/fjcanvj, 
hiibnmw, h'ici'rr<i..s casi,, pí*fmvás, pnptírn'i^ porl. De 
yjjjl .,.*j»- hcbh-nr-ráa, \\{. grano df (a cabeza, ÚQWitmiwiiáii 
viilgormente hierba piojern.EsIn staphy:iO0rÍa,<\\\cn\\c&- 
tro Nebrijn interpreta puriivii si\\\f?sire y atbamií, aíupñyít 
(T;asii)en I'Iinio, llamado tambiéir por los iind>ps J»*»\jI w-j^ 
iebib-alcbúhal, uva de monte. V. Aben Albeitór, Traite 
desiimplea, Irad. Lecleiv, t. I, p. 999 y II, p. 196. La eU- 
mologln es de Rosal {Dlc. ms. de la Bib.-Xae.)-* Aunque, 
porpeilirlo asi el orden alfabético» antepongo abarras. 



A¿*?:¿ :.ís-.. :.;: .. y ; :r:.. :. -■. '>-- ':-;:. le _*— * ''S- 
■:: í:: a:: .7-. , - ■ ;■ : : :: ; -. Wz-z-. D:::. 

.;;?-: :.:\/r. V. r-.T_.-.r. ; ■ ■ . .-. - ■ P'::.(jr:. 
.\==.:'-My V'-.t:. V:<- -^'r:" r/r :-.-- ' ir : zo'de la 
".:".^:-:. :":■"• ^■ r-' -■ :! --í-, í: -. ií r-".£". ..:". I»e ?j'-.' 
->■-■'■.- r^ - ::^ : -:7:.M" : ■ :,■;-?/■=. enP.de 

A5:.i:.o: : /¿:. v -;:: .. . :•:- - :ííí. ^!- : !- E^:i:-. r>e 

^A^ :-.•'-■. .;.:-v ■ ■ ...í .. - :. .V, &:o:h-r. 

Asz'k^T ..;. . AL : \. ?: 1: : :. . > :.. ^1 r j^ s^i- 

.:r.v. ' i ..::.. V. R, ::: -V- . T.--.. 1'. -. 

Afih. >::. ;.;... M. :::_ :^:í:. A:??: :::-:-.U íí:ir voz de 

vv.C::-:.-^ . ■::-:•.::. ::. ::.-:z:->c ;.? -e Tí^ís r^yí^a 
:-. i : : :.^- ir. 1-: i.l.;:?- í" R.:;;.,;r ¿-.irv Oíir ^;::íro \i*? 
^f?;;::.;, .^ -. 1'. /; . í: r. :"- - ■ ■ .í. .: > r, ;. ■ :.. y-, í:>T . »: 

::; : ? y ; ^;. :. ^ ; . : .;. ¿-í :í< ::::■:- :■ ^.v. i:::irA^. 






Uno y olía va/ vienen de In hebrea ísk ébel, íuctas, 
planr/or, llniítn, gritos f\c duluí', con golpes en el p(H:ti»i y 
roslru, eKpL'cialuieiite pur los iimerlos, nombre derivado 
del verbo Hax fí/^«¿, mtvruif. V. (iescnius, Lcjcicott. 

Abcllui'a vüI. Lo iijíhüio ijue bfUoUt. 

Arrlmei.uch poil. y ninll. ICspt^cie cíe uvas. I)e *yjl .^..j». 
fiabh-rl'Uwlúc, lit. ffrano ó boiju dv los royes, qiin trneii 
EUiniberl, Míircel y IkMot cu siRniflcación de cei-czn, y 
H. Murlin haju Iü forma JjJu.1 ,_^kj* h<'bb-a(mft(úc en el orí. 
cereati. Los hnbi (antes del Magreb y de Andalucía dan este 
nombre 6 lo eei-ezo de Balbec, iu3Ll«JI Lu^Ijaii. V. Aben 
Albeilír, Tniir^fh'g simpics, Irod. de Leclerc, 1. 1, p. WHK 
Aben Loyúu, en i>u Povmu tteatfricuUura, dice, hHblandn 
del iiiigen d-- ffiln vo/,, <iiu' se lliuiiú Abclnwlúc (gronode 
prliiuipL'!»», por(|Ut! pur su i4)miira 8e deslmce dulcemente 
en In hoi'.t. V.u inull. Iii voz Ahrimpüteh no tiene In sÍRni- 
flcjciún pnrlngnesíi de iicn i>i lo nrúlilga de cerera, sino la 
de uiiíi especie de ricino con propiedades purgantes muy 
nct(\8s t|ue se eiienonlro en los iilnídedorcs de la Meca. 
Con efecto, sepi'n» el aiilor de La Descripción, del Egipto, 
XII, J3r>, el Aheínieltirfi es el iiombi-c de uiin pepita ó sg- 
mitla purtíanle. V. Dozy, Supí. in v. ,_,.;>.. 

AiHii-MOtíct» cust., ubt^tmóüc port. Seniilíu de una plnntü que 
íTCce vil Ef^ipto y en Ins Aidillas. Sus liojas son do color 
verde oscuro y oreipndos. Asomójnnsc mucho ¿ les del 
malvuvíscü, por lo cual los niodcriios boti'iiiieos le don el 
nttmbre de malvavisco «felpado de los Indina (Híbiitra.^ 
abeii/iosc/uit de L.). La semilla es del loniafio de lo cabeza 
de uti olfller grucfio. Su olor pnriicipn del nlnti/cle y del 
Cunbar, úti donde se ha derivado su nombre. Castro, Díc. 
Procede esta füdabra de .^v^^JI _.*. (ibb-elntósc, tit. grano 
de atinUcíe. La etimología se eiu iiorttra en Alix y Dozy, el 
cual obi'iT\H (¡ne la voz ftbi'lnioxco, que aún no figuro en 
el Diccloníir-iit de lo Ariidfunin, ha venido recíenlemenleá 
nuestro idioma del frniic<^sííi>e/m<wcA 6 mejor abelmrtíc. 

Abrlmutxb malí. Esta palabra, que el Diccionario Mallor* 



10 

qufii trae oomo íinúnima de nbrlnieluch. me parece tras- 
posioikin lio i?j-s^' '.'{/nt'xiit (especie de planta llamada por 
los holúmcos poíypO'Jium cromituní y acrostichum dichos f, 
prtwdkla de .^.o^ habb, baya *!> gi'.ino. 

Abenoerbac.e. De _'_-^ .^^ AbeniM-¿ornXch. fél hijo del si- 
Ilei-o tqiio liaoe u venitt' sillas de caballo», como se lee en 
H. de Baeza. V. Relo.cion'^s de i.ii(jittvjí suc-^sos de los últi- 
jH-A-í rü'nif.os del ."ííVí'.j de Graruid:'. p. 0. 

Abesi/ cí>st., í'ííí'i.-..* malí. De __.^' •ií-.vjí.'s O ;^ '-?6í/íí¡j, 
\oi (Olivada por los árnbes del crleiio Hr-^s, nisdera negra. 
árbol del ébano. I:.:. í'ñ-v!:í.s. 'f»:vr '.i y .'-.bruum. Eu opi- 
nión de Cíosenius las tornías ¿"ieiia y ¡atiiias tienen un 
orijt^n seinitico. y oüa e:; ooinpr, bfl'í.Jn un pssage de 
Kzoqu'el e:i qite so er.j-iionira íqueüa voz. r^r^-r. lip'ia 
t-rr--.^, si bioii añaJ-:' ir.-.e -.i-' !-.\ !?:v.:' J"i-í-;s c-''i. '-rirAr.a- 
c:ó:i ::r*í;::ija pss-> ;■; ^ri-l":' y :;! p->rss, Tsvi riirno'vgía la 
traen R:s;íI, Cas:::. Ma: :;:a v Aiix. .¡::o ha :v :&n:biéi: m^ 
r::o.!-: p:-r::: :::>b-.-. 

APtKiVvH ca:. L.' ;;:is::::- :'.;o ^v: '.■'■-\¿. :. 

Abfs\n\, ':-<;. V :*;::.. >■,-. ■:.•.'■* ■-.:.: > ■■: ."■^.'rAcast., 

-r^.- :,• ;í:/<-^.L::Msr.::í .1: * . / :v> •:,.;■ :v,v -íeí 

.—,/.. iVrj j,c:/- "s ■;■.<;•:■ rs ■:', s;:r\;" ^' s^:r^:^s q:;e 
í".scíf, ".,^s V. :■.;;:< -;:, ;;; ;:-:rr,í ,■?:■ c". .-rs.i; v íl¡.:ásr y 
iil"".".'..^." -.i;" ís'.v-. ..=V."V, V :. ; -:'. ;:;s"r',;.'.'.."::tr .■-.. ^Uv se í^e- 



vy:-;svNv, 'r."'.'- :".-."-«^.';« '. .".':"■ .:■' 



Ar=;u;. :; . ;. j^:. ? ^ : - , s-- . -, . \:-;:.a ; _: ií r:: 
r. .;: V ;.= ■ rs , 5:=r- .-^ 5 ^r.;^;í \ . A^.: - A r^::j- 



'■ * ' -"-í j*' 



11 

urror lo demiieslraii \o& escritores citados y con ellos 
Dioscúridfis. CV. Dicisc. ilustrado por Uigujín, lil>. t, p. 62). 

Adiados. En tierra de Accvedo es nbíftd, blonco y denoto 
1)Iíiiji:í)S en plurnl. fliHidix (Dic.j m.i. rUt Ui liibí. Columb.) 
Lfi \07. je*^ fibiací, d<' donde »e deriva Itt castellona, es itn 
siiis- rnasc. cuyo pl. fis ^jfi^ ahid, como puede verse en 
K. Martin y en I^, de Alcalíi. La tcrniinnoiñn del nom- 
bre abuidon denolíi un pl. cast. formado de un sing. ordb. 

Ariar, fthihaf, albihar. Seprtn Tamariz (Contpond. dealgtt- 
noit ooaihl. nráb. infroditciftoit en la Inni/. (xtut.) son flortís 
bloDCJiií y üniarlllos tí/íIjí narcisos. Lu Academia on la úl- 
tima edición de su diccionario doflne el albihar: flor blan- 
ca, ?fimejnnle rt la JrI narciso »'i nionzanilla loco. En son- 
Ür, ptio», de la ilustre Corporación, el ubiar\ ubihar 6 
ní6r//ar ni es el narciso ni 1n iiianxanilla loca, sino una 
planta distinta con flores semejantes. En lo primera edi- 
ción de su Diccionario entendió la Academia que el al- 
bihar era la yerba cunocida en Castilla por ojo de buey ó 
mafLsanilla loca, añadiendo que acaso los flores del nar- 
ciso se llamaron (tlbilitires por ser semejantes A las de 
ü(|U(rIlj pliintJi. Prescindiendo Oo/,y de Tamariz y de Co- 
vorrubias, que reproduce en su Tesoro la definición del 
lexicópntfo granadino, sanenda por la gravo antoriflad de 
AUmsü del Cantillo, se limita en el artículo albihar de su 
Ülosario A reproíiucir, con exclusiva aplicación 6 la planta 
cy'o de buey ó manzanillo loca, la etimología que apuntó 
lo Acodfmía en la primera (adición de su Diccionario, to- 
mada, & lo que pienso, del Dr. Laguna que trae behar co- 
mo correspondencia arábiga de buplitltalnios. 

Pero que la denominación arflbiga del baphthalmos se 
aplicó por los moros andaluces al narciso, lo declara Al- 
macari en varios pasages do sus Anaiflctas. En la p. 11)8 
del tom. II, se lee: j+Vf,_^*-jjc,**-*í^^^Wfi-^ly^^a.^1 

«El narciso es el albihar entre los andaluces y es llamado 
akU?ahar<t. Con idétiiica significación se encuentra la voz 
albihir en las poesías que trac aquel historiador á las pá- 



11 

pues 199 T 368. FioalnKute; eo la -M5 dos dice: y^yj^ 
^T -^y ' ^ aUtdkar es el oareiso. Seg<to Aba Hantfa y oíros 
amores, los Anbes oricotales daban al narciso ci nombre 
áBj^gbaMarqu^ menciona Almscarí al final del primer 
pná^ traosCTto. V. Aben Albettár, 7>titf^ det txaipL 
VoL II, p. 435, trad. Lederr. En Marroeoosel vocablo y^ 
HibAar tiene, como enlnr nosolroe» la doble aeepdón de 
ofo de bocry-T de narciso, el nardssus fagetta de L. Véase 
Lercbumlí y ^monet, Voc. de su CrvMomtatiñ in v. j^. 

UKBathUST^ davos^de hierro de lanza.— Tamarix íC<m^iem- 
dia de algtaifjs cocaMa* aréhigom aúrodacidaif en ia £e«- 
pwR eutetíama). A mi parecer el vocablo tibémMlef, plu- 
ral del nombre nbiamii, cutí Ibnna ^ag. no s« tulla en 
nuf5<rofi OíociDnaffias. no es otra cosa que el arábigo 
^, .' tt¿ w atw» d r, cfamc en R. Martin, da^v de hierro en 
P. de Alcalá. ,— .1 «AnüaMb* en ManceJ. Kanmtrskí y 
Boctfaor. medíanle la sopresido del lam del art. y conver- 
3tón dd mñ en A ; dd ra de la lararinaciAn en L 

Aarr, haitix malí. Corfrowttf de phm ú frl uw f w. T^cnúno an- 
tigao de 4|aináca deriTado del má^. ér. jm^ mkk, afc ir , *án 
otnaUenMMBqoelaoMiversiúci ordlnaiia delarf eolí- 
tica bul de dkciún en r, oonw de olcnatf (alcaidrt se him 
en este dialecto oioair. 

Aan-AQCC, léffvtfno de carpinlerta, nutálfe^ de las eos prt- 
naetns arücolaeiooes de ^^«L MAae, «ttwü. pieía de ma- 
dera qoe sin-e para la cnbfarta de ana casa, la viga donde 
caigan los pares del Iqado de una casa (V. Docy. Stfpt^ 
awtf, ín ^ . ^tfá' . pi«cedído del articulo J «/ con sopreaMn 
dd J iim. Del otímbrí Árabe alterado y mudado el Jbtkm 
en faana, se produio aftiinnai'. *Si las paredes son hedma 
de oonpaflla entre do« ornes. A por testigos, ó por algnan 
manera, ó por otro ptcylo qualqurer qne sen, A £i louie- 
re vigsSj & ttbitnqmes^ y tooKTe las ^igas de ambas las 
parteas A los «MtñfnMv lodo esto e$ aeAal qoe la pued 
e$ de ambKt las pactes; en otra manera, la tal pared, es 
del que sobre cda tiene car^o, y ei «darif^ aaal lo debe 



13 

juzgar.. OrJ. de Sevilla, Til. de Ids Alanfes, Cap. XXX, 
póginn i4."i, 

Abiva. Lo mismo que adicn. 

Arnur. Ch:ioal rt lobo cerval. De ^J ^\\ ebn agite, ahiUiJ:, 

unímol ex conc et nilpc RenlUiiU'» i^n Froylng. íWiyniigos. 
■Luego reiMidieroii f;\ loboe clttünupvt dijeron." Calila 

e Dynma, ProsistaA anteriorea al vigío Xy^ <oA.,^Q .t^ívo- 

(lenciro, p. 3<í, col. I. 

AiKiNON. Lo mismo que ulbotutl, 

Legu5i)r feriti en sos pedios con ombos sus lncone.«( 
I ^líc dol sfinpre cuenio do obonone^. 

Lit/. tic Alrx.. f. íííi*, Colee, ilc Poes. Cast. tint. al aitjt. XV. 

Aub'MELTii. Un abufuclih de oro, ^JOl-Ju^I. Teslamonlo 
mozút-nbc do Toledo. Simoiu-t. No dícrn los dic. que h<i 
t'fln?ultndn,niíiiin eide iragonúc Dozy,f|u/^íinprli» d»i dije 
(y orroi-íidii ern el ubumelih. l'ero en el Snppl^monf de ei5tc 
sdbiü orjenlatista re^i-<4tro la palnbrjt .4-fX,^\ abum^lih 
en signiflcflción de alondra^ y es coincidénctn pcregrinfl 
quo nii líis esci'iliirtis olorgadfis d'^spuís áf la comniisto 
de ürunailíi y eti los Emburgós do biúñfs do moriscos de 
este peino en íjhc ¡jc hace reiflción de sus alhsjfls y ajua- 
res, se eiiciii^utre rcpiHidanicnle un adorno de niujrr Ita- 
madü Ornat/taceii, ijinuln-eúrabc del ruisfifior. líulnearUi 
de doto y iirrfls que otorgó Luis Ahenznide, hi-rrodor, en 
favor do lsfl)>el Mepealeza, su nuijer, hijíi do Luis Merca- 
lez, qni' tiene \a fecha de 27 de l-jiern de ir>r>:t (Arch. de 
la Al/uifnbra)Si^ lee: un collar de iiljúfnr con cinco lipon- 
jasde 01*0 y un/ro/itat de tífjóftft que dicen Omatho'X'n. 
Eslo deuíueílra, en mí senlír, que unloiieeí', como ahora, 
usnbim losmiOerey pequeños dijes de oro y piala con 
esmulles, y con aljófar rt pedrería poradorno de sus loca- 
dos, 4|ne afi'Cluban )a foi'inu de pájaros. . 
AcACALts casi., port. y niall. Arbusto medicinal de F.giply.^ 
-El aeaadis es fruto de luia ninta de ligipto en nlgo se- 
mejante al que nace del tamarisco. De aquesto planta 



14 _ 

tenemos snlamoiUe el nombre en la Europa: y su truto 
iiiint'íi juinúíi vi<Mie por u^his pjirles: dudo quo ulgunos 
inuoí-lrmí pur é\ In ^;tnli^■tlledc la Thuya Píúuana.» Ditjsc. 
itiisl. por Uig. Lib. I, p. 73. 

KI ttrHcnttmmt ni y\nf/if'i, qiif se ericiii'iUrii en óp. bajo 
lii tni'iiui ,__*l5'jl fic«c«í/>. (1(^1 gr. AxaMtXU. \'. Alien Albei- 
lAr, Tntitf'' deit Mmpl., lintl. Leel<írc, I, p. 25. 

AcADtx. Miiislieii. Liudií), Diivionarios. Ui miüiiio que nt- 
etiiiuá y tu'ftuíiií. 

XcwvÁMK pnrt. Tjptir liiitnQ porta, t't-esta, jaiiPlIo ou oulm 
qunUiti'^'f lilii-Tlura dn muro, ou poredc com pedrn e cal. 
Sla. lidia, Eíiicidario. 

Weseoii la Crónicfidt^ Damiítn do Goes, ParL U, Capf- 
lulo X\'1I1. id hnblnr de In lonin dn Cafini: «maiidou (apar 
íis liiiiiibüideiras iiulrs niio os Muiiros vies«eiii com pe- 
dm o hnrro, ef"vr/c/nrdñ mancirn que parcela ludo po- 
rfíe Iguul.» Sin poror mií-ntos Fríii Joaquín de Sla. Rosa 
que en el pasaje trnscritrt íe habla de diferentes opero- 
oione?, como In derlara la parlli'ula conjutiUva <», iuter- 
pri'li'n'l verbo uctij'elur itoviii/nir luana purl a, /resta, jn- 
netírt oti otiíni tfnab/ucr abertura do muro ou pnredr com 
pednt p ctiA cii cuyo errtir, y por I» misma inndverlenda, 
incurriortuí Moraes y Souwj. L*i que el Cronista dijo Tué, 
quo deivpués de tupar las^ caiioneras con piedra y barro, 
se tíctt/&Uiro», á. lo que vs lo mismo, se empegaron ó re- 
vítition^n con |h-/. ó licluii fn ti^rminas qm; qiiedA toda la 
píitred iguol. t^U- viTbi> \ieneili'liioniljre jU cdjhrquii se 
registra en Freylag. aunque do lo haya eneonlrado Dorj-, 
y »ignit1i'a: /)¿r ijuu ptoanttw nares, ü £68 la pez con que 
»¡ eutyH^^an ñ eniLviduriNin las nsie?, ü más bien de ya 
oit^ir, iK'rix.mrt* beuin. eíjiolile lel iriai.?»; (tr.). be Uin ju- 
•lateueu K d« AlcaM>bi(uineniudoÍoimcy^1jarn^ro/- 
gtáiiti < ^tn^. Iji roix de este nombnr «^ e- ^ 

f»n el \ tir*-»i «t2 <*i(^. qoe entre wts varice í.^ui- 

■jóierit miéfmt rr, «K féer^ptcat/it^ coiDO, 
t-.^;;! lUvv >ivi an:» *ÍA NuO. j% lee «n el Gen. VI, 14: 



15 

TJ33 yirTQi r*2*2 nnKri'?2ii y la embetunarás por dentro y por 
deTuera con belun. 

AcAt.KZ. ticaytul, eilcuiias, nlcaytídj alctíyat. Lo mismo que 
Alcíiide. 

Un Moro latinado bien gelo entendió: 
Xon tienen poridod dixolo Abenitrolvoii. 
Acttia^, euridtodoslos, en eres mió Señor: 
Til muerte oí consoiar los Inínntf^s de Carnón. 
Poema del Cid, v. 2(i75. Siinchez, Colee, de Poes. Cosí, 
ant. al aitfh X V. 

AcABSAtt cíist. Esti'cliíi de primero mngnitiid en el extremo 
Central de la constelncióii de Endono, de ^^Jl ^¿.1 njar-im- 
nuhr. AIlx. 

Alilv güll. Lo mismo que nema. 

AcEAR cíist. Según los Díc. de Stevens, íliral del Pino, Tc- 
n-eros y C«sli-o, ceremonia religiosa do los moros, tXc »il*o 
«fl/íí y con ol arl. úr tudlá ó tualá, la oración. Terreros 
trne necear. 

AcEBACtiK cast., güll. y port. Lo mismo que iisabache. 

Aci^üAR. Lo mismo (¡iie acíbar. 

Le daros tres pildoras del ncébar ceoolrí fechos por es- 
la guisa. Lib. do Montería del Principe D. Juan Manuel^ 
tíibl. Vi'/). III, p. 223. 

AoEiiiBE, ((ci'-biu casi., passa, uva passada, iivas pa^tsfis nn 
P. de Aliralf*!, cirui^ln l!;imi<dn anigoiirsa tU- la mal »e. lia- 
da pasa. La primera do estos palabras viene dol nombre 
de unidad )u^yi acrhibe y la segunda d-*! colectivo vt^Vi 
avcljfb.lio es de extrañar que u-n Aragúii se dé este noni- 
brR á la ciruela pasa, porque, según .\ben AlbeilharíTV-ttí- 
té des simpí.y vol. U, p. l&o, trad. Leclerc), c«n excepción 
del dJílil, la vor./icebib se ai>l¡eftba ft todos los frutos se- 
cos, iil mismo origi-n tienen, nunque su signiücado sou el 
t\e f/üUjsintít las voces port. ucepi/Mí)! ncrpipe. 

ActtiíaiE, (ue6Ht7iC casi., accbúig vnl., (umnhujo.sambU' 
yeiroj jumhuju \H\r\.. Las voces costolluiias y portuguesas, 
d sur do origen arábigo, vendrían del nombre de unidad 



16 

is-yj^ as-scmbucha que se encuentra en P. de Alcalá y en 
R. Mnrlln, asi como la valenciana del colectivo -^j-l "-*- 
ífl>/(6urA que se halla en Aben I.oyon, en Aben'íuclarix 
y en Aben Alchazzár. Considerando acaso l)ozy que el 
vocablo acebitche no se encuentra en el árabe oricnlal si- 
no una sola vez. según nos dice Freytag (L'*\. I!, p. :£>"), 
lo di;riV8 del berberisco ^¿^^^ü ts<i~ambucht sin reparar 
en que esta dicción nunca piid<t producir las formas ará- 
bigos ni las españolas. Con mejor acuerdo, mi docto ami- 
go el Dr. Simonct le hace venir del odj. lat. acerbm, por 
el sabor amargo del fruto y la aspereza de su madera. 
Abona su opinión e! hecho de encontrarse en el Idrisi 
(Gpugntfln, p. 200 del to\lo flr. y 2ril de lii trad. francesa) 
el vocablo l»AiJ «-■-jemííHc/ií'ír, arebuchár i\ ucebuchái, 
como nombre de un lugar entre Sevilla y Córdoba. Acaso 
el -4re¿»«cAíH*,oldoa situada en los confines de lo diócesis 
de Jaén. En los autores españoles de la Edad-Media es 
Uinibiéii frecuente este vocablo en sentido de bosque ó 
terreno poblado de acebnches Léese en el Libro de Moa^ 
ííTí<7dclReyD. Alonso, cap. XXXI (Bibl. Venaloria, 1. 11, 
p. 29íj): i-Kl acebuchnr, que es entre Alcíintnra el Estorni- 
nos, es buen monte de puerco en in\iemo et en vejimo.» 
Y no desviríi'ia eierlam<'nle el origen asignado por aquél 
distinfruido orientídista & nuestro vocablo ucebuchc la cir- 
cuusluncia de tiBlIfirse en t-1 diccionario arAbígo oriental 
delCamus la \wt, ^.^^^ eu-^abttch qu uI sentido de olivo, 
o y^} P^>"I"'í *^' amor de dii'ha obro florí»ció ó fines del si- 
glo XIV y comienzos del XV y, A no dudar, debió tomar- 
la de autores nacidos en nuestra península. Kn efecto, dos 
escriloi-es españoles. Aben Albeitar y Aben Loyon traen 
aquel vocablo, no en la acepción de olieo, sino eu la de ac«- 
liuchina ó/>*«/otIel nlivn silveíalre ó n»>>buclu'', como so 
lee en una nota marginal del Poemn sabrr nnrictitíunt de 
esti;' rdlimo, fol. II v.: ,^*-~*) ^y^j^ ^^ J'-^-h "^íj*- ü>^j" 
— -cyi \j»:^_; A ini pdreetíresic n"nihn?<(j"t<irA dado al fru- 
to del accbuche, formado acaso del árabe persa ^ tua- 



bachet mcdianle la interposición de un ^éntrela primera 
y la segunda radical, paro significar el color negro de lo 
aceituna sílveslrc, no tiene relación alguna con la voz rj*>j 

La li'onscripciCtn df.-l ndj. suslanlivado acerbus por las 
forma? arábigos -r^'jy ^jí;» en los que la r fué sustituida 
p<ir el w) diipliojiíl'j por til tP.T<Ud 6 por el i:>, y la í* por el _, 
ílenotn líl sonido A*; íu|tiol vocablo en los Uíhios ík* los 
tiispaiio-laünosá la sazón do la conquista musulmana. 

Lapalnbra acebnche se usó en lo ontigim por los árabes 
cumo nombre de cierta especie de dardo, sin duda por 
construirse do su madero. For V. de Alcalá sabemos que- 
este mismo nombre daban los moros granadinos ú las 
sacaliñas ó giirroch-ts ^^_jcluj *^^j. 

Vax el IraUtdú militar de ilozail (ms. de Ui Dibl. E^c, 
n." Í3-Í7, port. U, cap. 18), citado por Freytag y Alix, se lia- 
bla de la bondad de la madera del acebuchc para hacer 
arcos. 

AcECAMB cnst. nnt. Lo mismo que acicalar, 

«El train muy buena loriga c brafoneras e pespunte cU' 
biertu tle muy ríoo paño d(^ sedo e los coberteras otrosí; 
e capellina de fleno traía muy huona e muy biiín at:ecala- 
da.ii Gran conquUfa rfe ÜUramor, lib. IÍ, cap. XLII. 

AcEomí, Qzige uii Nebrija y P. de Alcalá, «<-(/>, ahuche cast., 
mnU. (iccl.t port. a^rche, de J^l as-^ách uiramcnlum en 
R. Marllii, tinta, coparroao, vitriolo, ácido sulfúrico, cuyo 
vocablo arábigo se convirtió por la iméla en asstiih ó 
a-ij7, como lo trasci-ihe P. de Alc.iló. \". Ahon Alheitar, 
Irail. Leclnrc, 1. II, p. VJA. La cliniologla es de Rosal y 
Alix. 

AcECUiA, a. Lo misino que acequia. Miasheu^ Dic. 

AíXUAiuc, acedornqae ca&\.^ mediwac port. ( Metia asada- 
cac/t),dc .s,NSyjljl ucedwttjt. Casin y Alix. Según Aben Al- 
jeiUir, csUi pulnbra debe escribirse rcgnlarmcnle ujúd- 
'dirtyt ^^,^jOjM conforme á la etimología persa. En efecto, 
la pQhhra o-^ád en persa quiere decir libre y lo voz dirtijt 



Id 

árbol. Es uno de los vegetóles cn el que se ha querido 
ver el /JcrsíVí de los antiguos. (V. Aben Albeilap, irad. 
Leclerc y Aben Alawan, Lib. de Agricultura, I, 512). 

Segiln la leyenda, se le dio el nnriibrtí de árbol libre, 
porque Mechiiíii), el célebre amante de Léila, síilvó uno 
do esta especie del hacba du un jardinero por la seme- 
jniiza que eiiL*c»nlrA cnlro íl y cl talle de su enamorada. 
A<:i:F\cast.,ntv//;í cflst..gull.yp(>rL,p/'f/fipoti. y (íall.Eslas 
palabras, que no se encuentran en el Glosario de Üucange, 
se liallnn bíyo sus primitivas ftinuas acepha, aceipha, 
oíeipha y scpha en nuestros antiguos cronicones c-on la 
sipnifli'aeiílii de ejercito. Hablando «le D. Ramiro \\, dice 
Sampiro: aOeindepostduosmenses X7£.\p\\.w\^ id estuxER- 
ciTUS, lid ri/ifitn Turmi iré disposuit rf Cicitaws desertas 
ibide/n po/Kilarir.* i O-onirriti. op.Vlores, Et<paAn S*tgra- 
da, X. XIV, p. 453), Y en el Silense, refiriendo los viclo- 
PÍR5 ntoany^dns contra la morisma por Alfonsa il!, se lee: 
niíiti i/tíidem tilia xc£i\mA Corduben-iig Vuldcniora cénit 
Jiígiendo. Rege vero persequente nmnes ibidem gladio 
inttremptisuní.» Y más adelante, al narrarlas campañas 
de Ontoño II, escribe: i.Deinde nlia .^zcii-ha renit ad io' 
ctun quem coeitaiit Mitonuí &t inter se coiíjltíantes ac pra- 
¡ium moeenteg corruenim &r ambabfts paríibus. Eje hinc 
in nnno ícríio. tenia cénit AzEimiA al toaim qttem dicunt 
Aiots. (CAniaicd/tf ap. Berganza, Ani. de f^.^part. 2.\ 
Apviidicc, p. 5ai y S35>. 

Kn cuanto á sepha y asepha aparecen re^pectiramente 
en la inscrípc><^n empotrada en el nmro del claustro del 
moiiitsUTio de (ordeña. eooonmenioracit-Nn de los doscien- 
tos Dionges martirizados por «4 titulado rey Ztpha, y en 
las Memimas anlijpias que están después del Chronicóa 
de Círilofm en que se reflere el mismo suceso: "E^a 
DtX;CLN.XIX \ino el rey A^epAa «n Castilla.* (Ap. Ber- 
ganza. op. cil.» part. I, p. tai y ia&>. Trascripción dec»tas 
txmas arcaicas sou «kx^i. que se eocuentra ta el ENccio- 
i»rio4eGastro»y(ic«(^queK^$lnnclde (aAcadamia 



Id 

y el del dijilrcto gallego on ncepciftn de IiuPste, r-jí^rcilo. 
Acaso tnidienin trneríüc Ins forina» acep/io, fice/v y scpha 
dii ■,j^\as-jcff',fict'vs, ordo tívi R. M;irlln; pero yo creo 
que oí vorohlo actes, sinónimo, 6 no diidnr, de ordú, fín 
el nrt. d^l loxicAprnfo cjilolrtn. no debo Inmnrsp por pji^iri- 
to, sino por líi acics irmtrucfa rio Osar, os decir: por el 
ejí^rcito dispuesto on ordrn de bnlello, por el has de ba~ 
tó//a que díi por signiflcaciAn P. de AlcaW & le dicciAn 
ara b i fía. 

Kl origen de lodes las voces que encabezan eslo art. no 
se ha de buscar, pues, en ,_íjJ nz-sojf, sino en sAiL-aJl «-*- 
3<sifata;:-stnftí y por rcducciíju del diptongo «í ene (u-^c/n 
diebreo Msyní'XwTiíHíA que en na<rslrn romance castella- 
no sueno, no solo la oscursiAn primavernl 6 veraniega de 
los rtrnhes rt país enemigo, sino lamhií^n, segCín Lanc, el 
ejírcito quo In ejecuta, sen di* mnr ó de tierra, como lo de- 
clara el siguiente pasage do Cansino (Grandesas de Cons- 
tnniinopln): «Después llfíparori la gente de guerra del mar 
que van en la armada r<>al que llaman osnfes.* V. t^Zaslro, 
Uic. In V. íua/e. Las palabras el rey Zepha de la inscrip- 
ción del monasterio de Cárdena y el rey Asc-pha de las Me- 
tnoríns, no son, en mi sentir, masque In traducción de las 
palabra? nrrthigasrtnií'r, »ultan, mt'lic 6 guali as-sepha, ó 
sea, el petuTHl, el jefe superior del ejército, el príncipe ó 
rey que lo mandaba. 

El mismo orieon tienon las palabras portuguesas ficei- 
fa y ceiftt cornioerlu, proscri[X"i6ri, porque la arábiga MjLoJI 
/ts-¿eÍf<L no denota simplemente laescursión militar, sino 
la racia que tiene por objeto extragar, asolar, saquear al 
país enemigo, aventar á sus habitantes ó pasarlos al filo 
de I» espado, como se deduce do la dellnición awarring 
Qnd ptundering ffj:pcdttion in the ^Ju^ C[UQ nos dá Lañe 
de aqu'-lla dicción. 

Además de esta, las voces nce(^ y ce^fa })Qvt. y goll. 
denotan cosecho, mies, tiempo de la recolección, y en este 
sentido vienen, como so lee en EngcUnann, de UmoJI oj- 



20 

^fiifa, fítíos por nestaít en U. Martin, cosecha, mtps en P. de 
Alcfilár ú Jt' «iW aa-scifn que 6C encuenlro en el Carlas 
í'ii ^i^iMfliVR'ión de \*oroMO, rucoleeción ó r/isñeho. V. D<v 
zy, Stipl. , 

AcRiTRCDsL,port.aji>jto,de«^ylaj^i?(/, GuQiU?:. Ap. Cova- 
rrnbias, Tesiim. 

Aíjin i:na rosi., base.. n^r.itotm piirl., tle "U^y! tíz-iciUina, oH- 

rapfo/rtícCu et arbrtrcQii H. MíjrUn, oliua t' azeytunw, 

:rtffnnfi en P. de A!coW,(ÍP donde Eníretmonn copi»> la 

r ''00 hay üceituiins ni yíí liallfi una gota de 

..j_ . lu este putíblu.it Qll^joU',2.' i>üv\.,cüp. LlI. 

AaiiTirNl, nciñUinil, ajettttní,sctuni, wyíu/ií, scidn, seititni 
ca«l.,de^yii*l oz-iftfuni. Alix. 

La Acncli>inin dcfinn ostíi voz: vííaliduní antif^n, heclm 
ilt* tííranpelndo Cdlürdtiacpiluria. Ya dcinosln'. Dozy en 
el BrL ¡tetan i de su (lloss. que la voz nceiluniwo era más 
tiiie un ndji-tivo pn*!i-tih'o derivado de ^^j ZeHán, tras- 
■■ripcíftn aríihign del n>>mlin> de la ciudad. chino Ttca- 
Umnff, llatnndB hoy, se^cAu Defremury y Saiifcuinetli, 
Tlmiitm-irhU'fu. n\w\{\MH Z''itútnin áriibe, líese en Aben 
H.Mliila, yí^'niflca (divo, no es inctios rjciUi i|ue ealc Ar- 
\i:A !•> deaeonitcido en calo cintlod y en vX reslo de la tolli- 
na y fin Id India. En una grande y herniosa ciudad en \ú 
i'iini f i. ' imíiscndas d<» f' I -'lo, de síkIo 

y il .... . .n.'ido dichas u ;- :.., el nombrt; 

d« atriíuriLt.» (V. Aben Bat. VY/yor, t. IV, p. 2i'Ái). Kn el 
Man ya fóbrícas de estas estofes en Italio. 
< ■■-• -n del \ocah\o arpííuni, ni ha de lomarse 

•'•D de una vestidura, ^e^ún quiere la 
Aeaüf^ndn, ni en signitlcaeiiiu de color de nceiluna, sino 
en I» df inia ciUjíIi de Um ' > de sed» ó de rosn de dl- 

vi!r!ít>!< colop-'S C4tn la ciu i . .ijcfari toda «ucrlc de vc8- 
lidums. Oemui^.slmlo nsi el invenlnrio publica<[o por el 
P. Urinhino de Saez (Volar río Ioa monf/in», p. üjl, n,), 
cilndn por r»o7.y, rh ijun w' nicncinna un jnRün dn arejtn- 
nl ncgru. En Uuy Gonzolci: de Clavyu se lix ( Vida del 



gran Tamorlán, fol. 50 v.); nAuia tiendos armados mui ri- 
cas ¿ fermosns demtii miichns maneras c luego junto con 
esta dicha corea estflua otra que pro de vn paño de Setunf 
blanco con Iabores:ii y nirts adelante, al fol. r>l, describien- 
do el traje de Piyr Miiliomad, nieto de Timur-Bec: «Tenis 
vestidos vnos vestidos de Seyliinf a^ul con vnos brosla- 
duras de oro con ruedas.* fCI outor anónimo de la Cróni- 
ca del Condpstabif D. Aleara de Luna dice que eti el 
Paso fionroso traía Suero de Quiñones un falso-pelo de 
ttceituni bolluil, belliitfldo cerde morado. En un curiosísi- 
mo documento del archivo deCaslrü, rotulndo; Cuvntade 
íogufhc fi'idn por mandato detsoñor Ucrmmúo de Zafra, 
á 2 de Abrd dp 1 191 , se lee: «en Vahen para Alnayar y 
su sobrino xeitin morado de Florencio, k Benegas zeilin 
cerde. k Ins IiiTanles zcitunl morudo de Florencia pora 
lasaljubas. A Yusa de Mora zeiluní morado ^- cerde de 
Florencia. A! caudillo de Baza zeiUinf tuuL A AbenCo- 
míxa zeitunf carmesí para sayo.» Finalmente, y haciendo 
gracia de otros pasnges, confirma mi inlerprcloción el 8Í- 
fniienleque registran Insürdenenzas de Sevilla, ful. 104 v., 
Tit. De Ion nadires, calceteros y iubeteros: *qiie los ropas 
de hombres ó mujeres, asi briales comn moiígiliis y ta- 
bardos e otras ciialesqnier ropas de brocados ú de sedas 

e damascos c ateyitinics d chamcríiles ó terciopelos 

vayiin las labores ¡trribn curlodns.» 
AcELOA casi, y porl., cctgn gall. y port., ccrbá base. DeitL-Jl 
as-silca. sjLUJI ító-«í7crt en R. Martín, metátcsisdel adjetivo 
latino iticu/a, la beln nk-nUt de Plinio (Ilisí. Xat., lih. Í9), 
\a betti rfiígaris de Aben Albcilór. cLIamiibüse anligiin- 
menln \a (ncetffn t blanca, aicido, de donde cnstrftndola 
despii(*s una letra, la vinini-on á llamar casi todos los mé* 
dícos sicta.n V. Dioscórides, ikistr. por Laguna, lib. 11, 
p. SOi, Covorrubias, Tenoro, \n \. Acelga y Acelga, que 
señutó su origen tatino, y Cabrera, Dic. de eíim. de ta 
íeng. cosf,, I. p. 8. La etimología arábiga corresponde á 
Juan López de \ elasco. Üc sicuía^ por la sincopa» se hizo 



22 

Síc/«, por lo metátesis, Sí/cíi, cuya voz, mediante la antepo- 
sición del nrt. ór., convei-sióii del sin en c, del cá/ 6 kóf 
en g y de la moción i en <», produjo acelga, Engelmann de- 
riva el vocablo arábigo del griego tokaí*;, como lo iiace 
Mahn, Etym. Cnters., p. 95 y 96, pero, en mi sentir, aquel 
!fie ajusta más á la Torma latina. 

AcEMAO. Lo mismo que asomar. 

AcÉMiL.\ cast. y val., a^pmila casi., Mheinbln, adsembla, 
asembia cal., asemalrr, asvme'a porl. De U-tJ a^-sémUo. 
Urrea. B. Martin y P, de Alcalá solo traen el colectivo >,I^'I 
ns-sémiten significación de rocirttis, ronciniis, caballo al- 
ba rtlón, caballo arrocinado, rocín, i:il'.'rprelandoporíio¿í/í7, 
muía. nuestn> vocablo o.riiniiia. La dicción latinizada cce- 
miUa se encuentra en los fueros y privilegi>"'s de la Iglesia 
y villa de Ati^iiezar otorgados en el año l'-"?0 p'">r D. San- 
cho Ramiriv, rey de Ar.-igón y de Xavarra: Ofict/i siguió... 
et ííccnjjí. >?.■-■ Santa^ Moriiv, rei ¡umentunt cíericig pigno- 
ittrorit. V.Muñoz. Colee, de /iien^ muricifo?»'^, p. 247. 
Kn cuanto á la C'inia asémihi hállase en los fueres de 
Sí-pñtveda y de Nájera, donde se lee: E i''.i cuf^tUeros Pí*- 
cirten fírt'í'í '"ji ojemiUis. V. obro cif., j^. SSo y íSlt. 

Según Castro el vocabI>i fcemí'!' era e! ¡i'^mlirt'deun tri- 
buto ijue se pagaba en Aragón por las cobaígoduras. Su 
cíim-^Iogia es la niisni;i. 
Kl val. tien-* el pl. "■J\':mh'f.'i.'.yt\ !a ncepciOi: de acémilas 

y de compañías ó escuairas. En este úítin;':" sentido se 
deriva do U*J <i---.-í7;i^i. f,-.r:iia vu!g;ir que se registra en 
Ka?, con la signitícación lio ír\^c.f-.' t/í' r'.H'.'v.Tírs. y no 
de la ütercí! wJ ■■-■--: -"j/", c>.'n;o ii:;ier*> Pozy. 

KiJ por:. -JCf::-.'. Si'gá't í*.;t. H-;s;í • E ■ -^-'-irrío. L páat- 

iKi tr«tV'. t: ::.' no soL'' ¡a ^ÍjT :!ric:=.":0:i d; ■:i':r. íciwe que 
ír.'ít.T e CU";', "s '.Jtvi. .■•■.-■. ou b-'sí3s c ' O;,-:- ;:.'.■■ -^i;!.' 'air.- 
bíén 1,1 v!' i,";Ki;p.\ -'m Av:=y;i:. 0;::grei;;.';á.', Ka:tcho. 
\;:;:;t:!:r >:•; •. i!;;:"?:»;:^ .» -o g^-::t • obíirsvsdy. cídsde vo" 
• :•:. c ■:.'- s e\í;:i,";.~s s;*o : :Jas. E:\ '-^ i\c-r-r,<¿<i ¡r-inie- 
r.-* es el árabe J-*' .:j-íc'.-í^.. -'Sceiiiiler».''» eu F. de Alcalá. 



23 



Sousa. En la segundo es J-jl íi:nnel, forma sinónima i 
üL.JIít;--;É'm«/aj familia, caso ó hitbitni:ir>n, ccm inelusif 



de 

Rmít;--;É'm«/aj familia, caso ó hitbitni:ir>n, ccm inclusión 
de los criados y sirvientes, de la cual deriva Dozy la voz 
portuguesa. 
A<u;iiiTA, m-fiftiite. EsUis voces que tienen respectivamente 
la sigiiiOoación de torta muy bloncii amasada sin levadu- 
ra (AndaliH-la), flur de la Imniin, salvado nitíntido, salva- 
do, grano de trigo qucbrantftün,g(vuizu:f limpias y dcscor- 
lcz«"l«s del íifn-clio, poiagc do los moros andaluces hocho 
de trigo tostado y ú medio moler, traen su origen inme- 
diato de la voz orJibigii a**- sfímid ó Á**« nemid; y con el 
an. físrrnifl ó nccmitl, aimita.ptítiin oibun en Frcyteg, pan 
blanco en Kazimii-eki, acemite en P. Ue Alcaló, ¡iirina en 
R. Moriln, flor de harina on Marcel y flor de harina de 
trigo en Boclitor. 

Pero es de notar que la voy. jlí*— wmící ó tx***, semid*, 
con encontrarse en el Kamus, no es de estirpe arAbigo, 
sino indo-<>uru)ie(i; es lu latina simila, flor de la harina en 
Plinio, la heh'-riica íujiViTTrt ó Íj-iIÍtís pon hecho con levadura 
y la Bansci'ita mprnidn, fine leheatjtoar en Wilson. La pa- 
labra «íu!A*Tir,í ]>or Ci^ícT^ aparece empleada por los Setenta 
en lo versión al griego de las imbreas ycn nn^ nSn tnrfítí 
de pim con k'pudiira {ÍAivit. \'U, Vii, ciíVfi ftl/ii inicia) no 
ha de considerarse como privativa, sino como prostética. 
Y aunque, segi'm o!)s<'rva Enrique A'lífono en su Thesaiir. 
ling. (¡nr.c. es aquella como voz exótica en la lengua grie- 
ga, por cai-eccr de la terminación propia de los adjetiv os 
hayqui;reconocerque su radical es de indubitada alcurnia 
holí^nica. CbnasrtngfüíV/. //rw.yrímc.^ lo tienu por ale- 
jandrina, es decir, gr»?co-latin8. Vjv circunstancia, sin em- 
bargo, de haber sido usada por los intérpretes, cuya ver- 
sión de In Hil)lia ul idioma griego se remonln A los tiem- 
pos de Tolonieo Lagos, y su existencia en el sánscrito, 
exeluyon su origen latino. Lo voz calda ico- rabinica kt-od 
«tfmíí/íi que trae Zauolino en su /.ea*. Chald.-Rahbin. pro- 
cede del CuiurTK giiego, como la arábiga o-,.-. »emid, la cual, 



24 

adicíonadtt con el art. J ni, cuyo /om M omitido por ser 

sotar el sin comíptízo de dicción, medionte la convorsiün 

de la d en t, produjo los costellanas <tcentiía y acemite. 

AcEUiT.ocA. La mfsnu) que cimitarra, Hinsbdu, ütc 

AcEN. ^'. Hactn y mhen, 

AccíDRÍA cJü^ Lo mismo que mwdía. 

AcENEFA, acvteitv. Lo mismo que r#7w^. Tt-rreros, iiíc. 

A^fiA. casi., pnrí. y base Lo mismo que accmt. «ó por fe-j 

rida A por pes^iuera de «ieMiW.> 

■El qui pesquera de acenia desAdese^ Fuero de Salí 
manca, ap. Castro, Die. 
AcENNA. Lo mismo que aceña, 

A arar lo pusteroa. el é traer la leona, 
A \'eses á la noria, á vese^ é la arenna. 

(Arcipreste de HHa, CtMXares, copl. 231). 

En d libro de Ate\»nüre, i-opl. l3Cfti la c de acauta 
halla eacrila con cedítia ttfrnnft. 

De modas e de moUiios que muolea tas (eueras 
De Duichas ricas afowat que les dt2f»i traperas 
Auyo gTHDt auoudo por lodas las riberas. 

AcK^A, fKmn*i, ofiMHBCmst.. "'~^' •aW^^cémia, sinia coi., ci- 
mia mali. y c.it., aémim,sin. . aoMAa, iM&Mta, asena, 

luenAa, (uenm p^trt. IVe y-j- ' «p-senqps, ri nia por la tDuUa 
en I'. *■ '.' ". nioiia jKira regar eo Kazimirsld,^ rueda 
hidro. .:iocI)lor, \oz derivada dd verbo u» «rind 

roigar la ttcmt aneando el «^ia ona uoa rueda. Lañe opll- 
c-< - -u^mbiv al «Mioallo qne acarre* el agua para n^gat- 
l3^ ,... .:Lss y á la befóla qm di voHtfts al rededor dt> la 
noria para elt*\^r el «ti!!» por medio de la maquina ^^yi 
dmkUf, Va Rf)imumi^> Xlnrlin fe ^actiealnut las forma? c^ 

niay ct/í ■ > : \ -- . ' '•' y ' ^9>o<5- 

aiíi. La 1 - - .. 

AOSOL'A IHVt, Lo UlISDtO qUt' 

AoBMiíU ca»C y port.» asag«M port^ oíysMi YsL» galL, caL y 
maU.,c*yMHicaL,*«f««a§ftlL,4e>.^LJ t i^ fy jya, agüe- 



as 

ducius en R. Martín, acequia, regaera, lugar por do ríe • 
gnncn P. d*» Alcalá. 

AcERBB. Moscado silvestre ó mocho. Terreros. Kazímirskí 
trae las palabras Vjt" ns'serb f*n siRniflcacióri dr; rosa de 
Ina Indias, roga indica «w Freylíig. y ^^y oz-sarbi r>n \a 
ÚP amarillo y rojo, con aplicación íi las yerbas cuyo color 
verde tiene aquellos matices: pero ninguna relación hay 
entre Iri voz cnstellaiia y !as arábigas. Marcel Devic en su 
orllcnlo «serfte (nuestro f«-'(?/-6(7 se inclinó ó asimilar la 
dicción francesa con las portuji^ucsas aiebre, (uecar y 
atercfí, derivándolas de la an'ibigíi .L-aj'l a{-fihái\/rurtuii 
arboriít ncidi S(fpori.t en Frevlag. loque, añado, cuadra íí 
maravilla eon la moscada, cuya carne tiene un sabor tan 
acre y aslringenle que no es ¡msiblc comerlo crudo y sin 
preparación. Mas variando luego al punto de pureciT, 
creyó encontrar »í1 orijít-n de nzerbc cvx y¡A dabr, nuez sil- 
vestre, moscada, pronunciodo el vocablo á la manera 
persa sabi\ az-stibr. Yo pienso por el contrario (jue así la 
voz cnstellano como In francesa no son más que el adjeti- 
vo sustantivado lulinüat-er&fis, de donde vino la diccióu 
(le la media latinidad acerba (rwa acerba en Fedro. V, Du- 
cangc, C/íw.> y nuestra vozrnstellnnn serba i\i\q denola 
la acidez y agror de la fruta, piopiedades de la moscada 
silvestre, según nos dice el mismo Marcel De\ic. 

AcEBOÜv, í/íero/ífl casi., acerola base, acserola val., adse- 
roín cat., adzeroht mal!., aUtirolbi, «lí-aorolt val., ntierota 
cat. y mol!., «srtrftM port., «seroí?/ casi, y port., soroUa 
val. Marino, Engolmann y Dozy derivan esla voz de la ará- 
biga española fjjxyl az-icrúm, cornus (cerezo silvestre) 
en R. Mintlii, Mcs¡iilut< Aroritd en Dioscórides. «F.sta espe- 
cie de Móspero, dice el Doctor Laguna en sus .4no/«CíO- 
fiPít, no tiene que tiacer con ninguno de nuestros vulgores 
Mrsperos. Rs nuestro espino majuelo, planta muy fami- 
liar en el reino de .NVipoles, fie fruto desabrido y muy ás- 
pero, armada de duras espinas y vestida de hojas seme- 
junles á las del apio. Llámase aquesta planta tuarolo en 



se 

Italia." V, Pioscor. ilnst. per Lopiina, l¡b. 1, p. ÍD&. Frey- 
tag, en cuyos oUios no sonaba como arábiga lu voz ¡*^: 
tarór, á pesar du liollarse en ol Kamus, Jmugíiió ser de 
procedencia persa. Covarnibius, con uiús ufiudeza de íu- 
genio, ¡iHrm<'» (|uc la iiceroln toin<'> el nornlm* qiio lleva dt'l 
Olmedo qui*; lieiifi. Coincidiendo con íloxorrubios, el cloi-í- 
sini* Ducnnge dice on la voz Acédala: ea \a Ír6m'es& sitr^ 
It', T) si>a la owcli-ra qtio i'ii íilfiunas provincias conserva 
aun aquel noinbrtr. Llíimosc acédala, porque la yerba es 
acida, ha^iurele denota en francés aceda, Acida y agria. 
V.n Kii'ii(.'|el M* liw {/iicí. de íti itmjjuc/ntn^.}: que la pa- 
labra í)H/'e/í* pe usa hoyen Norinaiidlacoinodetiominación 
de la iici'dera, (\ \x\ eiial dan uipiel iionibm por su gu^-to 
agriu. Sin otra allcraclún quo la du convertir la d de ace- 
dttUí en r lemlrlaintií? nuestra aiuToln y )n franceyu azct'O' 
Ik'. I'ero la derivación es aún niós directa. A mi parecer 
la palabra i^^^1 <ri-3prora es simple transcripción de la 
lat. ar-t*rula, dim. de ácer, nombro nplicndo por los IiÍb- 
pano-lalinos fi todo fruto risi)^!^», íicido í> dCí^abrido, como 
f;l corno 6 cereza salvaje de Nebriju, la serbo, el ní.spcro 
aronlo, el e^caramqjo & gavanza y la majuela, como lo 
demuestra el hecho de ser conocido tú fruto de todas es- 
lus pliuituií entre los niorus españoles con v.\ nombre de 
fjjytyi aí-aerdntt acerola, setcún puede vei-se en F. de Al- 
calá un Ion ort. escaramujo, grjvimxa, mniuela, friittj do 
dertfl yerbo, serba y aerbnt. No es otro para mf f|iie el 
rfcerlal. el origen dn tj-ja^erra que K. Martín trae por/^í- 
rus, ocaso por el sabor jiíipGro de esta especie üe pera, 
y rri'íi rpie el rtirsino debe asifcnarse fi f.-} ":erqu<',romo 
nombre de una clase de ulbín'hi^o, (raí- ívoziniii-ski. 
AiítiioNUs. Planta de flor |)ct|neña y de un «morillo vivo se- 
mejante al gordolobo. Precédela voz casi, de la perso- 
orAtii- ■ ' ■ '-r-f/íln íi ^^Mf/t/jrj/ytí/i, c|ue. según Trey- 

litf;, ' ■.<. (jui /liiro i<cu fint/trf'citift roforv mi- 

*Mt, in ntcdto oHuctdtim iiiyrtun Itnhetti*. Andiin dÍíicordeü 
tos pareceres sobre ni usía especie de flor e^ ol cyclanii- 



27 

tío, el parth^nio ú el rltrysnnlfímo. V. Snry, Chrest. Ar. 
III. p.íi8. Kn p1 »rl. q^.jI fid/yó/i, Ibriiia iisafhi i>or.\l>on- 
Aibeilíir en liiRfli" do los perso-nriibigíis mencionadas, 
diCR Isoac Hotí Ainrám que es uno cspoL'ic úe parHieniuní 
de florea amiirtllñs ú rojos. Se^iiti Abu Cliinnh son sus 
flores doradas con un pequeño botón nogro on el cftnlro. 
Aben-Cholcbül describn In formo de sus hojas y las com- 
para íi los do la ni.Tr)ziinilt}i. V. Abo» Alboilar. trad. Iaí- 
c\en\ I, p. 37. Ivu/.iuiirski Iruduce la primera foi-mo perso- 
arí'ibi^a por especie du anemone, >- Alcal/i ideiiliflc-u oí 
gopílolubo (X)n el tioin'ifar. l^omo lu AtndRmm no espc<ñ- 
fica la plañía, liniilíindoso A Úer.'iT que rí= semejante a) 
gordolobo, no nos «(revemos A determinar rt cuíll de las 
dasGs apuntadas corresponde lo llamada acerones, aun- 
que Aben Aknvan I» identifica co'j la nmtricftña {cl/Wír- 
Uwnio de Dioscúrides), según puede verse en su Libr. de 
Agricultura, il, p. 278, Irad. Ronquen. 

AcFTRE, cetrOt ceUre cost., acefere port., ceü't cat., do j1l*JI 
og-setl. (inodix y Sonsa. Dentás de fista ti-ae R. Mnrtfn la 
formo jiikoJ oi^^cfl en significación de vmo, cuiinu^ po.r- 
oasiina ítnsa prffiitits en Freylag, vasito de una asa con 
el cual se saca el tifíun del bofu» pnrn verterla sobre ol 
cuei-po, acetre en Knziniirski. La voz arábiga, á la que 
Marina y Engelmami eon Freylag dan un origen persa» 
viene, asf como el acetrum de la baja latinidad, que halló 
Üueango en una oarlu del Papo bioexineio llf, y nuestra 
dicción ncecho- que se encuenlra en el Espejo de Gramá- 
tica de Ambrosio de Salo/ar en el sentido de odre ó vasi- 
ja para sacar aguo, «le la latino i^itulii y por sincopo mitin. 
V, Diez, Etym. Wiirterbtich y á D(uiking, Etym. üict. 

AcEV'icne ant. rost., aiebirhe, asicichc port. En mi sentir, 
no se tiorivan estos voces de lo nrAhiga *-»-JI an-sábnrfi, 
como prelt-nde Dnzy, forma que no se njusta ó las espa- 
ñolas, sino de --^yi aj-jiher/i ó *^ Jl *U'3Íbich, ática, om- 
nin res putchra, lodo objeto lindo ó bonito, como lo son, 
según la acepción de aquellos vocablos, los dijes de luto 



es 

y los globulilos negros que sirvnn do collares y adoniuy 
figura y <:olor del friilo inadiim üel olívít silvestre que se 
encuentra en Aben Lovon (V. art, (iccbticlw)^ y en Frey- 
tBg y Kflzimirski in v. g->i*J' ns^agUtch, la ocebuchine. 
Sabido es que de los cuescos de este fruto se hacían cue^^ 
tas para rosarios y collares. ^^ 

AcMAQL'E cast. y port., ncha.q(tin, oifjoquia base., n/ac/i,ja- * 
gui« vol., íyescast., rtí<Pa7«c cot. y n)oll., eixaffuia, sca- 
cra y xaquin ciil., de utaJI nx-^Taqui} lacería por mezquin- 
dad, pasión del cuerpo, trabajo con pasión, fatiga del 
cuerpo en P. de Alcal]^, ("i de Liúi cnacá, morhuí en Freylag 
^iS^xarA,p(ainte,nuil,ma(odÍecA\ KaziinirskJ, O, flrial- 
mente, de lyuul ajc-x<i^na afleginiiento en P. de Altóle, 
querimonia en R. MorKn. De la 2." de estns formas se de- 
rivoron kis verbos cnslcllono y portugués fírhacxrr, acha- 
qmíir{<?n Aragón), aeiisur, inipntür d otro algún dicho 6 
hecho. En port. nchncar tiene odemAs la acepción do en- 
fermar. En esle sentido se hulla en II. Mnrlíii el vocablo 
ii¿ji-j:Jl ajc^Tic'iya, infirmitus. Lo signiflcarión do motivo ó 
pi-etexlo que tiene en nuestra lengua metafóricamente la 
voj! achaque se encuentra en el Arcipreste de Hita, donde 
se lee: 

Dice el proverbio viejo: quien matar qnicr su can, 
Achaque le levanta, porque nol den dtíl pan. 

(Cantares^ cap. 83). 
Marina dó por elimoIoí?la de achaque íU-sJI ax-xaqae y 
Engelmann y Alix La^I ax-araque. 

La acepción, qim tiene achaque, de pena pecuniaria que 
imponían los jueces del Concejo de la Mrsia rt los infrac- 
tores de los derechos y privilegios de los ganaderos, soy de 
parecer que linne la misma procedencia, pues con aquella 
voz se quiso significar el resarcimiento de daños con que 
tenía que pechar el conculcador de las disposiciones le- 
gales no declarado por quito y libre del achaque ó acusa- 
ción contra él deducido. Ahora, si esta palabra se refería 
ul dinero que se pagaba por indemnización del desaliiero, 



sil t.'-fimnlníítn no [iiie<l«; ser olea que sÁ-*.1 (fK-s/ercrf, el di- 
iiLTo ó lo iiioiujdH, lenit^ndo en cuenln que el sin inicial 
de lü dicción opíbi^ se. convierte ñ veces en x, cuya Uilra 
U^nla en el antipuo cíistcIIniio sonitio sernpjanli! al de la 
c/Im COI] la cual liu poüiili> pf^rmiitarsc en la eücrittirn. 

En el Fuert» de, Cnlíitítyiid (Ap. Muñoz y Honiefo, Coleo 
ción de fueros municipales, p. 4(il) se encuentra la Torma 
achftchUt: uKt non sil ihi n\W.v& ttcfinr-hia. noque rcforla in 
iuí-a el non pna supcr lo cruce, ct placilo, de iiira, de solc 
ad sol.» 

A<:iiK(;\ porl. Parcejro. Santa Rosa, Elucidario^ I, p. 52. Lo 
mismo que fhxarique. 

AaAi., riniar, tuial cast., r/*í>//-cast. y port., de li^ (U-siyar. 
Gundix (ap. (io^-aiTiibins) y Rosal (Dic. ms. de la Bibliote- 
ca Nac). 

AcIxiAKCíisl. y val., acííwrcat. yval., rtc(»¿ír(?port.,cw.'rAreval., 
tuebre, afeare, ojecor port., n:ibar cast., sabilahnsc., 
de j^aJl ar-i:ibfir ó w,'-vÉbtir, que bajo una y otra forma se 
eiioucntra en K. Martin In voz arábica en correspondencia 
de aloetf. P. do Alcalrt dú cit/ar por acibftr. 

A pesar de que Cnñes fZ)/c. e^. lat. ár.) y Marina traen 
fespectivnnienle las formas ^^ ar-^ibfír y j^\nf'^ébar, 
que se bollan en R. Marilti, Enselmann y Uozy, sin repa- 
rar en la sí lalm que lleva el acento, dieron por etimología 
de las voces españolas la arábiga ^l«a.'l «r-cífrá/-, error que 
corrige Dozy en su Suplemento. 

Acicalar casi, y val., afacnlar port. Limpiar, avivar los 
fllüs de la espada, bruñir, de JjL«j mycai, poUre, nphmde- 
r#f en R. Martín, in-eralar ex] P. de Alcalá. H()sal di6 por 
ctimolo^fú de la vo/. española la ari^biga saigcatj lomada, 
A no dudar, como lo hizo Üozy, del lexicógrafo granadino 
citado, el cual trae aquella dicción en corrospondencia de 
loa verbos castellanos arpvalitr y fxpcjfir, Ui3ir algo. 

En los Uiccinnaiios de la lengua rlrtsica no se cnciion- 
Ira el yjufosatjind de R. Martin y P. de Alcalá. En cambio 
en el scnüdo de poUre, Ineroigare gladium se registran en 



30 

l-'niy|jip Ifis Inriíins ^\ju, y JJUf. Esto fué porli^ pnrfi fpie 
Dozy coiíji-tiir-aso qu<! mieslro verbo aróbigo-hÍ^x>ano se 
habííi formatlo del nombre de ngontc .>j*^ ttyral, pnlitor 
í/ífff/í7, que se halla en ol Kitnius, como de su sitií'inimo 
Jju* sr/cai so hizo acaso el berberisco Jj*« saycat, pu- 
limentar. 

De sairnl, por la prótesis, reducción del diplonfío íif en 
e y adición í\ la raíz arábifra de la terminación nr del ín- 
finilivo de los verlws castellanos de la primera conjuga- 
ción se hizo ncecalar ó acicalar. 
AoicATR cost. y porl., aaicats cal., cicafva bnsc., af/wate 
port. (en Vleyra). Rosal y Tamariz se hmilon 6. úeciv que 
asi llama el rtrabe & las espuelas ginolas. 13rren (ap. Cov., 
Tesoro) lo 'deriva de sicntum y con el articulo ctsiratiim. 
Covarrnbins lo hoce de orífien hebreo. Finalmente, Ca- 
ñes lo trae de iyj^l ajc-xauca, etimología que pone Sonsa 
por nota íi sn nrt. acicate (VfíAtifjioa dn Ungoa aráb. em 
Port, p. 8), donde se lee: «O nome Acirnte tamhem se po- 
de derivar do nomc Arííbígo u"^! Aar-dat/caíc que sig- 
niflcn espinho, bico, ogiUlhiio, ferráo: e este do verlM) JLa 
seaca, picar, trespa?sar." La etimología corresponde á 
Cnñps que no vaciló, como Sousn, sobre el oi-ijíen del vo- 
cablo. Completóla Dozy haciendo ver que la \07. castella- 
na venía de «J-íy^J aa:-ícrwcat, plural de wyUl aar-jcaricay 
forma que, en correspondiíncio de éperons, se registra 
en IMlot. (Dict. Franf.-Arabp). 

Shí repugnar yo esta elimologla que corresponde & la 
forma de lo voz portuguesa ai-ucate que se encuentra en 
Vicv-ra, todavía no un- s«tisface, porque entre las pnlnhras 
españolas derivoiJas del firabe no recuerdo iiinjíiiiia en 
que el diptongo //« se convierta en p ó i. Como la vprda- 
ders acepción de la dicción o\.iwl a.V'Ccatíca en R. Martin 
y P. de Alcalrt es la de espina, espina de pecc ó espinado; 
y como por espuela solo traen estos lexicógrafos el voca- 
blo j'ijr mtkmáa ó mihmi^, según la pronunciación de los 
moros granadinos, se me ocurre si la palabra acicate se- 



ró el plural oUuaJI ax-3-ic(if de un singulnr wuiJI oae-xica 
por ii**¿iJl £i.r-,ri£íí^í. trnnscripcióií íirAhiga que li-ae i*, de 
Alcolfi útí \q dicción latina sica, espada corto, dsga, puñal, 
cuithillo, /»w(f'f, />w(í, piiüs sin mus nizón que ocjibiir en 
punta, los dialt^clos árabes vitl^ams han dado el nombro 
d« ax-irnucnt. á las espuelas ó acicates. 
Acichk. Lo mismi> que aceche. 

El desgiic vieres que es bien enrodó, toma el aciche rt la 
cusca de lii encina ct escoria ct zuiímquo." Libro de Mon- 
i^ria del Principe D. Juan Manuel, Bibl. Vífl.» ///, p. 2Ü8. 
Asifjc en porl. sigriificti greda d»; ziipnleros. Su origen 
es el mismo que üI de aceche, aunque la íicepción seo di- 
versa. Pero la palabra aciche (urcic/ie cu Caslro) tiene 
adenids la occpción de instrumento & modo de piqueta 
con dos cortes que usan los soladores para cortar las ló- 
selas y liuJrillos y pulimentar sus jnntiiros después de 
acomodurlas sobre la alcatifa. Duzy deriva la voz castella- 
na de jf--^-~ hachchach. i't hachchich, segi'in la proniuicia- 
CJón delosúrabcsde España. El ilustre orientalislíi alude 
sin duda alguna á In iméUt nstnda por los moros granadi- 
nos. *Fr(íytag, añado, no trae esta palabra, pero se lee en 
Va\\n\ñ ( Deí<rhreibung con Kordo/an, p. 1:í7): «Nose cono- 
ce cu el Kordofan ni arado, ni roMrillo ni ninfnu] otro 
instrumento arotorío; un pedazo de hierro en forma de 
hoz, con puntas en sus extremidades y im manubrio en 
el centro reempbiza ó IíkIos los instnmienlos necesarios. 
Llámasele /joüc/kmc/i. M. d'Escuyroc de Lauture (Le Üe- 
serl el la Soudan, p. 415 y i25), cuntinVia el docto QrabÍBla 
reforaando su opiniún con outoridndes, dA asimismo ha- 
cftar/i en el S(?ntido de pola de hierro que lien*' la forma 
de una media luna eu cuya parle cóncava hay un agujero 
por donde penetra el mongo de madera del inslrnmenlo, 
i*, de Alcnlii trae esto voz, pero con forma y signitlcación 
un poco diferente, pues traduce paja pora leer y puntero 
pfwa señalar por haxixa. VósOj pues, que es siempre un 
instrumento punUagudo.» 



Ho eopíado todo ol nrt. Acichp de Dozy pnrn í^ie si? vi?a 
hoslfi qní'' punto si' piníde fniitascnren mnlorifi dn nlinio- 
loRfns. No hnbfn necesidad, íi mi juicio, de ir en biiscn de 
\r\ Av, ncichc {\ \t\ Niffriciít ceiilnd, loní'HidoIrt A In mano, 
ni de señalar Iii existencia en P. de Alcalá del vocablo ha- 
¿Bi¿cn, cuyo sipniflcndo ntida lienc que ver ct>n el sudnn^s. 
Más puesto en ra/Zm Itubicrn físltido ct síVbio oríenlntisLa 
derivando la \07. acic/ie de la oríibigo-pcrsa ^Jacich ijue 
traír Fivylagtm lo acepción dí^ íim«Así«, lu cunl, según s* 
loo (¡n NoUrijd, rff^ufa oM /ftbrorum sine lafomorum. ab 
altiit Jifrrnnwihim dicittir nd Inpidfs, lignuqup pntifnda. 
Por mi piícttí hubiera pi-eferido íl In suya esta elimuloprfa A 
no »er el vocablo cantollano de estirpe puramente loiina. 
La palabra aciche viene derechamente do la latina ít^ruíoy 
doi-ivnda del verbo ■íeco gr. ítt*=«t!(.), pormetótosis nf'co, 
tajar, lieiider, dividir, partir, hacer pieza;!, niarniora en 

' llonicio. IV'l sustantivo femenino sécula, hospLtfuvña en 
Vnrmu, se hizo por la sincopo ícfín, y mediante In con- 
TOPsiún de la r/cn cA, jsí^'/ifi, comopof idéntico procedi- 
miento se formrt hncha iXcfAculft, mancha do mAettla^ &s- 
piche de íí/jiVhÍh/íi. De ceeAn, permutada lo e por la í y 
preflja la fi por la prrttesis. sw; formó aciche. Esta palabra 
se encuenlru en el GIo,<ario do Pticange bajo la? formas 
secitt y ííeciMS, fi^ncés íne. Italiano sega^ instritmentum 
^ftrrrrttm i¡tio s^attiir dt'^ttinclatn ti íwvtíi, /alciit .'^tí&í. 
Aunque la a^•epci^^noasleIlauade aciche no convengo con 
la (le eslni* voces, no es menos cierta su derivación de lo 
tatinu ifnitti. 

AaD\TK< pl. l.omní »^ \\n\w>- <pie «e hacen en las heredades 
porn dividirlas. \'i>z onlicuad» de orip^^n arflbigo, que yo 
sie iUm Acimíe. Dic.AcnH,, l/edic. Este vocablo arcaico 
se halla en el s' no enconlrú IVizy 

(\' 'y - . .tfon/eriodcl neydon 

Al; isoH TVorteno, ei ei Emcinoso^ 

(w lotín un moHt^ et es bttmo <fe .kto en ieterno. Et jíom toa 
ccc^ittf.iatamdKd^eiaUladkíéefa Vej/miela por cima 



33 

rf<t ia ctunbre de tas Faenífin fasta la Tornera, et la otra 
deudo la Tornara ¡lurcimade la cumbre/tmía ha Acídates 
et/a»t<i ei pQrfieiio del £nsitittxf, iWiM. Ven. II, 192, 3i. 

Ksto voz fti-idateit, pt. de un sinp. acídate, so derivo, fin 
mí setiiii-, dtí jIjwI ttstíad, pl. ñ su \ üz de Jl_ aedd, mons, 
res interceden» inícr diius res prohibensf¡ue transitas n i 
Freyliijí, lodo lo qui: cierra ú impide el poso, obstáculo, 
bniTCín, innnlafm en Kaziminski. l-o traiífoniiociúu do 
jU-.l'wrf"rfen acidttíPH sii verlflcó medíanle lo suslllucií^n 
de un Kesra (i), la mils tínue de las mociones, porel so- 
can del ^ (la »}, representación tie esta letra por la v y 
conversión de lo (/ fluiíl en /. 

AciMnoA, acimboga, aJÍfid>oa, asimboga. Lo mismo que 
lumboa. 

AüiuuD, asimut. V. acimut. 

Ación cast. Correa con que esiri asido y pendiente de la sí' 
tleel eslribo puro montar A cobiilto. Acad. Ksln voz viene 
de \6 arúbipn ^jj-<~Jl asaíyor, pl. de ^«Jl aasiyr, corren de 
que pende el estribo en Boclhur y Kaziniirski, loriim en 
Freylog, mediante la sustitución por « úci ¡ra ñiial del 
Ttombre nrítbigo, 

vOtrosi: <^>ue cunlqníera que ñzieiti riendas e cabezadas 
o acioiipii e l/iligos que los Taguri de buen cuero.» Orden. 
fie Sfcitta, til. de Correei-os, ful. Í98 v. 

AnuiA purt., bolsa., nietiitesis üe la dicción arábiga iu^jUI 
iil'juUrt, bolsa, que con supresión del J lam del art. suL*na 
tmica ó tüftff aa. Ksla suerte de trasposición es frecuen- 
le rtiin en los misnioíí vocablos ííi-abes, asi ])or pifriolo 
trae Marcel J^ jacA y j-k.t7¡«,?, i}or color J^i /muí )' ^^yS 
lautif y llumoert porrAj» ^j¿^uvk y j^cttoá. 

Acirate. Cnnsidcrodn esta voz como sinóniniíi de acida' 
tan, & la cual ha venido A suslituir en la Munclia y otras 
pro^incills, donde se halla en uso, ni decir de la Academia, 
su etimologia es I» mlsmu, sin otra diferencia que la per* 
mutación do la d de n^idaíes por la r de acirate. 

Ignoro dónde verle ICngflniíínn qui- In pidiilira firiraíc 



34 

tiene la signiflcaciún de pano estrecho entre dos tierras. 
Por 1(1 menos yo no Piicueiilru senicjaiile acepción en 
nuestros dicción o rios, ni creo que á las lomas que se ha- 
cen on \as hcrf-iliidt's |>iirn deslindar las una» de Ins otrns 
se <lí aquella interprctaciúii, ¡lor- mós que se hago uso de 
ellas, como se hace de Ioíí ribü/.as y balules, parafiasode 
personas. Kn este sentido lo derivan Minina, Ali.\y En- 
gelniann deLIjAO-l <ii--f¿raí, ci» patcns en FrcyUíg, d de 
Llj«JI ai~AÍráíy cimiino, ruto, scndí^ro cti K.n/imiriíki. Que 
pj) la edad media, en contra del porecer de Dozy, era esta 
voz de uso popular y mmiin entre los moi-os ondniucps 
en sentido de cíiniino ú sendo, lo ileTimeslra e,l hecho de 
iiallui-yc en R. Marlln con sus sini^nimas ^^^ !Hi=^j«* y tüí 
en correspondencia de oia. 

La Acadeiiti^i, en la 1." edición de su Lih'eionarin, \\\7jq 
extensivo el nombre acirüíifú las lomns ó lindes que se 
hocen en Jos jardines y hnert4)s con ladrlllus ú otra coso, 
al redcdoi- de his paredes^, dejando m<.'d¡o vura de terreno 
para poner plantas y ílores.'Si en lal setilido so usü en 
algún punto de España e! vocablo acirate, no es inós que 
una corrupción de arriate. 
Acitara cost. y port., dfara casi. Ksto voz tiene las siguien- 
tes acepciones: 1.* ]q de pared delfíaUa, hecha de mezcla 
ó yeso y ladrillos colocados á lo largo, de plano, en series 
6 hileros horizontales los unos sobre los otros, á difen^n- 
cia del tabique, en que se ponen de canto. En algimos 
puntos de Castilla se comprende bajo este nombre la pa- 
red gruesa que forma los costados del edificio. 2.", ante- 
muro, muralla baja, íeciiicaiiienU! barharnnn. H.', prrtil 
ó pared en los lados del puente para que no se caigan los 
transeunles (Nuñez^de Taboada. Uic.J. 4.% fortiTio. velo, 
cubiertfi de cama. En este sentido, li^psecn elTestfimento 
de D. Rainlrf), rey de .\ragón, año 1009 (Ilisí. Piímafcnsi, 
lib. 2, cap. 3S, np. Ducang*"-, Glos.): Et nieos resiitw el 
AciTAHAS, el mtieciras, et almnc^tlas, etsercítiu/u de mea 
m#/iA'a, etc. En la donación que en 1145 hizo D." Dordia 



85 

n^R^tS^lTin (In Pnro Ho Sonsa, íip habla de uno c'tppfi 
ctosiiicti, ot una »tokt fi^ ip^tn ¡vtno H ana aritara. Y en In 
de su pudro Kk&sMoiiísíi la misiiin comunidad en \i\T, se 
conlienon: uno monto tir greciaro, pi afín da eirami, íres 
Cttppaa, utift de cirlaton, ct alia mudborffí, H olifi de uno 
demi; ei ftnn ncUnra tlfí rniidhfif/e; ft ditoa r/rnci^tut de S'«- 
/wr nllfítc, fit duo!t//tcergonrs. Documento de Paro de Sou- 
m, Hp. SLa. Kí'jqi, Eluridnriu, I, p. 4H, La circiinsUun'.ifl de 
eiicontrarsL- adiara en tlocumenlos latinos de la odud me- 
dio del oño de ftl2 (V. Flonis, Esp, Sagrada, vol. XXXN'll, 
p. 317) (Irnmestra In anÜRurdad dftcsle vocablo en nues- 
ipa longuo. 5." uno pspnííii! de ostofn 6 tñlo de seda 6 do 
brocado: «Cendales iiin porpoUis, nin j'amet,ninpiclaion, 
ninarUar(t.-i... ni ningun poTino de seda non da peage.» 
Lisia d'í liis cosas que debían pagar peofie en Sniilnndcr, 
Caslrtmniiídcs y S. ViconledelüBnrquina, siglo XIV. Ms. 
en pergamino del Kscorlal.üjZ, n. 1.% fol. 200v. AUx. Croo 
quedobp interpníUirsedel propio modo la voz acitamqne 
se regislrn en un documento de la reina 0/ Eslcfania, mu- 
jer de D. García: De meo^ panos cí Acitaras, quomo, de- 
lectoH, sic est de ocstimentis^ exceptis qua» dedi. (V. Ye- 
pes. Cron. dp In. Ord. dp S. fírnpd. tom. fi. ap. ntican^, 
Gtos.). 6.* manta, jaez, cubierta de lo silla del caballo 
(arzrm de la silla en Covorrnbias). 

\'cdio sobre la siella muy rica acitara. 

Non podrió en osle mundo cosa ser tan clnrn; 

Dios solo faz tal cosa que sus siervos empana, 

(Jiie non pmlria comprarla todo alfoz de Lara. 
Bcrceo, Vida de Sta. Oria, copl. 78. 
7." Haces que cubrliin los costados de las dispuestas en 
orden ó linca dft balnlln dando fronte al enemigo, & fin de 
que esl-e no pudiera acometerlas por los flancos. Ln Ley 
XVI. til. XXIII de In Segunda Partida, que trata de Qitán- 
fasmnneros son de husps, r romo kc dcurn partir, enumera 
nijlrc ellos á la que llamaban cu España citaras^y pasan- 
do á explicar cada una de ellas, dice de esta última: uElas 



30 

citaran pusieron, poiviue si ocoesciepsc que los hszes so> 
oIon^iisKc-ri niuclio mkiü dr otras, que unii pudiesscii los 
etieiniHos rii! trouiosso culpar en ellos. K olrosf, porque 
qutindíi las hazes sg ayitiitasseii, pudiessen venir mes 
ayna, los de las alus iIuIIds, á^Ilds pnr rerir los enemigos 
de Lrouiesso, ú tomarles las cspuldos-^» 

La voz acitara, como lo hizo notar ftl P. Gimdix (ap„. 
Cor. Tesura), vieno de la arAbiga aj-i-J! an-sitara, res om- 
rtiíí, Qua tegitur, relum at- corto con/ectum, mtlírum, i/is- 
trunienttim quodciam bfUicatn, quorl legcndie militibm 
in^(*rciebtd (pUiteu^} en Fruytüft, obrii de niadeift pai-a 
resguardm' ó los sitíadorosy zapadores orí Ivazimirski; 
todo In que enculire, ahfiga ú oculta á una personn ó co- 
sa; velo, cortina, cubierta, lodo loque rosgimitio, protege 
6 escuda en Lañe, acitara, pared dv ktdrilU), tu)her¿urn 
eii i*, de Alcalá, «yi/^/HU/fl/e. cortina en U. Mai-líii. 

La acepeiíin dcpa«no de raj que da Slü. Hosa á la pa- 
labra acitarn^ y de especie de tela de seria (^ brooadu, que 
su encuentra en el pasage citado por A)ix, es tin ncologis- - 
njo oxpmsivode In estofa de que se hacÍHU Ins acitaras^ 
6 sean las cortinas, velos, mantos y cubiertas de las si lias 
de los caballos. 

En cuanto i'i la acepciún de citara que traR la Ley de 
Partida, es para mí evidente que mconoco el mismo ori- 
gen. Sin embargo, no debo pasar en silencio que I» dic- 
ción jia-JI ttssair. li, segrin la pronunciación del Árabe 
vulgar, (iJt-sáfJir (Observa d'Slane que, cuando sn supri- 
mo por la puuí^a la última voi^l d<í un numbi'o, la letra 
anterior socunada lomo la moción de la primera, así 
de -flj Nazr se bizo N'ozor, de j*s cabr, sepulcro, cabar-cn 
H. de Alcn!rt) significa ordo, serie&quo tápidum, arhorum, 
hominum. 
AcBAL nialI.íTi'i árabfiífinopntarenaqupiitnóm per significar 
cértmaldeU órganon genitah. Esta voz \ienc de í^yül 
alera, pústula, y por la supresión de la líim. del art. y 
adición de la misma letra al fln ocraí. 



»r 

^CAMA, flí*««ní>port. Ronzal, frenillo, pristielo. dn uji asim- 
nu¡, pl-. i\e. yX-i Jtnu'íw, pihuela ó corroa otodu ol oiiillo que 
pos* por lohi norices del r^onníllo, ó cuvíi rnbo se siyetn 
la hrida. Iiridn, correa con In mal se apñeUi el culzudo 
criiziindolfl sobre ol empeine, ndmbre ilerívado dpl verbo 
^j ^itmmo líK'ir, iipreüir, poner un bozal. 

A<;iDnicHE. Ln mismo que ojedréz. 

Ac/iwWK. Ved asomar. 

AcoRDAport. Comido de ntigaa de ptio. asmíc, mtngrfi ú 
aUiú; ou itdubada con ooos, fiiisuear c mantpigv. Moraes. 
Dnzy deriva esUi voz, que se encuenlru en el Cartas y en 
Abi:u ijjihib m-';»l(it, de sjyJ 'd't-fsordo . iff ^fi-u^ffi Jiachm 
panin, nñ ¿rf^cutum cru-ni>t inJUndiftir t-n Fi-eyliig, pan 
pnrtído ert pedfieilos sobre los cueles so vierte el ealdo en 
Kazimirski, míRíis de pan cozidü y sopa de pnn en P. de 
Alcalfi. H. Martín Irtie üj/jI niA-tsorda y ^h^S ritriia en co- 
rrespondencia ú*i<{ffa, iiiüsn de harina cocida como torta 
en Keslo. 
>V(;otjOAGP.M. Kl díci'ionjiriit píirtnfjnf'S de Fcinseca solo Irao 
esUi palabra como sinónima tlu a^-oUfjurm^ griterío, voce- 
ría, pero ííanta Rosa nos dice en su Klncidorio qnc era el 
dereclio que se papaba por Ins compras y ventas en los 
lii|ttares y pjjizas en qnesií vendían carnes fi-escns, pan, 
fruías, liorttdizfis, pescado, etc. F.n ol sentido expuesto, 
añade el sabio lexicógrafo, se halla la voz o(vuffagem. en 
«I Fuero do Monrao (lado porcl rey D. Mniuiel en 1512. 
Knelde Pinhel, reformudopürel mismo monarca en Í51Ü 
Oün vistfl del que otorgó iJ. Sancho !, se lec: t/ue o Dimito 
dfi fírnnc'iffem ne chamaca afííigamenfe Acougngenx. O 
qtio.l lUreiUj nc pagará daquetids rcses que se moítarem 
fío tnUto f d'otitrfii< num; rom fantn qw o» a(;ougi;es, citt 
f/ufünditaií carnes cortarent, stu'am/citoserepairadmper 
iVo*, ON per aquel/ fn pcfi^otis que os ditos Direito.-^ tccerfím. 
Ero. pues, primitivamente el ai-ougngem el nombre de un 
derectio ó alcabala que se pagaba p«r las reses degolla- 
' das cti las carnicerías, aunque se extendiese después, co- 



38 

mo dice Stí). Rosa, & In compra y venlfl de los comestibles 
que se expenden en cl mercado público. En ciinnLo A su 
origen, indicado ya en ol pasoge troficrilo. creo qiie 1q voz 
a^ugagem no es mfls t\ua iinn rornipciftrí «le los nrúbigas 
*jr^l ■Jfj^ sf'ic al-láham, pla/íi de la rnrne (^ cnrnirpría, cu- 
yo nombre, como sucedió con los de ucémtUt y alamina , 
expresivos de otra suerte de gabelas, vino á darse A la 
contribución impuesta á los mataderos por cada uno de 
los bueyes, vncas, cerdos, cnrnepos, ovejas y cabras que 
en ellos se degollaban, la cual consistía en cierto ni'miero 
de ceilies por picza^ como se dñlerrnina en el susodicho 
Fuero de Pinhet, 

La significación que do Fons<?ca k ncotigagom de vocería 
y gritería lia de entenderse figurada, por el ruido y es- 
Inicndo que hay rt Inda born en las pln/as y mercfidos. 

La misma procedencia pienso que licoc íu sinónima 
af^ívjya/vVí, pues, si hieiipodín considcr.-iní'esla voz como 
metátesis defjyül algazara, con la cual conviene en sig- 
nificación, no encucfitro ejemplo eu los vocablos de ori- 
gen arábigo de la Iransfornifición úf^Xfathn en ou. 
AcouGUE, Ofrougui ant. Como la acepción de una y otra voz 
no es en portugués la de plaza, sino la de carnicería, nn 
puede decirse simplemente, como lo hace Doz>' en el artí- 
culo Ajogue de su Glosario, quo vienen de la iiriibiga ^^^ 
góc, plaza 6 mercado. Cierto que entre los moros grana- 
dinos significaba este vocablo, según P. de Aírala, la pla~ 
sCf el hiyitr tUmde vpnden, h diferencia de lo mhhn que, 
con denotar lombii^n plaza, por no expenderse en ellas ar- 
tículos de consumo, se bailaba destinada á punto de reu- 
nión y esparcimiento de los habitantes de la riudad y rt co- 
so en que se corrían los toros, como lo estaba la <^lnvjpdá 
o circo donde se hacían juegos. De ^Jj^ séc, plaza, como 
dicción genérico ó indeterminada de suyo, d \íosvit de su 
liomoniniia con la porhipuesn (ti-origue, no podía derivar- 
se esta palabra por nn convenir con aquella en 9Ígniñc«- 
ciónj pero no sucede lo propio dando por complemento á 



39 

UF^ 5í5col sustantivo ,,jeü láJiam, camn, formando con 
iinH y olrH voz -jcOlI »j^—«íf.'-<f/-/íí/i««j, que se encuentra 
en Morcel con ía acepción de éOU, houckeríe, carnicería 
que es la que tieiií" la voz porlupuesa. 

De ¡^jftJj'l _íy-, Jióc-al'Uiham, suprimida la segunda pala- 
bra pDrlo elipse, resta ^^^xüc, y con el artículo Oj-JI 
tís-tióc, el afougae ú acotigui poriuguós, suavizado el 
ca/cn ga y uñadída una a d i (\ la lerniinucíó». 

Deho ñnalniffnlo advertir que si bien en los socos, que 
Iiisúrabesdt^ K^paña tenían en sus poblaciones, se ven- 
día lodn suerte de mingares y áiu) comidas oderezudjis, 
había aparte de ellos inercadusespccioles, con separación 
los unos de los otros, para Insaves, el pescado y lo carne. 
Por lo nn>tios hsI sucedía en Granado en los últtinus tiem- 
pos de la dluiístía Nazerilíi. Estas plazas se hallaban á 
«spaldas del Zacatín, snhre el rio Darro, desde el puente 
del Carttquin, que lindaba con In Gallinería, lissla el lla- 
mado AxabogtUn^ frontero ó lu calle de Suluinanca. 
A^üLAH port., tuomar, azuzar, excitar i'i un perro pora que 
so lance contra otro animal d persono. Según Dozy, este 
verbo se rornió del nondíre de ac<'ión ¿ya raul ü yly^ gau- 
tn, que significa: <?/«c'to de arrojarse sobre alguno. uAcular 
ó cito equivale ú excitar al peri"0 á hacer la iumlu, es de- 
<;Ír, á arrojarse sobre alguno.» Esta etimología no me sa- 
llsfece, porque el verbo JU» cáUi solo denota arrojarse 
cíin ftiror contra alguno, pero no ea-citar, ni naiunr. Para 
s«!r pasadera era nienoüter que el verbo érobc tuviera la 
siffuificoclón causativa de que carece. Acaso el portufíués 
proceda de alguna dicción celia d liilino-rúsUca descono- 
cida. Me hace pensar así el onconlrarBO en el sánscrito los 
verbos stí y gúd usados en el dialecto Vedico en el sentido 
Ai- iftf i/are, e^tcit^ire. De existir In radical *ricí cu aquellos 
lenguas, como es lo probable, dada su comunidad de 
origen con la d»? la anlifíun Indio, el origiíu del verbo por- 
tilles suríu iiiduduble, sin uiáí> que la conversión de la d 
tiíí (: esta permutación se observa oun en la misma len- 



40 

gua lalino. Asf. de (lacrima se hizo lacrima^ de dcrir^ 
gr. Í5tv, sfinscrito decar, lecir, de Oouttíá Uliurs. Del pro-^ 
pió modo en el idioma castdiaiio la latina cauda se ixtii- 
virÜóencolo,»í^í/íVví ñn niioIgii.ni/ífí/cmoiMiniPÍecina. So- 
bre estos cambios eufónicos \* . Bopp, Verffleich. Grnmm. 
I, 2íi, 2.' ed., y Diez, Granini. de» lang. Ronum., i, 218. 
Dado este cnnibio, líi radiail s«(/qiiedorfo convertida en 
su/, lü cunl, pi-eccciida de uiifl o prostética y adicionado 
con líiU-rminoción cír del infinitivo de los verbos de la 
primera conjugación, pesuUapfa Inisrormada en acular. 
AUAFINA cosí, y mnlL, adeflitn casi. Cierto gi^*iiero de guisa- 1 
do que usaban losjudinscn España. Academia. La formn 
adefina, la mAs moderna de las dos, se encuentra en la 
siguiente quintilla dol Cancionero General motejando 
de judio A Juan Pneta: 

Kl (ira que ps consagrada 

Y de piedra dura ;/ fino 

Do ciiosfra mono to<'<d('. 

En un pttnUjJ'ufi tnrntida 

Atai/or con adafina. 
Ln arcaica udeflmi se registra en el Arcipi-esle de Hila, 
CanUtrea^ copl. 755: 

Á Ifftmofi en sus nasas fMisan con dos sardinatt. 
En agenas póSffdfís demandan gollerías, 
Dt'.tpt'hnn t*l rnrnpro, piden las adukinas, 
iJMtait QUf non vombriun tosino sin fitdlinns. 
Kii Ih 1-ti.spiiosta (|uc Juan de Guzman dá á Juaii Alfonso 
di' Huerio (Cancionero de Saenn, p. 457), se lee: 
Señor, non nuin/ef/ci manjar d'ADKFVNA 
Kl qiinl f/osfnreiíett ron grand amnrgurrn^ 
Por ei qmd snbor acres gran pei-esa, 
J>v non repartir el dicfio de Dyna, 
Kíii(ihnont<>, en la Crónica de los Reyes Catúticos de 
Andrt^s Berualdez, se dice babtando de los judíos: Nunca 
perdieron en et comer bt cosí umbiv judaica de fíuit\jares 

g OLI.KTA Dü VUtUNA. 



íl 

Inserto fístos posoffos. porque en dios, y seiialadomente 
en el dül Curudulus Pnlacios, «<; liiillu Ui «IfRiiici^n dol vo- 
••oblo fideflnu, el c«oÍ no liene otro sipniflcüdu que oí 
t\\í pnchpro i\ olUt i\\w los liDl)reos noluciin al anochecer 
tiel viernes en un annfe,cnhri<*n(loladfiniscolUoy brasas 
poro comerla ol sábado, pruliibííndoles su ley on este dia 
li»dn suerte de trabajos. Llamósele adafma ó adefina, poi^ 
(|iie Ui tillo queda como sepuHoda en el anafe, y osl lo eii- 
Itíiitliú tUisiri ul derivar aquel vocablo del vei-bo ^ dáfa- 
na^ H(!¡ielire, Los judíos de la vecina costa alrirtmii, des- 
eiínditintes de los expulsatlus de l%spaña rt fines del sírIo 
XV por los Reyes Católicos, conservan eslns prActien;* de 
sus antepflsarlos, liando fi! prnpio nombre úe. adefina C 
tidtíflna & la olla ú puchero que preparan el viernes en 
sus casas en la furnia expresada en vez de llevarla ol hor- 
no. Lo |n-opio hacen huy los que proíicdenles de Marrue- 
cos t^R bailan establecidos en nuestro pal». &íta olla, sin 
otra excepi:iún que lu del jiimAn y tocino, se compone de 
los mismos manjares y condimentos que la nuestra. No 
ea, pues», como se v^;, niiiKúi) guisado ewpecinl de los Ju- 
dtos españole». Asi debi6 entenderlo Dozy a\ teiterpi-etar 
liis si<;u!eiites viírso.i que seliollan ó lo p. 445 del (iancio- 
nero de fiaena: 

Johan Garda, mi Amín\A 
Vos diré yo rnuc/io cedo. 

V.\i los cualeji Juan Alfonso de Baena declara li Junu 
Gnrcla, hohliind'i por metnlui'n, que vrt ó descubrirlo sin 
dílaci^m lo que encierra su oWixd adefina, tí&úfív.\\\ su peu- 
sflmienlo secreto y oculto, como están los manjares en 
aquello. 

Como Guadix se limita it decir que adcflna es comida 
dejtidfÉjs füic, ms. deUtBib. Colomb.) y Casiri que el 
vocablo castellano se deriva del verbo arrtbi^o ^ dó/ana, 
iicnllar, esconder, í^epuHar, enterrar, y como la etimolo- 
gía de ^ínrína va fuera de todo buen discurso, sin que por 
oti'fl parte Üozy haya suplido este vacio, creo necesario 



42 

exponer mi opinión sohrp elln. Indudablemente la d» 
cióti cspDfiola c» de origen arábigo y su rnf;^ no es otra 
que lo asignada por Casiri y aceptada por el ilustre oriuti- 
tatista holandas. En hebreo no hay ni siquiera rastro de 
SL'niejtíiile palabra. Lo cuestión cstd, pues, reducida & de- 
terminar la dicción arábiga de donde se Imya derivado 
inuiediataniente lacíiHtellana. Puei? bicii, cstti no us olru 
que el adjetivo sustantivado i^sáxJI ad-da/ina, la oculta^ 
cubierta^ quitada de Ui cinta. S' asi eomo se dice s-ojj \J^ 
mura dttfina, mujer Vfilnda (a rubiorta, debió decirse 
íLuáj ijXi cadra t/nñn/i ,otht oculta ó cuhiería, y por la clip- 
sis de «yjí cadra, ollíi, «ü-óa da/i/ia 6 defina, y con el art. 
tu-ájJI od-dañnn ó od-dflflna, la acuita i% cubierta. 
Adagara. Lo mismo que adarga. 

Tanta ADAGAfíA /oradar c pa^nar 
Tanta hrif/n/uUsa denmanchar. 

Poenuí del Cid, ed. Itiv., p. 10, col. L 

Adámala ant. cost., nda/ialn casi., cat. y mnll.,"c/<?rttó base' 
adefudcs pl. val., adhcala malí. En Aiidnlucfa se entiende 
poraüríhaia lo que el colono tieiifi qu'i dar en especie por 
obiigai'it'iii al dueño de la finca, aileniás de la retitn esti-^, 
pulada. La adcliala i\o es, pues, una donaeión grociosí 
que dependa de la voluntad del donante, es un apí^n- 
dicede le renta, exigible, como esta, por el propietario. 
Según resulta del libro de fíabiccs fMv. de la Bib, Ar^, 
de Granada) la adehala, limitada hoy & las fincas rústi-] 
ens, se exteiidla en e! sijíln XV :'i los inquilinatos. Unroa 
deriva la palabra adttkala de jij-.> dójaln, que vale sacar^ 
nlgimo cosa <> entrar, porque se sacii demüs y entro cbí 
lo que se compra, y est»? túrniino es usado en .'áfrica». Dé 
acuerdo Rngeliuann con Ucrea, y babiendo encontrado*" 
en Boctlmr lu palabra J^i*^. madjiil. que os do la mismc 
raiz (Udjaía) eu el sentido de pntolumcnlo, sospeelió que 
Im debido exi.slir un sustantivo ad-dí\/la con el mismo 
significado que el español adakala. lia c\Í.stído y exisi 



con erecto, encontráridosc en Kazimirski, en P. de Mca- 
!íi y <;ii el librode Habirm con In ucepción tle entrada^ 
palübrii que e» cl uso usual y corriente es sinónima de 
cmoiufiK'/ito y de renta. Es más, para mí la dicción iU¿-jJ' 
ttd-dojlff no es otra cosa quo el nombre de tmidad de 
J.jO-1 (iri-dá/ly reníp. rermue en Kazimirski. 

«Kslnelimologíndc KiiRcIuionníque so hallii lambi6ii 
en Marina), dice Dozy, aunque verdadera en el fondo, no 
eü de todo punto exactn, porque el acento de la voz espa- 
ñola (ndahúla) (liimuestra que la palabra árabe debe ser 
fld-rfíí/Ví/a (fJLi-jJl)^ Cierto, añade, que en Freylag no se 
halla esta forma, pero se encuentra dos vuces en Maccari, 
fliinquc en sentido distinto que la española ftdahnla.it 

La aciipciiin en (¡ur- el historiador africano usa en los 
dos pasajes citados pnr Ilozy la palabra ad-dojákx es la 
de entrodn. Hablando en fl primero de ellos (Analectas, 
I, 3721 (ie los trfíCf mil y In tilos mnncebos slavos que lia- 
bía en Medina Azzahra, díce:'-i*^^>i>^^,<-*^^ly sÜj-^ 

}i>j ^ 13 ^j^\j jJaJl ^lyil «Yta entrada diaria para eiios 
de carne, nin roníor (oda ¡tiieríe de wes ¡/pescador, mon^ 
tabii áíjeceniilarreidea.vKn el segundo'I, ."ÍW-l), ocupa ndo- 
sede AlniQDzor ben Abl Aaier, cita á uncronista español en 
clciialselee: J-*J'i-a.^^JJIJ^j^' 12 ^^ V''^^^ '^•'o'^J 
^Us^eu'lj -^újIj "que tenía una adahuUt 6 aUtrida diaria de 
doce mil .in-elíles de cflrne, además de lo caza, la volale- 
rfa y el pescado.» Bien se compi'ende que en uno y otro 
pasa fie la voz nd-tlajáUi debo n-putarse como sinónima de 
ingreso para el (xinsumo, pero no es menos cierto que su 
Terdadera significación es la de entrada, idéntica d la de 
nd~rhyl<it la ciuil, según hemos vistfi, como nombre de 
unidad de ad-daji^ debió tenor en el habla popular y co- 
mún de los moros andaluces la acepción de rentUj del 
propio modo que la forma ad-daj&la de Almacari, de don- 
de indudablemeii le 8C derivó lo palabra española o.dahala 
6 «J<?/i«/«, sin otra alteración que la ordinaria de repre- 
sentar el 7/1 fuerte arábigo por nuestra A aspirada. 



ADALxcasl.. rtí/fl/á hnsr... í/«/M cftsl.. cflt., fínll. y porl. Ca- 
nal (l« [nnrloni qm; llt'vn íi los? imbornales el ofuui qiiti sa- 
can las bombas, (^nnnl ele tablas colocadas en la proa para 
que Ins aguas puercas <'nrran y un la cnpiicipn. (lastro. 
Diez luvael mu! «uuerdo de derivar esta voz do la aiábiga 
rfrttó/tf, rf«c/«« 0(0?; pero I£ngcImonn le hizo ver que e 
infinilivu ílcl verbo llalla no sigtiiflra conducto de agua, 
sino In arción de señakir el camino. Míis fn su punto hii- 
hicrn calado el Ilustre Itíxici^tgrofo nliíniíui Iniyendo adata 
de ^\ at'tait, que en acepción de oqufeductns st$ halla en 
K. Mnrlin. 6d(' JUu'l "rfvMÍ, que con In do ñpa, canaUs 
truc on su Glosario líaphelengio, ü serle dado probar qun 
el ^:a /a del primer vocablo podía convertirse ni pnsar ni 
castellano en d, 6 que In signlñcación del secundo era 
nsnaJ y i^orrientc en los autores rtrabes. Pero como ni el 
w- cu principio (j medio de dicción SI? Irasforiiia en d, ni 
los diccionarios clásicos dan ó Jb dnt el sentido (|ue le 
atribuye Hnphelengin, ea menester huscnr en otra parte 
el urigen de las voces españolos. En mi sentir, nuestra 
adata 6 daUíf asi como las Truneesas dalle, dalot, la an- 
glo-sejona dael, la alemana thoA, las inglesas dalle, dale 
y las de la baja latinidad rim/ííf. daitus, daluit, procodon 
de la nnligiiii leulrtnicti ó gótica dtt¿, vocablo qn^, a<Iemás 
de callis, signiflca/oK.?o. Dalle vel dale, léese en Ducange 
(Glos. in V. Daijlii), sumitur j>rn /ossa in tjaam ediicuntur 
sorden. Téngase en cuenta que en loa dialectos del Norte 
de la Francia, como ohsena Scheller (Dict. d'Etym. 
frasiQ,). la voz dalle es sinúnima de rtlfxtñtti. de la cual se 
deriva dalot, lo canal que da salida á las aguas de los bu- 
ques. En cuanto al ^ /«// de R. Martin y al Jb dai de Ra- 
phelengio hay que consldenirlos como neologismos en el 
Idioma órabe de la misma procedencia. 

Adalid casi., «daííV casi, y val., adalü val., cat. y mal!., 
adcUtcHi.y malí., adail port. o¿' por esta los llaman 
ADALroEs, que. quier tanto de^ir, como gntadores; qui? ellos 
deuen auer en s£ todas estas cosas sobredichus para bien 



45 
xftbergaiar las huentcf ú las canalgadas en tiempo de 
guerra.» Ley ¡, TU. X.Xlí,Part. 2.' 

Campana, taracUta, tilcahuetn, ninfiorra 
Jáquima, adalid nin guia nin andorra. 
Nunca le digas trotera, aunque por ti corra. 
Creo, qno si alo goardares, que la cifja te acorra. 
Arcipreste de Hila, Cantarp.<i, copl. '.«M). 

La Academia limiLfi la significación di» adalid al caudi- 
llo fi cabo de Kcnte de gnerrn, grado superior en lii rnili- 
ci», cnmo se declara en líis Leyes de Parlidn, ni de los 
Alniocadcnes y Almogáhares (V. etican Ürliz do Zút'iiga, 
Knrihn df Scoilta). 

H« creído necesario citar al Arcipreato do Hito en de- 
nioíítrnción de que Uil nombre se aplicaba A lodo el que 
Kcrvfa de guia (^ guiador, perteneciera rt no ti la niiliria, 
que es lo que denota el vocablo Jr^jJJl «d-daiH en P. de 
Alcalá, además do calador, corredor y prínci[>c de cosa- 
rios, dirigcns en R. Martín, itineri» ductor en el Arzobis- 
po Ti. Rodrigo (Ih' rfhu.< /lísp., lib. III, cap. 24). Kn este 
sentido se hulla también usado por nuestros clásicos. En 
Cervantes se lee (Rinconete y Cortadillo): «Avisóles su 
adalid de los puestos donde hablan de acudir.» 

La forma ní/a/(7, exacllsimn transcripción déla arábi- 
ga, se encuentra en el Repartimiento deSecilta. hecho píir 
D. Alfonso X, y en el siguiente pnsnge del privilegio dado 
por este monarca ala misma ciudad {V . Meaiorial hin- 
t-órico, vol. 1, 15): «...asy como los amojonaron e las delcr- 
oiinaron por mío mandado el Obispo D. Remondo do Sego- 
via d Gonzalo Garcia de Torqiiemaria, é Ruy Lope/, de 
Meiidoiía, i^ Pedro filasen el Adalit, 6 Fcrrond Ser\i<.'ial.n 
Aunque ta voz portuguesa adail tiene la misma significa- 
ción que adalid, como Santa Rosa la hace una con la pa- 
labra zaga, que en nuestro romance castellano tiene una 
acepción de toílo punto diversa, debo dar explicación de 
eaUi sinonimio. Escribe el lexicógrafo portugut^s in v. 
adail: «Este ofleio es tan antiguo como el Reino, mas con 



40 

otro nombre: Ilrimaron Zafjft n! que después Adait, 
el Fuero <ie Tlioinar dr llí!2, su dici-i De preda de Fn&stjj^ 
danon dftis, nisi ad Xat/am duas parffls, ot tohi» rpmél^ 
nudiít diifp. y en su vcpsii'jn al Iiribla vuljíardel sírIo XIII, 
se lee: «E dernubo, t*defn{yidn non deden nenáo ao Adty'l 
á dtias pitrlen, é á eos fíqni'm us dua$ ptirtcs.m J'uos bien, 
la voz arcaica portuguesa xiga^ susliliiida f-n la traduc- 
ción por ftdftit, no es olni i'osh «irio la arábiga \*^ ii^i'j't, 
ductor en R. Mortln, cuyo j: Irnnscriloporln - v el c po 
la </, pmdujo siga ó siign, iiicdionle fl cambio del W 
por la «. SobiMi estos cambios eufónicos viíosc la Inlr 
dilución de ("!sta obi-o. 

La etimologln de la voz ^rfrt/íV/ se enoiien traen (liiadix 
(Dic. nvs. delaBibl. Coiomb.), Cañes y Marino. 
AnAMA. Sustento, ('t>niida, pedazo ilc pñn, lo qm; se necesP 
ta para, vivir. 

Ta estabas cúytadn poblfi sin buena fama. 
Onde hobicaes cobro, non teniu» ahawa, 
Ayudóle con algo, fui ora.nd tiempo tu ftmu^ 
Coivipjasnir agora, fjim pierda la. mi nlinn. 

Arcipi-este do lütn, Coniftre»^ copl. i3^. 

Este vocablo viene do s.**!).! at^fnetma, rumidn, sustento)' 
noiirriture p.w MnrecI, sustituido el /« enfiiticn de la dic- 
ción arábiga por la rfdc adnnut, 6 de ^ajJI (id-dnám, apo- 
yo, sosl¿n en Ka/.imirski, si se prefiere dar esta úllima 
interpretación «I vocablo ^Ií/owííí del Arcipreste. 

No se me alcanza por quí* han omitido Kngolniann, 
zy y Alix esta palabra en sus (jlnsarios, ni me sntisfa 
la acepción de arbitriOy remedio que le dan Sánchez 
Janer. 
Adán, hombre, de ci« adam, kontofrubercn Gesenio). Como 
nombre propio del primor hombpn viene dn DTttn Ifftdtim. 
Adamus. V. Fednrico Leopoldo, Lpt. ffnbr. ct Chntd. 

Seda este nombre por metáfora ol muy desamparado 
y pobre ó al que anda medio desnudo. 

En los bctñoa de Maruanarot los Adanes y las Ecos de 



ití C6ríe,/rt!gndos más de la arena que UmpiOB de agua, 
etc. \'elf/, Ui; tiuL-vara, Dwblo Cojut'h, ap. Castro, Dic. 
AüAiiAGA. Lu mismu t\tíc adarba. 

nEt nu (rúen nr/iiatit/ru /ii'n{/i(/}<i Htntm aüaHagas de 
cuerpo, fit íaé mifi íinnas -ion a^ugwjn» que laman, espa- 
díti non que (teren, úi por que se tienen tan Ugcrnmento 
pueden andar mucho.» D. Juan Manuel, El Libro de tos 
Ca&tigo^, cap. LXX.V. 

.DAKAJA, íjií/yV"- ^^"^'*^^ l"*^ ^'^ <^'' '^ ^*^^ dentellones que 
se dejan de propósito cii las paredes si levantarlas, con 
objeto Ul' (!iilu/ar lu hecho con lo que resla por hacer ó 
con lu piirud que »i' pienso (irigir. liuse tutitbién tiste nom- 
bre á los dientes alUMiialivantcntc scilienlcs y entronlcs 
que rr>rrnun ct üd'>i-no principal de los racimos (Racimo 
es lo piñu ú adorno en fonna de cono invertido que pende 
de Ui clave de algunos techos góticos ó armarliims de 
madera). Lafiientc Alcántara, de quien es esto última de- 
íiniciúii de In prdahra adtinijti, tomado, al decir do Düzy, 
diíl Brece Compóudi" de ín cjirpintería de lo blanco de 
Diego Lope/ de Arenas, iio debió circunscribir fi to clove 
<1« los techos yólicos un adorno que se encuetilrn en las 
«usuinbladiir(tsinndi:JQrcs. Procede la voz Afim-¿(/V( de la 
«rábigíi s^jJ^'l ad-d<iracha ó ad-dttra/'a (representado el 

• por la y, cuyo sonido era en lo antiguo el mismo), grada 
,^>rti fuhir, escalón do ciicutera en P. df; Atcatii» ¡/r^dna en 

K. .Mnrtín. La eliniülogla es de Alix, aunque lu trac Mu- 
lleren su trabajo Sobre lan fialabrus arábigas incorpora- 
</íw*í ta U'nyua cspañoUi, \'. aiUunfjsbcrichte df^r Kottigl. 
^Mtft'r. AJeadrniit' dúr Wivitenscbojteti , SfsitSn dú 3de Ño:- 
^iembre de 18(11. p. 41 . 
K:>AlUMK stil. Lo mismo que adarme. 

Húcaunr nlquitt*, rain', tfuf tienen fu^pn/o agudo en fa tll- 
^imn, lí en iti vnivpeniUtinio aquwU}»: líriüde, xéiiobe, adú- 

• ■flme, tilo. Xebrija, Grr/rtííífirfl Careliana, ciloda por In 
-^cadtíNiio. 

t»AiiBA casi, y molí. Mina de oro. Uudin» Tesoro. Yo creo 



que esta voz viene de ,,jj»ÁJ1 ads-dsáhab, oro, mediante la 
sustitución de una r eufónica por la h y lo elipsis de ^^j*. 
maádan, mina (nuestro aUnaden), que, á ser Adarba de 
origen flróhigo, ha debido precederla. 
Adauhe. Lo mismo que mí/ireú. 
Adaiua (unt. de Aragón). Lo mismo que adarga. 

De meas autam firmas, qtd ud carones ft covatlrros 
pertinent,^l(tts deargtt/do,eí/rffi(i8,t't bruñios, H íjoa- 
uts, fít ADARCAS, H ffelmos dimitió <id Stmctium, ñliwn 
nieam,eic. Test, de D. Ramiro de Aranón. Yfipe», Coran. 
do la Ord. do S. Benito. 
Adaiaca casi., iioll., cal. y malí., adnryuefi hnsc., adarffuetí, 
pl., val., darya. cat. y port. Escudo de cuero que usaban 
los árabes españoles. 

liien rompían ias adargas 

Cun üis/^joti del a^aro, 

Don GíU'pi Peres de Bargiff¡ 

Non/ue mejor r.iuudhvo. 
f Poema de A l/ortiio om:etto, capí. 17&5). 
Esta voz puede derivarse, según Giiadix, Marina y En- 
gelmann, de sjjAjI ad-dáraca, que en signiflcjición de es- 
eado traen K, Marllii y V. de Alcalá, ó de wyw!| ad~dáraJra 
que el docto mongo jerónimu trascribe daruqua en co- 
rrespondiíncin de adürtxyadanU*, y darqua (u^J) por As- 
radn a.>;s(. Yo me inclino á csla i'dtima forma, como mus 
ajustoda íi li» diceiún española, pues precedida del nrtlcu- 
lü y suavizado el J en j resulta nuestra adarga. 

l-ji K. Martin se hollu yi¿^ Utrga en el mismn sentido^ 
puro enliiHidn qtn; usta palabra es simple trascripción de 
la española y provenzal Utrje, fr. targe, que se registra 
ya en la baja latinidad (V. Ducange in v. targa), la cual 
viene, d mi jKirecer, de la latina tergum, el escudo de cue- 
ro, con proferencía ¡i la anligcua nlcmano sarga, de donde 
lu trae (jrimín (Dput^che Gnwvnaiifi, III, t-lT)), euya opi- 
nión adopto \ytc£(Ef.gm. Wi'jrtrrbuih drr roinnn. Spru^ 
cheit) y siguen Dunkin, Sobeler yBrachet. Estos escudo,» 



49 

ufMidos por los cspnñoles (Abbad., II, 201( fueron adop- 
tados pur los árabes. 
Sobrp Iti imporloción en Orifíiile de esta suei-te de es- 
cudos por I'is cruzados. V. Dozy, íiupUmwjilo in \. -j^Üj. 
AoAROAMA aiil. Harin» de flor sacada del ncomite y puii he- 
r^hotioiicsUi harina. 

Eti el primor sentido S(! hidln nn Aviñoii, Medie. Siwi- 
tiansj, cap. IM, que cita In Acad., « Yloman a'/uel arvmiteé 
umdento muy bit-n ffestoi^n Hamndo adAr^ama.» Kn el se- 
gundo lo tr/ie Súnchez d^ Oropean, TraUí/lo (í^l ffífii ffp 
ohnn, donde se lee: aHtuf(u¡m (en SeviHiij níro ¡ni$i qw 
por rcf/nio .•w /tace, aunqup no para vpnder, quf ilamfin de 
ADAncAUA: el nombre casi hallo en A corroes qttf tlfimo un 
género de pan darmado.» • 

Uno y otro Hi.vpr.ii'in tiene In adárgama en lflsOrdei)Oii- 
zas de Sevilla, TiL dp to fariña del adárgama y almod/>n, 
fol. 7* V. ttCualquior ¡Mtntutera qup ten.(tipre pan de fariña 
HCtn por nlmodon. ó nlmodon por adárgama qne por 
tnprimrra re; qu^ peche dose m/irauffdis nt Almtitacen^ 
y por Ut Mfffnfída pvynle y cuatro mfíroufídiüy y por In (cr- 
-«/•rt rz-j '/u^pifrd^i rlpfin. yiwapnra lOA Hobrfdirhos, y 
tjHu tu ¡xmynn fin la picitífi,'* 

Ln voz ndnrfifima ea metrtlesis de la perso-oi-flbigíi 
mÍ-.jC1 ff//ífrmrtA,/f/rina en R. Mar'lfn, linrinn. trigo con- 
dinl en P. f\c Alcflló. Mrtntiíi y AÜx diiii por rlimolofriii el 
nombre colectivo y EngRlmann el de unidad sjUjjül vd- 
dtírMoka, f\w(i se encuentra en Knzimirski y hVi-ylng con 
Ifl ftijQ'Tjifleficif'pn úepnnii^ p mniilm¡ini; pnratua. 
ADAitviK cast. y fiorl., ad/irnwa Unsc, ndArní, adwám vnl., 
d*í j.*p3ül nd-diiimn. <juadix y IJrreo. Mnrina da ln inÍKín» 
áUmologiu, derlvíindo Id voz urrtbiga do la persiana ^^jül 
adi-iiát'am, nonten ponilerin dwiUccim iy^ljS caratiorum, 
«ih consicli-mr que el vornblo dirhem iio esrnís que una 
nlt/»rnci''tn del griítpo «x/¡j.y„ como lo lineen notar Kosal y 
Engplmonn. latín drachma, con la doble sígniflcación de 

7 



50 

joe-so y de moneda que tleíTe'TR^^^SÍ'^'Se'^^ÍSIe. T, 
Frcytftg, Lea-, in V. jrf^^. ' "- ' 

Adakvk cust. y port., adartfNt bnso.. «rfrtrp molí., ftiííníc 
port. Co\8rnibias define esto voz: «el ííspácio qiie liHy en 
lo nllo del muro (Jo los fortalezas sobre que ¿e IftVfmtan 
las alnienws, y cuanto más anchi» es el m tiro, tanto f:s él 
mAs espacioso.» En este sontitlo é(? finruentraiiíadá la 
voz nddfTfí pii la coplji 204 do Kt í.ibrn Ha Aiejundro: - 
Quctjn querían tos dcjltcni ai adakve entrar 
Mas bien gelo sabían los de dentro aeddr, 
y en estos versos del Romance dejo: 
A tal onda D. Onnña 
Por un ADARVE adeinnte. 
El refrán mAbájanse tos adarves y átsnnse tosmuladú' 
res», <)iit; cita Güvnrru'bias en .su ¡irlforíío adarce, abona, 
con aquellas autoridades, sil definición. l*pra es el caso 
que, demás de eslUj la palabra adarr/> tonlñ dR antiguo 
entre nosotros la acepción de níHro, como lo declara el 
siguiente posag:e de lu Vícfa tle S. Mt'llan dé Gonzalo de 
BeVcco (copl. 2íM)): ' ■ ' ^ -■ ->.'\ ' 

Empególa á lidiar muy défiodadantPhi , 
Qufíbr/intar los AnxnxÉspor fler/ar á la i/eni, 
Dartis mülfí pitanza, non sabroso prescní, 
Quatmcrecia talpuúblo tan desobedieni. 
'- Muro y adarce, d\c& 6 eslc propósito Juan de Valdiís 
(¡)Íálógode ktleríg., áp. Maifán^ y Sisear, Oritf.- de Ut 
leng. Española, t, p. 137), son una misma coso; y ssf, an- 
le.s diré muro que adarce. 

Ksta última significacióit, ndcniás de los ln;íüres cita- 
dos por Dozy en su art. Adarce, se enciionlra en las O/-- 
dcnansas de Granado, fol. 123 v., tit. 53, Úrd. de ¡os Ta- 
berneras, donde se leo: Que no se venda eino fuera dif tos 
ADARVES, y en el Libro de las costumbres, que va íl segui- 
da de líi Heal Prointiión sobre agims de! Rey D. Felipe 11 
al Ldo. Loaysa, se dáu porllnderos al Cirmende los Ghi- 
layrijies, situado en el pago del Mafrox, el adeiftíé'-é^ la 



-/Ciudad y el camino que baja de la puerta de Ksjalauza al 

Hospital Real. ' ' '"' 

En Hmbas ucepL-ioiies, pues, sft usó por los árabes esjprti- 
ir.ñoles el vucülilo <i<JnrDe, á saber: en lu <Ic camino de rOii- 
I!, dft situado sobre e| macizo de la parte superior del muro, 
[l , y ei) la de muro ú inurallu. En el primor sGiitidó, dice 
I Aíjul Wjalid, citado porDpzy/Sí^/. ia v. yy)- iaiU- JuL*a4JI 

V-) *-* ^yLVu ,_^'l jyLx*; Juky l^'-»*.1 jJ«U^j*Jt ^^jf3' ^^ j-*a3 
KÍ niuio i)il«ni?r es un pcipiefiu miiro tjue usld sobrn la 
miirnllfl oprima de lo (»>rUiia ó lienzo de la mismn, y al cs- 
piicio ó Iti^ar que comprende. se llama entre hosotms 
adarbe. 

Doz>' que, siguiendo á Mñiter, había dado en su Olosa- 
río por ctiinolüfiia de Acl'tri^t^ la arí^bíga ijyjjl ad¿-<tdsir- 
tr.fi ú aíüoncí» (almena), desoii tendiéndose del Vj-> ^c Ma- 
rino, s(! rectifica üu su Supienwnlo, di»!Íi'índotios, á contí- 
pijaciói», del pesage Iruiiscrlto, quo V;v> es el origen de 
nuestro vocablo ufínroi; y, como el iirábigo no tiene otro 

.,l,volor ei» I'>eyta(í, Kíizimirskíy Lañe que el de camino, 
rufa, ralle, puerta y desfiladero (cta angusf/t per montes), 
añade que aquel término se d¡6 jpor 'extensión á 1n mura- 
lla. No lo dieron ciertamente los espitñolps, sirio los óra- 
be,s n^<l«ll.^cc^'^ de quienes íiqucltos lu louiínvjii, como lo 
ilcinueslr» el siguiente pasage de una cscrílurn de com- 

; ,/piA'Venta otorgada en Granada rt flnes del siglo XV: r-.-v 

^jij,'l 'i*^ jfl> sfic %^\ ^^I ii*5j^gj^que. Micer Ariibro- 

aío X.anin romancea: Toda la h{tsa que está cerca del 

Adahve Ayatril (Maso Ax-^vari¡)j que alinda por Inparie 

fioiann con la Acequia, é por la parte del Zierjo con la 

fia dfíl Dffadedor(áe ambos) Omaf/ota, épor la parte de 

.■.LerniUi^ cait.el{h\\f*úe\)tÍo de dicho cendedor Tahyr é 

i,. por taparte, de Poniente con elcamifío. 

I ;Enlre los moros granudínos era frecuenle el empleo de 

.i adarce por muraila. En un libro de escrituras del año de 

■*.i Wyo, que se conserva en el Archixo municipal, se baila la 



palabra Dtirbniínwo. como dODominacíún del muro que 
liítliíu pur «(iiiél tiempo sobre el ri« Duitu ú espjildos del 
Caraguifí í\ii ZüpaÍAriü)fy cfí e\ Libra de Habiatts .varios 
lienzos del umi'o (le la ci"do<i mvrism llcvtuí itiSptifAiya- 
nienlG los nombres de ¿J<rr¿«/¿caí</ (el adarve, del CQrte), 
Dfwbalyfu^R (d adarve del nogHl), Darbalhantv (til adar- 
ve rojo ó fie la AIhon)l)rí)), Ikuho. allHUjutsin (el adnrvc de' 
AIImjícÍii ó do los ulwitcn):?), ele. 

[ji .p)dul}j'a .-'U/ru'JTü tiene tjiiribiéji )« .sigiridoci^ii, .de 
Ahree, cpnio «e lc« en la copla CLXXXUl de Ei iti/nrin- 
lo ó tan tn'sriflntttíi de. Juhh de M«fi»; 
O btj/iterertiOií ú ser sornetidriti 
A <iqitello8 ADARUE!} mttfftíer no <íc'Ho/wof, 
PiM't/ae los tuyos murífueUt podainu-^ 
íttí/' (iidioit muertOH, mas nunca fíimcifOt^. 
Ada<>ma, ndtívenm p<irl. V. t/jofiwiu. 
At)A7.Kt^Hl.t adaasa cal. y inaU.yíulau a. cat., dotua vul. é 
ibi«;erisí'. Esta voz lictuí dift-rontes acepciones. R, Martín 
la Ira*" como ?inónii)io do m^'-Uva-, pícíu, dándole por co- 
rrespondonria arábiga í^jí^ ratntya, bajo cuyo nombre 
ponírico síí coniprondcn todas las fnrinaf-í-'as, como íiln- 
biiis, chft^huros, arvejas, gnrbritizos, liabas y lentejaB. En 
i-ant. rt<h-:ft <tórrDÍiio pr. de Aregún) es, sefíi'n) la Acade- 
mia, una planta semejanto al maíz en el tallo y, en lalioja 
y inazoron. Su fírjnio es como el mijo, y sí» emplea para 
pasto de las rjdjnllerios en Aríigún'y Valencia. Kn cal. y 
malí. In adacyStms una planta qne .<<e parece el trlfio -mo- 
runo y su simiente á la del mijo. Lji i;timologia <]ue co- 
rnisponde ó. las formas cat.. malí, y val. es íuajJl itd-<iac~ 
jiQy gnma par^a, mUio «imilw en Freytag, y il la tast. 
v>«jic. adimi (Alix), arneja en V. de Alcalá, lens en R. Map- 
Uii, rreytftgy Ka?,iniirsk¡. 
Ada/,.\[.. iJiíseribiciido la pes(;a del alíin, dioe Gaspar de Es- 
colnno (Hist. de Valencia, lib. IV, p. 730): De estas redesr» 
la una es de esparto y llómanla tido-pal, la otra de cáaamo 
y llámaola cinta gorda. u 



Trtry flprivfl estn \07. valencinna, que no se enciuíntra 
ciiEscngíDío. val.-cosl.,2.''»'(1.), (1«^L«>J1 tid-dísúr nuc c.ix 
(?I rti'.ibo ''líiíiico significa una cuprdft Iiffchrt de Hbras de 

' pnlmera, nombre, añade, tjiie puede aplicariíe muy bien 
rt nnn i'ci] hecha dfi esparto. Nu eíicuentroeri los diccin- 
narios lo acepción de cuorda que da Dozy & la voz ^Uo, 

' ^'|)ues el /ttat^eum quid o.t flbrit tranciptílmft, qttú céu stu- 
pfi ittipfUitnr miri.'i rnmv no es, para mi, más que la liila- 
'kh (Ig las Hhi-as diíl M-oneo de la palmero, can la (nial, cf>- 
irioron la esiopa^secalertilean las hendldtimsdela nave. 
Ks, pues, el fifuct'um una suerte de estopo y no una cuer- 
da, y asi lo entendió Kftzlmirskí, que solo do la última 
signiflc^eión y la de cfaco íi la voz ,L-j, 

Acaso el adfual de Escolnno venga del árabe Jl^yl nÍH«^ 
sát, esparta Gt\ Bocthor, y permutado el Inm del arl. por 
la d {ci. adftruc por alarbe en Jium di- Mena), f/eíi/a^sal, y 

' con In sfneopa del ^/WJfaja/. 

AttKFtií*. Segi^n fll I*, fttisdlx (Dtc.m». de la Bibl. Coiomb.j 
es uno sufirte y pieso de aculrjnn y bis cintilUis es todo una 
•piesa. Esta voz, (¡uo no so encuentra en el Dic. de la Aca- 
"itemlo, so deriva do 'fi^ nd-ficñra, trenza, trenza do ca- 
li*'II(j. banda en Kiizinureki, rrmts en R. Mnrtfn. rrines 
/itr.ri en Freytag, frnnrndo fpnr tronza) de mujer en P. de 
Atcald, por el entrelazado fpie, íi mo<Ío de trenza, forman 
Idíi irlntas de los azulejos en los zócalos de las tarbeas 6 
opoiíf'nlos moriscos, y acaso tambitVn por la hnnda de pi- 
fiüsi (i al[neníl!iisquolns corona. Ahen-Batnla/'V«yí'ít, III, 

'•380 y íWtí) trac el pl. de ade/ira en el sentido de red y de 

-trenza, y i-n (os I,rbro.<¡ dtH Sobar rfc Astntnorn/ff del Rey 

i>Sábio (1, líb. II, p. 70) la palabra arábiga as siinóiiinia de 

/ojo? «Kta estns tres, que son la sessene. et la setena, et 

la nclieno. et son fuera de la forma, dizen a?apeha.. que 

quicrdeitr toío.M 

AoenNA. l#o mismo tme^ adajína. 

Aottfup., ttd(/tjá. Nombre que dan los Árabes 6 la constela- 
ción del Cisne. Alíx deriva esta voz del colectivo J^s^jJ! 



u 

[liiñoln i'l iiouibrt' (le (initin'i vaJ-i^j!.'' "í/-f/(Wi«rAe, ypor In 
im^lfi ndéf^hivhe 6 ntifj't'/fi, iJntul. i rt \n /', como In tenta «n 
(o niitiffiío, lo proniitn-iucitSrifJr lo r/i. . . , i . , 

Aniíi,, fir/fhj ndrUu p«rt. Ropíiveji^ro que Vrtntle' Mo nos 
foiras e pí'Ios nías, do J*bJr atí^ofiái, cftíredor de m&i*- 
r/iíIiiríHs f'n P. rio Alpftlfi. premlero, bnhoin»ro, nhalAn. r>I 
honibir qae pnbtioo en nUn voz Ins cosíis qnn -íp venricn 
y el pn^cio (|titi lian [>i>r tílliis, ngpiiltí ir»fi<liarit^r'i ettlrí! hI 
comprador y él vendedor en eí Pi Lerchitndi /DirciofíWif» 
ms. d/-! düthctó aráiiifffy-rnart'oqrtí). La etimología líS de 
Sonsa. 

Adelfa cnst. y port., nietAtf-sis de UijH nrM^Jla, hérbn tjncp 
dirititr bíitrtftri- en R. Murtfi», Es el Nfirt'o de Diosc6ridPS, 
llnnintlodf los tinos fAv,t-i-n^, /■Ofif}ffitfihn^, y aftS^Srvíiw, 
rof/oí/f«''/í'/> Htí oíros, (i\ nrHuní ohan'iff de Al>^n Alhífi- 
llinrí^Trm/. (/(»« «m/)., trad. Leclort!, II. ;i. ^8). Kosül )»<»fia- 
Irt p1 origen gringo de psUi voeahlo que, ron efecto, no es 
má? que una nlleraciiiii d« oíy/r,, cuya n se cfiuvirlré eñ / 
ni pnsnri^ lo lenjíiifl nrrtblfíii. Eriire li»s mii!*ir)ri)Hiif>s es- 
poñolcs se usA de nnllpiio lo forma Jli)«JI ad-d^{f, eomn-sft 
Ifjp i-n Abei(-Aletiaz7(lphnjo *..f^ et jft7.m(n silvestre, ■se- 
gún observación del l)r. Si moiiet. De esUi forma viiliiar 

" aéxivtí Caslrl nucíitrfi Adéf/h, fundándose en que* jójJ. dé 
donde lo trno Etifíelninnn, ¡ferlfTiece A In l»'iipim fiilla. No 
esloy yo Iejn*í d"' esle parecer; pero en todo i'ftso dnrín 
por origen del vocnblo oítpañol el nombre di» unidnd ijiijjt 
ftd-dflfa, enyn formn se encuentra en el p. Lerchiiudi 
( Oic. tus. dof dudffto '•rdhiqo-mfirrofftft }. 

AbKMA, ndfmo. El m.-í'l''ri-> qii.- sirv.* pma apimtolar las mi- 
nes, la oiibierlii 6 Dírníde mndern ron qnc seAstetniran y 
p-isnarilnti V-< tifos, |MlítrM.« y laboivs di; Ins minos. Aca- 
líeinin. All\ y MíiDrr ijiTlviin estas v»je»>s ile In nrrthtga 
t,T vi fid-dt/nn, pilar, viga, coliiitifia; pero fi inf nt'» parí^u^ 
liroferible la formn u-ejkjT 'M/vZ/iímn, y por rodneciiin del 
'diptongo 01 en 9^ n/f-d^mu ó miemn [|iie trae R. Manlñ 



Sft 

^'■'■•'TwnUim, apoyo, eostfin, todo Jo que, sicve de apo- 

■ ■-¡'•«- '■..-_..■ - , ,.. ..■■i 

. Un AroKóii es la tnaroiiiilla úu esparlo con que se 

ífto i'I uruju. Cíisiri, Nturirm, Aüx. y J!ñll»'r derivan fs- 

í<«í. il«, tf>J mi-ilimx, strtí/jftia/H v.7- /une aliaetí re co/i- 

uAi nn LioUo, npirtndor, fojii i'i ceñidor hecho de cucr<)n 

ie ntm cosa. Etocluizú Dozy <^Ui elítinjln^ta ftiiulátiOüse 

qitt] 1(1 vuz tirábiK^ sulr> denotaba el vcrgnjo úñ\ t<jro 6 

suerte de íizolc hev^lio dü ouvntQá r<-tuiTÍdji»i ¡taro ünr 

Cjerlo quo en Kreytflg sv halla e^ta sigtiíñcftción 

Liuncnte ciui la üeGoliu. y ([iie Kd/ii]iirbki interpreta el 

ublü por ciu'i-dji y puiuwUt i-elürciüo piiru pegar; peni 

ieijdü (IU0 no deb^, conriuidir»e la una cuq la otra 

pi-'iúii. íUtoiiíi mi pnrecer el fiíicoiilrarae 011 Alonlrt In 

ndrnvíon i'J siíiitido de entera tielf^wi" dfí pared, y 

que los nioüüi>i ó esteríllüs de esparto f:n que se pono 

Tuio snn de suyo grujesos y toscosi cop)« es, ^a pleitn 

,que se hacen y Jos tomizas con <)uc se alan antes de 

ierliis eji la viga do la alinazera, cUiecho c-s que la uio- 

iacií la miuma. Por nii parle, prefiero esta etimología 

I de fyixl ad-deiro. de [>ozy, que vale una cosa que ro- 

i OD Frcylog y cincha en AbciíTÜM'*** T *^'*!<^», i^'^ P*" 

i»323í. ,, ,. ,¡ ■,;'", '.;■,' 

;a^ Describiendo J uan Lureiuo de Segura á la reino Ca- 
Irlx, dice: 
/./* Oe¿d<U de ios oios erajlera iiubtesn 
JiiOS peeÍQfutas mmfurada» de cfíntinual áüexa 
Qwndo, bien lo» abria erfijtera Jadcja ^ 

Cri.^f.inno por /echo tolrrio. trnUipere^ü. 
(El Lib. di! AU'^-widre, copl. 1714). 
.el C^/asfir^o de Síinchcz se explictt a(¿eja por pintu- 
Cí/Ioridu y, con «ícelo, tiiiuellu vo/. no es, en mi soiitlr, 
que la: arúltipu \m^\ ud^dobsa y, ^iucopuda Ih b y niu- 
9 la í)i en *, rtrfA'Mi queli. Martín trae en stgnificnei6n 
'¡ifjredo, negrura, colur negro. 
A cBsi., dttyu porl. He.rresc^ que solía darseíJ^lpi^níia- 



S6 

pineros al Hogar al puerto despince de un vinje. En portu- 
guf^s, In que se da á los obr<?ri>s, ¡t más de su salario, 
después de reniatodo el trabajo. Es la voz nrííliigii kíUajI 
a(i~dty('/a, convirium, fiospiínri, (kospitatitastcn R. Mar- 
tín, conbite, presente que se da al huésped en P. de Alcoló. 
Á las citas de aulores órabr-s quo trac Dozy, en que se 
registra el venablo, piipde añndirse Aben Batuta (Viajes, 
IV, p. 138). La etimología es de Alix y Mflllcr. 
Adibal gall., adicnl port. Soga gruesa y larga para otar las 
cargas do los carros y otros usos. Medida agraria liocha 
con cuerdas. En el siglo Xlll compró fl Monaslorio de 
San Juan dcTarouca uno heredad que tenia XI adiva- 
LKS ifi ampio et iii tongo. Santa Rosa, ElucidnriOj p. i^. 
En el mismo autor se halla el pl. tulioaes con igual signi- 
flcacií^n. 

Vienen estas voces de la arábiga Jl^kfl ut-türttl, cuerda, 
/(misen R. Martín, JIjJ? tutcal en Roinbay (íiramni. ling. 
Mauro-Arab., p. <.I2). 
. AniNAS pl. I, o mismo que adirtis. 

uEsla inflamación (la parótida) es la que la Albeiteria 
llnma f/f/itvin, nunque su nombre propia es ndinfift.'» Gar- 
cía Cabrero, Alhcit., cap. 24. p. IfiO. Yo creo (|ue esta for- 
ma, que se fincuenlra en THinarix, i]e (juieti la iinn copia- 
do otros autores, es errata de aditias. 
AoiVAiuist., ndibon base. (^i^Tta hiflHmacióu <U' gíirgnnlaen 
las bestias. Acari. Casiri, Marina, .AHk y Engeiniaiin de- 
rivan esta voz de la oróbigo ujjjl eidj-(h¿ü<i, morbigpecicii 
qu(t affíci solct gulfur junwnd en Freytag. 

É/ctibfiUú con él miado huyó ngrias pictis, 
Habia mucho comido dp tjprbnn miuj onqiiiooA, 
iba. mucho cxinsndo, tomáronfo adivas; 
Ansí mueren Ion locos golosos do tu ibas. 
^Arcipreste de lliía, copl. 292). 
Adivk, aíií/;« cast. y malí., adibc port., ndire malí. Cierta 
suerte de lobo ú zorra que vive en los desiertos de África 
y en el Oriente; oculto de dia, caica anímales pequeñoci. 



dura iUa la noche ron r>l auxilin de otros de su misma 

_ jf^Et.oír<í4 bestias pequeñas ho ¡j <jfue caían co^as petft/r- 
««.>• W fíe noche Afaerzt d con «'.ngmio, «*i ttomo xinitos é 
Aiiivt^, ''/ rttp'tftoá, i'í nifiiwoiu:f, cfr.» 
( Libro riel CfíitfUlero e( del Etrudfi'o de! inÍBiiLe 1). Jim ti 

Miituicl, cujj. XL) , I ..i 

MitriiK), Alix y [-'ngrUmonn ti*9en r^sln \or. úa\n arflbí^ 
.^^.f^jueíj-fhih, tapiiá on h. Morlín, Icibn orí P. de Alcfih'i. 
¿I iiombiv lV»in<?nino fidivi es Iroscripcifin de r*íJL'I ad-dz- 
(íítí, //J/Jí» iHi ijl IcxicCijírnfi) cnlaliín. DÍi'p lMií<*Ininiin fn 
la firimTn od. ile su fíhmfrin, que nn ilr^hía trndiicirsp 
f^ia palobrn.por lobo; por((ue, pc^íAn Almncari (Anaiec- 
.1, 122), auoqiio iiuliía on lüspyfm un niiini.nl snlvoje 
^■ I nado Ititin, cri). sin (Mnbitrffo, iiii poco lud'^ jzruiide que 
<:i 'idife. lin el juicio i|ue lie eslii obra hizo M. Ut^frímory 
t¡o c\ Jouffíal Afüitiqm (S.'sérief t. XIK, p. 82» se lee 
í pi-opúslt<i <l''l vocjiblít r^sp.-iñol ndice: (pie c-.n In Arijplin, 
serrín ol iJr. Lngger, lo!^ imlfgoiia^ iisnri constanli^nente 
tío la poInUra rff/i por cliaral, nñíidlnndo^ que Ins doscrip- 
cioni\'í íiiio los pnetfl& y los hoImpoIÍsIds árabes linorn diíl 
''''■ lio pueden oplirarse uni& que «1 lobo, Á pp-snr d»? esto, 
I . \ oílniía que el español adice y ol ]Mirí. adihf han in- 
tiicHdo íiitMupri! i>l mismo, ¿iníinnj, pon> nunca al lobo, y 
„4iUU(pji; 1^. di; AlcJilíí traduce lobo por f/í¿>, croo, no obs- 
tunli*, i|U(! la piMiti; ptqjuliir y coimuj di* In Kspartn siuta- 
CtiQO de»¡gnal>o cou aipifít ii<>iiibre al chacal. La verdad 
rs »)Uf un niilnriziin nn absoluto fslii címrjiífiii'in los lexi- 
cóprnfos españoles citndup, si bion, hasla cierto punió, 
abona el parecer de Dozy el eiiwJDlrai-íO eii P. do AlealíS 
vn corresponiiencia de uaa de reiposu Ins pnlnhríis nrfibi- 
ftos atn"b udt'b, por donde se ve que el vocablo diO era 
Gxj»i*t's¡\t> dft lolxi y (te raposo ciilre los moros grana- 

Auu^^it casi., Ciit., iiuill. y val. Curtir lii^ |>iples. F.sta voz 
. ,\|{^4y^ üoiuu i*: liiie cu Cañes, del verbo íirúbigo m^ daba- 



i» 

(Trt, ííinnpr en Kazímipski. adobnp, curtirlas pieles en el 
P. Lorcluiiuli. Así lo dpimiftsh-a el sii?iileiit« p8¥«g« del 
Trnlaílo que i>n »*! año <lo. 1339 celfhíi'» el rr-y Ü. Jaime de 
Mallni-ca con el srillán il»» MtirrueL-iis Ahiilliiicaii AIl: ¿s. j 

^ _, ii:., i^XJ ,y„J^^ ^ ^^ o3-y^^" --/^"l -^-^ ^ o' 
^4«^l y ^juA ^ U.^aX. "S 5 iji-JU. 1,-013- "> 5 ¿Uá- N _} bOt-, cu- 
yo ¡iiili^iin \erí*I(^rl •-;iUiliiiiit «lic': ••fu-m tfcU nicvmtXfrif 
Üfi Alryw vvy dr Mfíi'jrvlm un trai/itP/t df hi tfi'm tJrl Se^ 
yar nfy don Á tmichn^fn carayiit ni nrntfjft. ni hhit, ni rity/s 
Hnl/tí:; ni ADóa\T/, .síw á snftrr: ciujrA dv bniot e t/efjarfis 
(lía!?e cabras). Vhnrff^ inéditea de ¡a Bibt. fíoyn/e en dial. 
poí, ou cu tmib,, publicados por M. Champollitiu Figeac. 
Donde se vé <|Ut> el vocablo caUílAn adtUnits responde a1 
lirñbifío j.jiS^iiditfMtdri. De dtifjnr/n porl."» «titeposiciüti df 
itiKi II pri»stt>titM, i)trri!uilacii>ii (!'■ In \ut:ul di* la prinníivi 
radicoí en o, up^KTopo de lo silaba tíitol y adicK^n de la 
UTmiiiQtNViii tir del íiiflnilivú del verbo ca^Minnu se for^ 
mú ofifJHtt. 

AiM»uk' i:ast., adoba, ndora porl. llU'mts que poinm en los 
fúi^s di* iin cñn)inal. 
^ ' ' ■ ' '•■ c^m'* tnniar" f'nto, t* */' Ze 

írtí. - .-..,- --,■ : : dutjtte Ondufre^ é al duqtte de 

Nbrfuíindirt, é i) TontiiÁ de ta Ferin, é é tlon Yugo Lf^ 
ntitiiws, ('<!/»: oírufí ríicopj fumtbnv con ftlof, «i burjinx 
cvdentL-t I* en viiuBCS de fierro. Ln Grnn CanquUtn iie Ut- 
trmwtr, lib. 4.", Ciip. I'-CIX. p. 298» rrf. Hiv. 

A mi píiivcer, el \ocabIo tuiobf se deriva del artfbigo 
Vv^" ''•rretan en Freyteg, s tk» 

úf ...-:--,.■:.- - Jecir. píww/w. rrm., . .un 

K> es la barra (> barrct» riUiidrica que ntravíesa lo» rxtre^ 
mos d(* las (UfA^lliif que fyruwii I-- : ;*. Eji B. Martín 

ji^eiicuí-nlni ' ' -i.^ - _^i -./-d,.,^, ,„ corTe»p«:>ndencia 

ée mftoulit, su :■« r^*tig. 

ADoaK ca$t. y pnrL. ndot* \ '^v^imt \'al„ a<la6» port.. d? m^^ 
**r-fob- -.Uk fornuí artUgD-espBAote» cmo 



59 
una c/inuu-a mhre el riu f>i6 tina mitjflr que cttfahft timcM- 
^a rfi(H¡íriernfo todo corva ct rio purujiíi-or aüoiiks. 
¿V 0>flí/ff Ltirtmor, Kiix. XXX. 
vVüuXAi, Voz liebix'a que rxpr»?sii «nu de los iionilircs du 
Wos- Qiiioftí deirir S(?ñor. SafU'fl/*>. Vw. Kclt-siósUco. 
VÍL-nn ilf. ^titín/imoí, </ontÍmt<.Ktilii liiU\\i\ vípjíi de Fe- 
rrara, yii los Salmos du Leúii IIhIh-co y en el Cíincionoro 
dy Baena» p. 83, so Indlfi la foriii.i Afíonat/. 

Üfi fKidreí ríe aqueali', un Dht conoifc.ido, 
Sabet f/ittt non ouopor nonbrc hagundo 
íiy non Adonav.... 
Adoquín cu«l.. adoqui val. La piüdm oiiadrilongu d^ sitiería 
qiiií sirve iiJirji (Miipednidos y otros tisos. Dozy di?rivn <;stíi 
v(ti! dii líi ;iijiI)i;jLji (^'•JiJ' 'id-Uofván ó ad-dotrqtiíit por la 
t'nufh, st'íniíi lit pruiiiiii<,*iocÍrtii df los moros gronudinos. 
pero es ol osso, í|uíí tíi dicrión j^O, ó posando las aidurl- 
d8di?s quf ndiic*!, írickisíj lii pnrn ól decisiva de Aben 
BatAilu f VtfQm. I. 3i»), nosií¡iiÍÍÍL'íi olra cosa que el bjciis 
tikivr f( plnnius in qiio xrdui n^Tcaíor eí merece nuíts ecc- 
ponit, offícinfi Pii FnívLap, Honda en Kazlmirski y l^ne, 
sínóriiinii df.'^L'yL^, un vji't bíinco ancho de piedra ó la- 
drilJo arrimado fTcnoralmiMite ú un muro, banctts, opera- 
torium t-n II. Martin, peroijo/jíffrf/vi para iHivimcntar las 
collu«. 

A lui pnreeer !w p»Iíibrn"f/<w/«í/í noesin/isquc la trans- 
(>osici(iM d(! líi untbizadn ^^Xf cadsdsán ó ^Ijo' caddáti 
(lut?, segrtii .Vlülieiilinrl, es jA- L4ÍL1" íji.^ íjU^j- ana piedra 
blandí! ;j modo de bnrn» siíco, hipidum sprcics (¡ni Utíi 
ianiar mo/tes vunt en Freylap;. Sin embargo, mtidios pa- 
sajes de aulores árabes, dice Dozy en su Suplctnenio, pa- 
recen indicar que es mós bien «na piedra (/»/■«, luimo lo hn 
hCL-Iio notar W. Wrighlen su Glnmrio sobre .\hen Cbo- 
boyr. En Aben lyds, citado por Qualremére ( Rechei'cheg 
fur l'Kyypf*-', 28¿, n. b.), añade el ilustre orientalisto, se 
Ice: la piodra de cad^dján es una piedra que emplean en 
lus pavimentos de las casas y un los peldaños de las es- 



60 -— -^H— — ^^■^■_ 

cfllcrus. Totlos loseímlcKi^Tfi^í^H'^rrnoT^'Porib'í Aben 

•Chuboyr, esU'ni coiistniidos con piedras Inlu-ailos, conoci- 
das por «ítWjí/^mí /'7Vie/rí7í)íí/íi íif ¡bn Jobn¡/r. p. 33(5). 
Kl Idrisi fGeot/rqfía, I, p. 203. np. \V. Wrigtit. GUm. Chob,. 
30) oflrmn í\\\v. Iíis casos d»; Caí log() sn hnllnn labrfulti.'í 
uoii líitídrdíicíilcúrcas durm dií lioiidíid ¡iicoiiiparítblo de 
la especie llamada ^^V^J caddán. Eala suerte de piedras, 
usados, como sí; hii visln, purii pnviiniíiilflrlas l*us(1s. pu- 
do aplicarse al (*mpediíido di? las calles. FiinüHdo i-n las 
palabraH del Idrisí ,y^ qUx.'! (p, 2it) ulcwtdán nt-hqtti., 
cree Düzy que dichas piuilras vciiiun probable tnenle del 
puci-l« d'í LociT» fin .-Vfi'ion. Kii tTiitmlo ¡d vficnblo. v\ dóelo 
lp\icósrato lo ropulfl de orÍgi>n extra iijiíro, «ompnrSiidulo 
cotí ó xaii; qiio tiene on el fiíiego nioflcrno la misma sig- 
iiificafióii. Míií^ rinturol, 6 mi \er, parcela busciir su al- 
curnia en los idiomas aíni-anos, dada la procedencia do 
aquella piedra. Y á este propósito es de observar que en 
los dinlftctos d(í tas cubilas do Argel se enmirnlra lu paln- 
bra á¿ol adgfiff, pl. ^*^ adguffucti en Murcel <:n I» nccp- 
üiú¡id6ptefJro,Y bajo )us formas respcotivomcnte iUJ 
adgÚQ y ad'ro'/ir, pl. i-cn en el Dic. Fran^- .-Bat-bért y en 
el Frttnrais-fmhijfe ái-A V. (ílivop,donde el ¿está reprfsjen- 
lado poi- la r. 

De caddán^ por la melrttcsis, se hizo ihicAn, por la imfi- 
Ui daquín y con el articulo adoquín rt adoquin^ mudada 
la « de la priinoi-a radical en o. 

Tambií'ji pudiera acaecer que el léi-mino ndoquifí no 
sea más que el adjctivü posesivo Loqui, nombre que da 
Idri.si, indií-iiudo A la vez su origen, ii e.^ilc linaje de pie- 
dra, como lo son rtceiVtffíi, formndit d« Zeilúit ^l» ciudad 
Cbiiia Tseulhung) y m/íj^ar/ (cierta suerte do ladrillo) de 
Misr (Kgiptn). Hii esta hipótesis, sin otra novedad que la 
elipsi."* de qUxj'I atcuddán y la sustitución de la / de ,^^^' 
allocqui por nuestra d, tendríamos adoqui. formo valen- 
ciana de la palabra española adoquín que, en talcaso, ven- 
dría del pl. del nombre arábigo sustantivado. 



« 

CBOfl.Tnpiif> en el riego. Boroo. Kslo voz nrtigonesn, siniV 
nimji <1(: taha y duUt, la traen Cosiri, Maiiim. Alí\ y nozy 
de jy\j\ ad-dmir. circulo, vuollíij, pf>rfodo. 

AuJtA. El) la ntjiyor parle de (bastilla lo Vieja el turno esUi- 
blecóJo nnlre los borrins ílit nii pueblo pura pI r^parti- 
luíiítilodi; alguna contribución 6 carga concejil. Arade- 
iiiia. liuarda de tos puercos <{un se hace por v^^indnd en 
las sit.'rrii^ di; Buylntjüo. Marina. En el prinifi* sentido, su 
eliiiiulügíu üSí,U.1 trd-Uuray por coatracL'ii'jii ttdra, vuel- 
Ui» turnu, L'lrcido, cuino dice el escritor citado. En v\ se- 
gundo, uo es mus que cnrrnpción di* \ly>J (id-fJalfi, ¿y^J?, 
rebfiüo, manodn, ya dn rerdoín'i de cualquier otro ganado 
moyor 6 menor en Doiiiliay y Lercbundi. 

La int'rpretacii'in de pecho ó tríbulo que da Marina al 
vocablo (íí/r« que se halla en el Cronicón de (Cárdeno: ffi^fc 
rey diii Uífi aoiias á üarUtugo en toiio »« reino pudiera 
«ustituirse por renta, en cuya hipótesis la %'oz adra podría 
cousiíierarse como corrupción de j.^\J ad-dojl ó sJi-jJI 
itd-da/Ut { rr/Uc, rrrcnitt: e,n KazilluI^ki, i-otno ju-niüs visto 
en lo palabra («/íVíí(/'íV, por contracción y síncopa de laj 
iidl y ttdfuy y, mediante el cambio de la I por hi r, ttdrtí, 

AhttASSANA, tidrcsíinno cal. y tnall. Lo fnHmf>(\\\e atara^nna. 

ADiibt.1.1-:. Lo misnifi (pie arroldv. 

,...pf dení nínffttlos adbkixks de seco. 
Fueros de Nillavic^íncio, op. Mufio?. y Romero, Cokc. 
dfí I'urroiy Mfmifiptilc'f, p. 17IÍ. 

ADtANA casi-, cat., malí, y porl., adiianú basc.^aduanes pl. 
val. Urrea. Guudix, (Jones, Sonsa y Kngelmaun derivan 
csIh voz de la perso-arí^bign ¿,|>*i «</-(//>/?««, pci-o corres- 
ponde más i'i la forma española la aróliiíto-inarroqui ñíJ^«jü1 
ad-dñetuai qu»* se oncuenlra en el P. Lerchnndi y se echa 
do menos en el Suplemento de l)07.y. Snprm .'¿ouso, ade- 
mrts de edificio ó luííJir en r|ue los administradores de In 
ítenl HacJeiula cobran los deixíclios impuestos rt las nicr- 
coderlns. la voz Ac/fíwaíí se emplea lambión para sifínifl 
cur el cons<!Jo ó junta de los Ministros de Estado. La 



otiinoIoRtí» es la niísmn que la nnterior, encontró udose Ifl 
vnz on Kii'ylfifí í>n Ih ari'pciAii d»* nfnrtfiítif runsilinni. 

AiUAO ciist., col., molí. V port., adnars pl. val. Poblución 
íiKtvihlf pntr»' los Apah*'^, compiiPiita de lipndns, chuzas 
rtrjibaño?. Acndiímia. 

Catlo adi'ah (?." iinn pobUtción tie ciento ó ciento y cin- 
rttenttt fiftidaspiipí'ifig en ruet/a. Marmol, De^rip. ffcne- 
rat fif A/ríen, I.ib. I, cap. XXIX, fol. «6 v. 

Aliv ili'riva e.sln voz du 1^*1 aduar pl. de jL' sijiuieiido á 
Koziinií'skí» L-n ol cual se leo que este vocablo es cono- 
cido («n Kuropn bajo la form« de donaruy do donde los cs- 
poñoles Irnnaroii In píibiluTi odiinr p«ra sipniflcor tas bo- 
rrai-as ú raiirlu'rtus di' Irts jitntins. De Ins dos: etimologías 
dadas p(ir Marina y Enpclmann se decidió Dozy par la de 
,lyv,1 «rf-rf««ifw, manjfio 1^11 R. Mnrlfn, jl^^ atl-dti<v en 
Slart'cl. (^^»iit) flinbns oil^i-iu-s ^^oii íioepi-ibl-s, yo dojn al 
ri:How> leclor que se decida por el qii. .uás le plazetj. 
Debo, sin embargo, advertir que á Urrea cnm'spoiidB el 
honor de híiher tlesigiijulo In raíz arrtbiga df dntide pro- 
cede el vocablo «slellauo, y al V. Gundix la etimulo^tn 
de JyíetríMrfr, vocflblo que inlcrprela (V.Dü'.nts. de la 
ñioL Colomb. ) por rtf/rrí, rirrttlo en Maree! que es, como 
hemos visto en el pasaue deMarnKd, la disposición que 
guardan cu su asiento his tiendas ú chozn? que rouiiR'iicn 
los admtr*'^. 

Aouav cast. y malí. Lo misimyque 'iducftr. 

Además de esta, tiene adtica en casldluuu la ao'pdón 
de drttgii para curar el mal venéreo, y en eslc MuUdu pu- 
diera >\'nir del ardbipo l^i nd-dmjint, dn^igo en Marx^el, 
proiiiiiiriadii el vocablfi á la niancra de P. de Alcnlft »pie 
trae «/f^íí/ en eopr«íS,iondt'n»*ia de nn^difinn, siyuitli-ado 
que se encuentra tambji^n en R. Martin b^o la form« 
VO ««/-//"(/fia. 

.\LMr.\Hea#t.,«Wí/cíircast., caL, malí, y val. La seda que 
rmle« exl^riorm(?nte el capullo del gti$ano de seda, la 
cual sieoipre es basta. La seda que se saca del ocal, y 



63 

(ambii^n oí mismo ocnl. La lola linrlm ron In sorin del 
mismo iionibn'. Academin. Kn mullorijuln ()«niot» adeinás 
el ^i»slT(Jo de sedn de inferior cnlidnd. 

íitrosl: orrl^íiianios y iiiotulimjüs r|ue ninguna ni al^nna 
persona (Ir- dicho urtc no sean osados tl« tramar lustli- 
rhos |Mtfius cíe sfidu t\m^ assi Icxeren 6 Rzieriin texer ron 
hilo ni nigoflon ni radan.-ü, ni fc/z/cur ni ílladurus ní con 
otra coso nlpunn: salvo con scxla i\ne ^fn pnin. Oír/, de 
Srrt/í/i, Til. Jtc /(W U-.iXf./on-s fie tfixiopch, ful. 18-t. 

Kl 6rnl {> rapiijlo qnn produce esta i uerle de sedo es de 
flohlt' üiniorio que el conslrutilo por un solo t;tisano. Su 
forma revela Inegü al punto cl aduaír^ y si se abní se ve- 
rá qn*^ contiene dos ó más. S« cree quo Ja oonfusiún de la 
baba 6 hi<bra d(! los gusanos constructores e^ Ií> causa 
de ipte re>niUc lu .«oda mós gi'uesa y do peor «alidad. 

Furrdudo Dozy en un pusage du las MU ij unu n/jche 
(tíd. Habielil, I, 311), diM'ívA la voz nspuñola ele. la arábiga 
jJOl'I nkodjsttr, la cual no licne olro signiflcaciún en los 
diccionnrios ipio la *lt^ sordiciea, «orí/i"*, 8¡jurfnii, Hordi- 
diut, poro no la doícdn. Ln verdadera ct¡niolní¡la &c Adú- 
car ó A Iductir 08 ^jJl ad-dncár, pnlabra <[ue so echa dc 
menos fin rl Sítplpinenln f\c Dozy, y tpip en lii acep<-ión de 
veda de itiferiur calidad ?c encnenlra en cl 1*. l,tii-clintidi 
y en lui» escrituras aráhi;;o-grunMdÍnMS de los i'iltjmos 
tiempos de la dinastia .\iiz;n-ÍtK. 
■Aut'i'A port. y val. (lompuoi'tu. Segi'in Sonsa hay dos clascA 
de adufds, mía de venliitia y otra de molino: esta es una 
Inlita c|ue encaja en la boca ünl cauce pai'a impedir quü el 
apt\í\ viiyaul molino, t.o de la ventana son unas tablas 
nni<lafi «|ue se ponen en s'.i partía exterior y sirven da re- 
poro & moilii de persiana. Kl dislinsuido lexicúgrofo por- 
liipiii^s deriva la voz nditffi de la arrthijía üjOl nd-rlnflis 
4pit> se encuentra en t-'reytagy Kaziiniraki, iiimr|ue gin la 
^igniñcacii^n iIc/jm/t/ü y píu^rtadn niudvrn t\}i'^ lra<'n res- 
pectivamente R. Martín bajo lo forma üjJI ad-di/ffu y 
V. de Alcalá con la de oüül ad-di{ff: pl. .JUxJl dif(ff() difáf. 



nombre de una puerta del Alh^iícto que ponía en cotiiuni- 
cacii*'!! aquel |)opuloso arrabnl con la ciiulail (Jo Graiuiiln, 
scgrtn sf leñ nii iíis escrltiiríia iirnljehí de oqiiel tiempo yi 
en Müllcr, Dle hUten Zeifpn ron Grfncdn, ji. 2Í. Dozy, 
que ikíh^Ui la fofilin ar;lbÍ!?i>-er;p;irio!f}. (??;i>nne on' su ^r- 
llculo ^ÉÍí{/íz los varios sipnifii- ! - ii i n -■ ^^7, 
tnñto en los Autores cómo, lín tos Dicciunurios iíifll>c8 Be 
lo lf;ngii» vulgar. 

Adlpe caat. y porl.. fiinfl'-, ndufrc cíist., tildufcúi.. ^1 ■ -¿jJl 
ffd-duftinipnhuní tin R. Mnrtln. pfindoiH p i ; r ■ «n 
P. fie Alcafi'i. Díin la etiinnlniíía IjuadÍN.. ' ni > lii.ilov. 
Tesoro) y Francisco del Hn,-;,nl, 

AiiUJ.v. Cu<In una de las vueltas que Im-' '1 imM' :i nlra 
cuerda re(-V)gÍ(Ta. Vocah. Afnrií. de Scr'iHo. riuli-ú venir 
de iLa-jJ adHlücha (ó scgúti la anUgua escriinr;' '«(fijá.) ó 
y.s,;L.^j^\nd-difchoch(i (ad'dtijfija) otfUo, jir' . H! -o. 
Alix. ®, 

At)tíLcosl., lio JyX=.adúl cortiúii di- íiimizíiUo fiii'.d-í AIcnirt. 
lista voz, que no sn ivjgistro en los Uii-cioiinríos d<' la Iciu 
gua clfislca en ej sentido de adorno mujeril, rs .■[ noinbre 
de iincordi'ini') collar rpieiifíoban ífismfirisciis de (¡('aniuin, 
el cual si; c:omponía de trenzas di- s-'da con Ijd'ir-'^'di- .iro 
y borla.H de la misma clase (li- -■ .i,:- di- griu , lio, 

azul, V azul y morado. Las bprliis con btitlotuí; il imt 

iwndlan de estos cordones 6 i^ollares, eran de niuin.-u-io 
tres, pero los tinbfa lambiéri con cinco. F.n vez de bi-oclie 

•él «ritíi se siíjctaba fila gargarita con hblóñésd'- "f i ■ 
oljófnf. V. ICncrUuntii ffrfíiuniinfiA dcdótf*// ai'rflií otoiíjit- 
ddspor ios inorUcns ante Ambrusio ij Bernardo Ximifi. ü 

' tofíticíuosdetitiglii XVfy\oít legajos qué conli^nen ios 
Embargos de bienes dv Moriscos. Árc/t, de la A /ri. 

Ami.A, duln. Rueda de rieRO. Ordenanzas di» Ui>- <..;;ii.is. 
Uenl Provisión de U. Felipe H al Licenciado Loaysa de ifl) 
de Mayo de ló7á sobre aguas, días, noches, rafiís. tlbns 
lioVaa y filr[in'znpcs. Viene esta voz de %j^í\ nd-d"t/lti, IW 
cÍ6n del que lee en P. de Alcaló, lectio, ütrism n. Miit-l|n, 



flS 

vez, alternaüva, ^oieíla, liirno, sucesión en ol riego entre 
los labradores de la (ierro de un pago, los cuales uIíIÍko» 

'laa lloras 6 dius de agua á que lieucn derecho sus pre- 
dios por orden de prioridad, comenzando por los áiluados 
la cabfíza de lo noeqiiia que lu conduce y concluyendo 
lorlA útlima de las heredades. El propielario 6 colono 

Hque no respetara esta sucesión 6 tumo rigoroso, se haría 
reo de despojo, porque, aunque condueño, no puede ha- 
cer uso de su derecho hasta que ha regado sus tierras el 
que le precede. 
Doy esta explicación para completar la de Yonguas 
lUgüedadesde Navarra, I, 7, 8). Pero Ja voz adukt ó 

^Hula denoto también la grey, rebaño ó monada de gana- 
do, acepción que, como dejamos dicho en el vocablo Adra, 
dan Dombay y el P. Lerchniidi ó sJyt-'l ad-dula y sin ar- 
ticulo duUi. Lo sifínificaclón de esta voz, cuya raíz es ta 
misutu de lu anterior, es también la de turno, alternativa, 
sucesión. En la Alpujarra el dulero, antes que rdmpa el 
dio, recoge el ganado, compuesto de cerdos, cabros v íiun 
de asnos, mulos ó caballos, comenzando por un cabo del 
pueblo y rematando por el otro para llevarlo al campo. 
Venida la noche penetro con lo manado por el punto de 
salida, dejnndo sucesivamente á coda animol en su do- 
midliOj operación que repite cuotidianamente. 

El Diccionario de ta Academia no trae esta óUima acep- 
ción di' ta palabra adula ó dutft. La etimología es de Marino. 
Adüladi!4. Un ndutadin de aljófar con piedras. Embargo de 
tienes de Diego Méndez, año de 1517. Archivo de ta AI- 
hanibra. Ignoro sí, como el acf»', serla este adorno una 
suerte de collar. En cuanto á s» etimología, creo que es 
una palabra compuestíi de las aróbigosj^^l j^ abdula- 
din cl sien-o de la religión, ó mejor de ^^'1 Jy* adála- 
dt/t, el cordón do lo religión. 
AOL-NtA cnst., port. y gall. El mundo, metafóricamente har- 
to, mucho, en abundancia, de UuJI ad-dimia, r\ mundo. 
Marina y Éngclmann. 



> Loe otí^/os habieron stne Hntí, los majos adunu, lasieñfh 
: ras ios í/«i/WJí. Cervantes, Hüicvneic y Corí/uítilu. Sien 
Marruecos se pregunto á olguno ^ lylr^yUJ '¿quiénes 
han estado flllí? El inttirrogodo, poro expresar que Uu ha- 
bido mucha gente en el lugar por que se le pregunta, 
contesto: üJU-f J LfU LixJl todo el mundo, 6 simplDmcnte 
IjijJl el mundo. También es frecuente lá exprosión m»^ 
l*i;>JI lio llovido mucho ó en abundancia. Aunque ul poTr 
tugues ae/KHíVi solo le don loa diccionarios lu signifti^'- 
ción dej>or todas partes, la que Uene esté, adverbio de f{» 
rtfturtrfrt/it'tn en el dialecto gollcgo, me, hace suponer qa^ 
esta úllimo no debo ser extraña á aquella lengua. El ejem- 
plo que trae Moraes; o^o íorme/í/oií ADUNIA, pupdfi miiy 
bien traducirse por veo tormentos en abundanda, 6'. lo 
que es lo mismo, veo muchos ó hartos lomienlOS, én vez 
(le por doquier 6 en todo lugar. ' ■ i 

Adlque. Lo mismo que adúcar. 

ttltem, qneqnalquier mnestro (*• oficial que texiei-e en 
paño de seda y hechare en ellas atanquía, 6 ozache, 6 
adt/que, 6 cadorr;© 6 seda de Murcia ó otra seda basta se- 
mejante, etc.» 

Ordemmzds de Granada, Tú. 21. Tol. <a. Del arte y ofi- 
cio del fr.cer y labrar dr las si'das, 
Apuit porl. Bellaquería, traición, engaño, maldod. 

«Aonde tantas virtudes moraváo adur podia nenhtim 
cuidar.» Vida del Reí D. Juan I, por Femáo Lopes. Porf. 
II, cap. CI.XXXXIII, ap. Santa Hosa, ElucUhirio. 

Ks la palabra orábigQjAJfaí/-í/«r que en FreylaK sueno 
uojua, inaltis rei is¿(ií«« y en el P. Lerchuridi engaño. 
ADUTAQuBcast. y niall. La primera harina que se saca: del 
acemite: la segundo os Ja del adarjínma. nOtrosií In/arüía 
t/ue apartaren del asúrnile., que Unrtmn aduta^ue. detie 
ser cernida con el padrón del al/nodon y cenderta aparte 
por el precia del nlniodon, y no más, t¡ no coUinlla. ron la 
Jhrina del adorgama.» Ordenanzas de Sevilla, fol. 74, 
Tit. De la fariña del adárgama y del almodon. 



i)Es1n VI w í»« \ina alteración de la arábiga «jtaoJ ad-dw-ác 
e í'ori la sifl^inflcacíún de harina de altramit;; se cncucn- 
y tra en Kazimirski, & cuya forma, como mea acomodada 
•á IddlcciAn española, doy la prp-ferencia sobre ^jíA> <i"- 
t¡ulc. /urina en R. Martín y 1*. de Alcalá, do donde la de- 
riva I>ozy. 
^oiívR cal. y hion. Lo mismo que a^uh 

J^F\l.\n gal!. Aguijonear, de jüLi-yá/ai, punzar, y por la con- 
versión de la * en/y del J en r, nfaUír. 

' FABÁM val. Farotón. V. liaron. 
píce cast. y malí- Lo mismo qiie hnUs. 

.Al • Opio dCy^Iortoft, griego «towv, el jngo lechoso de I a 
ü' ' I negra en Abon AlbeiUir. Casirí, Marina y Alix. 
l'i_ _: i creerse, añude este i'iliimo, que todas estas vo- 
ces proceden del sanscrilo apénai pe ro> según Wilson, 
es probable que sea esln iMtíma de (eeha moderna. 
pii r ■<i\e. de medicina aplicada por los albeítares y sa- 
II laíi hayas del enebro. Cosirt y Alix derivan esta 

vnz ilfijtt. abir, pero como oete U-maino no ¡^ieniflca más 
que lógrimn. no es aceptable la etimología. Á mí juicio, 
<iflr es un vompvieslo de loa vocablos jeljc .^.o- hah-irár, 
las bayos del enebro, el cual, mediante la supresión do la 
h iDioial, el apócope de la silaba ñnal y la permutación de 
laA por/, se convirtió en affr. 

/iPORRAcaat., (í/í)rrogaU. Manumisión, declaración de li- 
bertad, libertad.' Lo miPmo que «//b/riVr. ■ I . 

AFOHRficim. Horro, libreó desembarazado, de sj^». /lorrayya, 
pl. de ^Aorr, hombreí: libres, nobles, palabra que, se- 
gún Knzimirski, «e oplica A los árabes puros sin mezcla 
do otrn raza. De horreyí/a con ol arl. ár,, cuyo J fué supri- 
iiiiln, conversión de la A en/, de la doble y en ch y de la 
.- tlnaínn o, se hizo nforrecho. Alix li> deriva de iL£l^_/h- 
rrrtr/in, ntr affitis, i\\\*i hasta cierto punto conviene con el 
sentido dél pasage de la Crónica General (Part. IV, cap. 
U!, fol- 303) quo dta la Academia. 



AoÁ cast.^ poct., cat. y malí. Es el turco uJ c^^, caballero, 
señor, iltulo dé los oflcmles del ejército y armada y de 
varías dignidades superiores en el orden civil, como ^^ 
^j-lil Kislor af/asi, el jefe de los eunucos de la Casa Real, 
j_j~^' ^_j»- harem aíjcizi, el jefe del hnrem. 

AG.MtR.^MA. Ant. Lo mismo que garrama. 

Agarvia, de s^ykJI algarbia, el Occidente. t. 

"' Y el gue sacare capiUíos Jiít>ra del Reino de Granada, 
ássi de la X^írquí/t, como del agarvia, ,etc. Ley IX, lit. 
XXX, lib. 9, Nueca Recop. 

Akazela popt. La mismo que gacela. 

Agiínglbrk, gptigible, gengibre^j'ef igibre cHst.f ff¿ngehrac&l.r 
malí, y port. Marina, Kngelmanii y üozy deiivnn esta voz 
du J«^*^yi a^-^inchibil, el amomiim ^tngiOer de Aben AJ- 
beitar. Error es esto inoxcusuMe en tan exímioe eÜmolo^ 
gistasj que no dcbici-on olvidarcl origen iiido-curopeo dol 
vocablo. Es ei sánscrito ¡tringacéra, el pracrito íii«^aiwr, 
el griego Ci-W^í'- y '^^^ latinos ^ingiber, smgiberi, que 
traen Paladio, Celso y Plinio. De estas formas, mediante 
la permutación de la j por la g se hizo gingiber. qu« se 
encuentra en Nebrija, Forcellini y Ducange, vocablo de 
donde vienen el trancas ge/igimbre, como lo lúeieron no- 
tar Ménage y Hoquefort, cl provenzal ^mjyecer y los es- 
pañoles que encabezan cslc arliculo. Aunque, aegrtu Abu 
llanil'a, citado por Aben Albeilar, esta suerte de espeda 
se produce en Arabía, en el país de Omñn, como sc lee 
lambii^n en Dioscf'iridps. otro escritor griego, (¡alieno, 
dice que aquella planta procede de la ludia. El lérniinO(\ 
pues, de que se tí-ata es exótico ala lengua oríibiga, en- 
contrándose en el Corán un» sola vez (Stira^ 76, v. 17. V. 
Flugel, Concord. Cor. arab.j. \a direrlamente de la India, 
ya de la Siria debieron los árabes tomar el término saos- 
crito 6 griego de donde pretenden derivar nuestro yooB^f^. 
blo gengibre los orientalistas citados. Aunque esla úlUma 
forma es la más común^ la he subordiuadjv, ,6- 1^ arcaica 



X 





aoenJ¡pid/*f>, qnn se encuentra en el Exemplo XXX éfi St 

Conde ÍMciiiior: " ■ ' ' - ' ■ '' ■'^■"' ■■■' '''^ 

. Estnncefpir k/tic<>r placer, mntftió henchfr de dffafi'de 

(jfW'W aquella aibithrrf* fíe CóMoba, 4'tt Ingftr de ft^m, ct 

en lugar de hdo, fispia Jtc/icfur de ajúaxry fit d^ caneUif 

et da AGESGumE, et de espique, et fU* niíisro, et de alambor, 

et ntgalina. ,,, 

Acr^' ■ -'feniic, axenuj, iii!^^*jJI a.x-.íittú-:, fonuti i\nv sü 

'V'! la en P. <le Alcalú, <!'.■ doiiJe ili;ri\íiii Cusiri, Ma- 

*'tinti y l£n¡ioImflnb cX vocablo castoUiino, íj,y-iJl aij>-3c<>níísfi 

«II R. Marlín, git, la plsjitJi Humada jiorotn) nnmbrif iic- 

giiillft, el ij^ de Ahpn Alhf itar y r1 MOávíiiw de Dioscóri- 

r.rdesi Franrisí'O del Rosa! dice crt el articulo Agentts: est 

^olo llamo id ArnlMJ, cómo <ti(kinu$ á<sgiih latino. V. Paulo 

Jovio, Ópera. 
AooMU, nijumtn, (fotuta porl. Lo mismo que gttmifi. 
houhrM. casi., gall. y val.; alptiacil cosL, nhiuxcil, alfjtut- 
.'cir, olhufta'r \-^\., atjfitfff mf\]].. agtmt agttf-sir, alfíotsit, 
'••aigot^ir, vlfftíasii, atgtiuUily ofgufsií, nlffuUir cal., aguo- 
i£ÍJ, al^u/uily fííp^ci/, rtJoHuil, ulcniir. nho^il y t^a 
srr fiurt., Ú6 jijy]\ alfffíasir. raiiftilñiritis et ndminhtrnior 
'impura rfirr ptfhUC.fr, cfHrnriusprincipis,milgo Vkzirus 
en Krfyltíg, ntinístro, ^isir. . ■ - 

ACUA/AQ, afftinfaque, agua-vaque^ agaagaq, agtfjaque, do 
^' olfftia.ift/f, la ffomji fí^siiiosíi llnmadn ímioiiiaco. 
-....itiü yAIiíí, I^ forma agtiftt/(T(/ se eíicuentra un Cova- 
"iriihias y «n <»1 JJhro dp (a Montería del Rey D. Alfonso, 
.'oltaüopor nn7.y. 

Aoo/UA '* icifí (ii- nU;'T»í' rjiio s«! Itocon íi los hfigtíns ro- 

bíillin :.r6 los cftsi'os. Arfldomiít. Es In voz oríibígí» 

■l^a^ rt/yfírtcAo ó ra/(7Hí7/ff, pronunciada lo )' coínó, la c/i, 

unqulíf iffxin nn Frfvijifr. Altx. Segiln Kazlmirski vale 

«lolor en oí cosco del ¡lii^ del caballo. 

AovANAFA. Palabra hlbndo, i-ompiiesla de !á castellana 

tU^^Ad y de la ar/ibipa ^ níi/fU, odori/fírum en R-. Martín, 

'esrdeeir, agua olorosa, 6 de il«aí n/í/ftff (aroma) de olor. 



w 

rximo qnit*tvn Cnsiri y AliXiTífl» voz se uSa'ííBTfiiüi'ifrffen 
signifirQci<''n (I« Hgiiti rtn nznhsr. 

XovKZtL. Lo mismo cpio affuncU. 

E yo AouAZTL Abubarre Abunrioh,.. 

' Memorial fíis(4rko, I, p. 231-232. 

AflüRtA, lUigüc'Ut. Renta de la Agüela 6 Hagrtola. Lftgajode 
bienes de propios. Archivo Miinioipnl dftfíranndn. ''^ 
Sospecho que cstu rentn, sobn? cuyo nutnrflinza no he 
üticoutrado dulo alguno, procedía dft loa dprechos im- 
puestos á los préstamos, Irniisferencias de cródilófe y 
acaso tambif'ín A los hipoti^caí» y flon/a? que sn hffí^ían por 
documento público, autorizaiio por lus alfiíquícs, que des- 
empeñaban el oficio de Notarios, y competente nftntPíro 
detcstjgos. En este supuesto, ol vocablo castellano ptt^ 
c^do del arííbiíío s,'[y». hngüii'la, rr)misi<'in, tran'sfet-enCia 
de un crédito ('> de una obliga c-itSn ñ un tt^reero, einiciYtn 
en Ka7imirski. Sohp& el u?o deesta vox víase ft Silvestre 
deSacy, Cftrca-/. vlr«*. T. III, p. 382. ' ■ 

Aoui^iN. Parece sinónimo de oriüa en el pa^ngfi ^[gütente 
de las Ot-donansas de Seoilia (Tif. dfi laá tilos y rnnH»- 
mííáAfól.XXlXv. 

«Otros! en las veras (^ aguijones 6 marismas putean 
anda r 6 pacer los ganados.» 

En tal coso podrd derivarse de j^ja^-j gmtckin 6 guf^in 
(como se escribía snligunmehle) ora JUwii vet oatíi«: 
Alix. /. 

Agühv. «Cairas, alfreses. especias, ba8Í8s,rtj^íím//K,ooutl'aS 
cousas, que tragem pero sl.n (Carta del Rey al Almojnrfft 
de Oporto sobre la libertad do los mercaderes, iifio áh 
1X)2. V. Sonta Hoaa, Etucifinrio, in v, ÁlfresfS. '^'■ 

Procede, á no dudar, esta palabra de ijül aU¡nime6'át* 
qnimi por la iméla, pl, iu*S"fl "fnrmiya, y, medíante la'íiu- 
prcsi6n tle la ¿(iel nrtlcnlo, dulcificación de la q en ^' y 
cambio de la i por «, agumi. Enciiéntmso esta xór. en 
R. Martín en correspondencia de caso; pero comO no se 
fogistra ni en los diccionarios clásicos ni en los vulgarfié 



dfí la lengiin nrábigQ, hay que buscar su origen on otrii 
pHvUi. Por lu qiiL' á mí loca, lui he toiiiUú In fortuna de lia- 
llurlü ni eun en los vocabularios berberiscos. Acaso sea 
alguna palubra ibcro-cella ú Inliito-iúsLíca» como otras 
muclins que se encuentra'^ *'»i i>l vocubulista de nquól 
flMstrc JexJc6grafo. 

liiEMA. Lo raisnio que acentü. 
I ^( liiiarn AiiKMAM in ipsa ripa iUuis Jlumtnis suji/rf- 

í,í<í<.7í. Tf^lojaenlu Ui:l Kiiv J>. Alfonso, up. Ducuugc, Gio- 
itario. 

^HEÑA. Lo mismo que t/ifu-ñít. 

ifrüiu). p'^smayo, longuiüt'z, dcsfalíecimienlo. Podrá venir 
h. ÚGRÍ^hiía, laiionor, debilitas. (K.>s-). Aüx. 
pVHqBRAK, aforrar. En el sentido de dar libertad, lo derivan 
los etimologistfts dc/io/vo, liombic librn: pero yo entíen- 

^, ÜQ.ilMt^ viíino di- ^^ horrar, segunda formo dtfl verbo tior- 
do.^ rnunumilir. dar libertad á un escluvu. (Cf. Guudix, 
Dic.nvt. de la IiU/¿. Colomb.). Kii el de economizar, lo 
irj"- Müllei' dfi yiy guojfara, ucaudalüj-, aUorrar en el gasto 
'. de Ak'alíi^ ftípoHtTQ en K. Mürtiti. Dozy ac^^pla esta 
etimología aduciendo en su confirmación un pnsage del 

y^Uúr Machmtta r^Xmn'Qiñ al En>ir Abdalláb eit que se 
empica aquél vt-rbo po la acepción do ccunnuizar. Rosal 

. Iiocc extünsjva á este i'dtimo sentido la 1/ etimología. 

Aix.viiE(iA^ c^l. Lo mismo queyafrtfjiw. 

AiXAijiCH cal. Lo misuio (\\n:jaUjquc. 

MxARát> cal. y molí. Lo misrno (\víg. jarabe y jarope. 

tuxEDH^s cal. y malí. Lo mismo que ajetíi'éx. 

IVi.\(iKCA cal. y iuhII. Lo mismo que ajorca. 

Ai.\o\ AH col. y malí. Lo mismo <|iiís ojaar. 

Aja, deiUjLc-Aürn ó '4(/a, nombre propio de hombre ydc 
mMjer. Asf se Uanioba In liiju do Abu-Bokr, mujer de 
M ahorna. 

Aja rü tiene qué comer y oonoida hué^pede^é Prov. 
_ ¡$i fxiif Aja, yo A U. Prov. 

AjAfiESA, tíjaoeba, aijabeba , a-abeba. Lo mismo que tazabeba. 



Ajaez por!. Lo mismo que jaes. 

AjAflitECA. Lo fíiis-mo que /tífjucca. 

Ajaoi'Efa, a.vaqucfo. aiit. Segfui la Academia es cnova 6 
sótanu. 

Otrosí ordenamm que id dicho macsti'o s(>pii foser rti 
molf/io de <it:t'yto, hadándole tíu ío/Te, y tdmaren^ y axa- 
UUBfA, y tilfarje, y ornükui, y todo h que te pertenece. Oré. 
de ScoiUct, tU. de lo¿ Albañíes, fol. ISO v. 

íío veo, (íicc Dozy, qu» la voz axnQwfa pupda ser olra 
cosa que UülíJI ach-chiqui*/^ pl. de ttch-chñaif (CHVa Tot- 
ma (le plural He encucDtxa en las Mií y mm noches, I, 22; 
cj. Macnaghlen) íjue significa fxd (de turre) y Innihíín 
lailet iuHeau (V. Alcalá bnja Tfijmia y ¡A Mo^Uiini bajo 

Con efecto, nn las MU y una noches, citadas por Frey- 
lag, seoBüUCiiti'a la palabraa¿c-íic£//en el sontido dt? pos 
ñcUle, O, lo que es lo qui^ niisnio, vaso de barro, y si' eo 
vex de IrHlarse en et pasage de las OrdcnanKa^ de SíívIIIq 
dd lob AlUañilns, se Irntaru dn los Alfíii-firnn, tp»* sim los 
fínicos liua'dorea de toda sin;rtc üe vasos de barro, lijas 
y tttnnores, acusu estarla en su lugar la peregrina 'ctiin6- 
logín del lexicAgTofo holandíís. La voz <\jnqupjá ó n,tyaqtíé- 
/rt, que es como doblara oscribirae, vicnfs, en mi sentir, 
de la at'Jtbigfi ^.¿juJI it&sft/jf, tnit bombé, cotüé en talas «í 
non fiasen terr<utse (*ia-) ou Kazimirski, tectum domim eft 
Kreytag, tccíum en R. Martin, techo en P. de Alcalá. 

De s,á**-JI (Ut-saqf, por ray.6ii dü la pausa, s« hizo ffsa- 
quef, y con la terminación femenina castellana tiáaqufjit. 
El ^ del vocablo aríibigo, ó sea nimslra s, fué nípresentntfé 
on la tvascripcióo castellana por la ai, cambio qne reco- 
noce Doay y lo ooinpruebo con varios ejemplos en la in- 
Lroducción d« su Glixiario. {V. p. 18). '' 

'i'nnibii'' " ivi lrfli'r.«e ol voí•fl^' -nqnpfa del arfl- 

hji'i't ;i!.i., jui/'a, 1»'''"'^ diaru' (floneiis tnMttr 

•lifiUmÉBíi naide» en Freytng, búnc6 

'' """" .ntcdeuna casa para re- 



posaren él y acostiirsíí en K«7.ímrrskí,/)oWíWi*i;n K. Mor- 
Hri. Yo pnt(l.,'('<í, íiiiiofnhai'so, la (íriinern'fLinioli);.'' ' ■••^•un 
iiKÍs tyii»ltj*ia ul pa<iijg<! ilt> lii» Ot-Uetiati7.ntt. 

Ajaourka. nnl. Lo misino qufi Q,iaqiiefíu, Miiisheii, Dic. 

Ajaraca, tixuracn.úo u'^l a.r-iTiliitcn, Inqnmt fn R. Mur- 
lin. Aiix ili6 por nripeii <■! coli'dlvo «¿^ f?.r-.rrfrí/r;pi»ro 
Jft forme que más conviene á !« voz c«sli>11nno i-*i A nit»m- 
bre do unidad qup I<^ ndjudicró Kno-Hmíinn. Tñinririí y Ro- 

,^i^lsiWJuiitjiix>iM'i sirñnliii' rnmn íwnhñ la iKiInlira, íntoc' 

f.pr*?lú(KU)l»i porlfiKo. 

AiARJkKK, aíjuant/e, a¿curo/i\ íiCovarnibias dioe <|I|q r?» om- 
Uu jtKíi ó iiiii-Htliir, d>'<iil(? t;l ninl hi> d(is('iilti*<- pI cñinpi). 
j>íi4'tii!iuJi* w^i' niHobiv* »riJti¡)i'0, y en n\\ li<rnilriiM!iYHi, 
segOn Difgí) deUrrea. fl.rTfr/(/im, del verbn .r/*/-*;/»', que 
significa dp.*«iibrii'n!ef) nm In vistn, y prníiinfricnle os t-l 
mi'lt'n y cinx'doi" qm* sjiIp al rciledüi" de lu tr»rrí,a 

i:?t;i etimología d« Llrrea que, como sa ve, dei'ivn In 
,yo/í caiíilelluiid do wsy^J nof-xáraf, tíUittuffi, tfTí^fiMtufio, 
Uxm «/í/(ííj t'laius, es la inisinn de Marimí y AMx y la que 
el W I*eixMiiiridi y el \>t^ Simeníit Iriuíii en el \nr'ihrfUirío 
di^su Cre»tQnM(i'i. iloudc 9« lee que <^jm: t¡f>- la altni-n ó el 
Uirreno elcviido. el fíiinosit Aljarafe í\ AxiirnT'* (I«- S'"viMíi. 
ciiyit territorio líornprende hoy i'.nsi tndes Jnw pueblos del 
piirtido de S«n Lm^ar In Mnyor y altfurios del de aqiielln 
,capiuil> 

La propia si/Líijilicaüiñii «b; tei-i-eno t-lüVüdo díl ol Sr. (la- 
yangos id vi.«-íibJo (i-í'irofe. f|ue -sñencoentríi en el paswge 
iugiiienttí de Ln Gran Conquista de Uítrtittmr (eil. Htv. 
p.512): 

^r /i (leri'cdor de lo villa (Alc^añdHs) hubiu gniii «.co. 
■ muy buena» liuertu^í qno eran todus llenan de ^r- 
Udü»t'< de frutales de rauchns inotieroa.» Ipual nce¡>eirtn 
tione In vtí7. (ur'irab on osle nlpri pnsBíre del Ar7f)bi>'po 
U. iln»iritni(Hitf. .-l/YfÍMím, tup. 40, cíUido pnr MdiÍim)), 
Sf nttraníf* toco (irffOrum tjuod a.Tffrab dicitur i'pifd eos. 

l'cj-ooomo en et íí/ú/-(^e tu^'icfon tus reyes moros im 

lU 



74 

pnlotíio dfil mismo nombre. Tamariz, Rosal y Urreainlep- 
pi-i-Uimn ni vmrublo por luiruduc, iizoluu oltn, corrcflop. 
Ku cstf* sentido !() ili-rivuii Ciisiri y Enuielinuiin üc üíjAJI 
n.r-j-nrfti iinrot.iu'iii (íxjswtt^íuc) lúa jiliiienns de Ihs miira- 
llfls on \'itt'UVio,/íirtrt''í <ircis aatnuiH, «nlorto, btilotistra- 
dn ni iY'ili*<l<tr di! iir» iiiiitíirelí* <|ii() Si* fiicurntro en Boc- 
llior, y bnjn In ftirnin del pliirnl choro/ en Abaí Chobnyr 
(Tmcels, p. 254). Dozy, que cila este pasage, añade en su 
(JAiwff/'f'o y repile en el AV/^/p/ííi'nía tjtie lo ¡^cnlí: populnr 
c-ti Kspin'm pninunclubu tta;uruja. Acaso fuera usi, porque 
Kíiziriiirski tiae, corno plural de ajc-u-or/a, <Jj^\ ax-xá' 
rafea \n ucepciáii do eretuiujr ti'ttne miuaUlc. De modo 
ipio, de iiciíplnrsi^ í^hIo eliinolofíiíi, <?l nombre fLcarqfv 
vemlrlíi, nn dol singnior, sino licl pluríd de /r.r-.co/;/", sig- 
nificando el palacio do las almenas, donominnción que 
no scriH perefiritiüj pues una de los larhett» di-I fiunoso 
alcézur (lue Badis ben Habús tenln en la alcazaba cadiina 
fi vieja de GriUiado llevíiba líi de J}tfraj:orn'i/(i(i¡itrtiiu^n 
U. Mnplín), la casa de las almenas. V. Aben Aljalib, Ihata, 
rotl. (U'l Sr. Gayiiiiííos, Itiij¡/r/rJTa de Ilíidis bLMi Habas. 

P.u Srvillíí lud)la, sejiíin Aliiuicurí (AtKtO.'cUitt, 11, p. 257i, 
un cdifleio lliiniodo ol^^'^Jl ,b Dar-alÍNráf, (pie cr» lu ca»ü 
donde Leniu 6U oñciiin e| aJiiifjjarire ó ftuicionnrio público 
encíirgado ú*^ t'obrar los impuestos. 

Yo creo, sin embarco, fp-ie iji iHitMolojiln do. (Jrroo ox- 
|dica satisfn doria mente la significación que de suyo tiene 
In pñlnlirn n.iorof sinúniniu de alliinj. No por olra causji 
estji n*li. en Üoctbar.en correspondencia de belc-eder, y 
rli en P. de Alcalá en lo do niiradem, Ingni* iwr donde mi- 
ramos. Sobi"tí la vo/ u.mtraJcduLvartiff!, \iaseii ZüÍiíií;i, 



AiiíiJ/ihíí; Sccilíft, \i. 4, íi IV'''' 
fol. 2tVi y el ReparliinienW il 
D. Alonso X II. m 

Ajviiavf. ' ' 

AjútrA. ' 



Caro, Aniigiif-dfidfü , 
la liiM-líi» piír el Hev 



\Wt, 



ne fÉerivtrv i.v\ 
religiuHer^v.víJ 



75 

h, no cita la autoridad donde ha encontrado el vocablo. 
cUolquIer modo^Ia acepción de oruLoríci de moros no 
osit.indütMiTliinieiilií con lu quí.' tieitt' lo pulobni oró- 
de >lcy de iiií^liiuciúti diviein, »\spet:iíilmfíntccl código 
[ariomotann, <>l Alcorán.» Uiiízú iiqiiél l*^rmino no sen 
las que oUeraeión de. e^aíuíJI ru^'xuira, victimn. ('freiidíi. 
lo, cereiiioniíJ, iil cuhI, por ígnoriip su valor, lo diei-oii 
caso nuuslros naluraUís el de sillo ó lugar en i|ue se ve- 
Iflcaboii aqiuMlus práeliCfls rollgiosAS. Debo advertir, A 
fi |)hjjíiisilo. giio lii dlcL'it'iti jlc- nunrur, fonnoda do 
Disina radicíil, di?nijl» jtimtitiuíiilclus ccrcrnoníiis ob- 
vodud por tos niustilniaiiL's durante su peregrinuciúii 
Q Met-'O, <^\ lugar eii i|uc' se i-<'nlizan y id sitio fii que 
Irinltdan fas vlctrmiiH. Kst*' último vornltl'» se fin-fien- 
nii R. Martín en sipiiflcación de oinforiitm. 
Oi;i\, fifííriyr/trt i;ast.,(id?í'/-(7«íVí gíill. La bando 6 parte 
enlol, lo lierro fjin! Ci?lü ul OñiMtle. Barrio de Córdoba. 
pibrv de un distrito di_" lu proviacio di* Míilnga. 
iV estaban apoderados de los torres y castillos del 
•nbiilíjucllomanííaw^mu.wGnzniandi! Alforadie,part. 
^b. 2.%0Dp. IX. 
Hce el P. Gundi.\ (np. Gov., Tetutrn) haberse dicho asi 
k- estar Iiílcioel0rionte,eleiial8c llama en arábigo .rw- 
i«. Cutí f.'f<!í'li> N^j^l (i.T-;rorrjHÍn, femoiiino de ^j^^ 
^-.rarquf, es el origen de nt'iestrn fijrinjuia. 
BBA, axacebu, V. axtibel/rt. 
\V.. !,u riilsmo qiieyV6p. 

Üél agua se liacc la nievo, la sal, el salitre, cleijebe, el 
Ifre', etc.» Cáscales, Oísc. HUt. tía Aftwfia. 
ftl!\, axedrcu cosí., acittiraya base. Planta olorosa se- 
!Jan((! ul toniillo que se cultivo en los jardines. Foc;el- 
inn, ftin rí-pariir en su origi'n lalinn, dí»ri\ú cslii voz de 
arabizodo M^ksJl tijera trü/a^ síttureia hoptenai», que 
en Aben Alheilíir (II, *.t7) y P. de Alcalrt. Corriítiú Dnz>' 
15 error en la i.' ed. del G'/os.dr Kngi-Inionn. liaciondct 
larqueaquél vocablo no era niús, como ya lo tenia dicho 



7« 

Alix, r|uc la Iratiscripción del loUiio satureiaó satureja, 
rortiiHsqiieiTspeclivanu'titesehallaiienPlinioyCoIumela. 
AjKonKy.,ulJc'Un'j,arcidnc/te,a.i-a(Ircj,ua'c(ÍreJt:!iíil.,at.Te- 
dn^iscal.Ymn\\.,fij:edrech,cn.i:otirej,xfíClres,xadrcspov\., 
elxcdria va\.,-axeiirc^<t ba&c. De ^já-sJt ax-xatranck, 
scticttn 011 \\. M.irtiii, «toblrro pnra jugiir, tablero de oxe- 
(li-ez, escogiii!. In-bejo, jiip^o ileuxeUn'z« orí P. dt! Alciilft. 
"Y nsi cí»inosi; coiisieiiloiin las rf|n'ib!icns bien concer- 
Uiilíip í\\\f bnyn jn'^snsi df; tijedrn:, de pclula y de Irticds.v 
jisf se cDnsiijiiltí iiiipiiiuir y quo lifiyn lol^s lihros, etc.» 
/>. Quijote, I.' I*art., Cap. XXXIl. 

Dice Uri-ea (ap. Cov., Tesoro) ijiie es voz persiana, tiue 
corrompieron los trabes i-n iiiirauy, de donde vini» anes- 
tro rt.jvv//v'v-. I'ji efccln, j^jiíiJI íij:-j~i(ránck, iofruncuio- 
rum tiKliistm Vrcxlnpí, en el ^^ ú ^jcí persa, pero pro- 
4*odf (lol sniiscrilo rbnitirouya, vonablo compuesto de los 
pídnbnis chnUir cnutro y íiiiyn cuerpo. Es un niijetivo que 
Vil unido con bata, rj«''rcito, aunque se usa tanibiC-ncomo 
sustiintivo. Ch<tU(r(uíf/ri. pue^, denoto el ejército ronnudo^ 
de cu.-itro cuerpos, á í^ubi-r: alfiles ú elefantes, roques 1*1 
i'íirros, alfercps ó caballos *'; infiíiilcí; t'i peones. Tal em la 
coniposicitVn del ejérc-ilo indio que hirvió de modelo ol 
iuvenl4>rdeljuegode'yí'¡//r,-. V. Vunder LindCy Ge^c.htQh- 
ir de-^ Schac/t^icht I,"ly si guien tus, up. Dozy» Sttpte- 
menío, y el Libro de aa^fidre^ escrito de orden de U. Alfon- 
so el Siibio, Bibl. Xuc, iiis. Q. 317. ,... . ^^ , 

Tambit^n se da el nombre de ojcdres ú cierta especie 
de celosía 6 enrejado hecho de listones de madein cru- 
/.ados á escuadra, por la seintxjdiizu con el tablero del 
juego. 
Ajt:\ABE, ajenabo, axenabe. V. fenab*^. 
Ajenuz. Lo misaio que ayenas. 
Aje-^a. Lo luitjtno que at/iefut. 
AJtAio. Anl. 

Añilaba en el ntuludnr el gatlu q/erio, 
.idú escarvando mannaiia con el frio^ 



77 

Fnllf"» zafir culpado, mejop onie non virto. 
Espuntóse el gflllú, rltxol como sandio. 

(An-ipresU^ (ie HiUt, Cantares, ropl. litíilf. 
F-sta vijE es lü iir/ibiga ^_«*í^* achebl ú lyeb!, como so 
escribía íinUiznanienlo. y con la (cruiinnoión üQstelhino 
Hiebio, boi{ff'in,plaimrit, farrear en Ht'-lnI. 

Ajkz. Lu niismu que yeso t'ii el reino de Murcia y oirás 
pyilíifí. \' . itl'jQj. 

Ajimknr/.. Soiutin.^egi'in Hosal. Uigar donüü e] sol du i\o. 
lliMiii. gI (rorrador ú patio dnsUnado on la casa pora lomnr 
el sol. Vj& la voz arábígji ,j-**^l tui--.vemi8 c|ue se encm^n- 
en R. MarUri ron In signifií'Jici^n do nalnris, é inlecprcta 
IVjzy por «ícíroí/ oútc&oleUdonneenptein. \' . Saptenwnto 
in V. ,^««;. 

De u.t'.i-t!mÍK 6 aj-jcniis, por la in!><;i*cl6n entre la se- 
fruDdu y lerceru radicul de una ii ouRjuiru seguidu dr r, 
trunspoííit'íón de las voiNdc» y cambio de 1a«pui'loj, 
st: lii/o ujimeimj. 

Ajimez. Ventana de arco de horradiirn con una eolumna en 
el cí'nlro. 'lYMminn de Andalucía. 

En W. Matilii se ciicuenlro In polabi-o v«-«-i •rrmsia en 
correspnndi-ncia de/ert*wí/-«, y en I*, du Alígala j.finiria en 
1(1 de Dentana de yeso como reaxtda, ventona ridriei-a. 
AlH'M Híilula {Vioj''s, (, 199), al bablar de los ajimeces 
([lie liubiu i-'Ji la niL-itquita df^ Dainascu. emplea lu forinn 
<i«M£j7frnwa, de donde Kngclmann deriva la dieciAn an- 
rlüluzti. I)i.' cslas formns, dio; Üuntrenióre (Hist. <ies suU. 
huunl.. II. A/n^ndicfl. p. 280, nota 2}, es di/is usual la pri- 
mera. AiJíbas, añade, llenen muchas acepciones, etiire 
ellos la declaraboya cnndnidn abierta en lo alio del muro, 
con vidrieras ó sin ollas, pnrii (ptu pfMielre el aire y la luz 
en el edifk-iu. Otra Ibrma df la voz cjime:: y con la propia 
siiieniñcaoiñn de ventana es hlJu^ que se baila en >losL 
iMorocn und Fejt, p. 21'}), citado por (Jiiati-emr're en el pa- 
soiíc apuntado, y en al-Sbarisld, scfíun W. Wriglit (V, 
Gion. sobre Aben Chobayr, p. 2(ij. I'jíta etimología la pro- 



78 

pune Dozy en si i?U lucí 611 de la de Engclmann, si bien íg7 

norji cuiíl í-s lo moción iTí In primnrtí radícul. 

Pnr mi porU) flfibo ilnclar»r qii(!, m» ríirrpsponílionilo 
exarlaiiiiíiiU' ninu;iiiiH ü*?!»?! expit^sfulíis formíis á lo de la 
pnlnhrflíinílHliizñ. doy In preferencia ú la de R, Martín y 
P, de Aknlíi por ser la rjiós usual d»' Ujdo?, como nos dice 
(Jiinlníiíii-nr, y In iiirts f^íimiiiiíimenlo españolo, pues, h de- 
rmis de aipiyllositíxicógrnros, la empica con repiiücion en 
sus Viíi/ps (U escritor viileiiciono Aben Cholmyr, n-gis- 
liYindoRe laminen vu el Idrisi y ca Alinaeurí fAnulrctfus, 1, 
*>r.,2. a f.). 

Ajofaina. Lo aiiíimo que ayo/aina. 

\iosr,K. Lo niÍMni» fpie uljimiji'. 

Ajonjolí. Lo nii.'*ino tpie <t{/'»Ü"li. 

AjnRAH. Llevar una cosa nrra.sti-ando ú tirando de ella, lle- 
var 11 rcrnoUpie una embinTHCJAn, 'le ,»■ r/nirr*', trmjcefe^ 
firo-vír (sic) en K. Martín, an^aslrar, uavtíüiar li jorro en 
P. de Ak'JiIil, en el líunl se Ixdta el verl>o jj^ en st-jinnda 
forma con In propia significación, asi como lo vozjVirracn 
(Torn'.spí)riil(!ni'ia de itrmMraduru. La ctltnaloglü ^8 de 
Cnsiii, Muritiu, Alíx y Midlcr. 

Ajoncv. rtí/orrn, arorr« cast., aj-to/v/í cast., mnll. y vnl.. 
xorca port. Coreo de oro ó pinlu con enj^nsle t\*' pindnis 
priH^iosasípiese traen en Ins njnñeces y jun*,urafí d-l f «ri- 
zo y la mano. (2ovarrul>ins. ' , 

aÉii aquel día quitará ni redropelo el Señor t\ las lifjus 
de Siiin el t'linpin (pieeinixeeii luí plt'-ü, y los frnpniríes de 
la ciibe»;^, his lunetuj-fy loscollures, lasw.rorí'fM, ylo-» re- 
ti<)\!(>>: las liolittaSf y lo:i calzado» alU)S> Kr.LídsdoLiit'in, 
Df ]i>s nunilircs d<* Cristo, lib, I, p. 22 v. ^ 

lis la palabra arrtbipa oyi-l n.r-.rorca. a.Tttr*^ on 
I*, de Alcah), niniiilUí en Tanioi iz y Francisro del Rosíd, 
rorrigincn R. Martín, de donde debió (omarsu nombre, 
por liíibers'- hijiMi" ncíiso primiti vilmente de . !■ tn 

!^oi'i-U;d'-niiíiiiill)is<'i hrazült'te^. Traen la i'liníMi .1, 

Marina, Aljx y Eiigulmann. 



m.^n. Lo mismo que n/oror. 

itlK. 1.0 misino (|U'í nt/iorrv. 
¡"AR. Lo miymo qiií ojtmr. 

yi\&, o-cun^tts. Kiifermerldrl úd l(is liüslins cihftlltti'ei;. 
ípfirovfln. Üo/y tlorÍ\ ;i esl» voz de JfAzJl HT-x'ivácfinstt' 
i. •iiv' iiuiic/ituruní iwni itiftiitinfur. l*f;ro (•(niio el üs- 
-^ohooíi'ti las piernas de tos onltiink-a pi<r la 
|i k- «i.' oílt^ntro sobre f-I intoi'iif»dio ¿ iv.yuíiliipn, sí-^iln 
li*e 011 Anctlonilo (Obrun dv Albo{/rnriii, *;op. LXX, 
' 113) y no en et tnrso 6 ompe ine del pif^, ni coiif^iMle *:n 
Selas ni hendeduras de )asi-ndílIas.TiÍde) casco, sino en 
Iftarliniiziiflo ó luriicr quf' ocupa Ins tirlirnlíicioiioíi d»-! 
rvcjóii, líuy (jiif convenir en (lue las dioíMonescnsliílla- 
y Bi'ilbign uo cttrreKpuntteii vn si^nidcociOn, pnr lo nutil 
liiíndo lio s'T ítpiicoble ft ojungmt \í\ *'lini(i!opln ppr>- 
ebtü por el onciilolistu hülonüés. Mds en itIik'íi'iii con 
D ostnHfl oí vocablo «í/í/íyVw. consideniiido osle lírmíiio 
aio niPlíltesís Ul- lJjÜsJI nx-xricác ó de sjlíJ ojoiicva, 
tft en n. >fnrl[n, resqnIciOr hendedura, resíinebrejndu- 
en K dt; Alcalíí. 

\n, íusoear, 'tj-afw, axfttmr cust, alrovar caí. y iJioll., 
«r/íT e»l.,eíljor«rvnl,, encocal poH. Lndotí» (|iit* en di- 
1-0, prendas de vestir, ollinjos y moviliario aporta la tnu- 
' ol inflt rlmonió. Los min-bles y dL-miis objetos de lo nnsti . 
r el üviiIh: jIj— .rí/eír, y con el nrtículo oxnrtr, cai^ainiento, 
^«te.dntc ó casnniioiito de Idjn, joya '■n I*, d** Aleald, el 
^^l^doAlK^nJnldi'in (ffiM. dfi/Bprhffres. II, ¡ÍW. ap. 
zy, Glos.), utensilios, efpclos en Kaziinií'skí, mpeUcr 
fíiéfiticíi en l'Yeytag. La etimnlopfa esdeí'iundixy Rosal, 
¡orno en la dcflnieíún de ]n Academia selrniita el ("//'««;■ 
Os uiiomos personales y muebles que la mujer lleva al 
natririionirt, me porcee bicti Iroeríl este tugar, en denios- 
r.'i'ii'.ij .!'■ ipu' eomprenilla dsl n'tlsmo el dlnera, el si- 
llín nlr i;u-..(ge dfl VoctiM doi Cifl: '' ' 
fyo íiulero-les dar a^wjar III mit marcm dephtf: 
PKnibs mhlus c pnlafres mtiy gruesso? de sazón: 



80 

c^uotlos pora en diestro fürríes e corredores: 
K mnclins vcsiidurns de. ponnos e (.'iclalnnes. 

Poptiis cffstellanos aniúriorrs al 8Íf/io XV, fd. Rio, 
p. Ü(í, V. 2072 y siííiiiftnt(»s. 
.\jL'N'jri,f nnl. Lo mismo qui" (i/unjoU y tüjonjoU. 

Guúnlense... de fyV«i/tt//, porque cnjetidrji humor grue- 
so y viscoso, ijulifírrw; de Toledo, C«/vr rfe Ut piedra, up. 
Mariim. 
AKAfiSAR. 1.0 mismo que rtcarnar. 

Ai.\. El nombro t\v Dios entr*? los Arabpfi. 1»r U.1 ut-tah', 
nnmbrp qiif, en sentir dn n luimos, es ronIracríAn di'l nrl. 
¿\al y de \j1 //fl/i. Dios, clivinidn'I. Iíhíz \.'I úluhn, adorar. 
Kn P. tie Alculli sf lee: Atláfi en arauín Afléh A íWA. 
tiLíi rrifíliann mnriA, y yo s(^ que no fu»' al fingió, sino 
con Alti.» li. Ut'Ü'*''*' pHrt. I/, cap. Xt,. 
AuRií cost., tikibf^i base. La rnmn del flrlMil combada Iiáiiia 
la ticfTii. Un pali'Io cóncava del rndeiíno del molino. V. 

AL.\Be<:A nnl. Lo mismo que nlbfihtica. 

AI.VBBO. Líi eiirvatnro qoc ha (ornado la pared V» ctnilquifr 
pieza de tnadera. V. alabe». 

Alabi^, f'Ufbej. \jas tejas del alero del tejado, las sobarbas 
de los halnties. Aunque estas voces parece» tener cierta 
suerte de parente.«co eon !a latina labe¿, ruina, cuida, da- 
ño, vieio, iVimo su eonefipto »_'íipilal fs el de finrorraüarn, 
no se puede aflruinr su derivaciím de aquello. Diez y l>nii- 
kin considernn con Liirnnnendi ti tilabr como palabra 
bascoiifíjida. En Alix i-e leo: de las etimolnpíos quir pn»- 
ponon Marina y Cflsiri, solóos aceptable la de ^y írnnt 
JtpTt't, ronr^rtif, matrrocit. de donde viene ^^1, etieoí^ 
vado, dnblndo. YonñndiiV> que, ron preferencin á feta» 
de reconocer un orlsen oríibiíio, Irüeriii los vocablos cas- 
lellniíos del arábr>p> .y. furarh 6 atcech, nombr»: de ac- 
ción lie la primera forma del v. JU. que denota lo que es 
lortuosii. i-iiL"or\ado, lo que mx'stA derecho, enn aplicíí- 
ci6n ñ Ifl curvatura ú lorluosídud de un árbol, de un palo 



fi 



«i 

4S madera, (te un muro A pared que no esl6 á plomo, De 
s.nn:<ir.h, con el nrUouln, sií hizo aUncnch. y, iiitíiiianlft 
areprfísnntoción <lcl j (O porlaí* (Cf. albaccn) y del . ch 
por Iii HÓla s, fitabf'ü 6 nhbej, forma t\w tr-i- eiicnfMílrtí pii 
Marina y que yo otisidoro como riti siiigiilnr y uo como 
el piurnl de alahfí. En cuanto á este lériniíio y ni de ala- 

.i\beQt *lc tícepUirt^e lo cliiiiolo^'íit, liobrlaquo oaUniarlos 
*wmo (i-anscnpciomís d<^I urábigo -^il ahihoflr, sin ol.r« 
ollor!)<!ióri qiiñ hi dül flpíi»M)|>ftdel /cA final. 

Alagaba. Cuesta, de v^ rtíacrt/wi., c!m?sUi,.fí'*r«í.<«j* ftii 
tt. M.irlíii. Kslc riomtn-ii se conserva no (Iraníidn, comn 
"lcn'jiiíijiari6ti de lo cinislii ijuc. coiiduo; ni Albnirín tior lo 
parte di>( Triunfo. 

AiA^F-SA, nfhncp.na, iti' sJ^^'l '///Vu/Vírt, arniariuní pn llai- 
mniido Marii[i. <}ur(Ííx y Covarnibias. 

Aij^a.H, Pcohode las >i/ia»q(ii' es de coda oiarjal de vino 
lrK*inla mnniviidís. RvUwión <¿c ios dervchos Moriscos del 
Quemp''. An^li. dit In Inli-nilmcia df Gríiiindn. KsIji voz es 
In íii'iÉljigíi jUXt'JI ttlaxtir, pl. de ^i^, difama <m R. Murlfn. 

AiACRT,. Voz aragonesa qiifl significa ftuidanienlo do un ('di- 
firió, noroo. lis la nnUiifífl c^-'^' fidM 6 fiitc^f, que, cníre 
olnisacepí-ioncs, lien'J la do fundaniculo «m Ka^ciimrski, 
Tpáola It. Martín baju la forma .¡^«v^l *tli/H h aUtcel, según 
lo pnintinolación vulgar, aunque eon si^oincadu distinto. 
A • 'ikvcM nn seo más que lii conl.rocí;iúii du ¿^LJ— "S' 
( ', pl. dL'.jJ-.^i alit¡(!.-i,fu/t({utiu'nruin en U. M.-irlín, 

Jn búíje (I cimitMitn t]e tm eUlficiu. 

Ai.ACin porl. Vendimia ú oos<^cha de vino y imoile. Sin. Mo- 
íi8. K*íte vo"'ahlo, quo se (:iiá;uoiilríi im la Crríntcn áal rey 
D. Alfonso Enrirines ptir UimrlefJolvAo yon líi de D. Al- 
fiinso 111 por Uoi de Pina bnjo la forma Alacti^ . vleno del 
nc:'dii:ío j— a.-! 'lUi^-ír^ 7'"";/^^*, cifulimia, tompu» rindimicc 
iTi lí. Marlin. 'iioñada pn p. ile Alcylá. I,.n elimologfo es 
de Mipiira. 

Ebla misma pniobru ^^e ballü lamljíén luijo la poit^grina 
km\\L\ pcUwjilli tx)mpucaUi, ú lu que pjouso, do Ja prepo- 



«3 

9lci6n V y de^«a*ll, en el pasage siguiente: .-Somos já & 
cerca do mez de Julho, em que nvemos npnntiar nosíos 
-^poins, p. mnis vfrK:e chegonüo o {í?mp<»(ln/K'///7rí7/.<v Dor. 
dv la Caín, de Tuúira, síjrio XIV. tip. Sta. )\o&tt Elucida- 
rio, II, p. 210. - ' '" - 

AuACttvN cast. y cal., alacrá, aliucá. aliocrá, alliacrá vol., 
alai-raí, uUwrño, /iicrao port. KsciM*pión del mismo nom- 
bre; pie/u del froiio de los caballos i'i ninnern di' una ȟi'- 
tajuela ó clavo retorcido en caracol puro ()ue el bocAdo 
.tirciiüa en la rabezadii; rndn nna de luí* (isillns con que se 
truhán lu:? boluncs de metal, pex, prjirsiipu. bisel nróbígo 
VjJuul rtiarrab, hebreo a-ip? hacrab, de donde pretendió de- 
rivar Cuvnrrubias el vocitblo espuñul, scorpio en R. Mar- 
tin, escorpión, aiiimol venino en P. de Alcalá, icorpio H 
huim Honiiniti Htgaiim apteMe. en Fniylufi, giinchn fiue 
pende de un extremo délo romana, hierro retorcido qne 
se cuelgo de la silla en Kazimirski, hehillfi aplastado en 
furnia dt» S en Dozy (Suplrtnrmío), tU-l -; ju 'vmciv* i-n Froy- 
Ing YjjeuJI v-jfc cíiiigrcjü de mar en Jacksün (ap. l>oz>', 
fkífif.j. Traen In ctiinologlo (iiiodtx, Qisiri, Cuñe?. Soues, 
Mnririn y Alix. 

At^^üAiu Kl conjunto do cntu'llos queojttíi á los ladoM liv. la 
cabeza y cae sobre las sienes. Academia. Kb lo voz orA- 
bígn ^Ijül ad-ilor, clrcnlu, expresiva ile la especio dr vo- 
luta ó caracul i]ue forman los cabello» sobre In» sieiice 
sujetos por iionpiillns 6 peinecillos. 

Kn calalán el téimlno a/f(c/ru'sfgiiiñca />»/^rf(. La eit- 
ninliigla aa la mi»iii)a. 

AuiiiEspl. mitll. Me/quiln Innv», de iUjjUíJI aUtbfie-toctt, 
tutitpto en KcdhoUKe, mediante la elipifí» del seguiidn 
niieiiibrí» del vocablo. 

AL4t>MA rntl. Contribiioióit i^pii^ pngAbnn Ion .¡udlOR de Arn- 
«i'in. (lastro. l".«ta pnlnhra, (pie no se encuentra en losdír-- 
fíinnaríns rta*iic(i9. e!i la iirAbiRa ux'líif/'rfonini", qiiepn 
«igniflcnción de trihutu ím- lialln en Mnrivil. S,Tbldu es (pie 
los judíos y crisUaiios, si'ilttlilns il<> lus principes niiisnl- 



__ 83 

-. manes» oran llamadus juJul Jjl ahí ud-tiimma, la gente de 
la proleccU'»», los oliunlcs ó gacan litios on sus pnrsoniis. 
feniilla» y Il(lbc1*(;^< lui'Uiuntucl pugode áuvtvs 'uií\iukhU}^ 
y gabelos, como la i^j^ ChLsya A cnpíUicit^nf el ^j£~/firfic/i, 

lite. iKMioniiniiibaulos también ^•*-'' nfl-tiimmy^vUens tn 
ñdütn nH:'fiftM,pfirfí(. tribufarra-t oí\ KroyLiifí, sñbdilo lri- 
buUirio «li'lGrüii S<iñor eti liñcthor, 6 sinipleriK.'nlc trihu- 
tar/itó en H.Martín, ala miinernque los timbes linbitonles 
en nuestra península recihii^ron e! npfilalivo de Miideja- 
tes, vocablo sinónimo dft clinuttt/, lu^^pn <[ue «iitríirotí en 
el vasallaje de nuestros monarcas. Finalmente, á miz de 
la conquíslH dft F.spiiña por los musulmanes, no sülo se 
diü el noinhre áf nfif fid-<iinmta ít aqti<!|lns de nuestros 
naturales üometídos ile grado ó por eupiUilHcianes y eon- 
ciortos fil yugo de los invasores, sino también el de «^ic 
luAjorfirn f I/i- díninm,\09 hMmrofi fi ufzc-jnfos del pacto 
ódoln rlienteln, como se lee en el famoso historiadop 
Aben Hayón (Ap. Aben Aljatlb, Introducción á In Ihtíta, 
cod. del Sr. Oayangos, fol. 7 V.), el cual, ocupándose del 
Conde Ardr!ba.sto, hijo de Witizíi, le apellida i*xj'I *jci* »*tj 
principe, jefe ó representante de los agemies de la pro- 
tecriún ó clientela. Esti; nombra ad-áimmy, iribitiarius, 
nos explico la existencia en los díolcclos vulgares orábi- 
go-espaíiüles del sustantivo ifcj domina con la acepción 
de tributo, el eual conservaba aún sn primilivo nombre 
en el siglo XIV, como resulta del f^igttiente pnsnge: 

«Proeterea ul oninia el singulu pi-semisfl observentur et 
compleanlur, slatuimus. cpind qunliüet auno jaelentiir 
seu imponantur ^Ua</ma ctnitdui, proulmetius, el flp- 
mius el soleninius possit fleri seeundum legem et obser- 
vaotiam judaíoi-um, cnm rotulo Thore, sen I^gls, pridie 
niensís Octobris, In Synaguga niajori ctyuslibetloci, pne- 
senü Ifita aliainn, vel mnjore parte ípsiu»; etin locis ubi 
' 'i"nl Synagogíim, jactentur dicti yltac/nmet nttdui 
Lii <'i| vel in alio loco, ubi facínnt oratíonem, nt om- 

ludtei leuearil et observeut omniu supra dicta per 



,|tütuin ílliim onutim. (V. Fflrl" Jacob? Reft.' Arag., ftnn<t 
i'MVÍ, ii|t. I>iii:nii{{e). 

Aladok. Zarcillo, nrrocado. Alix. Ignoro dónde encontraría 
, el míilogrndo orienlaUslQ esta ací?pcirtn. qn^ no se regis- 
tra í;ii los diccioiiorios. IVivi en oí supuesto áv íinr» oxisla, 
lu vuz almiar no es más (íiie lo arilbigfl .yX^\ aihadór, 
que con la sigiiiflc¿ici6n ílii infíurisy pendunt tI'oreitie,í 

j^jScu, tlü pendiente 6 zarcillo, se encuentra en Freytagy 
Kaztniír<íkL 

Aladhi^a, uní. Lo mii^mo que bosf¡ae, según la Hílilin Vii^ja 

lie Ferrara. Casli-o. Es la dicción berberisca y^ ñírár un 

, , Murcel, adrar en el Dict. Franr.-Bi-rbérc, y con •■! nrlunilo 

árobo alidrái' 6 aUidr¿Vj monie, inontoño. Mcdiont(> el 

apócope di: la r ñnal de aUidrúr se hizo aladra é&tadrea. 

AMOHoyuE cast., fiírtrfrdc/iival. y mnll. lioquerón ó tmchua 

. sin salar. Dozy isnora si tentlní reliicitjn esta voz con 

-,. wijjSyl ar-racróc, que figura en uno listo de pesucados que 
traft Uoxwini (It, 12t)). Á mí no me lo parece; pero, como 

,,,curi;í7,eo de etimología queme satisfaga, me limitaré ó 

. apuntar la de Alix Jly-¿i,'l ad-ilirác, nombre de un pez en 
Freytiig. 

Aladul. No se linlln esta voz en loa diccionnrios, pero se 
encuentra en Francisco del Rosal con la acepción de cal- 
dero, lo que indica que estaba en «so en su tiempo. Es la 
íirdbigojixll ad-daíít, sitida en R. Martín, hebreo iSi dli, 
siluUiaifitus awieuda; i^w Gesenius. Aunque el latín do- 
litiin tiene semejanza con este nombre, no conviene» en 
signiflcúción. 

Alafa. En el comercio, etc., la pensión que, según la esti- 
mación de los Jimjbeses, sube ii lílfl florines de oro, y la 
paga til Emperadora varios oficiales de guerra y paz. 
Terreros. Con poca ulterticlón es la pulabra arábiga ká^ 
tílú/a, pensión, gnitificaci^Vn anual, recompensa anual de 

; I Servicios en Boctlior, gajes, salarios en Marcel, sueldo, 
paga de las tropas en Kazimlrski, stipendinni, pee. mili- 
tÍ3 eo FrcyUíg. 



» 

AT^aí^^all- >'c?titlo de nlgodún y sedo. V. fmnfmja. 
KiA. (jraciíi, portlúii, do <i^ojtit utaña^ salud en P. de Al- 
lá, poja en R. M&rlin, tncotunuUiS en I'V*yUig. E*jUi voz, 
ya roíz laUt, t{fa,/Mí/vere en el lexicógrafo cataldn, se 
lia rpprttdnnicntí; t;n las inscripc¡oiK-s áiübt'S de la Al- 
(iiubru. Lu itUiiiülugia es de Alix y Engt^linunti. 
G\. Iv»pecÍo do t]*Ígo. Alix propone Ircs clímologfas Ara- 
es, olvidandu qinj ustn voz es la latina Aiica, especie da 
'igo semcjaiití* íi la escanda en Pliniü, la espelta, cierta 
íprli! Ue Ifigíi en Nebr-ija. 

lOARA, alfaíjura, «{/íyVfrw, altuigarn-, alfngiarn on Ycpcs 
CrúnidHí de la úrd. de S. Benito, VII, Apéndice, f. 10 v.>, 
e i^jJI alidiára, corliiia. Dozy. Coururme con estaetí- 
lúlügfa, lio pulido (islario en la inlerpreUición de atP' 
mt (|uu du ul docto orientalista al vocablo arilbigo, 
iundo su mis coini'in y ordinario sentido v\ dir velo, 
aslldo, cubierta y cíipíi. Véanse Freylap, Kazimirski y 
une. Y aunque la cortina sirve también para cubrir, 
itieiido que el vocabla Cfíu cuadro mejor con los textos 
Lie írae el PuUrc Flores en la Esptma Sagrada (Tom. 
XXVl^ págs. 27, 35, 43y fil) y Carpentier en su suple- 
lüiilo al (ilosüriü de nucange. Esrnás;yo croo qu-; el 
irniino *^jk\a. achara no es aoiso más que la forma ará- 
biga del liebi-t;u TCizfuroqiiet, ceUtni, quoU in tabcrnacalo 
•o Sant.-lwn uparabat a Su»cío Sanctorum, como se 
en el Éxodo, XXV'l, 31, en el Levftico, XVI, 2,y en los 
limeros, XVIII, 7. V. Gesenius, Lexicón Uebraiami ct 
'haldaicum. 

HKA, alafieUi, algcln port. Campo donde boy poco sentó. 
e fcUül alh^Udy cicmj mansio en Freytag, morada, habi- 
tación en Kazimirski. Dozy deriva las voces portai^uesas 
mí,sS3s^] alhitta, gcn^qnaz aíiquo loco «itbsistit. En Kazi- 
mirski denota también morada y tiendas de tribus n6- 
ffiados. 
HOXLA, aiailca ant. Colgadura ó tapicería para adornar 
paredes. Academia. 



«Mamlo (jiic dcti trñs uUtifrfia de lus mrjonjs, qiir poii- 
gon por el cielo en la dicha ciipilla <to tir ele oslíir 'inUi- 
rrado.» Tmtnni. del lioij ¡}. Pedro do Castiila. V. notas 
il'í /iirilji rt Ifl Crón. de Ayaln, fol. 273. 

Cosii'i dcrivfl cstB vnz ílc ^4^ átncfi, colgar, y M;irinn 
d(; wtL*.'! a/(7c«, cuyn etimología accplo líoay, dóiidclt; ou 
el Suptpniento la signiftcadún de drapcrie, fiipis^rie í|ue 
no Piífiíif ritiyi en Ki-t-ylng, Knziriiirski y Lañe. Convinien- 
do yo en In procedencia arábiga dt- la voz españulu, creo 
enconlnu'cl nombre de qtic se deriva en sJOU.'! atiluca, 
ayUtqua, colgíijo, algo que cuelga i;n P. de Alcatft, y por 
conlriicción, traducido el p 'ím cnn kcns'a por «f, conio 
lo liacífin los moros granadinos, (ilailca (.Sobi-e ei valor 
de la letra « y su representación en la escriliira castellana 
V. V. fio Alcnlil, Artr para (({ji'rameníe sfiber t/i. Icnf/íia 
i/ráuigift, y Ui Rpf/lfi y Doctrina mmj prounckosa, etc. qiie 

va puesta al frente de su Vocabufi^ta). En abouo de esta 
elimolngía, debo observar que el vocablo atu/iilca ó 
alfíilcu tiene ini valor pí'in^rico aplicable á todo !o que 
cuelga, así V. de Alcnlrt Irae rajlf/r/ua pürcül)¿ajudeuvas,.' 
y en íos Libros nt/onsffii^ dol »aber de aMrorwmln, se lee; 
(.Kt Ilnmanln los arauigos fW/íefcrt que tpiicr decir arme- 
lla. El algunos dellos In nombran aM/7rte« que qiiier ton- 
to dozir cuerno co/í;f/rfcro, por que cuelgan delln ell.nslro- 
lalmi quando tomón la altuní (V. vol. II, p. ¿(il, lib. 11, del 
aslrolabio llano» cap. I, Del colgadero cí de la madre).» 

Como remato de este nrlícido, debo hncer nolar que 
P. de Alcolíi li'nej3-l«a Infitiqcn correspondencia de col- 
yadara. ,, 

Alauitk, aluhyte, alñai'ífí nní. Joyel 6 joya. Ácadomio- 

nOlrosi mando 6 lo dicha InfHnta... la corona quo fué 
del Rey mío podre... c dos .1 (fdtytí's do los t]ue yo tengo.» 

Tpxfnin. del fíey O. Pedro, Crrín. de Ayola, p. %2. 

Ks in voz arábiga h^s.frnit. v con d in-t. LuáfiJl <díoyí 6 
a/Aíf^f (represciitndo I u 1 i ni ' "/iíV/«en Bair 

mundo Martín, joyel ei^ '' Umiu. lira, pues, el aiahi- 



87 

(e ó aUiaite uno especie de armella, manilla O brazQUíte 
hecho de hilo, que es ni priniiüvo y genuino significado 
leí vfn'nHa iifA.Jayt (fUttm o.w R. Marlin, hilo en I', de. 
Ltcelá), c;n el cual se cnsarlaban, á modo de collar, pei-- 
liis, oljúfíii"e9, corales y otras piedras príioiosas, y del 
cuiit pendíun todo sncrlc de dijes y mcnudoncius. 

Alaja r-iml. y hn«o., aUtjfa boye. Lo inienm que alhtijo. 

Anjon, ftlf^jor, tth¿or¡ tihxor. Tributo, poutíióii línfllf-Mlica 
qtK* se pajeaba á los dumins de los solares en que esta- 
ban Inbrndns Ins cosas. I)r j^íaII nluxúr, diezmo en P. de 
Alcfllij. La etimnlogfn es deAlix yKngelmann. En Incdad 
mediii consistía este tributo en el dJOKnio do los crios* del 
gflnado y de los frutos de lodo gínero, como se declarii 
en el pusojíe sif¡uiorite: 

«nnn dcnl regi icrrie (itvxor, ntíque nlío homini de pone, 
dn vino, ñeque de alio labore.» PHoikyio de Alfonso Vil, 
ip. Muñoz y Homero, Colee, tle/ai-r.y cart. ptu'hl.,\i, STT». 

ft.\JOR. tiUijA casi, y val., aUiJur cost. V. f¡(/n/ó/\ 

Alajlz, «ía.r//j. Vipja, dfí¡^j^!s\*,'l alfirhusa. rtUuia. («nadix 
(Dic. /íi*. fh Ui liihl. Cnltsmb.}. 

AI..AMA lArnürtu). Teln de uro ó dr plata quf eii r.íistilla se 
Ilnnio Inniti. Acndnjuin. Acnso ü('l a<Jjt;livo susljinlivado 
«Ü to;/)«. brillnnte en Maree!, ó !Uw' /«/»«> brillante, res- 
ploíiiltir, luslrfi en Boctlior^ y con el arl. aloma. 

Alauau casi, y port.. «/w/iartí cal. y raiill., aUunarac base, 
ntnmtirs pl. val. 

Duconge interpruía «/««íwcíi porseric<,^w!<;«/< in oe»- 

íbtts, fiHidndo on p1 siffitií'nli' pnsíific: «Cum primumCle^ 

íci Kcclesiam inlraverint, superpellireis muntlis sive ro- 

qnetis, ac mininie Inccralis vesttbus iuferioribus, lalarí- 

busitijíris aut alio lionesto colore infeclis, sine soricis 

flnsiMili^, sen Alnmru'ihiDi, ut diruiit, cum cappis ni al- 

muciis iudunntiir.n Co/ic. Limamun, ojin. t58'¿, lom. -1. 

CiUlfvi. CnnvU. Hinp., p, 5J5. Pero que estas floreritas de 

í'dií no cmiprondion tniln ni tnij»;, sino sulamerilo sus 

iii^ í*' fninjíis. se dcclaní ni;'is nrríbii h I» p. 24íi, donde 



se lee: «Removoanlur vero a Clericali nsu nova quiedam 
invfnta iiidumemoriim, mil ornnlus, qiiie militos, iion 
Ctertcos dccenl, qualia siint, quu' patrio more vocnre 9a- 
líinl, l-i;rlingiiin/). Polnyiins, PiinUs, (tuarnirloacB de se- 
da, foscas on los mtiritoos, .-IMm/jrw.» 

Resulta, piins, di? estos pasantes que los alamares eran 
cierta suerte de fascas 6 giiarnirinnes di> los vestidos ron 
flores de «edn, honladas 6 sobrepuestas. Pues bien; en 
este sentido piuMie «quello \07. dei-jvarse, como lo hoce 
MüIIer, do ^ (ilfiín, in.Htt/j, ora panni, qti/p cotón* di»- 
fineta f^st iithüUi.< parfibiis, xfri'a rcsíM en Freytag, llie 
ornomental, or flgurcd or variegaled h*tnkT ota gorment 
or picce of cloth, lite cnbroidered work or docorotlon in 
Ule borders, Iheñag. or strip of a i'Ioth en Lañe, orilla, 
franja en el P. Ij^rcliundl y Simonel, nrepcirtn que lleno 
aquiílín pnlabra en el siguiente verso (Crestomnlf.i_,p. 122) 
de Ib Pneaíañ Valencia, su patria, de Aben Axzaccéc: 

Visliúlfl su dueño brnondo de heí-niosnra ron o 
el rto por fratijos 6 oiamares. 

Esla fliniología de Mrtller fui reclia/odn por Dozy. fun- 
dado en que JLt no tenlii In HiguiflcaciOn de In-nzn ni jífl- 
\t\uy nnndifín(I<i f|ue, iiuii (le lenorln, t'l rantbin de alnin 
en nt/imar serla do lodo punto pi?regrino. AI Imcep esta 
i^ltima nflrmnriím no tuvo [írescnte el sílbin orientalista 
bolnndi^s que la r se iutercnln frecuentemente 1*1 se afrndii 
al ftn de las palabras, como nos dicfi en sus Obscroacio- 
nes genera leg sobre Uis rondón o rilct, p. 23 de su Olmario. 

\ji eiiniologfa que, en susliiticiún de lo de Milller, pro- 
pone Do7.y, trayendo In pnlabni olamw, nombre al que- 
da la sifmintracii'ui de coiilAii ó de cuerdo, sin otro f\mda- 
mcnto que liollnríie eu nt)lnnd de Hussy con la de íigiir 
thpiVhú, iii> lue síilisfítce. t-'.u aboiiu de su opinión, repu- 
Idndolo eomo decisivo, cila el orientalista holnndi^fi el sl- 
piient*^ pn*ía(io de Marmol. (nfl.taip. gen. fie Áff^ira. II, 
lib. 1.", fol. \fiy. "Todoti tienen hermosas cuerdas y s>^ 



el mar y 



89 

m^hlflles lálírados de oro, y seda, y nljofar, con borlas de 
l^femrilííTí colonísqnü cii*'ii sn\mi los cslribos (ijiiü Ila- 
loij -l/í)(^ff(í>y los cubníii todos colj^iiiidn de las ricas 
lias... Dozy identifica el ,lK>inbre amaras con cuerdas; 
iro es el casu qn>i, como él mismo confiesa, la niix nmit- 
no titule semi'jiinli! signifloiiciOii. La hipótesis de que 
amara proceda de la bfcljori^co ^jJ uinrár no puso 
uua conjetura Bu mi sentir, el térijiíno wnnras do 
lopmol íjii'T se refi'Ti;, no yftlo íí ctterdits, sino fl annon- 
ties (voz (lue, oii la acepción que parece toneren el pnsage 
inscrito, no s>.' llalla eij. los dJccÍoiiario&) do ps acaso 
iás que el arábigo y,.^-Jl nlfinmira, nombre de unidad de 
mji>, la corr-ea blanca de cuei-o, que sine <le cincho A 
retal pora fíjur ln silla ó montura del caballo, Ja cual, A 
izgar por la descripción quenoshacrdclosexpléndidos 
rreos del esciii-idrón real del Kmporiidor íle Marruecos, 
íliiba recíJinaiia de oro, si'da y uljóffurs, p<^ntlÍnido do 

Jo'Jas borlas de difarcntCH colores que cubrioii lo» es- 
ribos. 

iMBAR cosí., alambre port. Lo mismo qHe ámbar. 
^MBioiE cast. y purl., atambii'iü. y iiiatl., «/«wiíjíc/í val., 
[ímHftrí cat-, /«mAiVíic port. y Rali., iniñhiqum base, do 
^:íl nlanbíc, precedente de! gricjío S/X 6 J[*^w>í. Bosot. 
IWBOH raiíl., val., cat, y porl., ak-ahú v¡d., «//roÍJtwensl., 
il., malí, y porl. Según la Acadeuiíu, ostas voces no son 
lú-i que formas distintas de una miiima raíz, usdudose 
ainbortin la Mancha y otras parles, y alrnhor un i-l ri^i- 
> de Murcia. Pnrliendo de este hecho,. Oozy considera 4 
imif)or como alteración. de alcabor.V.n este supuesto, 
■rivanse aquellas dicciones de^JiU ulcubó, fumar ium, 
liuitrnfiíi fiíx H. .Marlln, bóveda, techo embovedado en el 
irtás y Almacori. V. W. Wright, Ghsario sobre Aben 
lobayr, p. áH, y h Dozy, Suplfinonto ¿n f. j*3. Sefjúii Te- 
jeros, ahiinb'jr lieuola el tor/al ó cordón en alguna orÍ- 
y la orilla misma. Bsta fornia, que cotisideni Do/y 
ímo dtnórüinade alaniai', quizá no sea otra cosa que la 

Lt 



90 

voy, arAbigü J-j^"*! o/ohbi/l, pl. ne J..*^cuprdfl, \a cual, con 
inserción de unu rn i-iiíúnica, ^Iiicopu de la A y cambio de 
Iq i por Iti i; soiifirlo alonthoi'. Fiiinlnir-nt(>, oí 1('tiiiíiio 
alambor s\gn\^cü lonibién en %^lericiaiio una especie de 
cidra. >'ci ^(' si leiidi á elpuiia relación con esli? fruto o\ 
óy.¿^>i\ aUtítnbof que produce el Árbol llonindo Crí/. 

AuAMí cat. Lo mismo que ahmiu. 

"Kl quf pupijcn fer nlfüdi et rdami per se maleixos.» 
Carta-ruHblii oloi'KüdH por U. Jaime 1 á los Muros ÚíA \n- 
IIr (le Uxó trii l2r>0. ShIvíí y Sainz de Baranda, Colee, de 
dfjc. incd. para la Hist. de Ettjwñtt, X\in, p. 42-50. 

Alamia poi-t. Pií-za d«;l tirriés, de lOLl at-lúma, tuiicOj loriga 
en K. MarUii y l-"reyt«g, uoraza en Kii/jm¡rski. 

Alamin cükI. y gull. Fifi de pnsoa y medidas. En la Moncha 
y Andalucía el Ahirife f|ue m^ nombra para reconocer las 
obrutí de arqnilccUira y sil calidad; funcionario dft justi- 
cia. Es lapalalíra arábiga j^j*.^l fiUnnin, fld^Uscw R. Mar^ 
Ifn, fiel de qtiion oonñamos, ño! ác. pe<;os, fic\ de las 
medidos de pan, juez de edificios en I', de .Mcaiíl. La eli- 
niologfa (;s deüuadix y Taoianz. 

«Esl etinm inlcí- Saraccuos offícialís qui ^1 lamín, id est. 
ñdelis liii^io Ar^d)ica appcllalur.» V. Vitalis Hpiscop. 

. (.Kreiifis, /><' il£/«í/í'íí/r/í/í7///s Suiacenorum HUpunia',»^. 
Duoange, Glog, 

«Eran coiiu» ininislros suyos (del Alcalde ninyor de jus- 
ticia) los AUimincA. AhnuUicenes y Alarifes.» ÍCAñiga> 
Amd. <le Si-citht, lili. I, p. 30. 

Kn (írnnado en lienipo de Moros, y aún después, lodos 
losífi'emios liínlan su Alamin. V. Salva y Sainz de Bar-an- 
da, Coifíc. (te íivc. ütefJ. para la HUt. de Esp., vol. \'U\, 
p. 471 -7S. 

Au\MiNA. La multa impucsUi por el Alamin. 

AtAMiií. í Jírivjjí». <ie jj**Jl (damád, ccctU en R. MnrtÍJi, ce- 
rrojn, ci'rr.iduní en I*, ib' Alcnli'i. F.ste y Kreylap traen Inm- 
bíéii aUimudfín signiltcaci6n de columnn, coliunmi balís- 
tds en el lexicógrafo catalán. La etimología es de Gueilix. 



91 

íBA. Lo mi-omo qiní nmbfir. 

"Los tifiudos olores parapslono cumplen, ansí como 
\lanba,o\m\f-<\\xv, ulg/ilio c Inles mn; son fortolezH.» D(>ii 
ínriíjni; fie \'ilii.'tiii, Ar'r Ciforio, p. M. 
iSLK. Lo mistim i]ije nlfianio. 
UjiNXEn. Kb Id voz íirrthiípt jj* áchar. con inw'rción du uiin 
» eiifónica, y ron «^I nrt. alanxer, rtfeznis. iinfl parle de 
diez pii P. rtfí Alcalú. 
•Pagfiboii otro derecho que Ilamobnn atan.rttr que es 
blezmo de pan ño. ditíz lumopas una de trigo y c^tNidA y 
nabas y píinizo.* BH. de fos th^rrrhnn moriscos fiet Qfte/n- 
píí. Arch. de Uient^s Nnc. de Graniidu. 
^PZ. I^ míf«m<> que nthnps. 

&a<jl'£<:a cosí, y port., (ur/uwt' porl. Plwdni d»í la IixIím (|in' 
^plirndn por 1.» (lart'* '^xlopi'írdeliení' olfliijo dftfi uongre. 

I'i* RJua^l uiiufitr/í, rurnnlhifl. S«iis« y Dozv. 
ViaOL'Eul'E. Lo tnismo qmr nlnr/urra. 

"KI H'n' vinn rt recibirá! Alniirantp... i liififío sequiló 
la coroim de lu cabeza i «c la puso al Aliiiirnnle, i el Al- 
mirante fe quitó del cuello un callar de buenos aUif/rw- 
tjiu's i cuentas mui hermosas i se lo pusoá íl. eU;.H Heinr. 
dri primer cioje de Cohín, ap. Casli-o. Dir. 
^\nA (Ku), mod. adv. anl. Kn farfaivi babluiidu del huevo, 
academia. Según TernTOw, áltirn llaman nlpiinns A Inal- 
ira di'l lluevo. La idcntiflrnf i»^ri de o«tos Irrniinoj! nbona 
etimoloííla de Dozy, ((lie Instrae de sJXlI ali/fifálti, pe- 
Ifc.ule en Boclhor, la película rt jijara dol luievu. En Rai- 
mundo Murtfn se enciienlra O^ fjdüáln on sentido de 
■candil n. 

^lüuDE cast. y port., aUirb cat, malí, y v8l.,ator6«caet. y 

ppiall., aiarbf^a base, ataree port. y gall., du ^W oUirubt, 

nrabs en H. Mnrlln. Traen In ctimoloirfa Guactix fOic. m», 

ie ia BAL Coíotiib.), Sousn y Dozy. Cf. Rosal. 

iCA casi., alnrará base. La mismo que nffiaraca. 
kHBiA, alftrrw por!. Multitud, muchȒrinmlu>' ile nlarrea, 
le «i^yül alarbyija 6 atarbia, la Arabia en H. Martín. 




92 

Ai.ARBiogf»ll. Gigñtitej espantajo. Aunriue parece esta voz 
la mísiim i|uc ulárabc ó alíirbe, $u íi«gutiüi) acepciún indi* 
ca que procede de la latina iarea, mascara, sombra, vi- 
sión, fatilíií^ma. 

Al\í(ü malí. Lo mismo que 

Aj-arüe cust., COL, jnall. y iKjpt.,d/crrrfe« base, ntart val. 
Muestra ó reseña qiiR af h«cíi ric lo gonlc de jiuf-Tra, os- 
t(í 11 tinción. Ks la voz urilbigii jay¿^ aUird , recensio milt'tum 
fiD Fi'í^ytag, revista de tropas, exposición en Kazimirskí. 
H.al7. ^_^^ tírftdn, nsfcnrífrp en R. MarKn. Ln etimología 
es de Sonso y Marino. 

Áuade.s, e lavancos, e gordos ansarones, 
Facían su alarde ^erga de los tizones. 

Are. di' Hita, Cantanys, copl. Ifl5fi. 

Alaiuh» casi, y twrl. Lo mismo que alarde. Kn Alcoy, don- 
dt; se usa al presenil: esltí voz, donóla simulacro de 
combate. 

Qiinndo la mugor vee ni perezoso cobordo, 
|)iw luego pntro sus dientes, oy este tomará mi dardo, 
t^n muger non emperes^s, nin te envuelvas en tabardo. 
Del vestido mus chict» sea tu ordit alardo. 

Air. de Hita, CanU'.res, copl. 429. 

AiAnoAMA. Lo mismo que alhargama. 

ALAittiUBZ. Planta llamada en español antiguo espatafo. Es 
la voz berberiíit!U ^_--*,*iII alarguis, la corteza de la raíz 
diíl ñrbo! berbecis^j-jjb^.) que loa habitantes del Egipto 
llamen ^yl újl. madera del viento, sej^n se Ice en Aben 
Albe¡lar('7r«i7. dfi^ Simpl., Trnd. Leclerc. I, M), cortea: 
radicig L¡/rü an FreylQg. La dicción portuguesa Utrgis, 
que se encuentra en Vieyra, reconocp el mismo origen. 
La etimología se halla en Guadix, Casiri y Marina. 

«Et despulas que la carne fuere egual, sean echados 
polvos para encorar, los cuales son estos que se siguen: 
bnluslias, et aim-gue^, el corlüzas de milgromns, etc.» 
Uh. de ln Montería del Rey D. Alfonso^ iiibt. Venal., 
vül. U P' IM- 



S3 

AunrtiA fifl'ít. y pofl. I,o niismo qiio 
At-ARibo cflft. y [lOPl.. ulnrit etil.. malí, y val. 

■ I En ttn ortí e un poco de logar CCC moros matan 

Dando (¡ranfírs al\hidoí< los que están m Ui reinita. 
fPoernd (ifl Cid, G(l. ilo Riv.. p, 9, col. I). 

Léese en Francisco del Rosal: «El óríibe llomíi Horid á 
lagrita ó vocería.» Esla indicación del docto lexicÓRrafo 
eordnliés. «pip irscrilM; su Dicr-ionario cuando ocupahfin 
iiCtn xiutifitro sucio lo^ ix-liquiíis de la gciiUi mora, es muy 
do QU:ndcr, porque, con efucto, Ib palabra H*irid no pue- 
de si^r otra qyy^ la arAbign Aj^í Imrid, /fit-tun, Utcerafnn on 
Freytiig, dfjsgnrpado, Incerudo en Kazímirski, In cual, 
mediante !fi elipsis de At^riah, grifo en 1*. de Alcalá, 
que debió de pivcederln, denotaba el grito herido, el 
clamor agudn y dí*sgarrado qim lacora y pone espanto en 
cl>ánÍmo. Kn esU* supuesto, habría que considerar 6 Ho- 
rid, y con el articulo idharid. como un adjetivo sustautl- 
vado que prodigo, niedianti- la síncüpn de la h, las dio 
uiones españolas alurit, nlttrida y alarido, 

Pero si, cou descansar en la grave autoridad de Rosal, 
no pareciese bien esto etimología, puede traerse oí voca- 
blo «í/ínV/a del aniliiy:o jj A'Wf'r, que solo se eneiieulra 
en los diccionarios de la lengua clásica con la acepción 
de aullido del perro aquejado de dolor ó frió, gannitus 
cfl/iif en Freylag, per<j cuya rofZj^/ífl/Tíí, de donde pro- 
eede, se baila en \\. Martín eon la de oocijenu-í, cacare 
t^ comiiiinari , es decir, gritar, vocear cou amenaitas {Cf. 
R. Martín. Voc. Lal.-úp. in v. cacare, not^). De este ver- 
bo íatrrtí viene el nombre harir, cori/fíratio, vocinglería, 
grito, clunior de mucbas gentes ó alarido, como traduce 
la dicción latino nuestro clarísimo Nebrija {V.Dir.dol 
Romrinccitl Uitin). E«riierza esla derivación la sinonimia 
de los verbos ^ harru y J^mha en K. Martín, siendo de 
notar que P. de Álcali da %in^ fuy/ta por corrcspunden- 
cio de alarido, alarido de guerra. 

De esta^ dos etimologías el curioso lector puede» si le 



sntisfacen, dr^cidirse pnp \n que mris le plazcji. No me 
ocupo en refutar la de Diez y Donkin, que es In misma de 
AMx, ni Qiin la de üoxy, porque las considero dostiluidus 
de fundamento. 

Alarife casi, y col-, aar{f, alarife fiflari/ye\., deOy^ aía- 
n/, juez albafíir, juez de edificios en P. de Alcalá. 

ALARUtc, aUirixe, firijp, arixe. P'specie de uvas muy rojas. 
del tamoño y fonim de las albulos que miís comunmente 
se llaman arijes. Es la palabra arábiga k-í^j»!! ainrij^a ó 
ainrije, üitin en R. Martin, parra A vid cepa, vid 6 porra 
ó cepa, vid al>pazndn ron rtrbol en H. de Álcali. Casipi y 
Marina dieron por etiniolopla el nombre colectivo que 
traeR. Martfií.y Engelmann, con mejor acuerdo, el de 
unidad que se encuentra en P. de Alcalá. 

Aláhmega. Lo mismo que 'ilhargnma. 
Ai.Anós. Larguero de madera puesto verlicnímentc en los 
"centros de las puertas y ventanas en que engrana» hori- 
zontalmente los listones cortos ó hembras, ECs la vozorú- 
biga ^-^S alarás, el novio, el esposo. 
Alahoca, de ¡Lwj^ alarosa, .spoiim en R. Martín, esposa, 
novia, recien casada en ?. de Alcalá. Gayangos. 
E si vos d'esto queredes dtibdar, 
Q»i vos ojo decsen toda ultra mar, 
Nunca aiarofa seredes chamado. 

(VanciontTO de Bacna, p. SM). 

Alarm; gall. Montículo, de Uiiyi«r-ríí6tíí, colina 6 de i^yl 
ar-rabua, elevación, colín», altura. 

Alac^r. «Desde fl/«f«r que es la ora de las tres de la larde. •• 
Sumario de Uts propisionm v ortÍenan{-ns locanti's ú. las 
aguas de Granada . ms. dn/ siglo ,\'F/, fnl. 208. En las Or- 
denanzas de Granada, y al mismo folio, apareen epta voz 
bajo la forma tildar con la acepción de «bora de vísperas, 
que se entiende á las tres horas después del medio dia.» 
Esta dicción altu-ar ú alfar es la arábig;i yj».'l alarr, ceS' 
pere en R. Martin, ora de vísperas en 1*. de .\lcala., 



9& 

^fcR. Driiguista, de 'áaJI aUitár. Aiataií id eíit aráhice 
tíropeUi, iV-csí- cii Alfonso de PolenciQ, X libros de la 
mrra de Gifinada, ms. lat. de la Bibl. Nac, G. 32. En la 
liíiUirin diiln íjusa de Córdobn, nis. Y. 40 de Ja miáma 
^liatccf), »*; interprctu del prupio modo d nombre de 
%a(ttfj RentM'ulísimo del ejírcilo moro, con cuyo íiiju Mo- 
ilmo (Mariquita) estaba, al decir de la tradíciúii} casado 
oabdil, i'illitno rey de (iranadu. 

Pero In \o'/. alutar ¡^ u.sú en el siglo XUI con lasigtiifí- 
icidn de droguista {\ es|>ecicro, como resulta del pasage 

iiinntt': «y <iiiitol«>s l^I svieldn qiio daiían de In libro de la 

la, y del azafrán, y de todas las especias, y de los figos, 
todiis las üLros cosas (|uc dauan derechos en los pe- 
de los AUxtnrm.-^ PricUegio del rey D. Ahnisoy 2úñi- 
¡, Anale" d'' Secilkt, p. 77. 

.TiujN. La espuma du-l nitro, de Qjji>'dl alatrán, [jorj^j^t*!! 
n-natrón, formas arábifiss derivadas del griego wT^gv, 
itrum en Flinio. •* 

.uiiE p<>rt. L<i niísmo que taud. 

.VAo porl. Reboño de ovejos, de ^^.1 cw-rt'if,grex en Rai- 
tiiiido Martín, mt^dianleel cambio de la r por la í y de la 
por la P. 
^A. Lo mismo que alhaja. 

UA, Ria-Aa;! aUfjciUi últtrna parte del día. tiempo com- 

iiidldo entre lus oraciones de la larde y lo parte llanm- 
ceiperfí en li. Mnrlfn. hora de completas en P. de 
ilA. 

ípero »\ Ginincnda a menester el aidjcia, que es de^jde 
tres de la larde hasta la puesta del sol, la puede to- 

ir.» Sum. de lasproc. ;/ ord. tocantes á las aguas de 

jnadn, ms., rol.2(M. 

koR, aiexor. Lo mismo que oUsjor, 

CO. V. a(f'a^or. 
XA ant., de s¿i\ ahya, vergiculo ücl Alcorán. 
Ébn. Esta vox está por rt/oxorj en la acepción de diez- 
lo, s«gún Muñoz y Romei'O. 



96 ^^^^ 

«..,. ni otrfts homes no píí»íhcn n /« yo^^^quiere d^ 
cir cuenta, mO'^ todos hayan tiii fuero.» 
Faenjdt' Guadalajara, Colnc. de fuei*oit miuiicipttles, 

Ai-AZAN cost., rt/'(rrf vol.. (tkt^áo porl. Lo iiue es de <:ülor 
txijo. Apllciiíit' eurnnnmiüite iii cnboilo (|ue liene 1» piel Je 
este calor. Acnd. Con no ifinurar Engolinann esta acep- 
ción, inriirr» en e\ prrnr de trni^r ntajan de* ^^UsJnJI Q¡- 
hi(ym^ pqutis nohiUn e( pti/r/tcr. Uozy puso niHl f;t:sto¿esla 
derivación, fundiido en qu*; aquetl» palabra árobe jamás 
ha hecliú los oHi^ioA de un nrlji^Üvo que denote ninguna 
suerltí de color. (ínnoso Maivel De\ ic de dar una «Hiniolo 
gla en coiisonnuL-la con el ««ifíniflcndo del vocablo español, 
|»i-opuso In de ^^-U-l úhtas^ funit'iiino/í«/v(a, iKfKidCvft/uiíí^t 
.s^Ki'in lo-s dicoioriHrios (V. Fceylofí ín v. ^^-1^, D." f'tr'mnit 
qui» IraíJiK'ipírnios, nñaJe, por rhocal bai ou rttrjttn.* 
Ciorlo que o\ 8US{>dfcho vorho on Ia forma apuntada sif^ni- 
Hoften Treytag: spadicpofiiit rotnre, nii.rfn nifirn rubro- 
que, ser de color hayo oscim'O, romo se leoí^n Kaxiinírski; 
per<i lombién lo es que el íidjrtivo ^UaJ áhUit solo dono- 
la: cotofeni niQrum in dono tum rubro mijcttim hnbens 
orittvn f\ primero (le aquellos IcvicAgraros, mlnr'bnyoüs- 
rtiro, cuyo pi^Uy mjo eslA ine/.clmlu de negro &o)iit-' Lodo 
por la espaldo, en el S(>gnndo. Ahora bien; ¿quéllonc esto 
que ver con iniestro "/«;"/'-'' Ks infts; Iti nefrpciún de j*/aa- 
dixoffum, eahídlo bayo, que Mr. Mnrcel Devic «trihnyfri 
los dii'clonjirios, nn sen>(iistra en ellos. Kxcusado me pa- 
rece afindirque eslii etimolnRia corre parejas por lo pe- 
rejzriiin cotí liis que le han ipn-'-edido. No se nie «leanM 
c¿ino Mr. Lillré, Ion epuilo d.- ing<-'nio, pududarla posado 
en la« Adicione» á su Dtcdonnrio. 

De donde, rt mi pHrecer, se deriva el adjetivo español 
nUuan í»nU'Aj\(ijdu;ffiond,fi(c;nn en Ktizirnlrski, lór- 
tnlno sinAuimo d»' a¿' " '*'*■'"*, mldr rubf/m m'ti ni/iia eii 
Freylftf?. 

Defl^drcon el arl. ho Inzo nituiir. pur '-I npfujtqH* de 



07 
j' flnul akisá, de donde la formn val. alafa y \n poii. 
5o, y, medíante el cambio do Ui r por In /i, lo cast. 
tan. 
t\sn. Lo mismo que nlaínn. 
[.AZíiH, (lUn'or casi, y vnl., alaAgor malí., dfl j**ia,1 «/«j^/hr, 
Cárthamtis tinctorius. Casiri y Marinti. "FJ ri^rtamn, cuya 
hisloria en este lugar so trata, es el que se dice alamor en 
Castilla». Dioscór. iliistr. por Laguna, p. iVi. 
I.BACARA, de íjUyl albocara, polea, roldana ó carrillo, ca- 
rreta como rodoja an Alcalíi. Dozy. «Otrosí mandamos 
que los tornos de filar lonn y lino sean las pi*ndolas de 
rozonoble gordor.... y la nianezuela y el cororoiicíllo y el 
árbol y el aibactira y los fraytecillos no seon de adelfa ni 
(le (ílnmo*. 0/v/. rfc .SVf. (it. fh I^m lomeros, fol. 21 1 v. 
WCAi».v, alciiras-ft cast., o/6«fíír port. y val. Esta voz que 
val. suí'iía^ir&acanu, en port. puerta de foi-taleza por 
>n(le entra el ganado, y en cast. obra exterior de fortift- 
ición, es la iirí^bipa ^í-JI albticar, tionifi genérico quB sig- 
úftca ti yudo ¿<ac(im. Moura y Dozy. 

mi parecer el origen de los diversas acepciones de 

voz es el siguiente; componíanse por lo general las 

íazabas ú ciududclas árabes y cristianas eti la edad 

ídiQ de dos recintos murados, uno exterior, (pie corría 

íbre el fnso, llamado por los nunstros barbacana, y (■«- 

jnía poi- los moros, y otro interior, pnralelo y mós alto, 

ínominado el "for. Kn la cortina ó lienzo del primero^ 

;a de la barbacana, se abría una puerta que daba in- 

íso al espacio contenido entre los dos muros, la cual 

svabu el nombre de ykx-l Uj J/ub olbácfM-y la puerta de 

bueyes 6 vacas, por entrar ó salir por ella el ganado 

esa clase. En abono de la existencia de tal dcnomina- 

Sn, líese en la C/irónica del Rey D. Manael por Damián 

! Goes, Part. M, cap. 2íí, p. 212: "Da estancia, que estava 

mte da porta de albíicar, llie llraváo os Bombardas'». 

ín la Crónica del Hoy D. Juan el II, cap. ^il, se dice: «y 

Ivjóles tres lombardas para que tirassen en derecho del 

a 



Dft 

albacoraúcl nlcíicnr dnl caslillo, do estaca la puerta». 
Denlro del lugar que a<; hacía enlre los susodichos n»i- 
ros a!to y bfljo, & donde se penelmbo por la puerto de la 
aiixicnra^ se euooiilraba el j..** ^ábol ó esloblo de las i-e- 
ses rpie Xn. giiorniciún de la forlale/a tciifa pnra su monle- 
uiniicnLo, como se deduce del pasage siguicnlc de la Re 
loción de tos/ec/ion do ü. Migwf Lucdn, ConUestnhlr iltr 
Oístítía rMeniori/it f/ist, Eitp.,Vll\,p. 3íiS): ny metióles 
dent(Y) en el atvacara fasta quinientas vacas». 

Pe bab uUytcdr, nicdinnl^! la elipsis de 6«<í, quedó m/A"- 
fiííí-, de donde proceden las voces port., val. y cast., cuyas 
íiciípcioiies hay que modificar njustáiulolas 1*1 las que de 
suyo tiene, haí)i<l8 considepaciOn íi su origen, el vocablo 
arábigo. V. Dozy iii v. Ati/ucuru. 

AufíACEA casi., porL y val., de .y^y' tdr/uacif testtíincntanua 
en H. Martin, atbtifeaen P. de Alcalá. López- de Velosco 
y Urreo. 

ALU.VUOU malí. Lo mismo que 

ALtL\coií.v casi., cat., porl. y val. Nombre eti algunaspartes 
de la breva ó higo temprano. Es el Árabe tjyT.^ albacora^ 
breva en P. de AIcoIjí y cu el P. Lercliundi, el hebreo nm 
biccóra, ftcm prmcox, tu Munrilania hodiú t^jAj baay.t- 
ra, liísp. AUnicortí. Geseiiius. 

Alhacoua cast., cdbtwj^r, atbprortt porl. Pez semejante al 
atún; algunos llíinian asi jil pe/, boiiilo cuando os peque- 
ño. De íjy»^' albacora, \n-.7. v.n el P. Leixhundi. 

ALBAiioitON. Kii Murcm !o mismo quo alboqueron. 

Albada. Especie de f/yp^opkrj/ la saponaria, segrtn Colmei- 
ro, de. LawJI ttibaidu, lu bluncíi. 

Albadbn. En mi sentir, cierta especie de piel 6 cuci-o. 

«KI fdbadc.n rrefor(;ndo, «5 porpolndo cinco mrs.; el otro 
(übudeii seusillü dos rars. é meiiio.» Cortes de Leott y da 
CasíiUa, I, 68. 

l)i¡7.y dn á esto vo/. varia» etimologías, aunque se decide 
al c:iLü por derivarla d«! ^*i-bi btilnnia^ cuuccrtwe en Nag.- 
giar, fundado ei» un pasago de Aben lyág (V. Dict. dea 



nornsd(*c''íéni..j).s:i),e\Mil ThaUbi Laíaif, 72, 12 y hí- 
ffuiíMilñs y en l« BihI. Geozp. Anih., I, i6S< V. Siiplempii- 
to) (|Ufí traían nqnél término en 8ÍRniñcaciún de tina tela ó 
e-slnfi dt'lirndíi purn forrnr los Vístidos. Por mi parle, nim- 
que encuentro en K.(izimirski qJ-jI (tlhitdon en el sentido 
di' cinturón rico deoruflmentns con el cual las mujeres 
árabes se ciñf'n el cttfrpo, lúnicncorUsin mangasen Al- 
nacari, II, 20-t, vestido de seda que los judias u^^oneu Áfri- 
ca sefn'm Daunins, y especie de ornamento que las muje- 
res llevaba n en los pectorales de sus trajes en Abnl \Vo- 
lid (V. Doz>'. Siiptfintflnto), creo que In pnlnbra castellana 
es simpleiiieiilola ar^bifin \ihJ\ albatána^tínfoTro de ves- 
tidurn, baldrés en P. de Alcalá, f^j^i uüu en tas escrilu- 
ras árabfs (íranadinn?^ badana en Marcel y Bocthor. 

ALBA.FOP, aÍbt{/ora porl. S^íiún Vieyra, es un pez de gran 
tamaño que se pesea en las cositas de Portugal. No en- 
cuentro esta voz en la acepción de pescado. En el ^ád 
aímoHá/ir de Aben Alchazzíir se loe: u^Jjl'I jJ , ^j^^^ «^ 
bahri es el galApjigo. Hago esta riUi por si el pez de V'iey- 
ra no fuera más que la tortuga de mar, en cuyo caso po- 
dría derivarse de aihnhñ ó albqfnri, mudado el _ en /. 

Albafok, porl., licor del úrbolde! incienso, de^^^íuJl atbor 
Jór, incienso. Casiri y Sonsa. Sobre sus diversas especies 
puede verse A Aben Albeitar, Traite des aimpt., Irad. Le- 
clerc, I, p. 202y.«ic;iiientes. 

Albahaca, aUtbcgn, a//ubega, nlhnbega cast., albaca base, 
olfábaga coi., alfábega ciii.\ mtW.t alfábrega cat., atfá- 
hf'ffupx pl. val., de ¡uujcjI alháhaca, furnia qu<* se encuentra 
en P. de Aleólo, de donde derivaron la voz es|>ai^ola l-o- 
pcí de Velnsco y Rosal. El P. Guadix la trae de^^^a-. 

En portugut^s se hallen a(fábaca y a{fácaca en la acep- 
ción de astr.ipalo y no de /3«/í*9íM/n y oe/mum, fSV. UJUllOV, 
aigiiiñeado de atbakaca. El origen sin embargo es el 
mismo. 

ALUAtuvat: tnall. Lo mismo que alboaire. 

AtBAiClN. Barrio de üranoda, de ^j^\ albayyasin, pl. do 



iOO 

i*jl n/Í^Tf/íZ/ij, 'TjMr/>r fn R. Mnrlln, halrnnero en P. de 
Alcrtlíl. K'i Allumi», Aiit''i|iM'i-íi, Bm'iin y < Ihís puntos hoy 
aiTabJili'."» »iUi(idi<.« cxIriiriiiirt^H tW In ciiid^nl. ron este 
Hibino iiniithir. L-i iiilf'rpnlíii irtn iitio Sf k Unen e! y>íc. 
m'i'f. III» liifiic rozó'i J ; ser, usl como el origen que le 
oti-ituiye Ooviiri-ubifiíi. 
Albaída c/)RÍ. y mi. Plnnln de. hojns blnnqiipcinns y flor 
fiinRrilIii. Iti tmtfnjflfs ajlhisotdcs, d*» Li«.1 aíbriictn la 
blaitcii. V. Ab'*ri Alín-itnr y r>io?'C4>riíl('s. Lli-vw Ininbirn 
el noinbrA de atbtiid» In mnncdn c(^iii>ridH entre nos- 
otros por bliihi-ft, b!ftni tí dim'i o en P. 'le Ali-olA. que If da 
por(:(irn'*?|'Oti(liMiri;i in vo/. ttiiih'fi'/.'tc. \'. Miiishi-u.Díc., 
op. Cnslrn, y i^ Otvnrrubñi^. Ln f^lininlu^ln irs di; Alix. 
AiJlAiRE. Según Ilidiitfzo, i-l litievofi) el Vocabuloiiu ür lo 
Gürnnitini, Ks idtfrnfión del vin-oblo otrtI>[gAj_j*^l ttlbaid 
ó *u¿*-l olbtfida que llene lo mísmu sigutflaicidn. Mnritia 
y Alix. 
AlbaU cüst. y cat.. afbnró. cest., cnt., mnll. y vnl., tflbnrnn 
ciist., ahalá, nlcvrá porl., bialá, fiUifü 1mi?c. Escritura, 
n;ciho, rnrtn de piiRn, cédula, de lj*.'l iilbtirá, céílnlu en 
R. Mnrtfn, cédula, hoja ó cfirtfl. cario de p/)gn. contrato 
en P. üif Alc-'ilfl. En b>s signieriles verí^os del Arií. dp Hita 
<Canín/rx, copl. MH4) pnivi:*' Icncr oqui'd vocublo el son- 
tido df corlo ó billeti*. acepción que se encuentra en Aben 
Jnldt^n (llisl. des Berhéres, II, 3M) y en Aben Buluta 
(IV, 268); 

■Fija, niiicho vo« saluda unn. que es de Alcalá, 
Envinvos unn Qidro cdm aqueste albatd. 
El criador ^s con vusco, que desto tal mucho há, 
Tomnlijo, fljíi c^eniiorn: dijo In inuni: U* ftlí5.<t 
Tamban psp>íce denolar rútiilo d (ttiquclo colocada en 
las fDi^rcnd'Tlii», í<e)2ÜM i'-le otro pn^fipc de los Orti. de 
G'nriit, fil. ilí %*.: wltím jn* In X-Uí-ü poiínn en los 
cicnhes que elli>::( ponen en lo seju, de qnu partido es 
aqnol mni^o.» 
Di laCüiec.deDoc.dcia» Proo. Baac.,Ui, se eticuen* 



Irán Ins pnl/ibrfts nthnhies do guia, en ñl sentido de ros- 
giinnln iliiiiii á los ínfri-ndurus puní í|uo1os Ilaflzes dfi los 
lugnres por rtond*» híihím dR trflnsilflr no les exigiesen 
nUL-vos diíifclios siil)rL- tosínie hablnti yo abonado en las 
Aduanas por sus géijeros. Truen la etimología Guadix y 
Urrea. 

Kn sentir de Dozy, las voces albora y aleará que se en- 
cuentran en \mi^m\s (Attti<}('teda(tes (/c Nacarra, I, 25, 
26 y 57) y i;n KIores (Esp. Üngr., XLIX, 33! y 332) tienen, 
asi como sus siriónimiis alhala y afbarra, lu acepción de 
ejidos do (inn ciiidüd, de distrito ó pueblo enclnvndo en 
.sujiiri.sdicoión, qimes la misma de la palabra ari^biga 
j^l ulbarr. le IxtiiUen d'nne oilfc. 

Albali^ malí. Ln mismo que albanal. 

tAt-BANAR unt. Estribor tina cosa sobre otra. Acad. Creo que 
«ste vt^rbo se formó df:*! nombre opíibigoLJI aíbatuiá, ke- 
í/i/Icrfíor en R. Martín, albaAlr en P. de Alcalá. Alix lo 
deriva directinnentedel verbo Lu banáexkuxit,ediñcacit, 
futdcil en Fivylatí. 

Albanhcah. Lo mismo que albanega en su i.' accpci<5n. 

ALBANEflA, altiañogn cast., al/anigue gall., alcanega porl. 
El trirtfigulo, rectj^iiflulo, formado por el part<ir«l, !a Urna 
tesa y la solera. Nuñezde Arenas, CarpintcrUtde UjtUxrt- 
co. Toca de mujer, Itomadu pur otro nombre cofia Ó es- 
coflelo. Guo'lix, Dic. ms. de /« Bibl. Cotcmb. Mantilla. 
Berganza, Ant. de Es/t. Ked para coger conejos 6 liebres. 
Castro. Es la vuz arábiga !Juj.J albimica, capoítus en Raí- 
mundo Martín, alcant;ga, cotia de mujer en P. de Aloalíl, 
lacinia seti píinniculu'ifere triuitguluris qui aliin rcíiibua 
insch ttoli't, aW,., en Freytng. El término de arquitectura 
li«ne el mismo origen, pues, como se lee en el P. Guadix, 
se dio el nombro de albanega ni triángulo de la pared ó 
edificio (jiie se causa entre lo rosca de un árbol y lo cua- 
drado del ulfle por la semejanza de su figura con aquella 
suerte de escofieta ó paño de la cabeza. V. Dic. ms. de /a 
Btbl. Colümb. in v. Albanega. 



IOS 

Lft fonria atuañega se pegislrn en el siguiente pasoge 
di» Ins Ord. de Ser., TU. 2)«? lo pn^nt.a. fol. 25 v.; «los (|ua- 
1p« íltolios bureos ()iin nssl se híjri <lf? fnzfir «n estfi dicho 
U(!n)pn, hiiii (Jp ser fofhos ciul» vno d»' XXXI onhdns, y 
la tablazón d»r ííoríJ'irn i\c\n\T\Ar\\\(*i\e\a(unftpgn fibnxn.n 
La etimalogin lo trne fiovniícos, citado por Allx. Dtizy 
se la adjudico n Ijifin-nU' .Mrántora. 

Albannar. Lo mismo que olhoñol. 

Fase á sus coIIqsos fusor los valladares, 
Reftiaer los posífbi-ps, limpiar los albaunarex. 
(Ai-c. de llilfl. entilares, copl. 1251). 

AuBAÑAi,, «/¿añrtr casi., itlhaUá malí., alhp.Uó v«l. y eel. 
atbcytan, iübfiyló cat., afholon, albollón^ arbelon, arbo- 
llón, nbonon rast. ("Conduelo por dnnde sft vierten las 
aguas sucias y las llovi'íli'j'.ns, Mfdler dn por etimología 
de estas voces ü&yXJl albállóft, letrina; p"ro Do/,y observe 
con razón que las formas nlboñal y arbuftat vietien direc- 
tamente de fa-jUI ftíb^flM y las n^^lantcs <le 'UyL.il nlbelMa 
que llenen In misma si^niflcscióii. 

AlbaSÍ, albañti (^Qst., albfuwx^ aiuaner, atoanffo, aliuuiir 
port., de UJl *ilbonná. y con la i«((*/<i. o.thnnnl, fmliflrntor 
en R. MorÜii, filbufñr de cnsas en P. di- Ali;nlrt. Giindix. 

AtBAOt'iA.Restodeeuentn, dejL^ aíbaquia, rHiquie en 
R. Martín, restante en I», de Alcnlíi. Cruadix. 

AMiAftA val., del faldú de In camisa, palomitio, de ^^ barás, 
y con el art., aibftrás, escremeulo en Kozimirski y Boc- 
thor, albarA con supresión de la j final. 

ALBAitA/ port. Ln mÍ!>nio <|ue 

ALHAHA/-<>fa!»l. y porl. Especir de lepru, de i^ojJl olbúmc 
morpiteat^n R, Martin, lepra en P. de Alcalií. Murln» y 
Soniín. 

\ij\.\f\cnQ\;f.,aIbarirfíffao c.H9\..nlhflrcoqut>, nlbriroqueporl,. 
aberrorh cat., nibatxóc mnll.. ntherrorb val., de JjS^ 
atíwrcí^c, y este de (irieíin ««wwovw, procedente d su vez 
del \n\. prfTcofjiifis en CM|umetri,/>rfrroí//jrt fii Macrobio y 
Pnlliidlo, nombre que dieron los rümanoü al arménicum 



ios 

ilam. Gnndix trac lo elimologfo nríiliiga y Covarrubias 
la grifgn. 

Ibarda cast., cal., malí, y port., albard^'n pl. val., de RcjyJl 
•xlbanin, que tiene lu misma acepción. Covarrubias y 
rjiiadix. 

Ella dis: piu'*; fui ciipndo, rreed t|U(í non se arrepienta, 
jlie non hay ínula de albonln t\\\t lu Iruyu non consienta. 
|B (Are. de liitu, CarUtírcs, copl. 185). 
HSiDAN ciisl., alh/iríMcíil., aUicrdnn, nlperciftnhfíHc. Bu- 
iÚn, truhán. Ks lavozíii'jlbiga ¡A^ji bnrddti , y, con el ar(., 
Htftrdán, loco, tonto, sinOnimo de o,La báncí, insipidus 
tomo en K. Míirtin. Corresponde la etimología ú Dozy. 
arr amendi le da un origen baseongadu- 
^fee muchos ha que malas, non sé uno que sanes: 
HJuantos en lu loxuria sun grandes barraganes, 
^ilúliuise asitnrsmos los locíis filb/irdaneg, 
^Contús(;eles como ul iiguila con !oíí necios trnanes. 
■ (Are. de Hita, Cfintanfs, copl. ¿ÍO). 

ftARDiN ras!,, filh(trdi\Si\. Planta s/^mejant/^ al esparto de 
ojas largas y muy fuertes. Ks la dicción ai-ídiiga ^^j bar- 
í, y, con el art., «tócrf/^anea, enea, yerva ensordadera, 
spadañn en P. de Alcalíl. Alix y MAIlor dan la etlinología. 
>ARiK)N r.nbniloú mulo aibardon, d<.' ^y-í bardaun,Y, 
>n el ai't., albardann, focintis en K. Martíti, haca, peque" 
o cauallo en P. de Alcalá. Ksta vozos ñinónima de scémi- 
. pnns H. dn Alcalá traduce cauollo aiburdon por simil. 
i.mu'.ina, albfirgiiia. Lo mismo (pie berenge/ta. 
lAiuiAMíN, de y^rf baraJtnta/t , y osle del sánscrito Brah- 
an, homoprimñ.e. sacprdotalt'iordinis.V . Hopp, Gtoss. 

K)t cuando el rey vio rpie los albnrhnmines se aqueja- 
sn tanto, cuidó que le decian verdal.» P. an¿. a/í. .Y V, 

Ítico, albaritfO. Atiriqun cstíis voces, lo mismo que al- 
?/o, parecen formas diminutivas del adj. a/6nr, quo 
cpIo lo que es de color blanco, no debo pasar en silen- 
la analogía que encuentro entre ellns y la arábiga 



«í^íyül alfartCy/rumentum en R. Martín, /i*tcati7í«, do. gra- 
no in spica e.i\ Freytag. 
Ai.RARnA. Lo yftrbüliomfidnpiojf^rn. Lo mismo que a¿t«r/'a#. 
Algarrada cost. y port., abbnrradft port. KsU» voz tiene 
dotí acepciones, la de Ijúcaro 6 jari-o ptii-a behec y la de 
pnred hecha de piedra seca. Knel primer sentido es lo voz 
Arábiga ajíljj iíí/ríií/f/j jnrro con dos asas en P. de. Al- 
colú, rt/#, i^iio (tfjaaní re/ti fffírat,pbiala en Freyiag. Tríela 
en el segundo Covnrrubias del verbo «jy barda, enolbnr- 
daren P. de Alcalá, haciéndola una con albardn; pero 
Dozy c«nsidcr6, y con rozón, inverosímil esUi proceden- 
cia, si bien no te asignó ninsi'in otro origen. Ganoso de 
llenar este vado de su Giomrio, nos dice en el Suple- 
mf'iilo: «En «sp. y port. alburrttda, LMitn* oirás cosas, sig- 
nifica nuiraiiu de piedra seca. Pues bien; con pstó acfp- 
cióu se encuentra el pl. jw,Ijí bnrárid, en Almacari, 11, 

J48, 16: ji J^lj- *J-jy <^*?^Hl ^5^1 v-*?^"' o^-^ ^j-a*-^' W*á, 

Aijt^l L'orinine de cet ttlbarrada es( donctroucée.'^ 

Ño lo está ciertamente, si se considera que js^jly btirárid 
no es mfis que el pl. de albnrrada en el sentido de jarro 
con dos asas, como puede verse í'n P. de Aíralo, y lo de- 
clara e?pllc¡tamentfí el texto de Alntacari, el cnal, vertido 
literalmente á nuestra lengua, es como sigue: «había en 
ella (Almería) chinas 6 piedrecitns do colores maravillo- 
sos que los príncipes de Marruecos ponííin en las alba- 
rradas.it El que sepa que las atfjarrndas se hacen de pie- 
dras toscas y de gran tamaño para resguoi-do y defi-nso 
•le las heredades, allegadas rt tnillares de las espnrciíios 
Á granel por el suelo ó traídas de las canteras, echará 
luego íil punto de ver el error del ilustre orientalista. 
¿Quién ha vistojamás construir muros 6 paredes con ple- 
drecitas ó chinas de admirable colnr, úun en la hipóli*sis 
de tenerlas fl la mano y en canlidjidt-s iiifncnwis? Hoy 
pues que convenir fin f\ue^i j\jibttMrt'd, pl. de algarrada, 
no significa otra cosa que búcaros ó jarras para beber, 
como interpretan aquél término el P. Ucrchundi y el Doc- 



105 

lor Simonet en el Vocobulario de su Crestomaiia, donde 
se liülio insorlo el loxto de las Analccl.ns,, y en í^iu: las 
|>Íodrocilas ó chinas d*; mornvilloso color í^up colocíihfln 
un pilos tos AiTaeces ú «onU: g:ranada y princi|)al do Mn- 
rriieros, no Inntan otro objeto (¡iie el do pmbí'llccfir su 
fondo, dúiid<>lc lo opni'iencia de un manantiol verdadero, 
y es de notar 6 esle propósito que lo costumbre de po- 
ner mpniuK^itnas tíiiijat? en el suelo de los búcaros úja- 
rrnsf dura Húíi ed aljíimos pueblos de la provincia do Al- 
mcrlíi y en Oíslilla, scgrtn mo informan. 

La pnliibrn nlbarraíh no es órol>e. I5n vano se buscará 
en los dioeionarios. P. de Alcalá la trae dándolo por co- 
rrespondencia arííbiga xtpnr, el -n-rxi^v/* d ¡tipnrium de 
griegos y latinos, interpretado por los moros de (írnitodo, 
no en la ncepuión de fuihum 6 rortina, sino en la de pa- 
red, como acaeció á la acitara (jiir, con tener originaria- 
mente el mismo valor qixcíiiparmm, se empicó como de- 
nominación del muro delf2:ado hecho con ladrillos puestos 
de plano. I-a xozatbarrfidfi, en opinión del Dr. Simonet 
y i'ii la miu, no es más t|uc lo costeH;mn/jw«ííi, derivada 
de/JwnWc» ablativo déla Iat¡nn/)<i/T-cs, lo pared, la cuol, 
medinntc la anteposición del art. óraJje, cambio de la p 
por la b, de la t por la dy duplicación de la r medial» se 
convirtió en albnrrada. 
AuiAttnÁN enst., nlbarráa, alcarrá/r port. El que no tenia 
casa, vecindad en algún pueblo. Aead. 

«Otrosí, quito {\ todos los Moros forros, vezinos de 
Seuiella, y ú todos ios otros Moros Albarrancs, que hi 
viniereti el Pepion <|ue tlnban por nu eoboea coila dia en 
In mia Allúndigíi.» Zúñign, Anal, tf»' Sfo., Lib. M, p. 77. 

Según Gayongos fAínmor. Hist. Eap., \\\\, 2í)l. n. 1), la 
palabra afbarrán viene do ^1^1 alborrán, forma que se 

iR-íiuioda más á la espnñola que ^'js'l rttó«r////íi', e-rZ/ví- 
neituvn R. Martin, advenediíw). extraño, exlruryero, fo- 
rasicro, desnaturado de la tierra en P. de Alcalá, de don- 
de la derivan el P. Guadix y otros etimologistos. 



En Ncbrija y P. de Alcalá se halla la voz aibarrá/i en el 
sentido de no casado, soltero. Como observa Dozy, esta 
vozprocfde de un adjetivo en ún que, aunque se eche de 
menos eit ]us diccionarios do la lüiigua clásica,, prauede 
de otra raíz, ú saber: ^y bai-ia, ser libre. 

«Estos son los albarran.cs de San Lucar que non han 
tnuficrcs...») Repartim. de Seo. en Espinosa, Hist. <ie Sec.^ 
Lib. V, cflp. I, fol. 2i. 

AlharkAn. Lo mismo que aihalá y albarán. En el fuero de 
Huescn, año de 1247, folio. 22, se lee: «Per oblivionem 
longi tcmporis, vd aniissioiicm apocarum, qutE Albarran 
vulgariler apellantur.» V. Ducange, Gloss. in v. Albfirran. 

Albariuna cost. y val. Torre exenta 6 &'¡í\.zv\0T,turrU e.vird- 
rf'aen Nebrija, torre maestra (\ casa principal fxx Kscrig. 
c(E habió allí Iones aH/urranm que suliu]] fuera del mu- 
ro, que estaba otrosí sobre peña tajada». La gran Conq. 
de U/fr., p. 237, ed. Riv. Aunque I*, de Alcalá Irae por 
correspondeiiciu de albarruna ti>rr(s barrania, y de torpe 
albnrranü, borg atbarnmi, y Marcel ^yljvi'jj- sor alba- 
rráni por aoaat mur, el vocablo español viene de wJjí ba- 
rraría,, y con el arl. ir. albarrána, femenino del adj. aWa- 
rrá/ty exterior. 

Albarrána vale también cebolla silvestre ó del campo. 
«Y colgadas allí mices de liüjaplüsinus^ cebolla «/¿íarrawa 
y cepacuballoii. La Celestina, Act. 1. La etim, es la uiiania. 

Albahkaneo. Adj. ant. El forostero ó extranjero. De ^!/-'' 
a¿6eFrrrm£ que tiene la propia signiflcaeión. Cf. Ducaage 
ín V. Albarraneii-i. 

Albakk.í/.. Esta voz tiene la doble aeiípción de yerba piojera 
(t&taphisagria, elalbarráz en Nebr., y la de lepra ú albara- 
zo. En este i'dtimo sentido léese en Catiliry J)i/mnu(Pros. 
ant. alsigl. XV, od. Hiv., p. yü): ..Á ti le lo digo que ayun- 
taste en ti todas las muías tachas; ca eres potroso, elliasel 
mal del figo, éteres tinoso, etliasrtWjtfrrd- en las piernas». 

Auíahrazak. Esta voz, que no se registra en el Oiccioiinrio 
déla Academia, se encuentra en el siguiente pasage del 



Jntfi íPnrt. U, cnp. XXXIX): «Y dpscubrípron los ros- 
ros todos poblados de barbas, cuales nibifls, cuolos 
fegrss; cuales blancas y cuales atbarrasadas». Oemencin 
iterprcta esta vnr. por blnnqueciníis 6 que tieclinoban de 
u color noltirol al blanco; mniicliiidfis, añadiendo que de 
itt epílelo usa Cervonles on su cnlnimps Ululado Hota- 
U) de Uis MaraHlüxst. Á mi parecer el verbo castellano se 
eriva dei aríihij^ j^.y irár<r.<, ([iie en segunda forma sig- 
tficn Uiñir (nn» estofa) i;on la planta j^j tnarj 6 ^^^ tcnrs, 
I cúrcuma ó azafrán de In India en Aben Albeitar (11, 
S5,j), el M^-morijlfiñ tinHorium de Sprengel, especie de 
lanta senu-jante al sí^samo que se cria en la Arabía, cuyo 

Ío produce un color entre amarillo y rojo, que con el 
nbre de ty^Qomra usan las miyercs de Oriente á gui- 
áe cosmético pora ombellecer oí rostro. En España y 
[arniecos, según se lee en Aben Albcitar (Traite de* 
impl., ed. Leclerc. I. 41fi) se dio, aunque con error, el 
imhre de ^j^^^ irar.f ni jull yK\^ 6 c/ilculo de bueyes, que 
itre otras pi-opicdodcs, mezclado con vino y empleado 
t ÍHcciones, lpn\a la de teñir de negro el pelo blanco. 
^ le^rras 6 t/arras, antepuesto el art. árabe, se hizo 
mtrrrij:; añadida la torminación del infinitivo castellano, 
(tí'rrasGf y, pormuloda la « por In b.albarra^ar, 
TARA. Enfermedad que da ó las miuercs en la boca de 
ladre 6 dlero. Acad. De í.ÍílJI alboíára, forma sinftni- 
según Lnne. asi como jji» badr, íJ.Áí butarn y ^ 
'tfir,á(í Jai bfrír, no en la acepción que la trae Eiigel- 
ann, ni, como quiere I>ozy, en la que en segundo térmí- 
Jft asigna FreytaB, sino en la de «res oblongior carun- 
stmilis excrcscens in ptidcndis femina^o, ó, como se 
m Lañe, «a piece of fiesh between the two sides of the 
ía of a woman". 

rozAcast., albato^t port., albalonu cat. y malí. Cierto 
^ero de navio, omphracía nacis en Nehrija. De B.-,LyJI 
7/íin rt mejor albotna «navis bellica et quoque onera- 
AUx. 



nácese frecuente menrión dft esta suerte áo. nave en la 
Vírfod(!5o¿«rfínoporRolin-edd¡n, en los^nflíeftde Abul- 
foJa, on In Uistortn de Alepo y en el CAmel de Aben Ala- 
(ir. V, Quaíreinére, liUt. de» Sitlt. mamt. 1,2.' port. p. 86 
y 272. En Miirruecos era también conocida esta das* de 
biKjnes, pues uciipéndose Ahdelwáhed (Hist. of tfie Al' 
iiioltadc». p. 2(ii) del sitio de Xeiba por el rey D. A!f">nso I 
d*' Purliií-iil, rt quien llniun Pedro, liijo de Alric, se dice: 
^iif^lj J^^^ c^j*^' j*^'' a* "^'j •y los Teancos le asistían 
por ly pnrlií del mar con tilttfitu^ns y gnleriis». Esle voca- 
blo ^c encuentra en Nowniri bujo lo forma s-SitiJI a/botjca. 
Su origun, creu Dozy, liu de buscarse en fjot<tasia, "nuvl- 
ciilic npud Unlninlns specics», según Dueange. En Egipto 
In nlbulí<fi 9\\*mf\cí\ tnmb!í''n huji mndidn do Ifqntdns, p(|ni- 
volftilr yo U uno pintu, ya i\ medio pinto. V. Dozy, Supl. 

AutA.XAi». (íomn amnioiiiíica,dcI Pcrso ^.v^ aUdáíPcrtic 6 
^^^•yl tiiú-xxac, amincniocum. «Tomor fíolvano, et sera- 
pifui, et BpapnnHf, t'l rt//í('.rfrr/et coranfonÍB de cada uno 
nnn unzíi". Lib. (/(,* XUint. del Rey I>. Al/., Dib. Ven. 1, 255. 

Albavaij>k cnsl., nlcaiadf port. De ^jÁ^\ aÜMtyytxd, aíbedo 
en K. Miirtln, uioayft/de en P. de Alcnlrt. Giiadix. Según 
Aben Uiiclorix, entre los árabes españoles era el nombre 
vulgar do I» ctírussn ¡U*.! ,JLí* ^ jjj jrjJL». ^J:¿.^^ "^y^y ^^^ 
serva Alix qne de esta rniz solo Im (piedado en la Biblia 
In ^1í/ .1112 uluievon. 

Albaz. ntjnnrl» (casnin) de .4^6^/5 simüitcr "mrtreW/r». Flo- 
res, ^»p. Stigr. XXXI\'. Tmí. 70, Apend. p. ^Uñ. Esta 
difcit^m, (|ne l)oz\* considera equívoeadamente como erra- 
ta de Aívhfij (V. su Glf>s. in v. Alrfmj), es In arftbiga ^ 
tiibtu, p*inntij^ en R. Martin, telo en general dtí lino, algo- 
dón ó pcdfi, i)rocedL'nto oeaso del prjTmt y fíyssns de grie- 
gd.s y IntinoH, Ryssnni ci\ S. Isidi>rit, fspi'cíe de lino finl- 
«limo dt^ Aenya. Ln misma ctimologf/i pienso f|iíe debe 
asigriin-jie á los formas Afbfuiíiy, ¡(al. AUfogin, y Aíba.rfi' 
ff/« qu»' se rí'jíistran en Dueange en signiflcación de unn 
suerte de paño de lana. 



1C9 

Alsbdbn. Especie de soladura, pavimento ó revcslimcnto 
de un edificio con piedras Inbrodos. 

•Otrosí, que el dicho mnestro sepa cdiflcor ima casa 
real... y sopfl solar de azidcjojpilas y albcdpnf-» y íoIíc- 
ros». Oíd. de Seo., Tií. de los Alhantes, fol. 150 v. 

Entre otros ncepciones tiene el verbo ^^ báitutaeti se- 
fnjiidn formn la de revestir, forrar, cubrir y ncasn pavi- 
mentar un tMliílcio con ciertas piedrns, romo lo declara el 

i.BignientepüsñgedcIIdrisi. p.21l, que cita Dozy en su 
- Suplemento: ,^5^'' q'-áxIj ,^^¿1** yis ju*^( wX» -^j j «y halló 
que esta torre estaba totla revestida 6 pavimentnfln de 
oduquíries AIo<|nf«, Kn los Diálogos de Cherbonneau se 
encuentra el término ^^LLl y con el orí. afbadeti en sipnifi- 
Ciicicín de plafond. 

AitítnAR, u/béyttir cast., alcéitar por!. X)n ^ifJ\aU¡óytar, 
como lo pide el acento, y no de ji**Jl alhrtu\t\ minutor, 
menescal en R. Murtfii, olbéytar de bestias en P. de Alca- 
lá. Acerlndnint:nte dice Itozy que la dicción arábiga viene 
do la griego InTáa-rioí veterinarius. 

Albrite lint. Lo mismo que tttb^Uar. 

AuiKi.i/)N. Cosiri y Alix don á esta vo?: la misma etimología 
que Mrdler. \ .albtuuU, 

Alübna. Lo mismo que alheña, 

Aluknda cast., nlbnndá, nlbendut base. Colgadura de lienzo 
entretejida á modo de red ó encaje. No coricuordari los 
etinioiogislas sobre el origen de esta palabra. Casiri, Ma- 
rina, Alix y Engelmann la derivan de j^ band, bandera; 
Dozy de Ssí.Lx-jI atbnnderiyti, enipleoda rt su pinvrer, en los 
Mil y unn noches (lid. Habichl. 1, 153) en ei si-ntido de pa- 
üos í) cortinas, como sinónima de i^I; Larramendi dice 
qnc viene del base. n-íftcniVi (orilln, fleco), y finalmente 
Simonel (GUju., p. 7), con mejor acuerdo, la trac del lat. 
penna 6 de su d¡niinulivo/5(?/ín«/o, como los vocablos de 
la leng. lal. paneím, panoüus, peneUum y pmncttíis, el 
prov. peneou, el fr. panneau (espeeíe de red) y el ant. cas- 
tellano oüeñoto (pestaña). 



lio 

Ai.nÉNDfiLA. Li) mismo que albéntoía. Terreros, Dic. 

Albengala, <>e/ij7ct/a en Covorrubins. Tolo finísima de lino 
con que los moros dn lispmia adornaban sus lupl>«nlf!s. 
De OjLü feí?nj7«/íi, y con el nrt. íírsbf? ntbi?ngaUiy nombre 
()n In nravÍMi:iH en fiue se fabricaba 0(|nella estofa, (xiva- 
rrubias y Mix. 

Albí.ntol\, í//«e/íM«cíisl. Red de Uilo muy delgado para 
pescar pocos poqueTÍos. Acfid. 

«Px>r R«r como son las dichas olucntolns n»iy espcssas 
y cerradas de malla». Ord. de Scc, Tit. de tos Pescado- 
reny fol. iiifl V. 

La AcJidfímia considera esta voz como diminutivo de 
albenday con la cual la idfMiliflcn Marina. Alix es también 
de parecer que procc-de de In perso-arábif:ft J^ band, 
sBiisr.rila bend, no en lu ucepciún de bandera, sino en la 
do Inzo, nexo ó \1nciiIo. Más en lo cierto Simonet, cree 
probable su doI■ivnci^^Il del voí-abio Inliiio penno 6 mujor 
de su diminulivo ponrutUi. Confirmo esta etimolopln la 
sustitución de la segunda n del nombre latino pennula 
por la d en el vocablo cast. y porl. péndola, pluma. 

Albe.^a. Lo mismo (pie alheña. 

Alberga cast., alccrca port., albercobo gall., alporcha base. 
Estanque pequeño donde recogen el OKnn para regar las 
hnerlas. Uní Ar.xs'yJalherat, h(!br. nyt^sfngnuni.piscina, 
pr. talis, 0(1 quoni cameli potatnriprocumbunl^íü'jtCPfltcr 
fontis et simile aqute receptaculum, liísputi. alberca. Ge- 
seniíis. Traen la etimología Gnodix y Rosal. 

Ai.níncmr.A. Lo mismo que 

.Alüérchioo. Palabra compuesta del art' ár. ni y de la latina 
pérgiami (mnlum). Los vocablos arábigos ^^^y„^^ no 
tienen otrn procedencia. 

Ai-Bi:ncocnE onl. V. olbarcoque. 

Ai,HEKExr.EN\ casi., «tóí'/'p/'rt/íi cat. y malí., nlbergitia val. 
Lo mismo que berengena. 

AuíEHfiE cast. y cat., aíperchr, oiprr-m port., (ttpersfí, alpér- 
sico anL casL Lo miboio que albérchtgo. 



H1 

Ai.BBnNiCA. Lo mismo que atbanega con inserciói) do uim r 
eufónica. 
uY asst, supongo* que el ochnvo del QlmhuU: tuvo una 

lercia... lomo el rliclio orlinvo, y lin/.lo t" lunifiños, des- 
pués (le ovorle (|ijitado el grucssode la albernica, y cinco 
de eslos 17 es rI grueso de la tntidcra». Lopes dp Arenas, 
Jtreot* compcnd. de la carpinti-rin de lo blti/tfo, p. 4;i. 

Albíytah. Lo mismo que ttlb^itar. «üli-osí, que ninguno ni 
algtnio. Judíos ni Jiulls», ni Moi'Oit ni Mnrns, non senn 
Albfi/tarfijt, ni ferradores, ni carpinteros.-. (Sttiüú, Colee- 
riófí de Corten, LeyoSj Fueros y Dorumentos, Tomo XI, 
fot. :j9,47). 

Aloiar. P-istu planta, conocida por los herbobrios ei^puñoles 
con o! nombre de macarchn, sogi'in nos dice Aben Alboi- 
lar, es el ^rfys^hX]xm de los griegos, nuestro ojo de buey, la 
v4/ií/iem¿s tí«/e«///írt de Sprengül, el ClwtjAantemuin coro- 
narium do Fraa.s. Cf)ino queda expuesto en el arl. Abüu\ 
los moros andaluces apllooron este nombre al nurclso. 

Albitana casi., cot., niall. y purt. l'ioza curva df madera 
empernada por la parle interior de la roda ó branque so- 
bre el exli-emo proel de la quilla pnrn fortificar ambas, 
dándoles mayor firmeza y solidez. Acad. Marina, Alix y 
Engclmann derivnu este vocablo del ar. wÜaJI aíbitána, 
íbrro, Dozy se limita íi observar que como la raíz ^^ sig- 
niftca penetrar en !n inh^-ior, es posible que albin'uut ha- 
ya tenido un valor niiuUco análogo al del vocablo español. 

ALHixtiHBs pl. vaL Lo mismo que tílbriciaa. 

\uao\\\\K, uíbfHty re cf\ii\., albakaire mñW. Labor que nnli- 
gtiamenti? se hncfu en las capillssóbóvcdits.adorntíiidolas 
con a/ulejos, especialmente en las que se fabricaban á 
manera de horno. Acad. 

lülrosl (trdeiiainos y mnndnmos qutr el dicbo maestro 

sepa edificar tas capillflíi siguionle*: bayde, y de albnny- 

rpí,y ocbuuadan. Ord.deSec, TU. delosAlbañiesJo]. ihú. 

De ijijci*;! «7í»o/imyry, diminutivo de ^ücu feí/ir, liVmino 

de arquitcctoíj, que en la actipción de una suerte do odoi*- 



112 

no de mosaico 6 (Ir pintura con inscripciones 6 figuras 
de hombres, de animnlcs, de bnrcos, etc.. se encuentra 
en el tdrisí íDescrip. de tAfri^tteet de VEspagne, pj 113 
y 210 del toxto Arnbe, líJd y 259 de la trsd. fr.). V. Do/y, 
Glos. y Supl. in v . y*u. 

ALBOCAVRE. Probabitímente lo mismo que aiboaire. 

irOtrosí,... que sepa fnzcr y formnr sus escaleras, jisI 

■ quodradd, como peHongada y de caracol, sabiéndole dor 
sus coxos, y ni jimchíi, romo le conviene, faziendole sus 
(•nhuXos úe fíibacayrps y de labia llar»a>i. Ord. de Seo., 
Tit. fjfp los Alh/iñhn, fol. 150. 

AuíocosAcat. y inaH. Higuera de Egipto. Acaso de «^j-rt+J 
nlbttcórfi, precoz, lomprano {polmora, íSi-bol ó fruto), mu- 
dada la ri»n s y susliluida In mociún de lo primera radi- 
cal por una o. 

Albooon Cíist. Aumeiitelivo de albogua, 

«El flcaesció que estando un día folgando tañían anto <M 
un [ístormeiilo do que se ptigaii inuciiü his moros, que ha 
líombre ttíóoflo/i". El Conde Lucunor, Enxf.mplo XLl. 
Duli;nma ú axobeba, el flncliado aíbügon, 
sinfonía ó baldosa en esta ilesta son. 

Are. di- Hilu, Cftn(are.t, copl. 1207. 
Ai.B'MíUE caat., val. y port., alboyaeti biisc. Cierta especie de 
flauta ó dulzaina. 

El pleyto de ioglarcs era llera noto, 
Auye hi sinfotiia, arba, giga é rota, 
Albogues 6 salterio, pitóla que mas trota, 
Cedro é uioln que las coytas embota. 
ElLibr. de Afejc., copl. 1383. 
Ks indudable que el vocablo nrflbigo ^jií^wr, bucine, 
cornti, ílstuln en R. Míirtfn, tilhogiié 6 flauta en P. de Al- 
caló, Itiba en el Glos. Leid. procede del lat. bwca, boca, 
cuyo diminutivo buccula por bticcina, bocina, se Rnencn- 
tra en Dueange (V. Gloss., I, 795j. Esta, que es la opinión 
de SimOnel, hfl sidoaceptiida por Dn/y, en cuyo Suple- 
mento se lee; i<^^ viene, sin duda, de! Jat. buccitm; pero 



múiios cierto, nfuido. que los nspafiojcs liun recibi- 
do su albogue de los órobesn. Asi «ii efecto lc> rteclarn la 
forms "lol vocablo, y lii ffcliu iJp su cxislt^ruTÍJi i'ittpo los 
líi-.'ibrs >I(í Orjonlf. p.tcs lii? i^I liiic(;n mcririúii Aloheuliiirl, 
que publicó su Dic. por lo? «ños .190 de la hegira (ÍKX) de 
J. O, y Alflsinní, mneslm de nnriiii Arrí)xl(l,que nnelóen 
el Í2d i739 de J. i'..) y imiriú oii 21Ó (K30 di- J. C). Esto me 
,^nclin(i ó creer que los árabes uotoninroii direolarneutesu 
Wfllioauo- dul lot. biiccüui, sin» del gr. pjw/t, trorn[H;Ui, (jue 
^e reiiislrn eu los íiutiircs helénicos de Id época roiiiutia. 
j, V. Alcx., Dk-f. Grec.-Fnntf-, 

■ tíuc ealn sticrtcdci[i.slrunQeiilo de músico en su form/i 

^■jfaiitiva, nc(i!40 por su origen y pi-ocedenctn, dú »e coiii- 

^wSccffl ron loa ñipes y c/intinelns de los /irabes espoño- 

les, lo demuc'slran los sittuií'iites versosdel Are. de lliUi, 

raiitarpH, copl. 1491 ; 
Atboffifes^ moudiirnas.carnniillo ézanipoiina 
Non se papan de nnlhij;" f|niuiln dellos Bolonnn 
Como quier que por fuerza disenlo con bersoiiiia 
H Oiiifiíi se lo dcsir feslere, |»ee!iar debe calontia. 

H Que el "tOof/itCt por el conlrnrlo, se ocomodabn ó los 
Knntarcs de los espafiiíles, ñus In dice el Xalocbl (Cód. 
ft/ic, i5;iO de Casiri y lÓT) m.l en el «ijiui''iiU> vecso que 
I trae» Alchculmrf y Alusmnl: 

■La zatnl)r-n de los l'risliiinofí al lot;nrel albufiiit'o. 

«Sejíún Aben Juldiin, id aUioQiin es un tubo de cobre de 

ncododclor^o, elcual seensnuclia luií^lnel punto que el 

cxlnuiro por donde yule i'l oÍn; i*osiilta tan dilaljído que 

pU'Mle iiitrodueírsfli- In niíum li^iei-ameiile. cerrado, ííonao 

lo i-'.ló cuando se corla niiu pluma. Si*iplase denli'O por 

kedio de un lig<!ro tubo i|ue Irasniite el aire do la boca. 

T*roduee un zumbido muy fuerte. Tiene también ciei-to 

númeru de af;ujiM-os por medio de loá euales se pi-oducen, 

medíanle la aplicncií'm de los dedos, mucbas ñolas que 



guardan entre si relociopcs dfitcrminados. EnU>nces se le 
escuchii con placer». V. Prott-ifám., 11, X>3. 

Hasta el sigli.i Xl\' no sucdíi <;stc iiislrtimi'nlo nii niu?s- 
twjs RsoritonrK, .itiiiiiiu' su ínlrüiiucciOii en líi Iítí[>üfia cris- 
líntiii debió iT.monUir?fi I-*! h cDiiinii.stii d« loe miisuliiui- 
iií-s. Proiilíi, lio ohsliíjili-, dt'líiñ tncr en desuso, pues t 
coiuieri/.os del siglo X\ll lííislii su nombre erü vocablo 
ppreíjrino entre Iti gnntn popiiliir y c-oim'm, Aun el mismo 
Cervíintes desconoció In naturíilpza do este iiislnimento, 
corno se ve por el ííignti'tile pnsiifit' dcd Quijotil (2,' ¡uirlc, 
c»p. LWll); "¿Uoé son albogues?, pivginiló gancho, que 
ni los he oido nombrar, ni los hn visto oii toda mi vida. 
Albogues son, respondió I). Quijote, nniis clifipas A modo 
de condoleros do azofai-, í4uo dundo unti cun otru por lo 
vacío y Imeco hace un son, si no rouy tisnulable ni armó- 
nico, no descontenta, y viene bien con In rn<iticidod de lo 
guita y d(?l tamborín; y este iionibre atboQurscs niorisco, 
como lo son toílo8 nqiiellos c|iii> en luiestiii lengua caste- 
llano comicnzon cu aU. 

No me explico por qui^ Fetis, al ocuparse de ios instru- 
mentos de viento de la mi'isica órobo (HUi. gen. de la 
muAique, II, i41í), bnco caso omiso ú.c\ albogue, ciinndo, 
6 juzgar por los diccionorios del hobln vulgor de Marine- 
cos y de Urienti:, aíin existe en aquellos poises como unn 
suerte dfi clarín ó trompeta del género .:r//iír. 

Ai.hohk<;a anl. Lo mismo (jim innivu ó aihohe^. Castro, T>ic. 

Ai-ROJiERA. Lo mismo que albtiera. 

Albohez. Lo misino que albohe^a. 

('Muchas veces se crian de loa albuhe^eii, dif;o de las 
mnlvas». Herrera, Áf/ric, lib. V, cap. 7, fol. l.'íá. 

Alhoueza, malva iplanta), de ím-.-í-JI oljchtii-fí, malva en Uüi- 
minido Martín, mulua, yerna conoscida en P. de Alcalíi. 

Ai.MOHOi.. Creyendo, sin dnda, la Acad*;miíi que esle vocablo 
no era otra cosa que una forma de nhnhol, h> iaterprrlo 
por amapola, sin recordar aensn (|Lie en la primera edi- 
ción de su Dic. lo iia])io idenlifleado con el focion. Tunda- 



115 

da pn la siguiente notn mai^inal de Hiiert/i () .su troduc- 
ciúii do Plinio (Hist. nat., lib. 22, cap. 22. fol. 30S): «Jnción 
es nupslpo alhnhoi, (|ue usan tns mujeres en zoluiiiierios 
y toman en polvus porn íiiTrccDlíír lo Icchu.» El origen de 
(//W(o/, un mi sentir, se halla en la dicción orób. j^--^ 
filbn/ór, aii\sn< {tiutí!}6ii H. Martin, «sahumaduras» cu P. de 
Alc'ülá, "Kiiiniiis» efi Kreylag, i'incieiiso» en Kuz., una de 
cuyos Víirifdadcs es el ct/cUtminum herc(Í(futiutn ú Kjx).á- 
¡xlvo; de Dio»c., llQtnadu por los botiinicos árabes ^j. ^ym. 
hojór Mtxriem, snlfltns María*, scf^iln Leclerc. Es otra ol 
uu.^ jfif^ bofór niorijr-c^i, » perfume de los moriscas,» ípio 
eni, á lio dtidnr, el empleado, según Huerta, en znliume- 
rios por los mujeres de su liempo. V. Aben Albeilár, 
Troité des aimpl,, frod. Leclerc. 

AuiTiiiot.. Corifrliucia. Meliitesis de óy^\ alhobál^ pL de^V*=^ 
Imbt, cuerda, llamada por los botánicos ár. ^ l«Jl ^y,^, 
«euyrda de los pobres. n V. Aben AlbeiU-^r, Y, W2. Vai el 
Moitaifií se lee que vMa plniíto ac decía en la aljamia uCá^ 
binctt, hi oim-u de Apuleyo ó lo vinca pervincn de Minio, 
nuestra vincapervinca ^^ clemátide. V. Dazy, C/(w.,71-2, y 
Laguna Anot. á Diosa., r.lb. 4.", Cap. CL, p. 465. 

Albol. Lo mismo que albohol. I." articulo. 

A'i4toLOA. Lo mismo que alholoa. 

Ai.iiolx.A. Esparteña. Aunque esta voz, así conio olcosl.fl/- 
bo/:ga y el port. alparca, es corrupción de abarca, proce- 
de inmedialameiile de fjU\aH>otga,va\Qi-ca» '¡n R. Marlb», 
■■abarca de espartou cu P. de Alcalil, i'calceuR» en Donibay 
fGnuH. li/iff. matiro-nrab., p, 82). Aben Abdelnielic, IGG v., 
en su nrt. nobr*- Aben Ascur, el liistoiíjidor ilc Mídttga, 
cita verdOB de esto sabio en que dcscríbe el calzado que 
tos bal»it']nl<'Sde Andalucía y sus vecinos de África lloman 
atboUjn. V. Uozy, íittpptément. 

Alholo^üe val. Lo mismo que alboroque. 

A,iB6soiGACQsl.,albortdi^(ieah(\ac.,alfíionde¡/aij<}rl.,nlnion- 
(/(V/cicast. Di? uju^ atbóndava, apillulot» en R. Martín. 
López de Velasco. 



«I 



H6 

Alboque. Lo mismo que albogue. 

Alroquerón. Planta semejante al alelí. Según AMx es un 
iiumnntalivociist. de^X*,'! aibúccir, spocies tiuiuclam plon- 
lariim in Arabia; felicis campis fi-ecud-iiliuiii: paniciim d¡- 
cliolomum en Forsk, Flora, p. V.\\' . .No me satisface esta 
etimologÍJi, por no convenir la paliil)ia española y la ará- 
biga en significación. 

Alrora malí. Especie de lepra ó sarnn. Mós que con alba- 
iTíij parece tener inmediato parentesco este vocablo con 
el lat. f(¿/)/ííís y el .griego a^tpo;, especie de lepra ó sarna 
blanca en Cornelio Celso. 

Alrórroi.a cast., ¿oróorrí base. Gritos de alegría. De iCySy) 
ahcühcala, nombre que con la propio significación se en- 
cuentra en el Diván de Aben Guzmán (cód. de San Pe- 
tersburgo, fol. 49 v.) Cli. La raíz de este vocablo es la ará- 
biga Jjjj icúhcula, ulUilare de c/or¿dio (gr. óXo/.ú^w) ph 
H. Martin, lanzar gritos de alegría en Abdelwrtbed (Hiat. 
ofthe Almoliadcs, p. 211), goijear un píijai'O alegremente 
en Aben Cuzmrtn, como se declara en el verso siguiente 
(Diván, fol. 17 v.): 

«Mientras yo y la hermosa bebíamos, el pájaro gorjeia- 
ba alegremente (lit. hacia albórbolas).» 

Albor(ia. Lo mismo que albolgn, 2." aríículo. 

Alrornkz. Viento que se experimenta en el golfo de Valen- 
cia. De ^'j*-' albarraiií, «viento entre oriente y ^ier^o» en 
P. de Alcalá, vent da nord-cat en Morcel. 

Albornía cast., albiirnin cat. y malí., «dbornia base. Escu- 
dilta grande de barro. De s.ajjJI atbnrntjijo, uvasija de barra 
vidriado en forma de taza» en Cañes. L'rrcii. El vocablo 
ariibiíio, como ya lo apuntó Rosal, viene del gr. A5t,3p¿rvtov 
ó Xxfisáv/K. gran vaso para beber entre los persas. 

.Albornos. Lo niisnio que albornoj. 

(\i Di'lH) íi la fineza do mi itusireami^elDr. Simonet «1 conocimiento 
tie esla preoicsa obra. 



H7 

Xombrauan el rey de Castiellii 
Eera por ii(|uostfi bos, 
Quebrontabo mucha sieila 
E rrolo mucho albornos. 
Poema de A/fonso el onceno, copl. 1721. 

Albornoz cest., alborno^ val., aUjernos port., albornoía 
base, «'í«'''/i"* niiill., albornu^ cat. De y-y^^' albornos, 
nlbornoc en P. di; Akaló, capa en R. Mai-lIii. Urrea. 
Alboroc. Lo mismo que alboroque. 

.... et si \oUicrít dominus solí daré deflnitum preclum, 
det ctianí ct suo alboroc. 

Concilúnn legioneniie, era MLVIII, Kal. Augmti. Co- 
lección deFueroA M/intcip. por D. Tomfls Mufiozy Rome- 
ro, p. 67. 

ALBOKtXHK casi., alboroch val. Lo mismo que alboroque. 
.... e si el sennor del suelo non qiiisíer comprar el la- 
bor, el sennor del labor viendo la caso rt quien qnisier, en 
tal gulsu que el sennor del cierbo ayu siempre so albo- 
roche. 

Texto ca»t. det concilio de León, XXN', Colee, de Fue- 
ros Manicip. por D. Tomás Muñoz y Romero, p. 82. 

Alroronia cast. y base, almoronia, bororñn, moroniu cast. 
De i^it^^'l albnruni/tju, cibi gemís: itn dictuin o nomine 
Biimn, qni£ filia liasani ben Snhl, coniux Almamunis. 
Kroylag. 

AutimoQVB cfíst., alborqur porl.^ntboloc/i, afboioqufí, albo- 
roch val., alboraquia base. De s/j^jj aíbarca, dádiva, re- 
galo, propina. Son usuales en Marruecos, según me infor> 
ma el P. Lerchundi, Ins frases siguientes: u-JI ^y^^ 
«dame una propina», !Lfj^'l ki^wt'ui^'l «I>ios te lu pague;» 
"J'jí ^ *J^ "¿hoy algo que darme** Lo misma aeepción 
liene, como ya lo indicó Covarrubias, el vocoblo hebrrtico 
nya bracah, mtmus. donum, quo favorem vohmlolcmque 
signifleamus. Gescnins. 

AufOPOTn aiit. Lo mismo que alboroto. 



)oña IsQbelCñAtriole 
(^iiló con firon alborote. 

Cancionero de burltuí. 
Aluoiioto cosí, y porl., albotot vnl., alhoról «it. y molí., «í- 

Oorofon base, ar.alot cat. I,o mismo que 
A1.BOHOZO cast., alborof- vnl., alboroc raba»c,, alrorh, ntcfy- 
ro^ pi>rl. I>i? jjjJt nUmi'Aí, nlhororo, ruidn eji I», de Álcslrt, 
qnecdti lo niisniii sipiifirHriíJn scMnicnenlruencl siguien- 
te vci-so íM Dirán üo Aben (-iiz.nián (fol. 27 v.): 

o.Z\ (.Uborojo Qi\ el dio OpI lunes; dadme, pues, las ol- 
bi'iciíiS". 
El misniíi egregio ikR'Ui «lii.-'' vi\ ntro luíjar- (Tol. ij wY. 

S-[j->Ilj jh-H-'^ J3j*."^ f^ff^-^ M 

'lOli vusoLroHlos que V'iniscon /í/ííy/Yí;«, nliirido y nl- 
l}úp|)0laii. 

Eii esUi versoseoníTiiifnLi'n In vñrdnítoríi otimolofffn di? 
nuestro vocablo aloi-ido. intíU'ilüSis de lo diceióii atiibífra 
jiAí-'l alhndir, !;■ cunl. con la signiflcari6n de ruidi*, se 
ciiciienU-a en Mnrocl, y con In de mugido proloníindo (de 
un cnmollo), rubiiziio rppi'tido {(!<: titi nsiio), rugida de-un 
león en K.tizimirski. Rectifico pueü, «11 vista de esU), lo 
fjue diñr» OTi mi .'iftímilo ArAiiiDO. 

Albotín. I'c'm iniíin de la (nil¡;;iiii fiínníieiii: el lerebiiilu «Icor- 
nicíibra y su resina. Bel ¡Ir, JoJI albotan, el lerebitilo en 
Aboii Albi^ilar. Alix. 

Ai.iiovo gall. Caso grande. Aenso de ^^1 albnyót, pl. do .;>yyJI 
frlbri/t,fiümus km R. Mnrlfii, mediante el apúeope de In i 

ñnat. 
Aluricía. I.o mií^nio mic albririn^, 

«Albricio, Albar Ffanez, o« collados somos de tierra». 
Poema del Cid, od. Rir., p. I, col. 2." 
Ai.miiciAs east., i'jit. y nnll., albr cffT.i pl. y n'hricifs pl. 
val., ntbiriM.p.n y tübifíi'u bam;., olhij:erac.a\. y miill,, ahi- 
paras, aloígsartuí, ahicfímtt port. Dea^Ls-Jl nlhijrára, bue- 
na nueva, regnln que recibe el pnrludnr do una buena 



119 

líiinva. Guadix, En osUi último sentitlu se lee en La Celes- 
fin€t,Act, VI: «Donii' albricúts y decírtelo lie». 

ALBLT.Ei)nt. cftsl. AiTíiiliiK dcnorin en Victory FruiiriosinJ. 
.N(i íIp ji^í M-P y cim el nrl. rrihá.r. cjo/irim ¡tarrnm cu 
DoTJihíty (Grain. /ing. ¡n(turo-arnh.,*Xi), tjtirriqíiL- nii Knxi- 
inirski, como quiem Dozy, pulabrn que nf» se encutíntpo 
en los (lircioiiHrios He \o Iciimín clá-sica y que til es íirabe 
ni hi^rhorisco, cotnu i*reyO el ^(\h\o ürieiitulislo liolundrs, 
sifio simple trascripción, prcfljo el oit., del vocablo de In 
¡iiiju Lfít. bujfí queso i-cpislni í'i\ Diirnnfí'* cotí r| dolile 
simiifleadi) de can ciiiariiim, nnt. fr. hiicp, ppqiiiȖo lonel, 
>' de tmctffU genus graruJiorís^ a aimilHudiue p!j;rUÍis, (¡tnv 
Ant/íis bitJiíie (iicilur, afU'Hfilum^ iteii ¡iodun utroD i>nr,N 
\iNARii FomiAM hki-tht; pr. niod. ^jt^ov c'j fi'WT^my, ^„^ hú» 
'^ ^yibú{-, tificU i'ii K. Miirlit), buAo i'ii Alborlo de Aix 

' (Hint. hicrosolymit.j p. 'Si\i). V. Ducange in v. bü^a y bua- 
m. lín v\ mismo iUistre lexicófirufo se hnlluii Ins fortiias 

' úv. lu misma voz buiui, bt/tdacAm liis nc^cpcioiics de cupaj 
tiuUufii, Cfiít ctnan'nm, laijfmutwjoi\ fr. /wi/m, süjon buttfi^ 
y b^tfp, cimhrico bití/t que coitñi-iiioii no ser Jirabign 
niiesti-íi (licciói) Aíbtirfl. 

AL-nr:«:nAHiA rnsl. Prohnlileiliento dd nrl. m\ ni y hAjlc 
arhftrifi, dec^lgono. (ipiiin de diez íí»(íu1ok. 

• ítem, qin' i*I ipie eslo nn supiere linear y fiieni loznro, 
qnr' Iinfru imn ciiodrn oi-iiiivíidfi de Inzii Icfe con sus pc- 
' chinos 6 nlburharioa i\ los liiiconepi.. Ord. de Gran., Tit. 
80, Ord. de CarpintcrOH, ful. tT.i. 

AuinuECA cnst., albudeca cnst., col-, malí, y vol., pateca 
pnpl. Ií<sp<'('it! df mel6n. Di-I atl. úr. *7/y '(-¿•-iij fMiHffi,/¡epo 
en R. Martífi. S<ihi*e osla voz puedo verse il Abe» Albei- 
lar, TraUtf dea Sitnpl., Trad. Ixelerc. CorníspoiiUe la cti- 
mologfa ii Cuñes y Cusir-i. 

AuiiÉi.Vni.A. líO mistiio (pie aihiirboUi. 

Mns snlin vuestro tilbuiffcoUt é. vuestro buen solíls. 
Vuestro olt'nibor soiiírutc, los soiictcs (lue fns, 



13(> 
Que lodn nueslni ñ(>s(»; hI \eon muclio pías, 
Cíu« t<iruc<lr';at al juego on snlvo é en pns. 
\.\rc.. rlu Hilii, Onif., copl. 872». 
Aliiukha. Lo misinin t|tift albufera. 
AlruiÍrvola. Lo mismo que aíbórcoUi. 

*K (Icsl flzn vi^iiip estrumcntos ile mufhíis inannraH ó 
tanncrios aiit'rl Rey, lí fac<'r ilnnzii!; i\ alUnfrlmia»*. Ltí 
Gran Conq. de VUr., cnp. KLV, p. 5¿i, .id. Rio. 
Ai.mTF.RA cflst., caLy maIL,n/6oíra, rt/éí^/í-res pl. vaUa/- 
bufftnt pnrl. !!<■ i^^htibufra. y con el art.Ar., nltinfinirn, 
slíiíffuifn Híjua* fii K. Mfirüii,dim. dfíj*u 6«/ir, mnnviUo. 
O lio di \. 

«.... clcfíiiiiDim vribiset w^sti-is iii pi'rpi^liiiiiit diins pnr- 
t^s decimiiriim onitiitun pisca lio iiiitn iiitiri», ft ()«' .1/- 
btift>rtto. 

(Agiiirrp. Ctitiect.maa: conril, omn. Hispan,, III, pá- 
frittfis i'iT-l'tS), 

Albl'UEiu. Lf) misma qno aibufem. 

til£8loiiee, por te fbcer placer, oíaiidú heiicliir de agiin 
do rosas aipiclln olbtthera de ('úrdcibo*. (ICi Conde Lrt' 
amor, t-nwniplo XXX). 

AuiL'H cnHt., nlbttru pl. vul. Tniiiuri/., l.opex tlr; VelnüiMt, Cn- 
siri, Coñciit, Mnrirm >* Altx, asi tíumo F,iig>>lmnnii y iKixy, 
Irnen f»sln voz d«» ^. t* í>«/"/. y cnii ni nrl. ÓP. iilhuri, jtiAct* 
mugil f:n H. Mtirtin, bariio, nlbiir p<h:*> ttii P. deAIcnlil» 
iln divAum a t^yt oppitlo .Hgipti, fiolio y FreyUífl. Yo nroo, 
por el conlríirio, que la etimología de athur tin de btistcar- 
se en el líil. tübuUiit. dim. de nlbiis, blanco, pnr serlo lo 
t'flrne de osle \v^z. inii-Nlro albulo, pescad*) pungido al 
liiujol, ó de fitbanutti, que otii I» propia ncepejí))) so «n- 
cii'-iilivi «v) Au8onto» de donde dorivu Schelcr la dieelAii 

CQiSU'll'IOtl. 

■Son Xosnlbures, ItVise en Huerta (Anot. A IHin., flíM. 
«rtí.> 1." pnrt.. p. :*&)), míos pascados que srirrinn en li«» 
rios, mity siMniíjonles rt los Mu(iilos en In fiirmo y rtUr«lnii- 
t:jfl, aiirupie su eubuza 69 menor y In carne m>\h blanca/ 



121 

ílos 80» llamados de los franceses Cardones, y de los 
ílalianos Laschos y de loa es|>oñol(!fl Alburt>s. por In blan- 
cura de su COI'NC». 

,£AB\i.A. PbpIitíi í» coniedn'. fSiiailiN, OÍc. ins. de lo /3ibi. 
Coiomb. D«> lUiLll nlcúhiln, obxMriaícn R. Mürlíiij pfirtcra 
i^ie nyiida á parir en F. do Alcnlií. 

r..\B.%i.A cnsl.. cnt. y mnlL, nfcarnUí cast. y porl.. nlcíiba- 
!&f pl. vhI., idcubalia y alrabrUn port., nír.abal(i bost;. De 

Í:i alcabala^ que con la propia significación se encuen- 
en I*, do Alí^alA, níflbo imi í'flsiri, impot, Ut.T.fi on Qua- 
néro y Ü-jzy. Aniiijue e\ afju do lil2 se creó con t'sle 
lOiubre en Cnstillu un dereclio sobre las mercaderías, 
^nsyo dGaiiliguo la vo?. aicabala en lo? documentos 
españoles de lu «dnd mndia, como sinúiiimn *\c ¡iorUilictts, 

Ibii-iulolos do tniiyory menor cuantín, ¡^egiin lo declara 
• escrituro de Doña Jim»nn Díaz, mujer del Cid (^m- 
pdor, año de \ 101. \'. Dnrange ¡n v. nlcacaiu. Kntre los 
Ibcíi andoluce.s era In nU-ahiita una suerUf de contríbu- 
:ión ú impne-stn que en tiempo de Aben Mardanix, régulo 
le )a F^paña orientnl húeia mediados de! siglo VI, llegó 
exU'nder.«e hfi^ta Iok festines de bodas, con el flti de 
lU^r recuraos para pagar ík lu:* caballeros crislianos 
1^ tcnfn A su servicio. En lo siguiente anécdota refiere 
I» h<nnbre de JAtivii que liabif ndo gnnado en Mureía dos 
nearlo? traimjiindn de albiiñil. invitó á algunos de stis 
migofí ¡1 pasar la noche en su cjísn, y luego añade: «y 
impr^ corno y bebida y loiainiosel adufe venando esto- 
n íl piuito de aninnecer dieroa un fuerte golpe en la 

E" ly diga ¿qui^n eres? y contestó «yo soy el tttrcón 
audfidordel impuesto sobi-e tos festines de bodas) 
I IralQ en lo mnrio la uU-abfdu de !o flestíi», ^^.IiíjI^s. 

*Ali''ri Aljalib, thatn, ort. t<obix' Aben Mardonix, np. 

BiAi.L.\, alcabfílifí, filcabün. aicacHa, cabiUia porl. Tro- 
frompañfa. horda, tribu. Lo mismo que cahi/n. 
ARAZ. E.\ autor del Gloncuio del Candoncro du Daeim in- 

» 



122 

terpreta por «capitán, caudillo de gente de guerra» l.i voz 
alatlut;, «iiic Sü cnctifíitU'O ú la p. 331 de íH|uc1Io colc*:c¡On 
..jáe poesías: 

Señor Iti'Oy. desiHK- los linscii 
Fiieroii todas ayurttaduí» 
E¿ las trompetas tocadas, 
Kuyei-on como rraposes, 
Dexfiron los <!orilunitisiís 
Kl campo ó los geiitírosoí; 
Fidnifíos e venturosos. 
Fueron ssc. los AicalxA^v^ 

No conozco, dici! Dozy it esl« prYtpíisilo, prUjibrü íirabe 
(pie tenga la sigiiiñcación de cflpilun A caudillo de gente 
de guerra y (jue se parezca H itlcab<ti. Por otra parte, 
añado, no ei*an solo los jofes lus que luirnn,siiio todos los 
guerii-'tos granadinos. Al hnciir la primero nflrmaci(»n no 
tuvo presente el ilustro oriunlidisla qiie I*"reytag trae 
,jJ_jL1 fil</uiha.v en la neepción df* princp/fs, rfH¿r ffentis, 
Knm. Hnmasit, p. 7.'í, it'i ut rtWfs'e.í/.7r(Y/M, de donde Allx 
deriva la diccirtn caí^lellana. Miís cri su puiilo la sojiunda, 
' porque con efecto los que tuifan no eran ya los jefes, sino 
todos los soldados del ejército morisco, iiay (¡tío investi- 
gar lo qiic sigjnfica el vocablo nícaí/íUí's. Dozy cicf que 
viene de ,j,,^Á.I<íVf«ií6íi--.', denvíuio del verbo y-^í" cáhasa, 
caer sobre el encniigf), atacar con Ímpetu y de hepente. 
El suislantlvo ratAfi. íiñiulo, sipnifien (en Silvestre de Sa- 
~CY, Chrest. ar., I. iti): ataque violet:to y srtbito, y ritbbás 
es la rórma regular expresiva del rpie iHibi'ualmeniR eje- 
cuta taliís otíiípHíS. A mi pnreocr alcnhiu no es otra cosa 
que !4-yjc'j'l aUntirosu-, vocablo que además de tnvmionóa- 
_ turna, hvádlU irrujMu, denota aginen homimitnejü ctints 
gentibui consttms, i'alz^j-i^i/iíJOífrf domusn prctáant qtue- 
rcrmen Frrylag,/)/vrtf«/v,yen segunda tt'rmofunirioctíl' 
tren R. Mnrtli». En este siipucislo el tt'ínnino uirahtiSKS 
denotaría el ejército ú niuchcdumbre de gcnle« que en 



tíÉ 

■' s' -ere Lo y á deshora penetra en tienda cincmiga con H pro- 

pósílode robnrln. "■ 

DüK-^JI uOi/itrirtuii', mediftnte In vorsi<*in del a- A por 
In c(r.f. rí/rfííw/f .rcrl.dp ii.V»-l, (ip| j fr por Ifi /j íCf. atba- 
cea, de ^>'í y di-l j- s flnn! pnr In j. sí*. Iiizn nlcátxtj. 
Atr.\noñ cast., ral. y mnll., n/rnbfí, nfcnhóum pl. val. De 
y^\atcabó, qin'. d'^signn, como lí^rmino de nrquilecliira, 
un lecho i'mítoví^dndo, iitin W>\<'(h\,J'tinuiriiim en \\. Míir- 
(iii. V. Cai'IAx, p. 34. AIifMi A'.lrirí, !1. 244, d G/o»!. «obre 
Aben Cliohnti- á<^ W. VVriHh! y r-| fiioü. s^biNi el Idrisi de 
Po7.y. TriH-n lín^Üinoloprfíi Mnrina. Alix y Riipolinnnn. 
ArcAiriiíA. Trlii muy fina d<' lino, fobricjida cu Egipto. Dr 
s*i*JL'l alrtibtía, forma en los dinleclos nr.-liisp. de s-^ 
eobtia, fiíin. de ^Jo^ robff, cobto ó egipciaco. Goyaiígos 
■f Alix. 

Aun íjuel reygno esW tiirliado 
T>e tnrbniniciilo mortal 
lytilrabtrtt é de cendiil 
rallen vos bien m-tiesodo. 

Ctíitc. de Bftt'nti. p. 113. 
..i,,_Lo8 moripo.osusorüu tjstc vm*ablo bojoln formo cabdia 
CV. Mmi. Hht, E^f>., V, -ÍT*). 

Pero Mdfnrv'í'í dfMiM» ey tofo, la tikaUm^ sinónima de 
w5p^ dornóc en H, MiirHn. tiene en este lexicógrafo laa 
acepciones! do rf(/í¿<;yv (ÍíttM;) y de pupaÜrv cní., nn^slra 
$scl(ivii)ii. lín fslf !?entidn l¿cse en .\ben (,'oliib n(;-í.!íilfil, 
Hist. dp los AhiohudeH, ful. VI v. íap. Dozy, SupL): J-oii- 
M.ÍJ V¿u5jí'-«.j\j.\-U£ j lifli. ^j JjkJ >■ Cíala ni onose á cada 
••íiIi.iIUto con niia cnpn, una /VfKir/i^^ un ali||>ijccl^ una «í- 

'.((¿/eay una banda". ' 

Ar-CACKi, cíist., atrnrer c¡\9\., por!, y íjall., filcftcpn gnll., (rl- 

rha^nr nni. port. De Jt-yaJü filca{-il ffrraffn (fárrago) en 

R. Mnrlfii, ah-ticfíl de cenado en P. de Alcnlá, fárrago hor- 

deaceOf^ raiz J.*a3 dnr forrape fl un cjiballn. l^csecp Alma- 

earí, Analcol., I,nfU: JL«a5j-jti.1^^,__5v,v- ^y^ki^ y< ^jf^^^ 

^yj¿ "Sembraba lodos los años mil almudes de cevada 



124 

para alcacel de sus bestias». Ln etímologfn es de López 
de Vcluseo. 

AixLicER porí- y ^al-, olcuvüre port, Palacio ocastellado. 
SUi. Rosi», Eludid. Lo mismo que alciijar. 

Alcacekia nnt. Lo mismo que atciiiriTia. 

Aui\CEVA, fflcf(i^ova port. Lo misDifl riue ak<u<tha. 

Alcachofa cast. 7" gol!., alvachofra, olcachnfrr porl., «/- 
cai\ro/rt', ffirxttjru cjií. y nmll. líií s¿y<s.¿-0( tJlfurjro/a cw- 
dMx en R. Miiiliii, an-úo nrrecile en 1*. tío Alcolí. (iiiadix. 

AlXACt'Z casi, y port. Regoliz. Guadix. Dic. nw. de UíBibl. 
Colomb. De i^j-. «-?j& oroc sí«i, reguli/^ ó oro^^íiK en P. de 
Alcalá. 

Alcaí^aba cost., nínoisabn niall. Lo mismo que alcasabn. 

AlcA(;ak. Lo mismo que alauar. hE ponor Ins tiendas del 
Señor en medio, 6 !;is tleloM oflcinlfs que lo hunde servir 
en dcrrcdüi- dcllu, que estén en umueru de ulcácir». Ley 
XX.Tit. \XI!,Part.íá.* 

Alhacaria. Tcitf-t'ffi, liif;»r ó fííhriojí en qiir sl* eurte y pre- 
para loda ciasci de jiioliis y cüluniUres, De SíjoAJI nlatf;riya, 
cubil pn que se hace lo iegia, ciiIh>, cuba de curtidor en 
Beaustfitir, «í/í/«rií/ en el Giott. Leid., idriv, librel (lebrl- 
llt)) en R. Míu'tln, Iiebr. .-rwrpen H. Johudn bon Koreiseh, 
lebrillo, cofaina de metal ptira lavar en el Glos. gr.-ar. y 
en .A.ben Loyon, vozfnrniafln del ntimJirfi de 'acción yas 
carr, íitndendo Inrando tjrte deaihaei't ccstem, fuiUtnunt 
more, raíz j^ curara, liollur. Cf. Duzy, Sapi. in v. HíyaS. 

<iE emplazamos huums peíame» ou alcti^arias que 
avenios na dito Villa», ¡yoc. de S. Pedro de Coimbra, ap. 
Sta. Rosfl. Elticid. 

Ai.(:\n\vr., (drad^f, alcade/f purl. De _-tóll alcadah^ urceua 
I en P, de Alcalá. Sousa y Engcln)anii lo derivan de .JUaJl 
nteod^, sculedOj tuceim figuHmis. 

Alcadí, idcadir eat. y malí. Lo mismo que akaldc. 

Au:\i)»A. Ollí-TÍa, alfarería. De }iXii\ tttraddAr,o/Í/iriut imi 
K.Marlfn, fabricante dcollas (í^f. En Iuíí diidoclcisarab.- 
bisp. esta sucrtede nombrede agente se usaba á la vez 



125 

' , 'por el (lela oftcina 6 lugar en quo se ojecutobn la obro 6 
se ejercía Ijí iiiduslriji, Cf. dl/ar. 

liüna alcadra que hera antes del ol];^iin;itil nbditbnr, que 
llera Dírorn dv fioii(;flIn heritundcz». Ortí. de ¡as aguas de 
Gran., mí'., ful. 7a. 

ALCADUPval. Lo miíímoqnn 

Alcadub, «//v/í/hj, '//''-''/f/í« ca.st., /í/oaír/zj goll. y porl. De 
^J-JXJÜI ak-uydús, caiialis vu H. Marlíu, itlcadu^ üuyñoria 
vn I*, (le Alcalá, lormn arab.-hisp. por ,^jAS cüí/hí, cl xoo« 
gi*. (V. Flcificiier, Da glossia, llubílcbt., p. 7-i), íujfeau, 
coiuíuit d'cnu en Uélot, de donde deiivuii la vo/. (íspnñola 
Canes y Marinn, 6 j.y'j cüdm, dü donde la Initín Sousa y 
Engt^linaní). La etimolcpgfa es dñ Rosal. 

ALCABCFJtiA. I<o mismo que ntcaicrria. 

«El qiial sello con otros ticljos de bw/caiccrn'K....» Ley 
1.*, Tit. XXX, Lib. IX, Ntiev, Recop. 

Alcaet ant. Lo mismo que alcaide. 

AuUfah. Ui cul)i<!rln, jaez íp (iiioriiíi diH raballu. Acad. fía 
jjixJI aicá/cl siruguluní i¡tioü t'^ui cUífiíbua inifjoni suleí 
tín Kroylag. CflHirJ y F.iigclmann. 

La voz aífíA/tir sif^iiilioii lnrnbi<':i) firupa, rroa/Mf en Mar- 
ccl y Bocthnr, Mtifn, las nalgas, en R. Martin, como lo 
declaní ni sigiiiünío pnsagr do La Gran Conq. de Ülír., 
lib. II, cap. LXIV; hE lo hizo caer por el alco/nr del ca- 
ballo». Kn In misnin obra (p. 315, 1/ col,, e.ri. Riv.| se Ine: 
•De numera <[w onles que el 0>nde saliwa de nquolla ca- 
rrera fué su vestido todo despedazado é rompido, é el 
«tea/hrdel(!oballo é las piernas de tal fonn», que lodo 
corría sangre». 

Air-wilETA. Lo misino quo alra/meíft. 

"Del castigo quel arcipreste dd ó las dueniias, tj de los 
nombres de lo alcaffueta«. Are*, de Hito, Cant., ed. Rtv., 
p. 254. 

Alcahaz. .IouId, caja. F!n .\ragAn y>ariluiclaa para conducir 
< losmuei-tos. HusaLDe ¡jeAL^ alctifibi que.<4Ígniñca lo uiis- 
túo. Caairi, Marino, Alix y Engelinann. 



Iurt 



"El fizo levnr allf veinte gavilanes nuevos, primas é 
toi'xti'^los «.'ti suf^ulca/iascso. Uh. fifi. Ut Cmv, th ln« Acfs 
do Pero Lotwz de Ayolo. Bihi. Vm. 111, p. 310. 

Alcahuete rast., ntrahol c«t., mull. y vnl., afral/oto y (tUo' 
yotninl. port., nícmjotfí ant. gnll., arcnbot cal. I>i*. ol^l 
alcwiioad, Imo en K. Martín, «Icaíii'it^lc en P. de Aleóla. 

-VA eslo mujer habla un nmigo, et ern ak-nhueta c*nlpe 
ellos una mujer (In un su vecino». Caliki e Dymna, Pro^ 
ant. «I siRlo X^", ed, Riv., p. 23, col. 2.' 

Ai.iiAiciíiiÍA, iUciicrrkt coal., nlcaaceria easl, y \ñ{.,aictí^a- 
ri'i porl., tdcwjct'rio vnl., 'itc(";eriá bnsc.Pe ñ(J-«*jl1 ol(;<ti- 
sá/uífu, loiijii di> ni-írciulorüs i-n P. do AlCíihí, /tórticus en 
(Golio op. KreyíHg. Lopfíx ile Velnspo. HurLodo de Mendo- 
za (Gim'ra do Granada), Míirmol (Descrip. ffen. de Áfri- 
ca, n,íííí>Y Sta. Hoso {Eluc-id. in v. (dvii^vria) opinnu 
quo csle nombre procede de Césiir, ú que los iirabcs lla- 
maron Ciiyzar. Simonot dice qu& es voz formada <íel adj. 
lot. cw&an'.ns, coHa pertiíiieoinnte ni Céear, y pi-oluibje- 
mfnte de Cfrxnrpa, gr. xxvTaps-.x (dotniu ú o/ficinaj. Auiiijnu 
fdeaicerta tenga oslft origen, no es menos cierto^ obs(;pvo 
Düxy (SupL iii V. s^jU--l5), »in(í los cspuñolr-s Lomoroii in- 
mediatrtmont»^ el vocablo dt! los órobes. Tal os lambíén 
mi pnrocop. ,i 

Yo creoque tt/cfurprítf es In formn ferapnina del aoj. 
|)Oppsivo ^.««3 fpnr ^j*a-5)í;«fc*'/r/. pfijfibra qiio dcbW ir 
precndidn, con efecto, dc.jhddr, donius ca^sarea^ 

En cal. lu \07.alca(u*rúi, en opinión de OozYt P^cecc 
desipnar también las mercaiicfíis que so enconlmbíin en 
los bii/.iirrs diíl mismo numbre, ú juzgjtr ptir el siiíniunlR 
pasjigi:: uli^ cRtnnlnxi... presorcn tuiiinfm,uN litivia Mor^s 
6 Morns ^ robu é alt:a^vfi/i», {líiprniíuy, Mfmor. tíiai. so- 
hvp In marina, Hr. dj' flarceknw, 11, 75, 

Alcaide rnst. y jirtit., aicail, vlcóij val., alcaift. Cflt. y malí. 
De jaiiJ¡j) a Iráid, alruide. ^nP, dQ i\\ca\A, ductor en Hni- 
miuido Martín. OuufUx y Urreo. 

Alcailo, b. Iftl. nEt unum frcnum de argento pro LX nirs. 



127 

ol mofíirríiclie lenel nmim rmiiim do, argento pro XL.... 
f^t iluiini alcaHiim (.'omilisp Snncie.... »< Itiro/tiariu de Crt^ 
(tiltil ü/> Ui CtnnU<!»t Dfm» TerCMt i/ á sn/fU'ar fii-cho i'ii vt 
xi¡}lu Xíl. Acad. de ta Ilia. De J^-WÍ aijttrjt, ci\ha\\o. Alix. 
Li4:AmiA. Lo niismo (¡uií utqueria. 

«Olrcst cnii condición qiif tnilas Cíiidmics, A'illíis, Iii^íi- 
pcs y filcoü-uts-. Ley IX, Til. XXX, lib. IX. NtiPi^rt fíot'op. 

Alhalí cflst. y molí. De sJülI nlrúUi^ rnslilln. 

Au:.\LAb. lot. «'RopniP Doinnif Srtnciir ilfídi omnes air/fUin 
moas, nrilnr/is vX rolrhiasi». TcM. de D. Srwcfio /, oño de 
12011, Tom. IV de In Monarck. Ltitii. op. Stfl. llosa, ElurJd. 
Do üXI tttcülfa, coma lo sospechó Luis Dubeux (V. Du- 
ctm^, G/rt«J, conopcum. rortinneii U. Miirlfn, ropredor 
de Ci)nia, ndrlina 6 irorrciloi-, pnr;i(nt'iito ilr- cnnin en P.de 

AijCAI-.\H''iiih\. Voz itsiÉthieii Andalii(in,<|iii',si'pi'in 11osíi!,os 

/rn ilrnlw Ioitg frnnen. "Oc f^.JULll nímf horra, torre |>nrn d(*- 

feíisn on I*, de Alc/iln. Ksío pnlnhrn se f>není;nlrn en un 

pOpmita (le la Torre de In r^niilivn en In Alhninhrn. V.Lo- 

" íii''nte, Ifírterip. nr. de Gmn. 

Alcm-df .•ftsl., cat. y malí-, ntcafea base., alcudi^ atkadir 
col . 'íí, rt/í'fifyí cal. y iniilt. [)e^-^fííí¿i y con el «rl. 
(dcúdi, jiitíz. Covarrubíns. 
AiJivM rfiííl., ciú., niiilL. piul. y vnl. De ^jJ*-'' ritcfitt 6 jJj^' 

ofcAfff sosa, pliiiitii alt'idinn. [lelul. Alix y Knp^liníinii. 
ALCAUfA. Lo mismo tiue califfi. 
Ar.CAi.1.. I.'i niisinn que nh'ntde. 

iiKt íi los voL'os f|n'' (líilMi vinieron ios pnrienlí-M deílo e 
prcmlieron al mnritlo e leváronle oí tdcatU. Calila é D^m- 
nri, Pro^. aní. oí fiífío XV, ed. ítiv., p. ü4. 
AWi.\i.LK. Lo misn^n f|iie alctddi: 

De los moros sse temin 
üuc passusen ei Estrecho 
AI ftícalle finnrnln Oai-ein 
I-'isso ysíiberoíU- fecho. 
Poema de Af/hnso el XI, cap]. 473. 



128 

Alcaller. Alfarera, ollero. De >i:h míiél y con el drt élea' 
Hét que sigiiiñua lo misino. C»strl, Alíx y F.ngfílinann. 

Ai.caM!I.a l>im. cnsl. deUscrtno y con el art. nlr.nnn, coi! 
inserción de uim í eufónica, A/m/«, /«/íí-rtí en R. Maptín. 
E) voctiblo acébigo, r-n mi *;tMilir, aunque so <<nc(u>nlrn eki 
til Camüs y en Alchcuhnrl, procede á su v«s diíl latino 
canna. 

Alcam. 1.11 coloquinla. Una de las ospocies Hol oohnmbrillo. 

De jjiU ákanij ciicumef en R. Mnrtfn, rniz jüt amari&firc 

>n el mismo lexicrtgrnfo. Sr'f»ítn Aben Alb^it/ir í»p. Dnzy, 

G/os.> ero el nombre que llevobn en In Kspnñ.i Arnbe ol 

j**jíOt lu 6 cohombro de li.sno. 

Ai-cvMÍz. Alarde de soldados 6 \a lisio en qne se esrriben 
sus nombres. Acad. «Queriendo saber después de vencido 
tíigenle que le fnlUiba, hizo n^querlr los nlcamicós, que 
nosolros Hanifimos nlordps, rt donde hubia mondado ¡jeri- 
Inr In gnnlc". Moi-gado, /f/s/. de Srv., (u\. 75. Ca.siri. M(i- 
riiia, Oaynnpns, Alíx y Eiigeímann traen <*sta voz de 
^-*«^7Vmj("s y con el art. nfjfímh. co'ercHua.qitifi quinqué 
ccnstat pftrfibfis. Kn Marruecos; el ^,_**¿. jVfmfe era una 
parte ft pnrcíónde! ejercito que, sejrtnlTtt'sl ílfU), constfl- 
bn (le 500 hombres. La misma acepción tiene j^-t^fdnis 
en Aben Badrun (103). Repugnó Dozy esta olimolopía 
fimdííndoso en «que r-1 vocablo yrtni/s nunca había tenido 
la acepción de tirttn di- aomhrpA de soUladas, y que aun en 
el scnfido do t^'ército pertenece 6 una época de lo Icngún 
muy anterior al siglo XIV en que se halla empleada In 
dicción alcamis; es an o/d term (Lañe), y mucho antes de 
la expresada fecha dojó do estar en uso en la lengua vul- 
gar». F.slft i'illima aserción d<M ilustre orientalista es ínstib- 
sisleutí' de suyo, pnrs en el Vocabulista de R. Marlfn, 
autor del siglo XIII, se registra la palabra ofj^imls por 
e^ercitttó, y en las postrimerías de los Beni Alahmar una 
de los plazas principales de Granado llevaba aquel nom- 
bre, scfión se lee en escl-iUims árabes de Unes del siglo 
XV. En cuaiiLú & que la dicción arábiga nunca ha signifl- 



I ' 



oaUo Utí/i dfí Hombren de soUífídos, es de notnr qiifi el su- 
suiiiolio lexicógrafo cuLaláti consiüora á ^y„^^jtun£^ como 
Ía6mmtt iIr ü***/ rtUib", p-vcrciíns maffmin, cxercitttSf 
cohorn pquitama iOO ftd iOOO an FreytajS;, escuadrúa on 
la MoitUw^a úc Anlar. vocablo qiti!Lii>iie uüiiiiiús til vnlor 
i; ttai/Httm, Acripturn, iviiz .,^ cataba, scrijMÍt, insvrip- 
'aii nonn'n in códice mititiirtt; y en uctnvii foriiiu: pro- 
pium no/ne/t iiucrijmt níOu f'('!/io, aen i'odivi^ti/wfidi<x/-io- 
/'Uffj- Dssiiiirteqiiií^.,^ ctUib/i no es oU'a cosa sino el 
tíji^riiU), cuyos sofdüdos lietieii inscritos sus nombres en 
utj lilíri), listíi O nígistro. I'iujs cu este misino sentido de- 
be iiilcrpi'ctnrsc, á mi parecei',rSU,súi6tiÍmo Aicamis. 
Comipí^fón de frsla voz, lí no dndiir, es \a port. alcahe* 
que se encuenti'u a! fol. iH U(! lu Chrou. de .\{f. iV, donde 
, ati riiflcre cl misino Iiocho de que so habla en el capitulo 
tepCLlV, li. iOO do lii Cron. del rey D. Át/omo el XIj ed. 

Alí:amomÁ, airnmoniu CJisl. y port., idcn muida, aitrnmeum 
cíist. De Vj**^' fticaminfiíiif/ti^ feni. di'l íitlj. ^^ rt/nunO' 
«/, liMine lit'n<M!| i-nUtv y In rni-Mi.'i del ^^^^ cwtwiúnó 
caymún, ctniintíint en U. Marlin, cominos de comer 
n P. d¿ Alcalii, lu 1. cttpdniun . gr. xvjaivw, hel)i'. ¡tea c<imnwn. 
Alcísa. Alheña. Acnd. De u^l uUuinua. 
f^CKSs. «A estas corcliofas disuii en algmids lugares alca- 
, ncw y un olios CHUuriub (liHistí cananus). Arte Cútorm de 
D. Ein-ique(|c Villeno, p. líl., Dc í>aí^'I aicbanárn, tirfi- 
^KrAtfu/, nldtKTliora rn noctbor, mcdinnU* ct iip<;)cope de lo 
Bailaba flnal. Pero debemos advertir que, asi esta forma 
como la de cannárin vt^La, que se lee en R. Morlln y en 
otros autores csponoles y africanos, vientm del vocablo 
gr. lut. ci/ifira y cf/nara, usado por niicsli-o Columolo. 
AíxanX. Nombre de la calle lmi qiit; .ístabiui los niercaderes 
judíos en Toledo. Cov. «Kulme Iras ello, ciilróse ea la 
íendu de un nierciuier en d rdtuná». Guarnan de Ánfora- 
'c/uf, parí. 1,', Ub. •2.°, cap. VIH. D": ^^~^-J] uljáit, bazar en 
íyiarcel, tienda en Kazimirski. taberna mercaíorUi, ojjíci- 

i: 



fut, hoapifium mprctttovttm, sitfí in rrn, «jcc in urbe en 
Freylog, dorivodo A su ve?, dol pcrsn US^jánUy Cflsa. 
Alc\N\VY, aicanere p<yrL Doc. de Moncorrfí de 1-Í07. op. 
Sta. Hosa, Eluvkl. Del jírt. nr. 'í/ y del l:il. cGumthiü, ffr. 
5tá¥yaíJ4, el cóñamo. 
Alcanua i:ast. y jioii. Pn)b)iblenn>iite d(^ im posí'sivo f'int. 
<jj¿flJI uUfuinjsin, forniuiío df *jul ahjuins, xcijpbuít parriii*, 
ó do ^'1 alcanas, opus fíguHnttm e.r luto on Kroytag. 
Alcándaiu cast., alráiularu poi-t. De %^>,ií¿) nlrándnra, pftp- 
cha ú varal (GuniÜN) y este vocablo del lal.-grcco mnfJte^ 
riug, usfldo por Colmiiolii, 
Atcándoj-a» unzins sin pielles e sin inanloy. 
Poema del Cid, p. 1.' 
Alcandora cosí. De í^yuíJI alcandóiti, cftinisia fbreüis) en 
K.Martlt), une bajo taí>- forinasii¡yii¿i cantOray t^^haranihó- 
roy gentfs restiit taciiiia brevüstnut ci mnUís oincutts'ins' 
tructum se linllo en VuIIei-s (Leja. Pors.-l^/t. Ett/m.); y 
bajo la de i^y\i¿.gufu(6iif, camisa, on losdiolcclos arábigo- 
. orientales y nfricanos. I^arraniendile do un origen bas- 
co, en ctivíi Ii-nfiuo slírniflcariiiiiisfi de hombre. Kl P.Guo- 
dix in deriva dfd tat. randor, y ílnalmiíutcSimonei del o^j- 
lat, candidas, y prohahtemeitte del dim. ctmdiditUt por 
rozón de su blancurn. Que era con efecto de esíe color la 
cUcandótn en lien-a de Castilla, lo declaran los «iírnionles 
yersos du una Cantiga de Alfonso Alvares ñ la iTnidad de 
Sevilla: 

Alvos pechos de ciyslai 
Üe alabastro muy brofddu 
Dcvie ssercon grnnd rrason 
1.0 que cubre el alcandora. 
L'anc. de tíueiin, p. 33 

Enlrií los moros granadinos Ins habla de seda, pafio, 

iiuo, iilgodúij y e*lopa; sus coloi-eseran azul, verde, colo- 

, rado y prictn. L'fiAbuiilíis iudistinlainent'' hombrf*? y mu- 

jen-B. V. Embfi/'f/o.^ do Mori^rrm, ¡j^y, del ArcU. rfe ¡n 

AUnfuibrti. 



inio lo pnUibni alv-u/i'ióra no so enciictilraiMi Ins d¡<!. 

ar. de la lengua clásico, y cumo, (\ niíiycjraburiíianiiento, 

, lenemps eii ot hnbln crisl. lo dicción nknndóra, «lumiiia- 

rifl* de indiibilnda estirpe Int.. me porecc preferible 6 

cnalqiiierii otm In pliinolosía d«l Di'- Sinionf 1. 

Au:.vxDiu. Lo mismo (III'! «/'■íí/K/rt/a. Oayonsos. 

«É vcrUi hédc^ do está colgíido dií una éfirtindran. 
til Gran Cotiq. <('• (JUr., p. 58, e<Í. Kiv. 
AlJ¿AiiFOí\ cuüL y val. , tUcanJbra b;i«c., idca/nphor cjüíI. y 
poti.yCánfbraci\{. y midl. Di' _,y-¿JI «/«'/Víí''' 7 t»sUi di'I 
sánscrito carpúro (V. Bopp. G/<wJ, de dondL» Innibi^ii las 
dicciones niodei-iias gr. y Int. x«sw;jk y capiítaa. Cf. Cov. 
in V. alcanfi»', y I.:ig. ,4a(v/. <¡ DÍq^c, p. 7)5, 
'^ILCiNTARA cast. y porl. PiifintR.— Clnia grnníi»! dp modí^roen 
los lclai*es do U-rciiíptilu con lo cuhitM-lji oebnvmln. Arad. 
En la sRgunda acnprii'jn se halla Ifi \ov.n¡rá niara en cat. 
y malí, y bíijo la formo alcáMera en val. De tJaiX\ aU:áj}- 
fnra, puente en I*, de Alcalrt y H. Mailfn. Hosal y Cova- 

, ITUbiftS. 

AuJVN/.AH. ALesorar, guardar. Do yj" cánaitt, tPAaunsare 

C11 R. Martín, mtb ferraní recondidii ihemurum, n*condí- 

ííit. inunixit hkm ¿h locaftini '*» Frt'ylfig. 

«Rl que lo nyuntotíe en un libro entero, por tal qiio lo 

tomado por castigo paro s( mismo, el que lo a/caniaria 

en sus armariosn. ('aliln y Dymna^ Pros, cutí, ai siglo 
-XV.]i.U,cd.fíic. 
A.i.cAPAnRA cast., base, y port. De #jL»3JI aícabbára, caparis 

en R. Martín, atfííiparra 6a P. de Aloalá, derivado á su 

vez del (ir. xin?:»^.;, lal. cofi/mria. Va)v. 
Ai.c\PAimosA. !)(-■ ^j-^j^ -Ij :árh vubruú, aceche 6 vitriolo de 

Gliipre, y m«;diaiil<i la elipsis de*d<rA, prefijo el art. ar. 

íilcubrmi, d*.' Chipre, odj- posesivo formado de ^J•^ cabros 

6 ^y^ ('ithroi; Irauscripciíin del gr. Kwkjoí, la i£iln de Chi- 

pr-i. Dozy, Supt. 
Alcar port. Dfi íjMlI nifrfrn, marrubiuin, herva. (JOl. ex Beilh. 

Freylag. Dozy. 



132 .«^_. 

Alíurauan. Lo misnuj que aTcaraüan. «Y ios nnlOB v nrtan- 

. tecas y sebos que tenia, ns hastío de decir... de bnllenó, 

de gíirzn y de afrarubnnn. La (^etcsfífut, Act. I. 
Alcaiíavan. nlrnrran ojtsl., niofirari'i cnt., mnll. y viil., etl- 

caract'to pott. De q'^^jCI alrnrmtún, especio de pprdi?/- 
MariiiH y flayongos. oRslc í-iijcmplo es tal cobo oí de la 
píiUmiii é la guipejíi é'del afcarartrnit, OatiUt ^ Üijmnn, 
Pros. aní. al siglo .VV, p. 78, «/. Rio. 

Alcahave, alcnracis, türjuntcts porl., nicnbm uast. Gauor 
do ferro, por nnde so comvmicn <5 vento de. folk- íw> fogáo 
(la forjo. Dozy opinn íJiip p.s r.nrruprión /le ni-i:».tr^ctÍH, 
pl. de alrndiiA que signlflcn íinji-mi. \'o In itro mrts bien 
niclálesis de (.y' coríi y con el art. nítyJm, la fraítiía. 

Ai.óaravka rft?t., nlr.fírñrin rnt., mnll. y port., at<riricónia 
cat., alraraticociu malí., nicarobctt base, «íí-arodía cot., 
alcarotin pnrt. DeUjjJ! aiarratriya, caruata en P.deAI- 
cfllá.gr. xHjjE'//, vulgo í-tfn«',Dios<\in,<Jíi, Jip.í'Vfiylap, i-tfO"., 
lat„ c'ireum, rurum, corrix en Ncbrija, lie donde la deriva 
López ele Vt'lnsco. Cf. Cov, Rosul es de opinión que la voz 

' ctír/icitt la lomaron lOft árabes d'elgr.xafiw. Y© m& íhcli- 
nó rt ^n profí-dcnciii lat.. iinnqnn loe nepañnleB twnórnn 
la actiinl fortnn de Ins íirnbes. 

Alcahaviat. l-'sta voz, que. se encuentro en R. MnrUUi en 
eorrt'spondeneia de ^j**«— mozrtt'abe, es, á mí parecer, 

comipción de la nr. ^^i alapt'bi, r/m^i'cfu^ repi-esenladA 
el t poi'fo. . 1. . 1, , , I,,, , ,, ., .,, 

Ai,cAEtcKSA. Líi niisnii) (jtuí r/ír:rt/fff/7íf. cTonien delosraices 
del lillo el di'l fdcorceiui'K Lib. cíe Moni, del Reij D. Al- 
foimo, liibt. VV'í/,., I, cap. XL. 

AlcarcbSa. De u*-jjL'l (Urarcenjto^ con tej:(¿id sobre la últi- 
ma rndii'iil. como se rc^islru Loinbii^n en Aben Bnclarix, 

hnrra rji W. Mnrtín. Myrinü y Enffelmnnn. 
AtCARCHOPA porl.. L-o niistiiu (¡ue aTcachnfa. 
Alcaria casi.., (f.Ujueriu efl-sU y jio.rt., oh-hono, fiíqtianá 
, onl. port. De Sí^ilI aicariya^ villa en H. .\lnrlfri. Gnadix. 
"Toren las olvariifjf e yiian Jidelsnt». 
Poeitia del Cid, erf. /Hr., p. 8, col. 1." 



(L- 



El port. alearía, comn nombre de cierUi plonln que sft 

da en los ^rt-iialL-s y cuyos liojos se parecen ó les de la 

violeta, viene de j^iyol alctiríyo, «nomen planUr nfisoonlis 

iu areiiis-i. Sonsa. 

^uuKctvEA anl. I-o mismo que alcarucea. 

\tCARRABO. Utiiiiuri usl CU los Alpigarros ol que va vestido 

de uno utanera extruíia á modo de máscara. Acaso de 

v'ytfl (ttgiirráh, peregrino, oxlraiijero, extraño. 

WiAftnADA, arriscada porU, arracada, nrraca cast. De un 

Sustantivo 'o^ aiaUrd/, que no se registra en los dic, 

^nrivfldo de! V. ispear a/ a, cuya segunda forma {(|ue se 

encuentro en li. Martin en el art. inauris^ Voc. lai.-ar.f 

significa inatirc nr/tacit futellfwt en Freylag. La exís- 

tencTÍn del siu^. de dicho t;uslantivo en el habla aráb.-vulg. 

nspoñüln. iius I« certiflca el pl. fractolsjIjS que se uncuen- 

tracn «:) !>iguieute verso del Dicán de Aben Cuzínán, 

El. 33 V.; 
^ :íí j^\¡ h)y> ..Ui, f.y.r^\ j 
' las estrellas ó modo de alcurradaa y la luna sin velo». 
&n CDunto ú la at;e]>ción que tiene en port. el vocablo 
ntrxtrradas de «movimiento que hace el halcón para des- 
cubrir sn preso» creo que os simple Oictótesis de ^U^^' 
alharacót, pl. de ^'^ háraca, motu» en K. Martín, luovi- 
micnto en P. de Alcalé. 
ki^HARfUN. i;ornudo. De ^^\/}\ afearran, v.orimtus en U. Mar- 
ín, cornudo cti deimesto, cornudo, cosa con cncrnos c^n 
de Alcalá. 

Üixo mora con gran pena; 
¡üh mal hoyos, alcarrán! 
Heriste 6 mi auaziran; 
Mueras á muerte muy fiera. 

Romance de Ui Con//, de Antequera. 

k.RHAZ.1 cast. y port., ulcarrocá, alcarralsú base. Jarro 

^e tierrii blanca. Del vocablo pcrso-arob. ^J¿\ atcorrás , 

)nuncio(lo aicoj'roj ul dech" del Tibrlzí en su Cumeníu- 

nobre ¡/a ffofftq&a, p. 17, ap. Dozy, Glos., cantharm 




tai 

angusio captfo prcedittis, nmpulla ónsa carens, incolis 
IpaccB. Hiirirl, p. 3.10, 513, quoiem circumfeiTe solel vía- 
lor, liydriu. Frcytag. Alix y Erigi-Iniann. ^ , 

«El (lidio Jiinn Rodriguoz Rarragiin, como crnf'-!'- imn 

li'l 



>ii 



é hif»;i(»rtl traidor, hahieniJo aidocrindo i\ niuyu; i 
dicho mHr<[i)CS (Francisco Pizarrón le dt6 en Ih boca & 
rostro sobrf' la dirlia cruz ron tina aieorrasn liona ííe 
aRiia que Umió é sft Ifl qiii;braiitó encima diciciirto: al in- 
fierno, ni infierno os iréis á confi'sar». El Praceao de A l- 
nujgro, rtift. del Arrh. del Svicro-Mo/de de Grannda. 

\LC\tiM\.. Lo mismo qiio nlcnrUt. 

Alt.aiita/, alfati'fu rast., corUií port., cordochou base. De 
^^yd «/crtz-fítr, promiiiciiidü por los ora bes esipaiioles 
quinas, papirtiH fíxx \\. WavWu, nUditá.: fw I*, de Ali'Jtlri- 
Casiri y AIÍx. El vocablo nrtíb. viom-, según Uivoirubia?;, 
del lal. cfiaríit, precedido del art. or., y «n *<íntir de jEji- 
gf-'lmaiin del gr. ívx^a. I.a torminaciándela palabra ftspn- 
fiolft abona esta iiUima procedencia, 

Al.l:ARVA,^. Lo mi^mo quf filr(tr<iran, iiRnlonces arrem^ViA 
la vulpeja contra el rttcarran é comióselen. Hernán Nu- 
ñ^z, Proc. 

ALCAn\A. Lo mismo qü« atcaria. V, GIok. Canc. de Bneoa- 

AlcatXka, lilíjuitófn. Alnmbiqnü. 1)4' t^Uaí/I alcatara quo 
significa lo mismo, Guadix» Urrca y Rosal. «Oirosf, i|uol- 
qiiipr persono ijiif! socare calderas, occlros ó alt:iUárai*^ 
Ord. do Ser., fol. r,l v. 

AiXATÍA, nU-atcin \v\v\. Mimada di^ ganado, bondn dn lobo?t. 
dp Indfítnrs, (-le. De Xj^iaL'l nlcatiija, rebiiño (V. C/ím. «o- 
brcel fdri^(,l>. 3r»S). que bnjo las formas j*li3 Ctfíiy' >' 
%aLA catan »ñ eiit-uerilron respocliva mente con la acepción 
de grt'.r y At* muntido, muriada <ln riialqiiinr cosa en Rui- 
mnndd Martín y P. de Alcalá. Dozy. • 

Ai.i:ATt:NF>. üS'si! en el Cune, dr Ü'vtnif p. ój3-1: 
V. asy fín tiruniáo la (Tca maturya 
1V> vuestro Uii^D (imi sse poi-ffV'n, 
Cortad cun langa la dura arlurya 



135 

ijiic !>aque til vviiiiiiio éguaro^i^-erya; 
fe^con este ingiiptit*' mucliu valdrio 
El ak-aiencs de gríiiil. coiitrivion. 
Esta voz fiicafenea íipjiri;<;c de imtiguo o.n scn<los dorii- 
ieuU)9 casi. Léese orí el Libr. de Moni, del Rey D. Aff., 
iif>. Ven., vol. I, r.tp. XXUI fQtw fabUt dcciuuuio acaes- 
Üere at can que.branfttdura dal briLso ó de Ut pierna con 
taga,encaat mañero debe ser curado é guardado j, p. 251: 
«tenelína de la lliiita gca puesta de cada día dos veces 
íe la meteciim que dii'.(?ri edcatont^^, et sen h( puesto acp- 
hccon clloii, y inás oüfloiilc, ú la p. 252: «-et sea suna 
on la meiccino que de suso c?^ dlchu de los atctUencscoa 
■íipn. En el eop. Xl.VlI dol IJb. dr ¡o Cfua de Aoeá 
- i '.«iicillerPemLnpoz de Avala, que traía: ¿Je cuates 
íwrtjí p(. mptesinas debe andar apercibido el calador et 
fier cúrisigo para huh aces, se cituiiiei-n eiili-e ePlas lilti- 
iíif» el nh'a(i:nfs. V. Bib. Wrt., 111, 34'í. S>' ve, pues, ijue- 
\ tílcatenfiA fítn el nombre de una iiiediciim que, mezcla- 
n uon el aceche, se aplicaba ú lo curaoiún de las llaga? 
fliwras délos perros y de las aves de caza. Partiendo 
á este supuesto, yo creo que la voz cost. Iroe su origen 
i!-jUjüljy»6Aj<i/-«¿crtW/j, y, por lu elipsis de W-w, atea- 
9ti y, niediante lo terminaeíán del pl. casi., alcatenen, la 
fiaza. (a cual, cocida con vino, segilii Dio^crirides (Trad. 
or Lag., arl. /)cí/i>io, p. !8í»;, mundifica las llagas. En 
¡lirrión de .-Vbeu Xoreich es eficaz coiilm las úlccros de 
s riñínies y de la vcji^ y oplicnda bajo la forma de ero- 
asU) sobro los «bscesos, produtíc su madurez, Razós 
Irma que esta sustancia es excelente para c-almar los 
>Ióre3 y la irritación^ y, Aiiuloicntei el Gofeíiuí dice (jm^ 
i rtlil coólríi tas rtlceras* V, ' Aben Albcilor, Traite des 
Uii/jl., Iraducciúu dt: Leclerc, I. 218-19. 
ATiFA casi.*' port.f aiqnelifaj ui'ctdifa casi. Tapete de 
na ú seda que se pone para cubriratguiia mesa 6 banco. 
IV. — Capa (i torta de tierra que echan en las solerías de 
S cámaros 6 sobrados (para sentar los ladrillos). Gua 



id6 

ú'\\.f)e%áf^\aicaii/'a,iociexcn U. Martfn, ollioubra i^n 
P. de AlcfllA. Tamariz, Urrea, Gundix y Rosal. 
Eli ni Voc. (le ta Gemianía la palabra alcatifa tiene la 

signiflcación de seda. A no dudar, la eliinologtn es la 
misma, habiéndose dado al material, como observa Alix, 
el iiombi-c del orlefaclo. Es de notar que 1*. de Alciiló y 
Humbert traen uula cati/tí conln ocepcióti <\e «terciopelo». 

AiXATRA port. La exlremidad de la parte carnosa áa la es- 
pina dorso! de nn buey ó de una vaca. De sJaiJI alcáfra, 
/rugtrum (fnisUim), sHlla on R. Martin, chicho, pedoco, 
tajada de algo en P. de Alcjdil. Sousa y Üazy. 

Alcatban cast., alcntráo port. Lo mismo que niqíiitran. 
\¿M\t\CrúnU:a del Emperador A i/onso V7/ se li-e: «Y por 
medio de las ballestas y saetas procuraron encenderla, 
arrojando vivísimo fuego dt» alcatran». V. Flore?,, Esp. 
Sftf/r., \ol. XXL ap. núm. 4L 

A,LC\TUATK porl. Pieza uparle del borde de un navio. De 
-.■IjUiJl c/faíz-ríí por «¿(.víírtM/, pl. de tjiai cátra, pedazos, 
piezas en Abi>h Chobííir, |). 2:)5. Dozy. 

Ai-i;athaz i;ast. y port., aícntriuá base. Pelicano onocróta- 
lo. Morccl Dcvic asimila esta voz al port. alcatnís (^yl3), 
nuestro nrcadtu, sosteniendo que se di6 este nombre al 
pclfeimo onocrótalo por la misma razón que los úrabes le 
llaman ljL,s«ccd (azacán), aguador, á saber: «Por llenar 
de agua su grueso pico y verterlo ca los pequeños aguge- 
i-os del desierto para dar de beber ó sws poUuelosn. El 
discurso es iiigcniúsoj pero no me satisface la etimología. 
V. Marcel Devic, DicL étymoL des moU frimi-.. ari. aí~ 
batrofL. 

Ak-(ttr(u en el sentido de papel (cucurucho) es una for- 
ma de alcttrtas. 

Alcatbcz port. Lo mismo que ftlcfidiis. 

Alcavala cast. y port. Lo mismo que alcabala. 

«.... i que al'Labrador no demanden a^racuia de la car- 
ne niuertii, i del pescado, ni ul l^rnicero, ó Panadero nl- 
cdcala de trigo, ó cebada...» Ley XVI, tit. lU, lib. IV. 
Suec. Bec, 



' XüdxWttÁ. Eri laCrón. del Conde I>. Pedro- de Mencses, 

c«p."2, iisoZurnra repctidasvecfs de esUi palabra. vTVou- 

xeronnas (ns toes emliurciKvinns) pera á Cidnda ctUTcga- 

das á'alcarftfias, t- ili? trÍRo, o de iivhsh, Dü 1,1^1 afca- 

' "icára, saoüÍJi en Doniboy y Lcrdiundi. Dozy. 

^LCAveijy. Lt^ mismo que alcaifaia. Tnmbién se usó en sig- 
..., juñcacíón, de faniitia, como sIiK^iiiina de cabih. 
AtCAVEftA. Nación, triliu, familia. V. cabila. 

,.._■,,,, Dios lo avia mandado en la ley primera 

A fljod de Israel, essa praa atcaoertt. 

liorcfío, Df'l Sacrtf. fifí la Mi^a, copl. Itó. /> 
■ '■■. Kn el misinr» fiutor. Milagro» de jVweW/vi Soñnnt, eojí]. 
».•''■' 830, se lee: «Axie hi un calongc de liuenn «¡lyity-ra^, 

'*^K\x.\\KÜ. t-o mismo que alcaide. 

^ AWAVATA. Clavo con gancho. Tamariz. Nomhre que se ^díi 

aun nudo usado rt I)orda. Dic. maní. csp. De julI al- 

caid (cotnpríí en lí. Marlln) ú jLjlI alcnyád (Castrí y Ma- 

P,, .Pina de uL^iuT ateayádfiy forma que no se encuentro en loá 

dic.), voz derivada del \. j^ rai/ijada ,cincuii'i conufrin.Ttf. 

<.' en freytafi. ronipcf/ire en U. Mnrtln. lonsflninnu. AIlx la 

j ü'oe de íJa*>vl a//rtíVrt, palito pora colgar ó sostener algu- 

, na co&Q, clavo de madera en Kreytag. 

AiCAYAZ. Lo mlsnio que alcaide. 

£ el atcayits Aue/^aluon eon sus fuerzas que .LPUliO^, 
Por saber de Myu Cid de gronl ondral dar. ,,. ,, 
Poema del Cid, cd. Rio.^ p, i8, col. ,1/ 
Ai^AVüíA, 'illt-m, los tocas que dicen de alcaijdim han de 
aeren peine de siete». Oíd. dv Omn., fol. 72 v. Según 
Alix del posesivo ^_^^^ airaidki, estivo, eos» de v«rano. 
Pero este otro posíifíe «le los mismas O/v/., fol. 50 1.: 
"ítem, que la tela y trama de las Atcai/di/ta y locos de 
Reina», etc.. demuestra que el vocablo no es otro que 
•' el posesivo ^^¿ifl.1 nicaijdCj alcaidt 6 de alcaide, con lei^ 
inliíanón femeninti, itomhrtí dado á cierta Sfuertft de tocas, 

como se dio á oU-as el de tocas de Keina. 

u 



138 

Alcayotk port. Lo mismo qiio alcahueto. En un Tit. del 
nnl. Kuero do SartUrcm, se Ice: «I/;i, como dcvcm dar 
pt^a nos Alcayolcsy é AlraijoífAn, qiití a tcü beta 1*601 outias 
iiiolliures». V. Santa Hosa, Eíacid. 

Ai-CAYUíA. Lo mismo que atqueria. «Do e otorgo 6 toilo 
«I OítiOHJo Jo Sevilla todas i't<tíis fitc<ujr¡am . Prin'i. 
de Don Alf. X, /*/ Cnncirjn de. la Cinda/l d'- S'-t., Me/nor. 
hisí., I. 

Alcazaba casi, y port., ntcaroba, atca^oba porl. Do R-.s4it 
alcazaba, forma vulgar por caí'bn, castnim en R. Martin, 
aIca<;oba, forlolezn <'.f\ V. tic Alcnld. 

AlcAzah cnsl. y poi*l. IJe ,-£iS\ alcafar, forma vnl/»íir por ..^ 
(V/(-v,-q^iio SI! líiicuiMilrii imi el Dwún de AbtMi i.'tizináti, pa- 
iQcium eii lí. Marljii, olcac;aba, forluioza en P.de Alcalá. 

wPor er>de ordenamos y mtindnmos C|uu en los dichos 
nuestros castillos y fortalezas y alcájares»^ etc. Qrd. 
HenL de Cmt., I.ib.'lV, lit. Vil. 

AttAZuz cast. y port. Lo mismo que nlca^uj; y orasus. 

AI.CHAT1N. Liijü;ar([ue e»U\ sobre ni salvonor tiebojo de los 
ríñones. GntiííiT. de Toledo, Curn de la piedra ij dolor de 
hi-xttdtt, p. ;j, cap. 2. D»; t-JaaJI alcátnn, calileo mois .«quod 
Ínter dtias estcoxas, penna?nm-. Marina. 

Alchavis: «C»m iilüiiiiiciris, *•! alfachis, ota/c/iflc«.- Bofarull, 
Culac, de JMx: tncd. del arch. gen. de lu Corona de Ara- 
gón, IV, 130. Considerando Ali.'^ esta voz sínúniíiia de 
alfaqni, In derivo de j-^ alcávist doctor, el que cníicña 
una ciencia, pjiÍií ^^ix'iha^^a. «dwuií scientífwu en Fi"ey- 
tag. Xocreo aci'ptiible t'-sla elimología, porque, si bien 
el V. óáftasa entro sus varias acepciones tiene la que le 
asigiiu rti li.'xicAiínifo alemíín, no cncu'iutro el alcáoU de 
Alix en los dic. «r. Más bien parece el vtK-ablo alchaois 
corrupción de alcadiit. 

Alchaz. tOese eii una carta de S. Rosendo, Obispo de Du- 
niiu (np. Yepi'/., V, fol. -üi) del oño Sí>2: «Casulas Silíneos 
X. nlitis i;a-;ulHs X.III, V de nlchuj. Sí>gñn Dozy, do ^pnJI 
aif'áss, especie de seda, que con la terminación fem. ijá. 



130 

'/cu^ja, sericum, se halla en R. MorUii, y 6 mi parecer de 
^alcAj^, seda en Humberí, gericum en Freytag, sote 
gtfif/o en Knz. 

AixmzAn port. Lo mismo que «/cac<í/y «¿cflccr. X'. Santa 
Rosa, Elucid. 

Alciiema, olqiiaria port. Lo mismo que aicaria. Vi Santa 
Rosa, Bhtrifl. 

Alchímelüch port. El mNilolo A tre»ol, planta. De i«^JÜi yJJ\ 
icill olnu^lic, lil. i'oronn dt' rey, roA marimn* en B. Martín, 
melihtttSy trffoUnm indicum (V. Sprcng., //iVí. m. Aer6., 
p. 2fí7,np. I'"rí>ytiip), *'i niolilolo tío Dioseórides. Ilfimodo 
porlofi \í)Q(\9vi\oami'Uio(.uA f)jjlicümii)t. W Abiíu Albeitnr, 
Traite des ximpl.^ trad. Leolerc, 1, 117 y 119, n. 

AuiHiMiA. Lo mismo quft alc/iiimift. 

Alciiuii. En el alto Aragón lo mismo que alf/ibt: 

Alcoiia easl. y porl., ///cot^a cot., mnll.y port., a/coM bnsc. 
Aposento para dormir co» teclio de bóveda. Cov. Anti- 
íTuomente tn obra en ínrnia dt- bóveda: la pie/a hedía ii 
lunnera de pabellón: la tienda de campañn. Castro. Do 
yjül nlcoftba, bóveda de edificio, cíipilln de iglesia e» P. de 
Alcnlrt, t»*stndn, volln, labemneulum. tendn en R. Martin, 
«a closet or sniall chambiT ailjoiniíig a saloiin» en Lañe. 
fTñc ffiofíitand and one iVig/ifs, I, Zii). En el sentido de 
pobcllói), U'r'^pc en el Qnitáb AlU-tifá (Cód, úf\ Sr. Gayan- 
pos), fol. 127: ^ji-iUUj aJjJUoOíAíRiSLS J*.-«Syj-- ^ 
«lysLJljjjJ^ sJUX* •'V é\ {el rey D. Hodrigoien un trono .¡ne 
condiipfai) tres mulos unidas y sobre él un pabellón 
adornadn de margaritas y jaciiilos.». Traen In olimologla 
Tomoriz y Un-e». Ivn la a''cpc¡óii do cajoó manyo del peso 
do donde ponda In halanzn y en que fie rige el fiel, viene 
también de t-AJl "í^'*''''". «stateran, la romana ó balanza 
,tm R. Mnrliii. Este y no otm esei sentido que tiene la voz 
cest. en el siguiente pn.sago de los Fuerm de Madrid 
(Memor. de la ¡leal Acad. de Li JfUt., VIII, 43): Dc/ari- 
tut ¡ii'Mir . Ivde<i v<íl xpiano, qni fiiririü pesnrpl. en nU^iha 
peset; et si en atcobu non pesaret, peclel X ms., si exie- 



140 

rit de alcoba, á los fiadores». Cavanilles interpretó, pues, 
con acierto alcoba p<>r «peso público-i. 
Ai,r:or:riK\ porl. "Sitio, barrio, mi casa om que vivem as 
mei'Ptrizosfl.Sta. Hosfl. AV//)Í. al Eltu-M. Segiin Uozy de 
sj«a4jl ak'o^eifa, bnrdel. 

KstJi pnliibra, que no se registra en los dic. arab., se 
hntlaj .iiiiique con distinta acepción, en el siguiente verso 
del Ditán de Aben Cuzmén: 

donde parece significar una especie de cesta y puede sor 
cori-upciún de k»^. 

Alco^ah. El medio punto 6 semicírculo en que rematan las 
puertas contenidas en arcos. Acaso metátesis do lus^ 
atcórcíiy «rotJi* en K. Mnrlln, dique, romi rn Kazimirski. 
«E 6. In (puerta) de diente sabctle dai- anchura úolturs: el 
rcrnatiimii;nU> dií a/.iuiibr:in, segun conviene, é snbelle 
dar y hcclinr su atcocftr 6 rocadurn 6 grosura do pilares*. 
Ord. do Sf!ü., fol. 15() V., Tit. da ton Albañieg. 

AtxOK\C8st. y port-, fí«rn/íí val. Espuerta, capacho. De Mtl 
aífóffit, rablnico noip *sporlíi» en R. Martin, espuerta pro- 
pia de esparto, goja en que cogen Ins espigas en I*, de Al- 
caló. Guadix. Uosni orce (]ue la vozár. procedéis su vez de 
lo gr. >w^v«, lat. co/iAíflHíi, el cesto ó cuévuno grande de 
mimbres en Co-lumela. 

Alen/tí eti port. es ■&\\v'i\\nno t\c tdroriU'iro 6 atcocücira. 
k mi viri- Ciilii vo/. es cm-rupción de ti*>-uiJI aLcáhba^ anu9, 
»fUiUt, meretrijt. 

AtxoKU'A, ¡ffifífit. Lo mismo que atjofifH. 

Ai.í»FOi. ani. arag. y cnt. Ln mismo qiip olrohol, 

Au:oHF.i.A. l>e ¿UjcuLI uico/iailfi ••la negrítluí», nombre que 
se le dio por su aimicnte negra. V. Dozy, Supl. 

Ai.i:onoi. casi., cal., malí., port. y val., ttíco/aU cal. y malí., 
aí^o/ó/í niall., íf/^.'o/!)/- port., oi/i.-o//cat., otqiii/ol cast. De 
Jk^jcl nlróhl, filfjthal t?n \*. de AlcnlA, wttrium en It. Mar- 
tin. Guadbc y Hosal. «Kl stibio es aquella especie de mi- 



nei-sl que llamamos Aicohol en CasUllo.» Lsg.^ Anot. á 

Üiüsc, I». 53;*. 

^LüíLCiz. La --iilnt-nsia. Colmpiro. Df ^'jUu1 n'colcáf; y psía 

del gr. xixtwííi», Int. colocnsia, yerba, fspeciL- de aro (arnm 

icoi()ca5i(i;;«pInlann?.«> 5PgrtnelGi.os. I.KiD. V. V'oc. rfe ío 

~ CmU.ár, del P. Lerchumli y el Ti. Simoiiotin v.^tf'jls. 

kLCOLiji Cdsl. y f:;ill., tin'oUti, t'/U'/llti víil. D'.: >.U;l «(colla, 
ítiria en R. Morlln, «cáii(»ro, coiipilún, voso de bnrro" en 
'P.' (le Alíínlíl. Cosiri, Murinn. 

1LC01.LEK. Coinidn muy iisíiHíi pnln: los moros. Custro. Pa- 
rece ser la voz aráb. xJxJI alcolíya, «renes» en H. Marltn^ 
«los rtñúutíso en Kazimirslcí. 
Ai.i;oiiKMAs. Lo misino que alcanioniti. 
AutoPi. Ui uiismií quo /itii/¿j. «El possinl Jot'cre scliorarcó 
.. oloúrAoLlibnj;«oi)ui<>s<lefl//tfZ(/«>/^ sccundum lrig(?m suam, 
ct ALCop'/Jsifil do mosquitis mt'is.» V. Siilvíí y Sai nz de 
Bumuáa, Colee. de doc.vié<i, para tnhisí. dcEtip.^ XVIII> 

p. 5^, 5$. 
\iíM\\. CoUna ó collado. Engelmann deriva esto voz de .^'1 
alcor, pl. de t^jó oU-úru. Yo creo que es corrupción m; la 
lol. cqUís, precedido dtíl iirl. ór., porl. Cü¿/c,i;al. y val.coW. 
tLcoiíA. Globo, e^íftíra. l>e «jjl a ít'orw, npila» en Ft. MurKn, 
■Gsfern de nstroloíiiii, btilii de vlonloi' en P. de Alcnl/i. "El' 
espera ú uleora puerlesíír ft*chn d<' inin-ivs ciifr-inis.» Don 
Air. X, tib. de ift Ef.pcra, Cnp. I. 

kLcoHÁ cal., mnll. y val. «fí qiie pusqucti polillc«i' Uir cuno 
en oraciones í en íimoí^li-orde letra 6 lin.^ filis id At.conX 
publicamuiil, sensiiengrí prejudii!i h u([uells feí'.n Curtn 
ptwtflíi otorijtída ¡yir el Hvy D. Jaime J á (us nioivs del 

Jl^' cKitlf' dr lUfi en /P50,up. Salvó y Saíiizde BorarulM, Cohc. 

V dedtic. iüAd.pai-it lu /n'st. do Esf,.^ )X\HI, p. lü-^iO. Lo 

mismo (jun 

Ai-<u)han cnst., vícoráo porl, Dc^lja-'a/coríí/i, tihcr en Rai- 

muiiJu Mili Un, bi l(!eliii-a por cM^rlenciü, el Corán (\ Aleo- 
-,. rtínJibrosagpsdüdelosniahometHnos.Urpea. «Mas todas 



^48 

,las penas que dice en el alearan, que son dados & los que 
nu creen en la tu l^y, que vengan sobre U.a Orden., de las 
Ttt/areria'i, Ley XLf. 

ALcoftci, alcorfae casi. Usonjas 6 piezas de oro, con es- 
maltes 6 sin ellns, (jtie llovtbnn Ins rnorlscns pendientes 
de sus IwyU-s, sartales ó garganlillns de ¡jijofar. ün el 
Tostflmenlo del Key D. Pedm de Castilla, publicado por 
I.Ingunn y Anjirrtla, A la p. rifi2 de s.\\ nd. (U» la Cn'ni. de 
Ayola, se lee: uf: oíros veinleí qualrn gianos de íiljnfnr 
gruesos é cuatro aleareis doro esmaltados. » Entre los 
joyos que Leonor tlolaquin aportó rt su matrimonio con 
Francisco Abenaquel. flgnra «un sartal de aljófar con dos 
(itcorfies de oro esmaltados.» Arc/i. ríe ta Alhombra. En 
cl Emb. (fe bienes de Martín el Carjalí (t,eg. 2R2del mismo 
.lrc/(J se habla de «unas rovaduras barracadas) de oro 
que se dicíin randites('. aljofíir pura los tuteló, para cl 
kfiyte de los atcorí-nes de oro." F,n el protocolo de Bernar- 
do Xurofl (1518 d 1520, .^rc/t. gen. ríe Nolarias de Grana- 
da), que conliene la escritura del dote y arras de Isabel 
Abcnzuleiman, se menciono al fot. 74: wn sartal de aljó- 
far con dos alcor^oe.^ é dos rabos do oro <* ciertos piedras 
finas é un baiiix e dos borlas de serio girana.» Finalmente, 
y por no citar otros muchas, en In de Leonor Cochería 
(ful. 324) se bacií nií^ríto de «un sarlnl de aljófar con do» 
alcarfaes.n Qu6 suerte de dije 6 adorno era este, no? lo 
dicen, entre otros documento?, la Ctrrín de í/o/e otorgada 
en 27 de Enero de 1553 por Luis Abenznide en favor de 
Isabel Mercüleja, donde se lee; «-un collar de aljófar con 
cinco /tVo"/Víjí de oro y un fronlnl de aljófar que dicen 
Omalhaeen.n y el Emb. efr bt^nr.* de Alvaro Guaca (LeQ. 
99 del Arvk. de laAthambra) en que se buce relación de 
otres ayotes (Iiaylc?) de oro con seis pircan esmaltadas.» 
Se ve, puüs, (¡ne en vez del vocablo oríb. nlcorcis ó a/cor- 
pHús se usa dn los cast. iisonjasy pifsf/it. Engelmann y 
Alixdau porelimoIoKladeef/'forcí, i^jii.:í afcorsu, «fibnlH.n 
Casírl lo trae de ,^-j^' atcur&i, «sedes» eii R. Martín, con 



143 

el cual conviene Dozy, fundado en las csplicaciones que 
dn Llnjciino ú la dic. cast. Pero es el caso que, aunque las 
fornuis de las voces esp. y jirúb, sv rorrespondfin, no su- 
cede lo propio en cuanto ásu signiflcación. Hay, pues, que 
buscar olro orig<!ti A ntcorciú olcorc». En misiínliresle 
nti putidu ser otro qut- v^júl alcorza uparure de femme en 
or» f.x\ Knjiiniirski, disquc ríe rneUil dont se parent les 
femmes en el Voc. ordb.-fmnc, a i'/iiiagí- de^f ctud, (hcy- 
routh, 1883), A lUyiJl aljori-a que en la ncepcíAii de «liinu- 
ris* pendiftnlo, se encuentro en R. Mfirtln, y en In de i>bou- 
cle» d'úfciUc en Dombny. Es de advertir que, asi en los 
alJBvlfia ó collares de las nioraa y nioriaciis, como en sus 
ajorcas y nutjrnacas, era de uso frecuente prender (oda 
suerte dií colgantes para engnlanar los pectorales de sus 
ricos polotes ó marlolas. Confirma este hecho la explica- 
ción que Inie Dozy en su Supl. de la pnlalíni .^^jir^, si- 
ni'jiiiniü di- al/orra: petttac/iuirie t'/t ora kujuelteon alache 
une hoiicle tforei/k; y la que le da Kaziniiryki dca/i/icc/H, 
boticle iiarts la parare d'iinp/fmmt: 

AuxjRDE aiit. Zai-cillo, arracada. De Js^tl alcort oinauris» en 
K. Mnrltn, pendienlesen Kazimir.Hki. Marina, 

Alcohoue cast. y port., alcorquí cast., alquorqucs pl. port., 
akors cal. en R. Martin. Zapato con suela de corcho. De 
■jryL'l «/'.vj/r üsotulíir.1 en el mismo le\icógrafo, que V. de 
Alcüló interpreta por /¡árfju 6 alpargate. Guadix. Creo, 
con otros etimulogisttis, que In voz aráb. es alteraci(^n de 
la lut. quprciis, como lo es Q-J'ytl aícorkin, especie de 
chfinclosí'jabnrcasque usa en Marruecos tu tribu de los Be- 
uiHiisan. En los ñllinios tiempos de los BenfXazsr llevaba 
la zapat(>rla y el gremio de zupatcros situado en el Zaca- 
tín de (inuiada el ni>n»lire d** j^'/ rarraqutn, y cot» el art. 
alcitrrnquiíi , los aleorqueros. V. el Lib. de Habtces^ m». 
del Arch. Ar^. dp Gran. 

Au:üit/.A casi., alconvi cast. y porl., alcorce port. Pequeña 
torta ú pastilla de dulce en fornm redonda. De s-^jS cortra 
y con el orí. alcorza, pañi*, roía en R. Martin, paüi road 



^44 

en el Voc. arab.-fran^. (Beyroiitli, IftftS), pastille en el 
Voc/ran^.-arab. (B^yroulh, 1881). Guuclíx. «Ileiii los <(/- 
corean han de ser compuestos é una libra de azucnr diez 
granoü dií filmizrlp, y qninc*; grnnos de Jimbfip, y peso de 
un reol de oljoíar, y de coral colorado peso de dos reales, 
y dos huessos de coragon de ciervo y su agua rosada de 
n<;ahar nt inojar». Ord. de Gran., lit. -17, Or<i. de tos Con- 
filero&, fol. 101) V. 

AixoTAN. Especie de halcón, mayor que el gavilán y menor 
que el esmerejón. Acad. De ^ caíám y con el srt. aico' 
íántf (iccipiter en Freytag, gavÜ.-in, sobre lodo ávido do 
carne fresca en Kazímirski. Marina, Alix y Engeiniann. 
«...entonces dijo Soncho: vive Roqnc que es la Sra. nues- 
tra amo mfls ligera que un alcotán». D. Quijote, part. 2.*, 
cap. X, p. 179. 

Alcotana. Herramienta con mongo de madera como el de 
un martillo, cuyos estrcmos acaban el uno en forma de 
azuela y el otro de lio(;ha. Acod. En mi sentir es corrup- 
ción de ^Ju3 caidúm y con el art. iilcaydúm, a&cia en 
H. Martín, 6 de ^y>icodd*ímv ron el nrt.rticorfrftínj, bocha, 
segur en Frcytoí!;. Alix. Dozy la derivo de ü^LLs catáa que 
trae Berf^gren en In ocepción d(> martillo. 

Alcotoma. Especie de leln. "Ccnilales nin porpolas nin 

fílcotomas nin ningún panno de seda non da peage.» 

Doc.cií. en el art. acitara. Segi'ui AIÍx, de c:L*>Ji rt>í/«- 
mi<í¿ y con el articulo alcodamiát,^\. ú& i*^>i codtuniya 
y cou el articulo alcodamit/a, especie de estofa fabricada 
en el Yemen, que lomó su nombre de una tribu llamada 
Kodani. A mi parecer la voz cost. viene del singular. 

Alcotok. Lo mismo que algodón. 

AlcotonÍa. De )LLita coíonéa y con el art. alcotonln, telo de 
olproflón. «Oiroíif que niriRim lexedor, ni t«*xedoni no sea 
osado «i osadíi de fozer liazes di^ almadraques, ni de nl- 
mncelas, ni fustanes de algodón para fo/.er de sirgo, ni 
id*^ t vftins y tíilflofij etc. Ord. de Seo.y TU. de 

lana, fol. 207 v. 



Alcóubr gnll. Semillero, vivero ác. plontflñ. Acaso corrup- 

ciAri ílt? corpa, A (íl* siidim. caoGo/a, estanque, vivero, 

precedido del arl. ár. aj. 
Ai,r-our,R porl. Cosn ein qtin se dáo cónimoüos pnra lascivos 

cuminerclos, SUi. Roso, Ehtckl. Probablemente de ^^sJ^JJ 

ríJyoí'f, «dorntis ex upundíne; vel donuis Hgneo teclo ítis- 

Iruvta; tubnrno vinorin.ii mós hi'-n qn-- de <dnorfifn.cc\m'^ 

qnirtre Dozy. 
Arí;ni CE, f({cooes porl. Virntii tit^l .Sml. Sin. Rttsu. t^liiriil. 

Tal vexde UjjvJI a^m^^, «vienlo c;ili>ínti> que ofi;tide ü tos 
■ ojos; hora del medio dio de calor '»NlrJ>ordinopÍo» eii KjizÍ- 

mlr«kt. 
Ai,coi'i;o, nfronso poi't. Stid. I,i banda del Sud. Doc. ctet siglo 

XIV tj XV, Stíi. Roso, Etticid. EÜmologíJt Igual íi !n «n- 

Icriop. 
Alcova. Lr. mismo que alcoba en el scnlido de oposftnto ó 

cnanto de dorniíp. 
AijcffZAn, atcocnr. Azúcar. DeyUJ) as-sócar, akósnr por la 

iinelj^t''sis y conservación del arl. ár. «Primeramente que 

el dincilron y i'olahnzote, y limones, y qiinlquiero otra 

conserva, tpie requiere ser de acucar, que sen do bueno 

aícopar de los Islas.n Ord. de Granada, p. i09. 
AiciiriiiTE, fdcrerite, alquirihUf. A zufre. Del dr.-pers. c^tjíJwl 

t'iqíúbrU, siUfur en K. Martín. Guadlx. 
Atriimfs, alcriciit. Lo mismo qiio el porl. aicaracfí. 
AtCRóco. Voz compuesln del orL ür. al y de la Inl, crociis, 6 

mí'jnr de In rt.' x,:cxoí. 
ALCW'íQirEs gal!. Planta de flores llamadas campanillas 6 de- 

dnlems. De ¡uiLküI «//«(/c«, el Sa^lanthin* rotundifoUus. V. 

Aben Albeitár, Tfait'i des simpi, Irad. Leclerc, 1, -US. 

La voz tí//i/76-a, anillo, que se encuentra también en gall. 

bajóla forma alhfitga en sentido de dedal, r^,, -^'' '"'- 

digitale&n H. Martín, diú nombre a! «icroyH* ó planta 

Ilíimndo campniíillo 6 drdft/crn. 
Ai.<:i UA.Eii el iiivontariotle bienes de nn Obispo de Vich, 

ofiodelSJS, publicado pop Vlllanuevn (Viqje HíerariOj 



i46 

VII, 253), se iee: «Pt-aeUírea habeimis ¡n noslro palocio 
Vici tirtam aiciiham. £t hfibctniís apud Volcitciam in áo- 
mibus imsiris aliam fiictünun maioram ct pulcriorem illa 
alia pretlicta.» Pe yjXí' <ifrríb i) ^I atcubb, asílulan en 
R. Morliu, «herrada para sacar ogtie, turro eo que orde- 
ñaiii> cu P. de Alcalá, «cantharus ansa et lubulo carcns» 
en Freylag, voz procedenlo de la lat. cu/ia 6 cappas «cuba, 
toneU en Plinlo, gr. x'Jzr,ú xóirr,, raíz xi-m, lat. cnpio, «ca- 
ber.» V. Simoiict, Gios. de Voc. Ibér. y Lat. in v. Cúb. 

Alcvuilla. Palabra usada c» varios puntos de España en la 
acepción de arca ñ depósito de agua. Es voz compuesta 
del arl. ór. aiy cubilla, diiii. cast. de cuba^ que bajo In 
forma í^y culta se encuentra dos veces en una cscritnrn 
ér. granedüna de S88— 1483, citada por Simonol eii el art. 
Cuba de su Glos. 

Alcudí. Errata por cUcadi 6 alcalde. «Cuní alcudi de 'ívxia- 
\d:ii Pactos (¡íie se otorgaron en el año de Íii5 entreelSey 
D. Alonso í el Batallador y los moros de Tudela.WCoiec. 
de Fueros municip. por Muñoz y Romero, p. 41í>. 

Alcudia. Collado, cerrillo. 0e ^ijjLI alcudia, «podiuna* en 
R. Marlfn, «cerro, mota, cumbre de monle* en P. de 
Alcairi. 

Alcüeqcekje. Lo mismo que alqucquengc. 

Alcvbumb. V. aiquerme. 

Alcl'ja, aicuxa, cuja. De s-syül alcúcca 6 s-Sjjül alcáxa^ «fur- 
jiustt en K. Marlfn, ^wr en Hélot. Esla voz se deriva, á 
no dudar, del v. íat. coquo, del propio modo que la pro- 
vonza I curccfto, citecho en ol dialecto de Bozicrs^ acción de 
cociirjcot. r«íVíf,«'lioriu»ia," fi".í;«ite,«coi;cdura, hornada, « 
yel ti^rmino del biijo lal. ckochia vcochia, que con la acep- 
ción de «cocina» se encuentra en Uucange. V. Doity, Supi., 
in v-stiy . (dlnn alrvja que está en el barrio de Axebibi.o 
Arvh. de Hernando de Zafra, Ick. 2."* «La aicuxa de: la 
Plaza de Bibarrambia.» Lib. de Habicesy ms. del Arch. 
Art. de Granada. 

Alcuehque. Lo mismo que alquerque. 



147 

Aijci.'N.vcQst., alcoina, nlcurtha porl., olcunija vtil., uk-uü», 
aicuño casi, y gnll-, ntrumr fínH-, ntctirnta rnsl., filr/ir- 
flíV-i» pl. Vfll. neiu*r Cíí/Krt y con ol ort. alciuiUt, «cogno- 
mtmi" en K. Mnrlln. sobrcnonibre, ríínomlin- <Ie Itnnje, 
nombro Lomado del patlrc en P. de Alcalú. Rosal. 
Aux'SA. Lo mismo (|ue alcusa. 

Non vos valf! nada vuestro i-c^etar; 
Andíifi acó bir-ízo, vds don üilogcro, 
Une non quesístcs la hermila adobar, 
Fesistc (licttsa de vuestro Ruarguoro. 

Daiuit <jen. de h M'irríc, copl. 70. 
ALCtJ7.A. DerjjJÜl alcújit. Eiigeinionn y Lcrrbnndí. El Padre 
Gufliix. Cañes y Atix düpivaii In voz Rspnñoin do ^^ ctis, 
que es la formn iisiida eti lo«i diidectos oi-ab.-bisp. Ct. 
R. Martin, Vor. Inf. ar. in v. tt^gitiin (lerylhns). 
Ai.<:i;zcci.'ZA. Slevens, Gírnl del Pino, Dic. Lo mismo que 
Aixt'Zcu/ casi, y malt. l/> mi^tmn que 
K\xM'¿cv7.t. Gíínero de bomiiguilln que bncen los Moros de 
maso (lesliccbu en grutios redondos. Cov. De ^*-jL«x.1 
atcttsrmút hormigos de massa en P. de Alcalú. ÍJrrea y 
fiíindix. 
Aldaba cn^^t. y port., ff/rforr/, ffWmóa, aWrara port. Sor- 
tija que tmbía en las puertas de los moriscos pora tirar 
de ella, sirviendo íi la ve/, de llamíidor. Cerradura de lile- 
rro porn eerrar [ii>r dentro las purrias. Giiadix. Líe lu^l 
nd-do-bbti. «nébula, veeli-S" en It. Mni-lln, nlflabti en P. de 
Alcalii,«loqueteii fer poin-fermerluporlc» en Kazímirski. 
Urrea, Osiri y Marina. 

A lu tal nietisiij'rrii nunca le digas maza, 
Bien 6 mnl eomo gorgt^e nnncn le digas picfl»ii, 
Senniielo, cobertern, íiimndanfi, coraza, 
Aidfúta, Iroin*'!, cabestro, nin almohaza. 
Are. de Hita, Co/it., copl. SíW. 
Al^^Rl\■ .Sefírtn Ucjoii dn Silva es el madero lioHzontíd apo- 
yado solo en 'Uis puntoso sostonienles, quedando los de- 
más a! aire. Acaso de ^^^ uU'Uaba, limen en K. Martin, 



utnbrijl de puerla, bolienlf '}<^ piierla on I*. <Ic Alcalá, 
w//r7oii lloclhory Míirccl. 

Ai.DACA. Sí^gi'ni Vaníjiius (Antiífuedaflt^ <le Norarin,\, 28 
5t3, nota, II, (i28) e;* U\ pí-cho i|uc iwipaljon los inui-os tic 
Fonlcllíis í\ su señoi' y se reilncfa A la espajila de cadíi 
carnero. Creo qut; fs míila leclur-a do *Lí.i tut-iIAUt, cosfn 
cti 11. Marlfii, coslillii de fspiíi.tzd on P. d(* AIl'oIíí. 

Ali>ua cnsi., c»t.. f-'nll., iujiII. y |M>fl.., uMm líusc, ttldtftn 
porl., nUieijn va!. Di' Rji*¿iJI íildáiit. Soiicn, Ciisiri y CeñeSi. 
"Kt millus homo sil íhisiis pií»nof;ir'(» iri stiiis i\ldntt»a. 
Fueros de SepiUceUa. Colrr. i(t\fii</n.s mutiiri/i. por M»i- 

ñOK y Romero, p. 2S3. 

Ai.nEiiArt.vN i'nsl. y porl., nUO'bitró in;ill. y pni-l., tidüthoran 
cusí. l>:^^lA,V'l t'd-ddMrún. Cusiri y Mjiriiií). ■■£! calus cj*- 
ti-ellos suii toles cuerno cor de loan, ct lu iilgiuiiii¡7.u, i;L1a 
cohezo do írnmini, ot a id/'fiaráun. Lib. fd/onstfs del sftber 
dt! tisironomia, lib, Slilv las arme{(a&, ciip. LXIX. 

AtDEíA. 1,0 mismo que uklctt. «l>uiio eUom et WV-^m nldeiom 
qua; vofnliir Duralmorcf". Donación de D. Alfonso Vil íS 
ALdelíi/.iz y sus hijos de lus casüs del llcy AverrDzin y d^ 
lo aldcu de Diiralmerep. Colee, del P. liurricl, Itib. Nac.^ 
Dd. 112. ful. 141. 

Ai-üiGA (Uiuliji, Tosoro}, aldisa, ntdhff. Junco, pppecÍG de es- 
purio fuerte y úspero lili MniTiiocos. De \^í>J\fici-diíi<i,Jnn~ 
cusQn R. MorMii.Jmicoen P.doAlcnlá. Marinrt y T>oz>'. Ln 
palabra (¡d'/ral, (jiur so encuentra en list-olano í/fM. de 
Vdlcncta, IV, 73Í1), Uene e! inisnio origiMi; ptif-s, íh"^!'»! Cíi- 
varruhifls, In nídijnaTfí iinn eípecíñ do cspfirto di» qim se 
hacían escobas en el reino de Toledo, ni que s^e dio aquel 
uomljre, en sentir ilel P, Guadix, por su semejarizn con ti 
junco. UtíClífico, pues, la eliinnlogiuquc he dudo fila pala- 
bra adazal. 

Ai.DoiiA. t)e í,-\it ad-dnnt, i*j_\.'l ú íí^xI rrd'dnra. Especie' de 
mijo en el I*. Lerchimdi, li-ipo de lo India en Marcad, maiz, 
iriprn dií Turquía ou Uocthor, /sfi/íú-mni en ti. Marlia,niijo 
siiiiioiitn en P. de Alcalá. La liabiii de difeienles Liases, 
hv. Wamudn ^yü) HjJül (id-dora (i¿/traU¿a era cuii fiticuen- 



ciaenel n^noclfí Oríinndu, sef^'in AtH;n Aljiílil), 15 v., ul 
alimento ilt; Ins pobres del campo y du los trabajadores 
duronlo el invierno. V. Dozy, SrtpI. in v. KjJ. 

Alduii. Ursus urclos (i:^«í. Jiinciiez. Sumoncl.farm. I)e 
^üct ad-Uubb. «Urai sitlust en Fiiívin^j;. Ea la conslelacíúii 
lluiuuilu üsrijn eufll ü(,> Iialln L'oiilctiiiln un vi circulo clcl 
polo que <lo su noiiil>i*c se lluDin úrlico. 

AijiUCAH cost., i.'ol., tiioll. y vnl. Lo misino que adúcar. 

Aluuk cHl. Ciitillbl, voso. De -^jjl'I aicudáh, pl. de j-xs 
cníitt/t, siipritíiiila lii primora rtulirul. "Urccnis» en U. M.ir- 
Ifii, jarro cuíjIiumitíi, jainj de \ino, ginele dií Siilunuiiica, 
veso en I*, de Alc.'ilíi, cerré ii tañrc nw Miirtcl. 

A1.0UF e;il. I-o núsmofuje ndufe. 

Al.ut;Ff.R iiinll. Toeadfir de piíiidoro. Sin dtidí» del voc. ante- 
rior con lu lenjiinjicióii miill. vr. 

Am)1)i-'R\d.m. uní. cot., pondem. Voz hiliridu, compiicstn, 
con inserción de mm /-eiifóiiicfljili; lii iir. -íaJI vii-duff, 

gorid'.TO, y de líi í:nL tml, ctiyo signifirodo iv t-cl iidiifc- del 
OÍIe». 

k\.t. pnrl. Pulabr.'i de rcgocijn, contenlnmicnlo, nl''grla. «No 
délo logo L-bluvoni jugíiiulo.c fozendo mniUi fesla, fi «/i*-». 
SU). Boso, EhuAd. fiobídjleincntedu jk*»:! ainid>^ como 
escribe el vucoblo P. de Alculáíy niediunle el npúcopedel 
*> final y la i-cdurción dol diptongo oi .mi (Í, oUj "li'stiinitt 
L*ii It. Murlíu, tieslu en el V'jr. del sabio monje Jerónimo. 

Aij-xiiJm cajfl., alei'rim porl. De ^UU'SI aUcltl, r.l rotijero. De 
csla plíuiUi iKiliiii dos espcciiís, rt súber: In ¿'^"'J-A'^' *'■''' 
aUni'dU-- que U. Míirbn inli^rpix'tfl con eri-oi- por roit niori- 
íiíMyderecliJinieiiteP.dtí Ali'idrtpor..c(n-«)niide roy,yerno>s 
y la y^\ >JíI iclít abdiébt'l rjue t*on Iji elipsis de (ilcñt-- 
lu'ly Imjo Iti füriiiíi ítrlifa, pl. artil, so enctu':nliJt en V. de 
Alculáenetn'reí^piitMleía'Jodc «roniero, niaUi conocidni.La 
1.* eapceie es el tneifiofov lal. «J xei-fulu cositpíina, griego 
IteALUco:, nuét^lro melilolo^ la 2." es el vei-dodcro /■(>;* niwi- 
««/ nfíirumliy. St^jíiiii AIm'ii Albeilnr esla rtKinia era muy 
conocidü en España, donde se empleaba para encender 



los liorno»!, cokwjíniloln Ins cazadores en el vieiilre délos 
animales (|iie malnUnn, después iJe sncaHps las tripas, 
pnrn ilcleiinr la piilrofacciMii. V.Aben Albi*ttnr^ Traite des 
SinipL, Irnd. Leí;l<*rc, I, p. It7 y 120. 

Aleda. KI betún 6 hez de Ic cera con que las abejas unían 
por dentro las crdmenas. Torre Ocon, Dic. Tal vez do .^1 
ad'dnij la miel, d do c.N* nicra cotnertida In /• en rf, «quod 
lotcribus ulvenris ndíioprf:!"! en FreyUíg. Alix. 

Aledaño pal). Ix) mismo que 

Alf.daSo. i>c ,^j*^ fut-daní, procftc, qiiicst prée, rapprorhi 
en Knzimirski. raíz '.^ fltUit», flppropínqufwe en FreyUíg y 
R. Miirlln. ^-^'-^-''j ^_j*s^' so usa paro deiiobir el que esUi 
iejos y el queeslíi coreano, y los escrilores arAb.-hisp. 
emplean las palabras i^'"^' ^^ nlA-(Migru nltielna pora 

(lisliiijíitirlji n-üntero m^íspPúxininóhifLTÍordela ^^^'^'' 
la fronlcra siipcnof, Ar;i|í*in, \', Lerch. y Sim., Voc.de 
la Crestoni. «/-. jn v. yi3. 
ALEFANGiSAS>rt//yí/í'ín//í/í«í(. Pildoras purgantes compuestas 
de varias droüiis. átv^ún Dozy es tal vea allcroción de 

-aj^'íl níffincih qiifi eii ónibe significa fironiaa. 

Alefris casi., aiefn's cast. y porL, alfjriseit pl. ])orl. en 
Mornes. 1)*? ^_^.s /irí/f/// con el avl. fifíi-mth ft al/erici/t, 
según lo pri>nuiiciin'i('»n de los rtrnbes de Eapañn, y por 
IrpiispDsiciún ittrfriílh, pl. <\c/w</h, «iiiolsura, ei-enn« en 
Kreytag, eiitmlte on Bocthor. l>ozy. 

AlejÍ A. Según Tamariz lo mismo que 

Ai.igtJA, alexitn, athojijn. ttlh'ivi.va. Puches formados con 
liDriiin de cebada quebrantada después de tostnda y 
mondada*. De s.í--sa.I nd-dix:i,Ta^ «cibus sorbllisex triUeo 
contrito paralus" en Preyteg, «espéce de broncl fait de 
fromeiil pili'-n en Kazimirski. Marina y Alix. ti P. Giiadix 
diú poi'eiiniulojrls» lo mismo que Dozy, el coleclivo ji--£^ 
rf'i.n./- que en curpt^spondenciu de^J^wf se encuenlni en 
H.'Martlii. 

Alejob, an(. Lo mismo que atajor. lie dado á esta voz por 



15! 

etimología ;^-s*!l aíoxór, pepo debe sustituirse por jj-i^l 
' '^ítij^ór, "(iitizinu L'onfoiTiie á la ley inahoniotaiion en Ler- 
chujiüi, odróifji (tnxcs, iiiipotsj<i en Moiiy;!, forma vulgar 
en Marruecos y en la Argelia, y que duliió scrlu en la Es- 
pañn Arnbe, como lo dccíui-a la ortogrAfla dul voc. casi. 
Ai.wén. Lo mismo que o/íz/or, 2.» orí. 
Alfxí cast., rat., gal!, y port., uleliava\., aUicU casLy popt., 
""'"rtihe^ cost., nfteWport. De^j*jü| aljairí, formo que se 
halla i*ñ A'ben Ciizmdn, ó de ^.jM^'' aljaili, (pie traen Üom- 
^ bay^ Marcel v Kaí., «viola» en R. Martín, «giroflée jaune» 
' ' ériBoctliory MaPcel.Cf. berb.^l«Wí. 
Xleí-uya. Del hebreo rpMn halUfluyah, yo/, conipuesla del 
irtíp. i^^Kn katlflu, i'alabada y de a^ aDios» ó «Señor.» Co- 
vaiTubias, Alix. 
*' " AiJtMA, tema. Porción de agiin. De Uí) «/mil, el agua. 

ALeMiiAR matl. Oficial que llevo el pendón vfrrde d(^ Malioma 
cuando el Snltnn asisto A alguno solemnidad. De IxJU. 
alemdfir, alianderado, «a statidard hearor» en Hedhouse. 
M.i'Vy Turqnishond h'nglinh Dicf. 
Alenda. Colnioiro. Di' ,íJu*.I aíendt, «sangre de dragón 
(planta).» 

,ir,AuiP cat. y malí., ttleC val. Kticda de niulinu. Oirnipción de 
^^'ifjiíJad'dauk'h, «roue» oii Mnrcel, "maclriiie ronde lour- 
,. jiant sur uiiL- essieu» en Büclhor, "r-oue, rnncliine A irri- 
gaiJontenKaztmrrski.Kncast.se encuentra 1» palabra 
níabe, qut tiene el mismo origen, con la propia acepción 
de «irueda de molino.» 
, Alepín cast., aU-pi cal-, molí, y val. Esleía que Irausu nom- 
)^rcdc la ciudad de Alepo, donde se, rabric«ba. Del adj. 
pos. ,j>^ luüflhL de Alepo. Alix, Maree! Devic. 
I AiJiRcí: casi, y ntoll., aíercea, alerta busc, alerje, aierso 
alhetvv cast. Esta voz, usada en la Biblia vieja de Ferrara> 
en lugar de cedro, es la arábiga sjp\ alerce, i>cedrus» en 
" H- Martín, f-aU'rze, cedro árbol ó alerjc» en I*, de Alcnhi, 
hebr. y-ncedr/is, aram. íoik, gr. Xifl;, Ipl. lúrüe. Laguna 
le da origen latino, pues en sus Anot. á Dioscórtdes, p. 64j 



152 

se lee: «Aiintivifí nlgiinos quieren que en Castilla séllame 
alerse, puesto que el (ni nombre purece cuadrar mA? a\ 
Líricf Inlino.» Gnndix y Rosal. 

Aleudo. Término ómojonoro.íA'. Giiodix Dic. ms. dr tn 
Bibt. Colnmb.).Di' ^^h('(iff\■ ron el art. ór. o/ é inserción 
de uno r eufónico, al/trrdU, «tcrmliiu.t» en R. Morlln, 
«lérmiiio par territorio, lérniino de carrera, linde entre 
heredades" en P. de Alcalí. 

AuísoR. Lo mismo (¡nu nUtjor, i'' nrt. Super Uoc sollo illis 
quod ad isto die íii anteo non deut Regí térra* cilcsor, etc. 
Pricilegio tífí D. Aí/onso yil,ej:imiendoálo$niusán>beA, 
castellanos y francos de Toledo dei derecho de fiortn:go 
ij de AiKsoH. Colee, de /ueroM nuinicif*. por Muñoz y Ko- 
mero, p. 375. 

AletanÍ. (A cftd. de la //{sf. . Pie. Gi-oon.). De ^-^^^ alMfinf. 

I-próximo," fonrm que reproduce mejor que ^^ ad-da- 
ni, la ortogrnfía de lu voz oísl. Cf. aledaño. 

Ai.t-rmtA cast. y port. Fideos. Deikijt'áI«/c//-íy«,nc¡buBCOníi- 
tjins oblongioribus filis ex fnriiiM párolis, qua? in furo co- 
qui solentii en Krnytng. Sousii, Alix. 

Alevu. Lo mismo que alnheo. "Porque lo que iuvierc de 
a/coe ó dfsipuol, cuando se escodH.se, so qiiitnrio todo 
esto.» Sicfienzo, Hiaí. do la Ord. de San Jerónimo. 

Alexor, uícxur. Lo mismo que <daJor, i." arl. 

Ai.EY cflt. y niall. Busc!ía, chusco, olgozni-o. V. ¡ole* 

ALrAHA, (tifiaba. MntÉidn de licn-n (V. r,«scnlos, Dhc.htst.). 
Pedazo de tierra equivalente ó la 3.' pnrlede lalaliullíi. Se- 
gUn Engelnuinii, deií*»./ín6¿ay conel \\v\. alhabba , srnno, 
in!(|iiefiíi píutp de una cosa, l'n ücnlir de Alix, Inl vez de 
...r^<^\ utjabb, "cainpo situado entre parajes escobrosog.n 
Partiendo Vü delliecho de dciiottir nnn pcriiicñn medida 
agraria, creo que Iíi dicción cast. os simpln transposi- 
ción de lo orfib. cb búa, «orgj-a, vit'.go brassa; extenaio- 
nis ninnns utriiisque dislunlis» en Fri-ylag, «brasse, 
mesure de longuenr égale ó deux bras ('Hendus» en Ka- 
zimirski. En tal supuesto v^ A<i^> pi^ccdída del erl. ér- 



153 

n/, converlidn el t ain fin/(Cr. alfaíftira de i>?Wf) 6 c-n /* 
(Cf. alhansnnt de s^üi-f), so IranafnnnnríH en alfnba ó 

Ai.k\ii\<:kiro ;in(. cnsl. I*ariotIern, l^íislro. Uü jU^iil aljabifái, 
.ip«niHcns" i-n U. Míirlfii, iipniuuliíi"0 t[nc lince pon» i;n 
P, de Ak'iili^, .-iñndida la lorniÍtiii<;i6n galt. y port. eiro. 

Al.K.MiKriA rast. W ntbnhttra. 

Alfabil-I. EsUi voz, (|Ui' si» líncuentm en los Pnctos .ilor- 
gmlosen d año de iliíi entro D. Alfonso I el BaloIIn- 
dor y los monis de Tiuidii »l tii'in|)o de su conquisLn 
ÍV. Colfv. dcfuni-os municip. por Muñoz y Romero, prt- 
gina -ilij), enlioiido <|ue es corriipeiúii de ^L^i'l eif/át-it^ 

•judex» en K. Marlín, ú úa ,^^'^ /'tifaU. «judex, orbitcm 
en r'reylijc, «jiif-z íli-bitroi» en '\ ■ 'rski. 

Af.fAcí; casi, y porl. En cierta» de España y Portn- 

pfd la yerl)ii ú liortídi/it que tMi ensU se Huma k'clitifín, 
GuQdi.N. Iic «utó-y/ífivf y ton »•! i !. '• Jofí-a, Inluca {loetii- 
cii) on lí. Miiilin, lechufríi en P. do ' Icnlá. 

ALfAciií. Lo mismo que affaqui. \". I;is ontoridndes rilndns 
en el a t. ulontifi». 

Alkacos porl. fipino con Dozy cpi^ ■ verdnder.i orto^rüfífi 
de üst;) voz os (ii/ttrO;f, en cuyo ca.- - vímin do SjOA.'! at/iica, 
hongo de prado en P. do Ateal.';, s -In en R. Martín, que dn 
dammn íi Irj primera radical. 

Ai.PADA. Hiídcnciún, rósente. V.n el fnem dndorn lltfl rt los 
niozíVnbes, cnsl. y frícicos de Tolctlo por II, Alfonso VM, 
se te<?: ».... flt si fidciusorem non Itnburirí), non feratnr 
ntictibl extra ToIiMum. sed totitum in toledano carf'crn 
Iruilíitur. .'scilic'el de alOuía, el non solval nisi quintam 
"partem caliipnic non plus». CoIpc. de fueras mupicip. pop 
.Muñoz y Knm<M'0, p. .'Ííkí. lie L\aJ( nf/mln, <.ri\<íoalO'i en Rai- 
mundo Martín, rniz Ias «rcdinien'í'i. G«ynnpos, 

A1.FADIA. Donación. Lhs joyas menudas que e! esposo" dona- 
ba d 1q esposa. Este términi», usado repelidami-nle en 
loff escritnrn-í de ilnlo y !irr;is de las moriscas ile Oninn- 
dn, procede del ar. JLiAg nUutdia, Moblalio» en M. Mnrtln, 



Í54 

•^donación, dada algo graciosamente, estrena» en P. do. 

Alcalá. 

Alkado port, Nítludo con un rasgo oblícim. Do iajfCl nljúlt, 
«■Unen, l¡U:rn, siilcuis» un \\. Marliii, «tiilra (|nitit(lo se <■»- 
cribe, siilco lili orado, sulco en los scmbrndus» en P. tW 
Alcaló, raíz Í*i.íinv6<Tí. 

AlFAüEitE casi, y [lürt-, iif/r'jfnti-, alffi.rpnie, al/it'Jrnir casi. 
Barbero. De ^L^^r^Jl nlharlu'm, «iniiniilnr, iiii-tirst'ul« on 
R. Martín, *cinijorit>, nn^dico de llagas, sangrador» en 
P. d'! Álcali. Gnadix y Rosa). i'Hoi*r el afeylar deben 
los alfagemesú los liüiiieBí». Ley 27. til. 15. part. 7. 

ALKA<iE.\m purt. Alfanje ñ cspiida ctn'tu. MelJit<'slí^ dr j^'<*^ 
¡tinchtir Y con fíl úH. fif/('mr/t(tr, el ulfiinjiíe. «Rstiiváo hy 
cutres do en vallo coni sonlias lnru;as c dnnlos bratieos nns 
mi^us, o n/ffigp/iim ern ellas". Crdn. dcD. Juan ¡, cap. ñtí, 
np. Sta. Koso, SupL ni Hlui'id, 

Alfagia. Ln misino que nlfargia. 

Ai.i-"AGU\HA. Uíise este nunibro ün ljija it nnii iunnte frontera 
del rio. DcíjIjAJI «í/(H««ir«, «ronsoco K. Mnrtfn, t'JL-Ld'vau» 
en Kfi/.iniiiski, vur. derivado de^^/íifrf/íY», bnllir. bnilnr 
bidUMidi). Subní esln i'tjpfrcit^ do sni-lidor v. Alien ilutiit« 
iVinjos, i, 2)W> y Qüolremóre, Hisl. í/íw üult. inamL, II, 
AppiMiil. 2.SÍ. 

Ai.K.MiA», <«{/<//•. Alfoliaperla, ollería. Dc^VjoaJI af/ajñr, me- 
diante la elipsis de isjjí^ , ,b ó c.— i qui» dubió pix'Cí*derIo. 
LoH moros graiinditios asaban el pl. del nombre de utlcio 
por el del lii^ar ú ollcíjiu trii ipie se cjeniu; así i-n P. d« 
\h'ii\ó, ^\j<^ /tiiUclii{in hi^nilbraliij (■lirri-tírtiHy lii'ri'erlnií. 
La puLTtude la ciudad de üronodii llamn<Iii^^!.i:;*j| ^iiib 
'fí/>'jf/íír/>/,pnertadeUisnlfidiarúrus, ri:í.ulla roniau/íidnen 
los dnc. cast. del slijlu XV'I por upiii?rta de las nlleríasn. 

ALPMivnKito. D*! jlíatl alfujttr y de la UTOiinación casi, ero, 
"fíKulus, oler" (ullariiis) t'n ll. Mariln. «huccilor de borro, 
jarreio» en P. «b- Alcnlíi. 

Alk-vu porL Mueble. Do )t>. j^tJI «¿/iMcy»/, «moubleu cu M»r- 
e*-I, -albiijn'* en P. d<! Alcabl. 

Alkaiuf., a^'ayda. UiUe üa\h nombre en algunos ponto» de 



155 

\\ España y en las riberas ilel Uuadalquivii' 6l dcáborda- 
niicnto de Ins aguns de los rios empujadas ¡m^p el flujo 
del niiir. Giindix, l)ú\ ni«. do ía fíibf. Colomb. De ja*0 
«//t/rrf, «n'Ijossodiirnv c*n P. de Alculfl, crecidn, iminda- 
<'ii<'u», raÍ7.^i¿ «reduiuliiití, supcrfliiere* en R. Morlfn. En 
i;stc sentido uso Aben \|jal[b l.i voz jia** en líl Míi/ár nlij- 
fibár, p. '¿2 de la ed. do Siinoiníl. Dozy. 
Au'AiSANES pl. cíisl. Kspeciedc legumbre.Cuslro. Dcír^L-^'l 
,, t ,fiJ/fU^ira, fifuba» en R. MiirÜTi, vo/, derivoda ú su ve/, 
I ,,(611 mi sentir, de la gr. firr/Ai, \íxi, p/icscla-i, píiaselfiti, J'a- 
seohié, los fi-ésoles ó guisantes, Iegmnbr¿. 
Ai.FAJA cust. y port. Lo mismo que aikoja. 

Si á quniUns dcsta villa nos vendemos las alfaja^. 
Are. de Hílu, Címf., copla íi7ü. 
Alpaja. Cí'sto <» Inl.'gu on la Biblia viejo de Ferrara. Castro. 
I tf ---i---' «í/Vírc/j (filjarh. mudado el dammn dfi In 1 .' rndi- 
f al i'ii " y sincopada In r de la 2."), nJ/orj/ia eo F. de Alca- 
lá, órganc» en H. Mnrtin. i'i de 't.A^jtiixa y con fil art. w.- 
jnixa, «sao> (d orgei «n Martiel, 
Ai.rxjA. Lomismoque v&.,j«Jl ^/MacAa en sentido de "Uiiie- 
ble,» <'• de jjíL^JI nljáj-, «utensilio, mueble doméstico ó 
' ' pfeolOB de poco valor» en Kaz. nTorníid vos eon vuestros 
irnrgas; i-ii mas quiero ronjer i;ii alfufus de madera é Ik- 
' 'lícr en vosos do fuste, como vos vedes, qne traer consigo 
" ciirga de grand eobdieia.i' Cmtigon rfioc, dvi Rctf D. -Vm- 
^''í*/ío, Pto».afíe. aU. XV,ed. Riv.. p. HO. 
ii>\ji:. Poresriiio. Kl que Int vigllndii In Mfrft. De .'^J 
nlháchrft, "furegrinus" en H. Mintfn, «peregrino míicho 
'tiempo, romero que va en mmorfc» en P. de Alcnló. «Kun 
fií/fjf, qne dicen ellos por su cI('tí'í(», uno de los mayo- 
res, A es asi como Ubispo de su ley.» La Gran Conq. de 
t'ter., Lib. II, Cap. CCXL ■ ' ''' - n .,, ,, ,, a 
ALFAJEntR. IV/-j.^jcjlMWí//cAf5í(í, «rasnr» on R, Martin, osan- 
grndor» en P. de Alcalrt. 

>KI ttlfu/'eme pasaba, que venia üe snngrür. 
Are. de Hita, Caní., copla VM). 



156 

Alfajja. Lo mismo que alfargia. 

Alfajor, tü/tijoor, al/axú, alfaxitr. Cipria pnstn fomiiiioslíT 
(le pan tosUido y rayado, iiíiet, alegría y esyeciJis. De 
j^£jcv<l altiaj;tU «farrliim," alfaa^or en P. de Aleóla, r. Uí¿ 
«forcirc" en R. Martín. Giiodix y Rosnl. 

Ai.i-AJOH. Bebida compuestJi de yerbos uromiilicas. De 
alfajor, «ntu-liii-" en K. Marllii. 

Alfalfa cast., afforfa gal). Des^cíuyL'l alfá^'fa^o^ «Iierbo» 
R. Marltn, alfalfa on P. de Alculá, "inédicfi herbó» 
Kreytüg. (Jiiatlix. Lc'esc cu Lo^llna (Anot. ó Diosc, píi^ 
gina 2r)9}: do yerba Médica se líamw así pnr liaber venido 
primeramente á Ilslia de ta región de la Modín. LlaniÑ- 
roriln los Árabes Álfasafat, de dunde pienso vino á lia-; 
marso en algunas parles Alfa/fa.» 

Alfalse b. lal., nlfals pl. cal., malí, y val. De lUaiJl affasst 
otra torniíi de iUiuLaaJI, nainiirii." tiQmv iii hcrba sive focno 
ad cqiioium el nlinrimi animalinm cibiim nieti et deposci 
Bffipitis iii anno solmt; i'lianí quir vnl^rn forrngia. Alfal- 
ses, duxos, et olio id gemís., !ippellonlur.<t Concil. Tarift- , 
con., año irrfil, ap. Uucanfie, Glofisariuni. ^É 

Alfama. Li> mismo que alj'úma en el sentido dti congrpgn^ 
cióii, liirlJii, concejo, oyuíitíiuiiento, colcgii). Knol do "Oo- 
to, ref'Ligio, asiloii que tiene en port. (v. Sta. Rostí, gfi/c/rf./, , 
es la íir. ^jj^úl alhorma, que vnle lo mismo. H 

Ali-amau, a l/uitnrir an CqüIco. Alfombra, lopete, coberlorj^ 
iniuita. IJ(> J.*,L?¡-Jl alhánbcd, «ilapclnm,» y en la glosa «gi-os^ 
siciit lodexu en R. Martín, "pítyal parn cubrir el poye 
bniicnl, repostero, k» que se (imde» en I*, de Alcaló. 
«Tienden g;vi\\M\es alfa mares, ponen luego tableros 
Piulados de jolderos como los tnblegeros." 
Are. de Hilo, Cant., copio 1228. 

AlfaubiiCs val. erupción de tumores en la cabeza (espncU 
dccrisipidii). Kscrig. Loniisnioqiioff¡/bm¿íY/. 2." artictilo.^ 

Alfandega, ent. cost. y port., a^fandiga port. Lo niismo_ 
que albóndiga. 



Alfankoa, af/ancgue, olfitncht\ u^diwa:. Especie de cober- 
tor ó colcha (]i> iTfiniu licclia áv. píeles üe una sucrlc ú*: 
cnmndtfjíi hlnnrii. I)fl íír.-jxTs. ^jjú\ n¡/ánfv, pl. JLil 
a/fiác, "iiaistela fM'mirio,rí///yo fo^iiiíti'cn Krf-ylag, "espe- 
cie de comadrejo blnne»» en Ko^imírski, npít^l del animal 
Dnmado ^js/anec* en Vnllors. V. Aben AlbeitAr, II, 2(i5, 
Ducongc, G/(W. iii \. (¡{fanfigriff y SUi. Rosa, Elucid., I, 
]í. íti. La voz jj>-ij (li.'!í¡gna el Crines Cerdo 6 Zerda, conoci- 
do lambíi^n por loa nombres de Fennecuii íiruccit Fenne- 
ritfiO'.rdax CaiiU fú'iiiifi-ii.<. V. Louckart, ;ootorj . YítwcXx^' 

^icke II, p. 72 sqq., bluUg. 1841. Según M. Pavel de 

HfcurLeilIe ('Off''. Turc-OricnUU), los persas llumíin ,¿^ 

1^1 zorro pequeño (le Tartaria, que es el Cante Cor«ak ác 

[ los naturalistas. 

ALFA.NEGL'Bgall. üj mísnio qiiü 

'ALFANtiOte C83t. y port., aí/nnct cnt. y mal!. Uno clase de 
Jialcon que se crin en África en ios reíaos de Tniiez y 
Tmmeí'en y en Ui i>i|;t .\llialjiba. V. Ub. de f" Casa de la.-! 
tífícs ricIDiiiclller l'ero López de Ayulfl, Bibl. V/w., III, 
183 y Ilucrla, Anot.ñ ¡'{uño, ¡liHt.jwi., 1.' parte, p. fiS7. 
Segi'in CWindÍN, üc mljl'I al/dnr'jur., mIiqIcou alfanefiue* en 

[ 1*. de Alcalá. Pnrlictidudel huello ileanjiroceitcncif», nstg- 
na Dozy al xocatítí al/anfiqa/f orícQii er6h., añadiendo que 
se dio tal iiomhní ñ aquella osi>p<*í(' do halcón, porque eoi[ 

^Ise cazaba c!/(í/ít*7(la nutsfcta/uinade Aben Albeitár). 

^fVoilá, termina su url. el docto orientalista liolnndf^ít, 

^comment it c'est faii que le nom d'itn quftdr/tpf'de est 
auAüi decena calni d'un oUeuu. Poij ingeniosa í|ne sea, 
creo que d nadie puede satisfafer esta etimología. 8ousa 
do por antojo á la dicción español» la ardb. tíiL¿. /'ánec y 
con el art. ufj'áitvc, ■<esíraiií:uIador, sofucador,» y flnel- 
inento Alix afirma que lal vez vi'iiga de ^jij^i ailiónec, 
»e\ pico del cuervo.» Si «demás de la especie descrita en 
el ¿>¿c. de la Acad., la htd>icra con plumaje negro, como 
sucede con una de las del balcón sacre (v. Ltb. de la Caza 
del Príncipe D.Juan Manuel, Bd>l. Ven., lll,p. 22), podría 



158 

trncrso ol/anfjite de ,_/^^^ alha/iequí, "iiígerD en Ra¡- 
mnmin Mnrtlo. Pei-ü en In diula, y no dhiloiite prúcedcr 
(le Burbepío osla siuípIp de bvü de cazo, pienso si el vocn- 
bli> nlfunpqup ser.-*! simple corrupción del \ñ\\\\o falco ^ 
mcdinnlií la ronvcrsl6n dii 1» I en n (cf. encino de vUctna, 
f\'Iomoiin, cii c\ Canc. Ue Buena, de fílnme!a, ulfinele de 
^:Ut^JUtlJil'ít,y\:Dic?.,Grain.dc6l(tng.roñiaf¡.yl, 180), nio- 
vldíi por un/í/í/ifitfíi.íV- I^" t'sl".' snpti(!Stu,/(í/tví íiuedaría 
li;insfoi'iníido«í»/(írtííc-o, y con el ort. ár. a/, en alfiineco 6 
(if/anet/Lio, BUKttluida hi UM-ni¡nuui6n lol. por )a feni. orób. 
Tt'-ngnsr ni nicnto, en abono du cAa elimologln, que lus 
dlnlcr.los bí^rhonscos esWii plngodos de pnlnhros de eri- 
gían lflt.,ony,n lenguu, u\ do.ar del Idrisi, se conservó en 
ulgtina^ lurnliilndcs nTricnnas IimsIs bien entrada la edad 
medio. 
ALFANEgi;E ensl., a^ariepue ^o\\. La tienda ó pobellón de 
cflinpofia. Acad. Dozy trae esta voz de JI^I a/aráq ó ofijál 
aftirác (con J ú O! d(j trifs puntoíi, It'lras que litínen el 
sonido di' ntiostra sflol)0 íf<i). Abi^n Dalula (Viajes, II, 
^l^III. tÍ,iM y 415) L-sciibo ul vucuIjIo _|jí| oforáck y 
Aben Jíildi'in <Prol. II, (Jl) Jljil /í/ííríif/, dcclnrondo que la 
Mlliinii Iclivi tiene ini sonido iiiteriiii-dío eiilreel -J y el --J. 
La diílcultíid de esta etiniologin estriba en la transfor- 
iiiSL'iún nirlsiina de la r pür la /{ en medio de dicción. 
Aun en los idiomas nc'o-Iutinns íii>ri contados los cosos 
di' lu pftriiiiitíurióii (le Ifi /■ por Ui ii. Üomás de eslo, el vo- 
i'Ai\i\onf<¡ráQ, pi.'gún Dozy, no yinnifícn tiendo do fnmpeíia, 
sino «el recinto de cslofíi ó minallB de tele, segi'ni se lee 
en Aljiín (.".Imbffyr fT'/ir í/vtcefe, p, 177), qiierodeu la tienda 
(K*s) del suUon ó de otro porsonjije, dejíndola en el centro 
y ofreciendo sti conjunto el sspeclo de uno pequeño nleo- 
/.obu de lienzo.» Ruy CíonZHle/. de Clnvijo ( Vida dvl Gr/tn 
/■ff/íforWrt, fot. r>Ov.) describe fita .sneile de cerco que 
rodeabf), ¡1 nnodo de lienzos de muro, además de la tien- 
da de! 'I'imur, tudas Ins del campamento. Que el ulfanti- 
que, con erti<:to, comprendía no solo la tienda ó pabellón 



lel siiltiin, 9Ífio l'is (le lus prinL-ípnlfS jefes qut; formohini 
su corlojo, lo (ienuieslm a\ sif^tiii'titp pnsní*f! do In d'/jiiica 
de P. Alfonso L'l XI: *F. poríiiiocí) pI dfisbíintli' fie aquellos 
reales fuüixjn lomatlHs muy gr;iii(Ics ciionllosde doblas, 
que fueron fnllmlas en t'l of/aneque Av} Riry Albohnceii 
et en los lifiiíliiMíIt; los oti-os moros r/tiecro/i y en H.* L« 
definicióti, por consíguieule, qu(* lio Iti Acnd. de fdjhnt^- 
gíiff, deberla, en mi concepto, ser susliluida por la de 
•cerc*! 6 recinto de lienzo ritic, rt innnern de miinillo, ro- 
dea las líeitdtis de cjinipufiu del principe y sus oñcinles.d 
En este sentido, y uimcpn* P. de Ak-nlrt pone por rorres- 
pondenciu ünibe de al/anof/iie %^ y í^usmj, podría jicep- 
larse laellniolnurfíi tie Dozy, con'^Mlprítndo In pnlal)ra es- 
pañola como lonupcii'in (V^tifuróy. Bojo t-l punto de vista 
de tu derivueirtn rejiulnt-, niús ^eniejan^ti) tiene con nues- 
tro aif(tne</fli' \u voz ir. «Uu-i- ¡nnrqué (del pers. »lÁj'-i- ó 
aJCiLá.)y con e! nrl. alfitiu'f¡tie t'* af/anm/ue, represenladu 
el * por layi í|ufi con In íii.rpción de aeonveiitoo se ludia 
©n^ergc fDÍv(. Pcrs.-Frarif-.j, con lo mísmn y los de 
íibüspice, liolcllerie" en Kiiziniirski, con In do -convento 
dcüervisiís» en Ht:<\U*n\f^i' ( T/irk, ítud Enf/l. ÍUrt .) y, flna!- 
menle, en Ciilarago (Artib, Enpl. Dict.j i'oit hn; dí- «a mo- 
tmslpry or religions stiucliire, bnilt tbr tlie Kaslern soplis 
Df UcrviaeM, o ('on\riil, chopcl, Imitiii place.» 

ílpanete, al/enete.aífínet^ port. Lo mismo que atfile(. 

kLPANE:c b. Ifli. Lo mismo que a\fuiiega. «l^xo coorperto- 
rluní infirtriniini etpelles meas ([C- Álfoiu'a'.o Testamento 
del siglo XII, citado por rjiiciinge iu v. Aiftineyuc. 

kLTANGE cast.j cul., mal!, y port., atfáiiy^ alfanig val., al- 
Jimgt'ti base, o^/Íí/í/VcmsI. Do la voz óf.-prrs. ^i^ j'iün' 
char y con el ai-t.rt(/íí/íoyí«r,"piirial, sobre lodocofvo» en 
Kazimirski. «puñal" en Marcol y Bocthor, «culter, vel 
cultermagnusí» en Frcylog. Covarnibios deriva la voz es- 
pañola de la \t\. /alj:'CÍ6, lo hoz ú cucliíllo corvo, l^ pa- 
labra íilfiinge, que se usa en gran parte de Atulaliicía 
como nombre de le piedra del lagar del molino de aceite 



IGli 

sobr« r|iie girn clnilo r|uc mucln tn oc^iluno, os corrup- 
ción ílent/iirge, i." nrUcuIu. 

Alfamgue, (tl/finifinc. Mflnleliina, op. Borgniiza, An(. fír Fn^^ 
paña, perte 2,', p. 687. Lo mismo que albanegu. 

Ai.r'ANJíA. Lo ttíismoqiie at/arflia. 

Alkannbi;. V. tü/as\ega piermisdt; «//iirt/iff.',x«ine(lesac 

sedin Ino. de loK bicfifs de D. Gonzalo PoIoDioque, Obis- 
po electo de Cuenca, Bibi. Nac, Dd. 41. 

Alkau» K cosí, y porl., alfuc malí., olfách c«l. y vüI. Banco 
de ai-cno (|i)i> s(> hoce vw ins cosían del oiar y en la$ bocas 
do los nos. Avdrí. Araso de ^1 ai/acc, «fínicesn en Roi- 
mitiido M.-iitin. Es denotnr (|uif líi voz. IqL us.ida en |»l. 
VHle, segím Nrbrijn, «per traníiIaUonRin,>» las entradas 
ostnx'has lio olguiins cosas, como de vjille*, líos, ele, 
esirecltnra. Asi Iss p8l»bros «fauces poi-tus,» que se en- 
LMieitlnuí L'ii I'ts Cottivntiii'ios do Julio Cí'snr, sijínincán 
••la tMitrudu (le un pMLTlo,u t|uc, cii nu Iuiiiiüüh sdilir, es 
lu VL*r(lnilt;rii occpi'ión lie lu pnltibra ul/aqtie^ y no la de 
hfiiico de «n*iiíi.Cr»;o (¡ii.! Iii ciinuistoiicia de nglomer«r- 
Eñt: (íFíUi ci) Ins cntr/idfisdtí los pinTlos ydi> losrioshnsido 
parle pnra incurrir en tal eí|nivneaeirtn. De no salisfocop 
C'sUi cuníiehir.'i halirio (pie bnscor el origen de af/aque en 
,^dMl) fi(í<ttftq fntfarj, f]nco\}inla h\ ^Wahn Ifij, «montón dft 
ni-fiia,* á no considerar !u (voz rns^l. fonjo niclAlesis de 
six:\ alr.offit, «ora UTvnnviíin» cu Krevlag, «httnde longue 
de süble» i>n Kaziiníi-ski. 

ALKA(jLt-:üLi' cüst. y porl., tilh<tqitc<jtt" cnnl. Hedentop de 
canlivos. I>o «JUáJl nljii^cái; «íiotutor, redemplofen Froy- 
tjig, raíz ^ i>rcdimeiT.i» CosiH, Marina, Sonsa, Alix. 

Al.i-'AQi/í rnst.. rnt., nudi., porl. y vnl. l)e \»u.l nífbqitih, 
"jurl-"ita" eii K, Martin, «lelradü, clí^iido tic Ai-deii nck- 
siáslico,sabio cualqiiit-ra» en l>. de Alcíiln. Itosul, Caftut». 

Alfam. Lo mismo i\w atfatmr. 

Ai.i'AK. Arcili:i. Ue J^\ijiijjár y con el ripL nWi/'jiir, bnrro, 
ttsper. preoioho, poríTelano, lozc. 

Al^Xhak cost., td/éras porl. Cabullo. De j-yiil nlfárue^ 



ict 

«equus» pii R. Mmlln. -ciiunllort i?n P, *\-' AlcyW. S<iu?n. 



iballo. lio. 



ilfá 



i-FÁRAZ. Gineliii't soldado do j 

«uiitiMM «MI K. Marllii, ucaiiüIkM'o i»)mo qiUL't-u, gtiiulcM en 
I*, di" Alcídíi. Iirbr. ris «Cfitii'S, Uqucpropríi: diclu^i, C(|UO 
iilHideiis, lirju Otilio i'iiiil(.>U>V(>i4. 

IVlfaiiiia cnsl., col. y inidl., ft/í4«/í/rt gall. Pocho <*> Irilnito 
que los lODros y judliw pngrihnii ú los Reyes Cristintios 
pordt'jnilos vivíi en sus ticrr.is. Oerecho sabré líisíigiins 

^te los molinos. Xiay^^^al/árdu, «colecta* en R. Morlíii, 

^pmpot fonciero en Kazimirskí. 

uIfarda. Adorno iiiujf rJI. Do jj fñrrl y cnii el nct. aifárd, 
«deiiiiriiis«> en R. Mjii-IIii. En obofiodpesln ctiinologfo ten- 
gas'* en cuen la (|ii(! his rnorisais del ii.-lno de Grunod», 
como hoy los di: Marruecos, bodón uso di* la moneda pora 
ridorim do sos nrríicfHlds, collfíivs y lírnzídoli^s. 

ftLF\iiDA. Cndti uno de los uindiTos i\\\('- forninn In pGndlo.iilo 
de unn nrnddiiro, coimcidns boy con el nombro de pnrcB. 
Lopo7. do An^nníf, Carpiíitrrta Hr lo blanco. Do jy fárti y 
con el art. al/ártt, ujHirs parís altoríi» en FreyUi^. Lnr»irnte 
Alcíinlora. Dozy doriva Ja voz españolu úv' i^^f^'trdtf y con 
o| art, nl/ái'da, que se uso hublaníl't de los dos extremos 
de unn WDsji.do dds cosas (iu'_', reunidas, loi-niouini todo, y 

i sccticncnlrn en Cbcrbuiiiioíiu lmi ul seiiliilo de t'íricicrvji. 

kLFAHEUü. 1-0 míüino que alfnhnrcro. 

nLKAnCMlí casi, y port., vtharenK* c^isl. !)•■* ^'^O nlharútnú 
i¡i^»^)fUÍhrám. nornre'» (or/wium) '^\c\ palliiini Síimicono- 
rum« on R. Martín, fdcM'íi como almaizar» nn P. de AliMlfl. 
"Tomó el filjhrrmc de lino con <|uc traio cobíeila la cabe- 
za», í'/yí/í, Go.i.. part. I, cap. 108. Alixy Engelmann. 

Ki,F\m;E. Lü pi.-dra i^ffínor iU-1 niulino de aceito. Cov. El 
molino de ací'ile. Rosal. Metálesis de las dos fjltimns ai*- 

, tlcutacioai-s de^^Jl alMic/inr, la piedra. P. dií Alcalá 
traduce por Ls-yi ,3.-Ls. hác/iar atri/ui «piedríi del müUnoit 
la palabra "ffnryi-. 

Klfarííe. o//(i/-.rv». Kl íecliode nn nposonU) <\ ?ala labrada 

arios iTioJos en las maderas. Acad. VíqkzX\ tilfárxa 



11 



I(i2 

6 úe\ co\cci. jijfarj; iitapcluní" enR. Martín, "icndedii- 
raw en I*, de Alcnlíi. que con In anfipciíin tle «plancher» se 
h/illa CN Ahcn Botiitíi, IV, Íf2, en Alinncrtri, I, r>))0 y en 
Aben Clíobnyr, 21>'j. rttir. ^¿. "pxléiidere, plonchíiier^gór- 
iiir de ptunelieso en Kaziiniraki y Boclhor. 1-afuentc y 
D.-./.y. 

Ai-i-Amiu, alftirjñt, a/fií/iiiy af/anrjifi. Madom rtc conslmc- 
ción. \'nz dtírivcidn dt; jíjIl\ tufara;. Se^iiii Dczy, iu-=/J' 
ttl/itr.Ti'¡/ft significii ppopiíinieiito f^\ niodi-ro que se emplea 
en la construcción dn un t(>cli«. En Iti Carpinteriti de lo 
blitncQ \n palabra (Ufante denota t la vez lQ-l);chumbre 
de niiidera tnhrüdii y lüs ni:>derc» de quo se forma. La- 
fuente y Dozy. 

ALPAnc<K Ln vigo del logar, vX instnimoiiLo de ujadfira he- 
cho pura sncni* aceite en los inoliiius, exprimiendo ó opre- 
landü. Franciosiiii. W- Eliníulogín iguíd <\ Iti unlerior. 

AupAitiu. Ctdxillo que nuda cou an-ngaiiciu e decusados nUí- 
vezcs. Sin. ílosu, EUicid. ln v. u/faras. Ks corrupción de 
^^jAJI alfíiras, ..cabnllou. 

ALf ARJA, aifujií. Especie de vesüduro, De íUa-jiiJt ayarchiya, 
«genus vestís, vcslis, qiiip auperolins ¡mluiliir». V. MU 
y un<i noches^ 34, cd. Ilabiclil, np. Fr^vlag. En tos Einbw- 
goü de bienes ele niorisroit fArrh. (Ifi Ui Athfimbmj se en- 
cutMilnni Ifls palahrntí de usté «rt. bajo ambos fopmos; 
«una affarja azul con íiildelltn verde de terciopelo de se- 
dn, a/fuja de pofio n/ul, manidas al ou<Tpo y Kiioi'rK^f-'ido 
de lerciopeb» uxiil". Los liidiln con liiUklliu ven!'-, '!<■ cnln- ' 
radn con oro y de xedn de labor de manos. 

Ai.K.ÍHMA, n(hñfíif¡ia, ulbñrr¡om<it nl/iárnm, bariun, ¡utrntri- 
fía, amui^fa casi., hurmale poft. IMnnto. (iamar/a. Acfui, 
he ^^^\<iÜiárnml, <tf*nma ptiinUn cuiti^dnuí, p'>fí»niirn 
barrnalU'i en I'reylag, »rueo, planta, en Kaziniirskf. Ali\ 
y Knfíelniann. Sobn; los e-spi'cies do ustn pl-inln v. Ahcn 
Albcitur, TraiU'tlrsHt'mfil.. Inid. t.<'clíírr, I, 42*. 

AL^AimAZAn, Aju^t^r al/^ulninoute c\ pngo del dÍMznirt dt^ los 
Irutos en verde. Borao. üc^yiej ul/Arc, y por ln paitíii 




rtl/ái'a^f «coryfíliipa, eviiiuncion npmximfldn, hipótesis, 
aproci» por cnnjulup.T". Knzimirjski. Knizy*^ «adivíiinr, 
ücterininíir por conjí;tura los clíitiles «[tic daniuna pnlme- 
rfl, 6 Ue trigo un campo» ph Kazimirski y Freytflg. «exU- 
mare, exisliinoro en \\. Mtirlin. Ali.\ diii por eUrnologío 
dccsla voz la radicnl del verbo. 

Alfatki- Oirdón pora obriKhnr y opiv-lare! justillo ó jubón 
y ceñir los poclmíí. De j-oaL'l "{/ífííV {Uebv.'^nrz/nlUJWywn, 
fuiíiculiis), lílorltis/iiftU, ex ñljrlüi ligni trtinci palmiL' qii;i? 
.iJ dicunlup, factusü eii Frcylag. Marina y Alix. 

Alfaxor. Lo iiitsnio íjiie (rlfít/nr y aln/ii. 

Alkava mil. casi., porl. y pall., nf/rmí port. Lo mismo que 
ulhf^a en sentido de nob/cco, ípie tiene tambi(''n estíi voz 
en porl. y roII. V. Ciivoiro PIñot, Dlc. giill. Ln vnv.dfitfaija, 
f(im sp encuftntra en e! Piwmn did Cid y pw 1» Vida de San 
Millan de Herceo, es un coinpnesto de la preposicÍ<'ín de, 
cuyo ese suprimid por razón de eiifonfo, y al/ayo. 

Ai.fAVAT cast.. nlfwjatccQsX., gall. y port,, alfnifite porl. Do, 
l3^iíj|«//í'íy//rfí, «siitdp') en n. Martin, «sostre» en P, de 
Alcalá, (lundix y Rosal. 

Fallai-ás muchas garzas, non fallarás un uiívo, 

Remondar bien non sabe lodo affuyate nuevo. 

Are. (íe ílittt. Cfitit., eopla 5fj. 

Alfazaque. Insecto semcjaiíU? al escarabajo. Es ne^ro con 
tornasid 07.11 1. Según .\lix, de ty-U.'! ttl/asiya, «scorobaeiis». 
En inl sentir es corrupciún ilc ^L-J^l ubú/atsás^ y nie- 
(liofde lü i'llpsíiíií lie nhá y la HiilepHsii:ii')n del art. nr. _J.«jl1 
'il/'t/igíi.i, "tíeiirobíiMis* <!ii R. Martín, «esearauajo, escara- 
u.-UO verde» en !■*. de Alcalá, que pronuncia el vocablo, pop 
la ímf'la, abiifacic. 

Alfat'.ema port. Lo mismo cpiw ttlhavema. 

.\UK(;iiNA, ant. Lo mismo que nífi'tmr y nifcteiiQ. «Kt si no- 
luerit se levai-e, Sandios Hanimiriz de térra de Almuctii- 
dyr, slalíni cov;dgnet Síinolius Rex snper Sanctio Rani- 
mirizadfacieudum damiiumiu sua térra, et ínter ambos 




1fi4 

dúnent pí n//if:hna, siciil in ligiinicnt'Vs primos scriplum 
cst, etc.-". Blancas, Comi'nt. cil:i(los por Ducdiirp in v. 
fíifectina. 

Ar.FKmn pon. Hobníiu, Inlo, iiijti;Ml;i í1<^ fii;iU|iiÍfr «"í^perie 
de íjíHiuilii, zfihiircln, nprÍ5i;o, coitíi!. Di? j*^J^ clheir, cn- 

~^tos pour Im bestiatujc eii IvsziDiirski. SoiiSfl. nMonda- 
nins t|in? lodüs los l*opcuri<;os, (lu»! Iroiixpi-tíni porcits 
no ciimpo, tiein elesa s«us Senhort's ou (osi sinucs deles: 
fl os que os li'ouxerciii no Sovrnl, oulro &\, dffn do Alfci- 
rc rocobedd, tvpiiio si; os IruiiNcssem iio clintn-. Cusí, e 
Ptxffi:r<>s fl'Krorfi de lüM, iip. Sin. Hosa, Elurid. 

\iyK\7.\, íiifuicéu: Im vuolln 6di*rromí!n i|ní»linnoInpnredGn 
el corte de iiíia piierla ó ventnno. Arad. r)ozy dnriva esta 
polnbrii ih; '^^«jLl«/rf.*/*«, «S|HiIiiiin-' on Fi-cytap y Rai- 
mundo Morllii, «espafio vncfou en Boclhor. Y*>, d^ tener 
tule sentido, creo prüferible á tnl dorivnciflii la de LhAil 
tOfeda, nspnliiiiTi, vacuKas» ftn H. Mnrlfii, nimllunte In 
fouversiúi» del js en *• (cf. ittrfns de ^'u.') *") en s (cf. 
/uf/ne-i deu«*(->, inUrposiciónde unay enlro lo 1.* y 2.» 
rndicohyíidiciúii al (tn dt; linar. Cf. Do7y, Gíos.. p. 23 do 
la introdnvt. Pri-o, dn nn tenerlo, entiendo q-n* la diccii'm 
af/bisar no es olía cosa (pie In nral). í»i*'-' (if^Mtt. «feíics- 
1ra» on H. Marlfii, In cnu\, por la convención dnl »Aen^ 
del ó /n en s (cf. mazmorra de ij^*á.) y adiwf^n ¡\\ fln de 

imn ;■, se transforma en irffahar. 
Ai.FKt.icHE, horil. l)t' ^í^Al ulpMch. y este del gr. s-It,?.», lal. 

-liciiiipliíxiii-, (■parírlisis» en U. Marlln,opoplegln, prece- 
•dido dol nrl. or. Cf. Dozy, Sttpl. 
\i.VT.ujK, alhi'lla por!. Cnmpo, on orralaUcín quephpalgiin 

lempo se reside. V. Sía. Hosa, Etucid. in v. (dmn/alta. 

De Xvu'l fíZ/ffiT. "i-miipo*. Sonsa In Irne de ^L-c'J til/tüUi, 

•vijijcros ó nómadíis que echón pie A (ierra y ncooipan. 

.Morndí)> mnnsión. Tiendas de tribus iiómadasw títt Kaz. 
Ai.FELOA porl. Nome genérico de (pialtiucr doce. Km Porlu- 

;:al lu* doce ipic se fíiz de mfl»»;»^' (uislo vm ponto. Sous». 

De j)ls\.1 at/mlii, ididcis» en B. Martín, wdnlcc cosa» eii 



165 

, ^, de Alcalá, ú mejor <le la forma vulgar (jjb- fmláa quo 
seenciienlra en Murccl (ai ni siínüdn »\f- "gntcauw y como 
sin<'»nima <li> \^jú\, alcorsa, dü donite la trac Sousn. 

Ai-KiiNA porl. Lo mismo que el í'fist. nUima. 

AuíKsiut'E, ulfefdque casi., a{fenitatfi;iujirJic.í\\..t atftinick 

val., «//(ioícuiJtil., «¡/íviíVh port.. De jüül'I ttt/rftiií, fornm 

quu sii enctKMilro en c.\ Üicá/i de Aben Gu/.míin, ú do wVüjijI 

.nifi^ftifl 6 (J*-«¿' al/tiinú/n qiin Iroe H. Miirlín. nii üori-fs- 

\ rpondcncin do sacairum, «nlfeniqíie» on P. de Alcnlrt, dí?- 
I ivíid» á su vez dt'l persa a*íU (^ con Inís pmilns, reprc- 
seiilülivíidiiIfl/)J«spECÍrsdulcÍorum, pniprie videlursíic- 

i. «luirum piirissimum" en Fi-cylog. Guoílix. 

«ilum. quo cl alfeñique ¡«na de htieii Q/.i^Ciir blanco». 
OrU. lie Gran., tit. 47, Ord. de tos Confiteros, fól. 101) v. 

AlpeÑa. Lo iriisuio qiienM/vlíí. 

AuíeSiuííe. V. aifeniifiie. 

Ai.ii-hcií, alfícrcí, alflcrcc, al/res, «{/Jrj. I-o mismo que 
(///;>/■<-?. 

Alfercc poH. Pülíi de liierro, ozado, luírriiiiiietito de liJiTro. 
Ue ^{^ a^'fif, «ligOH uti R. Miirlín, "OrAdon, oriidon poru 
ni<;«r- en P. de Alcalá, béche en Baclhup y llílol. Sousu 
y Oozy. 

Ai-FÉncA voL SulridíTíí. De B^yUl «Wrjrt, lo q«n separa una 
cosa de olm. Ka/iniirski. 

Ai.FKrtt:r.(Acnst., val. y base. nUirocia, afílre:, arfit casi. 
Corrupción do In piiljibni fíi". Isd.rí¡il5t, lal. epilepsia, me- 
diantu la afóresis do la cpéUon, con^ ersiúii del /V üí\/, 
del lanibdtt enr, del /isiont^ y anteposiciúndol aricar, al. 

AiJíEitPAA. Kstandíirlfi ft bandera que l'I iiirtVoz ncoslunihrn- 

. ba llevaren la batulla y tín Unía f\|.M'dicioii mililor. Tul 
vezde^nlám, «vexillum- eir U. Marlln, «esUiiidarl«n 

, en P. de Alcalrt, convertido el r. en/y el ^ en n (Cr. Almci- 

I codcn de Ahnocadvm f. '-Et conlrariu& fuisti contra iiieos 
iiíimicos.L't iiilldclt-s, el mcoiiin lenuísli nii*a tttj'ercna». 
. Ytípes, >'1, 17, ap. Ducíiiise. Gíos. in v. alferetta. 



im 



fi/ff- 



ALVt.REZcafil..al/érescí\l., hkiH. y port., a //'/¥(• v. 
raes port. Lo mismo que alfáras. 

ALtKiuiAíruIl. Dedal. Hp uisci «//íf/m, «diíiitaWpnR. Má) 
Un, wledil i*» tlodol. dcíi.il pora coser* en V. dr Alcnlrt. 

Ai.KF.BMA port. La mismo qim alfvrma. 

AlkemhXc val. Ciilculnnlzíino tie los Priilos on vordc ó 
duros.DO(ji!^.-<\,l«¡//'/-r, eonjf-tura^evíilunciún.Kíizimirski., 

ALFERiiAr.\n víil. Lo mismo qni» at/arrajar. 

Ai.Fii.RHA/.. Unn do Ins voricdiulf s del hnicon. Horno. Acose 
de^J„IJi,'lfl//>/■^f^íí, <.(]ui briso tes os el déchiro lo pryie, 
Liotiit. Kflzimirski. ¿Será por vcTti\.\rae\quebrant<tJíacsosf 

Alferse. Lo miítmo qiní al/i^rcs. 

E el df/i'/'si' Olio miodo, 
E con el pí-ndon iioluió. 

Ptwmn dr A f/onso el XJ, copl . 1 Tól. 

At.FiinzA. La reinn, piívo en ol jti(>po de ojMlrM. Dn j^' 
/tfr^a y con el nrl. rtZ/íyvíi, "Scjiimis, pcgina» en R.MarHn,j 
«diima en p1 jiiiín;o de axedrrsit en P. de Alcnlrt. nE cab^ 
ái\ en In ntrn casn del medio cslá otro trebejo que e,».i 
soiiiojanzn del idftVes que liene la señn de Ins señolps del 
i-ey, e af^ñna-t oino^, qut> nn Mibou H nombre, üáiturnlt' ai 
keuza. D. Alonso oI SAbio. Tratado de ha juegos. Encst 
pasage se incurre en el error de identiñrarln ftl/crsa, que' 
es lo rcinu, con el nfft^rfK 6 cnbnilo. En priielm de eslo, )ió_ 
aqni la ciiriosn relaeión du las piezas ó Irebi^os dul jucgoH 
del njeílpez (.*jjk£"i qne trae el Ihislre lexicrtprofo rnt. en el 
lexto y notas de sn Voc. ¡Mt.-Arnb.,STl. »cacaf: .^.¡^ rdj, 
nroc», mqiie, ^_ j fáras, "equiip», caballo, u¿. /VííY, ea- 
ballo, J-j/í/, «orfll», alfil ó elefante, tj/ /ér^a, «Ti-ginaJ^ 
reina, ^S^ báidac, «■peón", peón, L; xá. «rex», t-ey, 
ucra, «oifllo, - ,(- ft'ihmni Mscacmnt», jíi(|iie mate, 
xtthmaln, nscoq el maU en el Vftc. Arnh.-i.ot. del niismu 
nntor. 

Alfetkna Cíisl. y purt., ntffitm, np. Diirange, Ghs. Diseor 
din, spdirion, gtierra. Deud,/í?//í« y con el arl. *i{feina\ 
«guerra, lumullo" en K. Martin, «hollicio de gente, eÍbo- 



u ^^ ^ 

R. Murlfi), «agitr-erTS^íí P. de AIculA, (|ue pi>oiiuncÍí^ 

vocablo, pop Ifl iiiiélo, /i//. Ciunflix. 
Ai.FiLGL. af/Urr onst., ntflncfp salí, y porl., aUiidifín N'-brt 

ja, (ÜU\ f{ci Itontfinre tit lat.t, hidl Vnl. De JXi-x^ u¡jil('-i. 

«spina» i'ii R. Miirtfn, untilel. nlfllcU cu V. de Alcalá 

«epiíigln» iMi Kfiziiiiirski y Mur<íel- Miiriiia. 

Ln bulmna con farnero víi tomando cascaveles. 
Meniaiulo de sus Jovjií; soíIíJ;is «I ul/iiert'S. 
Árc. df Hila, Cunl., copi. 0^7. 
Alfilkta, olfiiefc. Lo mif^ino quo alfitete. 
Ai.FiMKZ. Lo níisrno {¡iio ttl/cirr/io. «Itehitío mi flscri'ipiilo tic 

plln (*on fl rociiiiifiíilo de la ciíiitoiirn menor, es otlmJra- 

hlft mmedio cnutrn el aifírej Ue lus niños (i« telan. Lugu- 

«a, Atiot. á Dioicrír tríes, np. Cnstro. 
Alfita. Lo mismo que alfurn. V. Ducougo, Otos, m v.' 

Ai.i'iTiÍT\ nnsl., nlfit.f'tp. cast. y porl. Kspcciií tic míiiiolü. De 
saLiá /í/^^f y cnu »'! nrl.. nlfif&^i, «niica poiiis» en It. Mor- 
líi), «■inciulriiíío, líiiíc'ijo «I*: cutilquiur cuwm ci) I', do Akíi- 
Id. AuiK|nf ñstn v<tz se encuGiiti-ii en lus dic. dií la lengua 
cllásiica; reciifirdft si ti omborso la gr. Üwtcw y l6 laL fti/tht- 
ton, wliarinn, vívor-es», de donde Din'onjfe dt-riva las dic- 
ciones (ilfiUt y 4iif)ln(a. qup li'Jif i'ii su Gío-s. en la nci-prii') 
de polf^n-tn, fariña. 

Ai.K[Tii\ cnsl. y port,. Según Sli>. Hoí<a (E lucid. J^ertii el tKnn- 
bre de uno de los cualro tributos que los moros conquís- 
líidos y nuil nn cronvortidos pa^iahun ú los reyoy do Porlti- 
gal, coiisi^stc^ntc en ln décjiíia rlc su$ ganados. Eti el reino 
do Ciíanadn era un ]hjc1io fn triíi'> sobre las casaH, qao pa- 
paban !i>s ni'U-os p-iva c! almuerzo d.- lassullnna». De ijáa^ 
fítrn y con n! art. alfifra, nnImuerzoA en P. de Alcalá, <rrfíJH 
f)u/n pro <'li'tíirio*íyna dutur, dic ^1», quando ¡muniíim" 
Uamíídhnni solvilur-», niiz jL=, irde^nyuíiiirseí» nn llftlot, 
polmorznr» en Mnrcr'l y Doclhor. «DciHJcho por las c«- 
síis que st; iVicc ni Jífrft,t[ue es afmuerjo de las Reinas 
moras. Pagaba cada caso, según lenfn, si era pico(ol due- 



un cndft^^n^ y íiQnúf. ahajo. »cpí\m ertí» . Helanion 

■; /oíi dfii-rJms (li'l Quempo. Lci?. det Aivli. tl(i Biuiuis Nac. 

le ía líeleít- tl*^ llfji-icnila (le Grunada. 

tnse. DoniiiciHln el P. Guadix Iíi «íilbatieffa» (Dic. ms.), 

lici!; "(í.s un Iriíiriífiílilli» tiiu> «i* cnvisíi piilrí* la rosca Je iiii 

bol y 1(1 i:uji<li-nilii iltrl «///*--. VMa vx*z os la ai: juSií afi- 

■U, y por lo sirirop» ilel ^, ntffis, «friso, corniso, colgn- 

izo. InUlo qiiri roroiiíi oj muro y lo pi^S'-rvíi Je In lluvi»". 

mo lo luice noUir Üazy cii cl uri. Frim dn su (J/a-í,, In 

«labra jjjsl porerd corrupción df; In ^v. Cw?^, Ifltíu 

■pboruif, despojíiila poi* lu aféresis tic Id i.' stlaba. 

,vivant.c«l.,«//'//-ífa inall. Eyna pcrnpoíar licors. í.h- 

iiftniiti. \"íis de tói-i-a ^ruu, nl^uruis vóltiis onvupnissiit, 

es nuiplu dv'íi mltj ijUtí de sa boca y üc su bAsc. Dir. 

"Sítiü, De s-o^"*"-' «//(''"". 'idriu" cu ft. Murllii, hjíiíto» «n 

lluniberl, -víiso» «m Moro.-I, «viiso parii vino» i:^n Calafü- 

' RO, «jarr(*, (trmidc cpurhei' e» llocthop. 

íAlpodri:, alfoerp, alfoufi; nlfoajre, a^hce poi'l. V. Slíi. Rí>- 

mUj íCtíícirí. Cjiniil de rioao, fosn i't ZAtiJa parn re^nr Iíi lie- 

^■ra, I-*eda/.o diMJnrr.'i dfsliiiiido i*! lioi-lídi/.i y n:;¿.ii|>i por 

iií) canal. De t^t^\ aUtofra, «fosa-» en U. Mnrtín, «hoyo 6 

hcn-Bocn K de Altyiló. 

kxjfdaoo easl., Hético port. Do (JSs-aJI ttifónínc, pfirsa pistah, 

$cgdn Cnfies, Mnriiin y Kn^elniaiin. Lii mi ^t;ntir, asi el 

voc. órnhc y pcrsn, twnio ul esp. proceden del gr. íwrtaxia, 

lol./í/«/c/ríV(, "ol olfiMTÍRO", ú de -'.rroiew/, lal. piatnriunij 

iiotnbrñ fie la fruía dol niisiu'.» Árbol, derivai*i6n que con- 

tlrniri la rürmn porl. fígíivo. 
AtPOLÍ, tílforU^ <(ihoU, nlkiirt casi., tilfoUu val., a/fotin, 

^ifoitil prtll, he. ^y^\ alhoriy -liorreimi» eit H. Martin, 
lliotl, (ro\o (k' puii>> en P. dt! AIculii. üuudix y HosdI, 
«I cual acurUdainonte deriva la dicción ar. du lo luí. ho- 
rreum. 

AIJ-XJLI.A, «//io//a. Paños df brocado du color de púrpura. 
De ia*ul ai/ioíin, «pilrpura, cciidat» (cendol) en lí.Marlin. 
r. sinónima en esto lexicógrafo dc.-lfjo «púrpura», éUjffe 

u 



m 

de sote á dessins, d ranwgcs, particuUérem., brorart eñ^ 
Küziiiiii-ski. Mnriiin. Lo sJU-eii el lUrislcs ui>a telu de IJnol 
oriiinariiímcutc rL-cumutlji du aro. Gf. Dozy, Supí. «EtJ 
lo songrí! CD que iti verns envuelto son unos poños mu) 
ricos ([lie U^ enviarú el rey dn Cíuuüuit, e son llamatlo»' 
alfulia, (¡iir lucirnn en ÜnieblüS". Calila ú Dijmua, y'rQS. 
ant. al s. X\', p. 62, ctl. Riv. En lo época de Jos Almom-j 
líules Imhfn í-i» Almerfo WO telures piiru Ja fubricacióu dej 
loda suei-le ile pr'et:Í0:sas vslofas, eiili-e ellas Jas IJaiiiodasI 
affolías ü aiholUiíi, a-ogúu se lee en el lüri&i, p. ll>7 üelf 
lexlo or. y 340 de ío vcráiún francesa de l>ozy y de Goeje. 

Ai.í'OjninAt.'ost., mol), y porl., al/omhrot pl. vn)., <iUiomt/ra¡ 

casi. De íj*jtjl tíl/ó/nra, que con la ¿ignitlcaciiin de «lop¡2-i i 

'se encuentra en el Idrisl, p. 1117 dt-l texto nr. y >iQ do la] 

versión fr. de Dozy y de Goejo. .Moiiiia y Eníicluionn. 

ALroMnitA, alhü/nbr<t. Encondimieiito déla sangre que sol&j 
ol culis y se monitiesla eon munclins rejas- Acad. Uej 
ij4j^l alhónu'a, «rubedo» en K. Martín, «rougeole» ei 
Mnreel. 

ALKi'iNnLKA onl. 1j) miami» <jue «¿/líi/tr/fí/a. uEtquod introntj 
in Tulcla sinoii V eluisliunos de niercadcrs, ctquod poii- 
senl in illas vlfondrcus^*. Pactos entre D. Alonso í ol Bá-i] 
lallador y los nioms de Tíldela. CoUic. de JUeros mutiicip, 
porMufiüzy Homero, p.. 117. " ' '" '*'''' 

Ai.roNDE(;ii cut. y val. Lo mismo (|ue alkúiidiga. «Et qúüdi 
posent lurcs niercalos, ubi fuil sm< fuero» in illo? alfon- 
dfchs de ¡aputos d»> postín^». Iloriiindl, Col^r. de dóc. 
inéd. dtU Arch. Gi*n. de ía Coronu de Arttfjon, IV, 1311, 13^*. 

Aur(ysT>tG\, iil/iindi;)ii. Lo mismo que tdhóndigtt. «-Kn el 
tdfúndiyn de Sur (lu^ otrosí (jtitrfrado ipie ttjviesc euotrO- 
.cici)t4^$ pesantes cada tnio». La Gran Conq. de VUr^f" 
cop.CXCm. 

AlkAnsico. I-i> mismo í\u<} nJ/úrigo. 

Alfoiía. oifurra pnrl. Tizón (pie sufne la mies, la consume 
y e^sterilii^a. De ys-J alfytirr, calor. Itozy. <.E qwo eUes « 
obrigavño a pagar a dito quantia em cada tium anno, 



171 

IfrnposdpsvfíirHdnfi, ii^^i pnrrznndñ 
niívoas, mongratiirillí), fOfurfi^ piilfííiu, 
chocóle-)- Prnsodo Hec, -VV, op. Stn. ttosii, EUtcül. 

íl«.\DO Cftpl., nlforrnt. rnl. D-i sJ:^^ alhiUa^ «ornalus" en 
MnrCfn, «rí-jo tlr? einfí), paramontns-t on P. do Alrnlrt 
lya fialalirn ti-nílitc<í por líisnríih. /íf/íVí/^íi/vK, í|ije vnli;n 
!hralmf>nco uparamentos de cabnllo*, «housse, capora- 
i\'ertitnMlorhevnI" cu Dozy, Stqit. En psIc si:tiIií1o, 
I. ..,.-^l (jun icotribuvf'ii Cíirpentierycl oricnlulisln (:iUi- 
í, hirdí! ("ntriifliTíM» el vtM!. fiffhr/tOM qnc soleo Pr> e! 
I¿if. df( nucaiige, on los doc. caat. tic In ednd niRÜn y 
I r! pfi'^npe sifntii'nli' tlp niin carln rnlnlniín, pscriln en 
íji? pnr IVHro IV de Arogon ni Magi.strjidti (!<■ Bnrcí*It>iííi: 
^] hom atmot tot de capó pcus obcovoll. rocl, 6 muí 
forrot, V sois». Cnpmfuiy. Momorías Hi«(. sobre la met- 
ía, atc.,t\e líarvííloiwi, ll,;j'.i2. 

IKFUO port. De i^,yrtryi-l alforbiyón. forma ar. del lo!. 
ofiorbífi ó eufihorhion. Dozy. 

ifUFQN. Nunihrc que su da oii la Mancha al ti-j^o riibion. 
íiin Dozy, do j^jljI uWa-fóry el etiphorbion; "fariña pn- 
u L'X fniclu arb^jris y;inbnl t:n Knjytatí; pero como lo vn/, 
lio conviene con la casi, en significación, prefiero traerla 
í-yx-l nlfarfóra, procedente i^ su vez de la gr. -r-^^^xf^x, 

púrpura, que se eoitnentro en Aben Jaldiln (Prol. lU. 
) cu el sentido de «color rojo oscuro producido por la 
'\{\i\ de la naturaleza pljisticnit. Cf. Dozy, Supl. 
Ki/.. Lo mismo que ulfoU. V.Ord. Reaten de Cant., 

VI, til. VI, ley 2." 

Ua casi., cal., malí, y val-, niforge, alforje port. D*i 
iü af/órrh, «nlforjasti en P. de Alcalá, «oi^anesn eii 
rtarlfn, "hippopurat* (ÍíT?iwrr,Mc) en Freylag, «bolsa de 

Scompuiísla dif dos sacos ó bolsas i|ue penden da 
airo lado de la caballería» en Kaz., «especio de saco 
« bolsas» en Boclhor. Guadix, Rosal y Cañes. 

port. Lu misino que alfora. 



1T2 

Alkoiíbar cmI. Lo iiiisnii» riuc i*l <:ftsL ahorrar, en el sfeñfiflH 
tie niíinimiilir, únv Hbciindá tin csclovo. 

Ai.ponnR. Eepecic do hulcon. Dtí jjsv'l aikorr, accijitür et /ai- 
crt etiFrcylng, (.épcrvier, faiicoin» en Kaz., j^cJl^L (ir ai- 
Aoív, ■irniicoiii' <;n S^nrr»-!. i.CUrasha yciiiocozon clsbitCii- 
zarifls, flsi como los hntíolones, )ñ los «(/orrpíi^í't los agiii- 
lochos". Lib. del caófJÍlero el diit escudero del Infontc 
D. .frifiii Mnniif?), Piox. nnl. ulit. XV, cd. Riv., p. 2"(0. 

Ai.Fonm;u malí. Ksclavo litro. Uejs- horr, «líber homo» eít 
■R. Mai'llií, «libre hecho de siorvo,, libre ivascitfo 'eh'Iibér- 

' U(ii> en P. íi(! Alcabi. ,, . 

Al-FonHiA cjiyt.y |itirt.,M{/Jírn<Jcasl. Rcinlsí(in,'lIb¿ríadJEs- 

'■' los roces, que t-e cutíiKMjIroii cu lo Xtiblia ^*ií•jí^ <le Vcrriiríi, 
vienen de In onib. RijaeJÍ rt/AornVí^ «libcrtasn en R.^íí1^ltr^ 
idrberhid» en P. de Alcnlíi. i 

Ai.i-onzA, alhorma (-«st., ahrsu, lor^á goll., ato^ft basci De 
iistú\ nlhoi;^<t, ''nlforaa, borde de vestido» en P. de^AtcQFtl, 
niK.diis» iMi U. Mai'llii, «jtli» en Hílot, «locus sinws seu 
cnnalis teniopnliuin, per quem U-aüciliir fasein ndslrin- 
^M\^ %x¡ (¡ppeiUita» (esipro tjf^) en Freyloa:. También 
puede irnersf» de 8¿j3rül ttljoi-Kn^ que con, la ncopcióh'Óc 
"oosturíi" se bol]» nn K/izÍnin>k¡. Alix y Ehg<?Iinartrll 

Ai.Fos oíist-, uiall, y porl., alph'ix puiL. líspcei*: de liña hlnn- 
co. Aunque esto vez liene semejniiza con y^j-.'l níhorj; 
«lepra»' en Mnrcel, viene derecho luetile del gr, aA^>;, lal. 
itiphtts, (ispuciií dií liña blnncn. 

Ali-tm*. Lo mismo que al/b¿. 

El soBundu líL'iiia en su ninno la f&s 
Seijnnilo las robadas di; lodo e! nlfn.<. 
Aiy\ <ir J{ií(t_, Caiit., copi. J20t. 

Alfós col. Clerte cluse do p(^. Acaso de «jj^-'I ttl/t<itti, po/.. 

Ai.FÍisino. La niisnio <iiie , ,i , 

Ai.KósTinoca!il. y porl.. olfáitico porU LÓ'mísjfhWuné oí/íí- 
r/f/o: «,... ha y otrosí <|ui! se coinf lo de dentro et non lo de 
fneru, asi como los ul/úf:liyos«, Lib. delrabnUcroif dnt 
escudero del Infante D. Juan Manuel, cap. X.LÍV;. 



Í73 

?oz cost-, gall. y porL, alhoj cast., athobsts pl. pn üu- 

mge.^jj en los FuvroH de Vntpupsta. De jj*. kiuu y con 

íl ürl. fiihaas, «conniiUini» í-n U. Mtirltri, "pogo di- viñas 

vir-.-i.-c-, cu p. (l<j Al'.'alil, -Iroclijs, M'giüw en KjvyUíg, 

ípi, ..-s, olredodoriís »'n HZ-lot. 

Dios solo faz tal eosn í|iií* sur sinnori oinpnra 
jit ,(íiie non podrlfl cnmprnrla tOíJn afjitj de Lara. 

fí(.TC,<'n, Vida fia Sfti. Oria, <:opl. 78. 
POZ ánt. Sitio estrecho por donde go entra ú sale de los 
[jnonlesdifk'Üesi ó enctimljriidns. /)í'c. f/flogr. di' fa Ácod. 
te Itt HUt. Esta voz, que fíeonciKMilpa v\\ ul 1*. Bergaiixa 
(lib. III, cup. X,n.íH)].y '"IriieMoritmiU'-íAt ul/aJu:h, uvia 
^iiiplü ínter dúos inünlos, cftin pt^de irioiiüs» en Fi^yUi^, 
'jio fs, un mi sentir, niíís tpir- In ariih. xyscj nlfifnts d»'l iirl. 
<|iiü prrccdc, sí sr Wonf en cuenta «I pusitgíj rjiiu cilíi, 
Herrúnennirínle íjitorprclndo por aqnel doutuliiBtorÍadnr. 
"ti-nÉs ant. Lo mlsnin rpie afp'rfj. 

I>Uo: yo s-O el ('{/"n'-s ronlrii «isla mol npi-eso, 
Vo jnslniV- eoi) ella, qtio cndn nniio nii: sospeeii. 
Are. de Hita, Cant., copl. lílóñ. 
ALt-Rf-Sii^ pl. porl. Allinjns d iTme!)lfs díM-iisn. De s-iyL'l «í- 

Ínrj:ti, KUipcUniia en 11. MarUii. "Culi.'üsi. A{fr<'scn c 
(Ulras CüusDs, que tragcm pera sí». Cttrtn del Rt*y at Ai' 
fiojnrife de Opotto «obre lihfrtad de mcrcudonv. Santa 
tose, Eluñd. 
KüCERA, ntjiíja. al/urja port. Callejón en el r.nal los habi- 
tantes de las cQ^as iirrojan las inrrniii(li<^i(is, Üc u±>^' 
(lUiúx f> ^J.y^^ aittuu-, "Callejón» en Mar<;el, Dozy la iroe do 
SaJíi^ aljiirc/m, "iriLcrcapi'do, iül'-rstiliiirn-i, 
¡ AiiUttA, tdgacn. Bosque, selva, ceñovernl. Tierra de espc- 
siitíi O iirbüleda. Ll/imanse os[ nl^runo-i roliís, especlal- 
icntu en Andalucín. Ue iüül'I tdgdba, «riibile» en K. M/ir- 
Iiíj, Mbi(iorn en P. de AIcoIjS, «■Ierra depi-essa, «nindinc- 
|ufli;. soUusrt en Ki-'^ytíig. (^ov. y Marina. 
OAitÁn uiíill. Nnniíttcili» la estrella orio». Üe Lfj^ chubOár, 
¡y con el arl. alrhabbór, Orion, tislri'lla.' 



174 



ALHABARnA. Üsnsposlí) vnz «n Oroimdn en la ncopcíAit de 
iilnblillft 6 taco de madorn quo sirve pora siijfitar cl inn- 
clio de los mai'liiKítcs", Tal vi-z de i^,t^rhfibórti y con el 
ort. alckabi'tra, "Cclissc" en Mnrccl y Bocthor, ^fücnln, tu- 
bi'-Ilo ligíien levis, quales fraclis ossibus coiiliní^ndis oir- 
cuiupoimnluiM eit KiTvIiíg. 

Ai-iiADARA. Tiros qiií» tlainan filfíndíim?. Crón.dfl Roy don 
Fcrmincio Í/I, ful, ;J0. X)r ejiytl uUirráda, especie de n)il- 
qtiina do guerra inÚR pequeña que el olmajoiieque pora 
ionznr piírdrns on Knz. 

Ai,f ; M-'ACÁN. Pe ^JM£~Jf^fflff)/^ y eoii el nrt. rtfjeifneáfí. «iCfirdí- 
ca píisio» en H. >l;irtiii, i'palp¡taci6n (ie corazOn». Dozy. 
Yo ssofryeiiilrt niuclio oftm 
Con dolor de alffof'ttan (Líase oifjofacán}. 
Cttnc. de liaetm, p. i4(). 

Ai.í;AnTK, atfjfiphiic. Plantfi conocida con los nombre* de 
eiipnloriiim y aprinionisi. V. Lapiiiia, Diosi*., lib. IV, cap. 
42, y Aben Albfritar, 11,227. De «JjLlí//flíí/í/, ó ¿JUJI ú/f/íi- 
fUs, rtipfíformnt. Marina. 

Ai-iiAOiAS. Voslido de un soldfldo de cobsllerfa. A. mi pare- 
cer, de ^f*^'^'-'' o'.fnri, "linteumon (do. Innn), veslim(»n- 
lutn», sinóiiimn de ly^, «alquiceU y de jüboi., i'Blmalafn» 
en R. Marlln, mediante !a conversión del i- Ja en gn (cf. 
alpnrrúbo de sj^^) y del ^ en g, cuya letra onles de e y 
(le i reptvsontrt {\ viíces en nuestra aiit. habla east. el 
sojíido df! la « (ef. t/e por hp, fféto por seto en el Poema del 
Cid) 6 de Ifl j 0/j. Cf- gcngibre de jingiber. 

AuiAtüA. Bosque. Op k<í*jüI (dfjaida, Mucniut! i-u R. Martín, 
«moli-za, brL'ñu, bosque, bosque de árboles, soto^ sulva 
por bosquGí) en V. de Alcalú. Tamariz. 

A[.(iAii)A. Plañía, Krr.ita ymr a!h'iir{/i. 

ALOAinA. Orro de arena. r>c gjUMCrtííí" y con el arl. a/- 
caida, «cuiniilus arenaceus non oblongos». A!Í.\. 

Aloalaba. Vid silvesli-e. Ácud. De íjJU. ¡/atiba y con el nrt. 
nl{)t)Uhu, «edera» (hederá) on II. Mortíii, «el Dlkaquongi, 6 
mus bien, la especie si Iveslrc del ¡tolauum ntgnun t;n Aben 



175 

Ail>ftilrtr(I^183y II, 212]. La voz Ar. es de origen la L, pues 
cu el url. (j-tífl) rplniítíi o/jiflf« ori-clo cínile cnpons) dice 
AbenBiic:I)iri\: iL^'x) ]L«^ajI{j «y en I» aljninja(&e llama) 
ALGÁiJUA.i V. Dozy, Síipf. Con efecto-, lo nuc/.a, planta 
írepnrfora, qiied lexici^írafo cal. itientiflcfi con hpfterct, 
Ia7*edt-8,e9 lo vitisvlboác Plinio. Lal>'hf;un n'isticn Inliiiu- 
Iiisp., fniiitÍ<>iuIo pnr Ifl püpí-is el nomhn? pUíh, llnmoln 
simplTnpntc albft (cf. acelgo de bvin sienta), la cual fué 
tronsform.'Kia porlos íimbes cpp. en fl/<?íi/í'&ff, niedinnlíí 
lii cmiversiAii de tn «inicial del odj. Int. eu '<Agá (cf. ídgtt- 
rubia de \^f^ nfarabfa), transoripción dn In / por i»l lam, 
movido por hosra. y anteposición del art. ñr. a). Simonel. 
IixjAua Cíist., cnt., ninll. ypnrl., algalien pl. val., argntita 
nnt.cast. Hfti^^^gfiliija y con el fwi.alffáUijfi, omiiscnm,n 
y en la glosa «quod fií de sudorñ miirilegi» /;n n. Martin, 
«perfume de color negro compuesto de aliuizcle, ámbar y 
otros aroníDs, (pie se tisn romo roRnw^lico píiin los cabe- 
llos*» en Knz. no.>«nl. 

LCALiFDs b. lol. De Ká^JLie'Jl «¡/«/f/'í, t-vicariiis* en K. Mar- 
tín. Alix. "Hrrc esl carta qnom fecit rex imperator Ade- 
fonstis... cum alcudí de Tutela, et ciim íllos algali/o8,« 
Pación entre* O. Affontto i vi Ba>fit(ndr''tj 'nn nutro» <Íe 
Tudela, ap. Muñoit. Coie^r. tlcfue'rúa mttnicip., p. -1 15, 
LOALtNA. Cofriipción lie níf/Zitia: «.... el en lugar de Iodo 
fizóla henchir de azúcar, et de canela, et de nirengibre, el 
de espjc]ue, el de musco, el de alambar, el algaUna.» Et 
Condt! ¡Mcanor, E.xfrnplo XXX. 

■CAN.VMK, niit. port,, gañan cnsl., gnnham, ganhao porl. De 
*U¿ gfnnám y ron el nrt. fifgnnnútn, «postorn en Maree!. 
R. Martín trae esta voz con la acepción deca/iU, acaso el 
perro del ganado. EngeliuíMin, Dozy, i ' > 

JiAB cost., porl. y val. Caverna 6 cueva. De áí gár y con 
ül ort. tilgár, «aiilnrm'» en R. Marlln, "bíunr, caverna de 
piedra ft tierra, cueva, omcondcdijo de oiibres, esconde- 
dijo de fíeros* en P. do Alcalá. Tamariz. Marina. 
JGK^K caat, gall. y port,, algara base. De ij¿. gara y con 



176 

el nrt. (üqórü, «di'"prflrlation>i en Mnrcel, (dncnrsus equi- 
tuní iti Imí^lito solnm nd iliripif^ndiiin, pquit(>s inciirsum 
fiícienlpsii en Freyl.ií:. llosnl. Cnños. 

«Yo con lop ce yró en nlqnra. 
Pootnn (li'l Cid, p<1, Riv., p. O, col. 2/ 

Algaka purt.. np. Sto. Rnsn, Ehirirl. [,o mismo que algor. 

Alc.ara casi, y port, Tolilln siilil del hnnvo. Lo mismo que 
almo. 

Ai.r.ARAHf \ cast. y port., nlr/^mihiñ bnsc.. <ilfi'iraría\ alara- 
vid, (irubid [i'iit. en (lil \'i<"oiiti-'; ulfiiirnbirA pl. val. De 
Raja (ntibiijo y COI) rl nrt. aforol/iíjn, ln li^iifíiio árabe, 
Arabia en lí. Martin. 'iDió ñl ])or bnntisino tinna polo- 
l)ras (pie so ditren en fi/f/firnbi''. que ipiieren rlecir; non 
lioy <>\vn sinoii Dio?, ó Miilinmnd e» su niiMis.ngero.» Cas- 
figo^ e flncifiticntOít (i"l rvtj I). Saiidm, p, 130. 

AL(íARARÍACíist.,cnt. y pntf. Planta. Acaso de ui^Jnr-rff^íf/, 
«dierba» ok H. Marlíii.Cf. ",'on"'« de i:^\iir-raj;:;a. 

A[.GAilAnio cast., alf/nr/fci" port. I.n persona nnturol del 
Alfi'irbf. De ^j*-' clfu'ibí. íeni. vt-*-' algorbiya, el procp- 
(lonfe ú natural de! .Miirriie. 

Ai-OARADA cast.. í'h/fini'lc-t pl. val. Ciilnptilta. l)eíwL*il alará- 
da, «machina» en lí. Martín. Cf. afgadora. 

A[.r.AHADA casi., baso, y vn!., algara val. Giiln y vocería 
grande cansada por la cuadrilla de cnballerfa que salía á 
dar (io repente sobre el enemipn.-líVfy. ito¡^\jb~r/iarrácía 
y con el art. ár. alrfi'irrñil". cescaramuzn" en Marcel, 
r. o-a-, que en 2.» foi'ina v;de enriar un cuerpo de ejército 
contra alguno. V contn los moro? tenían por deslumbre 
en sus encuentros con los cristianos dar grandes voces 
y alaridos á fin de poner espanto en sus áninios, lo voz 
algarada vino á significar '/;■//'■ y ro^rrái. Cf. |¡(;a trence 
de arin;is en V. de .Mcnlá. que da á estos vucahlos, sinó- 
nimos de esc.u-iuiiuza, por correspontleiu'ia ai'áb. Biirác, 
luiestro i'lh .r'ít.-^oóiilhnr r ». rl propio v;dv'r d..' estruen- 
do, aka/.ara y grileria li.'iie la voz alg-a-r nía, aunque su 
acepción en el Üic. (h> la Arad, sea: «En las ñestes de 



loros, In nitcióti do cundiicirlos A los toriles, llomoda co- 
munmtínt'í Enchíktio. L;i fi^-slaile novillos, y lu divi-rsión 
quotmncn los c^hiiiloros ó hklnl^osdo nlgiin lugar en 
ecliiir id <'íiin|u) uii Inro pavn cori-orlo con varo líirgn«. 

Ai/ii\ii.\viDii. E>la vüxsc eiiciuíiitro, como iioml>re de un pe- 
cho, en t"l Fuero Ue Ca^írnrcrda de Campos (op. Llórenle, 
Xoticia de Uis tres procincias eascoiif/adas, IV, 348), y 
bnjo In forinn ttff¡nraoidude oii el siguitínlo pasagfi del de 
CaslroUn'íif'e (('nfee.deftuTosmutficip.^oT Muñoz y Ro- 
mero, p. 4S(t): wtíl de fonsado de rex el cavallero que n©- 
glír, pei:he XVI, úx'.algdracidadc, el morlina, el homicf- 
diiuii, cU-.*. KI cdiUir i-xplk-a afyuracide por «boliii ad- 
quirido en los algaradas n correrías niilitores». En tal 
supneslo haJ)r(a que considerar acpiol vocablo como co- 
rnipciñn de ríi^J! «íffld/vr, «preda» (prn'da)rn K. Martfn, 
sin6n¡iiio dtr !u**i, C> ilf íj^ g<ira y con el orí. algara. 

Algarbe, «/^arMe en P- de Alcalá. De ■^j¿\ nignrb, «owñ- 
dons» en R.MnrUn, floeidonlí*n enP.de AleaM. Guadlx. 
«El río do Abcnmasor con el ulQfWbea. Itepurli miento de 
Secil/a, nis. de nú propiedad. 

Aloares port., pl. ácaignr. Corladura de los montes y cnnl- 
qnier otra pivirinididnd en f|uc se junt^in y esconden las 
aguas. Sin. línsa, Elucid. 

ALGAiira. Malla de lo red llamado a'.gerife. V. esta voz. 

Mi\\\\\w>,ntg{irinn,a((ffirirn. De ,^jlI atf/arib, «ndvenn, 
extronyus» en R. Martín, «extraño, extranjero, peregrina 
cosa fuera de su lifrrii" en P. de Alcalá, «raro» en el 
P. LercUundi, « lie te rúe I i U% bizarro, fítrange» en Marcel. 
fjaynnpios V Alix. KniMiOnlrase esto voz en el sentido de 
Ífijn."-lo, rcliflde, inicnu, en i-l Cano, de Buena (p. 237), en 
k\ Lr'O, de A tci'andfv {i:op\. ir»lí»iy en el ftimado de Pata- 
nio (i't>()l, KVlt); y en »»1 do «'nioslrenco ó luddioo en e\ tcs- 
tammito de Ü. Enrique II (Crón., p. 1U>|, donde liablando 
el rey de l>.* lieatri/ Poncí». en quien huboú D. Fadrique, 
Duque do Benavenlc, le señala una nueva merced en com- 
pensación de babcrlu quitado «lo mostrenco ü algarico 



178 

de. la frontera par» sacav captivos de tierra de Moros 
listo misma oceiicióii lieijc algwíao en la luy 9.". lU. i 
lib. VI de los Ord. RcfUrn de Cmtilla. 

Air.Ano porl. Lo mismo i|uü aleara. 

Algarra. GÍ08. (le la Gr/tn Conq. de. VUr. Lo mismo que 
algara. 

Alcahiiada. Lo mismo qtu: aff/adarei! Lo forma vulgar o 
bigo-hispnna Qs<í^\^nrrúdfi, «mochinfl" en R. Morlln. 
Della e rJella porle bolien las (dyvrrudus. 
El l.ih. df. AUw'indrv, copl. lor»". 

Algarroba cast. y gu)l., gorroba cast., nUiorfa, (¡nrrnja , 
vaL, idfurroba purt., gctrroboa Ijhso., fjarrofm pl. cat. D^M 
i-ijjácj atjarrób, uparoru" nn lí. Marlln, «garrobo árbo!™ 
gaii-oba fruta» en 1'. de AlcntA. Giiaüix y Urren. n 

Algahve. Viento do poniente, garvino A levcche en V^ictniS^ 
■De ^j*J' algurhi, «viento de ucidfinle verdHderoi» oti P. de 
Alcalá, (ivt'nt d'Ouesti en Marccl. Esta voz aparcco con)^_ 
cornipciüii de aíf/ar, «ciievo ó cavernn n, en el pasage s^H 
guíenle de la Crún.de D. Pero ÍS^iñn, p. 21: «Andando un^ 
dio Juan Niño por la llerríi (ucieniJofruerrocon otros, aca- 
giórijiisole ó un ulz/nrcn fasta dusdunlos ornes: ol algaroii 
estaba muy alto en una pefia... 6 Juan Niño fizóles poner 
nnn (•scída». 

Algasaha. Lo mismo que algazara. 

Jhoan Alfoiico, alcnd la cara, 
E fahiad sy oigo sabedes, 
Pero non vos alufcdcs 
Faziendo gran ülga.<ttra. 

Cune, de /tacna, p. 2(i'.». 

AuiASiii-A. Lo mismo que gacela, n... cícruos e gairms, 
diüa, corgoB, alguselus"; lambiúii los hay cu Grauoda. 
Arle Cisoria de D. Enrique de Villena, p. 43. i 

Alcava. 1.0 mismo que olgobo. 

AuiAZAFAN. r)tí)uua*i)<(W¡/(', iifialu'» en R. Martín, «agalla», 

en P. de Alcalá. Dozy- 

Non florcsca don i''ulnti, 

Niik sus pulabrüs dañadas. 



^^_ Pro 

CriiPlfs, i?mpr>n';oriii(lns, 

Piiloros (le vtffa^o/an. 

Canc. de liaena, p. Í56. 

CLgazar. Lo mismo que oU/asoro. 

Nol ualió á Palroco toil su algtuar. 
Lib. de Alejeandre, cop!. 0()2. 

AuJAXAHA cnst. y port., algazara val., nlg't jarra fXirí. Dñ 
.. iJji}\ai(f(i;áro, «ioqiiacitaspt en R. Martin, «pnrln, murmu- 
ilü (le g'inle, roycio miirmn rondo, roytlo con ira» en P. do 
AlcalA, r. ^j¿ "baladrenr, ladrar, gañir contra otro, dezir 
á meniuin, pnriar rt luiblar. ímt>loi-rt mi-nmln, murnnirnr» 

^^e» el mismo itíxitíúí;i'ufi>. Guaüix y Marino. Lnrríunendi le 

.< ida cott error origen hosco. 

Au;a/u port. Do slaJl algasá. <íKxpcilÍción de guerra» en 
Mnr<;el, "expcililio l>cllica»cn l-'n;Ytng. 

Al'fiAKUL. Plnutii que naco, en las playas del mar de que se 

.1 hace la bflrrilin, I>i> Jj^^ji,"! «/í7«-'í/H, «borit, horba cum qun 

, Javonlurparini* en R. Martín, javon 6 olcalf. ntc, todo lo 

, que sirve para lavarse las manos, ú de Jj— UJI algóstli. es- 

,,, pecic de plantü. Mesembrianihcmum nodi/lortim. Marina, 
Alix y Múller. 

AuiBBXA. De KJ^J alcht*fna, «barreña» en P. de Alcalá, 
nscuteltan en R. Martín, nsculella lignea» en Freytog. 

, Urrca y Casiri. 

AtnEBHA rast., rat., gall., mal!., port. y val., alfjcbrea base. 
lietj^J\a{chébra, «álgebra arle» en P. de Alcalá. En el 
sentido de «oonrorduncin 6 redticv.ión de los hnesos» la 
etimología es la misma, pues el sigiilflcodo origino! del 
colectivo _,^ es el ú& conjunctio plvriumpniiiunt separa- 
tariim, ut ejc /liit unum fíat, reductio partium ad totnm, 
seu/nictiomtTn ad intcgritatrní, de donde procede el noni' 
bredc .í/í/c&rrt (cf. Miibn, Eigni. Vaicrss.y p. 150), r. ^,*a. 
noonsolidon;, nipnrore» eti H. Mnrlln. Gtiadi^. 

AifiEBRisTA. Lo mismo que ortopMico. De y^c/ít*6írycon 
el ort. aícMOir, «concertador de pnosost en 1*. de Ab^alíí. 

Algeoi malí. Nombre ar, de una estrella. De ,jJw»- cftedi y 
con el art. aichedi, Capricornio, signo del Zodiaco. 



180 

Álcela port. Campo donde hny poca genla. De Obív) <iif€l9, 

«oger» fii K. iMurllji. 
Alcewas port. Esposas de bicrro. De iu*Ifij'í air./tátuia^ «co- 

lumbiir». EngfjliiiniiTi. R. Martin sulo trae ^**-- múchmrx 

por ocoinpt!!*", y I*, de Alcalú nuig.iinie (^b^wj por i^espo- 

soá, prisión do manos». 
Algemia, algcmin port. Barbarie. De ii**.r*^l aíac/iao¡Í!/fi, 

fem. de ^j-rf*. •■bárbara coso» en P. de Alcahl. 

Alokmifao port., ulyeinifitn an(. cnsl. Mcn-cru, IX- ^s^»?"-" 
tílcheniiy «Qiniti» vcl oninJs» e» U. MorUn, conviM-litío el '¿ 
en/y ofiodído lo t«:i*niiiiación ao. \i\ puntido fis;, "-el xjuü 
vende tuda suerte dü cusajíi». Dozy. .1,. 

Aloerevia, aljurovid port. Especie de roupAo com moias 

- mnngas Q capuz, quechega aléaüjoellio. De ji**2L?fu';a/c^flh 

'"üabift, i'cnpii" en H. Martín, voz sinónima de ^..^ji aUior- 
nós. Sonsa. 'Tinlia vestida huma camj^a de líiiLio liiita de 
^ul, e sobre ella huma A /«/e/ertíí». Bnrr. e Murucs.. 

ÁLGERin-; porl.. áfferifo, n.l¡jnrjv, (tl/orfi* cast.. tílíjcrim port. 
Mulla de la red llamada «//tv//c. Hed úv cien lirazfla de 
largo y cincnontu de alio. Se arj^oja en las riberos (¿o Xos 
rios paro pescar salmones, corvinas y sóbalos. De^^nJl 
atcharr^/<ij «sagena» en K. Marlin, «tr-ainenii, serte de 
grand filct pour ])rendro Uti poi-j-soii» en Dozy, (ürtpl,), 
"retía, sogeiía (retia), tragum» en el Glos. Lei4; 

Alc.eriuo. Lo mismo rjue ulgtiribo. 

Este «;s f\ que sacó al pueblo de coplluo 
Que yasiu en Egipto muy mas muerto (pie vino, 
Labrando los adubes eon trabojo esquluo, 
Triste e desínayado, flaco e alycriao. 
Rimado de Palacio, copl. U72. 

Álgeroz, rt/j/(/víj, «T/V/z-oj port. Conol principal del Ityado. 
Goteras. Según Sousa, de ^jjji^ as-^orCb, pl. de -■j^l oj- 
r/ir¿, "Canaüf! aquic re/ aquít- via», iii';difti|tc la t;<>nvor- 

sión de la ^ en y (cf. giráfa de snrt{fn) y de la 6 en j. En 
confirmación de esto elimoIoHÍa liace nutar Pozy que eu 
Asia y África se da ú lu yolera el numbi^í de ^V^ tíi¿sfíib» 



Algez, afj'es cast., fílgéps fíit. y val., argcps cal. Cierlo g&- 
iicj-o de yeso. De ija^<\ alckéf^ 6 .^^-«jsiJI alchébs, -el yeso», 
(Ifriviwlo d su vez iI«í! gr. 7y<¡»;, lat. ^¡/psutn, pñr-s. guc/i, 
«r^ipsiini* en R. MarKn. 

Alc.E7.aí\, ntffa^nr. Cnriiiooro, í!orliidoreri eidnr. til. Coitpc- 
tiomoritsn CoUjmbrifv. De jlj>uT nlr.tias^íir acQi'iiicerií, 
matndor». De nquf se formaron las palabras «Iga^aria y 
fí/(7(r;«r/í?, «carnictTÍa» que ocurren on e! mismo docu- 
mi?nto. flebr. iy: .9«-?<7'^ "Cortar, dividir». Alix. 

Ai^.itiK, aljibe casi-, tilchúp (Alto Arogútit, iilgice, aijube 
píirl., alfub,onx/ip col., nltiÍ¡i,tiljiip\Q\. De .,.^1 a¡chúbb_, 
•;ilf:ibi: de íimiiif en P. do Alcalá, «cisterna- en R. Mar- 
tín. Ilosiil, Üuadixy Urreo. 

Aij-.mK, ntjiibe. Prisión. De ...onJI ulchúbh. •cárcel en el com- 
])0't en I'. f\o. .Mralá, «sinúiiimo de mozmorran, por cuya 
\nz tríidnce el mismo lexicósroro el arl. aUjibc de su Vn- 
cuOiilt'stfit pues, como ubwírva Quntremére (ílist. des 
salí. mamL, I, p. 70, n.), la voz ,,.«». chubb significa pro- 
pi.TfneiiU! tune fosse», que es el valor que líene í.^Ja* (fosa) 
en It. Martín, «cueva, sima» en P. di; Alcidó, aunque más 
larde tomft el de «cnchol», según se lee en el docto orien- 
talista IVoncís. Cf. ctmtn Abci» Batuta, 1, 25ü, I\", 47 y 48 y 
las Mil ij una noches, ej. Fleischer, p. 3f>6, donde aMmbb 
s(» liHllíi liinploado por^^i*, i-prisión», s(!gi'm lo hoce nolor 
Dozy. 

AuiiHKBK. Lo mismo que fitjnbibe. 

Ai.Giijt^iiiA ^nit. y port. Bolso nos vcsli<1o.<«, onde se guarda 
alguna rosa en Moraes. «Porla cartas, jabóyra* en P. de 
Alcalá. Palabra compuestu de ,,,«íí'JI «/í:Aí¿, «bolsillo» en 
Marcí-'I, "bolsillo, saco unido al vestido» en Boclhor, i<bi)l- 
sillo, abei'tura en el pecho de una riiinisa ó de un vesti- 
do, desde el cuello del luisnio- (que sirve de bolsillo ú lus 
Oririilnli?» cnoiido llpvnn cinto) en Ka/.., y de lo termina- 
éión ffalt. y port. cira. V. Dozy, Glos. y Stipl. 

ALfíixtnn.MJO port. Lo mismo que aljimerado. 

AiJiOAcn,; Lo niismo que tíguacii. 



183 

He mi donnn Quarpstnn justicia do In mar, 

Aifff/acitúe iris olmos, que $c han de sa!*ftr. 

Are. de Hila, C<tñt., cop\. 104Í). 

Algoce íost, aíffos, al/^ojfl popl. «Vino flHo del Rey de 

Cúrdobn con nJííOrahos i) non aUfortm O con amlnliiWR". 

Anal. Tolcd., p. 297. En \a prr-^irtmjfi ijuO rn ll'jrKÍÍiÍgÍ6 

Givoudan el Viejo rt los principes cruzados pora (jue fiic- 

rnn íi combalir íil foriniílolilfí (íjiji-cilodol ixry de MarHA* 

c.ns, Almaiizor, se lee (ap. Rjiynotiard, Choix de Pfte»., 

IV, 85): 

Tol les A Icnvis n mnndaU, 
Mnsmutz, Mnnrí:, Gotz i'- Bnrhnris, 
K no y reman gros ni mesqnis 
Que lotz no'ls ovon fljoslutz. 
Kvidentenieiilft se Irntn en c.«ilos pnsnges de Irlbus ú no-~ 
clones, como lu dtícIariielvoi*nl)IOHÍt''írf.s(caÍ»llu5)t|ucftm- 
pleo el IrovHíIor provenzol. Con efeelo, le voz jtl vl/90-J, 
fgens íjuredom Tnrcnnimu en Freytof?, «nnm d^ine p«vi- 
plnile turqnei» en Kuz.. es el nombre (Indo en Kaiptnú lo» 
Curdos, romo lo dorlnrn Macrizi (np. Qunli'íímt^Te, HiM. 
ffesSnfts. mtiml., I. 2." par!., p. 274) en el siguiente pa- 
sóse: ^UiSi ^j* j.** ^1 Ir*^ ^ ^ «cuando los A Igossé» v i- 
tiitiirnn al Egipto de In Sirian. Un cuerpo de estos puerre- 
ros se trasladó al Arrien en la segunda nu'lnd del ^gto 
XII, entrando después ol servicio de los Almotiades en 
cnlidnd de oripieros. Rn el siglo XVTI hoce UienciiSn do 
kWos i:u su Mission ffi-tforuií de Marntcvos el I*. Fron- 
risco de %. JMfin del Puerto, en t^nyn époco degouipcñ/i- 
bnn el ofleio de agentes do policfn y ejenutopes de justi- 
cio, de donde In ncepeión de «verdugo» que (liíne In dic- 
ción fí/y/oj- en el linbln porl. \. Dot-.v, lilos. In v. ttl(¡os, 
Algoiion, utfoton (ahhoton en Viltanueva, V|, 274> alfjoton 
«n Florez, E>ij}. Sfiffr..WK\\'. Í5M. tihffidAo port. De 
^jliftil íí/í'(tro», <inlgudon« eu I*, de Ali!al)l. ó tie ^^J^ eofíJ/i 
(gosstpiíuii) en Aben Cii/mi'in. tiiindix y Boíial. 
Algokau port. Lü mismo que al/ójiír. «En el Testamento 



isr> 

Ferdinandi i Regís Hispuiiiti: wru; íiOí, a\i. "Yepes ia 
Chrnn. Ont. S. Bon., \\. 

AixDiDMi porl. Lo iiiii^mQ que algnedor. 

AinuMAiZA. Di» Ls*«4.1 fi/ffUfii'it'c^, ««itits tnínnr» (aidrtíi) cu 
Frpvl.iií. V. loxío cil. ríii i-l rirt. ftf/Mrfirmt. 

AuiURisMO. Ui mismo que atgtmriitnin. 

Non S3Ú poelrin; nin sé tiCguriamo. 
Ciutr. Ue Baena, p. 432. 

Ai.iiMiiitiA, prov. de Murrio. l-<> inisiiio que. <tlhahac't. 

AuiAiiiz. Ord. de uyims de Grtineidti, ins., fol. 71. Lo mismo 
(|iie hahis. 

Aliim:i:na. I.o mismí» tpie «/«cc/iw. 

Ai.H.(ci)B. Lo iiiisiiiu qiii; í'//Jí/c. «<»li'u viña fiue era del «/- 
Artc/itf ytii;-n . Ord. de ntnniA do Granada, ms., fol. Wí. 

Al.irACHAN. I.o mismo qiifi aUwran. 

Ai.iiADAn. Pililo dc'I I)rfl20 y dol hombro, scfri'm Fontccha 
en sil Dic.Mtid, \)ix <^jl>-'^)\ alt'iMiah, nonihrti de la viMia 
cefálica del Jjrazo. A'ix. 

Aliiadkt rot. U» .í^íAj^JI alh-idiU, «didum vel fnctum; nun- 
lius, hi.storirt (viri); pcvul. Mii|iainmeilíi< pKCudo- pro pile- 
ta; dictiiiii fitcUiiiive posteris íniditiim»'. V. texto citado 
fin el url. atcorwi. 

AiJiADtA. Joyos memidns <|ii(' si; dicen ttOmdf. Ktrriinra 
d4' dofe 1/ fifTiiM dtí ínfis Alhfij, ntA. del Áfeh. (jen. dp 
Xotnritif! di* Grannda. Esta at-epción, que enlrü los iiríoris- 
ros tenia el voi-íibift >s!,\jí Aflf/íV/. se ronísei^a nrtn en los 
dialeclo.s oróbipo nfi-ÍL-fnios. Cf, linrlhnr iii v. f'nrbcUle. 

AutAtiiDA »;jisl. y molí. Cobi-e quemado. De ij^jjkjnJt athadi- 
da, «ferrumit en U. Martín. -Iiic-rro mcluN en P. de Alca- 
lá, *cobfP quemado» í-n Aben Biielfirlx. el onnl en el nrL 

" (jtfyflli. (fd /x'jci; írr.) «íic<-: «es el aUimiidn vn lo lenyua 
viilgor del Aiidálus». V. Dozy, G/os. iii y. Al/tmiidíi. Ca- 
«iri y Mdririfi. ' ' 

Aliuoi'-mií, fdJiftJome: Lo mismo qHfioífufftfmi». «Kt au mari- 
do (!rn aUmgemp*. Calila f' ihjmnn, í'ra*. ant. nli.XVt 
etl. Riv..p.23y24. 



m 

Alcuaqüida, aUiqticte^ luquete. De rj^iyl ai^uaguida, «ac- 
cpnsiot f!ii H. Marlhi, «mecha para encender» fin P.de Al- 
calá. Luquete y aluqtmU no son formas clinüimUvaSt sejpln 
dir.(> Dozy, sino la misniu dul nrt., como oiiiiiú^úll^v. 
AuiI;Ant^. Lo misino qut- «{/ó/í. , / 

Aij(it'Anis:bio, algofismo, aryuuriumo, oryorísiuo, íjunriitmo 
Cflst., ah/afigfiniyaiffort>inio port., ttÍ¡¡orittne\a\. IX' j-Jjlí^ 
foirfiresmi Y con el arl. afjoittire^mi^ sobronnoibre del 
ramoso inalomótii'O úrobe Abn Cháfflr Mohíimnieü ben 
Miisá, qiip pnsn por el invenlor de los bííjarilmoa. Ga- 
yangos (dos, del Canc, de Bacmti y Dcfrúmci"y. 

MiigiiPrnon tomo Ivi^ion 
En el libro de grfl<;[snio, 
Nin de arle do; ntffiínrümo 
Ove Utnla cosi.'ion. 

Canc. di' tíuena, p. 27*J. 

Alguaza. Bisagi-n. gozne. Sfgíin líozy, óe i^^H ar-rassay 

«vlsagra de mesa» en P. de Alcalá. 
AiJiiiAzii., nUjunzir. Lo mismo qne<///H0Cí7. 
AuiUA/Li.. Lo iiiisnu) qiKí ul¡/a:itl. 

Alou EDAR, algukUtr porl. De jUt guidúr y con el orí. aígui- 
dar, -.scnlellfi" en l(. Martín, «cscudillagrande* en'P. de 
Alcalrt, forma viilgnr pop j'-ía,! nl{/fitWtr, vOso de Ucrrn, 
lie donde la Irai: Dozy. 

AiAuíüiK. Andalucía. Agrací-yo, arbiisio que produce .uno» 
pequoHos racimos con granos del tnmnúo de, )o^ di> la 
gruoínlíi, de guslo rtciUo, Dü ^^^ü '/itcrf y cotí i-l arl. al- 
qiieiy, •agriú'» t-n Míir<;i-I, -acre, Qcidulüüo» eii Knzimirs- 
kí, medíante la ufncopa del ^ra y eonvurdiún de la sllnba 
ü 7«(r en gm^.CX. ncorota úa arenUo. 

Aij;i;kxí, íiIIh'jcÍ, ah'fpl, alr^wt b. Inl. De ,^j irn.Fi y con 
el ort. uhca.L-i, esípeciu de lela preciosa N'jidn con ííTO, 
<[ue, üi-gún Almocflrl |L l^ll» ^'- fobrJcaliu en Almería, MA- 
Int;» y Murei.i. l-Infielirinnn. "Miuitoit iluoi; tiurifitaos, nllo 
fi/jr/a>xtaurúte\to... elüliu .-L/£nut¿ aura texUi'». Vluirta 



Ferdiiiarieti f lic'ijis ¡JisfHtnioi certe íiOÍ, ap. Ycpcs ia 
Cki-on. Ord.a. Ben., V|. 

!Ai.GtirDAn poi'l. Lo misinn íjiuí til^updar. 

Ai.í!UMAlZA. I>r Ia^\ /ügitmnir-á, »iit\t\\<>xn\i\nv*(AÍririA) en 
FpeyL-ij,'. V. (t'xlo y\\. tMi •■! ;irl. nítli'hurun. 

Ai.(;inis\ui. L<) misino f|tic «/£;//íí/*¿f/iio. 

Xon ssé {lOfítrin; nin sé <ilgurÍHmo. 
f.'onr. fji' Jíni'na, ]i. {ttí. 
U ALHAimoA. [irov. lio Miiivja. Lü mismo que albakttca. 
f • ALHAHtx. Ord. df tigmin da Grtmadtt, nis., fol. 71 . Lo mismo 
que /¡abU. 

Alhacena. Lo mismo (¡un nlnc*'fitt. 

Ai.MÁciiE. Lo inidino que «l/fije. "Olra viña í|ue era del al- 
ímche ynra. Ord. de uguua dit Granada, iiis., ful. yu. 

Alhackan. Lo mismo que aUuxan. 

Aliiaüab. HíH-tr (Id lii-íiKü y del hombro, segrtn FoiiicctiQ 
üii sil Dic. Aféd. I>tí vJ»^-W ttMJtdnb, nonihiü de lu veno 
cefálica dclbrnzp. AIín. 

ALHAnríT rot. IV ¿-voíiil alhnUiU, -.dicUim vcl tncUmi; inni- 
tius, historio (ciri); jjcvui. Miilmiiiinedis ijsctidp-prophe- 
lis díctum fnclumvR poslertá tradittim». V. tcNto citado 
en el nrt. nlrorwt. 

Amiadia. Joyas menudos qno se dioen alhárfia^ B^rliura 
de dote y (irrfOi dtí /néa Alh<u,i>íS. del Arc/i. gen. de 
NúíariaAdit Granodn. ICslauccpción, (pieonlNíIrtaníoris- 
ros tenia t;l voi.'íiblo VíAí /(«</(>(. se consorvii ufiii en los 
diuliíclfis orAbij;n íiiVifiinos. Cf, Bocllitír iii v. Corbeil/r. 

AtUADtUA cast. y mnll. Cohrfi qnf niníln. Do tAtJjcJI Albudi- 
da, nlcrnimi» en K. Mnrtln. ihri^rro mi'tal» rii 1*. de Álca- 
li, ücobre qnrmnüo» i-n Alwn Hnrliiríx, <•! cnol en el art. 
'^^iiíi». fcl /3^j»,- frr.) dico; «os ol aUwdtda en la lenfiuo 
vulgar del Atidj'ilusw. V. Don-, OIoh. iii v. Álhadida. Ca- 
slri y Müriiiii. ' 

Au{\ú\i\iV., ttUmjemeA.n mismo que «//ii/yeme. «Klsu mari- 
do orn uUutijciueii. CaliUi (' Dymna, J'rw. afíU nts, XV^ 
ed. Riv., ]>.23y24. 



AuiAGiB, algagib. tAUíaf/ib rt pestaño», sobrenombre de 
AJiiiíiuzor. Crúfi. yeu. (ir b'ioriatt do Ocampu,'!." part. En 
In itiismn obra se i-egistra uihafjiO bnjo la lormn algagib, 
üñadifMidot'l oiilop, "quR quiera Uecirlíitito como sobre- 
ceja e liomc que tiene lugar de i-ey». Es lii pulftbra ar. 
,,.^3hL3cül aUiúchib, «siipKrciliuní» cu U. Marllii, «gardien 
dü rejílréc, chanibiíliaii (oííicier cctis^ tendré la portiére 
de rappítrlcmcnl)» cti Koz. lín Esi)onQ ern el nombre del 
lifinitjr inititstro k\v. los Culifos de Córdobn, cargo que 
subsis(i6 on Granada hnslfi la Dxlinción de la dínasUa de 
los Bejii Xrtznr. 

Ai.iiAiA. \.a mismo qtio 

Alhaja cqsL, cat. y inall., ataixa val., aiaxa gal). DetL^Ln.! 
alJiácka, «alhajan en P. de Alcalá. (íundix y Uosal. 

Alhajix. Lo mismo que alhfKVÍa:a. 

ALHALf. Lo misino tjiiu alhelí. 

AuiAtME. Lo mismo que alhamcm lo ncepeíóii df lúnicn 6 
ciimisfi. 

Aquiisln (ierra non lleva 
Átíiahnesnm alcondoras. 

I Cnnc. dfi Baena, p. 331 . 

Auiama. Lo mismo que nljnmn. 

ALMAMAit. Lo mismo que nljiímar. «Alamares delgados de 
Murcia. )i Incmi. de loa bienes de D. Gonsalo Paiomeque, 
. Ar/.. ílc Tolfdo, tm. do la Bib. Nw., Dd. il. 

Ai.iiauíe. Especie de lelo de lino 6 de soda. Túnica, e.imisa. 
Kii ol inventario de los dones ó pitfsenli^s que o-l Marqués 
de CítdizD. Rodrigo I*oiice de León envió á In Marquesa 
su cspot-a, publicado por el V. Lirininni» de Sarz (Vafor 
lítt las r/ioru'das ditranlv el rcynado do D. Enrique IV, 
p. 527), se Ico: «Cosos de nlhameria: doee pi<>sas do nlftame 
de lino: Dies piesas do allinmnsde seda*. íSegrtn Dnzy, do 
i.LfcJ) fl(íVí/)i ó fd/f'rn, vocablo de origen pei-sa, «tela cruda, 
seda cruda, csloOi de pfidii erudo" en Knz., rahrícnda en 
Almería, ciudad llamada por Aben Aljíilíb "del/íimy del 
marmol» (V, Miyár alijtibár, p. 13, ed. Simonet). En lo 



i87 

&ctv[tc\6n de tíinica {> camisa so hatla en los sir?tuciites 
versos (Ici Ctmc. de Baena, p. 511: 

Si al mi* provndes. nrpii mn someto 
De nunca vestir ciiniitia ni alhaine. 
Como observa Dozy, el vestido recibió el nombre de In 
lelo (le que se liocfa. hasíormusíiWííí/mey af/ielnio pFO- 

'» cítian deaOtrffíifí, mediíinlo la pjj»*nlesisdeuitu /eufónica. 

A.uiAme(í.v. Lo nli^ínI(J t|iie nl/ar/ntt. 

AUIA.MBL. G;inapan; nrrieco; bestia de corf^. Actid. En la 
1.' nccípcióu, <1<' JUw.1 (ilh'imnnH A J-'j^Ol alhámil, «pnna- 
pan» en I', de Alcolri, "mozo Ue coriii'l» en el P. LüpcIiuii- 
lU.TuinarÍK.l.iu.tdix y Rosal. En la3.% de jUsrJ aUiammér, 
«agoso, aeinorius» en Freylíig, «anier, et en gen. earava- 
nier, mulelier» en Knz. I'infilnicnt*'; on la .*í.', de ^UjoJI 
etthiniúr, «asno-», i'i di* íS^^^-J tiihftDuiltt. «bestia de carga 
(esté ú no cargado)» en Raziniii^ki. 

Ai-iiANCAiiLT. De ¿i;j,ou(JI al/utncfibúf, "orancort en R. Marlfn, 
•araña la telu» en P. de Alcalá. cEt di/enle otru^^si al/ian- 
cahul que quinr dezir aranno, por que scmcia h la teta de 
Xn^&r&nxiTis^*, XAb. Alf. thi mber de Añtronomia,\\,c^p. II. 

KuwsuAV., alhnndo'iup. Barranco, cañada, lí)nmUí, valle. 
\ie^o,ije>¿\tiliándar, "vnlüs» on K. Martín, «valle entre 
dos mojiles, barranco-* en P. de Alcalá (del persa t.>¿s). 

AuiAXDAL. I)u jJiiw,'! fithaiidal, «cotocynlhis». R. Martín Irae 
ül nonnbte de unidad \Xlitó./f<t/iíí/Í«cn correspondencia 
iÍQt-otü<jiiifííida. MariiHi y Alix. 

AuiAMA. líe )Uijs\JI fifJuinia, «cániaro« en R. Martín, «urcusn 
eri Froylufi. Marina y Dcfrí''ni('ry. 

Ajjiami.n. Mudicamenlo á propósito para la goneraclt^n. Fon- 
tectia, Dic Méd. De q**-3=\-' a(-h<tnin^ «afecto amoroso», r. 

■ H-^a- "desear con ardori». Alix. 

.\liiAK!íAnA {í'w La Gran Cotif/. de llUr., p. Ifll, ed. Uiv.>, 
ulhattjara (en Uf Cr<in. f/m. de O. Al/, el Sabio, fol, 325). 
S}etj,aj^\ aiáitfatn, nonihi-*! oniro los árabes del día y 
fieslfj do S. Jium, derivado del hebraico .in-? «concio, r«;- 
ííw, coficiopo/juU ad dics feslos agendos, Kjr/r,yt^i;, spec. 



qmr séptimo paschutis et octavo festi tabeninciiloriim 
dic cogí solübol. L/ícse on el íinntoral Ilispano-Mozárnbe 
de Ktil)I lioi) Zitfd, Obispo dt; illbüris, opAKciilo publicado 
por Siinnnel: "Rst dit>s fl//fwiv«rrt. Kl iri ipso cst fesUim 
iiulivilalib JüliujHiis fllii iíüccliorie't. Esla ftcsto, segíin 
SiinotK't, ac hnlla cu el Cnfvnd. .Ufr. Secar. Celubrt^bunlo 
tíiinhii^n los iiiuiíiitn)iinc's i'spiuiolfís y d*; flIii bftwii nií*n- 
clúii Aben AlciiUii, Aben Albüilrtf. AImncorI iII,86yS8), 
AImíi» Altnvrtni (AgrirtiUurn, I, 569, fid. df naiiqueri). 
Aben líOyrtn en su Potrnut dv Afjrktiffura (fol. a(i v., ms. 
d>- (ir.liKidíii, y ni niitor nniínlDlo úc. la obrn inlUulada 
Gt'o^ríí/í'«, cód, de Oayurigas. Cf. Me/n. Uii^l. E^p., IX, 
i(>2, Doz>*, C/(/jí. i» V. AUtatiJttf'o, y Sttiioiicl, opüjsc. ciu, 
p. :;5, II. 3 y 5. 

AuiAONAttsB. Acnsü d<!(^'»*UI aíhíuin, i'W)iiino\ ido, enterneci- 
do, n|lig¡do«,r. |^/i(f/iííí/,-csliii'Cüi)iiiovidíj, liullui-scpro- 
riiiiduineiito cmucioiKido do Iristozn 6 de ulegrtn, tnoy.rludu 
de n^ilaciún't, ó do kí-<-J rifhinna. «furor, iiisíiniü. Incui-n». 
Yo \üsí!brin; lo pueril, csijcrul, non la (|Lic:bredr;si, 
Et con bien e con sosiego dcsit, si oigo qucrede», 
Ltn'po vo-s id de mi puerUi, no vos ftlhnonetiet, 
l^nlrad miK'ho en buen hora, yo vert^ lo cjiío Teredes. 
Are. de l!il.t, Caiit., óopl. KM. 

Aliiai*z. De ^^«!^-1 alhúbtf, •cdrccl, prlsiOn». «Uem, volumiis 
(|injil íií/ío/jj i'l eiÉplionüs linniimiin sinl iii nivullo prir- 
dielu». Prioitc'jiít ttf [i')blt.n:i<u> (ilorginlo poro! Iti-y D. Jiii- 
nic i Alo» pr>blodor(?sdfíJlítiva.Salv/i ySQÍnxiIeRarnndu, 
Cotec. fií' (iiir. iwUf.ptint ht flist. ür Efp., X\'lll, 02-(». 

AlH\ot'i-'Jl''K. I^ii mismo qne ittfaquoqur. 

Ai.ii.\yti-;gUE. Según Oístii^, lo mismo que nUnfucque, 

Al.ilAyflN, «¿/«7«í/i(hii V'tllimutiva, XV'III,2íti), fxlphoqtiin. 
he „^7^]\ othii'iuim, »{\iAcM»,u>oAW\\-^, snpierin» en llaí- 
niujidij Mürliii. «niedicu, II:iico* i.-n í'. de Alciilii: tú mnaa- 
Lfu Juliotí Iki^pü Ho i:lóri)xo rl o lluidü el CobcDo so nüm- 
7»út». Liti. At/ifimes d''t sabvr de Asirán ., 1, 133. Lu forma 
f/^Aa<7«m8Clce en ejilootio pti^ugo, p. 7 de tu mismu 



189 

ohra: oEt traslodolo por su mandado Ihudn el Coli(?ne so 
ttfphaqtiifi et Guillen Airemon Dnspn, so clérigo.» 

AttiAiíACA ca.st., alíinirá Ijuso. Drínoslrocíón ó inoviniicnlo 
vigíenlo (It; olfirtn afi-cto. De sj^í^JI alharaca, «moUis» en 
fi. Morliii^ntnuuiniienlowiM) P.ilcAlaHó.CiUflfJixy Rusal. 

AtjiARACA. Laxos ó aüonios en los arabescos. Adorno en 1« 
ini^cr. Probo ble ni ente corrupción de s-'j^l fhP',r<Íruca, 
•■lniiueus» en II. MíirUn, V>í: a>j>a:<u'aca í> uhcarnco , mu- 
dado Iti xen A, se \\\7.n aUtamca, V. ajaraca. 

Ai.iiARCAMA. V. fíffámia. 

Amiav-\ha, aihauara, Cierte suerte de harina. Alix y Dozy 
IWic» esta voz úv. j^ljjíiJl athtiwára, «pan muy Moneo, lia- 
ñfto íliiíi muy bliiiic».» Vo prefiero derivarla de In formo 
^Jj^\uihafan,ncí\nd\áiiS, nilcinS" i'ii IVcylng, «harina 
buNica y despojíida del stilvadou en Abon .\II)eilírí 'fraila 
des HimpL, irad. Leciercy 1, 474). «Olrosl, (juc el aíhauaiv 
tic los atahonas, <]uu acá puerta en dozc ninrauedis el 
cqIiÍ^<'> Ord. de Ser., fol. 74. 

ALiiAxfx. De j;..,¿.r*ul aWajífje, clecUiQpio nercóliíTO liecho 
df?l pftivodc las hojas dnl cfiñamo qm' produce unn vió- 
lenla excitación nerviosa. «Hombres que no Ipuion ver- 
gtWnaa dcciíibrioporsc, oro con vino, ora con nlhfijcfj:^ 
que es más burato.» Carta de Alonso def CastiUo al nio' 
risco Fernanda el Farrng., m».^ fol. 2fi v. Gnynngos, no- 
la ais., a¡). Alix, Okm. in v. .Uhojcix. 

AlilWlxa* 1)0 «-¿.^aj.. /laa^/jca y con el art. alhaxica, nom- 
bre de iiiiidíid del vocablo anterior. "Sobro esto guardarle 
di*ue...decomer»jos,cohollfti¡. puerros, e culantro, escaln- 
ñas o el leclnario délo fojo deleañunio, aqiipdicen losmo- 
rosalhaj:ij:a.9 D.EoriquedcVillcna. Arfe Cifioria, p. 2». 

Alh.íytk. Lo niisíiío «jiic 'f/'íAí/í*, qn<', adtnnrts de "joyel.» 
liuj)r- i;ii V. iU\ Aloalú la ucepción de «hilót (flium en Rai- 
iRiiiido Marlhi) y la de «sartal de cnentrts.« «Pero tenemos 
por bien, qui; t/)rno la dicha Reino al Infarito D. Enrique 
ja guirnalda de las estueraldas i^ el aíkúyU de tos baln- 
xés.» Cnin. de D. Enrique lll, p. 434. 



190 

AtHA/.ARA (Hrniontlo de Fulgor, Crón. de los ^eycs Calúli- 
cos, ms. G. "2 de lo J3ib. Noc, fol. 358 v.). Lo mismo, que 
algusartt. , , .■■ ■ . ^ 

Aluiílca, nlhnlfja. Anillo !*• onnello. hembra (le) cerrojo. 
Guadis. Dl')uí>-JI al/iitcu, «oiuilus porta':" en R. Mnrlfn» 
iuiiTii''IIü, sorliju do IfiloiJ <*> do IiiiTr-o.. en P. de Atcató. 
Tamariz y Guadix. «-Et IlHinonla los nrábigos alholca que 
(|iiiero deciríiniKílla.u Lib. ÁlfomiesdeiHriher díí At'trpnpr 
mia, n,á61. ' ' ' [" '' 

XlheU^ atf'eilil, ftíhuiii cu Itnsíil. Ln mismo qiie afeíf. Uá 

etimüloglfl di? cstn voz corresponde á Laguna y A Rosal. 
Ai.iiKi.i.A pürt. Ij) mismo que nifelUi. 
Aliielmi:. Lo mismo tjiie íi//ía/«í'. 

Delgado como varal 
Troya Juno dr- I*er-i!H 
Un alhetme por librRii 
Ceñido eoii nn hyscal. 

Owc. de liiietm, p. 2S9. 
Alhema. Inlerprelundo Dozy un pnsíigr del pleito entro. Tíl- 
dela y Tarazoiía sobre derecho de riego, publicado por 
Vflnguoseii sus Adiciones ni IJic. de Atu. de Xac€irra, 
p. 3ü8, da por eliinaiogífl de «//le/íut, ,^j*^-^ alhinm, «\e<lo- 
dn, cosa probibida,» por no poder los de 'yavn7jcix^a ulilixur 
las aguas durante el lieiiipo que correspoiidiau á ios de 
Tudela, Calcbelus y Murcharilc. Yo^ creo que esta voz es 
la Hiisinn cpie alema. 
Alhens*a. Lo mismo que albcFui. 

Busca mupt'r de Inlla, de cabesa peqncnna, 
(labeMus ainnrillos, ntin í^ean de tilhainfi. 
Are. de Hito, Cant.^ copla 422. 
Alhkxa casi., at/ipnyfí, »nl. cal., offeiw, alcpna port., oñoá 
base, atJiíiH'iru gall. I)e ¡ll-cJI fd/wnnttú '-u<rjl fdhinnó, 
aaligna» en R. Mnrtfn. affmumu P. de Alcalá, rafz \^í^^ 
hanim, »anieñar, aliñar.n Covarruhias y Rosal. Tiste Ár- 
bol es la Inusonift ifirrmi'< de L., el ligustro de Laguna, el 
»(.rt^«, t)it/ir6íi df? gr. y lat. En I;i IrjiduLción »i ¡irab. de 
Dioscórides, se lee; --¿^jI i^e^jS^ u-j*s>* Considérase la al- 



191 

"Aííftfl corno sinAnima del ts; A-op/íerde la Biblia, de que 
se hoce ineiiciúti en el Ctuifar de fox Cantaren, 1, 14, y IV, 
13. Como 011 Iiis t!rmi>o*f do Próspero Alpino Ins imijcriís 
üel Norte de Áfi'ien y do Oriento usuii do |n «/A<">mi A gui- 
sa de cosmético. Kti Tiir(|nín cdii lus micos de esln plaiila 
tifien ordinaiiuiiieiilo lus colüs lí los cobniios. V. Üiosc. 
*/(«</•. por Logiino, lib. I, p, 77 y Ab«n AlbeltAr, Trmté 
des simpL, tmd. L^rtorc, I, r»"!, n, 

Ai.HERCt-:. Lo níismo que alffce. 

AuiiAHA. Lo misma que jarra. 

Mandidm poner vinnas pnra hucii vino dor. 

Con In t;hÍcQ ti/hinru nrml pueden ahondar. 

Are. dü Hita, Omt., copl. 12r4. 

Ai.nii.AC\. Lo mismo (|uo altihilca. 

Amiidada. Ln mismo que n/írff/f/«. «F.l sale dendt* un filo 
f[iie tía delle un (orndo olt oleo ct ú csLc flto liaman atM- 
dado». Ub. /I d^'l fífíogio dell Af/an. Obra» Agtron. de 
D. Ahñso el S/ibiOy p. oí). 

A 1.111/ ^\. De^^^AüjcJ nthi^nn, Mcastriini» en K. Míirlln, «ensli- 
llo, fortolc/.a. edittciu" en P. de Alculú. «ítem es asentado 
Y ocurdudo que el din que fneren entregados (t sus Allt^- 
Z8S lo dicha Alliamhrn i*- AUiisan, ntc". Capitutorionfg 
entro Uk^ Jící/cs Católicos y Uouuditi último Hoy de Gra- 
nado, Salva y Sainz de Baranda, Doc. inéd. para la Ifist. 
de Eítp., \ m,fi. Ai I . 

AtJirtciGO. Lo mismo que al/<ícif/o. 

AuiouER, ^WAoííc/"« porl. Lo mismo que athodra. «In qtia 
non ponam Ubiazaquia, Mxiutboderai». V. Dueotige, Glos. 
íti V. tíl/ec/ina. 

AuioDiu. ISsiiecie de tributo (jur los moros pagaban en 
Españu. De s-íaI nlfúrdo.t "coieclo-i en U. Moriin, ú de 
fc>j¿l alji'u'dn, i.Ímpol foncien» en Kaz¡nnr.ski. De íjji f&r- 
da, niiidíid'i a\/<iffia de \n I.' radienl en o, el -> (f) on h, 
y mediante In metátesis do In.'í dos rtltimos articulaciones, 
80 hizo hódra, y con anlcposición del ort. ar. at, al- 
hódra. 



A1.HOFRA. Hoya, fosa. He íjijfdl «/A(íy>-«, «Tosa» (vn R, Mar- 
Ifn. tclioyo 6 liuyu» en V. da Alcalú. «Kl lioniode nlhnfra^*. 
Lib. de Hahir.i't, niti. del Arch. AiJ. fie Gran. Esta vuz sft 
iTgisIríi tíimbÍL-n en el Tratado de /a^ nrimis del InfoiiLe 
D. Ju«!i Miinucl, Pros. ant. ale. X\\ cd. Riv., p. 2»ll. 

Ai.noj'k ant. <:jiíI. Lo niisnm que pI nvi> Ilomndo atundra. 
De _U'Jl affu'tc/u'h, «et pnrí!gr¡nO'>. Uozy. 

Alholí. Lo mismo que nlfotí. 

ÍAüB (likofís reniutun, pero non comen pan, 
(Jue corderos la Pasquo, nln «nsoroiies Son Juan. 
Are. á(t Hita, Cant.^ copl. á30. 

Ae.hoi.ia ant. Lo mismo qiir; alfoU. 

Ai-HOLi^v. Lo niisnioqiie c(//üíí(/. En Hílotlo voz sis- /ío/ía 
viile ciei'lü ef*pfíde de vestiilo. 

Auiolva, «//io/ua cosí., alffjlu<M, til/oruas, atforcan porl., 
al/olbos cat., allorbea base. De s*b» holha y con oí nrt. «i- 
holba, "nlhitliio» en P. dtí Alcalá, «fotíiiiigra-cum; nitírodo 
mera; pliuila^ espiíiosfc species el trsfiacantlia» en Frey- 
log, el -ívÁi; dt; los {^riegos, siífíi'ni Leclerc. V. Aben Albci^ 
tár, Trniií' des Simpl., I, -ití. L'rrea y Rosid. «Esso mes- 
inonon (rayan en los maiios cosa que rnol Iiuela, como 
easavara ó flores de sonto é pnlo du baludre, ó de box, ó 
asíifílida, 6 n/Jiolum». D. Enrique de Villenn. Arte CÍi*o~ 
r¿»,\y.2ih2\. 

Ai.Hoxmit\, alhonbra en P. de Alcalá. Lo mismo que alfom- 
bra. «De la tapicería, que son paños franceses de verdu- 
ras, i ras, i de tomai, arito puertas, i cocines, i mantas de 
pies, i ulhortibras, i bancales, i n-posteros...... Ley II, 

tlt. XXII, lib. IX, Xueca /iecop. 

Ai-HoMBitA. Especie dtí salpullido. Herrera. Lo mismo que 
a^foinbm. La etimología de <ísta voz pertenece á Casiri. 

Almóndiga cnst-, n//í>/irfcr malí., H{/í3fl<Yfyy« gall. l>e \Jj^ij¿\ 
atfondac, «ullióndÍM3, mesón, bodegonu en P. de Alculd. 
"stabiduiii") un U. .\(iirlín, "divei-sorium, pee. publiciim 
niercatoruní liospítiuní, ubi cuní suis uioroibus divuc- 
tunt» en Kreylag, voz derivada & su vez de la gr. itavwjye t«. 



193 

6 iT»«M« 6 Tra-íSy/a; «quitreíoil loul le moncle; aú l'on 

liílíLTge tout ki niunde; oíi t<uil lo monde s'asspmble» en 
, Altíxnmler, üicr. Crec-Freuifais. 
ALUonuoN. El fondo decunlnnípr cosn. E-a el ntimenlülivo 

cap. hondón, derivado de\ lat, /un ftu" y precedido, como 

dice Dnzy, de! nti. rtr. ni. 

AlhobI, nUiorh en lo ley 2.*, IÍt. 5, Iib. V| de )os Ordeaan- 
saa Rfialfis. Lo mismo que nl/oli. 

Alhorma. El rcol tS coinpomenlo de moros. «Cómo los cris- 
liftnos fueron /I In íiorm f>. fflllnrnn oi alhorma de Muley 
Aben Agí.i Crún. de Ü. Pero Niño, Condfl do Buelnn pop 
Gutierre Diez de Gómez, 2.* imtI/», cop. XIII. Acaso de 
f^\ alhóront, pL de^^a. karim, "lociis nriiptus circo pe- 
latium regisin qiiem exfirciliis.eto., conveniunl" en Frey- 
l8g. T¿ngnBf , íil efoclo, en ciitinln qne el íiHnnequo, tiendo 

' é pabellón reirt, ^c alzobo t\ modo de polncio en el centro 
del <yinipoinenlo de los moros, derramándose li su alre- 
dedor Ifls tiendas de empaña en donde se albergaban loa 
«oldodos. Tñnibiéi» puede traerse In voz alhorma de u^-Jl 
alhorma, «prnljibilum seu sacrum; quod violare nefas,» 
pii(!S, según me infortun el P, Lerehundi. !o- nioi-os que 
mueren en iinn guerra eonlrn infieles t^on leiiidos por 
máilircs, y como estos son enterrados en el mismo cam* 
po (le bfllaHa, podln llegar á sersnarado aquel sitio, como 
lo son en geucral todos aquellos donde estdn scpulUidos 
sus santones. . 

AiJjoRRE. De j3oj( aUiorr, idiber, ingenuas, uobills.» Casiri. 

Ai.fionnK c«?t. y val,, «{/í)rr«, íf£fór/cpürl., aurrco base. 
Do yíi-'l nlhorr, -inñamoción en el estomago ilo los niños 
qiifi produce en la boca una especie de ohes; coetra de 
leche, enfermedad de los niños recién nocidos.» V. Dozy, 
Sapplémenl. 

jionnE, anl. Cardenal del golpe, contusión. Acad. 
Como ornen non siente tonto frío, si corre. 
Corrí la cuesta ayuso, ca dfs: quien da á la torre, 



194 

Ante dise la piedra que, sale el alhorre. 

Yo rlixe: so perdido si Dios non me ncorro. 
Are. de Hita, Cont., cop). 981. 
De -sfJI nihorr, «inflíimaciún,» como lo os el cardenal que 
produce el golpe en los tejidos. Cf. j>- sULii achaque de in- 
flamación y V, 'üoz\\ Lcit re á Mr. Flfíischcr sur le texto 

de Ahnarari. 
AMionniA. Lo mismo quf fOforria. 

Ar.HORitKi. Alhorrio ó carta de alhorrio. En ciertas partes 
de Kspafia iiiítrumento ó escrituro que dan á un esclavo 
{pie se ha iihorrado ú Ühertado, por testimonio de que no 
lo es, -sino hombre libre. De s..2j> horríii, libramiento ó 
redimción. ¡írecedidíi del nrt. ¡Ir. al. Guadix. 

Aí.HonzA. Lo mismo que o/forja. La etimología que he dado 
de esta voz es de Juan López de Velasco. 

Alhi'isigo, nló^igo. Lo mismo que (üfúcujo. 

Alhoz, niit. Lo mismo que alfo^. 

Ai.ium:f.ma (*asI.,rf¿/(/,Tí7;/c/ po¡t. La plañía llamada espliego. 
La formo cast. viene de:i*ljN\.'[ aljacému, que se encuentra 
en Dombay y en P. de Alcalá con la acepción de «espliego 
olliucema;i) y la port. de 'sJ^\ aljaeéma, que tiene el 
mismo valor. Engehnonn trne el origen de ambas voces 
de ^J^\ o/Jn^áma, que se halla en Aben Albeitár, Trai- 
fd dos sinipl., H, p, 27. 

Alhurreca enst., alhurreca base, af/orrecas. port. Vasco- 
sidad de lu mai-, que se congela jí manera de hielo ó cua- 
jaroncs, la eual, si tocí! ú la carne, escuece. Según Guadix, 
de sJi,!j^ol alhíirraira, «ortiga.» Cosiri da por etimología 
de esta voz ül^JI alhiinéca, «agua muy salada que causa 
picor iMi la l'Miiíua,» que es la verdadera. 

Ai-HYNDM. Kstn palabra se encuentra en los siguientes ver- 
sos del Cañe, de Bacna (p. 181): 

C.n sabe por cierto que mi amargura 
l-'.s toda ÚGulhi/nde. 
Creyendo Dozy que el vocablo amargura era errata por 
rr/-/7[í/f////vf, interpretó en su Glos. alhynde por j^^ hind, 
que con la acepción de calibo (chaUjbs), India, se registra 



195 

en R. Mflrlln y con la de asfiro en P. de Alcalá. Pero el 
Jluslrf! oriunUiIisla pudo rpctiflcar su error, huiiíiuc! dej6 
ele hacerlo (-MI sü S///ÍÍ., luego que llegó ó sus iiiiiiuis el 
Voc'(balÍat.a de R. Mnrtln, en c\ eunl se halla la palabra 
juí hind y con el ai-l. rtr. al, alhind con lo signincftcióu 
de Mircí (mijrra). la mirrn, y como sinrmima tle j^ elixir, 
nueslni acibnr. 

AiJARA cnsl., aliñen port. Tributo que eiilre los portugue- 
ses (y caslellaiios) se pagnba para sustentar las aves y 
linlcones con que las personas reales bneíaii In caza. 
Stn. Rosa, EUicid. V\e»^\^^\(ilchibaya, orediliisn en Rai- 
mundo Martin, •ti-ibutum» en Froytag, otribnt, impot» en 
Kaziiriirskt. Esta snerle de. pedio se pt-estaba cuolidin- 
imuicnte y consistió en carnes frescas, cühiü lo declara 
el siguieitle pasage del Libro de ta Casa del Infuiite Don 
Juiín Manuel (Üib. Ven., MI, 28): «Di^benlos ifi \o^ gíri- 
MlcH) comr>n/,ard dar buenas carnes, pero non de cada 
dio, mas darles tres vccrs en lu soinunii cnrní! de gallina, 
et dos dins vaca 6 liebre. Et otros dos de otra aliaba que 
sea muy Tresí'-ü. Kl la otra snrnana luengnor Irs la atiaba 
que non fuere fresca. iCt darles tres días altaba fresca." 

AuiACÁ, «/iV'Ciííi, a/írtcrtf« casi., aliacrá cai. Ictericia. De 
^LSjJl alyaracán, «ytericia»' en P. de Alcalá, hebr. ppi» 
yaracón, .^r. ■/'tM^.i-.-r.i, ¿y;,cáTT,;, ■■¡uillor foriei, color illrí luri- 
dus, subviridis in facie Iiominum ingenlt terrore correp- 
loruní; flavedo, inarcoi-.» Marina. 

Aliama. Lo mismo que aljama. 

Velat «/íam« de los indios, eyn velar: 
Que non vos furten el Fijo de Dios, eya velar. 
Üec'ceo, Duiítode la Virgen, copla 178. 

Aliara. Planta de un pié de alio. Acud. Acaso de ^\ y^ 
ir/tr (por In pausa iciiar, ulichar con el art. lir.) altcaij, 
'•ÍKil[ínVo'\ct>(ptan(e(Jan(/rrcufej, ó de íjjjI**».! s^^l ichra 
fila^fóra, t>nombre de una planta,» nit^diante lu elipsis 
respectiva de alteaos ó alof/óra. V. Dozy. Siipt. 



196 

Au\7.\n, afjasar XiOH. Porción de lerreno ¡nundodo por los 
aguns ó ovenidos, Fonseca. Kn Vicyni lo voz a{¡a^ar \nle 
«icrroiio piiKslo on seco y rodeado por el agua tjel mar.» 
Scfíñii Dozy, úp. jyfr.^ alchÓMur, «Ierra e í\\\q fliictusmaris 
decrirscil.» 

Alicataiío. [.» obrn hedía de nzulejos líon derlíií! lobóres 
íirabpscaí!. Acntl. Kiiiidn<io l3ozy (*n un pusago ílo Alñía- 
carl ([, 124, 1. Ti) en qtie so Ice: mjne los Andoluw's pnvi- 
inoiilíibotí con azulejos los píilios de sus i'usns,!» opina que 
nítcatniift vieno dft oí*UJIrt/cn'(I¿,«losp!ilÍ'is,i. enciivólí^ 
pólesis obfo denlicatfidn dnnotjirin iiropiíiuiíTií'*: obrti de 
losptitios, A mi parecer el vocablo líUctitafio no es pro- 
bnblpmenln míis que corrupción del or'áb. ¿UaiT acíAa, 
p\, de »iaí, •ylraguliim top<;lumve,»' procedido del orí. ér. 
fii. Cf. Tadnílado, Mn/árra^c (lit. atfombrado) nn P. de Ál- 
cali, dfirivotlo de j,^ftir.p, nstragiiUnn, slrnlum, iil Inpn- 
ísim,stúrv(í« en FreyUíg. Tamhi(^ii, y con mejor acuerdo, 
puede traerse de o:Li..laa cotoáf, pl. dentliú catAa y crm r^l 
ort. ulctiftio, «parle?, piezas, corladurus» en H. MarÜri y 
I*, de AlcalJÍ, prii' lenep esln forma los nznlejns con que se 
revcsllan los zócalos de los palius y aposentos y loa sue- 
los de Ins madras y tarbeas moriscas. 

Ai-tCATR-s, (tlr'ciiRteit. líe L'jOJI al-iaccát, 'tenazas.» Mnrrnn. 

Aliceiii^, altJCrm pl. casi., nlhftrex p!. cosí, y porl. Azule- 
jo« que hacen guarnición en l.is paredes y en el suelo y i-e- 
nioUin In obro. Sejíún Kngelniann, de^)^"^! ulhér, que cou 
le sifiíiiflcaoión de íambris se encuentru en Aben Chobnyr,. 
p. 103 y líK). en el Idrisf, p. 209, en QuatromOrc, Ilisf. úés' 
mi/, mo/iit., I, 2, ii, n. r^2, y «'ii Abftn Jaldi^ii, Pro/ef/óni., 
II, 218. Abono" la oníerioretimologin el traducir P. de Al- 
lealá el vocnblí) ft/r;ífr por mrí-íarfíVw (ítjas— ), qucTpOzV 
interpreta en 5n Si/pl. \u)v "Íambris de petils carreíihx.» 
Sin embargo, como el alñar ó aticen signiflcn propiff- 
nienle azulejo, es decir, «ladrillo pt-quefio Vidriado,* po- 
dría buscarse su origfin en ¡(^"íJI alác/iam, •ladrilló» en " 
Morcel, vocablo que. mcdíaulc la trúnscriuci6ii dul _ i'<'h ') 



197 

por la s (cf. ^raflú de ^^-^, corro de j^, y véose el art. ati- 
xaba), el cambio di- la vocnl dü! áA?/"por ('. y el upócope 
de la a final, se transformó eii aligar ú tiltjcr. W etiam 
atO'ar, que tiene la misma procedoiicia. 

Alidada cost., cat., mol!, y porl., alhidode, aHdudfí tw>rl. 
De %:)^..Ju^otidú(ltt, voz sinónima en tiri códice arííbigo 
sobre el ostrolabiodií i-^la*- i.|(ígiiljiiMínR.Morl(ii,«n>gIn, 
pauta, regla de rarpii itero* en P. de Alcülrt. i^ngelmnnn. 

Aliema, aljpma. Lo mismo que aljama. «Conventio vero 
toUs fsl, (juod oninis uiiema, id est populo surruconorum, 
etc.». Concierto de D. AlforiAO II con ioá nwroa de Torío- 
sa Robre fiuyuítv trihutOit, üf\o de llT-i, ap. BorafuII, Cuiec. 
úedoc. ifuUl.jWWy^.T^y-'ii. V.n este mismo documento 
SI' encuentro lu furnia (djc/tm: «non donel omiiia <djeni<i 
Derlusoí). 

AiJFA. Xombre qiio dan en la costa de Mála^ja fl la caña de 
azi'icar de dos años. He uLi-/tóli/fi, especie tic caño fariin- 
do epigeios) en ICaziniirskl. Silvestre de Sacy en su 
Cfircit. Arái/.(U271) trae el pl. j_f^il=- con la acepción de 
Oi-íifídineta. 

Alikake cast., aiifoja cal. Tumor que se formo en los cor- 
vejones de las caballerías. Acad. De s^:^! wi-m^faja, 
«lunior» en Marcel, voz qiic, mcdinnle la versión del „ 
(ti) por la i (cf. Lcbrija de Ncbrisaa, (imeiu^ vasu, jarro, 
dim.cai't. de/ima, de nimbu»}\ del *. (j) porlay, se trtins- 
formó en ajffn/o 6 tiH/ofe. 

Alifafe casi., aiifárh val. El achaque habitual c|no padecen 
nlgnnas personas. Acnd. De w*üL-WI nljifófe, pl. iIü^^^as 
japj^ «lev|s<» en R. Martín, «liviana cosa" en P. de Alc»ló. 
Cf. s.í^jiff', "ligero, qtie no tií'negravodod» (se dice de nii 
mal), y yjj!^/(ffu, «poca gravedad» (deunoonftírmedüd)en 
Kazimirski, vücablos derivados, como alifufi; de la r. 
■j^jiíff'a, «ser ligero, insignificante, exiguo, pequefio.» 

AuFAiE, ati/o/h. lat. Cobi-rlor, cubierta. «Dúos ledos pre- 
ciosos, duos jdmuzalas greciscas, et dúos aii/afes». Ks- 
crilnra 134 de la hist. de Sahaguu. oUnam colcham do 



198 , 

ciclatoneet unum aü/n/e alfonega üine panno.... mium 
al4/f{fcarti)ia\0te¡\c..n. Inoentario de créditos de ta Con- 
r/fvti /)/ Teri'sa y ü. tiu/<ti:or fifc/io ftn H i*i^io A*//. Acod. 
de 1(1 Jiist. De wiU'JiJI al'liliúf, qno con In :iCí*j>0Í6ii rtií 
«noopertoriuní lecli» se enciieiUro en R. MnrUn, y con la 
cíe i'coioha de camao en P. d(? Alcfllí\ y en las MU y una 
/íorftí'.-i(l,82, ed. Mficníi^hti^ni. En lo escritura de donn- 
cxUw qiin en lOí'á r.lorfiú Mnior, \itulíi de Juan Ju&to, ú la 
iíilesia de S. Pedro de Coimbríi, aparece lo forme at^fh/: 
iiF.t uno I,i?n70 tirnz, ol unii almnzals perica, et aiifnj*. 
fue. de I-orváo, np. Sto. Rosa, f/f/ntí. _, ,, 

AtiFALA, aliphnlu, U/ara. Alboroque, convite 6 nii^rifindii. 
I>e -jL\al/áni/t, «conviviiirn» en R. Mnrlín. Li^éso en una 
escriüirn olorfrodn en el valle de Pí^dnida un IJ54: "eteftó 
pornto de nver et alipbnlv. Casi (odas las escHl»ra.s de 
ventas l»i»cluis al monasiterlo de Filero, concluyen: «sunt 
pacnli de prncio el n/ijo/írt/an. Muñoz, nota ms.,flp. A'lx, 
Glw. 

Alifar. En la Mancha, pulir, acicalar. De >ia- káfnta, f|iift 
en 2." Tormo vale «orner.embnllir, polir» en Kazimipski, 
procedido del arl. ar. y mudada en f In nhoqii>n dt; In t.' 
radical. __ 

Ai.U'.\si:, nli/thtme^ (iliphtiéiit b. lat. En sentir de Slo, |^09a, 
DiiDinííe y Dozy, lu niisnm íine "lifri/t; •(cobrrlop 6 cit- 
liifTla <ie cama". Sin emhnrRo, tymbji*n pudieran Irn^rsfl 
estas vocfís, sin considernrius erratas de- los rnpístaa de 
los cartulario?, como lo hace Oozy, de la arí^biga .j-^^-' 
atjiUi, «liiiteanifn, vesUnn-nlum" en R. Miirtln. 

Ai.iiiEU ant. Lo parle de la puorniciún de la aspada que cn- 
bm, resguarda ó defiende la mano. De ^L>^tníícAí'/-, iiom- 
biT cpic, ann'iur* pe crlia de moiiOF en Ii)<;dicí-i<innrínst'nn 
el valor de "pnnmicJAn, !»efxiir¡f!nd /» di-fi.Mis.T-. dfbií)í*\iíi- 
tifín loB dialectos nrftbíizo-bifpanos, <'n I"1í riinlpc ^ 
hnllo sil r. ^1 árhtnn en i't snntiiln "1" "H'^'-furai-e, dofi;n- 
dere, di^feiideiT tiiiurnleni» en R. Mnrlín. 

Alijar casi. Especie de ladrillo morisco, azulejo. All\. De^ 



199 

tjS^H aiáchara, lihríque» en Marcel, rjjjc,1 atacAorw. «la- 
ler» on K. Marlln, «IndriMo fie borro-» oii I*, de Alcalá. 

ALiJAH,((/í.r<'í/-. Tornillo ¡iiciillti. Acad. De lyu^l íwr-xftara, 
«s)tYii>»cn R. Mürtin. 

ALiMAn\oaf;l. y viil.. «/mi/íí-fV/.v. lUmóriaü cal. Seño, ohu- 
inodu <[iif> lineen las tierras de la costa. De tL^\ aiimára, 
Ksignum» en ít. Mnrtlri, "señal, signo por seriol"» en P. de 
Aleóla. En Frcytagcl pl. «íIjU.! imaráí sigiiificn «signa 
quibus nli<i(ii(i cognoscilur». 

Ai-iwo. Lo pínula lljtnuidií ijrz¡iff;i. Tot vez de \^X^ hálema, 
«nombre de uno plnnlo» en FR'ylag. Alix. 

Alinde. Espejo en I*, úp Alailfl. De a¿£ ^ f^ mim min hind^ 
líL. «tíspejo^íc acero ócsijcjo do la India», y por la elip- 
fii* déy.1^, pníñjool íírl. or, a/AíWj .'Bcior» en Hílol y 
Mapcel, sipniftcodosque odenirts dol de olndiiin, como he- 
mos visto pii alñindp, lieiip la voz juí tiind en los IfíXiciV 
grafos españoles H. Martín y V. de Aluolíí. Fn los Libros 
de Avfrónoniia del rey D. Alfonso X aparece la dicción 
alinde bajo lo forma at/lndc: «Et sea, esta pierna movible 

'"^'tlo nzi'ro, (jdefí//índett(ll, 118), y más odelonte (11,129): 
«lít loma nn pedazo de affiridc, 6 de fierro calrado cotí 
á7^rou. Kn cuyos pasagos el vocablo a/ftnde es el arábigo 
jkií /and en el sentido de ucrro. 
AuoMN. Prijoro de unas Ices jiulgadns de largo, i]ue tiene 

■'' el cuerpo de color pardn^ las alas dtí azul oscuro, con el 
borde de las plumas exteriores blanco y In cabeza azul y 
maiiclinda de blanco. Eslc nombre pnrecí' derivado de 
^j^' aldiQníij, pi'pjaro del género llamado liú /saíAa, 
«alos nigraft et ventrem nigntm liabcl, gtitur álbum duo- 
bUfi aiinulls uno flavo altero nigro nvmilnm. Tergum est 
cintMei colorís iiiaculati el lluvo panluní modo mixti. Ap- 
pellatur ^j^ quod non clorum et dlstinctum sonnm 
edil* en Freytag. Alix. 
Ai.li iiA. Lo mismo que a^/iiba. 
At.iZAi»\ port. Veslido morisco. De x*jcgta/c/í«í>í»í[, «li'inica* 

. en R. Marlln, "uyuba* en P. de Alcalá. Sobre la versión 



200 

del - (ch) pop la ; en el habla port., cf. sarro de íji^ zir- 



g<'Um de 



o 



X-c-Jb.. 



Alizack, ní(.-«jfi CHst., alteo f alicecej alicoree, aiicessetaU' 
sese port. Lo zotijn que se hace pora abrir los cimientos 
de eiinlfjttier eílificio. Acad. Do ^LJ*\ (ttiiíás, «riiiidnmen- 
tumu nn H. Marlin, i<ruiidaincnlo, eiiiiicntodeediñcio» en 
P. de Alcnlú, hebr. ."itcr«. (tuodix, Mfiriiiíi y Aüx. Úsnse 
esta voz, scgi'iti Mufioz, bojo In formo nlütis, en el senti- 
do tie dintel df^pufrta, en el siguiente pasagc del Fu-ero 
tie Morañon: oSi alaquis px vicinis cuín sua suporbía ye- 
nerít, e insfinnvei-it ad idliim %\\v\m vlciniim cum suo 
virio de sun alisan adenlro In doinum suaní, etc.». Colee. 
rfp Fueros mmiicip., p. -197. * 

Alizaque. P. de Alcol/i traduce alif/tf/tu; ó pnnf'a por típaq, 
qufilronscritoon letras nráh. es wMy ú >Jfl^'j voces que no 
se encuentran con lal significación on los diccionarios de 
la lengua olrtsica ni en los de lo.s dialectos vulpnres; pero 
que debió de tenerla en o| habla popular y común de los 
musnlmoncs de Andnlucia. lo denmestrn el hecho de 
leerse en Rosal, que alcanzó t;is reliquias de la gente mo- 
ra: «en firaUe es zanja que lloninn ulhaqiic». 

Alizar. ^'. uUccres. 

Ai.i7.AUt. línbin seca, planta. Sejíñii Mnrcel Dovic de tL.sc. 

fíCárn Y con el art. ar. al, ularúift; njugo extraído de un 

vegetal porcomprc8Íiin»,«tliccxprcssedjnÍccofany fruit 

or planl* en Redhonse. 

AuAiiA c^st., cal., val. y port,, aljaoa port. De k-jlvJ alcháa- 

bn, ofarelrn» en R. >ínrlfn. tiuadix. 

De otra mujíer non le digas, mas a ella alaba, 

El trebejo dueiina non lo quiere en otra aljaba. 

Are. de Hila, Cant., copl. 531. 

Auarihk cost, rtif/ib^be. nljfibebo port. <AIercader ropaw- 

jerou en Guadix, oí i|ne hace rt vende nljubns. De vW*^ 

nicltobbñli, voz que no se registro en los diccionario?, 

pero que, como advierten Alrx y Engelmann, se formó, & 

no dudar, ites*a.cAii66o, nuestra chupa óaljuba. 



201 
AuACUAN. Ia} mismo qu« pCirpura en lo Biblia Vieja de 
Ferrara. Cíi?lro. Esta voz es errata de «(/Vi/h/t/í, proceden- 
ledol hfíbr. p;-x ar^/rtmati, «iH'irpiirn, oaiiin; riibrtí, color 
príjtiosus, (pitíiit ex tmiriinim noiitinllb; spi:c¡i:lms in ina- 
lís mcdilcrronf^i oris reperlís liioiíinUipoeri Gosenitis. 
AIJA.FASA. \jn rrtisnio t\»Q aU/eJ/nfi . 

AiJWiA casi., cíit., poit. y Y«I.,fi/íVíf/í(( ivisl. .\ytiiitiiiriienlü, 
concejo, Iniesle (3i; nmros ú jiidíos^juiiUide luorosjiiiore- 
rfa, jtiidi,'H:i. I>- Kx-U^f alchamúa, «coiígi-egaLiOy grex, 
tiirba» pn R. Mnrfln, «-nljiínuí (U^jiullot*, oljiniui df moros, 
concpjo, ayanlaniñirilo concejo, cubildo de reriidoi-tís, cu- 
l>ÍIdo (le ¡Klrsiii. esciiodrn de gtínic» en P. de Alcalá. Dice 
I>tj?.y, citando íi Aben Juldún fililí-, des Serbüreg, 1, <i42, 
I.l2),fpu;la adicíúii fi !UÍ*a.cy(/íw/í'/(nlelsti^LaiiUvo!L>r.»,á^| 
filmoj-oijfi, oíos anciniios'», desii;iju)»i el iion.sejr» iiunjici- 
pat. Sí'finlíihiilo cüolíiuiera de estas voces, eneontn'i adose 
|{i úlliíjia con Uil seiilido en la IkOtfi de Ab'Mi Aljatlb 
( Biofji; de AbduUali bnn D"!n-,-n't>)^ ¿t cnyosí iiiii^inbroa 
fee daba ñl nombre de ^^ .' ■ tpie 6 anriaaii, wmo 

tic ve f*n P. do Alcalá, que Ipaduco «¡iiradii en \n .cíbdnti* 
l>or J'fiy. I. a nrfprinn de «íiinr'TÍíi. jnderinn, que mí da A 
ífi vo/. fi,l/f-mt<u no ha de cnteiidiMí»e p<>i- ul bíinin. íiiUo 6 
logar que ocupaban los muros y judíos en las cíiidnrles 
erisliaii.is de Es^ijuñíj, sino por el pnel)lii»'n m»^n íle una 
(i otra na4'i6n, f|ue os ol valor f|ue Lieinj en Berreo fDiwto 
de Ul Virt/en, c^pl. lüD y Mikiynm deNtra. Señoi'a, copl. 
r»ri4t» y en P. de Alcalrt, el cual Irae por rorrespondencin 
firób. de AfJf"H" (iejttdioxy Afjrinm d<' nior/M los sinini- 
r\iOi*/anuitt íu-'.*^\ y nnoifí (t.1), «pu^-hlodít mnnudos, pue- 
blo de lodos jrintainentev on o) iniemn lexicó^rarn, «pn- 
puUis» eti El. Mnrlh). El barrinO arrnlt.'den tpie liabilriban 
liKs judíos, llaniadu boy en T-^lurtii el iVc<^}/i, llovó ba entre 
los muros gronodinos el noinbr-^ de ^^*Jl ^j nthnd al- 
yahúd. V, P, de AlCíilíi, Voc. in v. Judería. Llrrea. En 
prueba de mi interprelación, I(*'e&*" en la Crún. dví Cid, 
lap. ü7j: uüii üia (el Cid) inundó llamar ú lodos tos mo- 



202 

ros de Vulencia ante si, é desqiifi fuorotí ante él todos, 

comenzólrs á decir: ornes í)ucnos de In aJjaniaú. 

AUAMA. Mezqiiilfl 6 templo de nioroi!, sluagogn de jtidfos. 
I)p »*LyJ íí//.7KÍmiVj^ "ecclosio, orntoriiim» en R. MArtl», 
niglesio, mezquita, templo» en P. do Alcalrt. «Saquearon 
sus cusas y sus aljamus». Mariano, Hist. de Ei^., líb. 18, 
cap. \h. 

Aljama ont. Nombre Uf itit Iriliula de Ircinto dineros que 
solían iniponer los reyes de Castilla ácada uno de los judíos 
ó moros resídiMiles en sns oslados. Coslro, Dic. AcWso se 
di»5 el nombre do aljama ú osla suerlft d*' pecho i>ei'Sonal 
por exigirse al ayuíiUtnitenlo ú eonceju de moros ó ju- 
díos lu übligaciún de recaudarlo y de Ingresnr cnelerarip 
pública lu üumu tulid ft que aseondlo, suputando lOa fiilli- 
dos de los r|ue no podían abonarlo. Si esUi cont^L-tiiro no 
salisrace, declaro que entre los tributos que In píenlo ra(^ 
ra y judín pagaba en Espofia, como el azoque, el aliuor, 
la alfarda, Ui ^¡arrania, )u si$a, Inalndnin^etr.^noencuen- 
Iro ninguno que se parezco ¡^ nljanur. 

AuAHí. La persona que hablaba hioyomia ó lengua caste- 
llana. Dcí ,s*^ áchami y con el «rl. a¡úcJi(vníy "Olju- 
nilado, bórbaroii en r. de Alcalá, «nondislincle uldibcrLe 
loquens; Barbaricus, ele libro, de imgua» cnFreytag, uiJj, 
derivado t\o -*-*■' cttvham, fbnrbarus, de viro et gente, (jiii 
loqtii neseit Arabice, qiii bni-barismís ulitiir, quamvíii 
linguu> suiL' barbárica- perilus situ en el mismo IcxiciV- 
grafo. 

AuAXiiA ciiál., port. y vat. I.a lengua iwuhc corrompido que 
luiblubtii) lt.>^ muros en ICí^puña. Nombro qiu; daban los 
moros á la lengua cast. Á,cad. De iLf.^'u:.'^! alácJtíunUr, 
fcm. del \oc.. anlei'ior, «aljamia" en I', de AlcaU, ijiio. 
idcnUnca esta no/, con cmlvUaiio (el idiumaj ul final do In 
«-.Nplicjiciún f[uu hace del uirubelo iii-db. eu i:] couiíettxo 
(lu MU Voc. «Ordenomuft i mandamos que pasodo?> '" -■ 
afios, W qual dielio tiempo domos para que puodnn los 
Moriscos aprender d. hablar i cscríbir nuestra Lengua 



203 

,.cas(f?llaa8, que dicen ellos aljamio, etc.». Ley Í,5, til. 2.", 
lib. VIH, \ucca liecopilüción. 

Auotu. Asambltia, concurso. Süciodnd. De s*!*;*^ (ilchtt' 
,^niyu. «réuuiüii, rossomhlciiieur., asscmbli^cn en K«zi- 
mirski. wDfistIc lo violonlo y tríiytloro mnet-le Ue D. Ju<;of 
Piclio,jiiíl¡o podtToso (íii In nlj/tmia de. osUi cuidad". Or* 
tiz (Íp Zrifíigfi. .Xni'l. fie Ser., np. Ciislro, Dic. 

AlJAftAPE. Lo misino que ajarafe. 

KÚA^wY.. Ltnmrtlifis*; nfjnrafe íln Sevilln unn nontribu- 
ción que se ppfííihn en cierUis pnrles ilc Andalucln. Con- 
sistió en el diezmo dol oceile, tle In oceítiiiift y de loa 
higos. Copnipcióii de J^i-CÍ ufjtwách, «provenlus, redllns, 
Iributumn en Krcytng. 

Aijaha/. cfil., uljnrsc-t ]Mirl. en Ifi prOV. de Bflíro. Sonso. 
Componilln <*> esfiniln. \iQ ^jS\l} ahhártíit, ftMntinnnbulnm'i 
ó de j^jíí--! cMiámr, "compnnnw en R. Morlln. 

AiJAHK.v. Lo ini:íni(» ipLC tt'.gorff, 

AUEHKNA. Murcia. \jí> mismo que aigebna. 

AuEnivE nnt. Lo mismo que aljnbibe. «Olro si rpio nin^íun 
atjabicc ni ropero no sen opiído de comprar ningnti.1 i-o- 
pa, ni íilnjii de paño ni fie frisa». Ord. de Gnrti., fol. IM v. 

AiJEDiíEZ onl. Lo mismo que ajcdrcs. 

AiJKMitAO anl. Lo mismo que <itf/enii/uo, 

AiJF.n, al/'ej. Lo mismo que alffv^. 

AUERiFC. Lo mismo que alQeri/e. 

AiJEnMiFAO ont. Corniprión de nfgpmifan. 

AuiBE cost.. nfjtthe port. I-n mismo que aljibe íprisióni. 

AiJiMKitADO, «/ymi{/í"<i'/o east., uUjimifrudo porl. Adj. anl. 
Afeitado, acieaindo. Castro. Dé,,)***UI alchemíf, nhermo- 
feo» <Mi P. d<> Alí'ftlíl. ■■ptilclieb» en M. Mnrlfn. y de In tf r- 
fhin.nciún /u/o. con inseri'if'ui en Insdos fuririíis i'illiniasdí^ 
uno r »Mifc*»nÍL-n. U(i>.y. 

AuoK.viNA, cofaina. Üo \¿*A-7í'.1 u/cho/ttintí, Mim. de uaa. rftf*/- 
nn. V. citfffbrin. 

Kuópxn cnst., port. y val.. afj'n,fiv porL, nlTof^e gall. De 
r^j3iJ) cUcbnúharn, faljofnr, perla grande aljofai-n en P. de 



ao4 

Alcalá, «mnrgtiritn» en K. Mjii-Uii, formo hisp.-ardb. pnr" 
^ysf. cbaiihar, de donde In tnujn Urruti, Moriría y Eii- 
' gttiinntui. 

Aljofifa. Poünzo de pono basto ú bayolii poru fregar el 
Mielg, vuz lie usij roniúii en Aiidolucln. D*^ sílassJI nickc/- 
/<//«, »a]>onyiíi« en B. Mmiín, "t;spünj« Ue liiar» en P. <ic 
Alcalá, r. ^jL^eha^'. «secor«. Engclmann. 

AíjoNiiK. _lx) misnifi que 

AuünjolI casi., ftlJuiioUf ajonJoU cot., ajonjoli base. De 
,_5Í?'^^^-' aivhonchoti, forma vulgur nríib.-Iiisp. pop q'^'^ 
c/iotchoiíin, "senien coriandri» en Freylog. Gf. Alcul¿, 
Voc. iti V. AJon/e y .ijonjóli. 

AuoK. Lodrillo. l>i' j^.1 td-larht'n', «loler» en R. Martín, 
nlúdrillodo bnrroi' en P. de Alcalá. 

AututCA anl. Lo mismo qun ajorca. 

AuL'»\ casi., cot. y porl.Casnca morísima. Xifíi*y^\alcfiubbti, 
«lútiÍL*íi« i-n R. Jlurliu, «üIjuljO" en P. iIc Alcalá. Urrert. El 
iiif/tnte luinú «I ii'v r;t prfijimlnlo qn»"* onnlfís puños (¡ii**- 
ria, el el voy dijoli^ ([uti f\ aljnha. ICl Conde Lnranory cn- 
xempIoXXIV. 

AUL-HKant. cast. y iioil. Lo nilírmo que algibe en fientid( 
do "fñrcí'l o prisión'». 

Ai.K.M.1 anl. Lo mismo (luc* álcali. 

ALKEiit. De J**jk.'líi/cífiY^ fijuMiíurn" en R. Murllii, «nit'diila" 
un I*. di> Ali'alt'i, «iii^lrtmionltiin quo niuiii^uru di.-flnítur; 
aridoriim. una etiam liqtiidornni* en Golío. Lt^CBo en el 
doc. lit. Cohrtin nwniin Coh'ñihryrrijip. ,\lix, Glos.iu v. 
Alhy'irej: «alfabocoirus nii nlitjuis fucíat alií*'irrs nisi per 
ntanntn «ii? filmutfizcl, el?il <f/Avi'rde VI oiraloles el me- 
<Iitint. (ifivanpoí;, not. ms. 

Alk£[<mes qiU. Lu mismo que «tquermc. 

ALLAiiunariiuta, dual ulláh, -Üius» I*, de Alcalá; A¿(/Att un 
los signienlós versos de In Dtin^a do la marríe ip. 385): 
Si nhifin mu v:iln, es fnerlo coso 
Ksto que me ii tandas auoni facer. 
AiXACiR. Lo mi^mo que afiuiir. QMuílOi:isehittoparaaa hei- 
dades, e quiutas, onde tintiao suas cssas, cm que esUiváo 



206 

no lempo do seu nUacin». Ct-tín. dol (^onde D. Pedro, lib. 
I. eJip. 13, »p. Sla. Rosn, Elncid. 

ALLEAZ\niA, KsUi vn/, c|ui>sl' eticncr.lrii en el Fuero Ue Se- 
piilveda (Colee, (le /utos municip.,\^. 2$3) y bi>jo lo for- 
mo atca-rcutia en el sípuiento pasagc <le Lloriírilrt (Not, 
liist. fie Ins Ires provincias Voscoiígadas): «El liubcüiil 
siias «//?«;///íiV(ít ((ii;)lii(>i' el Icnnt'ria (piatiior», es errnlii 
por«íí.'«ftfftVí. 

yVLLCtnA. Lo mismo fjiif aHiii/a. 

^ Liii_*|uro, U\ci£o nbrfvindij 

Diasque emite ttUrlut/a. 
De^ir de Aff. AU-nroz para eí Hfuj facimdote saber 
en commn era deupo-todo. Cumr, de ftaenn. 

Au.oz.\. La almendra verdf. I)e íj^l al-latua, «olmendra 
frutan (Mi P. de Alcalá. 

Alli-DEl. !-/> mismo que aludet. 

Almvc\kho. \ . ahitiUri'ro. 

A^M.iciíüA, almaycgn porl. IVtiueño cslnn(pie. CorrupciiV» 

■ÍHe^iLüL^J! rt/oiwí/íí/(í;«, -'¿Uing» eii Morccl. Dozy doi-ivíi 

^re«Ui voz de lyÁ-^ //ííísa<6« ijuc se encuentra cu íierggren 

I con el soiilido di? rttiirha. 

Iaijuacex, aíniajen, magncen enat., aimagacen cnsl, y val., 

■ almajctiif nntia:^cm iHtv\. I)« ^¡y^} idnwjzen^ «celia riiun» 
en H. MíirÜn, «aJmozcn, ti-oxQ de pan-' en I*, de Alcnlri. 

; (jundi.v y Rosal. 

AurACEiiLA. Cosa peqireíi», fftntnrn 6 sobrndn con t'titrod.i 

^^idepciidieiite dt* tu ]iriticipnl de la i-a^a. De f.i^^\ aUnaf-- 

^^ya, w&olurium» en 11. Marlln, ^casita eu qIIo» Pti el 
P. I-crch., sin. de R^jíy dniriya y úo. t¿j.gárja, comosove 
pnrcslc pusnged(ínti jlA.snljreOnlaioiA^ .j^^I oívV¿a:I 

«■laollióndigo, conocida por alhóndifí» dcrijinim, qm* con- 
tiene Ires cámaras» ofiliento ciinrlop, nncve almacerías y 
es tIecoNsIrncciúnontifíua». V.n o] Lib. di^ Ilabirt'K se haco 
rept'lidd inenci<'tn át almacería en el senlido de algóffa y 
C8SU ptiqutiña, y en unas escrituras oloi^ndas en Grana- 



206 

do ú fines del siglo XV (Arch. dol Marquís de Corvcra) 
se lee: íj¿ispJ J^l_^ ^^^Uajcj.; )^yc^\ nln nininco.nn (que PsUi) 
pii líl Ilatabiñ dentro de la i:apilal«. Sospceímiiilo Ijozy 
qii« eslo vox es de ortson Inl. la dnriv» del verbo mnncre, 
de donde iurjccdfn p1 vocablo mansión, el de la b. lot. 
maíteria (l^acanfie) v el proveiiznl morería (Ruy npüat'úf 
IV, 148). , ' ' ' •" 

Ai.M.<cir..\ cost., olmaijctm v«l. Lujaren donde se sícmbt-rtn 
Ins st-nnllns pora Irespiniilorlus después rt otro sillo, 
.iarrf. Mozy dii ñ esln vnz In inisiníi elimnlogfn q«c /i la 
i^ort. atmAcpga. Yo la creo olterncii^n de ^¡J^ nfmusrá^^ 
•fifírn» Pii R. Martin, «sembrad»* r-n !'. de Alríitñ. «rnmpo 
SfímlirndiJ» vn \\i\r.., vncnl)lf>qiie, medinnlela sfrir.opn del^ 
• (r) y versión del ain can/atha por niioslrn sftobn fjfL <cf. 
alyudára dejLilj«.'l, rtíntif/iira de íjj«LJ)), resiiUaría trans- 
ÍDrinüdo Gil füiiiá^ftfjii, nhiiñsegit 6 ttimtisir/ti. 

Almáciüa cíisl. y pidl., aUii'iirvm val.. nlmtfSl"ch, nitmíech 
cnl-, aínuUUga cast., uUnttsttque, aUnmaquen aniRon^^* 
C)OniAqucdv!}li)n i;I lentisco. t>c uU»^ niíícf:íCíi 6 ^v*'***** 
í(ííiíi/(jr« y Con td .trl. ulniústacu, "maslixn mi \\. MnrLln, 
"fiiihjtiMtín poniii" i'n 1*. deAlriiIrt. diíi-iviuln i\ su vi»z dí?| 
jír.fWTiv/T., luí. itHtstíCfl y mantichp^ í.-omt> lo hoce notar 
RoMd. 

AtUACftACA. 

Y íiobrorfin ttíniac/'ft^as 
pnra cionln vuinli* imtlas. 

f'uíic. di- Jíurla», p. tft. 
151 (ídilfir inltrrpn'U) estn viw poi- «üuiidm 6 caliiblO". No 
.sé .sictinveiidi^ «II !<igoíf1cnrit'ii> con tirpudla prdnbro lu 
flrfib. KáJui' ttIfítfict'Ar/i, qiio en forros pondo nci o dn «upora 
di' C'-irio" S.P ííui'ucnlr.n i'ii Ft, M'irKn. 
Aluauwa, tilinn'irnn, alfixuUnn, a.'fiurina. InsIniinento ii 
iiiíinrm dn mazo pom ninipfr piedros. I3« F»>aWll n//M"- 
/a/i«/»í, ■■in;irlrlus-. '-n It. Miirllii, "iijiii'ln >\- ni-inn pom 
inuler, inuiTu ú ulinoduiiux oii P. de Alciil^i. GuüUls y 
itiksal. 



á07 



A la pennn pesada non la mueve vna polanco. 
Con 



cueros el almndmws poco i1 poco se nrrniicfl. 
Are. lie Hilo, Caiét., itopl. 401. 
ALMAunN. De ^^^x*I}a(l/^(}fi('ll. "inetíiUtiin, niíncrir'S» oii Uni- 
nuiíido Morlln, "iiiolal, iiluiaütüj- en V. de Alcalá, «miii.'i" 
en Utílút. CovoiTubíus, Cañes y Marina. 

Almadía cast., port. y val. Holsu de inudems. Acocl. De 
KiA»*:l almitdiya, «radeau» en Matcel y llélot. V. Quatre- 
\\\<'.\f.,Hiíil. deamU. nutini., II. ITjG. Alix y Eji(i;i:lriíann. 

Ai.MAb[{.MiA, ulmattrmia nnl. Luj^nr eit qiiu se fabrican tejas 
y Iddiillos. Do Kij-Afcl (ilnMdrohti ú ¡4^1 almulrahn, «la- 
drlUur, tojar do harx-ii lejíiH, U'jnr do hacen lodi-jllog, ha- 
i'jviro de LíetTii» vM r. do AlculiW ■•(«Mve iiiiijifiin aiiicistro ni 
ulra persona spo osudo de abrir «//íj«í//'h«íí paro lobriiry 
Ii:ic«r obra ilu leja y ladrillo eu clloi». Onl. tic Grnn., 
ful. 1S2. 

AuiAOitAUA casi, y cal., almud rribfn pl. val. Lo pesquera de 
los atunes; el lugar dondt; se ejftcuUi y ol cerco dn redes 
couque se Iiace. l>e y-i+J) alnuidmho, «alniadraMo» en 
P. de Alculfi, r. ^^di'tritbn «lierii-" de donde tthmtdi^iba, 
ulieridtiro, gulpcuderuit, portpn* oncorratlos los alunes en 
fi! uliHtídntba peleón con ellos desde las barquillas jiara 
herirlos y niolarlos. CíuíkIíx, op. Cov., Tesuru. Do/,y Irae. 
aOnadrabíi de ^jf^\ aímásrubft ■dogur en que se liciideii 
los redes». Yo prefiero la etimología dol I*. Gundix, cu- 
ya forma, í|ufí es la do P. <le Alculrt. se registra n-pelida- 
meiíte y con el propio volor en el J/á. rtr. cit. en el art. 
Atmaceria. 

AijiADHAUíT. cast. y porl., uímandraf/tte, mnirftqiie ras!., 
nUntttrach cat. Colchón. De..lL. mairah y con el nrl. fil- 
uioirnh, "¡opelnm, niotuliif, matidafluin, tnnrfega.i en Hai- 
"tnmidn Martin, «lechón en Bocthor, «los colchones y lo 
ainatíi, logar en i]ue uno se acneptau p.n Dozy, Siipl. En- 
g»rlnuinii. Las formas mnlidn/ y maíalañum tienen el 
laistno origen. 



208 

E mfls vy por un forado 
Kiieima de un nltnadmque. 
Canc.df íiaena, ]*. i'M. 
AuiAmiAotiKJA casi., aUmidniqufixa porl. Dim. de atma- 
draque. 

O sy alinadraqucja ó ul^nIlll escoiiil. 
Cí'/ic. de Baena, p. ííi. 

AuiADiiAKA. Academia, colegio, librcilo. De k«.jJu modrasa 
y con el nrt. (dntndrana, ulibrerin de originoíesA en P. de 
AliUiIií, .iscolfi" f'ti n.Míii-lfii, «oscuela judlao en Tlólol, 
"Colegio en MopíioL (juyíitiííos y AHx. 

A1.VAVMÍIZ, alnmfiiru porl. Ln mismn qiii» alinirp^. 

Aí.mAi-'kua, atnuifferjii porl. Eslofu prosero y cloro; burel 
. Illanco y grusfiro. Lo misn») íjiip. ntjimrrrga. 

Ai.MAFiL íint. Lo mismo que marfil. i.Calices a rgentcos exa- 
rntos..., qiiiiitnin <le aUuañt ciini sus patena». Yepes, 
Ct'ún. de S. lien., lom. V, up. Ducaiige, Glns. 

Almafio. Lo niisino f|iie hiu/\/o en Moiil.«^frio, pr. de Gra- 
jjadíi. D(! o j núfi y co» cI nrl. au-fuifl, «riüiículumH en 
R. iMíirliii. ..lunojo ya crecido con siiuiciuleo en P. de 
AIcqIó, int-iliiuil'; la trnnscripciún del ^ por la ni. 

ALxrAFitR jinfl. Li) niísnin (¡un nlinofftr. 

A\M.\Vi\PA\V. poi't. Lo mismn ipio ithnn/rc.T. 

Ai.MAfiAcux. Lo niisriiQ qutí ulnmren. 

Ai.mm;ana. Ln mismn que atntaflran. «it,os derechos qne 
los moi-os di- líi Mnlflhn. f|uii os en el QnPinpe, tenían de 
atmiifjoim, nliiziír, nlfllrn ('• diezmos de goníKlo..." Ttt. del 
Cortijo de.tQtiflti>¡}e, Arch. de fíienes N(fC. \. etinm Lib. de 
Proffitióticoit del Arrh. Afnnict'p. de (irfot. 

Ai..maí;aña. Mrt(|niiin d*- giiorrii parji orrojíir pledi'os. Esto 
voz, que se bolín en la Gran Cotiq. de Í/Wr., p. láO, es la 
J). ItíU niotfann ü nia/tftrtna, nmucliituí quíuvis», pnrcedida 
lU"! íirt. nr. V, Durongc, Gh^. 

Ai.MAdASKs. Lo misino <pie atmacpn. 

Almacesto casL y port. ídmajeste casi. De ^'^■'■^F^ muc)mti 



ao9 

y con elart. eilinackisH, forma íir. del gr. íiryiffTTi. Rosal, 
Marina y Alix. 
Almaoita. Lo mifiíno que atmahita. «Facía ¡situr hfic salu- 
tatlunc et oblotioric iterum á Mngitis preliosís valdR ves- 
libiis vX nmrotoi'iis onmtur». Guerra de Lorco, Cat/iacftc- 
aié, Fol. rki. 
Aluagiu, tilmngrecast. y porL, nlmnn{/ra, alm/tngretia cat. 
De ijijl aimúyra, que siRnificn lo mismo. 

Estabn t-n un palacio pintado de ahttagra. 
Are. de Hita, C<tni., copi. 1280.' 
AlíIaofun, mnt)tan, trihvilo. De ¡.jjuJI rt'n/ííjyram, «coIftcLa» 
en R. Marlin «pecha 6 pecho ó trihutn, iieoho ([ue pajta el 
pftclKTOit en P. de Alojil/i. «Por almagran de los tiendas 
Oflioricntos suoldos." Sahtl. Colee, de Doc. itiód., XV1![, 
p. «9-74. 
Ar.MAíiCAXA. \jr\ \w\'i\no <\v\(i fiUnngrnn. nAlmnrjaanft^ que 
(luieii- docir pcchn de reRordc cadamaiwol qiio optaba 
sembrado nuíívnmrs. y del qiicestaba fecbnen barbocbo 
cunlro y medio-». lielac, de los derecho/^ Moñacos del 
QriPTt¡pf>, Arc/i. df BiPnes N(in. de. Gran. 
Ai.M\HAi,.\<yisl..////Hfí/jíí//rt porl., afmo/inlUt.ntmo/nUa cafit. 
y porL. E;}érciU), campamento. I>'^ UjciJI almohnlla. «bo- 
Inlln, sitio para cerco de lupar, real de Konteí; nrnindaso 
en I*, tlü Alcalri, «exercilus» en \\. Martin. «Y no se ntm- 
viendo rt pspíimrle, aunque holiin sacados» gente y su 
ntfíiahala en campo, se retiró A In ciudad de Mequinez. 
AfiusUn di* ! lorozco. ProJirt do la Matimora. ap. Castro, nic. 
Ar.H.xurr A. Couindrf. Dr; -í^^^í'^] (tlmáx-ita, «romlrix'» en Rai- 
mundo Martí», »nfiuladorn, correííidoi'adcafeites» enP.de 
Alcíilrt. «(ilrossl qiu* oyados nlmtdUUi por q»"*Mln que me 
dedí's». Fuero de Palma dtfl líin, ¡íib. de l/t AciuLdé la 
Jlist,, M. \i\, Colüc. de SnUiJttr, fol. 31-Í6. 
. iVi-UAiAi.. yerl)n. Lo tnisnio (jue a/m/irjo. 
AuiAiAR. Cov. Lo mismo que itrnwrjal. 
At.MAiNA. Alternciúri de olm/idrina, medittuLc la síncopa 

do la d y conversión de la a adjunta en i. 

n 



210 

Almaizal, almaizar. Toca ó touido compuesto de una ban- 
da O fnJQ con que loa moros y inorns hc envolvían lia ca- 
beza ó rnf)ílo(li*liirLniití^. Do ,'.«-'1 ahnüni-, óvñln, vosUdo* 
en FreyUig y Kaziniiríski. Alix y ICng(.'lín«iiii. «Aláronle 
las mimos (ú Mitliamed Aben Ihimeyfi) con un ulntaiséú^.é 
Hurtmln de Mrri(l'>Zii, Gtwrrd de Gntriada, p. ÍOA. En 
Almería y GraitJicln Imbio fiibrlcíia Ue nh misares ^ los 
chhIcs U>nínn iinn tonpihid dosde cinco hasta ocho co- 
dos. Embargos de bienus de Moriscos, Arch. de taAl- 
huiubni. 

Almaja. Derecho que tjc pagiiba en Miiitíh por í:ieríos fru- 
tos quf ím; cogiotí en sei^nno. De l*«*JI (tl/uac/ibú, «reditus* 
i'i) U. Mjirljn, perho 6 inipuesto, suprimida la silaba fi- 
nal. l)ozy. 

Almajal. Lo mismo que (Uniarjo. 

Almajaneulb, ainurjanecA^ aimtn/antHf, almoianege, <Umo- 
janege, ahnojnuffjui cflsl., aínmjftnt'rh »'nl. y vnl. De 
^jf;i^^\ ulmanchi'(nic,i-xí\ac\i\x\a'> ct\ II. NlnKIn, «Irobnco, 
inguiiír), pertr(!clii> pnrn tlrai*» en P. de Alcalá, voz A 9il 
voz derivado, como l:is de In b. lal. mangana o magaña^ 
d<: lü gr. uá')-;'»vw. Míiiiiin, Alix y Dozv. 

Almajar. Telu. locít ó maulo. lhi'js.-*ji almícha¡\ Nonibre 

lie una c^lofa qui; st* fiibricaha en Almet-In. de la cunl ha- 
cen mención ol Idrisí (p. lí)7 del texto ir.) y Alniacari 
(Aneilcc, 1, lUiiJ. Ln v<!$Lidiira recibió olnombi-edt^ In tiila. 
kE con grnnd jtascicnciti lo Lomú desque fué nnscido é lo 
envolvió en su nfninjfira. Caal. d Doe. del Hoy D. Sancho, 
|í. I'Ui. lili cI propio sintidn liu de iiilcrpriUar;**' ln vox 
al/nfi/artv du la ciipl. 889 dd Are. de Hita. 

Ai.MAJAU. ['anhiiio rumiado L-n loa ¡nuiodtJicioties di-l mar 
por las íilti'íicioní'S del mismo. De k^j*.^ aimtirc/t/i , por 
la metrilesis tilmáduir, «maniisu en Mnrcel y Iluinlwrl, 
uniomiíi, herhiiKes'i (>ri IhHuU 

Almajaha. (r/*//ífyVr/*<i. Tfírreno uljonndo con eslu'-rcol paru 
que gdrmint>n proiiL'jnii>ulo Iuh símicntuií. Kn lii pr. i\p. 
Muraa, ulmáciga, sünnllero. De Haj^ uUntisra'a, «ogtf» 




nic paiTcc pi-cfcrlblc rt Ins da Oíindix, Rosíil, Diicáne^, 
Kti/,iiiiiríki, liuííclmatmy demás ulltnoIugisUis. 

Ai-MANCKUB. SiUo A lugar en í|ue los pescadores tienden sus 
npnrejos. Dñ v^iJI rt//íí<^ín('(.'6/', «i^iidroil* oii IIi5lol, «sftio, 
Jugar en qui los posfailoi-os oxtieriilon sus re(li?s>i lín Ho- 
zy, V, Gftwf. y íiupl. Mnrina. "(Ui-osi, que ningún alnin- 
tt-uro do sabogales (1c iKjtil iidelante no Lomon txtmancebe 
fusta modi/ido i-l mes de Feijrero». Ord, de Ser., fo!. t6ü. 

Almanchau, //«Wí7í<írporl. Así so Hamti (>ii el Algarve la 
era va\ que so punen A líOcar los tiigos y ülros frutos. Du 
jO^Jf almt'i/t.v(ir, i'scctidei-o. lugar eii que se secan loa le- 
los, etc.» «'ti iiycllior. Mouní y I>ozy. 

AurAMiARAUi;, filmamlarnch; alrnandanique. Puerto no 
unturnl» yino hcclio ñ mano (se usa r.n Italia y en Espoñn). 
Guadix. Malec<Oií, nuirolla ú terraplén para d''foi>sa do las 
üfíiuis. l>e Sj-jj^'l atmadrnchft, u. (ie unidad de _^jw, y cod 
I inserci()n de una n eufónica atnutndrarha 6 tihiui/idara- 
c/te, "gradiis» mi !t. Miirlfii, "escalera de ladrillo (ípiíídrfln 
en I*, dü Alcjdii, Blevt-c de picrres conü-e les inondalions» 
cu fH>zy, «inialecon» en Aben Aljotlb (up. Mftller, Uoilró- 
ge, p. H) y on el C-irtrts (p. i:W), dond'* refiriendo 1»^ obras 
que el niV» r>ií7 déla Hopira (tl71 de J.C.) hizo el Mirnmo- 
inolin Abü Yacíih Yíisiifen ScxiHa, se lee: ^^,U-flylUij 

«Y construyít las dos calzadas ó arre- ^í^V* ^j***^ ^'r'y*-^ 
cifes del nimnndaraclic (muelle 6 mnlccún) 6 una y otra 
nuirgen del rio (Guadnlquivirl, 
Ai.MA\oit\ porl. Coleha ij alcatifti de lino y lana. -D. Egas 
Eróles compró d sucuñudoD.FrojaOsonidezyagumuger 
Adosinda In villa ile Viariz: pro uno Kavnlln rr ■ ' ■^. et 
una iilmiindra liríiíx». líoc. de Pedrosocit. por .so, 

líUtdd, De ¿y.A*:! títmanta, «clumís* en R. Martín, d' rho- 
da A su ve/, del Inl. /íriiní/ím f|iies«»fMfUfntr.'>fn S 

le d ntanlUf. Á lo qut* ¡.Br*^*"-, I,i ulnutndrv, comosu.Tilln 
wn clalqui ;trelosar<íb.-lusp.,bwaloa 

oficios de aiitiitu ^ uu mu^i ~'^Icha de catas. 



2iZ 

Almanouana. Según I« .Icnr/,, lo mismo que aimagra. 

Almaxjauha poit. O pj'io tnrt.) dn ntoFona, uu norn, porque 
puxa a bestu. Sousn. De í^^wJ! atmfu-hnrra, que sÍKiiifl<!ü 
lo mismo. V. Aben Alaw., t, MG-7. 
FAiJriANTA. £sla polabra, que entre sus ocppcioiies tienda de 
^dlntáciga, es evídentcmcíile una críalo, según el Dic, de 
Ui Acfid., en cuyü 2." eil. (1770) so Ice: (-y sií iiílviftrtí, que 
AUiiquu en \u !.• ed-d);! Dic. se compi-ohó lu voz utnmntn 
co este sciiüdo con la uuluridud (|utí ^igiic de Hcritiru, 
reconocidas ahot-ttla l.-iniprenióti dd año de 1513 y lu de 
1524, se halla í-n (inihiís '////líí'-iV/íi, de que so iiiflece que 
alnutttía es erralfi de las íjilioiones que dosptu'-s se hicie- 
ron». l>e enconlrarsüesUi di«:¡ón en otra parle, pieitso que 
íilnifwra no es otra cosa que nncstni vo?. manta preeedi- 
du dtil arl. lír. cti ul sieiilido de capa de csliC-icol con que 
se cúbrela licrra de labor antes de senthriirlii. Cf. manti- 
llo, dim. de manto, en la acepeiAn de estiércol menu- 
do, podrido y molido con que se abona la tíeira para la 
sicinljia. 

Almaülila. Lo mismo que maquila. 

At.3JAitACo casi, y porl. Mejonniu. Del luí. ttmtrrwan, gr. 
á[iá^»/( ó ájiá^»»;, precedido del arl. ór. Simonel. 

Almarada. Agujji de alparfíatero. «Al entrar en ella lo dirt 
con una almarada por dehjijo del brazo y lo ma(6i«. Hur- 
tado de Mendoza, Guerra <h Gran., lib. 1\'. De jl^j^Vl 
atrnijrá^, 6 ^Jjjt-^l a/m//V'íi», «punzón, lejífu»». Dí>?.y. 

AutARAX. Alcántara ó puente. Víctor. Ci-co con Dozy que 
<;sta voz es Iq arób. __j«JI «/ffia/wc/í, «jocus ubi adseendi- 
tur; instrnmcntum, cuius ope adscendilur, .«calo», lí de 
Jj*^l alfitirác/i, que coií la propio aecpeiiia de «scala* se 
encueiiti-a en R. Mnrthi. 

AuMAítAZ. En JJi [jrov. d<* firaiiafla In rnisnut i|Ui; fil/uararia. 

ALMARiJArt. Sf^iüu ]aCarj/Ír¡fi.r{a de lo bloaco: nuidi'rocun- 
ilradct del allurxc que sirve pora formarle, uniéndose con 
los porert ó )ilf'.ird«s. Üe iuj^l almirbct 6 ahnarbet, según 
la pronunciación vulgar, «lumbarc» en K. Martin, cuerda 



314 

parfl alar «no bestia* mw, r. fajj «Eravarcainaoj» en P. « 
Alcalá, «ÜRore» en R. Miirlín. Dozy. 

Ai.stAiiBAZ. F.n pni'tps fie ttsitañíi iiiia hciTaimentillí) ú esc^b* 
pío (le los cí!rpÍntL>ms. Giiniüx. IVrlvnlfl rste )exicñpiJ»fo 
(le «j. mnrobba, el cuofjra'lo, «quíiilrongulus» cu lí. Mor- 
lln. Tomo ignoro" quó s^orlc d« herró miciiLa sea cí'Iíi, 
9oIo piirclo flí»r¡f quo escoplo on /Irahe es ,Uuw mint^w i) 
j:\ju,nunci't f. nm cnyjis foMnfis Tin liom; nquelln voz ^e- 
nipjnnzíi, 

Ai.M.\ncE.N, (timaren, nnt. Ia» mismo qno aUnact^n. 

Ai.MAfu'.HA, orniajal, marjal casi., nlnuirffc, abtuirffoin, oír 
marf/eat port. Üo ^^f alwrvch, cVí.-ga ([iifi sí* labra, oam- 
po rnso como vepá, campo (|ue se labra, ©rbaítil, lupor 
de ycrbn- Pii P. iJe Alcnlrt, uprattimí en K. Mnrlln. DiAu?, 
Marina y Allx. , , 

AI-Mabestan. 1.0 mismo qiir alnvtristun- 

Ai.MAnoA. Tiorrn compaela. mis ó menos dura, mis ú JiwV-', 
nos posada ipir la gn-iln, Ciislro. lis la voz lat. nuirqn que 
sp (íncufintrn «n I'linio con la uccpciún d*i marga ó tierra 
blanca íi modo de greda usada para eütcrcolar, prc^did« 
del art, Ar. al. ,,, , 

Ai.m.(ih:i^s. Cora!. Ehvo?. nsada en la ak[utml8. Da ^^^ 
atmarchán, forma miIkoi- porj^la.^ morchán-, hehr. y »i- 
rluco''>;T2, al)n;\ lnc¡6n de »ny ais ^htoSíi-o, gr. •^•¡'{Kr^if »&>- 
mlt en I*, do Atc/ilrt, «coralhisn i-ii H. Martfn. <|Uft Irno el 
nomhre de imídnd; «margarita nihra, eurulliiim» en Vti- 
ller». La voz rtr. viene dírnctnmente de la pr, (AafíyiJJjw. 
Tal. tmtrfipUn. ., 

AuMvniAL, Lo mismo que tiimnrfaf. AfmnrintnA d'' vrnna 
nepnrl. ríe Sev. 

Al.M\iii«T\N. Km In voz perso arjiljljra j^úa-.^ muro;*U'ui y 
cun i'l arl. nhunfnxtfiti, "o.spiíal de pobresn oii P. lie Al<;orj 
l(i, «ilioftpilali'v en 1(. Marllii. Ali.\ da la foriuo ^Ua^J.*. 

Ai.MAniuXT. Lq mismo qim alnw/btite. "Ol^-osl, ordci^iinioa 
y rriarMl'iifios, ipie rl iliebo mae~'>lro sepa Inbiar $us por- 
tadas do jcBsci'io d(i diversas maneras» asst de romano» 



21G 

grasen) y clarSt voz sinónima de. cutcitra en el lexicógra- 
fo coUiIrtn. De Mjp*Jl al/nar/atxt ó nlrnir/aca, «cobecera de 
cnmfl. cúbe<;al A Almohada úe cob^ro» en P. de Mca\&. 
Gftyíiiiftoa. 

Ai.míkt\(;a rasl., almnrtech cal., aünnrlega. popt. Lítóiíii- 
rio. nc «$j^1 ahnóriac (del persa ,iS,ju«6jy\ «espuma de 
plomnii en P. (le Alcnlí'». Oimdix. Rosnt y Tiimüriz. 

Ai.wAHTAnA, «/ffiíírt^j^rt^ «/mtí/'íí'.iyrt. Kspecle de jáquimn 6 
cobezado parnaslríi los cnbnllos. Si;g\'ui Do2y, de )U3^*I 
nliimrfn'ii, y por tn conversión dol ain en .ga, atmártega, 
culieslro. \. Duzy, C/os. y .S7í/j/. 

Ai.MASTi^ai lint. (AragótiV Lo mismo que almadén. , «De 
mbo de «.'ni«Jí/eír/í un dinero». Act. de Cort. ds Artíg.^ 
fol. 22. 

ALM\STr:flA onl. Lo mismo qiif almáciga. "Otros mascnri de 
ordinario al/násfegn, en especial en Persin, é donde le 
llaman Mastnguy y sahuman con ellnelngiin que beben.» 
Tt'iVí-'ira. íh'gífn dt- Pei-iiia, np. Cíistro. /)ü'-. 

Ai.M,ÍSTiCA. U) mismo que alniácigu. *Kt nortezn de eocino 
(U»a niizns, aimá^ticd uno onzan. Ltb. de Monf. del Rey 
U. Afj:, nib. Ven., I, cap. 10, Apé/td. 

AiJMASTir.A. Lo niií^mo qiir; ahnáriga. «Tomad nc:ien7.o el ni- 
mastign do i'mln uno cunrtn de onzna. IJb. de A/ant. rfW 
fipy n. .!//■.. Jtih. VVjí., i, 134. 

Almai RAOi'E. Lo mismo f|ue nfmndraqae. Emhnrgux de bie- 
nes de Moriscos, Arch, de U» ÁlUambra. 

Al.MAlliRRO. uí iti-í);;! (|ii(! niiiKiin tilmntrvro (lo síitiOftales de 
oqul adelante no tome nlniíincebe linsln mediado f I mes 
de Febrero." Ord. di> Si>r., fol. 100, Tif. do los pencudftriv. 
Soyprclin Dozy al ñnid del url. Alnuuwnbe de &u Glo«. 
que liisi vtK'cs almti/nTo y tthnacufiro (U'^ast? aínuttrcfo) 
son f'rrnlas pop almanrcbeío. Yo entiendo que \xA A'ez 
nlnwtrerii sea dicción derivada de la nríib. .^isJI alttuu 
trn/t, üllou, rnilroitn en n<Mol. Marccl y Boctnor, «onlre- 
píit" en Marcial, que bajo In forma motrah se ent-uunlm p4í 
Kaz. con la acepción de «Liou oú l'gnjcttcquclqaccliose». 



118 

Alwaz\que. Lo mismo que almáciga. «Et «chorle encima 
de la llago polvos do sangre de dragón, el encicnzo et ai- 
majuqnt:. Lib. de la cusa de D. Juan Monuel, Bib. Ven., 
III, lÜU. 

Almazauuek. Lo mismo que ttlntáciga. 

Alma/ara easl., almncei'O val. Do Ij-^mJ] almapara, «torcu- 
Jar» en R. Martin, «moliriodeazeyte, lagordopísnn viios». 
en P. de Alc.ilá, nprensa» en H6)ol, «niolinD, sobre lodo 
molino ilu aceite y de ozúcar» en el Idri&f (Otos,), «lugar 
donde se vende aceite» en Dombay, 97. Guadix. V. Dozy, 
Supl. y U'iylremére, Hist, den suít. nxaniL, II, t(Í,p. ilü. 

AuMAZ-vititüx. AunionUilivo cast. de ^o*.! «/wff'iv, «lulum, 
rubrum; atolla rubra» en Krcytag; i<lierru injo cuii la cuui 

• se señala-» en Kaz. Alix. 

Almazei-a. Lo mismo que olmncelUt. «Üii« ningún oRcioI sea 
ossadü de hscer hazos de almadraques, ni de almocelas 
ni fustanes de algodón ni de sirgos». Ord. de Gran., tit. 
1 1 i, Ord. de ¡06 lt\ieítorcs de lieni-xfn y mantas, ful, 231 v. 

Almazen cast., aimascm, armasem port. V. cdniacon. 

Almga. Planta. Azúmb.ir; lu corteza del estoraque. De ««¡^ 
almeiti, ([ul- significa lo mismo. Tamoi-iz, Gundixy Cíiñes. 

Almeár. ftdiiiúr. l>el odj. lot. ¡netalis, "cóiiico, de figura pi- 
lamidaln, derivado de meín^ corrompido en meto/j/ficc/u^, 
meal y nie»r, precedido del ort. ér. Simonet. V- Qlo&. in 
V. Al-mcár. 

Ai-METE, atniice, atmit'a. O soro do leilc, que escorre do 
qucijo quandü o apcrluo. Sousa. De ^j-**-^ almeU, pserum 
latís (lactis)» en R, Murlln, «suero di: la leche-* en P. de 
Alcalá. l)v)zy lo derív» do ,ja^ nhnair, que se encuentra 
en el Gtos. iobre el Munrta-i por Aben Alliachchá. Yo 
prefiero la forma española. ^,. ,, 

AuMEDiNA casi, y purl.Di'x¿jju.|«í«íC(ii/ií^«liiciudaá," la ca- 
pital ó metrópoli dr un distrito 6 rcgiúni. Guadix. \". Ga-J 
' yangos, IlUt. ^fthc mohiut». dynast. in Spain, \, 529. 

AuiEUitA. CierlJi í^spncio di- p-n-hoó Iribt.ío. iV* í-y*.' olmiuwii 
da, «tríbulo» en Marcel y liúlot: ><• sin el {lan que dan ili 



219 

"■ftírttti por cada arado 6 sin las gallinas que lo dan en al- 
gunas portes é sin los hornos do lo sedo 6 sin el almadrn 
de la seda». Concorfün tfiic sentó el Alguacil Jiatof Aben 
Cominja con tan fíri/cs Caiólicoa en nombre fie Do<tbdit. 
Doc. inéd, p<tra Ui lii^f, de Esp. por Salva y Sninz de Ba,- 

píindo, vrii. 

lAuíEHUAR. Df! jynj\ tthnihunr, «a\¡s.i en H. Marlín. aKl 
metras en ellos unclaiiod tjiu; dizeii en ayixhi^n (tlntehuar 
que es tal cucnio el ni'eliunr del ostrolnhio. D. Air. el Sabio, 
Libros (id sabtsr da mirón., lih. I, de las armellas, p. O, 

, ALwniA. CóV. V. irlmcja. 

|Ai.MF.m\ porl. Rspafio ocupado por la barra dfil Robcrnolle. 

[ne íA**.1 olmeida, aniesa». 

JAuií^iK^io, aí/neirón port. Chicoriu silvestre, cndivi». Lo 
mismo que nlmtron. 

^Ai.MErTir.A, meitif¡0. anl. porl. Almoro, ou leve refei^áo, que 
*Se dava no Míirdonut, on Prrstíinieiro, qtuí podiu. medio, 
G arrecadabn os Foi-os Reales. I)c ui*.'! rdnxitn'a, v trnns- 
crito el ain cnn Q\faiho por ga, fdmít'ja. «Et pro almciti- 
'gn dúos sólidos». Sin. Rosa, EJwid. 

[Almeja cast., cal. v pni-t.. tvn^ijn gal!, y pni-t., nmeijtUí, 
amAjn, nmcjca pnrt. Ilol lat. mitnlm ó miíytm. gr. ¡lirj^, 
«la almeja, pez». Diez. El mismo origen tienen, senún Si- 
moncl, las voces nifijillon (porl. mexHMn) y morcillon, 
usada en Málaga. Abderraz/.fíc en su ^^yi ^aJ", traducido 
al frnno<^;í popLuciimi) Lecleír, triu- bajo (^j/*- caracol, 
el nombre j^jaI—wp^''". declarando que son especio de 
cnnrlins. \ . I^ecleri', Rcnfílafivt dc-t enignics, Tratít' de 
maii^n; mfdirtdr artih'\ p. M7, ySimoufl. G/oj*. ¡n v. 
At-ñiéjn. 
Almiíjí, almfjiu. Lo inisnin i|iití ainv-tri/i. 

[Almec/ía, nlfíiprga. Cuartel delieír» dispuesta para la siem- 
bra. Aunque no convmga rio lodo punto en s¡gnificaci(*m, 
tal wzde \LjJ\ almerga, «prado, pradera, [)rudo abundnn- 
le (!n plantas», n. de unidad du ¿j- niarg, •■stercoHs ovilli 
' globulí congregati; pratum, aliis herbls abundaus». Frey- 



U)g, Lea;., 6 i!c _^I áltnarch, «Cflmpo qiíc si' siomhrn» en 
P.dcAIcolá. 
Aa.Mc;NA. Cierta modiilíi (Id Áridos, irnrinn. Sn^íin fsle lexi- 
cógrafo y Kngnlm.irin, (!e L*.1 aimom'r, nminn: diijr tibné» 
en Golio, «niurisura- spccics» en el Kamus. Yo pienso que 
si la vozcost. procede inmedifitomente de la firáb;, esta 
Lrao su origen di- lo iir. ^vi, Int. tninn, «lihra y moneíln 
griega y roiiiaiiinv en Pliiiio; r>medida do tierra ile !2(» pies 
cuattrndosii «11 Varron. V. ForL-olliiil, Nobrijo y Wigacl y 

Morante. ' ' 

AuiENAit. Asiento dr hiorpct sbbrc ([iie sfi poriftífi teas on- 

cmdidifs para alumliror. l^f^ jjíj\ almcnór. «lociis liicis» 
nombre de lagoi- formado de lo r. ^ nar; «Uiccrc, splcndo- 
re». Müririo y Alix. > ■ - , ■. 

Almesaiía cosl.^ ijasc. y port. El fiiegoíiiie $c hocé hn )&s 
torres de la costa parn dnr aviso. Cov. En las sifírraninst de 
Cuenca y do Segura los hierros pn que ponort I» lí'n C-n¿ 
ccndida eii vra de vela 6 catídil. Guadix. l>f) í^UJ» almena- 
ra, ti. do. unidad del voc. onterioí-» qiift en la acepción de 
«almenara de azófar, omdrilero en fjiie loti ponen (tastóaí)» 
, se encurnlrii en H. ile AlrnhVy éníi !o de canfifUihrttm en 

" tí. Martín. Tamariz, Guadix y Urren, -r 

Di! noclie las ai/nfírinras por mas rierlo seer 
Olorgnronlo lodos, ouieron gront plozer. 
Lib. de Alea:andrv, copl. 1397. 

ALxtEN.JkiiA (.\pflgóii). Zanja que üonduee ol rio el n^un 'so- 
bran le de las acequias. De j^i^l alrrtpnfiar, «lociisin lluvU 
álveo e.SLíavntns ab aíjuti; flssiipa seu cánulis ca^lollum 
'^peinjlrnns per <|iicm ihiÜ ii(|nni>, liehr. mn:^ inirt/inraJ», 
KV'allis profuiiílior, aqiin ftfluens; foíJsa aquflp* pu Gosenius, 

""que dn ni nombre de unidad í^. t/tpfthnrn\n iMtima siig- 

''nifleoción. Dozy. 

ALMENtE, ttlmvnsp. iLofi nimcn^f.% dan ert ellos yn laij 1 ni 
largo, c asy abierto sacar lo de donlrft, e ponerlo". \ ille- 
iifl. Arte (Hmrhi, p. R6. lísln vliz obtwnre í's errata por 
almeuí^e y viene del ór. ajyji oinmsa, n. de unidad de jj*. 



221 

,yiai de origen sánscrito, «musa, nomen fructus. fleo simi- 
lis; musa paradisíaca*, «plátano» en Kaz., Bocthor, Mar- 
col, Lerchuntli y SimotiM. Y, Koscgartcn, Chrcst., 176, 
L«}on Africano, lib. !X, Sprcng, fiiei. rey herb.f 261, y 
--,Foi-ék. Flor., LX.X.VÍI. 

Aluerca. Lo mismo que ahnelga. 

Alues. Lo mismo que aimej. 

MJllf::ac^r cat. Bel ort. úr. at y del b. tal. muscaía. V. Du- 
/Cange, GI<m. 

Almesia. Lo mismo quü alniexki. 

Entró estfí cativo de sus ñerros cargado 
Con pobre almcsia, c con pobre calzado. 

Berceo, Vida da Sto. Domiaífo, copl. 560. 

Ai.MKsoií ciil. Fypiície de jncínto mós petit que'l coniíi; 16 
los tloi'á de un blnn clor y desptídcix olor de almescli. La- 
.[buriiia. De ^J— *1 oZ/Htí^Hí, «olmizcladoo. 

AiJtiKTOLi ant. cüsL y porl. Aceitera úolciizn; nombre arrib. 

usado (iíi PorUignl. Cov. Kn partes de lísp. y Port. vuso 

"pcqueñopnra aceite ([iieotí tlnstillalltinuin nlcti/n. Guadix. 

De^^^JI almolli^ «techitiis» en R. Martín, «nlcuza» en 

P. de AlcíiliJ. Gtiadix y ItosnI. 

Almkxi ant. rjist. Ln mismo i|ni' aUnejeia. «Vistióse un ai- 
niejci delgadas. Crún. de Fernando 111, fol. 10 v. 

Almbxía unt. cast. y port., almajcia casi., alinei-xia cnt. Do 
^.¿.jru-'l alntch-Tta, forma csp. por it-s^j*-., mifijrá, que sig- 
nifica lo mismo. V. Dozy, Glos. sobre el Bayiln, p. :í2, n. 2 
y el Dici. (lev nonis des cct, p. 142 y IW. 

AlmKz, níi/ií'jocasl., alme:;a baí=(:.,n/Hm/joanl.gnlI. Almez, 
almezo, lolonapnñul. Rosal. De ,j^\ ulmuú^, t-fobo sirio- 

r-.es, faha a-gylinco», «loto» on Boctbor, que da por etimo- 
Ic^a de la voz cnat. ^maüs. Yo prefiero la forma y--. 
mar* como genninamente española, V. Aben Loyón (ap. 
Lercl). y Sim., Crcsf., p. irjOj, Aben Alawrin, LiO. de Agri- 
\' euHurn, Irad. de Ennqueri, I, 333, y Müller, Die leUten 
guitón non Granada, p. ñ dol texto ár. Lo etimología co" 
rresponde ú üuadix y Rosal. 



222 

Ai-MBziA. U> mismo que almt^xía. Florión do Ocampo, Crón. 
gen., 6j1.350 v. 

Autun. V. alinear. 

Almirau casi, y cüt., atmibre^ atmibars pl. val. I>e 

ulmtbft, «sirupijs miva». SímoneL Léese en el Cfllo»KJiiri< 

de Kahí benSoid,delafioíK>l, en el día correspondí en le alj 

20 de Setiembre: V**-') v'^: j ü^^;J' ^'r^ >**í j^^ j^* ^ 

ciiyn vei'sióii lal. dice: An ipso iisquft ad nnein meiiRís fij 

siiupus deduobns gronatis, etsirupus micri^. V. Ddz 

Le Cttlcndrícr de Curdoue, p. f9. La formo mica, en 

rrespondenciode/V/tert, se encuentra en Jiménez, Nofrif^n-' 

riaturn Farm., 1,83. 
Almicantarai) cast, almicantarat casi, y port., admocrút- 

í^rw/, a/mMc«/j^«rffí casi. Círculos de la esfera paralel< 

al horizonte. De ■^\^Ai3LtJ\olmiiCtirtttiiAt,(\y\i^\fi\i:\fi nw 

' imo. Marina y Alix. 

Ai.xncEi.ERA. EspL'cift dejoyi'l. Castro. Acaso d^JAJf athfd^ 
zcl, «inauris» en H. Martfií. transcrito el v (f>) porm, el. 
(d^/ por c y aiíadida la terminación era, ó del liebr. cíl 

'''*ieji?#, oonnulus, inniiris-» que se enciienlrí en Rzoqüiet 
y en el Génesis, miicladf) p\ ; en m y el t <^" '- "Kn ni dia 
ese aparlnni .\.doiiai la hermosura de los cascabeles, y Ins 
listas y lunares: los aUuiceleraa y las manillnsn. Biblic 
Vü'/a de Ferrara, (';ip. I[[, profola Isaías, ap. Castro, Dk\ 

Ai.yiDAXA. Plazo <*) hipúdronio para t'jercioiosde eqtiitacií'jii. 
De ^^¡jk*Jt «ínieícífín, "ciimpus prelli'i en R. Martin, «pa- 
lestra, hippoJromn?" en Freytag. A", fiayangos, /fi^. qf 
f/if mo/i"rn. di/nnut. ¿a Spain, l\, Íft5. 

AlmiI'OR. Caballo en el Vor. di; la Gfrmnítia, Marina y Afi) 
traen estn \oz rteyUI almifarr, nidoneus od fiigam, movi-i 
iisque, Gfiuns» i'n FreytHf!. 

Almifora. La mulo iín d Vf)f. fífífí Gtfrmnrtáí. La misifnj 
elimolüíslo que tu anterior. . < ' ü. -J' 

Almigar. .\rroyo, corriente de «jíua. De j^\ itlmtichérr, 
«raudal, venage de.l agitai» en H. de Alcalá, «Ctuirs, lon^j 
gueurd'un coiirs d'eau; ligne dans laquelle i\ s'étendu 



223 

Kazimirski. «F^nlll habia uim puerta pequeña de piedm, 
que atravesaba sobre un poco de almigar que se hacin 
en aquel lugor. lut Gnut Conq. de Ultr., Cap. XXKEU, 
p. 169. 

Almihuak. Lo misma Viuti ai/>u'/ittar, \'.LÍb. del saber de 
/«ir. de D. Alf. el Sóbio, 11, 24«. ,.,i,.,.-: .; m 

At.utJA.R. Sitio doiiUe se ponen ásple^ las pasos y Io8 hi- 
gos. Lo niisnjo que alinixur. . 

AlLmm MU. Depósito del aceite que se emplea en el alumbra- 
do de las minas íU AhnudiMi. De J.a.UJl olmádud, y por lo 

. (ni^ia y (roiiscripciúii del iont final por la ;■, aUnijar, 
«slognum, plscinan en Kreylog, <'graii cisterna» en Dozy, 
Giof., Idrisj y StipL :-,•-, 

Ai.uu\uH\ <pr. de .Mtllngo). Palo que por una punía penetra 
¡su la pni'ltí superior del urbol do estfl colocada lo piedra 
ó rulo del molino y por c-l otro c\li*emo qut! tieiio figura 

.■curvo st! fiigouclia lo bestia. Lo mismo que el port. ai- 
■ni/wi/MT/rí. 

Almila (en (irnnadiíj.Uoruo do nlfoliarci'o. De \L melki y- 

^ con el )iri. at/nelta, «scr<»bs hi ciñere calitlo facliisu en 

Freytag, «■proproinont la Tdss^; daris loqnclle oii ollume du 

feu» en Dozy, Sapl. 
Alulmlü. Kiiel invciitariu becUoen 13Ü2 de loa biiMics de 

V- Gonzalo Palomcque, Obis[)0 de Citienca (/Id). Xa»:., Dd. 

41), tJcUic: fdoa (!Si:ribanlaadefust. doi/iiirnud nioriacus*. 

ICsla vo* es cort-upcióri do oIj^ midád y con el ort. ttUui- 
. dúdt «linio pora esoribir, tinta de huoio- en P. de Alculil, 

r. A. nwdda, «echar Untn al lintoiHin. Alix. 
AjLUi.NAport. O «ncoradüuro. Moura. De U- iniaA y con el 

art. a¿/i(4>)<i, npucrlodc niiir, rudaw. O Conde mandnu ú 
_ Rvi Vnsques, o Joíio Miirlins, quü fossem ató AUnina. 

Chfon, do Conde D. Pedido, cap. (i7. 
Alminar. Torre de las mezquitas desde la cual convoca el 

pIuiijKddcio ol pui'blo eji las bonij* ue oraciúii. he í'-í. 

nn'fiúi'A y '-A'U el urt. (dmcntirUj que bIgniHca lo mismo. 
AJt-M*NUAK. Pí'ilpilo. Düj^ miabíu' y con ol arU alndnbar. 



¿24 

«catfídrn predicíiloriim» en H. Martín* npúlpito» en P. de 
Alcülí, «cátedra ó píilpito en que se coloca el Imán 6 un 
Jatib poríi rezíir In orociún ó predicar al pueblo». Kaz. 
Ai.MiR. "Kt otros hoy que se crian ó las vcgadns en la mar 
et 6. los vegadas en los aguos dulces, así Oüino almtres^ el 
licus, el iinguilas. £.('6. del caballero e del escudero del 
Infante D. Juan Manuel, Cap. XLIl. l>el gr. ¡AÜpof, «el mn- 
cliü ác lo lamprea», pescado, mediante la transcripción 
ordinaria del úpniloa por la ( y el apócope del « final. 
Ai.MiRAn, tUmd'afjc, tiUniraj, nhnirnje. Lo mismo que 
Ai.MmAi. cast., 'dmiraih port., almirail cnL„ almiralln cost.| 
abnirtmt cal., malí, y vnl,, ahnirante casi.^ almirantea 
base. Según Alix, de ji^l nmir, agefe, comandante», de cu- 
ya voz formaron los griegos !^v*^i á¡i\;i).7,;, etc., que die- 
ron origen A las formas ruropiras amirugcj usada en Es- 
paña yn el siglüXUI,f^í/ii/.''CT/, (ifmt'rat, gIc. Sdiolerlas Iraoj 
de ¿[i-r^^Hr,;. V, jD(W. de Et^m. Frnnf. in v Amírat. Consi- 
derando Eiigelnuiun que en las primeras sllalias de esUt- 
voz se echa de ver In palabra amir y que el hecho de estar 
seguido este sustfinlivo del ¡irl. ai denota que lieblú tener 
un complemento, cercenado en las lenguas europeos, 
cree evidentemente que el susodicliu vocablo no es olro 
qutí jjü, pl cual precodidD i\c.j^]amir, suena umir-al-bahr, 
«comandanta del mar». De la misma opinión es Mabn. 
Por el contrario Dozy sustieiie con Diez. (Etym. V/Orter- 
biich) que el al de (dmirat, no es el arl. üv., sino lo termi- 
nación lat. aten ó fi/in^t, y dlísi^rvo que en la edad medro, 
cuando se bnblyba realmente de un comandante de mor. 
se añadía, después de ainiral, las palabras de la mar: al- 
mirogc de lo mar (Meni. Hist. esp.. I, :J0 et passim); tal- 
mironte dfí In mar fCrón. de 1>. Alf. XI, p. il2í«. Ápesar 
de In grave autoridad de tnn ilustres lexici^grnfos, confor- 
me yo con lodos tos etiinologistas (V. Mapcel Devic, Bicl. 
Élym.J en que las dos primeras sllfibas de «ím/'/'w/ con- 
tienen la palabra aniir, y de cuerdo cou Engeiniunn en 
que el ai de la terminación de aquel nombre acusa lo 



existencia de un complñmfínlfi suprítniíló, etiliendó que 

^'este no es ^j 6tAí*, sido j,^^f «/--m/í/, nombre qufí, se- 
guido (le ^^Aj"íI/Ua/»^/( íító,iIeiiotfilta «los novios dtítrán?- 
porlft que mniileiitorilrt cnmimiíTíiriúii entre Africn y Ks- 
paña«, segrtn su lífT- en Slono, /7¿<if. í/m berh.^ 1, íOI, op. 
r>ozy, Síifit. Pues bion; pr«^CfidÍ(lo et vocolilo jLs-yl nr-rahl, 
con Mlipsirt de AtoiiflaUís, (lo ^«t 'iiitir (A qiiitín, s«(j;ún 
Aben Jíildrin. citado por Kngi»hnoiiti, se confiaba i*l innn- 
do snprcmn de la armodíi, t-iiíindo sñ trnlíilw áfí nnn ós- 
pf!(l¡CÍ''»n novol (le ini])orlnncio), loinlrlnmos amirr ' ' I 
jcff; A romnnrlnnlo ílí> lo esoimfirn íli> transporl*?»; -uíiní- 
znda \n doblí' r y sincopnda Ifl A., In formo fr. nmiral y Ifi 

' ^r. d^AT^MiXTí, cnya /;; no es más que Id Icrminnciún del 
'iioml)ní, y medlnnl'^ la insorción ile uno / eufónica tlcs- 

'■ pues de lo a inicial, lo cust. almirul, cuya i^ltima I mc 
ííonvirlló m ai!, Ui y gli en Ins nispoctívns fíirmos <^t., 
porl., cíist. (^ ilal. nltnirnü, fílmiralh, íxlmirnlk', al/nirfi' 
glio^ ammiraaUu. Ignnl procedencia hay que reconocer 
en las dicciones cost. nlmirag, almiraífe, aimíra/y {tlrni- 
rtfjfi, y en In do lo b. lat. olmifayUín, cuya ff j J tuvieron 
hilBtn cnmien70s del siglo XVII un sOíiiiIo soint'jnnte ni 
de la II. Los It^rminos de la h. lat. admira Uu^*, adniiraitits, 
amirariiis, ele, que se encuentran en Oiieonfíé, no 'áon, 
pues, en mi humilde sentir, como creen Diez y Pozy, dis- 
fraces de lo píilobrn (rmír por Ir» ndicii'in de sufijos vorin- 

'flos, sino formas loiinizodos de los vocnlilos correspon- 
dicnles del hablo popular y comi'in. Finalmente, y por lo 
que respecta al c.f\i., moli. y vol. fíbuiront y oí cnst. atntl- 

'^rantt; soy de opinión que so füruiornn de alnuraH (¡I Int.) 
por In conversión de lo 1." ?cn ft fCf. cnstmorlandari do 

"fnortflitnít. nimnrgen de (íioy/,).'^, Íl/il. mtipcine de mngil. 

fr.mornedc margulniy de In 2." en d (ef. nlmidón de 

amr/ion), de donde ct vocfiblo de lu b. lol. ammiranfln$, y 

dé la d en í. Cf. pwv. mil d« nodug. y eíist, acemite de 

A*«- íícmírf y con el ürL ttssemid, atcaluielé de jLkJI'tt/- 

ciuac/id. ■ ■'!" '■ ■■ ■^"'*' 

» 



226 

ALMinAiiAUOLix, »»VtímíWio/í"rt. De ^^j*«yjlj*-l amir almU' 
inenin: principo tic los creycnles, cl solwrano de los fie- 

, les. «Y que den loilos los oti-os ilerechos como los dnbnn 
eii tiempo del idmirtímamoUn» . Asiento y postura entre 
Goin'alo Vivvnie ij ¡os moros de Morón. Arch. delTrib. 
de tns Ord., Eacr. ypríeit. do ta Ord. de Calnirava, 111, 
Col. IlOy IJi, ap. I'Vnuitiiloz y González, Estado sortaty 
poiHictí de lo» MudcJurcH de Castillo. 

AlmihamamuM. Lo mismo que almiramantoUn. «Conocida 
coso seoí*i lodos qnanlos«sta caria vim'Oii como yo Don 
Zijyl Abuzi.*yl, iiíetu d(! Aítnirttmasmmi, ele.» fínllariuní 
usdtnirt Soncí.i Javobi, mitio MCCXLIN', escr. II. 

AL&iiitK/. cüaX. y porl., atmii/ari.s, at/nofaris porl. Ue jl^^ 
ulntihrdj 6 y-f«5*-' idmih$-(^-<, "niíiitiirinliini" en n. Mnrllii, 
uulmii-ez, m'irU'ni» fu P, de Aleulit. (iiiiulix, Urreii y 
Rosal. 

ALSimoN, amiron Ciisl.. almeiráo, nüncinUt porl., uinarpon 
ctist. Lu oliicoriii silvestre. He ^jy^'^Uilamirún.íormíi 
vidgnr cnli-c los moros grniiodiiios (cf. P. de Alonlii 
tu V. Álmiron) que Iraei» Aben Buclorix, Aben Alboi- 
Uiry Abiín Allmxxúenel tílos. sobre el Mtmfurly clbidos 
por Uüzy (V. G/ojí. y Su¡iL), el cuul opino con Snnonol 
que la vuz úi-. procede de) udj. lat, ainartts, gr. ia-j.kv, por 
sil sabor niiiiirgo. V, C/'«c. in \. Almiron. 

Ai-vn'AR. Lo inisnio qiio olmibftr. 

AuxnxAit. Lii^.'ir diiii(l<> líeiideii los higos piírn pasurse. Cov. 
De j¿uJt almiartírr por nlinajrarr. «secndero, higar en giin 
se seca», c. -s ,t<UTn, csiccíiiidum exposnit soli oCrive 
ce&fem, ele.» Alix y Kiig»;lmyiiii. 

ALMi7.ATK.G;ive (> punto cenlnd de un artcsonado ó armadu- 
I» de lUQclLirii. Iltr sLu-j^ mtiamle y con el oi-t. alnniiMdt', 
oinediuní» en It. Muitin. ><el ccntrn de uiiri cub;)»; vor (pie 
pnínunclodfl coniu oltmitfote, si'fíúi) observo Dozy, so 
trnntifornm regulumionlc por el cambio de lo tt en / en 
almijatfi. Cf. nrkotí? úc ^If^juit (Uittrtiti'. .Stif^li' snr nncps- 
soiio paro nrm iHiniidura ochavo'l'i .'jui nhni^nii-.Ci sin iM, 



!»■; 



Iflbror un pnlo porn nnbon. López de Arenas, Brcoc comp. 
de lít carpinferút fh fo hUinro. p. -íl. Kn la mismn obrn 
fp. i6) se lee: «poi* fine lus rnciinos, que nntisnomfínlc so 
íiocian, aunque no son do mucho peso, qnoxodos coi» 
claviUis muy pequeños, y con coln, qucdoiido pendiente 
(Icln/múaí'\ etc.» 

Auiucí^, at/nh^tte caM., almiscar, almi&crc, fflmhqiiere 
poTl., alntütgup paW., o ImeAc/i eat, nlmicet, nimicelc val. 
Del ijerso-ítrábifco JLX—mt-í^/ífy coDPlíirt n(niiaqttp,n.úi'. 
uiiidiid de^ií»*« ntruc y con el arl. <ftft>ei<c, «pi-etioso odoro- 

. HKíiíli specie:»» en Fi-^ylíiii, "muscntnm» en H. Mnrlln. 

Ai.MizouE. Lo mismo (fue almi^clp. ■■Flrhnhn de si en lui- 
lir-nrlosp un ri\fir úantrni^r/ric». f^Cntofttinn, Ael. XIX. 

Almiztfxa. Lo mismo que nfmúct'fja en el sonticlo de gomn 
([uo dcütiln el lenüsco. «Assímismo so venden muchas 
oxorcas dií oro Morisi'ns, lipchas por sus (lueños', y eslns 
loles son huecns. y eplan lleUfis do cal y nlmhteca*. Ord. 

, (te Gran., fol. l;U v., 0/rl. di- ¡oa pltilcros dt» la poja. 

AUMüiMüANA, mobidnn/i. «Pofrabn mos el gíinado mayor olro 
derecho que se decln nUnobñlatto». Ret. de lus dcrcchm 
fiioriicmt dt'l Qiicmpf, Árch. dobit'nps nac. de Gran. De 
íj^l almitedda, «tributo* en Morcel y Htfiot, nñadidn por 
etifoniu In «liaba nn. 

Alhoca».\i..\ nnl. port., nlmurahaht anl. cnst. y poi-t. Kl rtl- 
jiebra; regla de oriliiu^liaí. (íiiadi.N. XiGfXiAt^fffniorúbtiUi, 
flcoiíipnracioni»: üj'jull; j*^l ^ <tit. la ciencia de lo re- 
ducción y de la comparación), "el álgebi-n». V. Doxy, 
Gtos. y Supl. 

Ai.MocAnKK cjisl., fihiiQcñoar, almocfioar port. De jjUU'I (dniti- 

r cábir, nhonsarloi» en P. do Alcab'i. V. Dozy, Glos. m v. 
Almorftr/ir. 

Almocadk\, almocíicn anl. casi., nlmocadem, mor.adfin anl. 
jtnrl., o tmogriden cat. Oc^jjuJI (dmocáddfím, «capitán de 
senté, mnostra de orden, mariscal, mayordomo, mayynil, 
piloto ih; mor principal, n)onari^íi, príncipe» on P. de Al- 
calá, t'prclalus" en R. Morlln. Covarrubins, Guadix y Ro- 



228 

sal. «Atmocadenm ilnnmii ¿igora i\ los que ontigunmAnie 
solían llamar Cübdillos de los Peones», Ley V, Ut. 23, 
Píirt. 2.' 

Aluocafe, aU)ioca/or,uÍmotvJi-e,amoca/reiarmoco/i-ciMSl., 
filmortij'r \-u\. De yL^u.'! almih/ar, •ligo el oniiie inslrti- 
menUim,(iuoeirodÍliir.. fiiFri-ylop. AIÍX..EI voculiloorrtb., 
que cinmos pnretintologfn, sñ ennientro en ima escritura 
flr. gríinatlirm de fines (Jcl siglo XV, perteneciente ai In- 
fante de Almeriii Aben Zi-lim Aiiiiaynr, existente lioy en 
el .4rcA.dcl Mnrquís de Campod'-jar. 

AuiocALLA aiit. cast. y gall. Lu inisiiio (juc almocela. 

Almocantahat. V. atmiccmtnmd. 

ALMociRAnES, mozárabes oii López de Árenos (Cftrp. de Unf. 
blanco). Luhor en forma de lazos qne su liocfa cu lus edi- 
flcios onligii'is. Acud. De ^J^JíJ almocdirbcf, participio 
<lftl V. ,j£i^ 6 jj^jS (comíniero en R. Mnr-tUí), oornamental 
carviiig iii wood or any otlirr motrrinU en W. Wright 
(Glos. sobre Aben Chobair, p. 28), formndo del sustantivo 
gr. xsT.Tiíí, «base, fundornentot. IX^niíSs de estas los ¿ríd)es 
dieron al v. y^jy otras signifleaciones, como las de «en- 
samblar, decorar las techumbres ú ortesonadoa con pin- 
turas y iidornus en flgnra de laicos; dorarlas, etc.» Eiigcl- 
mann y Dozy. V. Glos. y Supl. 

Almocat, tihim-att nnt. La médula del hueso; los sesos. De, 
«t-Li'^l aUnnjjñt, pL de kjcu rmyjn, «pars niedutíD» en i'roy-, 
lag. R. Martín y I*, do Alrnbi traen el ooleclivo .^* "'"/>'. 
«médula, meollos de la cabeza, sesos por meollo". Casiri, 
Alix y Engclmant) dan por elímologia el sing. del itombro 
de unidad. 

Ai.MOcxTKX. Lo mismo que abiiocadcn. 

Ai-MoCATRACiA ant. Derechos sobre los tejidos de lana que 
pe hacían ó so vendían, Ácad. Xo conozco nombre olguno 
de tributo (píese parezca ñ esta voz. Considerándola co- 
mo corrupción de j-XJI alm(ir.-i (sábela .*» pecho que se pa- 
gaba en irspecie |)or los mercaderes; derecho de adua- 
nas) ú af/mtc<ui por la pausa, habría que suponer la pcre- 



229 

grina insfircióii ie la silaba ira anlcs de la s flnal para 
que el vocablo ai-íSb. se tnmsformfiso en almacatras ó ai- 
manUriixia, inedlantc Iíi UTin¡nac¡<jn kt. Do no ser asf, y 
en el supuesto Ac. habcr-íe dado a) tribiilo el nombre del 
ortpfoclo, podría eslimnrse lul vez rt nhiocaíreicia como 
nlteraciüii de «■'jwaajl uünocatta'áí, «piezas pequeñas de 
estofa, paños de seda basta, retóles paru vestidos", lo 
eunl, intercalada nnn r entre In doble t enfítica y el ain 
ícf. gall. y porl. alctitrin del í\v. ij-jA*il olcadú', gr. mwo;, 
lat. cudus) y convertida la / final en c ijnlfinte de lit termi- 
nación m fcf. tristeza del lat. Iristifia, gracia de grufiaj, 
resultarla cambiada en almocatraciu, 

Almocvm. Es|.>ftdc de lela. He ,^-,.aa*jlrt/moríifCff6, mediante 
el apiVopc del ^^f6j, «estofa bordada con inernslacíoiiea 
de lanirnilas de oro ú pinta». l>07.y. oUnatro piezas de at- 
mocaseis». V. Saez, Valor de las monedas durante el rey- 
nado de D. Enrique IV, p. *»27 y QuotrenÚTC, liUí. des 
suU.momL, W, 2.* part., p. 75 y 70, y cf. l>o/.y, iJ/c/. des 
nom*. des üH.. p. 331 y 332. 

Almóceda. Derecho de dios de agun repartidos para algi'in 
término. De jüuajl «¿ni«c«rf, "oscensus" en R. Martín, r. 
iA**ff «subir» en I*, de Álcali, por el ascenso ó subida de 
las aguas que utilizaban en diss determinados los labra- 
dores de la ril>era de Njnarrn. «D. García de Mirnglo, ve- 
cino de Tudclo, nianífcstú, que el diu 22 de cada mus al 
amanecer abatían el agita de todas los acequias al rio 
(Jiieíles, y dural)a dicho nbatimienlo los días 23yiii y que 
oiar» ocupaban todas las aguas los de Tnrazona, y las 
tenían lodo a(|uel dia en sus acequias: que In agua de es- 
tos tres días se llama almóceda, y es de los bombi-es de 
la ribera del Queiles.» Vaiíguas, Adic. ai Dic. de ant. de 
Xav., 357. 

AI.MOCEI.A cust., ulmacetln port.. nlmocnla, nlnio-alla, al- 
mocela ciist., nlnioseda (en ViHanueva, Viajelit., \'í, 27>2), 
aliuti:al(n, atmoj(ilaenF\orfz(Eiip. Sagr., XVlll, ."332, 
XXXIV, 4S>, XXXYl, 43 y 00), alinoseria, al/im^cria en 



230 

VilIfiMueva (VII, 2J2, 2Ó3). Colchoneta ó coheznt; especie 
de cüpucIiQ (i velo de lo cabezo usoda en lo onlíguo; co- 
hcrlor ó mnula de sedn, lona i") lino nn porl. Sin. Roso, 
Eltirid. I)¡(?/, trflf ealns voces il<! mi dim. roiiirtui<^o fop- 
modo del lúdelo miif:p, n^rrn. bonete». Enffclmnnn 
rnchaza estn dnrivni-if'jn y da por elimolopln de nlmnroda 
y de sus diversos formos tn dii'cii'ní nrrtb. X»J) atino^iüá 
«pequeño tiípi/. sobre etciml ri>zfl el musninián». A los pa- 
snges ciliidns por Do?:y y KnKPtmnun on conflrmncÍ^»n de 
esta clrrnoloyf.T, piipde nñadirsp í>I «¡icriiiente dni Dirán 
de AbcnCuzmán, ful. :>!» v.: J^*^ ^ «í-h^ cr "^^ ^'j 
«Y yo estol eti tu fítmrtcétln mírniido 6 bt Kibta (c\ medio- 
dio, dirección do bi Mt-cn pnrii los imisulmnnps) <le lu 
amor. Dereeonocpresln nrocedenein, yo prefiero oripnnr 
tn voz espn ñola áf ^¿i^^nlmocnllait'túf'f^^^^ nlnm^'ftlln^ 
forma vulgar íir.-hisp. en el Glat^. Lcid.). que se enf iKMitm 
pn Ijiik* con rj propio vftior, i>ero solo en i*l sentido de 
filfiiniliro ij nlfomor, el ciiol, í\ móf! de sfírvir pera Iincor 
oración, pudodf>!;Mt)nr9e f\ cobertera nianto de cama y 
aun 6 cotchnnPUt, que es ni siBnifirndoqiir lienp nfmorj'ln 
entre In gniln populnr flndQlu/.e. F.n cuunlo h lu acepci/'jii 
de orapnnbn (t velo», puedo dnrse por rúenle di* In vox osp, 
la germúnicn mfttíe, ó In lal. amicnlum, «gf^ntis veslií, 
velamen linpum. pui'isRimumqiie, diversis robus accom- 
niodotuní'» en Nfbrijfi. 
Aijuooouvah port. El postor que tiene ú su cargo la giiorda 

del ganado. Creo que frsta voz es errata de almoroitrar^ 
en cuyo hipf'itesis es la nrrtb. ,tj*<il almUtuir, «pridatirsi» 
en R. .Vlorlln, «nutyorali. por serlo del linio 6 ganado. 
«Et matidamos oos Almocouearcft e nos Maioraes dns 
ovelliiis, etc.» Cosí, e Posf. d'Erora de i30S, ap. Stn. Ro- 
sa, Elwid. 

Alwocrate, nlmnha(re, nlm'^¡nti>r. aUnyntre cnsl., nncftn- 
íro port. Snl onioninrn. l>e !a voz pf rso-nriíb. ^l^jjt tm- 
no,rwiif. qiio signiflea lo ini:4uio. Mar¡n<'i y Ali\. 

Alhocrebc casi, y gall., atmocrece, alnutcreoe, aimoqueire. 



231 

almoqueoe porl. El nrricro áa mulos 6 recuero. Do ^/jU- 
^mocni'i \ con e\ art. (tlmocarí, nmulelerojí Tamariz, Ca- 
fies, .Wí\. 

Ai.Mm;AB^. Jefti (le policía. Du Jj^']nMif?;KcÍr,acíiniarlengon 
(siiiónimu de ,,,^'.j<\.1 alhác/iib), nclK'f di? la pólice^" en Ko- 
zimirski. "Rt vpstras tondas nullus Alv/icil. ñeque Alrnu" 
serifus, ñeque atmocuboi violenter iritrel.» C/tarta Afphon- 
sf VIH, ap. Ycpes, Vil, cit. porDncxinge. 
-LMO^Ai-A. I-o mismo que aímocela. «Et clontimus Ubi vein- 
te Lectos cum suos tapetes ot citmoctt/aa.» Escr. de fund- 
ad MonanL de S. Cosme y S. Damián de Coearrubiaa, 
ap. Muñoz, Coh'c. dc/itcros mttnicip., p. 40. 

ALUitDl cast. y val. \'. aUntidi. 

Almopdn. Cierta í^ucrtc do harina. De ^^j^'l aünadhún, 
••rai'inau en R.' Martín. «Otrosí, que qnalquier panodera 
que vcntli'.Te pan de Pirína seca por iitmodun, ú tihvxlon. 
por adárgama, etc." Ord. de Seo., fol. 7-1 v. Efigclmunn. 

Almodrote cost., aimodr-úch, aimedrot cat. Sal?a compues- 
ta de aceite, njo6, queso, etc. Del art. ár. «/ y del latino 
morfiUífii, gr. |*':¡it,t¿í. Nebrija, Covarrubias, Cabrera, Si- 
món el. 

Ai.MOi-AbA port. Lo mismo que almohada. 

Alh'jfaj. Lo foismo que atmofrej . 

Ai.il1ok\i.la eost. ygoll. Alfombra. Parece osla voz altera- 
ción de al/nocetta ó almocela; pero, de no serlo, podría 
tal vez considerarse como nielíitesis de r,*jWÍ a/jdmrn, 
«alfombra," medíanle In transcripción frecuente del^j fj) 
porlo/y del j (^/-^ por la /,ódeía«^JI aljamia^ «tapiz de 
lana flna, guarnecido de frftnjos,» mudado el * (J)^n/; 
cambios que transfornuí rían respeclivamentüaqiiüllas vo- 
ces en almofía ó alniofatu. aUnaJluündnofakt, sustitu- 
yendo wn /a(ka (a) al aocún de la segunda radical por ra- 
Miie» de eufoiifo. 

En medio del palacio tendieron vn aímq/itlla. 
Povmu del Cid, p. 3, col. 2." 
Alhufalla. Lo mismo que almahala. 



Yiernnlo Ips nxofídns de Ins mniu*!. al nfmof'üla 9.t %-aii lomar. 
Po^íitHt <le¿ Cid, i>. 10, col. 1.-^ 
Ai.MOF\R, almo/re ciisl., atniñfra porl. La ¡lorlí; de In loriga 
que fl manera de pófio ciibrín Ificalu'Zít. Vta SkJ nimtig- 
/ar^ «gnleo, cnpiil de fern oii H. Miirlln. ftlnriiia, Alix. 
Ln c6flfi rinnzidíi. Ufos conimn C8 híeti h^rbadol 
Atnnifttr ó cueslns, la üspado lín la mano. 
Poema (ivl Cid, p. H, col. J.' 
Almufari/ cní*!. y pnrl. T^o rnit=nio rnie nlmircs. 
Almofas. El üiitor del Gloa. dvl Conc. de Dacnn jdentincn 
osla voz ífon atmohasa, nñnrliendn qnp rii scnlido ftfnir»- 
do vale hnmbrfí enliomelido y de poco vnít*r. Kn f*fttp sn- 
piieptn r*s lo voz íiríib. r***%*.1 almohúsgo, "Almolinzo.» V. 
Canc. de Bnena^ p. .'>40. 

Almofáte porl. I,pznn. De t»**-^ atftiij'ifrt, «ngiijn.» 

At-MoptA casi, y porl. Escudilla fíiMii(l<^ letulidn y no lionüa. 
Dt! i^ü-* mójñtjft y con p1 oH. afmojfítja, «vofii» en H. Míir- 
Ifii, «pnropsiü nifignao en Doiuhay. p. Í14. Dokv. 

Almokhk. Lo mismo que ahiw/nr. 

Fué por darle por nnídio del vimnfre. 
Et Lib. de A ífnundrc, cupl n -10 J . 

Ai.MOFREj, Lo mismo que 

Aijk]i)HtF..\, nnl. casi., altutt/ffíij^c, tilntq/i-eitco, alninjifjctr 
porl. Lti funda oti que se llovn li> ruina de camino. De 
^jjjkji fil/iw/rá.T, ■•iilmofrox» oii P. do Alcalá, mcaIcIiúii* 
ffii t"añ»'s. Urroa, Hosnl, Alix. 

AuiOFiiKz porL Lo mismo mw- almo/n(e. 

ALMOCÁnAit. Lo mismo qiin tdmogácar. 

Ai.M'Xiwu rn»t. y piirl. Lugar de ta seDlina dci un buque 
donde so juiílun los lunderos. De A^^-Jt aUnúchnm'a, 
«coníircgalio, Oüncilium» en R. Mui-fln. Cf- mthenm'ti at 
twdiii, ■jiMiln dn di>s riosn rn I*, df Alral/l. U»(zy da pur 
rlíiiiologlrtla Íovíud %»i^^i atuuirhfimr, i>\iiv>»i'do n-uuiún.» 

Al.uor.Sn^Bi;. Lo mismo quo nlfítoyácur. 

Almogataz. Moru bniiluado a) servicio doEttpoña en los 



_ 233 

presidios do Arrien. Do >^^!aijl (tlmogáti'ts, «hnuUzado'i, p. 
j«Ja£ ((lie en 2." forma val» «íwulizor». Dozy. V. Mem. líütL 
£sp., IX, 7t. 
Almooaua. 

Fel moiY) Almosor 
Seiitior ilü la {n-nle broua, 
E Marboqup, bunti lírjjaclor 
El setinor de I» Aíin'tgaua, 

Porma í/ff >1 ifiman et XI, cnp!. 1785. 
Eslo es, cl jeifí dn la í^xpedición guerrero ó de \t\ hues- 
te que tenía por objeto extrafíar In tierra enemiga. En 
Inl supuí'slo os la pnlnbra aráb. e^yj^-'l ntmoffáuara, «pi-e- 
rtijcio» en R. Marlfn, adnognitn, suprimidn In silaba flrinl. 
Ai.MorJÁVAR casi, y poi-1., ulnMf/wcrf alnmgaver col., almo- 
gatárs, nlmot¡aeénf pl. val. Corredor, algarero, soldado de 
rri>nlRra; adniid 6 cosario. Rosnl. Adalid de coi"sario8. Ta- 
mariz. Dít j¡\kJS ulmo'jáiutr , "guerrero» en Mnrccl. «corre- 
dor que roba et compon en P. de Alcalá. Alix y Engel- 
mann. 
Aumoheua. Según Guadix, vale liijinr celado y guardado. De 

JxJi filnmgár, iirgveriin. cueva». 
Ai.MonoTR. Cuerpo dr inranlerla puesto en orden de baUílIn. 
Cormoi), Di'c. Dií ¿^ju-'I tilnwff/n, y por In pansa nlmAt¡n(s, 
«lucha, combale, guerra, pelea», ó de ?a31.<-*.1 nlmochá- 
hidOy «certamen cum hosle* en Freylog, «lucha, gnerra, 
combaUí, ¡tabre todo contra infleles-i en Kíizimirski. 
Almohada cost., aUno/ah porl,, nlmohmió, aumcnl. vqI. Dg 
K jo:wJl almojádda ó pjwi-*;! ntmojáddn'a (en Mapcel), «piil- 
vinnr'i en R. Marllii,"'«funda de almohada, almohada, co- 
xin de silla» en P. de Alc.-ilfi. IJrrea y Gnadíx. 
Ai.MonAi.i.A rnst, y port. I>e 5d>-'.JI rt/HíoA«í/rt, ncxcrcilusnen 
R. Martin, forma que se acomoda mrts t esta voz que 
s.l*u ninhnlfn. etimología de almohftla. 

Desde boy en siete días tu e tu almohalla 
Que seades conmigo en compo á In batalla. 
Are. de Hilo, Omt.y copl. 1050. 



234 

Almotiarrax. De ^y^i a/mohárronif «nlmoharran, primer 
mes dol nño ¡luiür úr.» »\ nlinoliurrtm iiuii punemas sen- 
nol por la rnzüii mpsma que aufimos dicho de yeneroá. 
Lib. del mber de Á6tr. de D. Alf. el Srtbio, U, p. 2r>4. 

AhitotiAUREFA. Cierlíis pecczuclas de ladrillu que los q\- 
Ijañies corlan eti forma ú figura de cartdbon cilios pa- 
ra rematarla solería llegando A las cintas ó parodes sin 
pei'der el úrdiiii y cuiintii que lluvan sulatido. GuadlK. 
Í)e^j3íwlíííí;ítí/ín-i/; ulíiica que Vil de durccUa ü izt[iiiep- 
Ü8i», ó de wij3pj^l rt/rtio/íAtí/'fy, «LraiKíeiO'i sincopado el ^ 
(n). «!U;ni, quolquicr maestro ofli-ia! que exnminnrede la 
solería do obco primo, que se entiende en cortar y asi>en- 
lar ladrillo y azuleju, y atorqiiatm corredores de junto y 
solar uiiu pieza de liorambrado que tenga por todas quo- 
11*0 parles alntoharrefas dei-eulias, •■le» (ird. da Gran., 
fol. 188 V., TU. 85, Oíd. de edificios de cams y Albañireit 
y labores. 

Almohathk ant. Lú mismo que almocnUe. 

Almohaza casi., (ilmo/ui;ií port. Instrunifinlo de hierro con 
rastrilla pora limpiar las bestias. De u**-.*;! fibnofiássa, 
forma que se encuentra en Cañes y Marcel. R. Martín y 
l\ de Alcalá traen ju-^^u tunJiáasa en correspondencia tic 
Atril (strigil) y aOtio/ttica. Gundix. 

ALMOiA\Ei;f. La mismo t|ue idmo/nneque. 

Con los ulmoianeQoá daiían grandes polpadas 
(Jiieauieii de las tornas mas de las niedi;is aplanadas. 
Lib. de Alej:andrL; copl. 1008. 

Almouvana. Lo aiisniu quaeUmo/ abana. 

Ai.M(UNA cat. y val. Cusa de usilu. De ü-itUil ^b da/- afmáuna, 
«cosa de la limosna-», y medíanle la elipsis dn Jo dar, 
«cosan, !viiL^" alrnáitnii, ■■lirnosiío li'Sí'U biieuu obra, obra 
caritativa", ó dt; |^'b*JI ttlma'án, «hospitimii't en Freyliig. 

Almojaua. Lo mismo que a.lmoxanui. 

Almojábana casi., alniojabena val., atmq/acena port. Torta 
queso amasaba con queso y otras cosas. Covarrubias. 



235 

FrutJi düsarlon, btiñiifílodo hnrinti y qtmsn. Guadix. De 
xirtíuJI«/moc/i(í6A(7rtf/, «rtlmojiibüiinu en P. de Alcalá» «cn- 
seaUi>> c-ii R. Martfií. 

At-MOJANiíCH. Lo mismo que 

ALxinjANEQue, alntojiinefjut. Lo mismo que aitmijunvque. 

AiJMOJARiKií, alnioffírife i^asl., nUnoyarife val., ttlm'u'.rcri/ 
cut., alnioswijf't alnw ■:ar i/e porl,f ala nxatri/ casi, y poi'L 
Recaudador üe reñios y deivchos del Rey. Rlquocíibro los 
derechos do las tnopt'odi't'ifisiiue rínli-nn ysaloii donspriñi). 
Üe^j£^ ainui.vnf, «cünlador» en P. d<! Alcal.-Í, "linjuliisit 
^(i R. Martin, «hisptíclciir. sur-intcncicnt» en QnalremLTO, 
tíist. dea etUt, m(uiti., t, p. 10, n. tiiintl ix y Cm'io.s. 

Alwojatiír, almo/aire casL, atnutxatre port. Lo mismo qtie 
ulniúCTote. 

Aluojaua. Lo mismo <\\\KahnoJram<i. La cenizo delas/i/nio- 
jmtns mezclada con miel es pruví-cliosfi pflni los Uimores. 
iluertn, Anot. á PUnio, I, 55l>, col. 3.' 

Almojaya. Madeco cnacIrKilo y fnerlt- que nsí^piinidocn lo 
ñrmcdi! In pared, sol*' fiier/i ysirvoporn nndnmios y otros 
usos. Df! írtL<w."l rt/íí)oeftííí>rt, "la saliente». Dozy. 

Ai-MOJKKIJE. Lo mismo que almojuri/e. 

Almona. Jabonería. Ant. Gasn, ftibrica ó almacén pi'iblico. Si- 
lio donde se cogen los sábalos. Kstn voz trac su orlfien de 
Rj^ X> dárohuií/tfi óioy*.'! .^t— » beit c(//)i(J/i«,«la capa, tien- 
da ó íufznr en qnc sejutilaii ó /ítnirdan las provisiones, 
como la manteca, el aceite.ctc.» (V. Dozy. Supt., in v. jüj-i, 
y modiiinti! In ellpsíá <le .tj cidr ó ¿.,«^ beity SJjJI nlmó/ui, 
Mproviííiontís, víveres, snbsislenciap, mnnir¡rtnus<Ic boca» 
ííñ MarcoI,ÍIiÍlol, Humberl, Beaiissiery Koz., «commeo- 
liis» en Freytoíf, r. ^^U «provideren en R. Martin. Se ve, 
pne.**. que In pnlabrii nlnvmn vino ¡1 denotar el eslableei- 
nilenlü, sitio ó lujíar vt\ qu-- ^e haría acopio 6 se almnce- 
nfibn algima cosa; y de sqtif almona del jabón por jabo- 
nería, uhnona del /iMn/uio por pescadei-ín, ete. Kti demo9- 
Iración de ([tic el nombre de ní/íío/iíí uo (ira ¡irivalivode 
las fábricas de jabotí ni del sitio 6 lugar en que se pesca- 



236 

han los súbalos, tóese eit las Ord. de Scc, TU. de fa/etrt- 
na de la adaryama y ndnudon, fo), 7-i: n Urde liamos, que 
quülquier que orrenclon; el Almona át lo ndargoniíi, ele. 

Almóndiga. Lo triisnio qiw albóndiga. 

Almoneda cnst. y bnsc. ftfmoncdi-s pl. vol., olmoeda port. 
]>c iíh\i^\iilmonúdú, i'prcgón priblico; príjolnmn; anuncio 
hecho por los pregoneros públicos», nombi'e de acciún 
de In 3." forma del verbo L\j nada, «llamar íi alguno, gri lan- 
ío que vengo, [jrüclaiiuir, anunciar, pregonar alguno coya», 
ó mejor, habida consideración fll acento, do jUJt alnio- 
néd. loi'ma vulgar española que se encuentra con la pro- 
pia íicepciión en el sJguitMitc verso del JJicán de AOen 
Cu^mÓRf fol. m r.: 

jAi ¿UJI JJ ^J — II _^l J^ Jjl ^s> 

«Entró de madrugada el pregonero en la plaza al co- 
mienzo de la almnnfida>i. 

Almorába. De •.^jJAalinorábba, "cuadríingulo». 

Almükadlj, (dniuradux, amiraditsp, Ofíioraduai cast., mo- 
rooff/fA'vyl., »io/"«í/«.r cat. Mejorana. De yi^jo-*;! atniar- 
daddüj-, por jiyi^jjí filniftrdm-ilr, luí. nmurucuní, forma 
arób.-Iiisp. que se lialla en el MosUi'inl y en el Calpndttrio 
de Arib ben Sa'd, citados por J)ozy, <:n I*, de Alcalá y en 
Mprcul, derivada á su vez del pert=a ^^y tjj,mard<ÜL criar. 
Guadix. 

Ai.MOBAFA. Lo mismo que almalcifa. «Y lo que mas fué 
de ver que en lo Xnren riel Albüiclu y aboxo en lodo lo 
llano hasta S. LAzaro nula ti-einta mil moros y muy, to- 
dos con sus aUnorafaa blíincus que ero cosa de admi- 
ración». Cri^n. dú tos Beyes CtdóUcos, ms. G. 72 de la 
liib. Nac. 

Almohkka. Lo mismo (|uert/mo/inr/'(/íí. «Que el dicho maes- 
tro sepa solar vn palio, y qualrü podóles y .sa bellos .solar 
e arar todos fiualrn di- junto, cfiTfido i]e (dmorf/a, ('» do 
horumbnido ó dü estrellado, ó dn ipiatni \ uno». 0/W. de 
Sec, fol. 150, TU. de los Alboñú-s. 

AuiüFU, íí/wí/n. Masn hecha de harina, sal, miel y otras 



reflíi. Actuí. De ^jfcjl rt/Hion', formii que se enciicnlro en 
trl Wc'Slu'iiil por tiimorn^ lierivüdu i\ su vez dt:I gr. áuV^.sU, 
lal. mttria. V. Alix, C6s,, y Dozy» C¿w¡í. y Sw/)¿. "Et si lo- 
rn/ir»'n dos huevos, oL los mezcIaoMi con (K-l iifmori, el ge 
los cL'lmreii eu las narices, rucerleu ha prú». Lib. Je Moni. 
dfil Hey D. Alf., liib. Ven., I, p. 175. 

ALMoitoMA. Lo \ri\smoi\ue a iboronia. 

AuKMtitEPA. L(i niisiiiü fnii; almofiarrcfa, 

AuiiuKTA. lj;gunibre, stici'lc de Kuiyoiilesciiudrodos. A<ui- 
sft de sisj- /mirla y con el arl. almórla, especie de vei-dü- 
Uigu (purinUiat UnifúUa). Alix. 

ALUdii/ADA, filmiior^tr, ülmue:;a. Lo íjtic cíibii en ambas 
niüiios. JJl- j<J) ahnódd, «mensura gua!d»m aridoiuní 
(liebr. 73 mad, mptutiira); caí quantum duabus moiiibus 
coiiiunctis cxlensisquc capí poleslu. 

Almotai:.\f. ICrroto de ul/notacof. V. almotasof. «ludcx, 
ülculdcs, sciibn^rt/maííícíi/', lunllor villu.', «?tc." Fuero de 
Dannut, ap. Muñoz, Cotec. dt'/UfíroK mtinicip., p. EV!W. 

Alíiotacen, uintíttaceb {mi v\ Fuero de Madi-iii» casi., ahiio- 
tac¿ val., fííniotnrrl pnrt., nlniídacen, alnwt(tí-a/, alsnola- 
*fl/, altmUiuafcn^i. Kicl de pesos y medidas, sinónimo 
du üloniin ea P. de Alcalá. I)c ,,,-«íí«>.') aimohtttgib, "proc- 
feclus annoiifpo, juez de policta, encargado es pee i alonen le 
úv la rupi-íísiún de los df.'lilos, uU:. V'. Almociirl, I, 13i, y 
Qualitint-rc, Ilist. des suU. mamt., 1, 11 i, n. 

Ai.M(>TAi_\K cost. y vol., atmoíalafe, aOiictnle/e, nm-iUth/, 
fiiotfdffc, mudfilf'/c cnal., €tÍ/n<itHt(tJ \a\.,tílmos((il/ifh. lal. 
(ap. Ducange, Ghs., y Flore?., Esp. Sayr., XLH,2Í>Í). l'iel 
de la seda. Sopün Dozy, de .^áLví«« mostáhh'fv con el arl. 
aimo>itáhl/t/, .gurndo", part. pas. de la 10." forma tlnl \cr- 
ho ,M^ húlafa, njuram. 

Almotazai" ant. \'. ahnoíncpn. 

AmoTOLtA poj-l. Lo mismo (¡ue tUmudetio. 

Ai.MOLT.AVA», «moíícoacíwant. port. Lo mismo que «/mo- 
coithtir. hci/.y deriva esta voz de ^S^ alnmvábbar, parí. 



23íí 

paa. de yJ cíthbara, coosidernndo nqnc! nonríbre como 
sinónimo de mnynrfil. 

Ai.iioxAM\ cusí., mcixama casi, y pnrl., mtijcumíi port. La 
cecina del atrtn. De «*-SjJI nUnoxámma, « trecha do >», r. ««^ 
xáma, i\xx<¿ en 2/ formo volc en.P. de AIcolíl ■.trcchiírse», 6a 
s«ícnrse. 

Alíioxahife. V. alnto/ar^e. 

AvanxAttfíA, mn.Tcrnbn (r>n Vitinimevo, Yiajr IH.y XVII, 
p. 28S). Scgrtn Dozy, dr jg^i.» mi.rrabn y con el «rl. "/w¿2>/. 
rnif/, mediante el apócope de In silaba 6«, «va?o, taza» 
en Qualpemér('í'//'/íí. (Jessitlt. müml., 11, 4.""pati,,p. 210, 
11.). cpetite cntchfi on forme do. gobeletji on Bcrpgren. 
Do7.y. 

AuiioxEHiF, a!mn.Trn/p. Hppnrt. de Sev. V, ahnojari/e. 

Almoyna ant. cal. Tríbulo. De íüj*JI iilmacina, «cotúñhix- 
ción exlraorflinnrifl docfíítnda por el principe en los u|iu- 
ros del prnrin, lo ciml desdo la ('-poco de los Hinevíis vinn a 
rt ser permanente, hnbiendo recibido cnn (il tiempo 4odn8 
ios impue^tns ol nombro do ^^,J|JU». Dnxy. F'stji suertn 
do pecho (jderríimii seeonncií'jlninbiOn en el reino ¡ir. «ro- 
uaiiino cune! nombre lie }i*ÍJUJl yáyjLji\afmminmUmahffnirt, 
«el tributo real», segt'in resulta de nnns escrituras í\t. de 
Almeriii perlenerienles íí los itifnnles Alniíyares (Archv 
del pflíir(|U('-íi de CiHupoIrinr). Kn la edad medía era la (tl- 
moyna en Catnluüa mi íirbilno impuesto por Bjiroelonn 
sobre los buques niercíinlos puro siifrofíap los gastos do 
lina escuadra r|ue n(|uella ciurlad nprestnba contra los 
moros, seírtn se Ice i^ii la CMulnde coañrmaciói del Rey 
n. Joiniell (np. C^pmnny, Me/iiorias ftist. sobre /a mftrina, 
comercio tj nrtpa if.<: fiarfv}ono , II, 77): iiOrdennnmnt cpic 
lian fet los Cnuscllers é los Promeus de la Ciulal de Bar- 
celona sobre Vrilmotjiui l[vw es ordenada ;1 fer armada 
conl.ru los enemiidis de In I'i''. ('• .I df^rtMiimeiit deis iiave- 
gunts, é lie tota la terrau. W Ouzy, Glos. y 6'»/'^- 

Almozala b. l»l.. cast. ygnll. Lo mismoi^uew/mocc/flt. «Do 
omnia mea rem movilem lectornm; eozodras, et plumazos. 



23í> 

Efip?aesleiw//íiíívrt/(f>t,s¡niul ctjilitafes, maulólos, file. uDo- 
^nacitjn al Monast. dr P/u-, rh- Soasa, por D. Uiiisco Eriz, 
_ ip. Stíi. Koso, EUtcid. 
ALMuzAitAiiE uní. cosí., aluun-4i/úü val. Lo niistiio que mo- 
zárabe. 
Ai.Mt'CADALA otit. Lo mismo que almocubitUi. 
ALSiüCANT,vn\T Qiit. Lo minino fitic almicantartU. «Los ar- 
clios (jiii! nuil de oriente á occidcnlo en lu parle sobeimiu 
üc c»üii una de la» purtus úg Ius lubUtis llaniun alinucti/tía- 
ratw. Lib. Aff. del mócr de Asir., TiK, U, p. ¿üS. 
Ai.sh!(:ei.a gull. y port. Lo mísiiio nue ainioceia. «Senhos 
«¿wiHüt'/ííj?, e senlios eluuiiacos, e sciilios colcijas bran- 
cas». Test, de Lorenzo Pires y su mujer, año de 1314, up. 
Sin. Kosa, EUicid. 

Aun'i;i;i,UA gull., pui'L. y b. lul. «-De meo mobitc ül mcos 

vcslilos, el ueiturus, el cojleiítras, el alniuccllas.... elc.n 
Tpvt. de D. Ramiro df Aragón, ap. Ycpüs, Crún. V. Du- 
cíingií. 
AiMVu ca&t.f aífínide pori.f alnitU cal. i tnoi]. y val. Medida 
de áridos. De x. mitdd y con el art. ahiuidd, omodius» en 
K. Mai-lfn, ••eelemlnH en H. de Aleóla, gt*. (iau¿;. Guudix. 
ltoít.-d Ir dn ürr>;;cn lat., npinií'n) d que yo aseuUiin si esta 
voz, que se iifillu en el hebreo biiju las focinos ts ntad y 
mo mtddn/i, no fuera unu délos muclius comunes á los 
lengiins irías y somflicas. ' 

Sernuis lu dnenim une souia rcyna 
Pobló lí Babilonna por la graiU adeuina: 
Onando Dios lo quiso aguisólo nyna. 
Mas ante despendií') muchos almadén de fariña. 
Lib. de AlejTtindrií, cupl. 135t>. 
A1.M11DAPMAB. «Un aímudujmab el campo blanco. Otro id. 
el campo vermeio». Inr, da ¡os birmcs de f). íloiualo Pu- 
tvmeijuc. Obispo de Cuenca, nis. iJd, 4 1, liib. Xac. Como en 
lüsUí (Incuniento se buce repL'tida menuiún de la voz almii- 
' Iraquí», es para mi ovidenle que alnuidopnabcs errata de 
'almttdarraba, fií*. nyu mudájraba, y con el arl. ulmudá- 



240 

rraba, que se encuentra en R. Morltu con la Qcepcióa de 

cnkitray mar/ega {luiftsli'fi tdmanwíju), ^. ílj.^x. rnttdá- 
rrabu ríj;, «calcitra, márfega de pluma». Kra, pues, el al~ 
mudiipnab uiru suerte de colcliit, cobezul (» alinolmtla. 

Ai.ML'bÍJAií. Lo mismo qun mudejar, 

Ai.Mi'DKi.io, nttiuitt'Un onl. cnsl.. Mi'ilida dü coniiii.ns y hobi- 
dos;, loso, ración. Kslosvocíiblos tienen, como nuestro tlim. 
nlniüdf^o, lotias las trazos de ser dei-i vados del íir. nlniíid, 
Pern cnnm ndemfts de medida de comidas, Inera Ijinibiín 
tí]tihnud€lÍo de belndns, creo puede dárselcporclimologia 
,^j^^ moili y con el nrL nbnnüt\ nuestro aOnetoti y el port. 
almotolia, nlechiliis» (lecythus, J.v.x-'S'k). naceilero, voso y 
ali'iiznDPn V. dn AlcaJí, "clntaro» en Drtr\'. A'. Sitpi. 

Alml i>i:na. Alhúndign. No siilislnijirnclome los orígenes dft- 
dos A esta vo« pornucstros climolo;íislns,y sin presumir 
por mi parle de acierto, creo, 6 lo ípie se me alcanza, que 
abmtdptut no Gs iiiíis que dicción derivada, camo su sinó- 
nimo rt/mi/f/t/í, forma usadu en Aragón y Murcio, déla 
arílh. ,^5a«miff/t y con el arl. atmudi^ «imodius» en Rai- 
mundo MiiHIn (luiestro almud), la cual precedida de ^ 
dtir, «rasa», vale «casa de la medida^, como lo es en efec- 
to la atlióndijia, granero ó almaciga púl)lico en que se 
vnndiM) los granos. En eslc supuoslo fdmtidmo, mediante 
la elipsis de d<iry vino á signiñcar alliúndiga y pósito, 

Ai.Mi'Df casi, y cat., almudin cost. (Aragón y Murcia). Me- 
dida; albóndiga; pósito en cat. Labernia. En la 1.' acnp- 
ción es el rtr. ^j^ niudi y con ol arl. almudt, «medida 
(isaila en Siria, en Egipto y en la España aarrociina», sc- 
gíin so lee en Annowoirí, cílíido porDozy. Respecto de la 
2.' y 3.* vi^fisñ lo que digo en el art. anterior. 

At.Mi;i-:oA. Lii mismo que atmorsadfj. 

Ai.Mfí.DAxo. Kspecie de muñidor entre los Árabes, qii« con- 
voca en alta voz desde los olmínnres de las mezunilns ni 
pueblo parn la oración. He _j^ nviMdin y ron el orí. «/- 
nwt*ddOt, opregonorü». Kosnl, ('.añes, Marina, Gaynnpsos 
y Atix. I-E por los rincones de la plaza luibla torres alt4is, 



»1 

«n que siibfon los /ihmpdannsí iIr los mopofs, flslo os los 
■Sflcrislíitifs.qiin prpgnnahnn SMS horas pnrn hacer ora- 

ctóm». Ui Grnn Conq. dr üUr., p. 32í, 2/ col. 
Ai.MUKUTA oiil. (Ai-íiijún). linpiuislo sobre los íininos <huí90 

vtiudíítn t;n |n filtiúmligti. iJc íJj- mniUlü». y cotí c-j urt. úr. 

aUnuMiio, «impuesto, Irrbulo-i en Murccl y íU'lot, cold. 

n-Tc middttht i>tributHm«i. 
AuiLCii/A casi., nhnosta cut. Lo mismo que alniorjoda. 
AuiLESA. Lt) mismo que almorjada. 

Comie el coballero el togino con verzas, 
CiiclaresQe los vínns ron ambas sus almuciim. 
Are. de Hita. Otni., copl. 124ÍI. 
Ar.MuixH.v, ffluioijftha port. Ln mismo (|ue tdmunia. «E de- 
vedes a fthiiofjfdm en cndn hiiuin auno bem Invrari'. Üoc. 
de 6'. CriüttíbfU de Coimbra, np. Sta. Rosa, EUicid. 
Aiaiuna airl. Lo mismo que almona. 

ALMtNr.v CHst. y [KiTÍ.^nbtifxiha.Hlmtiia,almuinka,ahiutnha, 
nntitijfi porl. Jardín, torre con su hepeHlomienlo. líorno. De 
sui^i 'i/ifuinif/ft, ohorliis" fin H, Mnrlín, ojardlit <ispíii:iosoi» 
<'ii l>f>/.y. .Siinonpt. »'EtquÍ voliii-ríl alnm in siio horto «I 
fina o tm/míff fimañí*i\[a tt\cuA\tm, non sit M devTUtto». 
Pdfífoi! fnfro /). Alfonao f ei iíntatlador ij Ioa morón dn 
Tudfiia, Catee, defaoro* mmiicip. por Muño;:, p. 41G. 

Alíiuña nnt. Lo mismo ípic almona. 

AtMi;TAnEn. I^ mismo t\HG alnintncen. «Todo fiador, vel oi- 
miitnreb, vrl olio bomiii»', fni*" alpimas de islas medidas 
voliioril medir.. .». Fiies'Ode Sínds-id. \' . Mfim. f.tp ia Acftd, 
de la IJUt., \IU. 

AiJtiUTAZAP. Lo mismo que atmotficp/i. «Que el dicho aimu- 
taiofsea así mismo obüyado mandar y Iincer que «na 
pesadores y mltiislrosriíconnzcau con grande cuidado loa 
]K:sns y niedidns*. Orti. dr y.twnyojn, fol, tl8. 

AuixJTEi.iQ. Lo mismo que almudoUo. 

Almu/.ai.a. Lo niis-mo qno íí/»)rtrí'/'V. 

AunuzÁOA. Estadio, lugar donde los aliólas se ejercitaban 

II 



■2^ 

eii lo carrero; hipódromo. Uo K,La«Jl ír/mHcííra, «sladium» 
en el Gtos. Leid. y ín llnpheleiigio, i-locus in quo nd snm- 
iiiuní eui'siim iiiipelliiiitiirequi» eti Fi-f>ylu(;y Kazunírski, 
r. fSL. múiara, qui; en pasiva vhIc: nnd siiiniiuim ciirstini 
impulsiis fiiit fígutisn, y uo de ít^UmJI itlmu'tf'tni, «paseo 
público», r. ci'jiicavíi '_ü(Í/ví, como (ndero Uuzy, jtolabru 
(lue no st; iJiiciieiitríi i;ii Iii leiiputi cli'isic/i, iii cii loa din- 
lectos vulgares arAb.-hisi». tji marroquíes. Lo razón capi- 
tal que aliígii el cininentó orientulistn paro rectifizor lu 
derivación de «//íiíwtírn úg tj^to* ntupára, r. ya. máfrara, 
se I-educe & que, si bien este término se cnciienti-a en el 
Kamus con el significado que le asigna Freylng, pertene- 
ce í la lengua clásica y im rt la ¡Mqnilin' y comían de la 
gentt'. ai-ál),-l)isp. La insubsislencia de csla nflnnoción se 
IidUq demostrada por el mismo Dozy, el cual trae on su 
Supl. bajo la r. ya,máf,-ara, la voz r.Uo- /¡tt/ftira, «stadiimi» 
que regiatrn el 0in,'t. Und., obra escriln en España en el 
siglo XII, aegi'ui Mr. Wrighi. Mr. Hnrabacek. WíSupl., 
Pr^/ace^ p. VIlí. Kra» pues, tjUu m«ctí/Yt, ncstadio», en 
la edíid media, lénniíio usual y corriente entre nuestros 
arAbigo-liispíUKts, coniü lo declara ademís, bien pa In- 
dinamente por cierto, el lieclm da enconlrarso aquella 
voz en Aben Adorí (Híivún Alriiogrcli, II. 213), en Mo- 
hammed bon Ilüritli (iiisf. de. los Cadin de Córdoba^ cúd. 
dií Dxlbrd, p. 2')8), y bujo lu forma sL.*^ munára en el Aj- 
bár Machmúa Cp. -íó dü lu ed. de Lafueute Alcántara) y 
en Aben Alculia, los cuales ('scril)en con ^ sia (■*) en vez 
de (joff/fií^i-J c! vocablo arúb. ü^Ui.. Oo/.y, que cila UhIos 
estos oulore*!, conviene en que el combio de una l<^tri» por 
otra era treeaL'nlÍ6.Ín)o ¿isí en el habla vulgar como en el 
literal. Kii la edad niu<lia habla tambJón en Fez, cerca del 
palacio real, mi sitio llamado la a La* uiHrárü, d*í qtifi lia- 
cen mención Aben Jaldüu iHist. da.-i BcrMrag, H, 377) 
y Abon Aljalíb, i-itndo en Ins Analcci. por Almncnrf. 
Kinnlinentn, el Gnrti'is (p. 21 y 2:i) trae el pl. i^il-La- uto^-nrát 
con referencia á un campo situado h las arneras de la 



213 

Pufíria Xortfu. V. Dozy, G/on. Que carece íId fiinflnmenlo 
tíl orií^uii qui! jilrihiiví! Uozy A niu>slrn almfuftni lo de- 
iijucstni, en mi luimíldc sentir, arlenifts riu Ií> expiicstg, 
la acepción qucdou los ctic. rtr. al verbo ^ »ára ílc vín- 
t:essit, pi-ofcühis fiiil, ilnr fiM-ll»; |>oro no «prtsrtnrsn», y la 
uin'.iinsUiiicia do quo lo formn d(,'l nombn' de hignp es 
KramaUítalmentemn^eVw. Cierta que en Boclhorse h«lla 
wiíwíira cu corrospondcncin d^ nltt*i; ípnsndrzo, calle de 
órl>i>le.s); pero iiod.i tiene <)iip hocer eslfl voz con atmti^á' 
rn ni por la forma ni pop el sentido. Creo por coiisignien- 
Ui que Ifis dicciones í^Ls* ninpárn, r. ^ ^ñra y ¡iL.,,, mu- 
ndí'rt, p. jL- Avír«, qutí Irne el ilustiT:' orientalista en su 
6w/í/., dici(An<Íonns (¡neen Mtirrnecos son formas vulga- 
res por íjU-« mnsárff, qiif^ deimtii » promanado, lieu oA 
l'onse prnmrne, pronn-níidn piiWif|ne,» no tienen razón 
do SíT. uTodo liomini! que CMt»*Miirn puiiInRtido Irasicret, 
vol lanza ant espari», vel pnru out firmns de fierro, vel bo- 
fordo punto íiííiido, in n//í/H^ff/'rt, «iit in le nraval, vel in 
villa, aiil in meivndo, mitin eonzeio pectel MU ni" rt los 
Hadore-Su. Fuero rlc MtíHnd. \'. Mt-iDorian da Ut Acad. 
de Ui fíisi., \'\\\. p. -U. 

Almi;zi-:u.a. IíO mismo t|ue ulnmceln. 

Alnafk, ufw/i\ um>/n\ ariflr. Mnrinn y Dozy traen C3t« vox 
df ^'«jl fftv/i, pl. de Mj' ot/if/ri, «iflpodn», (inc se encuen- 
Im bajólas rnicesUi/fl/íí, «apoyar inin marmita solire dos 
pietlnis», y ^¿jl átn/it, que en 2." forma vidc 'diacer dcs- 
c-onsnr un objtíttt sobni tres pimtos de npoyoi». Yo entien- 
do por el contrario que nlnofn y sus díltíi-entes formas 
vienen de Jjül «/«///, "Iripodos.! i*n R. Martin, «InH'cdes» 
en I*, de Alcalíi. ó de Jjil»! utáfil, que se halla en Ins escr. 
úr. grniiudinas de Aries del sifrin XV «iii In iiiisnju ocep- 
(■rión. Una iiotra forma, por virtud del apócope del J tum (i) 
final y cambio d(d ^-tñ (pronunciado en España como 
nueülraopor la n, prcfljoelnpl.rtp. «í, dio origen í Incast. 
alttítfp, y, ¡sin él, ó nnnfe; mediante In transcripción del e» 
tá pur la n y la mct^tcsití de les dos última» nrticulacio- 



■2U ^^^^^^^ 

ntís. íi (tiwfrr; y STOnaWroveoHa que la^TTrCGFlesis y 

wnéUt, (\ alijlc. 

Ai.NAtioRA. Lu mismo que riorin. «Nom el quicumque hp- 
hiiorJt lioroditatom, aiit. villíini jtixtfl Onmcii de niimini- 
bus Tt)lt!li, Rl iii ipso lUnninn moliíiidiiinm, a»t at/iagora 
sive piskern cdiílcnre quiniciit^ clc.o Fítem dmio en Í1I8 
ú los Mosárabtít, Cust. y Francos da Toledo ¡lor O. AfJ. 
Vlí. Mufioz, Colee, df/ticiris municip., p. 3lJ5. 

A1.0A port. Kspiicie üf confito en ilrieriU'. Lo mismo quo 
al/eloa. 

A.UJIIAHIA. Lo mismo que albttchan'ti. (tltpiíi, que el tiuo ostd 
no supiere, y fuere lozero, que fugu viia qtiniJru oclinuuda 
de lazo lefe con sus pechinns, ó alúMirúm á los iñncones». 
Ord. de Sec, Ttt. de loá carpinteros, fol. 148 v. 

Aloja, aloxn nnt. cnst., ahixn val. Brevoge de moros. Ne- 
brija. Síígi'm Cov., d''l sr. i\i (punta), por lo piranle de su 
sabor. Cf. «r. ¿5¿íy el jut. acetum, «viiiogrc". Tal es tom- 
b']én la opinión tío Símonel, el»- onyu Glun. lomo ftátñ orí. 

Ai.oijLU, Unlnquf (mi Viclor). \'ino tinto claro ó mistura del 
tinto y blíinco. Marina trir<! esta voz dr» sj^ié. j'utiJc, «no- 
mmioduratneiiU, Araln'bus poculiuris, in quo midtum ci\>- 
ci «st, ul flaviim culnn^iu linhi'fjl» en l''ivytn_£i; «n v.tívUi'm 
species ofpr-ifinn, liíjnid, iti wInCli is n ycitfiwness; il is 
composed of salfi-on lUid nlliRr Uiings; and redness and 
yclüwncss are prütliiniinflnt íii it>i en í.iine. Dor.y completa 
esta elimolugUi dcrlvajido nuu&^lro adj. ah'fiie del ar¿b. 
^í^ /flóqui, coiisiíleróndülu coinn siiu'uiinm de aJitnar, 
que so encuentra en el Brujún, 1. 157, y bajo lo formii l'e- 
mentna iLíSyJLi. /HÍo^HÍti en el Idrisi f|). 131 del tcxln ¿r.). 
Los pnlfibiíis lie este escritor, íiquii ¿dude el orierilalistu 
lioloudós, s*íjA¿. I;*»- indican, ú mi parecer, que se' trata 
de un rojo que tira íi omarillu (entr« ntnarillo y berinejOj 
como sfi lee en Lañe), que es el eolor del perfume jolóc^ 
de que hacen gran consumo las mujeres en Ürinnie. Con- 
firma elhecho de que el /atóc no era el color rojo puro, 
aparte de la significación que tiene este vocablo en Alma- 



2Í.Í 

«tri fAnatec., II, 17.>J, el sigiiíenlo pasago de Hon-ora 
(Agricnlí.,\i\i. H, cap. 30): «Los colores, niiiK|iie segiin 
los m(írlicos son muchos, ?PKiin IMinio son qiinlro, linio, 
blonco, i-oxo. t'ifx/iie'>. Dairnios puiilo A cslcort. haciondo 
iioUir (|uo en U. Míirliii, Fr<'ytag, Kfi/.imirski y Lonti se 
liíillíi Ifl Ulccióii jiJbJI/í/oí'íírcon el si^nincailo de «vino», 
lii ciiitl. su|jiinii(lo o] j r(i (r) flnnl. siicnii ubwa ó alo(}ite, 
lie donde pudo venir iiuehlni voz itUn/uv. l'rL'dchi sin em- 
bargo hi derivación duDoxy. 
Ai^yijis. Lisia ócei-code piedra pui-sUi al rüdedor del sillo 
dondo SI- ciN'Ji lo CL'i/i al sol. Acad. De ^V clof/aí, «a no- 
xá ([uidservans» (r*-?). Quo os el destino de í^ste coreo. 
Üozy. 

Alosna cost. y port., Imna port. El íijeixjo. Acad. Especie 
dp perfume. De u^'^l alóa'tia, «musous arboreiis", llaniii- 
do por otro nombre ^^jiJI .^^ («mm/fo» en Aben Diicla- 
rix y en Aben Athcitiír, «.obsindurn» «n R. Martin), el <;uu! 
por sus propiedades i)roniálÍca« se einpte» en Mídiumorios 
y en lu composición de loda süiirtií de esencias, perínmes 
y especKlcüB jdini/cludot!. \ . Aben Albcilár. Troilé tlvn 
yimpi., Wtid. ÍJKlfít'c, I, S-t-ST), «El loniu olro día el alotnKty 
(|iit; PH i'Utrnsoomnr^O". LiO-dcAíont. de> Infunlt^- D. Juan 
Munnel, Bib. lVrt.,lH,287. 

Aloxa. Lo niHmo <|ue ft/oju, 

Ai.i'aSata, Llaman en Granuda lendules de a/fMtíittiu á una 
tierra gre»Iosn de color n»jo subido que se (.'mplcn i'ii lii 
eoiislrucoión de cdiHrios. He ^UuJ' rilbani¡/áí,xi\. de ü-íj 
bnniíja, «iconslniceíi'iti". 

Alparoa cnst., rt/y>«rí/^í port. Dft UjJ rt/Mrf/fl, «avarcnii en 
R. Martín, unlpargato» en P. do Alcalfl. 

AU'MuiATA casi, y port., ntpnrcfiin porl., atparr/at(> cnst.. 
arpfifgnin í:!iL ÜG ¿yl¿j*jl albargát, «alpargalfls», pt. del 
A'ociiblo anterior Aunque de ordinario se hacia deespor- 
lo estJí !rU":rle (Uí cíiliuidu k-f. Esparteña calcado de esper- 
ki,párffri min hulfa en H. do Alcalrt, Voc.J, entre los mo- 



240 

ros grnnadinos his había <!« Mtorelopñlo e íle ei(CPO«. V,. 

Embnrfjofle bienes de moriitf^Oit, Arcf>. di* la Alhambrft. 

Ai.PAHOUAL. Cicrln suprln de loca 6 velo. Tal vi*z de ¿j*j^' 
itibtircú/i, ¥\(^\amct\, \pInmciitiim'*oti K. Martín, «ricflupe- 
riinuntum fncií-i nuiliebrc; /k?<-. Inle iit snlis oculis pnlonl 
prospeoluso en Freytapt, mudado el dfwinut <le la I." radi- 
cal en a, c! J en g y nñ/idida una I LHifóuica ni fid. «Qui; 
ningún sedei-o sea osadn tramar ni nrdir id Uí\i;r poris 
cou Iraniíis de ios tornos, sitio cnu los Irnmns de los al- 
¡Kirgualea torcidos de dos vezes». O/ví. de S^f. , fol. 1U2 r., 
ÜV/ de Ifis 7>)/y/íífíYw. 

Ali'\ta\.\. Los eftíctos (*( utenxilioy de los cortijos y moli- 
nos harineros. Málnsí). De .KiUaJI nlbatána, «nienridencíns, 
SHrcio, xarcin de oism en P. do Alcalá, que escribe la voz 
ár. Patann, lo que [ijdicn su orftí*!" peregrino. 

Alpe porl. Trnvesseiro, Olí wíbef-nl coin o sim fronha, ou 
almofada. DeL*JI«/«ftíí, «lod-x* en Fí. Martín, «eolchfl, 
niiitilu". En el testnmenlo de n.'Mnnmdnnin deífiítsi; lee: 
t>Tó[iicnsX. Riipeilcclilc.-', i nler pilleas, el tronii sirgas: Xtl. 
íífltwipes: lineas C: plumazos simililer C; alü alpt^s V.: 
alnuicellíis iV..», np. Sta. Roso. Elarid. 

Au'ZvAUS. La «(¡unza qne sale fie las nceÍlnnnf:,ennndoes1íln 
puestas en mont/in para echarlas á mo\cr. A cnd. Aunque 
jio convenffsn en sifcniflcnción, es para mi evidente quo 
«^ecAí/i vieiíe dol Int. fifcinian íi/a-riniiJi, prefljf) el nrl. 
ár. al, vocablos lornindos ún/n-.e, la hez, que eii Plinin y 
Columolu solo siguiRcon lo que tiene poco jugo, que dejn 
mucho orujo. 

Ai.i'iínsico rnst., ttlperche, fitpetwa nni. pnrl. Ln mismo que 
(Ubérchigo. 

Alphaql'in rat. Lo mismo rpie ntfafjnf. «VX sobre nsso tra- 
melciivos lo feel u\¡i}iiif¡uhi no.stre do Sniiiuel quius dirn 
uoslre cnloaimciit sobre nssoH. Cartn dpi re;/ D. Podro 
de Arufjón á Ifi^ AlJ/itnft't ttcl roinn de Valencia, ap. BofS- 
rull, Cok.c. dit don. iiiM., VI. líXi. 

Al.i'it:üS cusU, anifívus v«I. Lo mismo que ai/icoj. 



247 

AU'Istí:. Especie de plniítu y semilln, llmnndn por los lal. 
atúpecuritn, gr. a^,urT:kvo^ni. colii <lo zorro. Mifiíiel y Moronte 
inleTprelan AtpívtcGW su fírrre fíic. Esfi.-Ltil. pormiliitm 
/x/rtn¿o.xum. Scgi^ii áimonol (Glm.), ulpintc es voa híbri- 
da, coiiipiifísla <IpI ttft. á¡\ ni y jnsttmi, o patita í|uc se en- 
t;UL'iili'a un S. Isiiloro, lib. 17, c. 3, úe/rumeMis. Conñrnia 
esto clitiiolo^tíi el íii};(iÍL>iitt^ piisiigc que tnie DtKvingí; en 
ul urt. Piátuin ilü su Oto^.: «Cuín vudum ud iiidulgeiilifl- 
rum loca, nuiíquam vqcuu manu perguiit, quiíi foriint 
seciini....oiicujU3 speciei legumino, inilium contusum» 
\\\.\QÚ Pistum vocatur». Laudes Papím op. Murator., 11, 
col. 29. 

ALutBifiB Htit. U) mismo que alquilú. 

AtjjUF.mK port. Mcdidii de sólidos y llquiílos usado dñ niili- 
guo 011 l'ni'lugal. Sta. Rosu, Etut-id, IM j^jJI aigtt/*il, «men- 
suran en R. MurLfii, «medid», estadtd, medida de ciertn 
Ireclio» en P. de Alcalfl. Cjmn se ve, entre los moros 
fímnudiiiu^í el aiqaeil ei-n Uiuibión uno medida agrario. 
Sousu. 

AnjL^BiVK, «/^oflcí- port. líarbeclio. üozy úi\ como etimolo- 
pdi prol)n)>I(! df esto voz Ul'I ttU/ttffirp, (jliopri» di'siertan, 
oiniqiie desconfía de elki por no convenir nnaignifii:íiLÍón. 

Ai,vUEOi'KNOi:, t7isl. y porl., aUpicqacnJfí cíisI., atquK<ittcn- 
fjtteyoñ. Planto. De*^»L>j'>rt/c<i'/íiertcA,«.solnnum hfdícn- 
cabuin, hiftc vutifo Alkakenffi, ri;9iiin, orboris Icnís el 
rtsfrigeranlis" en Kreytng. Marina y Alix. 

AuítEHÍA cast., cal. y porl.. aiqupricA pl. val., alcarria molí. 
Lo inlíiuü (¡ni! alcaria, \j^fy(rí//", vocoblo(|ue, ndfmrtsde 
Ja acepción do "villa", llene la de «iilden, bnrgo, todo lu- 
gar poblado», f\ diferencia de iua. mcdina, «•eindnd» y de 
j-yrtí-Aj.'Srt, «plaza fuerte». V. Lorcti. y Sim., Glm. de la 
Crea. 

AiJíUEiinii'iE, nlquiribite. Ali>nj»rrns. Pfljueln para encender 
la lunibre. De ,=^^'1 alqticbrit, «snlfur» en R, Martfn, «pío- 
dra nrufn-» en H. de Alcalá, «pajuela, nzufre» en Hélot, 
StiiiTfl, llem-y y Bocthor. 



AijjviinMF.,ftfcucrme, nlguermiv, nlquvmw:^, (¡u^nnrfi, r.ar- 
tncH cxt&i., alchornifit, alÁy*nnea pcivl., nlqu^rmnit vnl. B<?r- 
mnllnn, aomilla (le gscopIíiIíl Biílinln df Ki'íinn y ^imbnp. 
nnsal. Confección de azi'icnr, polvos d»' i-osas y olrns fio- 
ros, con tos de cornl, perlas y olnis cosus confortfitívns, 
ele. Cov. De j*jAJl alqu^rmes, «cogcimini'» en R. Morllii, 
«grona color» en P.de Alfftlfl, cficaisbaphica,vermicnlu3 
coeclelusque succus expressiis» en Frevlap, liebr. Sfsir 
carmíl, del pers. -y querm, sonsc. krimU lot. cernus. V. 
Bopp., GííM. Sansc. y Gesenlus, Z-(!¿c. Cov. y Kosol. Como 
observonestoslexicOptrafüsyLnguno, ItivozoríJb.^jSíWí*/'- 
mc-j di6 iKímbrfi íi líi bebido íi confoccií»n por sn color gr«- 
nn ó rosmlo. vLIiimnso bitnbi(*n nqtiel gusnnillo que se en- 
pendríi dentro de la tftl grano karnies v\\ lenaiia arflb., de 
do HÍno después u se llanuir carmn?in Inda suerte de seda 
que con su poluo teñida fuere, y confeclion Akherine.t, 
ofpiella muy cordial que en otras cosos recibe la dicha gríi- 
na». Laguna, Anot. á Diosc, p. M\i. 

ALOL'ERQt'E, fttcuorque east., alrjuffrr/ue, algarcp porl. Juego 
de tres en raya. l>e ,jyLl((íí/ín/T, «nombre de eiíTlo juego 
de niños que consiste en colocar piedrecilas en cada una 
de los cííras dr una ñgurn formada por el trazado de tres 
cuadrados concí-nlricos divididos por dos lineas diogoníi- 
les y dos reelóngidos". fJuadix. y Marina. 

AuifiinyuE casi, y port. El lugar de la eliTiazarn en que se 
pom-n los cjipochos con lii aceilnnn molida ít fin deque 
¡a exprimo lo viga. Acaso do ^^lII íil(/u<^rac í> oitjuénc, 
«íequübilis, plonu-'^ Incusa, por serlo la gran piedra en que 
se colocan los capuchos. 

ALouKugi'K anl. i^Mst. (en 1*. do Alcalá), alquorques ont., pl. 
porl. Calzíido, zaputo. Lo mismu que alcorqtte. 

Alquetifa oiit. Lo mismo que alcatifa. 

Auíun iiiA. 1.0 mismo que alquitira. 

Al/)rii/ cast., nlqiiies port. Medida de doce Cíínlaros de 
vino. Borao. En Portugal, medida decuKidor. Fonscco. Ua 



Alquifa porl. Especie de plomo. Dü jLsajÜl atquihál, «sti- 
biiiiii, aiiLimüiiJi spccios». 

AlolifX. Cierta suerte (te jubón óWnicn. De 1^1 aíquebáj 
«camisia» eu R. \hirliii, nuitindíi la b por la/. 
Debajo del ali/ui/á 
Jaco apret6 y corucinü 
Que Ic diern Xnira, lierinana 
De Abeurngol dií Znrilo. 

N. Moriilíii, PoesitíS, 

ALQUirot,. Mino de plomo. Especie üe plomo mimbral muy 
pesodo, fjícil dei-educir ó polvo. Lo mismo que afcohol. 

AtuLii-ViE fljil. Derecho que scpognba en Murvio por la ven- 
ta de lus pro(ú(?díides y do los frutos. De bLjJl atquirát^ 
"ObolusM en H. Mnrtln, «nrílile, tresblniífíis moneda» en 
P. de Alcalá, denvodo ó su vez del f;r. xjj^áTwv. 

Al-UUlLÉ, alf¡tí¿tt'r casi, y povl.^aii/m'ierá base, alquifir, atu- 
gtiel, alttgaer port. Kl precio que se dd por el uso de algu- 
na coso por cinrto tiempo. llolji.'Ia/fyup/'^.'iiirrendamientD, 
der ii renta, orrouduniientc, luiuar ii rento» en P. de 
Alcíilút r. ]/ '■"condacevco en K. MarKn. (íaadix y Urrea. 

Ai.üi:iMiA cíisl., ciit. y rníilt.,a/c/if'/Jí>/j«/(7i//miíí casi, y porl. 
De U^l alquitniíjá. derivada á su vez del gr. y/^iU, «ara 
cbrysopoelica.el pulvjs |)hilnsopliieiis per cnm puralus». 
Rosal. V. Mriliii. Etym. Untcrx., p. Sl-ST», y Donkiri, EUjm. 
DUt., p, 15. 

Ai/juiNAL. I^ mismo que alyrinal. 

Alql'iiuüii'e. Lo mismo que nlqneribUe. 
Alulitan. Lo mismo que nlqnifran, 

Puns iiiieiitcn, i;edo veron 

Sus pmedea derribados 

Sus satas chamuscadas 

De mal fuego dft alr/uitan. 
Canc. de tíaena, p. trtC. 
Ai-OfiTARv. AIamhi([ue. \'. alcatara. 

Ai/jL'iTiHA cast. y port. Gom.i que destila la yerb:» dichn trn- 
gaconto. De \^á>J\ alqmtirá, «alquilira medicinal"» en P. de 



Alcalá, «resino del cedro» en Knz., oliquor, quí emanal e 
radice orburis In mijnlibiis Beirut el Lolinan» en Frc^'tog. 
C^sin y Marina. 

Ai^L'lTRAX casi., a Iqui/ráe&l., mnll. y val., alraíráo pov*. 
De yljUijIí/ícffíríín^üpezsncnda del pino iiueniandp su mo- 
dera ríísiiioso». Cañes y Marino. 

Aloi'IvXl, «liqíticfu; fif/fiiivoj' nnl. arng. Hfi U»-'l al/ibá, 
•parninoiilo del cielo, pjivellón de cama" en P. do Alcalá, 
"tabeniactilum, tondu» en R. Marlln. Dozy. «Ítem de alja- 
ba, n/^Hífrí/, corlino.... paguen cuatro dineros». Act. ác 
Corí. de Araf/t}/i, fol. 52. 

Alrota. El desecho que quedo de la estopa después do ras- 
Irillada. I<a estopa que cae del lino dospues de espadarle. 
De Ojjilífr-ríí///, "Stercuso en H. Mnrtíi:, «fimus, stercus 
equl; reliquiiu pulcíi! Iritici in cribro, quum cribratur» en 
Fpeytog. 

ArsoRQUA. Loniisiiio<[nec//V>rra. MAsImesmo fucen mención 
en los sobredichos cnpíUdos de las manillas y anillos, 
y rtfeorí/««í y corazones, y oíros ritavlos». Juan Andrés» 
Confusión do Ut Secfti MaUnmétira. cop. IX. fnl.íil. 

AvTAüAütii. Lo mismo que tabaque, 

Ma» yo como symplc 6 rudo lacayo, 
Lo do mi rrespuesta en buen altabaque. 
Carie. (/(• Dftona, p. -1G5, 

Altamía. Taza ó escudillo en que cabe In porción de caldo 
t> potaje que cada uno se come. Guadix. I>C)u.Ub.'l ai-taá- 
miy«,(jiieeu nlRtmos puntos de ^íarniecnses sinónimo de 
juij^fc,'! almofñijn, nuestra nlmofia, vocablo formado de ^U¿> 
utúm, «comida», así como Aat^-^z^bda, «nianteca», se hi- 
zo iijAí;3e//í//¡/íí, «mantequera ó c?pecie de escudilla en 
que loí* moros llevan la manteca olzoco». ^^ Lerchuiidi, 
Üic.tteíár. ciilfj.dc MArriiccnUy nis. Knlas Ord.de Grnn., 
Tit. 93, Ord.dp olleros p sil comprenden bajo el nombre 
Aü Aitfimios las olmoflas, f;afas, altanüm y escudillas. 
V. Orii. da Gran., ful. 2(il v. 

Altahmuz. Lo mismo tguc altramuj. «Non pudo haber cosa 



2S2 

siiion una escudilla (i& aUfumuces». El Conde ÍMcanor^ 

KnxemploX. 

Ai.TiNCAR porl. Especie de stil. Lo niisim» que fiíinr.ar. 

Altramuz cost. y gall., tramu^ox rat., tmmo^on port. De 
^j.^jij) altor más, «lupinusn, legumbre conocidn, voz. deri- 
vada del gr. kfwii. Niíbi'ija y Covnri'iibios. 

AiA'BiA cíisl., Uitbi val. De &^jXJ\al-lübÍijri^ nfasculiiston Uai- 
niuiiduMarlfn, «judignelasitiiietiLeoL'ii P. de Alcalñ, nplin- 
seolus vulgaris clíiiulliflorusj* en Aviccno. V*. Sprengel, 
Awí. rci herb.f I, 200, ap. l-'reylng, Lcr. La voz nrdb. pro- 
cede de la persa 1*?^.' luhitjá^ que se encuentra lumhií^n f»n 
gr. bajo ta forma X//^- y con la misma sigiiificaciiín. V. 
Vullers, Lex. Pers.-Uií. Efym., y AlexHiidre, i3/cí. Grec-r-' 
Frun^. Marinn, AIí\ y Kngclmann traen por eliiiiología 
de alubia la forma persa. 

Alucgma. Lo inlsmn que aiUucenw. 

Alldel, ailudfl. Tírmiiio de quiínico- Kspeeíe de atanor ó 
Uiho do barro cocido. Ue Jj'ilriUité!, voz que no reg;islran 
losdiccionofios, pero (iiie se eiicnenlrnen urt pas;iRe fie 
Aben Alhax.xíi (Gtoia. sobre el Moni;urí) en ol sentido de 
iijstiu mentó para sublimar. ^■. Dozy (Ghs.), ó quien co- 
rreíipoiid''la etimuloglu. 

Au'ENTOLA. Lo mismo que albentoOt. 

Aluniíu. El azofdifo. De v'-íj»JI aUmtidb, «jujuba" en R. Mar- 
tín, que trac el nombre de unidad, «xl/.ípha rubra» en 
Froylog. Dozy, ^Et será esta touleta de madera fiierle do 
box 6 de fí/H«í'6 ó de olra madera que seíueie u estos». 
Lib. Alf. delaabcrdeÁstron., IV, lib. 11, cap, VIII, p. 34. 

Allqlete. V. nlyaatjuidti. 

Allx.\que. Lo mismo que «jyntyav «Las cuoleíj melecinas 
son estas: gólbano, el aluasaque, et sean retidas con aceí- 
Le el con cera....n Lib. de Afont. de D. Alf. el Sdbio, Bib. 

.\LVAi..(. Lo mismo que (ilbt'M. 

Alvaneoa. Lo mismo que aibaiujga. En el Ordenumtcnto tic 



2r>3 

los Afenesíraím, en las Cortes de Vallodolid (ap. Clonnrd, 
f/iüt. Orgánica, í, 419) sí? lee: «á las costurerns de lienzo 
dí^nles por tajnr (^ roscr. en psta míint-T»..., é por cófla ú 
»lcaneg((.-i, porcnda iinn ircs dineros. 

Alvasib. Lo mismo que n/f¡ftñ¿l. 

Alvaba. Los íiftioi-os í, nüjarRS do una ciudad. DeijJ! atta- 
rra, qnt»s¡ííiiiflca lo mismo. V. tlitmbcrl y Dozy, SupL 
*E( quüd ulia «/í'«ní dcTudtíIa non fuciiit vobis de um- 
boi-g:ode quantum ibi est liermo et popnlnlo ciim suU 
monlilnis rI suis a(|uis.>. Fuero de CnbnnUUti, ap. Muñoz, 
tVi¿«7. (ie/tteron mutticip., p. 1-U. 

Alvaka/o. Lo mismo qne olbarasú. 

Alvavalde. Lo mismo que atbaijaldf. 

Alved(. Gobernador ó Prefecto de «na ciudad. De ->^ ^'>' 
nlfíi^U albéled, y por la elipsis de albtUed, aluMí ó aluMí, 
mudado el lam en d, «pnefeetns urbis, qni secupilolem et 
ordiiiis publici curíini geril». V. De Sa(;y, Chrest. Ar., II, 
IM. «Kt el abad que aya poder ile poner sobre t-.Was filcedl 
judio, que S'ea vecino de San Fag;und. Fuero de Stihagiin, 
up. Muñi>z, Cotec. de fueron mttnicip.^ p. 319. 

A i.vEitf, ulreei h, lal. Cierta sedn blanen nmy díOpndn. San- 
ta Uojia, F.lucid. Lo mismo que algucri. Gtiixi i^j) se 
encuentra en P. de Alcfllrt en correspondencia da tela de 
Crff/M/rfrt. Vestes Ecclesiaslicas, III, denlbns dúos, dúos 
saibls, et ununí moi-oum, alara una de akcid... tres avec- 
los, imum de afroff, et alia tisnz (L tira?.). D-m: üp Gui- 
mH/Yííjí de í)üí>, np. Sto. Rosa, E lucid. 

Ai-VF.uto p<ui. Piedras Miinras que señalan las llndi-s de las 
heredades. De j_jii«JI j^-.^. hachar aibfid, Mpiedrn blancn», 
y mediante la elipsis t\tt ^A.hárhar,albeid, ó n/ép/r, mu- 
dada la í/ en r. «Este campo osld mareado de todas as 
partes per nhejrat». <H: mnis humo térra cercada per 
valos fi níreiros». Dw. de GrijY/, ap. Stn. Hosn, Eitccid. 

Ai.vEM>K píiri. Sle. Rosa ¡titerprcla con error esta voz por 
•albíilii, caria, rescripto, imloridiid, licencia, escritura, 
real decreto», cuando realmente lo Cínico que significa es 



254 

¿nnrfera, según lo declara el siguiente pnsage de In do- 
nación que títi 870 hicieron Cflrtimiro y su mi\jcr AsaríIU 
de la iglesia de S. Andrís de Sozello, Obispado de Lamc- 
gr>, que hfiMon ediHcado: Ejc epre d« nostros Jiaredes; 
iiiiinn herdndp, guam hahiiimus de pressuria, fjaaní pre- 
serunt noslms í'riores cam Cornu, et ctim Ai.vende de 
íiege. Doc. de Pmdorada, np. Sto, Roso, Eltidd. Alccn- 
dfi, pues, no es mds que la vn?, perso-aróbiga j^\ albóiul, 
«vexillumo en R. Mnrtln, iiAstandiirte» en P. de Alcalñ, 
«vexiUum mogniim» en Freyíag, lat. barb. «bandutn», 
cast. bandera. 

AtvÉHciiiao, Lo mismo que albérchigo. 

Alyistbal. Lo mismo que albricias. 

Buscaron los muertos ca espessos yazian. 
La carrera de Dário fallar no la podían. 
Porqui; la non fnllaiian groo duelo fazian 
A quien gela niuslr;>í-se'graut «/o/W/'wí darían. 
Lib. de Alpj-andre, cop!. 1003. 

Ai.voHKZA ant. Lo mismo que «íífo/ip-a. «Muchas veces s& 
crian do las alcohejas, digo de las malvas, unas mnripo- 
sttS'i. Herrera, Affriralt..^ hb. V, cap. VII. 

Alvorizo port. Turbación, alborozo, desasosiego, inquie- 
tud, tumulto, revuelta, levantamiento, disturbio. Sta. Ro- 
sa, Iilucid. Lo misino que alhornso. 

Ai,voRor.H b. lat. Lo niisuio que alboroque. «Et SÍ volueril 
domlnus solidare dimiiiUnn prelium, det hoc et autun 
filforoc/io. Concil. LeQÍoti., auno 1012, can. 25, ap. Liucnií- 
ge. Glos. 

Alvres. v-Ahres, brolsdebnlsem, poncems, confits», Carta 
de D. Juan I de Arayón á Juan de Monlus en que le pide 
hapn venir de Alf;jiin<iría varios frutos y confituras. V. 
Arte Cisorift, Afjthidicí-, p. úi'^. Kl editor de esta obra cree 
que alcres es acaso <>rpatn de aloses. Este es también mi 
parecer, siendo simplemente aquel vocablo elpl.cast. dol 
nombre arób. «j^l al-Utu^c. nainigdula» en R. Martín^ 
«almendra, fruta» en P. de Alcalá, nuestra alhsat y me- 



255 

diante la contracción del diptongo au en o> a^loie ú al- 
kise, pl. cast. aloses. 

AlVbicia. Lo mismo t\tie fiibririas. 

Darían bunnn airri^-iu íi los demostradores. 
Uerceo, KIUngroA de Xuestrn Señora, copl. Hit. 

Ai.XAmA porl. Aduar. De s-^J al/'aima^ «lugiirium» en 
R. Míirlln, "■choca- en P. d« Alcalíi, «tienJa, barraca, cho- 
ro ticclio de ramas de órboIcs« en Koz. 

Almhkira, H(jiheira gnll. Bolsón ojuüLado á los piernas 
de los calzonea que llega ó los rodillas. Lo mismo que 
ntgibeira, k le etimología que dimos á esto voz, puede 
añadirse la de iu.<-J) alchúbba, fjue con lo acepcián de joo- 
rAí se cncuenlrn en Hélot. 

Ai-xoRCA ont. Lo nu:^mo que t//o/Tíí. «En el brazo uno al- 
uorva de oro». Alcalá SañvtZj Miíaífros de Ntra. Señora 
fie ta Fuencisla, fol. 117. 

Alxouxahes, alTouxerpft, al/'otijfires p\. gall. Casoabcl. De 
>3rl.yJ (ikhólchal, «tintitmabulum» en R. Martín, «casca- 
vel" en P. de Alcalá. 

A1./RH niell. Hombre peí|ueño y mal formado. De vJ^»-^l 
aMfidob, t-gibosus"* en R. Martín, vocablo que, mediante 
Jn síncopa del _ /i y transcripción del j rfaí (d) por la j, 
sueno alseb. 

AuiUNA ant. lx;y. De u*. 1 aé-sánna, «decrctum, Icx» en Rai- 
mundo Martín, «ley eclesiástica, derecho canónico» en 
P. de Alcíilá. 

A»A. La señora ó dueña de la casa. Nodriza. Criada. No es 
ilono puntuiiliztir el origen de esta voz que se eiicuenlra 
en muy diferentes lenguas. Es lo sanscr. dmíící, la ga6l. 
am, lobasr,«m«^ lo aruni. «-ch í'oímo.la hebr. rtofiúmmithy 
y la arúl). ^1 dmm ó imm, cuyas últimas dicciones, además 
de madre, tienen el sentido metafórico do «fuente, princi- 
pio y ftnidamentn de una coso», y tratándose de personas 
el de "ejemplar, dechado, prototipo y modelo», r. f) tím- 
ma, «piíecessil, preeivit, exeniplo sno; pncrepil quid fo- 
ciendiun, praifuit». Con el sígniflcado de nodriza se en- 



25G 

cuontrji en alemán la palobra anwie; pero seguramente 
uuestro «flirt no tiene tal proi^ed encía, regislrfimlose bajo 
lo foriníi anima en el siguiente- pasoge de S. Isidoro: «haíc 
a vis (stríx], vulgo ci/H/íirt.üiciturab amando parviilos.undc 
el lae pra;bcre fcrlur nasccnlibusti. Kn lo 3.* acepciórt po- 
dría traerse acaso del liebr. nc» anta/i «servo, oiicillüit, 
dr. Ul Ofljü, «servui» en U. Mnrtín. Pero como f/rno. en 
cast. no es la moza de servicio, sino la criada principtil que 
con fueros y oflcios de señora rige y gobierna la casa del 
clérigo ó del solterón, hay í]Lie explicar este sentido por 
el figurado que respectivamente tienen el hebr. ncK áinmah 
y el ár. ^1 amm. 

Amago, aniego porl. Coruzún de un árbol. Kl fondo dft una 
coso. Probübleineritíído j¡^'la//)ií^', «In médula», mudado 
el (lúinnifi (o, u) de la 1." i-adical en o, y el * (j) en y, se- 
guida de la lerniinuciún o. 

Amalgama chsI., cal. y porl., amalgame fr. Diez (EOjm. 
WürterbuvU) trac etilo voz de lo gr. ¡A¿Uyj*a, por tronspo- 
sición }iá/.yjt;-ix (lol. maUígma en Cfilso y Vegeeio), uid qtto 
aliijuid mollitiir; quod ad molliendum adliibetui-n lín Henp. 
Stepli., Thesaur. Grax: lintj., V, p. 539. Scheler fiJícV. de 
Etijm,)^ LittrC y Beaujean (Di€t. de ia Lang.-Franp.) son 
del mismo parecer. No satisfecho Marcel Devic con esto 
procedencia (V\ Ditt. Ettjm.) dioe: tí esta voz Introducidn 
por l()saI(|iiimístoscn el siglo XLII para si^'niflcarlo mez- 
cla inlinia ú combinación de metales, señíilndomcnte del 
mercurio, que se encuentra en Lacurne bajo la forma a/- 
yame, dicción, ó no dudor, derivado d<; la arííb. jüm.^w-JI a¿- 
chámu, "cunjunciún, reuuiónM, ú de tUxUl ulchimá, «coi- 
tus», r. ^^vháma, «reunir» (cf. gr. \^f.iu>, 'i^^\ pueden 
nsignar.sií congelu raímenle dos ctiniologlns. conviene (\ 
í*aber: m«^I ^ámalatchúma , «la nhra, la práctica de la 
algtmitt, ó jl*-'-^-lJI alniorhámn que tiene el propio volor de 
tllfirJI afchimá. Como sentido, añade, refiriéndose á ñstn 
uUinia palabra, lu analogía es perfücla, pues los idquiniJs- 
tas gustan comparar la combinnción del mercurio y de los 



■25-í 

demos mfilfttoB con la unión del esposo y de lo esposa. 
Asi en un IraUído que llevo por lltulo J)e matrimonio el 
C(ín/íí/ir/fo«(',elint;i'c«r¡o(znÍI)¡lc) secompnra & un marido 
y la [iluta (luna, la liiim) á la mujer. ECn \¡i hipót^^si^ de 
SPT íim«/i7íímn Ue estirpe aráb., voto considi>rnrlo como 
simple mtíUílesis i\ct.±*j^.J\ntmáchma, "congrega lio h en 
R. Mmlin, «iunlj)'> «;ii I*, de AIi-iíIji, Wrmino que, meditinUs 
|n inserción del J üun (1) del ocl. <li;sp«es del « i>iin (m) 
inicia] con /fif ha, i'cmplii7'>del ché.smadc la 1.* r/idicfilpor 
la vocol «ytríin?nnpcióndel . chini (ch) pop In ¿r suave, 
quedftrln tronslormodo en amnlgama. El propio orfgen 
tienp, íi no dudor, el lat. rtmaíffnma, que se encuentra en 
Mipiel y Morante, voenhlo q«c, como observa l-'i-üinid 
en oí npt. eoprü^pondienle de su Dic. y oo la lista de 
abroviaturaíi, os de feeluí moderna. 

Au\r'oLA. Lo misino que ababoi. 

Amahillo capí, niod., flní^«7'//f), amarcto, amañüla (Escr. 
deSiíth., tuT-V) niit. cnAi.^ ainnrrUna ant. lat.-hbp. (Florez, 
Esp. PJifír.. X.X,XI V", 4.V)}; nnmrcHn porL, marelo gnil. Se- 
ffAnDnrikiri y \iiArrni.fDÍr.,tH\.úiii8S'i),üvt^jj^atnbar(, 
Jo tpii' ns it<' rtinlínrírrís, de;lnib.nri> de aznfnhi, peiTiimo- 
fU) í'on íiiiitmr, nctj. pos, derivadodej**:. tinbnr, voí; intro- 
ducido probablemente por los Fenicios pnra denotar el 
ómbnrnnii>i'illi)((iii>seencmilr»Ii;ti^n las pinynsdcl Báltic<i, 
Uanindo por tns anliguos Gei-ninuos f/Ui'>; ó t/lon, el yUv$um 
(giict:infim} fio 'I'/ieilo. Y. Mahii, Kfytn. VitícrA., p. fíl y si- 
guientes, y Donltiu, Eíf/in, Dict, El odj. ainbnri era en 
Rsipto vi nombre de luin tcl;» ipie st- rjd>rie;d)n en Ali'jnn- 
drfn y l)nniie(/t, lo cual dehiú llaninrse osf por ¡^ii^níñear, 
no yn snln el color negro, como allrinn M r. Eslí-ve f Finan- 
c« do t'F.f¡(ffríeh sino el bl;inco, azul, firis, rojo ó amarillo 
que, según Lnne, son los de lasdívci-^as closes del tim- 
bar, y. yuolremt're, Hist. di'»»ifU. mnml.. I, 2.', p. 133, 
B. Í\W, y Dnzy, SupL En resolueJAn, yo ei-oo, con Engel- 
matni. <{\v\ M. Molin eytd en lo eii-rto euando afirma rpie 
se ha tran««íi-rido el nombrí* del Ámbar ^^ris al ílmbar 



amarillo (por amfirtríV^oj y que de esta suerte 90 lin üiido 
á est^aüj. la signiflcneíón (jnc hoy tiene. 

AMAPftA. casi, y jport., ainarrac base. De^ aimarf, «ciier- 

díiü. rt (uii/irm, sincopodn g1 l/tm (i)üel nrl. ór. y anodt- 

(la lu ti!i'intníteÍLin ». Casiri. 
AMAitiUDO Hilj. mil. MHiincólico, triste», nlligklo. Stígi'iii AHx 

yMorina.ilejiyj* mnnd, enfermo (de Miiitno ú cuerpo). 

débil, IdiigLiiJo, debi)itúll(),¡^illene^gfa. Barcia lo trae del 

odj. Itil. márvidu», morchilo. 

Ámuar Cflst. y port. (ambré en Teixeiro, Reyes rfe PersiaJ, 
funbravi\\., tunbre gnll. y port. De j,** atibar, «ámbar» en 
P, de AIcdIA, «'íimljoi'iim,specieso(lürniii(íiili;ci*ocotis>i en 
Fpeytog, oúniburgris.) en Kuz., "excrenieiiUj que se halla 
en el vientre de cierto per. grnndtí, que lleva et mismo 
nombrtí»; según otros^ "sustuncia vegetal que se encuen- 
tra en el fondo del mor y arrastran las otas á sus ptayaK; 
azufran» en Lañe. Urrea, Guadix y Cañes. 

A\iEcii.\,anieLxa,iUiiexa port. Ciruela. Sonso, S. Luiz (Glos. 
de Voc. /*«rí.>y üozy consideran estos vocablos como 
alterociúji del anth. ,ji.*.z.^i tilméj^imur, »n\ ülbtiricoquen, 
nombre que, íil decir de l-'reytag, dieron algunos rt la ci- 
ruela. Lu uliiiiologfn vfl Inn fuera de comino, como qu'ílas 
dicciones port. nu üon otrn cosa que formas variadas de 
la lat. mira i't nií/zíai procedida de una a praslélie»), que 
se halla en Plinio. é interpn;tan, Aiitonio de Nebrijn por 
«ciruela engerida eii scrvaU, y por «especie de eiruelo 
que lleva una frota pequeño, pero muy dulce», Miguel y 
Morante, ios cuales *;i'ñíilan como corr-e.-; pon dónela helé- 
nica la vozuti;», cuya sigiiiflcacií'm es I» de una clnso de 
ciruela prí»duc¡tlii por el sebestén. V. Alexandre, Dtc. 
Grcc.-FranQ. Kn Palladlo se encuentra imjxum aimo nom- 
bi-e de lo ciruela que produce el /írbol myxa. 

Amelgar. Hacer surcos dedistonciocn dislnai-ía príiporcío- 
naduuiente para sembrar eon ignnl<l:ui. .-1«víí/. lie '¿tí. y.^ 
amcljatí,ns\.i]i:av, hacer sulcoii en P. de Alcalá, transcrito 





de njjji.y«/-ci6a.>ysusUluÍiIn la doble íporla rdel inf. cosU 
AuCLCAR. Prov. de Arítjjón, Amojoii.'»' nigiinn pni-le de lift- 
nvi rt terreno en si;ñíil di;l fierccho O posesión que en t'llo 
licne nlgún siiji'lo. í'lcfí'/. líele verbo, como el nnterior, 
, ^ es un cninputtslo de Ins vofle* nnVl). J***. futtel, "hacer» y 
jk^ hodd, «mojón n linde de lierodndos, Iind<:> entre hepo- 
dadesu eti 1*. de A,lcal.1, r. j^^lmdda^ ««niojütuir úolindnr, 
alimlflr» en el mismo lexioóprnro, cdeflíiirfí, poneré tér- 
minos in campo, vol vinco» en U. Mnrtfn. Di; jk=* y^ amol 
hadd. m*^diaiil*> In transcrip<-'ióli del .<A)por!a^suovA 
y el cnmbio de In doblo d por In rdel infinitivo casi., se 
hf 20 amelgar. 
Amen. Asi sen. Voz procedente del hebr. px amen, ár. ^^1 
fMíit/i,que comoadj. verb. \{\\p. firmus.y eomoodv. certe, 
aere, introducida en los romaneos vii1g»res por la lonpua 
eclesiástica y con Ih cual rem.-itan sns plegarías los he- 
breos, moros y crÍ?!t1anos. En In eilnd media se iis^S anuut, 
[como fórniiiln de eonformidodcon lo qm? se juraba. «A 
todo responde el que Jnra: .-Iníc/), sin refierta alguna». 
Ordeníwuenfo de la.-! To/ar., ley XLI. 
Amir casi, y r^t. De y^l nmir, «imperalor» en R» Mnrlín, 
«príncipe, rey» en K de Alcnlñ. 
A\iiR. Añilf color azul. De .*JIrtrt-ní>, «nnir color» en P. de 
Alcalá, forma vulf<nr por J-iní', «planta de que se extrae 
fMndiQOfindif/i/erfí ttncíoria)», derivado del persa J-ó 
m/, «liidigoo en WulliTs, snnscr. niTfl, «blue, dark bUie 
or black, y niUun, (iidígo, tltcdye» en WilsoOj r. JUnd/, 
que Irne R. Martín en 2.' forma con In acepción de toñir 
de n/.id. De u/n'r, [icrninlndii la n por la m (cf. ahnafio de 
mUwI íín-nd/i; se bizo «»i/r. «Y las eslriveras, cobeeadns 
y petral sea plalendo y «mirado de cí/íiir fino, dorados en- 
cima». Ord. rfc Gran.y Til. I^VIII, Ord. de los dorndures, 
fol. 190 V. 
Amiramolim port..De(^pii.j*;ij*«Iamír aíffiumi'ní/i, principe 



2G0 

de loscreyeiiles. Mouru. V. Rui de Pina, C/u-on. de D. Al- 
fonKo III, cjip. II.p. ií'i. Soiisn. 

AMiHouEuru. Un /í»J'j*-' fuir fjuehfr, «o.\ gran principo». 
Moiira. «O soUlño s»' ag.'istnra e maudou nnilar Ámirqtut- 
/)ú%quccrao principal CopiU'ioilo Reino». Commpn.úitAt- 
fonsode Albuquerqup,tom.lV,p. IV, cap. ó, p.29. Sousa. 

Amoraiiux nnl. Lo mismo que almoradttjc. 

Amobete. Cierlíisuerlo de paño. Acoso nlterociún de isyJI 
aitnirt,<t de su pl. W^J onirát^ «panniiso en R. Martín, 
«sppcii'sindmnetili (curtís iiiiinicis inslnictil ex Inna vci 
sérico giossiorc contcsli, tpio niulicn;?- titiiiitiir" tíii Frcy- 
iog. uO meii íornnjo á'arnorpíet c o meu inórame do mar- 
vil á Feriiotulo coi»Ií)Cí> <'<í n. Diirdio. Doc.dú Pend. do 
1294. ap. Sla. Ros», Sttpl. alElnrid. 

Amotalefe. I^ mismo fpie n¡motolofe. i-Concedo libi Go- 
linsaugiir el ad postcritas tiia iit hiibcns tuos amotnlejhs 
el lúas (?x»ías do moros et de ci'istinnos». i'arln ríe pobl. 
de Üelchiifí oliirgodfi <:n lilfi por Ii. Alf. el Hat., up. Mu- 
ñoz, Colee, de fuer, municip., p. 413. 

Amphjao. anfláo port. I^ mismo que«/?o/t. 

Amiaco. Eli golpe <» herida causado por el loro con los as- 
las. Acoso di- JSj, nutrr {mMthuXa oi\ u el/ntfm d»; la I.* ra- 
dical y preeodid» án una a proslt^licji). tiombrt; de necji'in 
del V. ijj» ntárnca, «herir A aljciino Tupidamente con un 

golpe de lanza». 
Amuya port. Lu mlsímo que atmnin/ia. 
Amxy. De ^-s-ímíí-rí/ (veto), 2.' persona dul Imi»erotÍvo del 

V. deíecl. ^y^niff.r/í, híp, mnrchflra. 

Pues que ol nuti me desidcs, qiiirromc ir de uqiil, 
Calwjcfl la mora; tUxolo: fuíi-r//, am.nj. 

Arr. dti lliUi. VnnUtrcH, rOjd. I W(í. 

Esta misma vozíw* encuentro en Rui Yañ»»/., Ctiin, de 

n. Alonso XI, y bajo lu ronna twie.vi en iú Quijote, porte 

1.*, cap. 41. 

Asacad, íut«ca¿, ímf<7«/, /(«««<•''/ en (iuadi.x. El cHodndrrl 

homo que va fi las casas por el pan qm* se ha de cocer. 



\'- 



261 
De Jltül an-naccál, iiacarreador,» r. J.aj/i«cfí/« «transmu- 
tare, Iransforren en R. Martin, "acarream en V. cíe Alca- 
lá. Gnadi:^, Urreíi, GayanfíOP. 
Añacea. Lo mismo que tma^cn. 

AsADEL, anadoU, fin/Ku/tfl, onnadem port. Míiyornl, jefe, 
capitán ríe ballesteros ú iispiíigni'deros <\ cíe otro cualquier 
gente de pucrra. De JíLlI (in-uO.ilir, «veedor» (que pe hollfr 
en R. Martín l>ajo Orii/itsJ, «ninyorül de ganados, apei-ndor 
de! campo, piloto di' m;n- pi'hn'iiial, almiraiite" onP.de 
Alcalá. ^loura. "Qw. di'ntio do número dos Bí^-steirosfus- 
se o Amidotl.'. Ct>rtc-< de Li.-hoo úq\^9, Doc.do Vif'ni, 
op. Santa Rosa, Eliirid. 
Anafaca, nnafrign, ariiin/trra, "¡mjflifja, nnofiitjíu mifum. 
Gasto. Sobi-e estas d¡v.'i-s¡is íorniiis v. liei'gnnzo, Ani. de 
Eíip., 11, p. 037, CorIfA de León ij Ca-U., II, «">, Mem. /dnt. 
psp., y, ViTi. De 'üaCl nn-nófiíc", ngasto, gasto comoquie- 
ra, costa poi" gasto, si>slcnimir'ntO)> en P. di' Alonló. «gas- 
to» en B. Martin, «desembolso') en Morci'l, «costo, lo que 
so ni'cesiin para el sustento y demás atenciones de la vi- 
da» en Üoaussier, r. ^_+iü uñfaca, "gastar en bien, guslnr 
usando, pastar lo que presta, gastar despciidien(Ioi> en 
P. do Alciilíi. Alix, Dozy. 
Anafaya (;ast. y puvi., niuifnlhuw^i., fd<'f<uj<t vnX.y mnll 
Teji<l() de al.aí.idún, V.n cat. i(ii)a fabricada en Valencia, 
antiguamente de coto y vuy lo tafetá. \'eslido d" algodón 
y seda en malí. De s..!-..a;-I <¡i)-nújaij(t, «elr-ctum, pei'ipsinia» 
en R. Martin, «pars sequiói-, país leiectitia rei» en Frey- 
tag. Dozy, Covarrubias y la Aaid. dei'ivan Ann/aila ó 
Ano/aya del gr. ■f/x-^im/ ú yvj^'fáMov, lal. fjiwphfdium, 
(dierbo, quam alü chcnio'^don. vocant, cuins foliis nlbis 
mollibusqne pro tomeiiío utuntin-; ■/■va-iá/.ov y -'va-iáJ.wv pro- 
pie sunt: flucci ex texla lana ilerasi a l'ullf)nibns et in cul- 
citras larti.w \'. l'linio, //í,-í. ,Va/., lii). XX\ 11, c. 10, ap. 
ForcMilIini. 
Anafe. Lo mismo que ulna/e. 
Anafega ant. cast y port. Azofaifa. De sjuJI an-nábica, que 



2&2 

sígniflca el fruto del a^ofaífo (Zisyphuis iotrisj, llamado por 
los Árabes gjj^ mrlraó^iidrn. capinu. Dozy. i'Sino por 
aquellas llanuras unas que lle\aii un fruto como a/Kf/egun 
p3|)Ínos«s.'' Tpixpjra, fíeyifs Ur Perdía, a¡>. Caslro. 

Anáp val. Copa 6 voso. EsUi vo?, ponice t«ner parentesco 
con la ór. k-jI <iniij<\ uvnso.« p>TO líi cvo,^ nltcrnciím (lo !a 
la t./íjní¿//v, «voso ó vasija para }iU!u*durli(_'oreSi> lili Morciol. 

AXAQLKL, añaval. La poytilu úe yeso dondt'se ponen vidrios 
y pintos. Cov. Los Uiblcros i'i acoiTi;iidrtr«s d<í pan. Rosal. 
La trlinioloplu ük csia voz rs iHjnilsnio (¡ii"? la (1p anacnt. 

Anathox cast., a/ifilrá val. Sol ó alcalf natural. Lo mismo 
ciut' aluU'oii. 

\SKr.v.A, (iñnvea,niiasíi , (fñfi;en. Reerfo, diversión, deleÜe. 
i)e \í\jiJ\íin-tmjúUa, "íniíiKca cosa de placer. oñazeaD en 
P. iIr Alenlñ, «espiitvJniientO'ten R. Martín, r. «^ ner jaAa, 
«spneiiiii.. en el inisnio Icxicófirflfo. Dozy. 

AN'UitONA. \'«lo 6 looa dif mujer. I>c lij-*. amitina, atoca ú 
locndií dtí ninjiT, velo ú tocarle mujer» en P. do Alcotá. 
Esta mwrU' de ti>cfi i*j Inoodo sso fabricaba en Jdliva, según 
stí |i'..' i;n fil mismo Ifxirrtjirnfii, y o;: Ti'inoz, como da á 
enttMUJPi' una escr. ór, ;íraníidiim dul siplo XV. «Una ««- 
6ronn tnbriida con orillas.» Kmbnrgos d^ bienes de mo- 
rincoi*,Arvfy. de ia AtMtmiirti. 

Ancota. Lu la i>i-ov. do Grannda lo planta llamada toronj^L 
Pi*obablL>niente (iCy^\iilcú(t, nombre de cierta plantn, A 
mejor lU- UíjI tttvottá, y permutado el (um del «rl. úr. por 
lo «, «nc'oí/d, ocucnniis, cucumi.s pepo, ^Uj^JIUs, curciibi- 
(u», citrullu}^.» (lierlo que no convienen en signíflcaciúii; 
pero lo propio ooaee coir el vm-ablo torongít, que con ser 
y»>rbfi íibejt>rji (el uit>it»¿;y),/iv, /í)/?/í'-ísn/iAy//ort.y In^tVí-rr.**». 
mcliltícnd lili [íiiiscóiidi'fí), kí Un I*, de .■\1l-oIíÍ porcorres- 
pondi,'nciooi-éb¡Kafo/'o/i(/í¿,^L^jj3Íoront7iíí/i fmeüssa, ci- 
Ifugo), por la inn^I» tororn-Tíin, voz origiiindo. ronu» ob- 
serva Fivytug, titííLjfnjji fofonc/itt, -pomum eitrinumo en 
R. Martín, nuestra loronja, nombre que se aplicú ni tn- 
rongil por su semejanza de olor con aquella fruta. «Ni 



2C3 

ci-oo (luo por olro irspL'lo sr Ip ííí6 el ijotnln-e de lorongil, 
sitio porque dn de si mi nior de toronju". Lnguna, Anot. 
á Diosc, lib. III, p. 339. Kn m\ sentir, le uncoía recibió 
pnr 1;i iiiisiiiü üuiisa (;l ii()iiil.ir(> t]iii' lleva. 

Andamio L•a^I., amfuinn; anUuimu porl., aldnmia bíisc- Ln 
nriiKjznti ü(! innrlni-n ipie itsmi loa albiiñilesiMi sus obras. 
De iu*=jw) tfr/-(/«f'//i//,<-ftilc¡nií'iiliim»en U. Miirlín, Mcolum- 
nndomus et trabes, supcr qiins cxstriiitur tectumn en 
Freytíig. Dozy y la Acutí, ütjrivaii esta voz delpl. j^Ltj 
daáytti. También pudiera Iruerse andamio del vocablo 
uráb. f,\xíí handáni, que, aunque los dic. no le asignan 
wAs valen" que el de simetría, go encuentro en Abe» Jol- 
dAi> (P/'olcg., \l,2tXj) con la acepción de una máquina 
ctialquioru, como ubservu el Bui'oii d'álane en uiin tiota 
de su versión francés;!. V. Xoticcs H Extraiis des Mss., 
XX, p. a-i2. ]>í niodü que siendo el f,\j>^ haitdúm nom- 
bre genérico de toda suerte de míquinos, así puede opU- 
carítrttj las dcslinndas para el nciirrt^o delospesutloürna- 
leriules de troiiítrucción, como ni armazón de moderas 
(|ue forman el nnci.nmlo. Cf. S. Isidoro, EtimohyktSt don- 
de se lee: omaciiíoncd ti mochínis quibna insistunl, pn>i)- 
Icr íiUltudiiiem muroruin, ele» Cf. etiam el vocoldo cost. 
mPcIiinal (nMchinoU') doHvüdo del Int. muchtiut e» el 
st-'ntídu de andamio. uK por medio do estas calles yunii 
unos como andnntios qiu^ nliauesaban lOiJa \o liucrlan. 
Kui Liunzulez di; Clavijo, VVí¿rt dclf/ran TamorUm, fol. W, 
Hii los/.ífe. Aff.deiitnberdúAntr., IH, lib. II, se Iinlln 
andamio con la sigiiinoúciún de linea, «lil ell ülro medio 
de la red a en derredor de! miíriio i;erro una liiina dreclia 
que pnssa por el centro de lu red et dizen d es^ta linnu 
andamio*. 

Andana. KI orden de alguna cosa pnesln en linea. De ^'.jH 
an-nrtdi/t, y por lo pausa nnnádmn, «unu serie composi- 
tus, coniunctus, ortio, luneta series maiyantuntni», de la 
I*. ^ nádam, tinrdinaviU. 

Anu.viiaui!. Lu rueda de lu nuria en (pie sv. afirma la maro- 



364 

ma y cargan los arcncUices. Ac<ui. En tni senlír esla voz 
no es otra que el col. ár. -yjJI ad-dárttch, vgradiis* en 
U. .Martin, «escalón de estajera, grsdn pora s^ubii'» en 
V. de Alcalá, ó el n. de nnidud ii^^J«JI luf-dáructia, «peldn- 
fio grandü de la tracalera 6 de lo cscoluí», por lus nue llene 
la rtieda liidrátilica en que se ajustan los ai'caduces. Cr. 
Adaretja. 
Andarr-^ya. Jnpgo que se hnce con pjezns ó piedras sobre 
un tablero ó modo del de Ins damas. Acad. Creo que esta 
voz es la aráb. ju-'jáun at-tarraha, 6r. marroquí KA.jb.1 
aMarrocfiat «red», por lo semejanza entre la figuro desús 
mollas y los cuadros del loblero deljuego de damas. 

AsDELUYA. Lo mismo que alekoja. 

Cantando andeluyn anda toda lo villa. 
Arc.de Hita, Cantaren, copl. Í2U. 
Anoor porl. Del persa Jjjwl nnd<»t, nstrnliini qnntuor üízneis 
clavisaOJxum, in quo requicscerrtsolent, iit raos osl Ínco- 
larum regni ^^^\ ledicro gemís cui insidentea reges Mou- 
rilaniaí gestanlur» en Wulleps. Süusa. «Foiapressentndo 
II \'asco da Gamo lium aitdor pora liir nelieo. Barros. 
JJec. I, fül. 70. 

Andiiajo. \)tí ^jüiMtiiidrach, «ponnus trilus, vctiíramenlum" 
en Freytiig, «chiíToi», lombeou d'étottb cu de velenient usín 
en Koz. Pruiiuneiodo «I num inicial de . ..¿, mhirach í\ la 
usutizii arricíiíin. resulta mdmrj». convortidn djclin klra 
en n (cf. najiuela de magnliu) y precedida de una a prns- 
If^lica suena (mdrttch <} cuidra/, según el modo anticuo de 
transcripción española, cuando la j tenía el propio s^onido 
que la ch. tte suerte quo, añadida A eindraj la o en qtic 
termina el nombre castellano, queda el arábigu triisTur- 
mado en andrifjo. 

AxRxn^ Tai vez de jüJl anccr, vulgarmente aiuncxpr <'t tm- 
tifjitr, «odor» en U. Martin, ««buen olor, olor gcncrnlrn''n- 
le» eti Friívtag. «A dos libras de nnis uno orridia de nzii- 
cnr, y vaviui peludos (los confites) sin <]üe intervengo 



ttnextt ni hiirinn, ni otro nidal ninííunon. Oz-rf. dfí Gran., 
Íi»l. 100 V. 

Anemk, a/mTirf\n\. casl„ffrtftJ7«« porL De j,ff¿íiJ n/t-nnxid , 
«cantua» e» R. Mnrltn, «canción, cantar, <?anbüUe onliro, 
«•aillo lio ¡niiorfíii» un P. do AlfíiIA, r. tXáü iiáj^ftda, «cnn- 
taronliri'rt en ol misnm loxicógriifo. 

Vuestrii ptTsonu ensalcada 
Bivn UiRiigiiinente onrado, 
Por que yo vea en Granada 
Cantor un lindo anaxir. 

Canc. dfí Baena, p. 188. 

AxFAZ. Lntrtn. hroncf, cobrfl. Do ^J«L*uJ1 o/i-/)oAri.s\ «nnrirnl- 
cum(niif irhnlcumi, cs(írs),cupniin')cn R.MnrIín. «I', qne 
no trnífüMi fivno cnn nnf<i;«. Corte»? de Vff/fidolid óo 1258. 

ANFiOKcast., fi/i/ir)*) pfii-t. Lo mismo qiicí/íwí. 

ANr.iEíltA port. Ali|uil(M- ñ ai'tvniliimifntoflñhflslins, rtolrns 
anininlrsd'M'Hrgn i') liri). Dn tji_1 n'iará. Kn el Fuero ili' 
Castcllo Branco dñ 12i;t se, dice: «Qni Cii%7ilo aliono iravnl- 
Rrtr: pro nno dio, pcctí-l I onrn-'Iro, fi si muRÍS!, pnrlf»l las 
anffUfirfia: pro nnn fUo VI (lunarios H pro una nncle 
imnnisnlidntn». V. Sin. Rnsa, EUtrid. 

Asidle ojtl. Alfninar. alfombra 6 tape U?. l)pj.iUa. Imnábif, 
/>unif)i/ pnr \t\ imiUft, pl. do }jfjj^ húnbnl. »-tap*íliim» v.n 
H. MarKn. [.nselimn]nf2Íi)»(|Ui! so han clrnlo do orIii voz 
no Ucnpn rnzi'm de sc»r, pues en «I posngp. d*^ lo Crónica dft 
Minitnnf r, en (piri so liallíi tmibk' (v. orí. olnin:ch'), no s« 
IiflWa míis qni' de tapiwá, mantos, toco^ y lelas, pero no 
(\pt donos í) presentes. 

Anifala. Pan dp sahiidn. Iln ■slijfj^fi/i-noj'/iia, nfurfurt fin 
n. MíivUn. f.!;fiIvado» imi P. do Alcalf*!. Alix y Mfdler. 

A\ti. rnst, y porl., unir cn$l. Ln rnlí^nio i|Up í'/irV. 

ANNAüitfiS. Lo mismo qyiñ nnodel. ••Simililer annadreit 8n- 
f-'ilnrii incirps niilítuní liobcanl». Fuero dfí Escatona, ap. 
Muñoz, Colee. de/ttfíroA mtinirip., p. ^SC. 

AwAiMUA. Lo mismo qno ran/ftwn. Fuero de Cúvcre&. 

AsNAFii-, aa/irr/r//cQSl., finyaflí vnl. Ln HUsnio ipif; uñn/lí. 



206 _ 

Mor'os eslauAii tanicndo 
Atnimir's inatnwiniles 
1)0 ]n olio iTcsponüiemío 
Tpoiipns con onnafíten. 

PiH'taa lif .1//. d Xr. rnpl. l&M. 
TnniPildo tinrtft/i/ies e dando alarydos. 
Poema del Conde Fernán Gonzulej, copl. 90. 

A^^>sZAlU. Lo mismo que añacea. «-Et él non se tralwja de 
balallu.... sinon de folgnr ó de tenerse vicioso en sus 
palacios lí en sus onnn^a/íiis». La Gran OOng. de Ultr., 
Ul). ni, cap. LXCLXXKIX. 

Annora. Li* mismo que uorin. V. ConñrmocUin dfí hx fue- 
ros de Tvledo por l>. Alf. \'III, op. Muñoz, Colee. Ue /(/'■- 
ros municip.y p. íttl. 

Ansl'BDA, unnudvba, anniidura, anuda, odfUiba, antibda, 
ele. iJt' ivA^'l anudba, i> I lamo miento purnombi^j maheri- 
iníento de gueiTU <núdife Uilmundariba^f'ki^in^i.iAi)» ea 
I*, de Alcalá, r. <^^ núdaba, «invitam, vocare» en Rai- 
mundo Marllu, «Iloniai- pura alguna eos», llamar o) que 
liu de venir, «perLÍbir para la guerríi, llamar pora la gue- 
rra (iJi^ikJS v^>" t'n P, dr AIl'uIA. «vocovll nd n-m aÜcpuim, 
n)i8itfc(/ni earc/xUtttJ conlra «liqíietnn en Freyliig. [^dic. 
ción udua, que hace figurar Ucizy «n n| arl. nanaduea ile 
su Glns., como una do las furmas de esta voz, copiando A 
Sto. Roso (V. EOicid., I, p. 50), es In nrfib. UjJI ad-daá, 
•irivoculin. deprecalin, precnlio, inviUiUon en Frcylnfi, r. 
\ao dmi, fllauínr al qii«: ha de venir» en H. de Alcalrt, «(.'l- 
liire, rrtgare, inipii'ícnri» en U. Martín. 

Anncteha. La |>ersoiia que daba aviso pora acudir íi la gue- 
rra. .\lix. Segi'm csle (irifinlíilisln,de^j_iL'l««-/i/írf/6, pni'l. 
acl. de v^; P**!*» *Ir existircí/ííií//í'í«i cutí lalsigniílcaciún, 
venürin de w'UJI «i-/iw/r/d¿r, «el llonindorócl convoco- 
dor-í, fiTmn qu^ se eiicueiilni cu II. MiirUn y que «justo 
exactamente con la orlogi-íiflo de aquel vocablo. 

Annutia. Kn una escritura del monasterio de Celnnotia de 
iOJtó, se lee: liu'c est enim huíredilas que fuit de AbciJoiie 



an 

étdcdit íllamin annníiaú nd tiMori ?níc Farflciít- Arins, rIc. 
Colar, nu. tic Mateos Miirítlo. Arad, dr bi Hht., n. ms. 
dt! Muñoz. Alix, ei) cuyo (mIoa. tliíui-a i-l jintRrior passge, 
no troo elinioloííia de oslo voz, que ocnso no sea otra que 
la Inl. nupiioíy bodü, cíisíiiniunto, oni]>len<Ia ((uízíl p"r ul 
carlulnrio «n f(niÍvfiletíi'io di; donatio ¡>ro¡>ter nuptias: 
pero si asf no fiiorn, trntúndose de nnu doriocujii, no ha- 
bría otro rnedio de explicarla, sino ccmsideriindolfi como 
HUerncron (le la nn'ib. i.Au¿\ nlafit/n, adon, présenle, rrga- 
lo'>,óde ^is\*-1 aUtadijjrt, mloiinrión". 
Anoria. Lo mismo que noria. 

INTA cíisl., írall. y port., danin porl., dnntc. casi. Brtfnlo. La 
pie! adoboilü y i'iiiiiilu del Üiiiiln ú Brtfalo. .'Ictíí/. Dft iij 
/«m^í, nombre de un animal ric Afíicn, itfí cnya piel se 
hacían los mejürcs adar^zas. W Hnxail, parte II, cap. 19. 
Dozy dicfi en ol vSw^i/. qiienl la».' Umita es iin nnínial di-l 
fjíní'iv) de los antilopos, nuya clnsiflcneii'tn ih) fp compa- 
dece ron In siííuionle de I.íi'in Africnno: l-ant ísiv Danll 
simÜTíudinc houcm referí, minor tamen crnribus Pl nor- 
nibus closaiilius. Culoroni álbum gerit; vnfi'hus níKPrri- 
mls tftuljrfjuc velocilatís uta roliquU aninialibuspi'írter- 
(luaní ab e(iuo HarbnriiM) siipernriíiueat. I)p intñm Afi'icm 
deacrip., Lil). IX. Sobre el empleo que se bíicfn de la piel 
ilcl Anl-; ó .\iila pura bae<^r escudos, dice el mismo autor: 
Iltiius tcrfioi-o clypí'i finlisslmi condciunttir, <pms nulla 
riiliorie pr;rl<_'rqn:ini sphípruln' Irniicení lici?l. De esln 
suerte de cuero er;ui los escudos que de ordinario usa- 
ban los moroa andiduccs: ,^^^^ '¡^V' '^-l» «y vi los es- 
tandartes y las londics dasodarf^ys hechos de cuero de 
anla), líese en im iéchet ú cantar del Dicán dp Aben Ctu~ 
man. Sohrcal atij. ,j^ IfítnU \. Ahnacjirl, Aitalect., II, 
711. La Tnrma dante se t;niMientru vn Sacz {Valor c/p las 
ft«)Ht'rfr/.v, p. 531)» en Maruiol (t)i-^crip,dc África, I, 2i), 
en P. de Alcalá, arl. Adora'jadumi: (U».' m^j dárctt lamt,^ 
ñnraf/adante en el Gtoi. ai Catálogo de Ui real armería, 
p. C. t^ cdmolonffl pertenece á Qunlrcmére (v. Noíice vur 



flrrrf, p. 200, P/iris, isni) y ^í(■|lI«r. «ülmsl qtv» mnpiiti 
ullciiil lie cüi-iTiiu lio cxüiiiiiic íiiiürKti üo finia ni de irii/.c- 
liruiii de viiOJirt. Or<i, dcSrc.j Tíi. de Correeros, fül.iOS V. 

AsTK. Loniií)iiio «lue mita. i<I.tcv«Ím uti calzíni de tüfc¡f>pe- 
lo morntlu.... (*l jiiIkpii de iPln de oro, cnlnln <[o aftíc<i, 
Giunifin df A/pirtirftP, pnrlo I. lih. II, cnp. A"II!. 

Antimonio, ñegüii LitlrL- y Mnrci-I IVvic, di-l lir. jui) titfinud 
y con el art. nlutatmid^ «lopis hx, ntio (MjUvfin piirniitur».' 
Lo Formo >Ji\ itsmid, qnt? tiene iii misma sífinillcución, 
respondo im-jorfl lu gr. r::jit ó «t?4i¡xv de t|uu profcde, así 
como rrl?-. cuiidru nn'jor con la l«t. sUbium t que dio 

Anxahah. Chiical ú lobocepvol. Vie tjf,^^ akhaJiíra, «Jupau 
«M Fj-eytog, Ca/tio y Dymna, cup. XII. l>el nrquoro, o de 
I» Jííonii, <?del itnccnhar. 

As/.Ai»y\E, fuarofe, a^tiro]cttsl., iansfirtMí' poil. Ua \:í-^fyi 
fm^urtíí, ustiixOcolfhi, Sogiln Dioscóridus (lib. III, iip. Aüon 
AlbuiUir, Trmíé dc9 »ifti¡>Í., Irad. l^cclcfc, p. Í54-) es In gOr 

nitt de un ¡'nhol que ci-ftcecnPersiü^ semcjantf! á crmnitos 
lie inciunso, de un saboi* Jimurgu. Aviconii dice que es 
el nombre úti un árbul espinoso, £n unn noUi de Lixlcri: 
ae Irc ipil* lii sarcticí'lu es uno cxudüciúii fíonicsíi quo 
producfi el cáliz dii cinrUis r8pecÍo-s del griníio fn'/irtí pyr- 
tcnecienlo i^ la niniilia de liis £pucridi>aíi. 

Ax.\c:ai.. Lo mismo rpie anoiMÍ. «Qwc ninjíun inoliiH'ixi 6 
r(«fic«¿ ó muzo Miíi osado de saíuir fuera de lu cil>d;id ni 
lltivar al molino trigo ninguno-». Ont. th Sec, Tk. de tos 
motifieros ¡/ (tñaralesj fol. 238. 

AÑACiu, iiñtt:n iiid. Lo mismo (pi'j^ nnni-m. 

AÑAt't-:. Kn alguiiiis parles de la Lsln ilcCubii lo mismo que 

Añai-i-:-\. Püpcl de <?slrazíi. l">o SviUaJI mi-twjrh/a, cperip^iinu» 
L'ji U. Martin, »d dosoclio de iirtn eoso, el r<^jris. 

.\ÑAH[.cnsl.,flflíí/f porl., nnafíl ensL y porl., ajii/nfít vn}. 
Genera do. IrunipcU) ií^utl y »in vucllaN de que usithun los 
MorÍtJCOs;crmi dcmclal i»>niolJis demás.y las reales dts 



plftln. Cov. I>i; la voz prrao-arílbigii j*4aJI un-nnfir, «nño- 
ÍIU tin 1'. du Alailrt, «tioinpetn- cu lliilut, «IiiIki lune»» cu 
Kraylíijf y en Wallei-s. ScgCm Quutreincrc el añaflt ero 
utifl trompeta ilrstinndií pura üar la stífiíil tlr' Jiduiun. V. 
Duzy, .Va/j/. De irllu lince mención Aliriíicarl. Analecl., W, 
p. y;tí y tt33. La eliinologla es de Guadix y Uri-ea. Tafien- 
.do li-ompns y añaftles, l^y IV, til. 24, t*ort. 11. 

A.ÑA<i.vKA, Wíjífííí cost., <in<tf/ara, nc¡i(uu porl., anyaífcrtí 
viíl. l>i; aj'Ji:) an-iuicrása , «vcnalío'* en R. Murllji, r. Jij nác- 

ca^a, en 2* forma, "veiiBi'i-,«ertJn''en líiglust»,^,,j^/j 
en ol iniíiino lexicúprafa, que traduce Dozy (v. Stipl.J por 
ooiscler, s<! servir d'iipp^-nux poiir oppelec el allirer les 
flutivs oiseaux». Acaso la voz oráb. no sea más que co- 
rrupción do la Int. inescatio (que es la etimología de la 
Arad.), cl ocio de engoñíir, r. inesco, «cazar, pescar, 
nlifiiíf ron díiilivfií» ó promesas, hacer caer en el anzuelo, 
sí'fjinrir, erigiiñnr-. 

ASAsro. Knrcdo. Fíe s.iijJI/í/1-HííjWíT «nudo del lazo en que 
iinn heslin salvaje se encnenira pillada por el cuello», r. 
^-^.zj nttxica, «onrednríie, ?er cogido en un lazo». 

ASaz\, a/iofsea ant. V. aiiac*?o. 

A^Az&iBanl. caíit., añasmcn base. Alalias de oro 6 piala 
q(ie nsíui las mujeres en las muñeeas. (^ov. Annilliires ó 
astragnliis en la partí; superior de los rustes de las colum- 
nas cu laarquileclura jtr. Gayangos, n.ms., np,Alix,(i/m, 
1)0 JiJ) an-nmint, «sartal ótdlo de perlas». ICugeIntnnn v 
Alix. 

AsiLcast., finyiicoX.y val. Color azul. De J-JI an-nil. Urrea. 
Sobre el origen y $igniíl(.'acióii de la voz 6r. v. el or(. 
(Unir, 

AÑin. Lo niism'"» que añU. "Cdlor indio ó de oítir es In 
espuma que nada en las calderas quondo se cuece la ver- 
va que llamamos pastcln. Huerta, Anot. re Piinio, [I, 
p. ÜC'I. 

ASoHU. Lo rnisrao f|ue noria. 



AuUEME port. Gnhtíriuiiior rnom. Dt¡ *.»LtfJ affiár/iimi, «jü- 

tii'\"t en U. Martín, •ijii(;zor»lÍmii"ic»,.iuez c!prí<ío de la ntm 

parlen ei» P. de AlooIA, í-jiuiex, arbiler, priM^ps, domi- 

nnS" en Fi'oylíis, njiohorundor* an Mnrn*] y BfH'lhnr. "* 

AttA, liorn. t)ufjL&.Arfr«, «parrotiiiin. vicns"» on H. Miirtfn. 

Esta voz, que se euciienlrn en varios posages de! Apeo 

del Ldo. l.ooisn fArck. de bienes nac. dr Oran.) y «íní*! 

Lib. de H'ibiceí, es írpcuenlisíina oii In Introducción á la 

iháUf de Aben AIjutIb. 

Arahalde cusí., arrubalde \hm'í. Lo misnio que w/Yíftn/. 

Aj-adcs liucna vcntun, responde Uivfio e\ alcilili*. 

Las rt'iilas de aslc c«nsi*jo non las ijuiífo yo ilr v.ditf, 

MüS vos ilad)i'S |hir lili lanío. |ior la villa e arnbahh 

Si vivradi>s t\»& Uhh m ello alpinm. (abM von el ppvtiuldo. 

Itinindo de Pnlanio, co]»!. a<iri. 

ÁiiAHE cast., mal!, y port. La perponii noliiriil de la Araliln. 

V. fítárftbr. 

ArabÍ. fU'mbi anl. port. Dft li''))r. 12^ rnh()i, furtiindo d<í la 
voz. cnidnica 3t rub y del «nlijo pmiioniinai de I.- porsniín^ 
«summus, prtuleclus, prinrepsn, ár. jt^ ar-rabbÚ 

ARAitiA Cflsl. y port. arncirt. Lo letigun lirobe. De j^j^ 
tirahít/a. voz que si£!niflca 1" rnismo, y se emplea como 
suslunlivo en vez de s-sjül ^-jUJ. V. K»z., Dicí. 

Abac, fíiTucn cnsl., arnca, anik, nraque^ itrracaj rnk [lorl. 
Apuardienli? que hneen If's WrUiros con I«'clie npriadii de 
yegiins. De »5je. drMA- «jiguardiente-» en llenri y Boolhor. 
Este autor, Marcel y H¿Iol Iraen la torma^/- arrtqui con 

el mismo ¡iiíiniflcodo. 
Ahagan. En mi smliresln vozcsaltemciún de laar^il?.,^^^- 

Aíirrf/i, í'i „^(^ A'í/*<?H que se encuentra cu R. Mnrliii ci>u 

In aeepeion de r/ív/ií.<; orerradoiy, rvítiveo en CjitarítKo. 

epíteto epticndo ni enbnllnú otra hestin eimiquieru, ei^iin 

Lañe. C.í. Alcilrt en el arl, tinmnn bestia. 

AitAiiiANES. V.itrnuMin. «Kt como quicr que los cipreses 

iioi) lievnti rnietii qn>' sea de comer, son tiuiy buenos Ar- 

boli's el tnny ¡quie^ins. el Ioj; iwniAanes, et ló-; lidontiros 



'21L 

el los nzofi'ifosi". Liti. ttri cuhaltero y del escudero del 
Irif. D. Juuii Monucl, cnp. XLIV. 

Ahau «ümirri nieiliimi de uno »rol, cuní sun caso. <^t cuui 
vincíi, el cum snn níiun». /Me. de PtífO de Sotmi do IHG, 
jip. Sin. Ittfsjt, Eliivid. I)(» J.S.J1 nr-rnUl^ «dvile» en Rai- 
niiiiulu NJnrliii y en t;l (Mm Le¡d., «ItutOú en P. de Alcalá, 
firusíi fueru tl« itiiti cimlnd, liorifi, alqneiin, aldea» cu 
VoAY. V. G/'w. y ¿iifpt. 

Aramuel cast.. alambel poit. Tiipíz, cnbortop. De J-í*a=OI 
txUmiihel, «lapeluní, omni; guod exlenditur» en R. Mar- 
tín, «cbancal, repostero, poyo) para cubrir el poyov en 
P. de Aleóla, Gufldix y Rosal. <<Y el maestro que flzíerc 
tos Inltíü «Iqiiicci-irí» ó "r«w¿c/qiie los faga el pié do lino 
y hi Ir.ima de uigcdoii». Ord. de Sec, TU. de tos ícjrcd'f- 
ren de Uno y lana, fol. 211 . 

AnA\<;i:i, rosl., cn(. y v;d., nrorurí port., ortirucU molí. 
Tnnlíi oík*Í!<l <pie dotermiiia Uta precios ó qiii; s*; han de 
\ender las mercoderfus y los derechos que se hon deco- 
limr. I)í^ j«™-'lrt*-sír, "pretinm» en H. Mürlin, «precio de 
Ins mineros i'i mrrcíidt'rljis, sobre todo fljndu pur la auto- 
ridad" en Kaz., «Ihe currenl prire, or vaU:, ot whiclij) 
tlilují i» lo l>c sold» fii Lañe; ó del pt. j<^*'3l idasár, atari- 
fiio un Honr\', ^.*«'Sl ,^l*i en Boctlior, v. ^^Aitm, rn 2." foi^ 
iiiíi, "poiiL'rt; preeiuiii,, uu \\. Mítrlín, «oott-r, oxlinier, ílxer 
le prix des dnnpí?í>fí, etc.» oii Ka/.., «lasnr, t-egnlar, limilar 
el [trccio de los gf'-nerüsn, .'ju-'íl _^j»js- en Borthor, «liirirer» 
í*n Henn". Ks(e mismo verbo se eneuentiii en 1.' forma 
cí»n la acepción de í(í3((r en P. de -Mcalrt y en H¿lol. 1)« 
.U-.1I rt/«¡«¡ró«/(rjM*r, insertada nnurt eufónica enlre el s*v 
pondo olef y el Am f.<J y eonverlid.'i la r finül t-ii t (ef. aUpii- 
\v de lyL'l, nñiifi! de j*¿¿.'i; se produjo lo forma nlnmel 6 
íd/jfítvi, y mcdiuiilc estos cambios y lu Irniiscripciúu del; 
fn/it ,/' del art. por la r, oreitmd, (tninacl 6 aranceL *iAran- 
4fl de pesos: pnr una í3> de rlnvos d».' girof'"' <|uinze inrs.; 
id.dcltinue?. mosciid« de j'ínli vpyníe; id. del alnoxoea 
onz", ole.n Oifi. de Gran., Ttt. XIX, fol. 312 y siguienles. 



272 

Araual. Lo mismo que arrabal. 

Por las tierras se volvieron 

Rrobíindo C'. ffacriendo mal 

Yltora combotierun, 

Ganaron e! arauai. 

Poema de A Ifonso el Xí, copl. 21 . 
Arauia. Lo mism.0 que arabia. 

Dixieron los escuderos; 
Sabedes bien la arauía? 
Sodes bien uerdnderos 
De tomarla en aljamía. 
Poema do Al/onm el Xí, copl. 1203. 

Arazana. Lo mismo que atarazana, V. Capninni, Memorias, 
Vor, di' o ff//ni'i8 palabras del lut. b. 

AnnELConAX. Groiuidn, Lo mismo que alboquoron. 

AiKWV.'LLO's casi., orbelló \ü\.f aiibellú cal., alballó molí. Lo 
mismo (\{\Qülbí(ñar. V. Rejón de Silva, ¡}ic. 

ARito[.i.oN. Lo mismo que arbellon. Alix (rae en su Glns. \n 
etimología de esta voz, que es la misma que dio Müller & 
albañal, y sus diferentes formas. 

AmioNKi.. Lo mismo que albornez. V. Dic. Marítimo, np. 
Castro. 

AitCAi.ciLj alcacil, alcaucí, alcaticil. Palabras híbridas, com- 
puestas, segT'ui Simonet, del iirt. ¡ir. al y de la cnsl. cft- 
/í''ff7/«, ü del dim. lat. (v7>fVí'//f//», opinión aceptada por 
Jíozy, V. Simonet, Glos. ríeooccs ibér. y laf. in v. cabriln- 
La correspondencia aráb. cnbrilu, c[uc da P. de Alcalá al 
vocabln alcaucí, al)una cumplidamente esta Plimolosín. 

AncADi z casL, alcatraz fiutl. Lo mismo tpie aleadas. 

AitcATirA. Lu nnsmo tiue alcatifa, en lo acepción de capn ó 
cubierta de tierra (pie echan en las solerías do las cánin- 
rasúsobradus. 

AiioÁ/,. Alaud, li'Ti'lro; tulla para entrojar cereales. Se;;ún 
Alix, aunque [lareí^" derivación de ta lat. frca, se aceren 
más piir su forma á la dicción liebr. -yin argga^ «arca». 



273 

lá al vocablo olcaaciy nbona cumplidamente Rsta eli- 
mnlopífl. 

Arcada. Movimiento violonto y penoso del esU^ninRü, que 
excita d vómito. Lu Acad. duríva esín voz de In an'ib. íj^áy*. 
horcado, nuez de la got-ganln. En mi humilde n[iiniún, y 
teiiiendu i'U cui^mIji t\ttv. t-sti* tétiiiiiiu su ii»;i comunii)<.'ilUí 
en plurnl, urcuda nu es otra cosa (|ue ^líj».harctU, |>l. fi^m. 
deUjA. /larva que valo movunienlo. 

AiicADi'Z casi., aicatritj giill. Lü mismo que ulcoxiuj. 

ARr.Au. Serpiente venenosa del Turquestún. Metátesis de la 
dicción tír. JJ azrám, que se encuentra en Marcel con el 
propio sicnidcnílo. 

AucATh-'A. Lo mismo que alcaíifa, en lo aciípción (le capa ó 
cubierta de tierra que echan en tus solerías délas udma- 
rns ü sol)r;idos. 

Arcazon. And. Mimbro. Orrupcit'm de o) ,*.-«■ J al/fiÍAnrán 
<\\w s-\i2,mt\r:t lo mismo. Los liei-borislas iiri^bígo-hispnrios 
dabnn al mirto silvestre, dr que se hac« nioncií'in en el 
Libro cuarto de Diosc6rides, el nombre de ^ jO* o^^jf^ /*"*" 
során baiadi, que se aplicó á In mimbr»^, j-ijJ, pr. iv^i;, 
por la semcj'uixii de su ramaje con <■! del mirlo. V. Abim 
Albeililr, yrrtt/tí des mimpL, Irud. Leclerc, 1, 10 y II, 68, y 
Aben Alaw., trad. Damiueri, I, 3Í3. 

AncE, arc*fn. Margen ú orilla. Brocal, .alcací. En lo primera 
oc*pc¡6n es ol rtr. J-^-L— I nn-nf'/iel, que signiflc.i lo mismo, 
y en lo segunda j-«JI i^í. /riríi' albir, «broccl de poxü>t 6 sim- 
plemente íj^ Jar^c, inediontR l¡i elipsis de jaJI (tfbír, 
•pozO". V. llenry in v. M<er</ellc, y lii>etliQr in v. Mar<je(lf 
6 Mardclie. 

Amcelio. Culiñoativo del onballo que tiene el pié derecho 
blanco. Ue J-^í fírckeli, adj. posesivo derivudode>,a.J 
arehel. \'. argel. 

Ahcichi-;. Lu mismo (jiie aciche. 

AR'tiiíutciiE onl. Tablero del juego de ajedrez. Lo mismo que 
ajfdrej. 

AuciNAL cat. Orla closse de oixárcia 6 engoiiy pera pescar. 



Lábrrnin. De í.Ll«JI oa-Ntnnt'tra, hampón en Knz.,Boc!hop, 
IK-Iol y llenry, «aiizndo» en P. de Alcnlá, (jno únf&thaú 
lopriinern radical. 

Ab<:hí!<;\ya. !,o mismo qiif o:ofjnij(i. 

AnDA, ardilta cast., harUn poi'l. Esto V07, á la qüc la Aca- 
(leiiilu üii como prii)j.it)It;tMj orí^'n ar;ál).,y que de aten- 
ttorHoúiiicuineiituA lii hriniulnniu, lüngiiiia etimología le 
cuodrurfa mejor que lu lierbcribca Wjtl uárUa^ «ruLa» en 
Murool, »') sjj¿l ayúrilu, «raUi de los cunipus» en el Dicl. 
Fnun'.-tífrfih'e, UenR líniy pronunciadas trazas, como 
opinuii Diez y UoiikJii, de no ser mus que corrupciúii de 
la lut. mtella, io ciitil por lu pi'ótesis:, ctiinbío de la n eu r 
(uf. sangre ile sanífuinem, coíre de copkinunf y de la. ti en 
£ (cf. dedo de digitits, lodo de luttis) se transformó en vri- 
diUrf; niediunto lu sincopo de lu i, en wdutUí ú acdiUa, 
y nnalmenlG porcoiilratx'iúii en urda. 

Akda/.\ Siígün Boy, en su Dir, de Comerriu, se da esle 
nombro A las sodiis mñs (íru^iuruíí qin: litiy f;n Pf^raúi y de 
ningún {ipi-ci'iú, porqiití (.-slán llenan de unas liguduvus 
quiisoit iiiúlí)cs:adcniúsdesu malú calidad natural^ están 
sttjoUmd Traude, porque & menudo se eiieuenlran en las 
masas estopas de sedn mezeladas. De .j«tj»il iid-dosa< ual- 
gndon» en Kreytap y Kosiinirski. > i 

Ahubl. Medida de pi^sos y capacidad en Egipto. De -^^Jlnt^ 
dcb ó v^jl i'r(/<(6, (•niedidí) de ilridos,ii ditrivíidn/isu vexde) 
gr. «.stsí^i, lal. oj-íiiha «medida de los egipcioü poro las 
cosas secas, que Imolji tres celemines y la tercera pai;^ 
.de_ otro.u segitn tí. Isidoro. Sobre la capacidud de tssla 
suerte de medida puede vei-se d Silvestre d,e Sacy»^CAr¿s<. 
anib., U, p. 28. 

AitnEPA. 1^ mismo (lue nidel. 

Ardlh.vn. Auricliul de Iü siiiiia de Derberl». Cürrui>ción de 
la voz berberisca ^^j^} fijúnícn ó ^-.VíjiI atjárdon , que res- 
pectivamente se ivgislriin en Marcel y en el Dicl. FraA^.- 
Urrli**rp COH el tjigndli^ndo de trigo. 



Ahkf&ck porl. Barato; A bnjo precio. De 



.■]■ 



'I ar-#i^ij-f •'\¡- 



lis pretij rcff» en Frcyt/jg, «rqwi cst a bon morchíi' eii Kbz. 

Ahei. Cflst., firtr cal., malí, y val., arent cnt. Plsiiecifl de cri- 

bn finiri(ie parn I¡ni|>¡;»r el Irífin en la ern. Acod. De JL»^ 

•rjfaritéi, mit!atro jí*""''''.''», (l<;rivo(lo á su vuz del lol. cn'be- 

-píluní, cribo, tamiz im Pullodio, üím. do crihrnm, lo cribo 

: ci>u que Sí! ümpio ul liÍRo y otras semillas, Do Ju^ jtot- 

ii¿(í/, inedionle la sfncopíi iie lo // (rf. alnrn de vOiU. giUrxla) 

.: y do In i» ícf. axio de cahifHs), se hizo fwc/, 

Abknui;f casi., armrh cnl. Seprtn los pllmologiplní*, det teti- 

t/iiiior» finrénc, Ln orlofifríiftn d** Ins fornuis espiirmlns dn 

esl/i vnz ijftnp mrts sf^mejanza con pI iinnibiv rtp imidnd 

tiiyl ar-rcnfiíioy olcrtierlivo «pyl ar-rcne, (jueserBaiplmii 

reapectivameiíte en Humbert y Bocthor con I» acepción 

de hareiiff y poin>:on, ppro comn esta voz no se hallo 

en la lengua árabe clíisica, entiendo que la dicción 

ffspaíiolíi no es mrts que alteración de las latinas hitlec, 

tii/í/íí/ffeún/ee, que se encuentran en S. Isidoro oon ta acei>- 

■-1 cióii de tinrhit/t.piTj, mediniile la convei-sión ordinaria de 

Id /un r y ln InS'M-ciún de ntiri n euf6ni(;a aiiU^s de lu letra 

"(IridLcr. inritii-lid lie nuu-fít/í, nUmúrn áttalatifUt. «Los snl- 

niiinese lo^ an-iiqi íes sr'fjnntquf^ de )o<í menudos dixe * 

Arffícisorio di'l Mfirnui^s de Villena, p, 7fi. 

■AíURZ. Kl ilrbnl llamado par olro nomhro alerce. Deitj^l arep 

'■■vrlriis.n "Lanza trola de palr>, qne dicen cedro en Inlin. e 

fin ítrabígo llaman fre^.n Lti Grtiit Cnnq. <le ÜUr., p. 174. 

'AñFA, urfi'. El sui'o, ó copo, ó bolso de Ins varias redes de 

'' pesquera que se emp¿an en el Gtiadidquivir. Acoso de 

^\ riffajj, €«i*fed,i» ó áejj^aifa, itrfa, mndiante ta con\'e-r- 

sión de lu / en r, qne se enencnlrn en Mnpcel con la siglii- 

, ficación de fondo de un saco. 



M 



411FAB. Cabecear el buque. Tal vez dé si^ orf ncoma» en 
iC Martín, «cresta de una colína, cresta de] gallu» en Kaz. 

AnFMi porl. KticabrilJirse (el eahalln). Ue »tf.l (wtuja, 8/ fop 
uia del veri» »ij /-«/«'««levíintarse, levantarse endcre- 
gunduu en P. de Alcalá. Du NUjItírtff/a'Ujpurlu síncüpudc 



la siUtiba ta se hizo arfii, Xf^P"" por I«,a<Uciófi de lo /•(!( 
iiifluitivo fiistcllnno. 

El vorboürobequepropinmeiilr. tíciictti acepción de en- 
cábrítiirao el caballo es ul sordo ,,,ví: -Tobbn en si-miinlii 
formo, seguido del iionibre yj,¿/áraA, ncabollo. u U. Marttl 
trnrlucc en Iíi glosa del art. Elecureúci su Voc. l^it, AJCi 
^ji .^.^ por «quaiidg so elevut in diiobus pedibus.» 

Ani-'fi.. Lo tii¡si)io que alfil en la acepoiúii de pie^^a del |ue{ 
de njeürcz. 

AiKiAANS pl. i)orl. Alíorjos, mocliilns. V. Árgana. 

Am!.\DlíU.S pl. cíit. Angürüias de fuslu, líspiirl o allra mol*^ 
ría ab sas divisionfí, que 's posan sobre las bestiaíj piri 
portar canlís de aiguo, ele. Lovernio. De jJs/jI akartcil 
ítftnus sorcinave asini; cenistrum, sporta, ¡fficc, fruclua^ 
rÍ8" en Freylog; nngarillo, canasta en Borllifir, derivada 
kn voz dí*l gr. Ki¡i-rtil'^ (> x3(iTa).4;(piirxx>.«0'/;) i-eeslB, conass 
fñ,» rnb. W-íp cnrtil. De ^^\ rt/cortfiíí, sincopado el ^Cr^i 
mudado el J í'Odel art. ár. en r, el .J(q^c\\ g (cf. ga billa" 
de !1m5 cubihí) y cl t (1) en d [vX. adobe de ^^\ut-iól/), 
se liizoar/7nf/e//.Tambirtn pudíora,lraei-se argudcU dcsiü. 
utnla y eon el art. alnioia, «angorilla, canasta" en Boc-- 
llior, medianlí? los correspondienlíss «lainhios eutóiiicoa^ 

AuGADUxo, l'rov. de Aragón, lüeslo grande de mimbres. DcS 
^^\ akaticUu, nombre de unidad dol vocablo anterior., 

Ani-.ADO, lüirí'dn, Inivesiira. Alix, rorrigiendu {\ Marina, di 
eomo origen probo blo deí'sln voz la íir. yoLl algudr, pepi 
fldia, engalló, dolo; sin rnpni-ar ca que es simple altero^ 
ci6n del a<lj. Inl. sustantivado argüían (de ttrquo) «agudo, 
Ingenioí-o, sulil, astuto, diestro," de donde el y. argaU 
ehartar mucho. 

Ar(;aU. Carnero. De ^d^i\alchadL que signiflca lo niiemo. 

Aro-aija, argallia. L» mismo que algídin. tfl 

AlttiAUANDKi.. Arrapiczn ú colgajo de pnfio» lienzo, etc., como" 

los quf cui.'lgiiii de los vestido.-* rolos. Ai:ud. Vuz noni- 

puesta de las Ar. f^^ Járea, upaní peí laoeratio(atvcstb*)i 
e^ fVeytug, olambeau» on Mureul, iieiiitTunit en tíc 



opitacKiniMen R. Marlín,y jlíAi* níatiríff, «pnnnus^ suda- 
riiim, liiiteum.» 
Arcas. Giínero de plantas (árboles y arbustos) qns se crían 
én Marruecos. Dg ^1>.Jí archán, coleostri spinosi gemís ¡n 
Afutifitftniff fi'fiqunns, cuius frucluS aniygdoIiH símiles nu- 
cíeum pfacpingiiñm c\ olcosiirii contiiitíiit ni huno of> cuu- 
sam jJjÁJ|¿jJ appetUiníttr,» 6 de J^j^ lntrrhñn m\&íísIv\ spi- 
nosi getinsviJí*iffl«Hm, cuius fructijssüunuclcioniygdiilis 
wiiniles." V. Freyltig, Laoo. Ar. Ud. ^ _ 

■ÁRGANA coyt., wgno porl., arffucns, pl. cul. Kii Ui acepción 
&e mácjuina, & nioilo úc grtVi, puru subir piedras ú co^us 
dé mucho peso, la derivó .Menage del b. lat. arganum por 
Grffdnitni, gp. S^-va-/ inslruiripnlo, i'ilil, berramieiilo, todo 
lo que ayuda 6 suple el trabajo del hombre, máquina. 
Pero la verdadera etimología es ergafu^ procedente de la 
rriistna radicol, que se encuentra en \'ilr-iivio con la sig- 
niflcaciún de nii^quina píu-o subir grnndes piedras, etc. Ln 
voz lal. so deriva de la gt-ieíja iyfiín. , de iloiuie trae su ori- 
gen lu ür. Sj.^irgAd, uinncliiiiíc geiius, cyliiidrus Irncto- 
iius in rniolicnda ntjchora adlilbcri soIiUis.'» IS'íjmi de 
Silvii dice que es lu mismo que cabi-estniít»-' i> torno. Nóu- 
licamenle se loma tambión por cobrestatite. que es gI, 
váiordela voz griega E^íyá?rr,. ovírí^aneíi.ergalaqueesniafle- 
rníiubre el cual se hace la máquni9.i> Urrea, en Vrlruvio. 
En el sentido de serones 6 angarillas con laarmaduru de 
arcó poro llevar In comida sobre una bestia, quclcdi't Co- 
varrubias, creo que es lo mismo que urgnena. 

-A.tiOAYA. Según Alix, de %ij¿\ utyayrt, "flnísi» en R. Martin, 
iiextremilas m summusquc lorminusu en l-'rcytng. 

■'^ RGAYO. Manto que se poní» sobre loda la demás ropo. Ma- 
rina da por etimotogla de esta vo;; la ár. x^t algatja, que 
carece <li; lal ?ipnÍfioncÍ¿n, y Alix ^síjJ} fil(jox-á, ftegu- 
menlum, velamen.» A mi parecer, arf/uijo no es míis qua 
eoiTUiM!iiVn del rtr. K}LsJI n.T-xúya, «li'mieo» en R. Marti»,' 
vocablo ongiiiaílodelcelto-lalinojrrtijHnijnueslro sayo, me- 



278 

diaiilc la conversión frecuentó del lain del art. ór. ca r, y 
de la s en fj. Cf. gibio de iepia. , ^ , 

AiiOF.Lí'íííil. y ]M>rt. Adj. qiip sft nplica til cnbuUo (|iif lime 
iifi sólo pif' l.Iíittrn, Acntl. iJo >*..! <írcAflí »in unu jic^le 
posterJore)ilhoi>oU)tiiKr>qnus,u rniKji^, rúrAzYfi «in pedo 
uno poslerinrc nlljiíni lociim linbnit jumentiim.» Aüx. 
Akgf.\ia. Nube del njn. pcpftn l.níziuiQ cu Diostórideg. Es 
lii voz Inlirin uracnin, fir. «f^íjia <*( S^ivtjiw', quo so encuentra 
en Ctínio con In ncepción de U*]» ó moncba que.s<^,t;rja 
on el ojft. V. Koivcjlini y Migiifl y Mornnb*. Do la nifsma 
pi-ocedoncm ?rí resislrn en ñr. el vnritbio ^jltjftrguv/ná, 
illceras del ojo. V. Aben Albeilíir, Tntiíé rlfn mimp., Iradí, 
Lecterc, 1,50. 
Argena. Lo mismo que árgana en la seíittndn acepción^ 
'■Pnsif^rnnlr (*n nnns ftrgptuin do pnja como oquellesdoD- 
dn llpAnn t'i viih'fn.H Lirfinrütrin Viríriera, p. 220. 
ARfior.i.A cn«t. y port., argnílp&. pl. vnl., argofa porl- De JaJI 
«///fí/í «pollnrdfi mero íi de lii<*tT<) rpie potieneiipl ri^e- 
Ilr».« Mi'itlcr. ftn^ri pi-pfiírildií cst;i elinKiIogln fi Iti que dan 
á fíiln v(t/ I>ii'/. y lUdiIiin. 
Argoma, l'hiniu. "Aulii¡L¡n. Onrnipciún di' .-'U*.I )jj ('.•í*-j.í#^ 
iigemú/i '••¿i-uvl .«lulvag^•)í cu el /JiW. Fifxns.-Üerbt'rv, ««> 
diente la elipsis de y.Aosesjn. 
AnoOl-NAs, ff/'f/ñoíing. Alforjo?. Arad. S^gún Mnrinn j: Ati^;^ 
probíibleiiienle de s-j^ffw/ivrt y con ol ort. <if;ififnia, -i^f^ 
no» «-ii rmytnR y Knnimirski. 
AtiicuE. Madenj eommimtínle eiilcrizo que sirve pura la 
üoiistrucciún do i-diílcios. De Wj«. «rí/jy/zc, -lignum Unns- 
vcrsum iolepduoporiells fuU^iineiiLti» i^n Frovliig, iipoulre 
tronsversote enlri; doiix soliveiuix vcrlicauxa en Kaz. 
ArtijF.. l,í> mismo que nlnrijf!. 

Altrjo, ndj. Kiitre lídirftdoi-í^s se nplica & lo tJprra,(|t|L' <:^ 
dflínidii y frtril di'ciiltivor, Si-piiti Alix, de .^-jiyi «c-/Y(/if>, 
"tIi;lpji(lo, fino» er| K(i^inMr:^kl, *»m\ t:(»ha.'n'nti Icr/n*, jen, 
tVeylog. 

Arimbz. La parle voladiza de los ediflcio^í. De .>U^1 attnitSd^ 



279 

'■cstrtictiira íi obra eliívada, pilar que sostiene lu liendo, 
c^lamnn, pilnstra.'» AIÍx. 

Abíoiián, El árbol lloniodo Iflmbii^n ciclomor. De qIj^^I í"'- 
L'hoán, derivado del porsa ^'y^ twgoán, nombre de iin 
flrbol de Pei-sio, riiyas flores son de un rojo subido. Los 
rtrabcs lian nplicado eslc nonilire iil onloi- parecido á íu 
Hot-'de uquet Úrliol. Ilurbelol dice qw. e\ arjoran (cil^^) 
¿s un lírbol de Jiuleo, el cunl se cubre de flores de color 
de púrpura anles de echorsus hojas. Leclerc lu idenliflcu 
■ con e\ gairiier, el Cercis sili^uaéíruin de lus Icgnmitiosas. 
y. Aben AlbeíUir, Traite' des 4impl., trfld. Leclerc, I, p¿- 
pirifts 50, 51 y ri. 

Arlota. Lo misino que ¿í//'i>í«, 

Aumadia. Lo mismo que almadia. 

Armaga Lo mismo que aifct/'tnu. 

AftaiAiAi,. Lu inísinn que 

AuMAíAHA. Porcit'iii (le; tierra muy hihrndn y estereolutla 
■pura Imeef olmíiciga. De j¿^.1 a/mwj'wró 91^:^1 ahnuxarai 
pnioedente. riel Anuiieo 'iz"anmmr «(('■rmiiio dejnixiine- 
rfü, olinücigo.» V. Aben AlüW., 11, üJ, op. Dükv, ÍSnpi. 

Armaju. Lo mismo que alntarfo, 

AnMAU.\ cat. Oe^j*- húnndl, «p<;í!ímuiti linrmnlji, nulA 

' lirtrdrt.M Coltiiífiío. V. Aben AlboiUlr, lyaUá de* ñitnfiL, 
trad. Leelei*e, l,4:i4-7. '' " 

AiiMOSA. Lf> mismo qufí almona. 

Arnalte. De b^UjIíí/Yi'ír/í, «nlbíini^a.! óniíUir.iI dein Alb.iiua, 
tjUj'^Jl jjj,prüv. lurcu. «Lo quo sé es, respoudi»!» el c«iili- 
vo, queol cabo de dos años que estuvo en Conslonlinoplaí^ 
se huyi\ en traje de amanto con un griego espIa.M I). Qui- 
jote, rrimern parte, onp. XL, p. 170. 

AnocA. Ebpocic de lienzo de poco mós de tres cuartos de úM- 
clio. Acaso de ^yi ar-rcux^ ó de «JJ^I ff>'-/y>e*lf, ndelgfl¿ 
do, fliio." «Cada vara de af-O/'n fina 6 cinco realt'B y mé^ 
dio..) Praff. de Tas., M. !), año de ICSÜ. 

AhousA gall. Tumulto. I)c w^l alhtlum, nombre de acción 
del V. ^-l# húm, <¡ue en II y V forma se encuentra én 

■. • ■ ■ », '1 I iIj . ■: il -J< (■,,■.11*1.1 I - ■'■ ;>it"i L, ■ :,■■.: i A 



Raimundo Mnrtin con la acepción de 9candaU.sare. 
ArtftAAX, arrahfia:. Los osP«;iifí!(iS áfí Ins ncciUmos quf-hran- 



tadasen la rueda del molino de aceite. Cov. Oe 



^j^y 



,1 ar- 



roje, «bojo, vil,» como es el reji'is i'i orujo de los cuescos y 
ollejos de los aceitunos.» Cf. Arrrfecc 

Arrmiaa. tís|Micio di) cuadro en que eslil embulido clareo 
de lieiradiiru. Du cLí-1rtr-r«ÍMla, «cuadro" en Koztniirskiy 
r. »jj que en U fornuivalc cuadrar. Alix. 

Arrabal cast. cal. y port., urrabaU, pl. val., arrabalde casi. 
Y porl.. arrartU. cut. y malt., arracalde, arrecalde porl. 
De je^jj^ ar-rábtui, *parrochia, viciis» en R. Martín, "»rra- 
bal, barrio, collación de cibdadx en P. de Alcalá. Marina. 

ARRAnECA. rabero, rebeca port. Violón. Corrupción de vlVI 
íu-rabáb, nuestro rabel. Sousa. 

AnRAiif port. Lo mismo qtit- arribl. 

AnnAUíl., rabef, rabil port. Lo mismo que el casi, rnbcl. 

Apbakio. llierrn colado. De ^^<.Jl nr-nmí, «oriclmlciini.» gr. 
¿sKyaAirtv, dt^rivfldo lí su vez del persa j¡j. rota', 6 j, rú, 
«aes vel stanniini fusum» en Vullers. 

AniíABiOL'A, nrrebiqttc, rcbiquc port. Rojo, colorado. FMas 
voces, que con mol acuerdo figuran en el Gios.Üc Dozy, no 
son mes que alteraciones del a4j. lal. r»6ncu«, rojo, contó 
lo sospechó Ouarte Ni'iñez de Liso, que las deriva del sus- 
lanlivor/íftricrt, la almagra ó bermellón en Plinio. 

A[tR.(CA cast., lu-racá val., arracadac l>asc. Lo mismo que 
alcarrada. V. R. Martin, 1 oc. Lat. Arab. Jn v. Inatiris.' 

ArKacipe casi., arrecife Cíist. y port., orrari/^ arrectf vnl., 
arrufe, rt^c^fe porl.. «/■/•/ít/vyt ba?c. T>e ^Ju,-f/^ ctr-rac{í, 
arracife, calenda, camino en P. de Alcalá, «straln, calsa- 
de« en H. Martin, «camino *;mpedradüa en Kaz. En la 
acopi.'Íún de banco ó bajo Formado de un encadoiiamiento 
de piedras ü olra^ matorífis duras, qtic ticm^ la Uii'cíón 
casi, en el Die. de la Acttd., podría también derivarse de 
^.,fi«jj.1 nr-ra:ip/, •lapides serie coliaereiile ín lüco ubi aqiia 
lUiit tníDSCundi causa disposili.» r. „xi^, ni^ufu, nem- 
pcdrar.> 



''él 

Cardo orrücjlu ea P. de Alcalá. Lo mismo qiuc 
urrrc'if'.'. ,1 I 

.AnnAi I-, "rn\Gs innl). y porl., a/raU, fírrutj, arrayo 

pon., iirray míill., vituÍúc cat., malí, y val. JeR; ii raii- 
<nilr> ontr<^ órob'is y tiiorisi:o8. í^ipilán, pnlrún d»:^ l>or<;)i. 
De j-.iL.' '■("-/•«(>?, «princops, nauUiu en R. Mniiin, -principe 
il« !íiníi};"iíii, ¡n-íii|i;ip;i; du piitítc>s, ulinirnnLe, píitn'iii ú de- 
fcnsor^palrf^n|d9i:^aoí>c{^rracti>caudtll^» oa P. Utíj^lcyjó. 

Al 1 i.ii'^arse, vidursc,, iiiult-üii^c «Igunn cosu, ppmo 

, conit.'t-libKiíí, etc. De ^^ai-j rújos", "VÍlIs pi-elH 

il-- (.icüi li:iliiiii. \ .'11 W forma "vilis píx'tíi »t 

I I , 1 : El insigne lite- 

iiiLi) It. Jiii<i' Ainuiliir (it; \i>r- Ilío» iliú)a ettpiqlogíij clú nsta 

voz. V. CiloA.ñXaA K>hri\ñ iJc,!). Iin^d l-.opi-2 d<; Sltiiitluíib» 

Mait(iii-s fií* Soulillíiiin in v. ítac;. i>l'¿li>s inui-üs desupo 

'dlcKfis f!stnli.tri opi>rcib¡dos, i"- U^miaiise do lo quo vino 

/respLies; pcht ftierím arrfipjnndo jns vÍííihIíip, ó fueron 

cobrando salud los ijuíí se giiordabon de se forlfir, i*- los 

"oíros ruurierítn lodos.» Croa, del Cid, cap. 102. 

'AnitAKACliA. D(! uij arróJiícH^ ucuravunü, soe¡i;daü, cuuio- 

' ' "radas, hombroHqi 10 vifijuii junios,» i*. ^j^jTófacn, «copies, 

pooius fuil,* «F.l vcniniil iltns orro/nchas tolas Ierras nd 

fldi'litnto. ctnon ill.ts sQchet, nt'-o tracal nitllus de suos 

fueros.» ríofarult, CoUti'. de Dnr. imH, del nrcli. gen. de 

tfi Corona de Aragón, IV, p. Í30— J3Í. En otros (Id.-iimi-i)- 

J' log se encuentra Lambién la forma arr^/acke. 
AnitAp.M.A. Ved rtipilfí. 

'íiuiwny.. Cardó de cuniLT. Lt» iíu.-iíhi ipiií aitixo/o. 

AftitAMAN. Lo misino guc arraiftan, iiToniilln» el jora, el fo- 
j i- df; oliva 6 rtmihan.* Lib. de Montería ácl Rev don 
Alf'iiiñn, Iiíh. \>n. I, tsr». ' " 

■Ariñ.Miivx, arraijit/i, firratjun. De^i^^j3\ ar-raihán, anúr- 
' . R. Míirtii), ipií; trae el nombre de unídud» «srroí* 

byn- en P. de Alrohí. Rosal. Lo cllmoiogía se hnlJa.cnCa- 
siri. V. Btb. .Ír.-ihi^¡K-Esc, 1,^34. 



Akbajaqi'e. Lr> mismo que arrejaque. 

AnRM.HA porl. Bnccrra Ut: «los años. De U^^jtll ftí/tAtó^ •vi- 
Inlürt en !í. Míirliii. i-tcrsioro, hija tic vnofl» en 1'. de M<r4- 
la," ó. il« S-á-j' árjff ((íiití culi la niisrtiii ocgi>cÍúii íJe lernei-n 
sGlialla en tA lexicógrafo niL.), «linroprnlo ó suiívi/iido él 
* (i) cii /í y oñoflidn ol fin una / ciifónicu. (Cf. alquival dé 
^¿aJI <ií/ihd. De Ri..UÍ/y« viciit' tuiiil)it>n rmcslro erfl/. %'. 
Eral y íTrííi tornera en P. de Alcalá. 

Ahuancán. Lo mismo que rirracarld. Kn ol Teslamenló ((ue 
el Kuy D. Snnchol otorgó on el afiodcl209selec:"Habeat 
et niRas cinlus, et niens searlolas, el penna varias, Arran- 
canes el lencios.» Brand., WyMonarch. LusU., ap. Santa 
Uosa, Eíucid. 

Aim.vi'iezo, arrapo. Jirón d Biidrnjo tiiie cuelga del vestido 
roto y viejo. Esta voz, lo mismo (nii^' hampo (!jjapapo,¿onio 
fie pronuncia en Andolncí», no es, íí mi pnrecer, nifls que 
la nráb. la— „« Mirmít, |>l. li«lj^ irarámil echilTori, lom- 
beau, linükui, V("'lem<''nls en Ininbenux, hailloiisi» ptiKflzí- 
mirski, tivestes nnu panni laceri» en Freytog, que solo 
trne el pl., el cual se i-ncuejilra en las Mil y una noches, 
1,126 yl28,eci. Uabilcli. / 

AnuAQUiuE, arraqnictí, arreqmee. Labor aiigosU y lirado 
que se va extendiendo por todo el ruedo del vestido. Cov. 
De -^A^yi nr-riiqiiib, «cosa que se une 6 tidapla á otra, 
como el engarce ú uiiu sorliJM, el hierro rt una fleelio, i:l«.jii 
r. ^j ráqffeba, que en li forma vale: «'imposuit rum olte- 
ri. insoruil paliiin aniiulo, cuspidem lelo, etc.» .A,Itx, Ma- 
rina y ün^fflniann. Cí. >u-.«^ ebordadurude una lula dis- 
tinta aplicada sobre un veslidoo en CHlrilremére, Ilist. 
(ie>i ^titt. mami., 11, -I.* pjirte, p. 78. 

AnnAS. Lo mismo qim tirrac^. 

Que no teritiaii la!> pases i 
l^or feclio del Pudre .Santo: 
Al rey moi-o c sus urruées 
Ffoaieron sabfi- ulunlo 
Pumv.t do Alfonso XI, cop, 13,. 



283 

Aruatal. Lo mismo que fvrcldc. V. CoU*icíÍo morum Co- 
iJymbrite. .. . , . i . 

AimATE casi, y port,, arraíel port, Lo mismo que arrelde. 
AitHAXAQiJií. Lo mismo que arrejnque. 
dfínKYA^i casi., arraj/ana liase. Lo mismo que urroikaa. 
Arrayan. Lo mismo que arrwj^i^. «Kmbió ó fulgor A los 
ji/Tfl^a/íeíítiftlpsnKMOs... rioriaiitle Ooampu, Cron. gen., 
folio 321 . 
AitRAVAZ. Lo mismo ([uo urrae.j, 

Después Iti 7.BQti viniei'oii 
ricos honiGs y ArrayaceSj, 
6 todos luego fecieron 
muy bien «postados focos. 
Romance tic I>. Alfonso XL 
La voz fUTuyas, empicada por los cronistas de la edad 
media en sentido de gobernador dfi unft provincia (V. Bá- 
rranlos Mnldonmlo, ^lom. HUl. £'s/>., IX,2')0: nel arrmjas 
de MíUayji,» «ol nrrayíu de Gnadix.»), viene, li mi parccpp, 
• ■■ de ,_^byl ar-riíjiisi, que con la acepción de «so boro no» so 

.'•«nouonlra en el Sttpl. de Uozy. 

AuuAViiAN. Lo mismo que ar/-aifiwi.v TJ cedro os un nrbnl 
crecido, del quiil st- coge la resina llamada Cedria. l*ro- 
diizoim fnito i-edondo romo el Enebro y tan grande como 
0,1 que naee del ,1 rrai/lifn .» Dio^r. itustr. por Utquno.p. 63. 
Aurayjan. Lo mismo t|ne arruihan, «El umtujun dümcslico 
y negro e.smíís útil en el uso de medicinas que el blanco.'* 
Laguna, Anot. á Dtosc, p. 97. 
Arbaz. Lo mismo que arraes. 
• !'■ Un «rrrtr bien SI! guisó 

lio, Guodixcrm gran mesnada, 
E sobre Silos pos**» 
Con srand'- genk- ^ mcnoda. 
Copl. del Pwnia do Alfonso XI, op. Argote de Molino, 
Nohtem di' Andali/ciri, fot. i!>S. 
AnRAZiFE cflst., ftrriapfia base. Lo mismo que arracife. 
Arre casi, y porl., arri cat., horre cast. De Ijl arré^ voz usa- 



284 

da en Marruecos para orroor las beslios. «Comieitza el 
hombre & tUir ,su.s giilos: urríí íioíí.» La^aritto de Tormos, 
partea.', cap. X\'ni, de incierto tnilor. 

AimcAi.. Araúii, acempam(^n\o de litim exercilo, ou de al< 
yiins corpos de Soldndos, i; Milirios. SUi. Rnsa, Elueid. 
VX lexicógrafo portugnís trae esta voz de ArrttUirc, qiK; en 
Iq decadencia de la lengua lolirio slgniflca rirreglar, ar- 
mor, disponer por orden, con ostento y ni£lodo lodo lo 
que es conducente á el nlojoniicnlo do un oj¿rcito. Yo 
creo mrts llana su derivación del úr. ^J^ ar-ru/if, «nian- 
sio, locus ubi quis habilAl» en Fi-eytng, «morad», liobila- 
ción, \ü'¿nr en que se hace alto» en I\a?:ímii-ski. 

AititEALA, arréale casi., arreaf va!. Deruclm que pagaban 
los serranos de sus ganados, que pastaban en Andulucin, 
Acad. Alix trne esta voz de sj*yi orntáyn, «.rebaño,» voz 
sinónima de s-y dula en llélot y Marccl. Yo croo que es 
simple transcripción de J^s-yl (tr-rútuO, itovile-» en H, Mnr^ 
tin. «Iiatü» en P. do Álcali). 

Annii\s, arrean , arrifts porl. Mornos y Fonseca considopan 
estas voces como pl. de arrea. En este supuesto, deríva- 
las Duzy de i^ onca, que P. de Alcalíl en su nrt. La^o 
de sapatos pronuncia árgua. De ser, con erecto, un pl., yo 
creería más derecho traerlas de la forma ^^ ora 6 ira^ 
(jue con el significado de laqueol/ta ¡jlobuli cettíiarii se 
encuentra en Freylag y con el do «bouc1e> en Henry. 

AnnEBATi- cast., arrobíit val. Líbese en la Crónira do D. Al' 
fonso rl Xí (p. 5.'in), que mando los C/indes de Derhy 
y Salisbury llegaron ü presencia del rey, este les dijo: 
nque las sus gentes dellos no eran sabidoras de los gue- 
rras de los Moros, ct por est*» que era menester que mon- 
dase cada uno á los suyos que non saliesen a los tirrcba- 
tes de los Moros, salvo qiiaiido viesen so lír allá el jiendon 
drl líeyde GasUllo.» Doxy inlerprela la voz cust. perla 
anlb. IjIíj-I nr-rihút, «pnrslo, liig.-ircn que se Iiiin colocado 
tropas.» En mi humilde opinióit. la vo?. española nado 
tiene que hacer con la urib. h\^J\ iir-ribát, «quinqué equt- 



2S5 

b>s vel plures stotio.» de limitar su valor á esta solo acep- 
ción, como lo hace el lUislreorfctilalisln holandés, & cuya 
perspicHCia é infjenio peregrino no pudín octillorsc que 
semi'jaiite si;iilÍdo un se compndece con el que realmente 
liono arrebate en el pasojí? transcrito do la Cn'm. de Don 
A¡f. ei Xly el cual, ó lo que se me Qloanzu, no es oli-o que 
(*I de«'i!Corainuza ó combate. Clerlo que los diccionarios 
rirnbt'3 no dan á aquel vocablo semcjíiult! significadu; pero 
por ventura fie oneucntra con él en d siguiente iexio do 
Aben Batida íri/í/w, IV, p. 353^: ^^ ii>- ^ (^^ ^yl -¿^OjÜ 
y^jy¡ i~^X qi'ft Mi's. Oerrémery y SonRuiíielli traducen: 
Kct ji- dt'sirni prendre parí ú lü guerre sninle et aux cain- 
hrttri des infidtMes." 

ARKECAfi. Arzollíi; en la acepción de almendra verde. Co- 
rrupción (]fijy3j\ at'tm^fí, que tiene el propio vulor. 

AnnKtAKK, (u-nx'f¡\nrn;j:af»f. tardo borriquero. Do s^fijss-J 
ft'húrjctif, qtie sijtnifica lo mismo. Cofles, Morlna, Alix. 

Arkeciki;. V. arnici/'.: 

ARnK»x)VA, recoca porl. Lo mismo que recua. 

Aiuu;fi;»;k porl. De i^oi^l ar-rejí^, «á bajo precio, bnralo.* 

Anui;iT.N. Lo mismo que rehén. 

AKttEi-i-yAiiSE.tirit. Kiivilecerse, acoriallarsí?. De ¡jtíÁ-jrája^, 

t'Vilití pa'lir fuit res.* 

AtuibiiAX. Lo mismo quo rehén. 

Aitni:m:ci-B Lo mismo que /ure/bjaríie, «Lo cuarta que en 

el tu don non fjrrf/irscn.^4\in aviles rt ti mesmo, et que en 
antes seos por ello preciado que uo despreciado.» Costi- 
nos é dücitineníos del He>j D. Sancho, Cap. Xl\'. 
AuuKJACA. Lo mismo que íí/T(y«7Ke. uEt uon hay otro co- 
bro íii non lo mas aiuaquü podicres ócoii vara, ó con 
arrejaca^ ó bolleslo, que cobres el únode, pues anda 
muerta. ■> Lib. de Mont. del principe D. Juan Manuel, 

ÜiM. Ven.. 111.2(12. 
AitiiKJACo. Kl .ivi" Ilíjinadn vencejo- Lo mismo que 
AiutEJAüirK, urrcj^u/íie. Instrninerilo de hierro de tres pun- 
ías lorcidasi. El vencejo por liis uñas corvas que lienci. 
Cov. De tóU;j.1 ar-rojcáqu^j •arrexuque, tridente arrexa- 



286 

que» en P. de Alcalá: «fourche é trois pointes» en Abu 
Waiid, 636, n. J.apud Doz\% Supl. Léese en Francisco 
del Rosal: «el urreccüqueQ^ iioiiibi-e de un píijnrcí que 
oíros dicen vencejo; el vocablo parece aráb, que asi lla- 
món al arma ó hierro de tres puntas.» El ilustre IcxJcó- 
grato upitio que ocaso se dio al vencejo aquel nombre 
pul' tener en cada pié para adelante tres uñas igualas de 
estraña Aierza en aserrar lu que con ellas prende> pues 
una uñfla ipie tiene detrás no se descubre tanto. La pre- 
sunción (le Rosales ü.xacllsima.Cf. '^'\^¿^jotiá/,'p\.^j^'<¿a^ 
/atóii/t que vate á lu vez «írundoi» (tilruiido) en fí. Martin, 
«niarlinet» en BocUior, y «tridente» en Henry. V. oliam 
bocthor, Kaz. y !*'reytag in v. ^Jiiá.. 

P, de Alcalá trac por Vencc/o fUTcJa<jtte ace, gua¿cúca, 
ísLiy Yo creo que esta voz es corrupción de wLj, raxáquc 
que, com^^ hemos visto, se i^ncuentrn en el mismo lexící»- 
grafo en correspondencia de Arrejaque, nombre entre los 
moros andaluces del venci'jo, según Francisco del Kosol. 

Arrül. La parte enferma de los árboles y plantos soterradas. 
Raiz. Tal sez de J-ff'íl ale^l, «imuní cuiusquc reí, radix, 
origo, slirps.» 

Arhel. Lo mismo que arreldt: 

AniiKiA porl. Lo mismo que anrtdc. En el Concilio de León 
de t01¿ se dispone que; «omnes maccllarii di; Legioncpcr 
unumquodque nnnum, in tcmpore viitdemite, denl So- 
pioni singólos ulrf s bono^, et singulas arrelas de suo.« 
V. Slo. Rosa, E lucid. 

AKiiKLDKcost., base, y port., arrafetarratet pori,, erra Uica 
base. Metátesis de jJ^yl ar-retl^ peso que varia, según los 
países, «librau en R. Martín, «libra, pesa de áoi.d onzas, 
libra monedan en P. de Alcalá. En Oriente os también me-'' 
didn de capacidad para el vino, yes la mitad de un ^ 
mann. Las forntns port. ífr/a/e y urrítfW vienen de jiyl 
tir-rñiei, que os la ortognidii del vocablo arrtb. en P. de 
Alcalá, en Aben Cuzmán y unn do las tres de R. Martín. 

Arreo casi, y porl.> arrea, cot., malí, y val.^ orrdo, arreyo 



287 

pon. Alnvío, adorno. Gunrn i ciónos 6 jneces de los caballp- 
rlas de montar ó du tiro. De ^ja.^^ €tr-rejút, pl. de .¡¿^^ 
fojt, arreo t mediante la sincopa del ¿r/V y apócope dol t:» 
(ti fltisl, vocablo de origen persa que se encuentra en 
FreyUgcon lo actípci6n de «ornolusj» en Kazimirski con 
Id do «velemenU, habiis, eíTectsu y en Bocthor cou la de 
«riche ca¡>ora<;on d'étoíTe de soie (y compris un harnois).» 
Vullers comprende ambos signillcaciones: «apparatus 
suppellex, sarcinaí, vestimcntiiiíi, bono, opes.»V. Lesc, 
Pers.Lat. F.Ujm. in v. ,s^. 

Arueqlife, Hierrezuelo que se hace en lo punta del polillo 
que se emplea en el alijo del algodón. A mi parecer, de 
ous^íl «r-re/í//; «tcnuis aciei £íía</t«tf, acutus media cur- 
vHturto parlt» ¡n qua prtucipua vis csljW r. .Jlíj ráhaja «te- 
nufin elTecil, ncnil cnscm.n 

AniuiUi-ivE, requipc. Lo mismo que arraquiec. En lo acep- 
ción de guarnición 6 adorno de los vestidos, se menciona 
frecuentcmenlersta voz en las Pragmáftcfc» d*^ trujes del 
siglo XVI. En lacomediü Ití enem<í/a^<c(j/'«¿/edelCanú- 
nign Tárrnga, dice el Principe Helisardo al Condií rolidoro 
en el aclol.": 

Los estados que tenemos 
son arrcquicvs prestados 
pues. Conde, & los que valemos 
no nos hacen los estados 
que nosotros los hacemos. 

Arrezafe. Lugares espinosos llenos de maleza que por olro 
nombre llamamos arreca/es. Cíovarrubios. (2ardo. Sondo- 
val. Lo niisniu que arrccc/c. 

AnRE/JFS. Lo mismo qm; arrecife. 

Aitm\. Recua. Acaso de )Utyi nr-rnit/a, 6 de U*-^ar-ráya, 
que résped iva mente se encuentran en Henry yMarcel 
con la acepción de «troui>eüu,it siendo en el segundo sinó- 
nima da ¡iJy dula. 

AniUAi.. El pufii) de la espada. Lo mismo que arrian. 

Akiuata, arriate. Los encofuidos de los jardines, lio ^UJ\ 



2HÍ 

ar-riád, «jArdíiiu en P. de Alcalá, pl. á&fíÁjj i^üdtí, que 
ho venido á coriverlirse cn sÍukuIqi', así ün til huLIu t\(\- 
sicu como en 1» vulgar. En el dínlecto de los moros gia- 
nadin(>8 el pl. de g^Uyl tir-riádt es nriida. V. Doüy, Üupl. 
iii V. u*lij' 1^ «Linmlofíla es de Covorrubii'S. 
AtuuAZ casi, y porl. La giianiicit')!!, puño 6 mnngo de tfl es- 
jmda. K\\ porl. vjil»! pieza nieUtÜL'a del arnés. Do^uyiw- 
riyás, «uiunubriuinu t;n W. Murtiii, nCiipulus cnst»» cn 
Freylag. Gsynngoa (Leyes de Moros^ GUmu^io), Mari- 
na y Alix. 

Soca los aspados é rv Umibro lidn la corl: 
Las manzanas f- los ttrrincvf: lodos d'orí> son. 
Poema del Cid, verso 3188. 

AnmcAVEiRO porl. Ha ^U^l ar-ricábi, «el que sostiene el 
oslribo,'> añndidíi In tcrminariúnpnrt. eiro, Dozy. 

AnníCETE. Entiendo ser esUi voz corrupción de arrecife. 

Aruicises. Correa corto que paso por cima del fusle do in 
silla. Segíin Dozy, de jIj^Jl ar-rijás, arrhU por In ime- 
ia, pl. de (jj ras^^o, «fornmen fniTonm, qim pessuluf- c.vd- 
piturvel sera, laqueolus, qui inneclilur globulus vesLia-, 
riiiSD en Kreylag, aclQUsura» en K. Muitin. 

AimlEi. port. Ornato de nnúlos anneis, fcitos, e leciilos de' 
fio? d'oiiro, (pie loniavtio, e cubriao melado dos dedos. 
Tambem hovia --ImVwde orclhns, que eri^ohiinsonneis 
de ouro grossos, e largos, que dellas pendido, c de qiie os 
mesmos homens nsavílo. Sla. Rosa,£'tocírf. Pienso que 
esU» voz es corrupción de arreo. 

AnniFE port, Contmcciftn de arrecife. "Está á cerca de hum 
arrufe, qucr penhn, que se cluima de seixo. uOoc. de lira- 
gcuií^t de 1551, ap. Sta. Rosa, Ehtcid. 

AnitiME. En el juego de las bochas, port? ó sitio arrímodo 
al lK>lioIie ú bolín. Acad. De U.j.1 ur-rimúyá 6 --ji| nr~ 
ramy, nombre de acción del v. ^^ raniUy «arrojar ó tirar 
ñ nn siliodcterniinndo.» Alix. 

Ahuioz port. De ^j»J^ «r-^Iü^•, &piedrectlas redondas.» 



289 

Arrisco. Riespo. MnrccITiPvicdisciirrftcon miiclin nsnclnTia 
en sti íirl, Hisffuc pnrn (lomostrní- l/i procciliínrift dff psIji 
vozdeloíiróh. •JfjjDar-rtjq^ «porlio; oninis resquíc alicui 
concfrditurel ex qiia comnio*liiní caplt. Slipftnditiin, com- 
mentus, ttiii inilílibtis «tnUir» (>ii Kni^ytn^. poiv) cimm la 
:iL'tf|jcir'ni «lel voi'fihlo »';islnll/mo no c/)iiviPno ('«ti la (|m* 
tifiní? t'l nrrtbigrí, ú pt'Síir ríe los esfuerzuy í|iin, ciin pnca 
rortium, lince el ilustní oricnlolisUi fraiuíi^a paradpmus- 
Irur su siiionimij), nn pnocltí na^pUirsn^ \a fítimnlr>gín fpio, 
A mi patvcí»r. nn eis otifi (¡ríe In tlortn por Diez, en cuya 
opinión Ih pnlal)r(i risco 6 nrriscrj viene del v. lot. reseicn- 
re. Esta elinioloíctu se linllo ronflrmíida por el eminente 
ItíxiciJgrii fu (ilom¿n, metiionlu Iii «toiripuraciün dt^l prov. 
inod. raegiip, pelÍí?ro, con rpscya, corint*; dicción quo 
trae ú lu niemorin lii voz rcg^fm, líorlatliirn y pcligixi, de 
InsdioIedosdi'Milány dcCómn. V. Sclifilnr./JíW.c/'A'íym. 
Fratn'. in v. Iti>i<fu<<j-, y DícZj Eí¡/m. Wortwbuck iii v. 
ftisicarc. Lo Acad. trac esta voz del bL-ot6n rwA, rcsba- 

^I6n, peligro, 

^Rrii/.AFA. Jordín renl. Víctor. De iisUyi ar-roi-afo, nunibre 
de un jardín gnn con In denominnciún corrupta Cuífíi- 
sAfa se conserva -aún en lo sierro de Q'mIoUa. pose- 
siones con eateniismo Ululóla» habla rn Sevilla y ei] 
Grñiiodíi. 

AaitoAZ cost. y gall., armas gall. Delfín. Tonina. Alix 
cree prolMible su derivación de jSitjJI ar-ra^ur, nombro de 
un pez en Fi-eylafj. lín mi senlir vione de ^,_¿-aJI nd-dñjttA, 
golfín ú dcifiu, medinulc lo coDversiún ife larf en rv la 
síncopa de lo /, ó de oUyi txv-ráúd^ «el torpedo, -i pescudo. 

Arroda easL, cal., midl., porl. y vul., txrroa ^oll., wrtAtca 
base. ÜH «ly'l wwo/í«'«, iicuurtíil^ medido, cuin'tíi fiarle de 
ta coso-» en P. de Alcul/i. R<ts;il, Caíicsy Marina. 

AuKOBo. Lo mismo que arroba, «É pépV solidos parlenL 
arrobo de trigo, cirrobo de onlio per XII solidos..,..» Fue- 
ros de Caparrosopor el Rey X>. Pedro Sánchez de Naca- 

37 



290 

r/-a, dados en el año de 1102. V. Colee, de fileros municip. 
por Muñoz y Romero, p. 391. 

AitnucAUi^. Msdtii-o que í>e coloca sobre el muro en forma 
de friso. Todo ornamcnU) en formo de friso. De vI-^jJI «'^ 
roc-cáb, pl. de ^^J^ W'-ráquib, "ineijuitansn an Freytag, 
es decir; los niiidenis qut; esWn ^sobre Ih muralla como 
lili coboNoTO sobre su caballo. Lüfueate Alcdnlflra y Dozy. 

AnKocoBA. Lo mismo ({no.urrocabe. 

AimucovA, arrotooa. De L*ijJ! ftr-rocabt't, pl. de .^^ raguib, 
«sagio, iiisidiutur" eit K. Martín, «eüpiuu nn V. de Alcalá, 
guot en Marcol. MorgutiriiU; 123'.0 Irne vü_; raccáb en In 
«cepciúii dti ox]»loi"»d<)r, itoii-co. V. l>ozy, Supt. y Gios. La 
forma an-otoca es ooiTupcitín de <(rrocoott. 

Ahuoi'E cast., arrtj/i, cal., molí, y val., arrobe porl., arnj- 
/í«í base, rob cost. De y^' (tr-robb, «arrope» en P. de Al- 
líi, "Snccus frucluum coclione inspissalus dutcique» en 
Freytoy, i-jiijioii en Mnrcel. 

Akkoi'ía. De ^^1 ar-robbl, cosa hecha de arrope. 

Aiuios. Lo mÍ!;ino que urros. 

Comió las hebras nuevas, e cogía el arrost 
Agrás nuevo comiendo embargóle la vos. 
Are. de Hita, CantarcSf copí. 12G4. 

AKito;: cast. y port., arrop val., arropía base, ar/^ cal. y 

nirtll. De uil (¿r-ros^, derivado & su vez del gr. ¿p;a orha: 
anin traiun iiiercadurias algunas i>nra vender á Christiii- 
nos ni ú Cbristiütius, asi como ozcyle é miel, 6 ttrros ni 

otros mercadurías » Salvó, Colee, de Cortes, Leyes, 

Fticrm y 7>w;., XI, 30— i7. 

AiutUN. Dar un nrrun. Dar resguardo. De ^y^^\ tir-ru/iii/i 
ó ^y\ iir-rúhttn, pl. de^^^ mhn "pignus," r. ^j n'ihana 
«pignorare, mitere pignus.» en R. Martín. 

Arsenal cabt., cal., niall. y porl., ar.'ionaUs pl. \í\\., ara-nal 
porl. De !LAU»aJl J^ dar nr-ri'náa, «atarazana» en P. de Al- 
calá. Guadix y (Janes. 

AnsoLLA. Lo mismo que arsoUa en la primet-a acepción. 



291 

Arza. Nrtul.Ciinlquiíír tipni-oj" qucst* iiiiiplon pora ízarnlgii- 

na c'oaa. De x«,.jl riursa ó L-.j tirM, "boulinc-» on Mfircel. 

Arzolla. casi.. ur^ot'Hiovl, AliiH-'ndra VfitylCj según Cftva- 

rruliins. De íj^yjl nlrttmja, nui'stra üllrtzí». 
AnzoLL\. [Id priivensül auricefu ,'CcnUi'tru Snhtniuliüj, t-s- 
pccie dií ciinl" <li! ílur tluroiln. AuiifH»' Alie» AlbcUíi!' trae 
Iq pfilííbeu (U'Mof<i cii el ¡^iguioiilc pu^íy'.i: j^^a. ^^^f^^ -M* 
s-j,VLí (^jtr-i-'l "l« plíiiiln coiificida (filtre los hfrrbfilnrioy 
ptn- wjo/«,i> qwe hizo incurrir íi Üi)zy en el entir di* darlü 
por elimologiíi de In cast. (v. Ufijiy, ÍJÍu». Adition., púgs. 
»yO y 3dl), osl'n dicción, tíoino se ve, es de oiigun lot. V. 
Sinioni'l, G7o». da Voc. /t^/-. // i,«/. 

AnzuA pdl. Tuinitlto. \yc Jjua^l íi^-^mláa^ «tumullus» en K- 
Murtíii, )■ en lü glosa adoacs¡tertino.l^ v. ^j^fatín'a, que 
se eiícut'iitríi en el mismo lexlcúgrofo en l.' form¡i oo» las 
ocepciuncs de ufindere, riinu.-i y en 2." c*>n los di* "iiiquie- 
lu. liiniuUuuri.» .Arj/z^r, ptit*», deiiutuiluel niúIuOltiiimllo 
produciitu por etgiiiindu. Si no es este el valor que en gu- 
llepü tiene ursiia, hay que i'onsiderBrla (íonin nltoríK'iOtr 
de íu'ousa, vocabloqne, como hemos visto, títjue tombiéii 
en aquel dinleclo lo signific-iciiin de tiiinidto, V. Ciiveíro 
Pinol, Dic. Calt., Snpt. 

Asacar, uní. OeULsa-naí, "ficiif?ñr, ík-uí-ui- rt innerle, i-'-oIü- 
luní- agravio, qiiejarsu, (jiii?rc;ll(irsp, qnojíii-se \n misimo 
que qiietrlinrse» en P. de Alcalá. 

ASAHAR. I-o mismo que iisohar. *Pties (de) nguas Hosadfls 
édo asíthar, almyscadas, nhmulanria sin duelo, sofimüi- 
doros presciusus íiCLlilIonas, cutuUiiius e cnnp<it':st<is de 
berijuy, estorach, Ijnduloe, lacdamus, con cnrlun de sbI- 
se, fecliíiü coni'i (■atult>!yllfls pncú qiu^inñr.i) Kl Are. de 
'Talnverii, Reprobnción dfl uninrmiitifUmn, cup. XXXIV, 
ap. Betiício, Artñ Cisoria de D. Knnque d« Villetm. ApéH' 
áicv, p. 185. 

AsAQL'iFA. «Lfi i*ent;i de Ui m't^[nifn.*>Ord. de Granada, Til. 71 . 
De iu*iu-jl as-saf/uifu, «porticus" en K. Martín, «porlol» en 



292 

I*, de Alcalá, «vestíbulo» en Mai-ccl, ó de üj^/UI asáquifa, 
pl. de ^U—l ascfí/', «zapatero." 

Asar. Lo miítmo rjuc luar. 

Viene iiii mal ur^ar, Irae d;iüüs i-ii rodo. 
Are. de Hilo, CatUtu-es, copla ir>í)8. 
AsARiCHE. L,o mismo qne axariqtt'^, «lül ciim ómnibus qui- 
busdain quu? üd cuiidoin .'I-su/Vc/ji?, vel nd patrem sutim 
perliinínt." Ahcii. dk l-\ lui.iíst\ t)K Tudki.a, Lh Sin. I^jlesin 
de Turtuona por Ü. Vicente de lo Ftientt, Ploi-ez, Esp. 
Safft\, XLIX, Api^ndice, 3G(i. 
AsAUT. CoiTiipcióii tie ,ü,jL-I «ííí'fíí, por óscut, i'Cállole.» 

Fija, si ol CrJHilor vos de pas con üiliid 

Quu nuil (ttlo (tvsdeanedi!!. pues f|ui; ma* trttur non jitul. 

Aducho liueno vus udugo. TaUtadnic u Iuu<l. 

Non vayu ilo vos LuiiiiiinU: dixo la iivira: aiwut. 

Are. (le Hitii, Cantares, copl. I iRó. 

AsASiso, nnl. cnst., oA^asino nuili. Lo mismo qiio o.tPiiino. 

Asi:mi;la. «El li üliuíicidas.... ctl imerncluní, el I iilfumor.» 
Inc. de créditos de la Condfsa D.' Teresa y á su ftwor 
Aecfto.... Siplo Xll. Ácad. de Ui Hist, Kntendiendo Alix 
(](ie líi voz rmentpUx porece diMuilnr en esli; dociimentn iinn 
especie de vestidiii-o, le dn como etimología prolíaltle In 
aráb. ^..-jI as'semet cvelus et Irila vestis» en l-'reytag. Yo, 
en tul supuesto, Iti derivaríii de Ju-íjI (tJ7;rtnii^t, pl. tie 
)iJU-» irarnkt "VcalinieiiUini. prc. lotuiii corpiis iiivülverií*, 
non laii lürgiini, qtitiin id, tpiod kjl^ itppflluturu en el 
mismo lexicógrafo, cmaiiU'oii tpil eiiveloppe toul le 
corpsn en Kaz. .Sobre la Iruuscripcíún del ^ por la s, cf. 



asesino de 



O^^L 



/tatrájcin. 



AsBMVLE. Lo mismo que »c^/''ii/'n. "El iiingulos sarrucenos 
de Masones presentes el fnluros in perpeluuin ob onirii 
precario, peita, et-na, liosle, i'Obí»l/íal«, ct uDt'myles rleo- 
rum rcdetnptiouibus el ab omni décima el tríbulo.. ..n 
Prioileyiv concedido por li. Jaime I Ue Aragón, á Íots sa- 
rracenos de Masimes^ op. Bofurall, Coioc. de üoc. inéd.^ 
\X, píigs.l57y 158. 



AsEOL'í. Ocrpcho fjiie sft pnfloba en Mupcin de todo goiiíiiío 
menor en llegando ii t'uiin*iiln cnbexns. Deruyi aj-.rífo'(. 
tic-jeQúi por In iméfa, nprimictaw en K. Mnrtín, uvectigaln 
en l Alix. Dozy. 

AsESh..\ / iiiiMiiit c|uc cixH^iiiit. uOtrfjpI, ol rfecir ó nquel 

don Johan,que vos yo dije que era tanto mf amigo, que mu- 
chos honics le quisieran niDtar Uimbieii con yerbas como 
por manera <ie mpsignoít, como por ormos fl folscdol.» 
Lib. de los EstadoJiúc\ Infante D.Junii M»micl,cdp. LXll. 

Asesino cost. yvñl.^assassi, astíesicuL, assegsinoi^aí. y malí., 
assojisino porl. De ^jyaLjj- hcunxájcin, pl. de ^sLiá- liax- 
xá.T, «el que hace uso del jJ^fH^t Iwbiba 6 electuario 
norcótico hecho del polvo de las hojas delcófiomo.» 

Para la inteligencia de cstactimologia, léus« en Alix,se 
hn de 1(!i)r-r presente lo índole de tas personas Aipiienescn 
í»rieiite se aplicó en cierta t'-poca el epítelo jíI-íjs.. Por los 
fli'ios lOtiOUe nuestra era, un Lol linssan ben Sabak Houiairí, 
dfU, ó tiiisionero de lo secta lietcroddxa de los Ismaelitas» 
furid<i en Per&iü lo ftimoso i:ongregacÍóii de \os A^m sinos, 
quo, gobernada por un xequc ó gran maestre, fw compo- 
nfn de diversas órdenes ó Rrados, el últinio de los cuales, 
llamado de los/pf/nír/s 6 adeptos, no era más que una 
banda de sicflrios, que, fanatizados por sti jefe y onibria- 
godosconel fwxix, ejecutaban sin vacilar Ins ¿itleiies 
sangrientas de aquel, asesinando á cuantos tes indicaba 
A fin de saciar sus vcnganzjis ó miras polUicas; as( llega- 
ron A hacerse famosos y temidos por todo el Orientei y en 
los historiadoi-es eurupeos, que narraron las guerras de 
las cpuzadiis, se exponen repelidos ejemplos de su feroci- 
dad y abnegación. V, Yon Ilamer, Ilist. de Iw nsesinos, 
y D'Herbrlot, ntbí. Or., art. Batheniens. Kl electuario con 
que se rmbrliipnbon les preslú, pues, su nombre, que en 
las fonims «tfsotfiVt, asaasino, etc., pasó en la edad media 
6 los idiomas europeos. Tal es lo opinión de Silvestre de 
Saey (AJem. de l'in&titaí., IV) y de otros muchos elimo- 
logistas. 



204 

AsEYTE. Lo mismo que aceite. 

E\ dia del doíuingo por tu cobdirjn morlnl 
Combrás garvanzos cochos cou o.seytc e non al. 
Arcipreste de Hito, Cantareis, copio 1137. 
AsKA. Agalla. De ju^t n<fn ptir !u=]i=. n/rn, forma que se en- 
cuentra en R. Martín <'on !o ¡iiauiflcíición de «paia,» «ngo- 
lla, agallo de ciprés, au^fa ii{-ttr(jita!(i» en P. de Alealú. 
«Mandamos que no pongan á las novias ('■■]/ci, ni alheño, 
ni otro cosa que sea de su ritn.n Si/i(nh(U'i^ de Guadix, 
p. XXIII. 
AsiAi,. Mordaza. Lo mismo que acial. 
AsiMiiKGA. Lo mismo que ojumboa. «De las frutas que se 
cortan é mondan, 6 parten: melones, cidras, pepinos, al- 
fieoccs, asiiiibegas...» Arre CisoriOf p. 44. 
ASOFAH. Lo mismo que ajo/ar. 

Hulee caimo entero sal con el panderete, 
Con sonajas de aun/rtr fasen dulce sonete, 
Los órganos y disen chanzones e mótele, 
La adedura alliardana entre ellos se entremete. 
Arcipreste de IHla, Canfares, copla 120G. 
AstiFRA. Lo mismo que aco/rn. «Ft non faciant illos deTor- 
loxa nulla a^'o/ro. nec illos lioniines nec s;!;is heslias.o 
llofarull. To/cc. (/(' (/oc. //¡/'i/. í/('í.l/v7/. de Iv Corono de 
AritfjiUt, tomo IV, p;ígs. 13i) — 134. 
AsOLVAK. ant. V. o.^ofcar. 
AssA port. Color negro. De jy.1 o^uád, que significa lo 

mismo. 
AssiiuA por!. Cici-ta especio de uvas. Moraes. Por alusión 
A los delgados dedos de las vírgenes ó muchachas, los ára- 
bes dan a una das-' do uvas el nombre de ^-dedos de las 
nuicliachas." do las ^,-.',\=. Uilcon\ ..vírgenes. ■> Se les llama 
do esta suerte, por la elipsis de „u».' alintfb, uuva.» Dozy. 
l".n Marcol se eucuenlra ^^..^" r.^óri con el propio signifi- 
cado de uva; poro os prí'ie¡ihle la primera etiuK'logia. 
AsiAiíOT. Nomítre do una di\ inidad fenicia. De r-rirr hojctto- 
rt-.en la Biblia, gr. \rri:TT.. lat. Adiarte ^en Qcerón), 



n. pr. (doli mulícbris, a Proerentcihiis, pasf^im cliam Iln- 
brnMs ct Philií^ttris niiisn» cuii] iHítiftioiie una cum 
Boale ciiUi.» Sobre el origon de csln voz v. ücsenius, 
Lea:, líebr. et ChaUl. 
AstavcH cíit. y val., sucttch val. «Carrero que no passe» La- 
bernin. l)f? wJLs^l «;-j«c(Íc,«caIIÍ8, vila» en R. Marlín, uca- 
Itt! en publu(lo-> en I*, du AUiuIó. Esto pulnbra s» vri- 
cutíutru repelidiinienteeiiel lieparliniicnlo <te Valencia. 
AsuwHHK. Lo niistno que usumbre. 

Ihi yuso del sobaco víi la mejor ulfaja 
Colobaza vermeja mas que pico de gi'njn, 
Bíl'ii cabe sit asii/ubre ü mas una meaja. 
Non andan los romeros sin aquesto sofrnjn. 
Arcipreste de Hilo, Cantares, copl. IISI. 
Ata. I1.0 mismo (|ur hasta. • 

(Juíindo ouo Clalens cl prólogo acabndo, 
Otorgáronlo Loilos ipu: dezie aguisado: 
Fu en essc todo cl pueblo otorgado: 
Scniior, por Oíuü que fíijuus uta que seas fulgadu. 
Libro de AU-j^antlre, copl. 211fi. 
Ataiiaca, atiabara. Andaluelo. ha planta llamada olivarda. 
íiesiiJsl) ut'tnhbúca, nombre» según Algafi>qnf, que da el 
vulgo en España 6 In cnnyja imdn. Lu alf/tbftcn es In 
ínula viscosa do Colniciro. V. Aben Albeiliir, Traite des 
fúnipL, trod. Leclerc, 11, -401 y n. 
Ataiul, casi-, eat. y port., atábala base, atubaUt port., ta- 
bal cMt., mnll. y val. De J-Jajl at-táhal, «lynipnuum» en 
R Martin, "ulubalu en V. du Alciilií, «tyni|jnnuiu (t-jjísiw/, 
•:v^-!^-rt>i)f Hice una consLaiis facic, $ft'c gemina, inagnum, 
cuius ujiuní Intus ligno caidUí rotundo iuslruclo, allerum 
virga percuUlur. V. De Sncy, C/irpsl. .ir. 1, 28Í y Mif>- 
bulir, ítiiwr.descrip., 1,140. Ljís formas L-íit.,maII. y val. 

vienen de ^«i:' '^<^^* " (^t el infante cabalgó, el fuci'ou 

con 61 todos los bomes honrados del rey el del reino, et 
iban mui'.lias trompetas et atabalea el otros estorinen- 
los » £1 Conde Lucanor, üliijümplo XXIV. 



296 

Atabm-aoije, atabaque port. Del persa «ÍO^ ai-tabalac, 
ulyíiipdniíin pnrviimw cu Vulltírs, dim. i-oiiipuealo de >*b 
ídUil y del >iif\jo J cu, ]>rt;ceüiüo del iiíl. (ir. Lo foriiui 
atabaquéis, una L*oiitroccióii de atabalaqnc. 
Ataiik. Mirn (|ii(' ^v. pone i?n Icis niñei-iaíi (\i\f^ suben por Ins 
pnredtís á fln de f]U(* los forilniíeros piiedim reconocerlas. 
Dcwu.1 at-Uicbc, feni. de _jü /«c/w, siiicopndo el ^JTqJ, 
«flssuro pontUrniis, foramen. cíuiíiIíso eii FreyUjg, «fora- 
men» en K. Mniiíii, í|iio da ikimma ó lii priinera radirnl, 
nouverlurc» en Mürcel, Ik'iiri' y Bocltior, «Ipou creux 
d»ns un corp.s» en el úllimo. 
Atacena, alacena. 

\os fíirnii muclins nieircdes, 
Non diidíídes. 
Si melpya en soewponn 
Mi vallt'na é ntoronn. 

Cnnciunero tic fíaeitft, p. 442. 
Yo juro & la Mndalena 
Pues mi obra es syngiilor, 
Que sy juego ot enbidar 
Vos buscaysgríuit ntnpena. 

Id..p.471. 

Nielnulordel Glos., ni Alix ni Í)OKy explican esta pa- 
labra^ que, en mi humilde sentir, no es otro que lu aríib. 
,^,3cu«:;i fttasj'rn, nUtuen A alaeon por la sincopa del * (j)^ 
nvnpija lio cnhro" en Frnytay. «c-aldero" en Kaz., r. -yiu. 
síijann. «'Colefíiccrc» en R. Martin, •"escalentar» en I*, «le 
Alcnlá. Yo creo que el judío Juan Alfonso usa esta voz en 
ambos pasajes en senti<lo de vasija ó marmita en que se 
conlietieii los m»iijnres, Ci)rno lo hacemos nosotros con 
la palahni ollii. Aiiviértnsc que en el cíesir de Juan Gan,-¡a 
de Vymiesa contra Juan Alfonso se halla al final de la pri- 
mera estrofa {p. 441, 1." col.) la palabra aqucnu: 
Los que mueren desta esquena. 
Kn el Glos. se inloppretj) esta voz por «lu enfermedad 
llamada garroUlloy por los franceses esquinancie.* Re»- 



petando la ^nve autoridad de suaiitory t^nicndoen cuen- 
ta ([uc 011 C!-Uis pocsínsy Ins qiKí nllf sü siguím s(i IihIiIo 
üe manjares, soy de parecer que espuerta es simplemente 
la dícciúti nníb. juIjíw .sfíyV/ííí, ajena, segím la proiiuiioio- 
ción niorroqul, ó esquctw mediante lu IranscripciAn del ^ 
í"/^ pí>r lii (/. d'-' ípir (?l poclíi del siplo XV Invo (pie víderse, 
por no iiftiidarlo el olfíibelo cnstcllnno otra itrliculocióri 
más adeciindn que aquella 6 la /i aspirada, para represen- 
tar el sonido áspero y fuerte de la guliiral iiritlt. V^in mis- 
ma vo? se cncuenlra mrts adelante (p. 443) bojo In forma 
enhena: 

V. (■oniet d(! la pfíAc/írt, 
palabra, sinóninin úandaflntr, que vah-: el manjar que los 
judíos de Marruecos comen ct domingu, conipueülo de 
piiísantivi piirelí>s rt coren en el linrno por i-spacio de 
veiidieu.-ilro lii>r.ns, y huesos de Iiiiey cim Ini'-lítun lieejios 
peílnzos. colocado lodo dentro de nna olla 6 iriarniiln. V. 
Dozy, Sri/¡1. in v. siLjfew. 
ATAait. .Ulrul. División de lo luWedn celeste cu doce partes 
ó casus por medio de círculos ijue pasan por lus puntos 
norte y sur del' horizonte. Instrumento en que se halla 
represoiitada esta división. La Actiü. trae esta voz, que se 
encuentra bajo los formas aJncijr, uUicir y >i(n:ir en los 
Ubroü de Astronomía de D. Alfonso X (I, ÍHX^203, 11, 67, 
fi8, ISr» y 9í>ril, de lo nr/ii). _p«f—i.'1 td-tmijir, n. di; acciín de 
la segunda forma del v. .U. sára, que con lo iicepciún de 
«nctus» se registra en lí. Martín y con ta de «theoría pln- 
nelaruin-i en Heislte, op. Freylug, aimquc, segfm el Barón 
de Slane, citado porDo/.y en su S'ípl-, j^^-y^Uii-ífuiijirnotía- 
ne entro los nslrúlogos tal siguificad-i, sino el do dircctio. 
' ■ V. Proteo, de Aben Jaldún, trnd. de Slane, 11, p. 219, nota 
1." Dozy dn por origen de la dicción cnstellíina Ib orrtb. 
'jXSUJl at~iáísir, que vale iiinlluencio» (ccstigUim iut/jrinwre 
en lí. Martin), lo cual, solo ó ocompuñoda de ,<yK-jJI, dc- 

, , noto, el Influjo que Cercen las estrellas, ya sobre otros 
asli'os, ya sobre objetos diversos, como sobre las cosos 



298 

do esttí mundo, sobre ol deslino de los hombres, etc. V. 

el dios, de üozy sobi-p Aben Badrün, p.80. ' :'í í . 

AtaI'AL gull. y pctrl. AtnlaiTíi, retruiioü dü olbinxio. V. 
<it'.ihafre. 

Atafariu, atafnire. Lo mismo que ataharre. 

ATAi-'AitKAit. itKl eabullo lungal atnfarratto de albarda en ra- 
liila.» i-^rtez-üí/oCíi/ww, íol. «o, jii). Atix, Oíos. V. ulaiuM'i'e. 

Atafha, aiil. Cü^l. y g;ill. PIl-iiíUhI, exutMTancia. Ahito ú 
hütlüzgo. S(;j;iui Cusiri, Mjirinu y Alix, de gjiiail at-tá/it, 
«redundanciu,» n. de ocoíón del v. ^j¿^ lá/cnay oplenum 
ad rt'diitidiiiiliuin ftiil cas, ptuiitis vino fult ubríus.» 

A'J'At i:nA purt. Uiiilu d<; usijarlo pura íazcr azas uos c(!Ír6es. 
Müraes. Lü niisuiu que adeferu. 

Atafime. i'íJtrosf ordeuunius y iiniudíimos que el oficio! 
pulida gyalur fií«/l»¡ie y en filado reniendnry oncovnlgor 
y de tres filos y cu filo delgodo snn p»rn facer redes.» 
Ortl. de Scv., TU. Uc Ion corduni-ra^ de las rr.Uc.-i, ío\. 17í>. 
Dua^^^I 'tírUÍ/tama, uvestcí» ^^Iriatue fluvuj» v.^j^t^ha- 
ma, «colorea iutcxuit vesti, sen diversicoloi-cm texiiit 
eam.'» V. Fi-oylsg, Lox. Áráb.-Lat. 

Ataguía. Ai-c|nil. liidríUil. Mulecóu ó murulla d« Üarr« pora 
represapy cüntünup las aguas ó para encaminarlas do un 
río pnr duiídc se qníero. \'.u(ar/eti. «Cruinrle en una papto 
y otras ixiti una uUiguta.n ü. ti\coh\s, Arquilecíura^ ap. 
Custru, Dic. 

A'fAnAUítE casi., atarreu (Aragón). KcLranca de albarda. De 
j^\fU-í(i/tir, «postelln-i en It. Mni'lin, «posltlena iunienti; 
lorum in posterinrc parte fíphippii» p.n Krcytag, aunque, 
fttendiondíi á la ortogrofia del vncahlo casi., creo prt»fe- 
rible tpaerlo de rUiíÜ aí-ta/áre, fopnia vidg. en Mopruecos, 
que se cncnciUra en el /)iv. tn(^d. del i'. Lepcbnndi. \on*.lü 
CíiUüllero en irsno, ú dií pií^. tlauiiiidula en cadena i'i la gnr- 
ganla ó atándolo con vna soga á la cola de algiuia beslia, 
ó al ataharre.^ Ley 3.", líl. XXVIII, Parí. Jí. 

At.\hona. cost. y val. De !Uy*udl ul-Ui/ióna, «molendinum» 



299 
en R. Marliu, «alaliotion en P. de Alcal/t. Guailix, Urrea 
'y Rosal. 

Aquí vos taró tíorrer In ntnhona. 

Danca f/pn. dc- tn niñería. 

Atahohma. Hnlc6n de color neni'*.Ífinlo con el pecho muti- 
<?h8drtdíífojoy las filernas aninríllof:. Dcyyis;! nt-tf/orma, 
«austnr» eti U. Mnitín, fiitahornia bvc» en P.ü'^ AlroW. 
Xebrija iulcrprclo (rsta ^07, >ín su Dic. del ronjian. nt fat. 
por pygntgus 6jjugnrg<^, g»'. i^úyaj^p;, especio de A(;uila 
vx>n cnUí I)Ifiníni''cinn en Pliiiio. "Kt eso mesmo toman et 
Btó ceban de ratones et de tales crisns que se crian en la 
llerra, el deslos son aínhonnas, el budalones i,'l nguilo- 
chos.» Lib. de la caja fje iasaoes de Pero Lí'ipi'z de Ava- 
lo, S*. l>n., III. p. 152. 

Atahl-d. De ^j^iiJi ot'táhilt, «orea» en R. MarUn, «coxa ó 
OPca» en P. de Alcalá, Iiebr. .tin «cista, arca» (Chald. «mm) 
í^r. oifíT, ó '\Sr., íip. LXX infiTpr. «Otrossl, que cada moro 
casado, que tr.-iyn ñ mi olcrtzor por pnsqun dn Navidad Uc 
cada oñrt un ntnbtrd de loñn.» Farro ronccdido A tm mo- 
ros dp P(dnui dfíl Rin por Mii'er Antonio Roeonegra en 
1371, liib. de la Aaxd. de la HuL, CoUfc. de SaUuar, M. 
114, íol. SM(i. -' ' 

Ataipou. Pialo hondo para servir viandas. Mesa redonda 
de que usaban !oy nioro?i. He .yutJI ní-írt^/Ür, «mensa, dis- 
cos eibonmi'i en K. Martín, «utaifor» en P. dp Alcalá, 

' ' «vase cpcux et profnnd» on Kaz. Urrea. 

JArviRR. Molduro de tableros y las escuadras de las moldu- 
ras y puerlna. De F^bOl «t/-rM(/fVv<, "redondez" en V. de 
Alcalrt, «roto," y un In glosa, nvel cireidus» en U. Mar- 
tin, ticírcilitus. ciretdus,orbÍs, i-os nmbrens altera m» en 
Freyloff, voz iisadn pnr el Idriaí (p. 2im) como lárniino de 
«rípiiu-rlurn. so^i'in obyerv.-t iM/y. Trni-n !;i eliuiulngia 
-Alix y l-'.iigelinann. 
■'^ I'ajea, rt/n/ií', níffuea, útttxia, Utjcn, V. cUarJea. 
'^'i'Aí-Uiuo. Alaliiyiidor. Ue «Jiia-I «^í/í/i'a. «"Specululoi'* en 
i(. MurUn, y de la burniiuaciún oístcllaim ero. 



300 

AtaT-aya cast., cnt., malí, y port.» aíalaia, aUtUiy^i port. En 
ta milicia ¡intígua cerjlincla colocndo paro e.vplopar el 
'cftinpo. KI íjtKí estaby Uc vigía en el galcés ile la ¿alera. 
Corréiüores ó exploradores de un ejército en vnríos fueros 
miinicipalos. Torre síUiiiída en silSü umioenle paro descu- 
brir el mar <\ eí comp<i. Corro dito. Teña ó íirhol de donde 
se señorea y vY; la lierra ó el mimle, según Espinoso en su 
Arte de Batlmtcrin. Fn Iqs tres primeros Bccpciones los 
vocobloí cspañules vienen cU^ s^JLl^aí-tuUyat fe.m.de ^*ÜaJ) 
(tt-talfi/a, «csciichos del i-ampo" en P. Jl? Alcalá, ooiitenor 
exñrt'ilus pars, pee. e\plornlrÍXa4)rocubiU>rü** en Frey- 
taíi:, iriiomme qul fall le guot« en Abtil \Valiíi, 21S, n. 4, 
Ülfl, n. 68, ap. Do?.y, Supl.^ 'icci)lincla« en Aben Ilntula, 
Vwjes, IV', 17, wfl scout, ond u poriy '^J ncotii* uf wt urmyp 
o man, and « pfirty ofme/i, that ia acnt, and ffoes/ftrtA to, 
nbtnin k-nmrlftfgp nf ffip íitittf',nr rrtse, or titUnífS, nro/' 
r/tp acrrfí or <>/the inirarrí, or intrinsic, pr ^f.iTvt, sínrir ov. 
cO'CiintstfincfiM fi/íhe enany;a man, or a purlt/ ofmtvi, tent' 
h^Jhre another party (o acquaint /lim'H-'/', w /iicrusalrcsi 
irith The tídings or sta(i>, or case o/ Ote erwm^n en Lañe. 
Loqne ahora llamamos centñielns, oraigos de vocablos 
cxlranjcros, llamaban nuestros espoñolcs en la iiodie e*^ 
ctich», en v\ di;) ntnhuja, nombres liarlo iiiós propios pora 
sti oficio." Hiirlntlo t\i> Mendoza. Giicrra rfe Gronndií. Kn 
InR dos fittimflA ncepcionrs \xm\n su orígun del &r. ^L^Ubl 
nt-tnhrr, nal/ilnyn» íhirro) 'Mi I*.dr Alc'ilíi. «(pii se leve» un 
Knz,, •tiiiir ofi on fnit le fnict» en Aluiocarí, Armíecl., lU 
714, ap. Dozy, Oios. y Siipl. «A cuyo ejciaplo se lijidiA' 
luego otrn niniat/tt que llaman de los Zapateros, y ¿sucí 
^•iiamii-inn (v>ní'f dró su altfzn hut^ting partidas. u Mascare- 
ñas, CmufHíña de Pnrtuoal, ap. llastio, /)ic. 

Ataua. Lo mismo qnc muUtya en la acepciún de torre «El 
aí<i ronn» deseeiidr a In Atalia micvaquc fl/odnn Elsidro,,, 
qnc »>sl)í eonlm Ki Torre del i'at>"' -: •■' ■ ■■-'" Torre o? rl 
olw>filo.»B«prit'l,.Ví'ni<iriíiíí/ííM' ^ . Fct'nuuU-u 

Atamar, nxmtir, atanor. Cumjtlir, i emolar, pouer fin ú vuia 



301 

cosa. De ^ tammn, «acabam en P. de Alcalú, Goyangos y 
MlíKi Acaso piidícrn IraePSíi tnmbk^n Javos (tUwxar í\c\ 
S\ dv.^j'útnma, fconplere, sígíllore» cu R. MnrUn. 

Lyndo Hrey, aquf se atamán 

Mis brovns de oquéslo año. 

Por errde en dolor con doñu 

Bivun qunntos vos dc$nnion. 
Cancionero de Baena, p, J87. 
AtamuaIj. Lo mismo quo atabal. 

Tmmpns c itnnnfilt's sjilen con atanibatm. 
Arcipreste de Hilji, copl. 1208. 
Atamooh coet. y porl. atwnor, tambor casi., (ambour fr., 
tanihiifoWeA. Diez, DonkinjBrochet, Sclieler, Litln^yBwui- 
jiyin Iraen esta voz del persa .^ tnnbór, dr ilond<; Ui lir. 
^.Jo Tauhór, úiiistriiniuiiUini iimsi^-mii celubre, cilliiirji 
obtongioro eolio, roUnido v«'iilrt!, (ídibiisfleneis, quaiploo- 
Xro pulsoluí'," dciivndn Ti su vcx dtr sj*jj tiúnbtu-a, nombre 
tnnilij*'-n (le dicho Irislnimeiilo. Do/.y impugna *:ii Kiigtíl- 
mstin osla ultniologfa y, riiiiddndoi^c cu tpio niiigniiQ rnlu- 
ción<>\istc enlro cl liisLi-uniüiilo músico pcrsu-arábif^u y 
alambor, se inclina con Poli (v. Xcitschrtft de Hofur, II, 
yóti) rtsu procedf?ncia cóllica. Sin inipiigiiur la opinión de 
DcsEV, observa Mnrcel Pcvicque en porso exÍ!>te lo dicción 
j«3 (aitt'r, ta onal se hallo fin Ricbardson (JJ/ct. Gfuopbi/l, 
ling. Foní.) con la significaiíión de tambor y íimhui, de 
donün lid podido veidr cl iahur y tabour, formas arcaicos 
de tu/nboar, la primera dú las cuales so rogistt-o en la 
Cfn!tai*on fifí Roland, monumento lilerario dul siglo XV, 
\i\ ilustre orinntrilifltn no se decidí', sin umbargo, (\ asig- 
nar Ala vnz francesa origen p*'rs«, considerando qne Ud 
vez osla fillima pndolialMír sido importado en Oriente |>or 
ios europeos. Por lo que á mi loca, ronvcngo con Dozy en 
qoe el vocablo aUimbor 6 tambor nada tiene que hacer 
con el perso-arflbigo ^y^ Utmbór, ór.j^^ils/wnfitír, eiüía- 
rn«. pufs si bien en la música militar de Berbería figura 
nuestro ininbor (v. Salvador Daniel, La munique árabe. 



302 

p. 41), SU importación en aquel piiíssedebe, ánodudt3»v, 
a los españoles. En cuanto 6 la derivación de alambor tale! 
persa jaJ tfibii\ otynipnnnm magniim aeneum,» O de i^_^ 
tabira, "tympiinum cui'is venler Icnuis et duec exlren 
purles lata; sunt» en Vullers, no me satísfocQ. yp cr 
que \as (ormas (^p.fíifjntor,<tt.ambor y tambor, laij.fr. 
bur, tabonr y tuinbmir y !« üal. íumbitro no son más c^n? 
jCorrupdúri de lo luí. iyuí/januin, íp: tJ-^r.í-^it ptyH. Ti<=strt> 
vltmpano, nlai>al <j tambor usA(]o en los uiisterioa de p- 
bulos.» De tytn/ximtm, tnalinultí la supiosión del um t¿r- 
miiinl del uonibrtí y la i;«mvtíralún de la n en f (>:(. calniíí^* 
de canonictts), se hizo Itmhal; por la permiilacii^n de U i 
en e, témpano, ^ finalmcnlo por el cambio de la i eaa 
(cf. lirilaña d<í teicdo, iniít, ^w tt^fM^)^ la Irmisrocmaciiln 
de la a eu o (cf. hoque del úr. 0>, hace) y de lo / ea r {d. 
níspero de nienpi/uHj, la diitci<^ti Int. se cjonvlrtió en ííwi- 
bor. «Dicen que una gulpi-ja rniiIjrifMiLii pasóaccrca dcun 
iSrbol cii (¡ue cslnlKi un oío/nOw üolgado, ot moviiíScH 
viento r> movió la^i nimoíi d'tl árbol de gnÍ$o ({ui^ l9s f»^^ 
ferir en el atambor. et sonó muy fucrta.» Calila y Dymt<h 
(!d. Riv., p. 22, cnl. 2." 

AxAMon. Lo mismp iiue tambor. 

Ante roydo de alamores la tierra querÍR quebrar. 
Paefiia del Cid, fid, Uiv., p. 10, qol. 1." 

Atamoiíado porl. Color do dátiles. D^ j^ támur, adálil.' 
añadida la terminación port. ocio. 

Atanor casi., base, y port. Tub*» ó cañería para conducirel 
agua. Arad. Vaso. Fonseca. tlornu. Nfiñe?: de Uñn. Pe 
j»-K.1í»íTÍwin(ír, ^rurnus" en U. ibirtín, nalunur, bocii ilí 
poxo» (j(*.')^jja)ftn P. de Álcali), «foronx, clihanus,'**™' 
qnidlilMit utíi scaluril nqint. «Iipio ubi se polligit ¡««ll*» 
f.n Kreylng. La dicción flrúb., cunnin al jiei-sa y ni tiin'O, 
viene del nramoo •■íK7\ íannór, «rornu-S, rurüus,i« ténui'i" 
Ppnjpii'ísto í(el inui^ilíHlf) jp í'w, «liornoi» y,T»3 w^'f «fuego.» 
V. tít'seiiiiis. /.ca*. Ucbr. vt ChaUl. in v. -i*^n. Atui(|no- 1>*>- 
drin buscarse el origen de la acepción dti tubo ó cañL-rls. 



layozfirftb.cn nuestro lengua casi., en el lie- 

rstnnúr, i'ri(|Ufe diiclus," creo con Hozy que 
j>urdp explicarse .sotisfoctoriümente por '.o primero eti- 

íTANOfH. fngfieiiloílopiiatoño que iisobnn las moriscas, 

-coiiipiii'Stii (It'CíiI viva.oceilpyotras cosas. Cov. Tonazue- 

■ns piU'a quilfir las cejas. Rosal. Hilodillo rlc smln atidrii- 

■ogir.'Friiticiosíni. Aducop. Címnrzo. ActüI.Oi^ k,ju:^ át- 

^fjnffiiiu, «ulanqnio, olinipiadiiras, rtionílnduríis eoino de 

l^izorttMi 1*. de Aica!}^ «Ipíage, ehoix, épiírulion» en K«z., 

i^IecUinini» e» Morcel, n. de acción do ta 2.' formn del 

r.'air/firfí, «íiiiipiur" en M. Mor'lin, 'iiinmdovit^víwe/ií'Hm, 

íR'cln >cquiortí parle» en KreytaK. Á mi parecer no es 

i*ia;3orjo apelar al valor que tienen los voces Ui /mt-ri, 

ímnndicifiH en el lexicf^grafocolnlrtn, yaUínoí?/?, cpnrtes 

iíieclae frumcnti, nliusve rei dum mundatur.» como lo 

liaii! L)ü/.y, para explicar las Iros iilUiniis acepciones del 

Pvocüblo cfistelloiio, pues, si bien se mira, uslel' hitndlllo 

de setjíi andríijosíi, romo el ndurüi* y el Cftdni-/o, no son 

utra coso que Ju estraza ú borra de lo sedo, os decir, los- 

a limpiad I iras ü mondaduras de sus hebras burdii.s 6 es- 

tuposas. La ctimologfa curi'cspoiKte ñ Gundlx y á t'rrea. 

Kw t:nnnto á la sif^uincueii^il <iue do Rosal A aton'jUÍa\ no 

líi encuentro en U. M»rllii ni «n I*, dt* Alcíilíi,(piií snlulrae 

w>r Tenajueloápn/'a ce/m la voz orab. mucni/pp. 

Sy m i>or vedija 

Kaceílmelo entender 
(Jue yo vos fíaré poner 
At/tfi^^uh en la verija. 

Cancionero de Duvim, p. lOt. 
•Que ninguno de los dichos hilaüoi-es ni otro persona 
kltzunn al tiempo que hicieren )09' rha^^osde'Ia sétloj no 
ínii oHsftdos (If poner dentro de ellos olpiiiin piedra, ma- 
'hifiO, ni plomo, ntanquin ni azach*\ ni otra cósfl oiRunn, 
Sttivo (píe Indo seo seda fina.-i Ord. de Granada, fol. 43 v. 
\TAONA. Lo mismo qtie atahona. 



3ÍI4 

Comu Id tiiin úa uso RStoe la)os fatitionit!. 
Andan ti'.' cíisa en cn^n vendifndo tntitims lioniis. 
Non se iijgiiorílnn dellns, eslun i-^m lae [wr^oiins, 
Fasoii con el mucho viento ¡indar Ins wmoño»». 
,iy.:. hi ,- .Ai-rt. (iíí HiUi. Conttíitv, copl. fi7i. < - i - 

Ataoukoiiw col. LnüfioTuts il OíMi i\x\p- nsnltíiri Jos flfflbtis 
uiiH üfí^ntnir v.n iKidillu. Lut>criiÍ7i. De iy^tJj¿\tU>-títífu^Mra, 
lein. Uul II. do titxiún j^, Utcb£ryi\^ lü S;' frtrinn riel v. ^ 
cóbanty -dixil: ^1^ idJi i^w" (wAfWMfl//W)í('/i*ittV. Oftyun- 
gos, ¿tv*''* '''■ "tOf'oí, Ghf. ' ^ 

Ataqli/a. AfzrioiiK. Kl ocio d« íiUii|ut}i!J)r. 
ATAijiiZAit. Ariiugromir. Spfn'in (^nsiii. tíf.^jis tfif/tírn/sa, 
&." íoroin del Vi ^^ gára/^a. «plniíUiro'» on It. Mnrtín, 
pero ps mejor {i*i jijjita'cóf i>nra , "niiiii¡?ronar» fn Bocllior. 
^ ATMi/kfJttra. pe -jtu'l a¿-íárah_, iidediicci<»a.»..d^Süueiilír,u 
r. .jL /fí/Yí/ifl, ajt-dueir» eii UrUd y Doiilhor. 
A'i^d i'l itcs-'n cnji í^ii attini. 
(■"itf. dr />'"■ 1 ;;70. 

Ataiuce JítiL I^ mirtino qiKfrt/'íracew. »X<i ignororotí lo <|tie 
iiiicslra Espafiti llniua nvirna-.^ Guiívrn-ít. r>,f/ff'>f"rifnf, 
op. Castro, Dic. 
Atahacea, faracm. Incrustnció». pe »f^j*jl,at-:ífn.veV*>*"fl- 

fnr. Kngí'Imónn.-' ''' ""-■' !' ^ 
-Atahazana casi. y bnstíJ/íiíl(i!míríínaVal., «'/ ' n4re»~ 

itaiut malí, y i-nl., drnusnnn cat. Dií !u*,yL."l aí-UirsftnOy 
)u*jK.1 fií -(arcana 6 !üLif«.js;t nt-ittf-mjánu. Cormas vnlgn- 
res por í*Uo.1 jl>,^"rt rírsprcUvomnnt^ se piiciieritraii on 
H<>nr\', Mnrcül V Rnelhnrívtn In nwpdón do nrsnnnl. 

Ataraza». Oirlnrrt hncpf tr070B. Hnv. Morflí^i- 6 herir non 
los dirnles O clovnrlns. (Rustro. Tic ^j^ Uárasa, «monliM- 
fuert^menlQ cqj) If^s di<}ntt's niolare»» en Ffcyhjit. CbfeÍH 
y Alix. ,..i..,.Im, ,.t,.M -..1.1.. I - ■ ■■ i.íiiiuii. 

Ataiiuea, ont. Lo mismo qiio tarbea. 

Atahka, nnl. Lo mismo que i^trtm. ' 

Atare(;a. o forro tío lun^m. Sin. Koáa, EUtcid. El iltislfe le.\í- 



905 

cógrafo portiignés so equivoco, en mi sentir, en su inlor- 
prcU)CÍ/>n. I-o que i-ealniente sipniflcji la pfilnbm ntare^a 
es escuUu, y-^a turs, pl. yjyi f/i/cis, «srututn» en It. Mor- 
Un, como st! dDcInra en un antiquísimo IJoc. que trae 
Sundovíil y (licefisliciMondivisn. ct mcos nlnndos, id csr,, 
mc« sellii MovzfA/A'X cum íjUO freno, et mea apoto, el meo 
citit^, et meas aspulas, et :mteo ettarppa cam siia linslo.» 
En cuyo pasaje Ins palabrns mea tUnr/írn cum sita hmta 
signincun uvídcnleiiienle mi escudo con su itutsa. 
AtarfKj tarahe, tarti/c, taray. De sijlaJl nt-tórfp., «fspeí^ip »!(» 
tamariscon en Knz.. 6 de b^iaJt uHurfé, elimolonfa de 
Alix y Engoimnnn, rl Iflmarisco 6 ¡ji-J()Íxti dtí Dioscúrtdps, 
riiiíi es (íl tomtiri.v gáUica. \'. Aben Albciti'ir, TmiíA d"s 
stmpl., Trad. Leclerc. 

AtaRjpa, fi/arxcft. Cojn de ladrilfo con que se visten Ins 
cañerías [inrn «» ilofnnsa. Cíuidnclo 6 cíirierla por donde 
las aguas du la casa van ¡d sumidero. Alix trae esta vo7 
de iLi.^laí-íar/«, «aquac rcceptilculum ad cxitum rana- 
lis.* La Acad. la deriva del berberisco yy íarcáy "con- 
ducto de npna.» Kinalnienle Diez y Donkin le don im ori- 
gen germánico. X. Uie/., Etym. Würtei'buch , y Donkin, 
Etymot. DicL in V. larga. 

Atahraga casi, y cal. Según Dozy, de liljUJl aí-tarrára, 
r. ijTji» táraca, «verberavit, concussil, aiiis virgA Mja* dic- 
ta.» Freylag. 

Collor lencys do aulap;». 
Non querades mos foblar 
Si non fnzei- vos he ondor 
Como oiidíi ol utai'rQ(fa. 

Caticionfro de Ji afína, p. IIO. 

Atahraí'A. Forro en Víctor, Tesoro. íye ,j¡\^i at-tirác, *co- 

rjum velpannusqui soléis duplicando subditur» en Ffey- 

tag. Dozy. . . 

Atarraga. ScgCín Rosal en úr. e» herradura. Tal vez de 

*J\Ja¡l (U-tirác, vhierro dispuesto para recibir una forma 



de otro objeto cualquiera. 

.1, I 



n^dontla, bien úe castro 
Alix inv. titarraffítr. 

ATA!MtAi.L:V L'übl., uí«y/'íií/rt cesl./cál.'y bgsc.,flí«r/Y[/íi, (q- 
rni/a porL Hed jiiiríi pescar. Lus formas port. vienen, "¡4 
lio (ludur, (irl líi'. ■i:í-1jlA.'l<(/-í«/rrfA'í, «sagena» cti R. Müi"- 
Itii, y Ins casL., c:il. v iNise- do ¡va-IjUI td-iari(tcha^ "«spu- 
' mvtílu' ftiy el F, Lei-ohiuiUlj üerivailn acuso osLríWtiTna del 
lítí. (ráffitla (titi iráhoj «red do pescar, esparoVeU en 
Plrniu. ■ ' ' ' ' ■ '■" 

ATAiuiEA. Ptov. de ArngOn. Corrupción de nUliarre pOt-At) 
síncopíi de la síloiía Mu 

Atawiia. Lo mismo que Umnut. ^ 

Diseii los pviuudus, seruinio? de cada din 
Al rey, cuando yánlnmos es inosdo ratídío dia, 
E velamos la noche que es tuengá e fria. 
Por conwrlur sus ciienUis e In su atmmia. 
Hiniado de PuUt£ü^, copl. ¿-17. ' 
XtauÜÍ. Prov. de prauüdíi. Clurlii chpecicde uvus.Talycz 
de ^yü\ aí-taiíbit adj. pus. formado d*í t'>w'I íuuh, oparttíyai» 
iiunibru que dcbíú di'iirsele.'í por lo SDj)ro»a y detícoilo 
, del fruto. 

ATAi;p:oast., aiande/tprt.Lo mismo que atafutd. 
Ataujía cast.. alnuxia cost. y port,, Ujiticia port. Labor 
morisca LMiiljulida do niv) ó plnlii iinfxm otro 6 «ni hierro 
ú otro niet:d. I¿I doitido y pUUoaüü dul liílo. He iu;:ydl aí- 
tauj:in,i\. de nooiúti de )ii 2;" formo del v. Ls^ wailorier, 
imprimer, p. ex; une liloffc ú deesiuw cu Kuz. Cnsiri y 
Marina. . , 

ATAuniguE, tattrique en 'él Oanr: rfe fínena^ p, 426. Lobor 
de y»^90 en f<trma de loítbd hojas usada por lo<l moi^ds 
pnr'n ndornnrsu« edificios. Dií ^3^Jyr ttinrir y con el firt. 
M-taus'ic, «íotiumícn H. MnrKn, »píi)lure de^leKOS moris- 
L-iiw en P. de Alcolú. Cí\siri y Müllcr. ' '"' 

At^aut cosL y Vdl. Ló mismo que uMUd'.'..'^. «oí'ftfsdó qne 
un deuioniudu }eg6 con los manos 6 lu'doliTióUcí) qiic es - 



Irthn puesU encima de su filanl, e luogo fiiO snno.i» Libro 

tíGloiEnxPmplm. LXXIX. 
ÁTAüTAtr. Prov. tic (Vímotlít. Ui cajo obiortíi en la pnrlc del 

luuru qu<; está labe»(J<j á fin <le ulluiiíirla retleiiondo el 

hueco con material de mezcla y Indrillo. proli/jb I emento 

I di; ^\:i^\k\nt-t(ibútát,'^\. de>:;.ylj ¿íjiAí//, «arca» 6(le fJ^jxiS 

tií-taútiíjo., n. de noción do lo 2." forma del v. ^j, «expim- 

dit, moUtíin, Ipnrní ftnpf|iin!)ilem rrdflidit. mílfiiditlncnm 

duprossum.* /. 

ÁiEMAit. Lo inisnin qur" ntnmnr. «Y íil-'mJÍronso 1(18 cielos 

y lodo 8n fonsodo.» Oib/ia pif>Jn de Ffrrara. 
Ateolii'ekas port. Pnlahra híbrida, compnesU), segfm Dozy, 
del ár. ^JJ) ad-fifír/ut, «la pí^ro de olorf^alniiiiclada» y el 
porl, pera. V, Aben AUiw., I, 200- 
Atii'LE. Lo misijio que ai/n^c. 

AnnAKA. Do t^,je^\ al-üchára , nmcrpolío" en R. Martín, «oli- 
jnni, inni'Cíitiirfli en 1^. dn AlcalA, nnrgqclo, coniprcírt» eií 
cl í'. I^relmndi. «Todoonimf de modñií qni rüifríi cnm- 
linrnii^l (Kt mXntojorn, purÍL-l II. m." ulos íloOoiv»?. El 
líwln i?l ui'xíno v|ui cliu*Va tf narc foríisde nilb nd Atifffwa 
iinnder perlet It. m."si lo poliierinl firiiuire; p| si \\6\\, finl- 
iinl *-um (I. ilicinop.» F(i<'ro fio Motlrid on (n.< Memn^. 
de id Acad.,\\\\^ p. 38. /. 

•ATiJAnA, atto'arft. Lo mismo qiie Miffont. 

Cn romnnalmi'nlc í-I qne «omir snclc 
Míínstríirsim dolores sy (jMieraoü la cum, 
K sy L'slo tiDti fidta [xir su aíi/tira, 
Sol'iir e cidlnr qtic ftimo non bucle. 
._ C«HC- í/oyMí7irt, p.Siítí. , / 

ATifíftAtt enst. y mul\.,aíwfnf,.U'ñc/tlpotX.Grnnt\ tic, nnil^r- 
Í)Ol Indico. Ilamndn couninmonte borraj. La í." formn 
vinne de ^juíiíI ^Hina'n-, del; pi-rso ^xa (con J de tres pun- 
ios), sfiní^iT. (nncaim, pUintx,» y ln 2.* y 3/ de J'jí-íxíI rtí- 
.f.in^ál, que tiene lo mismo pcocndo-ncja. ■Doxy, siguiciído^ó 
Sontheimer, ¡nlerprelncon error e^la voz pov chrf/sorolh. 
Los úpahcs, lóese en Leclepc(v. Aben AlbciUÍP, Trmttj dcg 



306. 

simpt.t If p. 318, n.), tienen dos polobrns que responden 
[n;rrecla y eUiooIógicamoiiUí & r/irisocoUa, lisios vocablos 
de un valor general pueden oplicorso tanibit'-n lie! bofaix; 
pfiro lio es menos cierto que el tora^- es el úniooqoe 
tiene derecho de reivindicar la denoininiiciún especial de 
tincar. Es mas; In cfirUocQlUí de los nnUguos, óhi cual se 
uplicnii las voces arób. ^'.#0 Lihám y ^^JJI >jiy ILsácad- 
dáhuh, es cosa distinta del boraa:, como lo dice el mismo 
Aben Albuilár al .tratar de la chrinocoUn. lista opitiián de/t 
Lcclerc ero la de nuestro Lnf,'uno, el cual en sus Anor,. á 
Mioiíoúridcs (p. 537) díc^: "todus uquellos se engin'nm que 
lOjTian por Ia tul chrtsocolln el Atincar, W^m&úa Iio$-ajc 
en lus boticas. Trae lo etimologia Marina. 
Si la enfcclnsó ú si le diú aíincar, 
O si le dii^ ruínela, ú si lo dio mohaliuar, 
o $;i le dio ponzonnny ó al^and adamar, 
Mucho aina la sopo de su soso sacar. 
Arcipresli; di; Hitíi, Caninrvs, copl. 9ió. 

Atoiia, toca col. l-rf> mismo que adohn. 

Atohaii. Aturdir ú soriireiidyr y adnjlror. De ^Ij-d (/d-t^wuúr, 
•jiturdiiiuctitu» en Ucnry, (•v<':i-tigo cji Kaz., ú dü .*xcútlnti-/. 
r<i,j t^miruritt cu U. Marlin. Do la i* oliinologfa viene iam- 
I1Í6J1 nuestro v.cdufcar. í .y, ,u.i ...11.. -t* -a. 

ATocn.vcast.,aíív"rf val. De íCa.^'1 at-4aucha, nspartum» en 
K. Mnrijn, cuyo pl. _^ se encuentra en una esciitura úr¿/, 
gi-ariadtna de linos del siglo X.V. La etimologia es de 
Ciundix. 

Ati>na. Küdriza 6 madrastra do un cordero. Oveja que ndopt/. 
ta lu cria cublerla con el pellejo de la suya, tenieii- 
difin (tt)da ilc una muño durantr uno noche. Cestro. De 
v«^ inl-tlntnii, novis- i-ri lí. Míii-üii, i.o\<'jn aial rooncitlu, 
i»viyu ns9i« i'.n P, dtf Alcitlii, O de íüjí-í.1 od-tUtiniK «avm /^ 
remella» en Vic>L8fí. 

Atoiia. l*a U'v (Je Moisís. Df; il^j.-.' ni-faorñt «U'-N'» en U. Mar- 
tin, "la Hiblia y el l'ontntuucu» en Maivl, derivada de la 
licbrca nrinn «institutio, doctrina, lex.» lüsta voz :ie aplicaA 



ñ nlf^roas loyes y precoptof», comb la ley del holocaiísln, 
'ttfiel^'y también rt tod*' la mbsáicn. V.OéspTiíus,' £*♦«:. 
MebTi eíC/idid. in v. n-^^n. "El ¡utico jiirft 0(í chrísliflno m 

CarUl SUb <i.fvr(t leticiulo." Fm-rn rh' P"l>if^,,jii(¡, Cnfi'C. da 

J-'uetos munifip., p. 4C2. 
B- El at^ra, su Tyda tí hts, 

-V E» la cubtíro I» <ju!0i"i!. 

"■ Owcifinnro rfr; tíaeiia^ p. 133. 

fATOKKA bnsc. Oimisode miijííi'. Larromendi, Dic. Tt^iUngihr. 
1^ Esta voz, que po i^nonontrn rn Knbro ''hici. !-'rnnr;. JiftM:J 
biyo la furniíi ulhontt, protedii de la ai^lb. !u.yoi nrf- 
dor/'íl'Éf; ncamislan i'n R. Marlín,y eítlH glos« fdft stírtcrt,» 
-«vestido do laño, esj>etie de cumisa abierta por delante y 
adornadn de luid hilera da bótoiiosn <'n Kíiy.. PMa suerlc 
de vosliducí), segiln síí Ict^en Almacarí.st* usódeunUguo 
en la Espafiü mut^nlmatm. RAflen>fíl iiistorindor arriaiiio 
c]UG ti traje tlr; honor que if^ulA fí Oi-doñii IV c\ colifji de 
COrdubu AMiacain II, se tíoriiporilo de urin ftd-du/rá'u ro- 
cnmada de oi-o {.,.-Axlí ii-s.j™a- s*.'jj) y floii» olborhnj!. A'. 
Dosty, tiirj.dm rfitt'ñtontu., p. 17'.». 
AthAmi;/. 1.0 \}\i^m(i (\utí fdtriiniif^... «el fjrina iJi- y»'ros. el 
I l'ariiiíi de fitní/ttitccv, ct uiizai-ole, el acct^lie qin^iiindo Ut- 
I dus en uno.» iífr. cíe Mont. del Rey D. Alf6i)S0. DiO. 
' r(»rt.. I, i:í<». i--^' ' ' 

^TWACA,. IV „*U/Jlrtí-^//vy/íí'>tHnpa»»-í'nR.'Mflí'Iln,«otria<'a«. 
en 1*. de Alcolíi, dnl gr. íir;v,«)fr., lat. theriace en Píinio, que 
vale 1(1 mismo. Covarrubiíis y Marina. 
^TSAiinsA, (rfírt/'tf/íí/. lA'esliduríl lar^a yi*odonh'de cjnc usii- 
von las donas.» L;ihi^rnia.(jirnipci<^u >\o\J~sJü^Ut.i'aÍt/HÍinn. 
tMinpait nn R. Mnrlfn-. Ctrrtrrfflfí'.'Bpapíí'chn'O'dpnchnii'ph 

eliF. IjTcImndi. '' ■ ' - " " '^•- 

irtrtithefyi^ftt-t/infti maiiitf cir P. d6 Alfft*ífi,"rfnlabirn híbri- 
da compuesta del act. dr. at con valor de «,- por ütír lelrn 
sifclm- 1« inicial del n/jmbtv-, y delgp. «Kww, I«i'. Ifiunntfs i>ii 
Horacio; ' ' 

ÍTU11A C41&L y m«ll., tocK/, íüííflF cuét.» Uithia üasc. De 



310 

ljy;j| aí-tutiyá, 6 tjySi (tt-tütiya, «suirato de cobre» en 
Murctíl, «líipis ux <|uo rollyría poranlur» en KreyUíp, voz 
proccclciiti* (Ii'I síiiisciilo *fi(da (ii conyriiim exlroctcd from 
Uic unioninm zniUlHirrliizíi^ »\A\\cí viliio!, siilplialoof eop- 
per, espftciítily mcdicinnlly roiísidiiped ns an Án/'an. op 
iipplicnlion to tho eyos.» V. Wilson, ap. Viillers, Lp-t. 
Pers. Laf. Etu'n. in v. Liyj. Hoy nplií-nii U'S íirobRsoI nom- 
bre atatia íÍ los sulfntos de cinc, di cobre y de hierro 
qnft dííüliíjgiK^n pop un odj. que marco H color. Ijj voz, 
pues. lierHí inuclio parorido ron pI vilriolo 6 oi^pche. V. 
Aben Alboilár, Traüi^ (Íp< KÍmp(.,'Vríii\. LccUm-c, I, p. 325, n. 
AtyjaIia. Lo niisiiiu que atijara. 

Tcrníi que Tuscr, colot, 
I£n f|iiiUii*líi üncmisUul; 
Put's por Dins munso fablfit^ 
E será vucslni níyjara. 

Cnnrionorn tic linpna^ p. 2fift. 
AuGR cnst. y cní.. ««//, ««-r \nl. V>f ^Ji nur/i, á _»«. ««cA, 
uelovnfióii.n «líl fiiz el (^crcn ilfllV"/'/'' ilf vhiiii»í.« ¡Jh. Al- 
/onsies delxaber dfi wiín>n»nu'tt, III. IÍU. 11, 271. 
AiiyiiA. MofJidiidi^ Miin onzfi. Di- ^y\iifjuiffr/'i,'h\ ilnnüiVima 
piírle df" uno on/.u.» (iol., Le-r. iír. Ks voz de origen griego, 
Qirpi%, lat. iincia. Alix. 
AVEM.OTA. Lo mismo fjue hcUoto, 

Mnclins iruipos rrias 
í^on tus firpUolnn, 
One lodos SUR dias 
Son A I>ios devoUis. 

Cancionero dr Btícna, p. .VIS. 
AvKUÍA ejist., bosi'., molí, y porU. aatU», ncorifninrl., ttop- 
/•Mtpl. Víil.Tt'^rniioii ili" r(iiiiiíri'i<t, jiíimtíiiIitIíis nvcrindds 
f\w him sufrido ¡lí^nuÍL-io por el aguo drl tnor. I.ie rí^^ 
atrériyn, «injiirin» ni P. tU- Ak'dltt, «dcfucloa en I^ih:. 
V. Dozy, Siipl. 
Avfiiiofio cnst., ofífiíiif rat. Lo in¡*ini'i i¡iiit nfhornjo. He dado 
porciimolopla deesUj palobr» la urób. j^j^Jallxtrós, que se 



^ncucnlpn en P. íle'AlcrfM Cfirt Ifr ín-ípcidfi (f^tfítílitóV. 'f<í)n 
la (le -lioa troiioe de armas» y en tins pasngos del rUfán 
d<» AJwn Cuzmán. Pero(?sel caso qiiL^ nu rt-gislníndosíi 
ealn Tozen los dii'cloiiniios clilsicos firabea, es «vidente 
que hny<iu(' hiiscnr su orlfiPi» pii nlrn pnrU*. A riti pare- 
cer, y rí^otiflrando mi priitiorn opinión, Ifl voy, ttlboroto, flsf 
como su sinónimn nlbornso{v. Est^ítores en protut uní. al 
/¡iffto XV,\t.'.iM.\ * col.,ed. deKrvO, !«on siniplomenle dic- 
ciones híbridas compuestas del ort. rtr. «/y de voUititm, su- 
pino d(íl V. Jfit. ro/ro, «rtívolver,» con el propio volor que 
SU Cftmpúeslo reeoioo, de donde los nombres ree/toUa yre- 
coUición, qii« es prccisainenlpr la ruv-pcióM que lienm Jes 
palabras alboroto y alborozo. CÍ"r Iíi n inicial de las dic- 
ciones acorof:o y noaitH represontn el ñvL ér., lo confir- 
man Iíi víil. tilboloto y Ifls r«,sl. alaoris y alroro^o. 

Ax\BEBA, axaroha. ayabeba. Instrumento ml^sieo rt manera 
de flauta. DriljLaíJI (t.r.'j-ahbébn . nflstula» en H. Marti», 
itflanta flsloln, ciliiln, instrumento de músico» en P. de 
Alcalá. 

Dul^ema, e axabeba^ el finchado albogon, 
Cinfonia e bnldoí^a en osla fiesta fon. 
■rj " Arcipreste de Hita, Cantarp», i-Ki\i\a 12i)7. 

\xABECA,y>í¿('p«. Red. De wUcJIrtJ^-.cfféCftí.quesipniflí'a lo 
mismo. «A la tobln entallado qiK' es sobre las tablas sa- 
nas que ostan en ella los sif^ios et las estrellas ftxaR, Iln- 
n»an ('¿tabeen que quiere decir la red.n Libros al/nnuíes 
dp( saber de- asi ronomia, II, cap. 11. 

ftXACAn. I<o mismo que macar, «.v. et otros sus contrarios, 
por prntid envidia que !e hobieron, axacaron!pm\\\ grant 
fnlsedatl.u El Conde Lacanor. EnJDeniploXVIÍ. 

A.XAyiii«-\, ovi^Meca cast., e/í^Trn^HpfYí port. l,o mismo que 
Jaqueen. 

AXARA. Di; aySj ua:~jxna^ «Uex» en U. Martin» "l-^y general- 
mente, ley para njdinitrse el que se VfndÍ6, ley spplar. 

tey que desuja los engaAoBu en P. deAlcsIó, «ley divínau 
en Kazimirski. 




313 

AXARABE, axaraoe, agarabe. Lo mismo i\vyñ jarabe. 

AXAHAOt'B. V. ojaraca. 

Axariqi-'e:, j-ant}af>. De t^yiJt a.i:-.r:anq , «parliL-ups- «n 
H. Marlin, *"Compa(Ire. podre Mn nlríi, compnñnro mi \ft\~ 
hajnsik nn P. do Alcnld, «apnrcuro, cbmpfiftero» eii MarceU 
itEI iPrcnr Dominiío es dp Ronomohot y Mr los axariques. 
El ciiflrl» DíiuiiiifíOCí* poi-o Bciii Muz.the y s\\^ jconquev.» 
Aseqttia de Oínar, Real provisión de Felipf; II de 20 de 
Mayo de íd/ü, Apeo del Ldo. Lottysa, ms. 

AXAitnpF. [.o mismo qyx^.JurofH'. 

Axarulía. Lo mismo (iu« ujarqniet, 

errata de aqui^lln voz que so ndviorlí» f*x\ In nhra de Dorn, 
intitulada Drai natrón, imíritm, mil arúb. Insrhi'., p. 79, 
y debió existir en los mss. i-onsiillados por los autores 
de los Libros A ifonsics del saber de astronomía, ^n cuyo 
t. II, p. 20^1, >íe Ice: «.-l.rfíííí/wísdiziíii ó los (los pedaros que 
están fincados uno en dreoho dolro en tnalhidadn.» Dozy. 

AxEBEv atil. Lo mismo qiiejcAí. «... ansí como coral molido 
e nlmusligíi e rixebc oalcinado.i) Arle Cinorní do D. Enri- 
qttode Vijjenu, p. iO, ed. de D. Felipe Bcnicio Navarro. 

AxENüS, ftee/iuf: (en P. do Alcalrt, \'oc.}, axinus, axcmu. Lo 
mismo fine agemu. 

El {uceniis de fuera mns negro es que caldera. 
Anñpre&U; dr lliLn, Cantares, copla 7. 

AxuiKZ, ¿ccrnesí. Lo mismo que ajtmej. Kii conñnnoción de 
la fitimolnul» que he (Indo é esta voz. léese en Ini* Ord. de 
Sao., fol. ITíl: (■uti'üsl, ordcnuinos y mundomcjs qnoel di- 
cho maesliH).... sepa fozer pretiles do cloraboyais y de 
T^mmif^.n Por donde se \\- que Iñ forma eapoñoln '\fimes:**\ 
procede de la nráb. iu— .^^ .rfnienin^'i .vctiiirin. romo c^- 
cribe ol voenblo P. de Alcnlii en sus nrlíeuloy \ entuna oi~ 
dhrrn y Ventana de yeso conih rp.tuda. nQue ninftunii 
persornj .síif[ue nj:itria¿, m portrtl ni lüissulízn fnera d.* Iii 
iiaz de la [M"o|Mfi paj-ed.» Ord. de Orun., fol. 185 ^ ., Til. >r.. 
Ord. de pditicio» de casas y Albfiñires y labores. 



AxixRN, an-ri.Tpn. Lo mismo i\ueasesino. «De romn moln- 
ron los aa-Lccncs ni (-onde de Triple.-) La Gran Conq, de 

Oltr., Cap. CCCWXn. 

Axori\R. líoroo. Lo mismo quaoj'u/ir, 

AxofctüA. Erralii tle ujrurta. Do idysJl aj>xorüt, «sagio» «n 
K. Martín, i-suyonó verdugo» en P.do Alcnid, que escribe 
xorti {J^j^), «cohors ooruní qui primoni iiieunl pugnam 
et piirnl.¡ stml subiré niorloin. Stiliíllites pnuloris oul 
pnrfficli; colior.s pnEtoriaini» líii KiiiytaR. 
Lss dJCfibda» qito los moro» sricnri de (lia 
E de nofli en-buellos andan i*ii nrmas: 
Muchas son Ins axobdas. d graridc os el almofidin. 
Poemn del Cid, ed. <le Riv., p. O, col. 2." 
AxLAR. Lo mismo que a/uar. 

Por oir liinti^fi misa non li> ijuiercn timap, 
JJcUtdoa sus U'.mii-os danli; poca ii.eu(u: 
Arcipreste dií Mita, Caníweit^ i:op\. 1513. 
AxiiAVa\. nirii.dí'r/^orcíi ft a/orcn,cttyo rho sido sincopado. 
Non Lroyo esporavanrtn 
A^iiaycaft, nin rarf-illos 
Nin mongas á bocadillos, 
Nin Irnyc cnmissa randa. 

Cancionero do iinctm, p. 2i2. 
AxuFAiNA. Lo mismo qim filjo/atna. 
AxLX'AK. V. (ijittir. 

Por Cflsíir son unnslros fijas, ndiizen-uos a.ruuar 
A uos griido, Cid, c al Padre Kspirilol. 
Poema del Cid, ed. Riv., p. 10, cof. 2." 
AvARAní, Venia íi sfír snríT'Milo ó cabo do los (íonl/arof!. Cas- 
tro. De sor exocla ostfj intorpretariúii, la ptimoiogía seria 
^sjl». c/tiáu«c¿c (con . de tres punios), nsni:f!Tnto ó heral- 
do en el (yércilo," vu creo, sin embargo, quo los .4¡fa- 
btigis eran los jofos do los p>nfznros, Sffrún ac loe en 
el siguiente pasaje de Cjinsinn fürandejua dn Cona- 
tantinopla, ap. Ostro, Djcj: «Entró el Agd de los geni- 
zuros en la ciudad con Lodos los ayabagis y bolucba¡;Ís 

4U 



qiio soii lost'íibí^z'ñy <!lc los gc'rííííii'6's.tí En cs^ésiípuestoy 
Aj/fthtif/t viene dt? ^ii jí^ óhihtrr^ bá-vcii primitiva-* 

IU<^iJI(j t^l fí»"aif «igícr ó n>arisuit (iel Imj^erio. Hoy es «h'a'^' 
suerte de jefe de la cancillería rcol. V. Ketlliousc 

Ayabassi. Lo nii@iiio <mc vyabayi. 

A^ AHP.BA. Ln mismo que tij?ü¿íf£Kí. p A"« Uitt cucfítu» delpUku^io 
dt'l Rey O. Sancho eiilro los jugUuvs y uiüsicos se jner^- 
cloiia A Mtíhofiiiit el üel Afiulíl y ú Ku\is el del ^lyahabd. 
V. Kernández y González, MuUnjares (ía OtsúiUi, p. 23y, i|t 

AVADiNO. CierU suerte de inaravcdís. DeyáL* í/tf4rf, nom,- 
brc dado A uno moncdu ¡inti^ua ncuñada on los aíios 5i0 
y 5i2 (li? 1)1 Heaird (Íi-i5 y í||7 de J. O. iv«pücUvoiiitntcJ 
])or el EmW Abd-Alloh ben A f/ád, régelo. 'áé aquel po- 
qiieño rCíUidn y ti*>l de \'íili;iii.:ia después de ln cnida de loa 
A]mora\i^\is.\. Coi\i¿ratTrutat/tjd('.\fiintiinttf tica Arabiyo- 

Etfpamitfí, Apénd.^ XI, p. ¿SO. Gayiiitgost ap* AliXj Gloa 

' «miorabetinos oltbnütinos, el lupinos, ct ayad(ao$ ct {jUQ^, 
líbct flilos moMihis.n Saez, Valor de in.'i niontda(i,p.2iÓ. 

Ayaí.. Como iioiiibiv gcn¿^riGO, sinAnimo de animo!, se euY. 

cuentm rcpelidamente bajo la forma ni/tl en el Voc.4(í 

'V. de Alertl;i. I^í*í rtripnlalisUns L»'on y llílol en su midÜi- 

ttsis gramatical de lo i.* fttbula de Lokman dlceti que es 

yocfiblo lie ptwo uso, aunque se encuentra en todas las 

' lenguas de Oriente, de- dwndo ha podidu venir á la arábiga. 

'pué cfi ln Espnñn musnlmana so <'nnocfa de antiguo, lo 

"declara Aben Biiclorix en su arl. Cuerno de aereo, Uoiiüe 

se lee: jjtjij*, Ríj*1j j^ icjwí ^^^^I Vj— i.^ ^*»j i**-«*Jj *J Jbiij 

'jijiítylo llaniííliV «ti ln oljamíu Arti/rír rfe cierro» á saber: 

iKífnttf cuerno, y cierro enlre ellos (In^ Offfmifs) es el 

oi'f'K" E^te p.w.iv' "vldencin que la dicción }^)ai¡/al,ú 

,., -;'tr.,yd -iiíni^n li loa ídiomos «emitas lo dé- 

juui'-slrn 1^1 lii'i'liti de Imllnrse en ol h^br. hojn Ifi forma V-s 
Of/tí'eii doc'iinenfr- ;'■ :-ns comto el ¿óiieíis, 15, 9, 

] y Íiil>, 12, S: V. C. , . Ifcbr. H Chfdd. Hiorto 

que ía ocepciort del Aticftblo cdpI. uo convienes con lo orAb.; 



31 r. 

^ero esta tlil'ci-onoin de s(^nttdo, que no es rara en otras, 
voces, lio t'S parle poro in'ííarle su procedencia. 

AyahuUa. Lo inisnio (Jiie njnr(¡uia. 

Ayha cat., eyna col. y vol. Ounlsevol vos pera posar vi 
o ntlrc licor. Lebernin. Metólesiy de %fji tinií/tt , «vas» en 
K. Martin, «vaso geiierolinenteo en P. de Alcalá. 

AunAaiK, ít:mtage, ajjpoache, tLsebwhe cast., ítjcoiche porl. 
itté^a, adzabvja, fffuabi^a, nUabi'Ja cat., acebac/te 
gáir., aisabeja, ad^abHla, auabaja malí.» a{:abaig val ., «/■- 
ffdlcka, arbelcha base. De 'wv/' as-sabache, fozauage» 
eft P. i3o Alcfflfl, «conchiilae sphncndoeve nigrao» en 
'FrfVlJíg. voz derivada del persa v^ «iionien lapidis cuius- 
dam nigri et splcndciitis mollitie et leviiute succino sinil- 
fls; btilln; rnnrlitiln vitrea ut corullium adultcrinuní vilis 
pi^lh* en Vnllers. Según Aben Buclorix (ap. Dozy, Glo^. y 
&'«jO/.^ el vulgo urdb.-hisp. usaba el nombre —jij ^rtócic/i, 
por #**, sabach. La etiniolofífíi es de Guudíx y Ori-ea. 

A/ADAitA eaat., at^tibttrn vnl. Plnnta tlnniada también zabila 
y znbidn. De?^l«aJI «c-vabérn, naloe vuriegalii." Alix. 

AzAiiiiA, jnftrci cast. y base. Fragata pcquuñu. \'. Fue/'o de 

Gtñpu^i^ofi y oX JJic. marítimo E»¡>. 1><; ^.^JasaiDrac^asd- 

wra, snprimlila la letra ftnal, «navis, barca" y en la glosa 

aaura en R. Martín, «bürcu'ieüP.jdeAlcalíÍ,«u,av,Ís parva, 

-oymbait en Freytng. 

Azacán cast., apaad, afociial port.,'af-acan cast. anl. en Cov. 

DcUuJI aasaccá.tj^ucctín por la adición de una n {lufóiiica, 

•ubreuador, aguadero» en P. de Aicalú, Bagnador» en Mar- 

,aél, r. ^^M. upotavit, irrigovit,-» hebr. npií «bibft.» Cov. y 

Rosal. Hoy se usa el nombre azacán como sinónimo de 
muzo de cordel. 
Azacán. Cántaro ó vasija. De w3yi as-jucc, «uter» en R. Mar- 
Ud, oza([ue para agua, odrina, odre de buey* en P. de 
Alcalá. Subre la terminación dé e,sta voz v6nse el nrt. aii- 
terl^jr. Doay da por etimología üu sica, «uiler.» «E es- 
tonce se fue) on' las dueñas para sus posadas, é tomaron 
barriles, 6 piclielcs,é terrazos, é calabazos, é botijos, é 



316 

n^ncaneSf cadi^ iina en cuoUinera cosa quo pudiese lavar 
ngiin, eui.» L^Gran Conq. de UUj\, lib. UI, cop. XX-V, 
página 330. • ,--.f 

AisACAYA. Lo mismo (¡ur /tcct/tiia, que llene lo ncotpción de 
' flionte pública en De Goeje, 202, Ghs. mbre el íiahulori, 

« qué es gran bien saber de todo, no fiando de bienes 

caducDs qvie cargan y vacian como las tuacayas.» Gua- 
' man de Aí/arache, Part. I, lib. II, cap. X. Ln etimologlB 
es de Gundtx, Div. ms. 

ÁzACHK. Tintn caparrosa, engrudo de zapateros en Antonio 
dí> Nebrijn. Lii polnlira i^r. J: sArJi, que lie dodo poreti- 
niolDgla de la dieoiún casi, ujerhn, procede del persa dlj 
:saq {con J de Ires puntos), «minera salí sinúlis (vilrio- 
Uim) qtnnquc colorum: riibruui, flavum, vjríde, álbum el 
nigrurn.u iüLrt^.'ííl Jysách aUt&áqui/u, «alremonlum sulo- 
rium." V. Vullers, Le.v. Per.t. Lnt. Eiym.j W, iOtí. 

Az.\<:uE. Seda de inferior calidad. Aunque en U. Morlln acy. 
halla ^^ Jasj(icM-h, "scricum.'i (Ujocftch, mediante la 
aféresis del ^ fj), entiendo que la vo2 urúb. que mdñ se 
ajusta é la casi, es _l«Jl a«-.s(íc/t, «cierta suerte de sedo.K 
que se cncupntro en el siguiente posoje del Riyádh eui- 
nofu», fol- 10 V., ap. Dozy, Supl.: X. ^5Üub J-eU-l ^i* /j 
\S^.é.^^ ;Lfa. gU JJ" ** jTji-iLA Iaí ^ yji\! "S JUb .njU ^4— 
il*i UI J.-H*- ^ ^^íjujLxujI «Encerró cosa de Ismael sete- 
cientas piezas de tisaclw; pero M ilijn:— esto no d<'be punr- 
darse, y comprí") ron cada pieza áv. turiche una aljuba y 
vistió con ellas ú loa guerroroí* qut: combaten en el cartii- ' 
no de Dios, cnsnlzndo sea.» Oue el vocablo asache se re- 
fiere Á una lela ó estofa de sndn ht confirma este otro 
pasojt' de Aben BnssAui (I, Hí v., np. Uozy, Sitjil., in t. 
ajüjL.1): ^l jUa-j >»kJ U ^oc»->lj V '>>^' L>^ ^ "^^ 
!l«Lo kiUwl Ks»> .vJc^ -f^s ^ di^ V> M f>^ -V^-J '>><^ 
kj ü«íl Jlij vtAJ Luí ^Lí Lfi^j^' í jJ jJ»=. (^ ^AJb UÜ-i j*á, 
_U-j ü™jj, JjUX«.t -J Ui' «<J¿kyvj ia-, cOj JJb l.\* «En 

uno de sus viajes se hospedó en una posada y pidió a^^ua 



piiríi Inviirfit! los \i\M, dospuís Ji» (|tiÍUirsc los bQUs. LIí-- 
Vf'isetfi <'l nit'sonoi'O ((ui* vcslin nim íiljuI)n,cou diirtia co- 
rreas y habiendo tocorlo con su píirto inferior el pi^de 
Aben Abhíis, queji'iPP eslír de su nspenvftj como si Ic liiy: 
hiera punzado alguna coso, y dijo:— hombr«, npártule que 
hfls limüdn mi pi<^ con tri uljut>r), l« cyaj nV'S porfcp upn 
«scoflnn (jiie a^fiche.» 

AzADAiiA, afadftgn, aladeen, (hídttqite. Dic:cmo, pedio ó 
[rilnMof]tie pnííííboii los lunros. I^tí ■^ix>^\ nr-ráriftat, "cle- 
niosiiiii» 01) H. Mortli), '«urrns, cusfiiuictUu <>! doli<, úolc- ^ 
rasflmieotrt, límosi)fl»en P. de Alcdl6, <"^|uídqutd doUir 
Olio Hacpum, ut pars opuní, sen dfldmnf?, eti;.,» en 
Kre^lnjr, brbr. .irri* tseflnrüh, •dimosnn.n Üiintt clnncnl 
Min n^itiftga dirci-lo.pic psI lun; Íium-íi ul lun; U;ííC.» IUh 
t'íiriill, Colee, de doc. inikl. del arch. gen. de la corona d»? 
Aratfón, IV, p. ia013í. 

A/^\DAH. I*ri>v, de Murcio. Cotrupcif'm do (cuhtir. , 

A/AFAMA, ajtifema, ndacama, adtt.<p¡nn porl. De jus-yl ftr- 
^áhtnHf npresuro» en R. MnrUn» "presse, foalC't (ui Mur- 
cel, r. ^j «comprimere.» Do¡:y. 

Ay.\f\TF. fost., n^nfiün, ¡tofnla Oflt,, afft/aifí port.. afít/tUa 
val. Dn lai-JI m-Mfnt, «costo grandn Iiccho do hojas de 
palma; coslitB en que Ins mujeríos colocnn sus portumos 
<'ífíus iifeilcs» ííii Kíi2., "CofrO" oti Ounlreint^rfí, Hi»t. den 
mU. mamt.y II, porte 2/, p. 231. Rosal y Trimaríz. 

Ajufb. GenlfMle mor onli'*! turcos y ilrohes. Cash-o. Lo mis- 
mo ([Utí rtC^ií. 

AiíAi'KH.v. í'fo/c'ha. Üc s^*io rafiha y conrl art. a^^((ffha, 
"fernduro, Jóminím en B. Morlfu, «lioTüdnríi de bestiíi-- on 
I*, de Alcidá. Alix. "Pn«s í\uo diciio aiif-nlos i*l mosf-rndo 
<í« osle libro del nsLrumnnlcí <|iní fizo A<:nrt|uirl ni sohib 
liiledona & ipio diccu en ariibipo t'cftfkha^l en Inliii Idml- 
i\f\.^ Lib. Alfonm:>i df I fiaberdü mtronomUiy II, PiSii., |». Iv 

AzahiAn easl.j nzajroyn btisc, (t^n/rú val-, afo/ráo, a^iifróct 
port. Di* n'y'^y' <ts-'Si'ff"'f'uij «crociiusí» (cmenit) nn U. Mar- 
tín, (¡uadix, Dic. fíis.. Rosal, Cañes y Marina, 



318 

AxAfíA. Lo mismo ctttc sagn. 

AZARADOii cast., ftffifffidor val. Vítreda 6 pnsn ücl ganado. 
De %x^ as-siccfi, ó uH-xcr.af, <isi'.iul''ro.> ííii Bocllior, ecnllc» 
en KaTiimirski. 

AzacaVa cost-, base., col. y porl., ni-/(<fft;/a val., atsa¡fat/(i, 
aUvgQya, nt^ogaya cat., amgoia port. V\f'\ hofberisi^o 
\x)^^\a2-¿agúyn, «vtíiiiihuliim* en U. Marlii), fuzcona, oz- 
C(Miit tiroo en P. do .Mcold. Urfcu y OefnSmftry. 

AÍaVíIaN, nr/if/ti(tii, znyu'ilí coHl., /tntfuño port.. Kl portfil úi' 

iiiili-/iilodi''la ctisQ. De ^^tjJi— 1rtí{-«a//f«ÍH, forma viilgor (cf. 
Marcel y Ht^lotl por ^ya-.líiii'iwrin, «porlicusn en R. Mor- 
Un, «implnl de. dciilro de coso» en P. d« Alcal.-í, 

Az;\(!fAtiiA. l.o mismo qur. osaria: olletit, conciliuní Darocae 
iinri onl iiivilnm iii exí^fcilimi, nisi cum solo rege, el si 
fofltí nhicril in foiisadi) fiim re¡?í*, vftl cum (Hiolíbet alio, 
non doiit (delí a^ivfíioviatn.» Fiu'ro de Durovn, op. Mu- 
ñoz, Cohc. (te Fueros muaicip., p. 5^5. ^ A 

AsAiiAft. Drl pl. ^Ji (isttár, que iisodo como colectivo sin- 
gular Mi fíiiciiciitr.i en Hrlol Con lu ucupcióii de «tlor de 
iinpanjn.» formn ipie se njtistn más <itio ij>yj <tit-ítahra^f>. 
i'flor,» (\ In orlngi-alln del vornhlo eitslGlIniio. Dozy. 

AzAijS. Oiad»'in de los mnst)lmnii(!s. DeiXaJIírf-fri/tt^ «ora- 
lífit) en \\. "MorllTi. Alix. «rPer ninnern «pie sin Tiingun p.h- 
críipulo veréis los viernes lincer íi los moros la'T'^'/í'.u 
Cnevapa, fnPMíofds ihi ntaríiftr, np, Oalro, Dit*. 

AZAi.KA, nsfilfjfT, íoipa, ¿ntifí. De si-uL. naUju. y con el arl. 
(ts-míijn. «pellls» en H, Martin, «pelleja de niol, ciiewt de 
pelleja de unttnul, piel ú petJejíi* en P. fie AleaW. ' 

AkahaPoiú V. asdmar.,.., «hizo muy praii jiistiíJi» on aque- 
llos que fueran cninroti'/n y fi^anuid'icc» deste levnnln- 
miiMilo di!l puebln.» r-r/i»!. d'* Ferntindo IV, eap. 'u , np. 
Marina, Cntót. 

Azamroa. Lo miíiinj que ^tmOwi. 

A/.anck. Miiierfa. MniirtnUal de agua subterránea. i>e «íí'jw 
muuiyo, y cMn et art. (ts-AnMyn, «locni* <piü aqníi eontíne- 
Uir.e.v. gr. foi>s,S[|nnrÍuni, cisterna. n De fVí~sncáy<i ,^w^\ 



319 
cambio de la « por lo j, inserción (la una n eufónica en- 
tre la 1." y 2." rodifül, y el apócope de la silaba «o, se bizo 
asanca 6 iirattcfi. 

ZANEi'A cosí, y gall., a^anefa, £anefa, cenefa cast., san^a 
porl. 1)« \A«a-'l m'-^-aitifa, «ora veslis in qiiolibet lulere* 
en Freylog. «Sorpnsquc ii o tengan figuras salvo sus r6- 
tul<ts Y siiM üi;unefii£.^ Ord. de Sec, fol. 162. 

A/.ANniiiA, (uahauoria. Lo mismo que ¿anahoria. 

\ZAOUR. u^oque casi., its(u¡ui poit. L<> mismo que ase- 
qui. Nombre de un impuesto. «Ei acuque de £us bcs- 
tjfis.t Bofarull, Coisc, de tioo. inéd. dftl nrch. da ¡a Corona 
de Aftífffin, xil. «De arboribus et friictibus eonini et pa- 
ñis non ilent dednium, sed denl tlectmaní dt: vim^is v.t , 
dcni tuií'juc gnnalorum, sccundum t|uod coiisucvcrunl.» 
Salva y Sainz do líaronJa, Colección de docttoie/itos iné- 
dito>t. XVllI, fíD-riK. 

A/.\ui ii-A, ai-aqui/u, ::ñqfíifa. Lo mismo que asaquifu. «Ren- 
ta de la asaqitifa, niaavoses y agocayas.» Lib, de prag- 

I máticatf del arch. man icipat di' Grunnda. 

^ZAH casi, y port., a^urá base, «í'nr, otfar, val., cttsar, at- 
zarcíiU y niall. Entre los árabes wuo de los cuatro puntos 
que tienen sus dados, y es el dcsdicbntlo ipie los latino»^ 
Uaman canis, y i;Uos usttr, c\ punto; Ion dcmd.'f son chu- 
qiio, carm, taba. Cov. De jP/I aj-jííA/", -dudo» en Honry, 
«dado, cubo sólido mnrcado con puntos iwira jugoru en 
Roctlior, ó de ^y] a:-3ahúr, «d¿>ájout!r»en llólot, ó final- 
mente del tnrcoy^l í/--v;(ir, «a day» (Ttír plnyiuír) t^n Hcd- 

house. Urrea. * pne.sto ijucdc tnl in.nnerii pudín correr 

> «1 dado que ech.-'isenios (i^w en tugar de encuentro. h 
J). Ciiiijoíf, 1.' Parte, cap. XXV, p.2SI. 
«auai;ato.v.v. Lo mismo i\ne ^arfftUoiía. t'Ajnrngatonaqufi 
ttenen los buücarios.» Lib. di/ütCttsade ituAiu-HÚe Pero 
Xópez de Ayoln, Btb. Ven., III, p. 3-11. 
c Aimx, agarbe. Prov. de Murcio. Zanja ó cjuml pui' donde 
le i3l ngua que sobra después do regar. Do ^y- ^*'"'f> y 
Ljpn el flrt. rt*-íííí/¿, «cloaca» en R. Afnrtin. 



820 

AzAÍMiA. NoiiibMwi^cifirFí^ncrlfi áv. comí qiin llcvnt) de 
y.timpn A Marriirens. Do Lt',: snrcá y coii el firl. tis-snrcá., 
fcm. de. -Jjjl ftjroc, «bei-ylliis se« llialnssiu^ Inpis» en 
Froytnp!, nespecio df! pipdrn prpr¡Apa«fln Kíizimrrski. 

A/.ahí:6\-, fi^-art-nii vfífit.,a::r(rron co1.,«j«/"Cí>o, ^íwviVí porl. 
L.onii5ino(Hie plomo rojo. D(^ ^^1,^ jrtrcrfcí y con el art. «j- 
saraUi, arnm. ¡ipn-p sir^tn, ftr, -wsiwív, lat, st/ricum or Plí- 
nin, ttil vez (iol persa »•»*.* .y «color de. fin^pto,» A «le i:y''ii 
«color üe oro, alljayíildc *)nomíidn, niiiilum.» Pjiity csiA 
iM^nflmifldo por Ins siRiiieiilcs pülübrns linlltulfís pop el 
Di'. Sínioncteii clms. i72í) de hi fíih. dei Em'orifd: ^^.^Ul 
■v**.j ^ ^U' ty^s- «jLjtJ ^'ySj^ V. I>nzy, Sttpi. Trae !a pH- 

molopía Marina. "I.a snndarncn compuoslo que es cl al- 
brtyaldc quemado, lo cual M.-imfinios nosotros oiorc^in. 
Gui'varn. ConicntHn'nf!, np. (lastro, Dk: 

\7.,\fír/ts. \ns\jix Vi odrn libada oii los molinos y i-spontle- 
diirliis de areiUí. Aiunotitfitiví» casi, dn ln di^cil^Il ar/ih. 
-jyi af^ncc, dutíT» en R. MnrMn, «odriiin, odre de hv>- 
eti P. do Aloaljí. IJo mac, por In fnsñrci^n do tmn /• eufó- 
nica onlTO Ifi I .' y 2.* radioíil y adicii^n dol aum. cosí., se 
hizo asarcoii. «Y hechen dos asafconei* tU; ngiia, cocho 
cnlieiUe qvio hierva ri cfldn rapncho y qne In azcvluna sea 
hícn molidíi.ii Ord.de i'«r.# Tit.43^ Oi'd.de molinos dé 
ajcytc .[ 

AzAHEinogall. Kspecle de lautrl. Acaso de j.IíM(con mtxí- 
da sobre el úlef), «mirlus.i m R. Morlfu, «laurel» ea 
Man-el. 

AMitu. Presa 6 botín bocho por un cuerpo de eiit>Q|)erlQ 
que llevaba el mismo uombn-. Do í-Jj—jI <u^>¡(irii/fi, «prixl»'» 
eii R. ¡Martín, vu£siniininiu des«j¿ é í^UJ 4-n el misino le- 
xieúgrafo, «cohorte 6 escimiirón de caballería desdfi 5 ú 
300 y 500 houdjros," r- ^j^ «por nocleni ilerfecll. prore4v 
tus fuil.n Diandn el dostat'flmonlo ge componín de tres 6 
rnoti-o soldados se le dídia el iioinbní de %jL^utoUifjn. 
Se cuenta, sin embargo, que Mahoma mandt) en cierta 
ocasión é una 3oIa persona en calidad de sj^ asaria. 



9t. ,.,..,it ',,.!■ r- ■ ■■'■ '■■ ■■ ■ ■■■' '■ ^-^ 

^riniitivannctiUi 4,'fiLos cuerpos do csbnllertn hacfdnstis ru- 

'xJas ú excursiones en Lien-a enemiga durante la noche. 
V. Lañe. Kl voc^iblo Ajaría, t[ue se cncnontra en nnli- 
guos fueros, ha di^ iiilorpreinrse, pnes. por el holín nllc- 
gario en tierra enenjigii por dic!hoa cuerpos, clesUicíimeii- 
Voa 6 patrullas da cahaWe.río. elk; Asttriti nobÍ9 V.*<" 
.perlem: vohisIV'.*"^ pnrtííniobpquí' ulln Alcaidarta.» Fuero 
d'; Suure. dDe Alaria el. de lola iltíi Cavaifíod», in tina non 
fiifiril Uex, nobis V'."* pnrlem: vobis H'."' partcm nbsqiií; 
f,ú[a Alfíuidaria.'» Fuero de Thomar, op. !^La. Kosn, Etttcid. 
Cixiio ae \t\ por csloa posujos tjo liünc rozón de ser la in- 
terpretación que da Do/y eri su Glos. ñ la ¡}i\hihrn Asaría 
de «la quiíiUi parle del boMn» que nqnelloH cuerpos esta- 
ban nhli};rídos ¡^ dar al Uey, conin lo declara asimismo cl 
^ÍKuiente úe\ Fua/v (¿a C(jsc'<ifí; «Vicinos de Caseda, si 
lijt riiit in fósalo cum rogé, vcl oum suo sniiiorp, non dont 
nisi una quitila, nae dcnt asaría.» V. Muñoz, Colee, de 
Fueros municifiote-t, p. 475. 
_ AiARJA., sor/n c;>.st., rarja val., mrju cat. y val., fuát/a base, 
iiislruiuenlo que sir\e pera roRer la seda cruda. Acruí. 
Pe í<^J~>mil ttif-sárodia, ^devanadora para liílar la seda me- 
nor que In !d>-u« on Beaussier, ó de k,-vi}j^I /¡{•■{■itricha, en 
MíiM'Uf'i'os «espcfie di"* torno pnrn limpiar y lorwr In se- 
lla, que se tniievi*ííori nnn mano. a V. LorelirnidL /Jfí-. ínM. 
Simonet opinn que la voz Ajttrfrt procede probolilemrnte 
del ndj, lat. séricas, a, m (roUi ■■icrica, tormtni scriciiiu), 
\ . Cío*, (ttf VfKtat Ibórifíos y LaUnanj p. 25. 
A zarnbke. Ortipimenltí. Acnd. De io voz perso-aríSlpígn ^.yi 
n^zfírnij, «nnripímentum'. en R. Martin, pjidde color, 
oropimenlü ó jalde, üuploslo para arrancar pelos, un- 
mieniü pora orTunírar pelusí en F. de AlcalA, fornm 
arábigo íiispona de **ijyi aS'Jirnif. 

Xí\nOf ftsaroíe. Sarcocolu. V. u/uaroie. 
A/.&Rt)LJLA.. Lo mismo que acerola, 
A/AVAGH. V. asabacfte. 



322 

AzAVA. Telant paníctim ún Nobrija, Dic. del Román, at 

Lnt. De v'.*íx. «niya nlfinxn.» Cf. nafa. 

AzAVA gutl. CiJiilueso. Tul vez úe \tj¡\ uj-¿aytt/i, «utiiiicii Ucr- 

boe» ex qua in Aogyplo porabalur pulus Jiiebrians.» V. de 

Stiüy, Clwesí. Ár., \, 282., adn. 

A/-^AR, ajenar gall. Adtírezíir. Probitlílemeiile tic ¡uj^l oj- 

■ : 5Í/í<i, taruntus» en K, Martin, tiaUoriinHiieiilu» en I', de 

Aleóla. 
Az-iii-OA. Lo mismo que. ucc/^/w, 
AZGMiLij^. Uii misinn qiií^ tirthaihi. 

Cayeroii-le en qniíiti) ot (pid scyx-cientos caimüos 
K olrns ajantil/us c ríameloa largos. 

Poema elt'l Cid, ed. Riv., p. 27, co!. 2.' 

Aze.MtN. Lo mismo que jojntln. * así como los rosales 

bííi'inejotí vX ül ancos ej. las oli-us viultiUis. aseniim%elzBV- 
zus, i'.llos cynibrüiics.» Lib. dcL Cubnlteroy del Escudero 
■Ji.M InraiiU'. U, Jiuiii Munuclj cup. XLIV. 
AzBNNA, aseñii. Lo mismo <jue uccñti. 

Yíi en mi «jspinoso les trnyo murha Ifiíin.'», 
TrnyúU's l;i farinii, que cuninii, dul (uenmt. 
Arcipreste de Hita, Canltírcs^ copl. 137'!. 
Azanoria. V. jmnahoria. 

AziiitVAOA pott. Kmpnlizndii. [>ií la mi^aiH pror.odt'ucia qne 
,, ujcrct!, rtñadidtt la U:rniínacii>n port. ada. Dozy. «Andoron 
pfdu tísptií^snrii áa inalij, i; (ilH qni/j^r^o fuzer huma ajcr- 
cndut eni quo jM'níiuvjio dése salvar, etc.» tVi. do Conde 
i), Pifiro, Lib. L uup. XLU', up. ^Ui. Kusa, ¡¿lucid, 
'Axciive porL Puravenlo feito de ronius para euipurar as 
eims. MorauK. lXiv|;/')<i^-'7^''¿j *'^l>inotum» en H. MaKin, 
,' "Septis, caula ligniía gi-esis-i eci Fi-cyUíg. 
A/.ti MA, tuwa'm porl. Azagaya, lanza corlo y arcojodizn. 
AlUít-acióiidi.'<^MJla«j-4(>r»/-a, «lancea» en R. AUrlIn, ódo 
la Ibrijín l.»-wl «.S'»í</()/vf, qiii; fifí eticuf^idru Cu I-'reylag y 
Koziuiirsk,i con fl propio valor. •>Quu »a Munloiros pousa- 
dua dií niolUí Hwil du nutorn sojiim escusoB de pa- 
gar Jiiyudti, se Icvcrcni cuaens, c (hst'innasj i: \ozÍnas, 



dS3 

fltt!. Cod. Alf., Lib. n. Tit. 29, np. Sia. rtosn, SupL ni 
«•//Wí/., p. 15. 2.''í.'nl. 

A/jOAOlK. V. uivíiaga. 

-'Azí^iL-D. L(í mismo cjiíc njimut. "Lo i;u«I se ví por los <ui- 
mtideif qu(j en la kmíinu usUiii.» Moyu, Afironomia. 

Azimut, «j/>»«í/í pii D. Alonso X, Libro del AMmlabio. A!- 
teraciúii, coinu obsarvíi Kaz., dfil i1r.,;;>.»-*.'lfw-«('mf, ««Ji- 
m«J!, camino recto, dirección, punto del liorizontc fl donde 
remata una purU; del cfrL-iilo siicaüo det Ronil.» 

AziNHAdA port. Cuiníiio angosto. \ÍQVí>úy\ai-jan('u:ay «calljsp» 
ertR. Martín, «-colle en población t»n P. de Alcalá, fonnn 
nríibigo-hispana por ujyf (u-sancft, «platea nngiistao en 
Frnvtog. 

AxiMiAMü, Kuinkacre port. Verde, verde gris. L>t¡ ^t^yl «J- 
jmc//íír, forma orAb.dfl persa ^Ulj fcon J de tres puntos) 
snnyar, voz compuesta de ^jsang, y del sufijo y «r, 
uruijigü, aeriigo seu viridc aeris.» V. Vullers. Trae la e,ti- 
mologju Sonsa. 

Azoi-'AitA, aio/e(/a, a^t{fii¿fa cosí., azojaifeii biiec. De sájAs^l 
as-^ofnhaftt, njujubn» en R. MaHín, derivada rt su vez del 
gr. ívjsiv, liit. ^tst/p/wiH en Plinio. Lu fonnn Rijys-j -'"1- 
súía, que s<í hulln en P. de .alcalá, corresponde míis exac- 
tamente al original grieso. I 

A/OFA» cast., ai'o/ar port. De ji^ ^r-p<íA(/', «cupruní» cu 
W. Martín, nrtfíí/Vír-' eu P. de Alcalrt. Giindix y Kosol. 
^AxoFoiíA, aso/ra. l'echo 6 tributo. De s^st-JI tiit-s/ijttt, «im- 
pue.iLo, contribiiciAn.u Ileiu-v. Maree! v fli^lol traen la 
forma iyt-«JI aa-AoJra, con ft mismo \filur. «...ctd^ tiiLns 
aso/ra» malas.» Fueros y pricikgiQis cíe A{t¡uejar, op. Mu- 
ñoz, Caler, de Fueros tttiiiiicip., p. 211*. En ol Fuero fie Pc- 
r/í/íM, otorgado en 1144 por U. García, rey de Navarra, se 
lee: "fnctn vobis ingenuos et francos de todos usnticos 
malos ct tuo/oroii.» V. Miiñoi;, Fitervn, p. .'»4<i. Üo^.y. ^ 

AiMJKRA. Correa onclift que sostione sobre fl sillín dtilft'ca- 

I Iballí-Hn de varos las del irarro. Hoi-ao. De 's^áifítr, y con 

- el art. wi-ftifár, «capistrum comeli, aou forranientnn», jíwí 



324 

CQrium qiiod siipercomcli iiüso printtur; íUinn, (|iiui] mi 
caplstruní cii-ca nasimi oflslriiigiuir» en Freyta^. 

A/.oi'Hi£- Lo mi^tiiü ¡ntc, aza/nnu » nec BaiiiÜ deuionilenl 

ipsis f/so/fC'f d*: Mgtiis, vcsijis, ct oquis, iieg (lUuiii spi-yi- 
luluní cüslrorum.» SjiIvó y Suínz iJf línratidu, ('vU'c. do t/tt- 
cume/ilos intííiitOHj XV'lll, p. 55-5K. 

AzociE cosí., or<*.Vt (".'oyiii} vnl.. njouf/tm gall. y pi»r!., cuo' . 
guea base. De njjj^l «j-jíííí'y/, ■orgoiitum» y cu Iíi glo?a <ivi- 
vum" en B. Mcrtín, «nzogue» eii P. tle Alcalá. Rosul. 

AzocL'K casi., asocá, aso(¡fueti biist:., af(mf¡tifí, a\-oni¡ai ani. 

port. Mí'Tcnüo, feria. De wí^-Jl rtí-stic, quo signifli-u lo lUiíi- 

nio. Lii forma cust. se tiolla liii una ct«(;ríltirii ile Oviedo 

de 1274. ,, ,„.".,. ,. ,■ ,..., ), 
AzooLEJO, Dim. de Ttsoguc oi\ srntido nfi plnz.i. 

AzoLnAR, azolvar, acribar o_n ííl Sitniario de kt» proplti'oñes 
j^^ord. tocanrcx á Ins agutín áf Granada, ms., fot. 70. Ce- 
pnr If»9 condiirlos de Ins apuiif . Do ^^Us ^úíntj/t, i«ríince- 
Ilorc en B. Marlln. «I,a foi-nia <-oiii(> so h»n de snrjgrur y 
hacerle divereionfis y ([nitni-h' los pudrosirós de «rena 
que tiene, qufi le a^oiba» Oviedo, Mtieatro maijor df Sú- 
cilla, op. CnPtro, ¡)ic. 

AxoMAii, üfomfir. Kxciíor, azuzar al perro para (inft mutüda 
ó otro. De U*tf píírtíA, «escitar." Alix. 

A7.0R, anl. Miirnlln. Dr .^«-l r/A-grír, qiio signiñca lo mismo. 
"F.l quod non donnenl mniuf» quinta, sod doniirnt d(>ci- 
mum. iHfucinm Íllosrtjorí>)(, Otilias lurivs de CaluUtyub. '' 
etc;« Fuero de CaJatafjitd, ap. Muñoz, Colee, fie Fuerm 
numicipfileify p. -ir>ft. Marina, 

AzoitAttA. Lo mismo quo yiro/u. «.....& aun, sin todo c&to, ' 
le enviaba «I olufanlfs é aJorabiM ó oirás bestias i^ti^ilas 
de las quf* sabio i\\w no había en su Üerra.i» La Oran Conq. 
iie Uiír.. Lib. I, rnp. X\ I. 

AzoHAiA. Ujiíiisnin tyw ¡¡trufa, cVinifiron á<ll (D. Alonso X) 

intíni^aguru» dt:l Itcy do tigipto y Iraxiírotde un murflt 

y una animalia (\\\QÚfn:^iiti\7MMVK.v.Crún.dpD.Atonmel 
¿Sabio, cap. IX^ p. h. 



325 

AzoRRAüUE, asurrftfftip, zorrogne poH. Látigo, azcAc. Lo 
mismo que zurriaga. 

AMTK.flfOffi cflst., osoüU 9,q\\., acolite popt, a^oU'á, tisrite^' 
guia base, (irot vaI,,rtwtoí mi, I)n i>y^\ ax-mttt . «ílof^e^ 
ilum» (TI K. MiPiiín, )it?br, ^-rtf c-ír. flíigollnm, sciiUcn, r'. 
tu. «flogtíllare, scuticn |»crciitfn?.- Covorrubins. 

AzoTKA cíist., ai;otfn rosl, porl. y vn!., ftcitfen cdpt., c^tea' 
port. El sobrado olio (In I» cns» descubierto. (U)vorrUbias. 
í>egla-JIníi-sft/ft,«pavimenluinii enR. Morlfn, «oruteanen 
P. (Te Alcolí, iilerrnsse» fin Mnrcd. Guadix y Cnfles. «Su-' 
bomos, Señor, 6 lo nsoica nllji, porque desde nllf goco dé 
la deleitosa vista de los navios.* La Cclfi»tin<i, Aelo XX. 

AzuBO gall. Especie de vaso. Tal vez de .^.-«Jl alchabh, quo . 

íidemós de algibe ó cisterna signiflca odre. 
AzfCAR cast., aí^ucof cast., porl. y val., (uacroa base. De 
jH^ m-súrcar, «zucoi'um» en K. Martin, del persa yus 
mtcar, sanscr. sukUi, gp. wxxfvi, let. tsacchamm. V. Vur 
llers, /.ar. P^rr-s. Lat. fUym., WWp-ou, Sanscr. l>Ícf. y Alix, 
Gtos. Trac la cUmoIngfa Rosa), 

Sabed, que de totlo o^ticar allí ando volando, 
Polvo, terrón, e candi, e mucho de rosado, 
Azúcar de confites, e acucar violado, 
Et de muchas otras guisas que yo he olvidado. 
Arcipreste de Hito, Cantares, copl. 1311. 

AzucARf. Prov. de Alíitoga y Gi-arioda. Nombre dado A cierta 
clase de uvas y ni ba ricoqties. Do ^yUJ a^-gucarí, aazuca- 
rado," adj. pos. formado do yL^JJ as-Éitcca/', nzíicar. 
Azi-CENA casi, y base., «í7/c<*n« porl. y val. T>e sJL— iJl (»'■' 
sureña, «lilium» en R. Martin, hebr. nitfMí xá.Tena, qué 
signifícala mismo. Gnadix-y Rosal. 

\'lstaiise nuevas colores 
Los lirios y el azucena; 
Derramen frescos olores 
Cuando entren por estrena. 
La Celestina, Acto XIX. 



cae 

AzucHAai, asuctíc en el Repartimieñtode Valencia. Lo mis- 
ino que asucuch, 

Azuftcosl., <isut víiL, ctósírfcal. Lo presa que ae hace en los 
rios para sacar pI agua por las acequias y otrOH usos. De 
».\-JI as-sudd, «ropiv-sa de ngiio. oriitlon en P. de Alcalá, 
"Obcx* cti R. Miirtíii, «preso-» en el siguit'iile pasaje: 

' b- ^>' -^j^^ *>^ '^í-'-J «w*^; --^ ol^*'' f«** □' '^^i 

"JjyjLiJl i^lj-v-a-j'SI ^j',. iMiya tradiieeión hilnm es cdnio si. 
gii<?: «nt dominiis Kayimiriilus arcliicpisciipiisiñ presa de 
Alginiderí iiixlrt teiTíim nrchidiaconi rotaní fudal erigí.» 
t^qnéenio dct Arzobispo de Toledo D. litxirttundo con don 

' Pfídvo, Ai^ccdi<ino da S^f/ocia, pttra la constrncci/ín' do 
una Asttda en Ut próm de Algutidori, op. Lerclnmdi y Si- 
«monel, Crc»/. Aráb.-Esp., pdgs. 12 y 13. / 

kzvTiA, dffidtt L'osl., rvcfttta, acude^ ajitde port., at^tiya 
base., JHrt, suda coat. Dñ ía**^'! oit'xadda^ que itüemús Uo 
las acepciones del vocablo uuterior ti'ine la de «operlicu- 
liitiii en H. ¿larUnj n. de unidad de jwJWiri-^uc/^/^ formov. 
Qrúb.-1)ísp. qne se nnciuíntra au Aben Jaldúri, ffinL dea 
Bcrbcr., l,43íí, V. Dozy, fí/os. Su baila la etiiiiolügín en, 

^^t^ y Engelmanri. 
Azul casi., cot. y port., adsur cal. y malí., ajiir cal. De 
;jjj;'í U'utucftrd, «azurium* en R. Marlíii, del persa o^lí 
¿poíi y Uc tres piinlosj, d de ^p ¿fu/ír,«lap¡s lázulU que ' 
se encuentra en Mareel con el propio significado. V. Vu- 
Ilers. Sousa y Mnrinn. 
AzLLAüUB, julfique. üüU'in liecho con masa de cnl, aceite, 
eslopa y oíros ingredifintes. De !üül — II as-mláf/ue^uvUu- 
mm» en K. Mupllit, »»jnilaqui;* en P. de Alcnlñ. 
AzuLiJ > cusí, y port,, ai;uleifi val. De R.>ujyi aj-^titefc/tn, 
«lalert» en R. MftiUn, "O.^uUyO'^ en I*, de Alcalá. La voz 
Ortrtj'a pardee iin dim. i^ast. de Azul, nlLernción, aegún 
tktz),á<>)t> pei-«o-aríihiíiii jj^pltUateard ■iliipíz-lrtzuli.» Cíue 
ttnUi *licci6u t.TJi indlgenti esp., odenuls de dtíclHrorlo su 
roi-niu,[ibs lo dlccAlnim:Ai-((l,i:24)enclsigiiloiitepasAJft: 



iHí^ííí.'^/^jVar^ J^' í^j;**, s^ ,ü>y í^/r"** ^íríA 

oy sclioce eu cl Auüúlus uim siiciU! clt! moaaii'o fionocido 

L'ji el ).irieiilc pur fosaifWi y uno espiecic con quu se |)0\ i- 

iiKiiloii los sucios de sus casas^ coJiút:Í<lu pur (uaU'jot 

qufi se popet-o al mosflieo, y os de coloras fldmii-abíes, el 

cual piiriui) en lugur (if.'l iiiíirtnol de colores (¡uc L'jiipU'nri 

,ít>5 orieutnies piirantioriiur sus editlcios.» En t,t;on el Atri- 

cnoo (be Toíic» A/rivie Dcspriptionc, Lib^ II, p, 61;. «Oid- 

ires porltcus, omncsque iuI<íu couucxitatos ex lopide de- 

,^iclo vitreoquo conipositi siml,apíi<l illos l*:iwuilt¡iíí d^cí 

.^lel, cuiusiiiüdi uitUuc iipud Uiüpanus iji u^sii t'sL't 

AiCULLA. ICrmita. De i^yyi a^-jáuaya, que ¡«ignifloa lo mismo. 

itu(''Jta ttsiiUa que esdí •\ tn pucrtu de IBíbtinHizdii incsa dq:, 

- Gpnijnda.>f Protocolo dei Manusí, de S, Ja/xiniíno, Archtoo 

di- la intendencia de Granada. 

AxL'MDAL. De lOj-^u, sunbüla, y con fil nrt. aá-mnhfíin t.spic8a 
c^) R. Marlln. 

A/.ÜMiiAit. Do y^uA ((s-sumhár , «spica ctíltioa, spica ii.irdn, 
nardo, árbol oloioao; vcuntbar'h¿ndi^> (._*jj^'-ju¿)'eh I*, ilu 

;;Xicaii5. Dozy. ;, "'; -^'^•-^"■.■- ^ "^^'' a 

Á^V>iBHEi:, £)« j^'l aü-ísufítnt In o'i.iv.i ¡,,,rU-. Dcfrcinéry. 

,j^ta etimología dfíl iluslre nrienUIislu fríirx-ús sfi lirillíi 
obnflrmadn poi* las sigiiienles palabras de itnu escrilun) 
árabe granadina defines del siglo XV: j— n ^Us -jj odWs, 

.ftsumhres de miel.» 

Azi'NA. De u-JIcw-tfHnnH, «lexi» un R. jMíiftin, "dcroelut Cíi- 
.cón\co, ley eclesiJísUcaM en P. do Alcalá. «Et quod vodot-A 
■gonato de illos moros, r.l Iiomines imr Ulwni tf-'i-ram aoca- 
tPÉment, ct preritiant illimi anudiumdeilias oves, sicaleet 
foi-o de ttsuna de jilos moi'os.p Pactos entre at He// O. Al- 
fonso </ el Batallador y loa ¡not'vs da 'I'tideja, Coh-r. de 
Fueron nuinicipfdes pnr.Muñoz y WGmc*i-(i, pj 417. 

A/.(;hivagiía, iurruclM port. Especie dií Uítti'-a. Ue^,j^l tuau- 



328 



■tit- (( 



rae, «barca, navis» en U. Martín, «barcal» en I*, de- Alcalá 
.y BouUior. 
A/XT. Lo inÍ5ino que lund. «[U:in conccdn pnptilatoribus 

in Tulcla íii Ebro L't aLüs oquis, piscarUs, molciulíiiiti, 

ei^díen, el pi-^íjití; in fi-onliiriis stiis, dnndo (amen in Kbix), t 
ntaquis alíis, pürtuní naylhMS.-i Fnero de Tndela, Cerre- 
ra ij Gntipn'jo, rniict'fíidn /wr !). Alonm I pI fíaíaUador, 
n[>. Muñoz y Roiíiero. Cofre, dr Fueros mnnicipaleif, p. -ilít. 



ÜAAi,. I^ombre da una di'vimdacl asina qiic' hemos toinodu 
de la Bibliíi. De S75 bojal, «señor, poseedor,» Ar. ^ btCttl^ 
qufí ftigninon lo mismo, l^stavoz, que se encuentra en et 
oram. y eliopo, st- baila también ««n sonsor. bajo lo forma 
pala üdoiiiinus, surviUor.» V. Gcsenius y Wilson, Sana- 
cril Dictionary. 

BAnF.i- ca8t. y cal., bahil val. ConfiisiAn. díísoixlen. He '»33 
bfíbcl, por '■W3 «confusio,» n. pi-. úc Babilonio. Cf. el sir. fco- 
íiW «confusiosormonis, bnlliiililio. V. G(»sr'niii8, 

B,\BrcHA cast, tahaja cat.. babiiteha malí., babutxn cflt. po 
_^lí í«iWiVí ('i tjiyi^b*'tb{i^, del pers.^jijiLi ((Ton v^c I res 

puntos?) /)■''/■'«■/■, voz C011plie?lil (K- ^ ¡tú «tpií?,.. y diíl vi-rb'» 

^y>^y»pñjciden ucnbrir." 
Racalak. h'iralon. Kn RxtremaiUira higos Icnipronosque 

son como una suerte de brevas. Guodtx, Dic, Estas v,9C6^| 
,(S0» coiTUpriones de «/6í/cíira. , ,' ' . . 

BacaR/, e<icur{ cp %í\cz{Vtdor de las mo/i(?c/cr¿, p. 5^0 y 

^nSta. Rowi, Ehwid.Mlj.apUcailoú lasndargnsy ú otros 

objetos hccbos de cuero de buey. De ^^ jd^ cfieldba' 



329 

ftfWaciieroclehiiey.n 6 éttcar/solo, mediaiUiíIa plipsisdc 
t^hfítft, íicucro.o Tiiiarlix y Murinn. 
I3,m:hiimizlk, Noinltre tiínlu al ^olclniín dn la mitictfi irregiilnp 
"«le Torqulo. Del Uirco ^^^ ^\^báxi bdsttk "Otie whosc 

clolhes are not unifortn; giifiri'illfi» en Redhouse. 

Baooreta, dim. val. Bonito 6 olbocora, pez. V . alOacora , 
2.''8Plt<*u!o, 

BtAtoA. I^ mismo que abada. 

BádAi.. Kii Aroi?úri sellíima nsí !a carne <lc !a espalda y Ins 
costillua, iirincipalmcntc hacia el |>escuezo cu Ins resea 
qiift sirvf;n para el obasto. De %1S^ hádela «coro iiitcr 
mnmmnm virilem el axíllam, nbenim coro» en Freylag. 
Acad., Dic, I."pri., Casiri, >Iqr¡iia y A'.ix. 

Badana cosl.,cat., malí, y poA., briríancs pl. vnl. I.a piel 
de carnero ú oveja curtida. De uiÁi battána, «hadona,» 
f<»rma vulgar que se encuentra en Mnrcci y se acomoda 
más 11 In ortogrnfla dol vocjiblo español que süUm btíúnti 

Sbaldpes, bndiina, enforro de vcsUdura'» en P. de Alcalá, 
c donde lo Iraen Engctinoii y Dozy. 
Raiika, baftf'/ifi. Lo mismo qwc. olhaUfífja «... ípie a.sí aco- 
mete mi señoril unos hombres nrmaiios, eninn un tiiu- 
' Hiaciio gol030 t media docena dé tlarlea.^.' />. 'j'-i/'-'h-, 
Pfirt. $.*, Cnp. nr.p. 77. 
'Bmw.\^ badina. Lnzfinjfi que dnian liochíilasrorrienlesrieiás 
apilas. Charca. De JisU bádn, «rebajado, hundido (sqelo, 
terreno) en K.rz., «tlie low or dopressed tract of land, pf 
Ule plain, where water rfists and 8t8gnales« en Lañe., 
Ahx. 
Badián, badiana. Arbusto de lo China (iticiutn anisatum). 

Del persa ^Ij^íU büdiiján «anís.» .\rorceI Dovic. 
B.WBTÁport. Tela de algodón do las Indias. Moura. De k^ 

bufia, del persa oiLj búfeUih^ Üsrt.^ 

ItAOAOE casi, y val., bagagpm port., bagatge cat. y mnll., 

baijái'j Vil!. Líttrt'-, líiachet y Scheler con Dlefenihneh 

^■y Diez traen esta voz del ga*5l. bttff, cimbr. ¿«/cA, br-et. 

'fieachf b. lai bagOj fr. bagas, «fardo, paquete.» Sin discu- 



4»» 

» w«]i«KMH»k>«;fajquo, tiene piir flodonep Inn emiuontes 

fi; vs, 9oy do parecer que el vocablo bag^ge, ii^lr^u- 

«>4m *<>»9Ct efl Kíirtum por los Cruzodos, vitíiio únl úv. 

¿*.,. 7-i.ii,Af!/ «píiqiiL'ic» on M(ii'ct:l, que so wicinfutra en 

,l«/w¿v.-f,l'V',2a0j, autor deí siglo. XH, Qn Aben 

k4» >" *!n AhfMi JhIícm» f.on cl pmpio valiii* bsjo lo forma 

yAf6otv;/í«, y en Htiary, «ii ol Voc. Árah&-it'faaí:, y, en 

l\:i/. con los «ucijcioiics i-especUvameiiU- dL^ «píiíjiivle, 

■ i>ji«|iu<U)(ilcJUm/.o, .d^ vestiUciá), putiviL'Ui (Jt:,4i^üruudt)v^íi--f 

(»l«: «slufiis, do, Ja(>ftcci,oU%).« t-u dicción lu'. pitK«(ít),tlo 

lo luroa i^áji ó *^«^ (cou ^ de triMi punios) «povdiíjt,» 

fttif^ji Jfi¿J eat RudliutisCj (|ue üiú.Qrigvri ú La persa i.¿njij «n 

\r.SHHill biindle-ofcMlu ea Shakísp., «aknopsnc, a wallrt» 

rJiiUichiird., vinvolucruiu, Iccnjeii ex lola, oul corio c»^n- 

, íticlniíi, pk'iiunquc (fUíitlr.inguluní, cui útvulvuntnr yeS' 

^i,|4J8 ,vo,l liiiUífliuina* ca Vuiler& Gf. iJocUiuf ¡h'j^ ^'^P^- Q^^ 

. ñsítílérniino, uaado on Ori«nlo y en lígipU», ci'a joptilíip 

y Goaiim iíiiti-« mitislroH vtx'inüs de Atriuu, lü dccluiíi v\ 

«^iguiento pasaje de Ju dwt» de tia»ud Zarkam al rey don 

, Miinuel de Portti^al: L^JL. oU-Lj ^I,^I^jw'I,;t- *'^ir:^'"'^^j 

oL^^. oVI s-.^ «tieiti sotiia da Alfintdegu fnrdo (bat'i^''l 

, Jilean» que- n;iu levuswt por ellu J."l«i U>rni;U.w W Ünt\ 

. )[A*'úff- i>ftnt a ifist. Pon., p. 52. Ülra forinn do la dicción 

.,l^ríb,, que se eclio de tnenos en Frcvluf;. Kux. y Lauo, es 

, i^boc^ft, qin; sf. baila on c\M<inheUa^_y\*i Abldüiaba- 

svi)..V. (JualHíiui^re, ¡¡Ut. dm sutt^ maniL, Ij.í-*iP«|fl-» 

^-jp. !2, n. En seatir de CtivamibíuH la palabra bag/igeiios 

viíJu dt: Francia; pero, sin quo yo rjiegno sti prouidmioin, 

il.lnianic la ak-nción verlo cmpluada, cumu U8u«I y i.v»- 

rrieiilc, pni*. Hurlado de Mt^ndo/^, Argu^ d*; Al^nat í»»- 

lís, Cervantes, Klnriana y cu I9 Xnoca fí<KO/)., L&yXXVIII, 

Til. XIX, Lib.VL 

Bagahj.no. Marinero, De^^s^ buhari, vniarinaxiiis, nauta» 

en K, Marlín, •tunrinti, niarinaro» en I*, de Akalí. «Como 

í'sluvinios junios, duilotnos si soHii mejor irprimero por 

Zorúida^ 6 rendir primero 4 los inor^js b<ujtírinosq\xa vof 



331 

'BHbon el remo de 1» barca. ■> D. Quif'otr. Pnrt.1.', Cap. 
*XL! ■ p. 2^1. 

ÍAr.ASA casi., bagassa cast., cot:, molí, y val., fjnonsa cesL 
Mirier d« mflla vida, romera. Acflrrf. MíiHnn did^iororf- 
Ken do «ísUi voz Ja aráb. ji-.; 6(í.9íííj, «liljertíuoft en Kaz., 
('In^ir«jl)í(nli üiidittiB et fncumb'jníí, íiihoiie^tiis. obscoc- 
■miS" en Frcylojí, ilc la cual, afiadido \i\ terminación fem. 
y iruHliiÉnti: lii i^ipsis <!« kI^.! ttnrñ^ «miyor,» que debió 
ppet'cjlerlo, so hizo bai/nhfí ó bagn^a. Preferible ea, i no 
'^'dudiH', eslfl PtimnlogíH á las oirás qiií» propüiK'ii DÍpz, Don- 
ftiii yScheler. Pt^rode no satisfacer, yo latrnurín, á ser de. 

■ w't^^.n seiiiUico, d<? v*» hayuiyya, «iiK^r<?tnx* en H. Mor- 
^ Ifrt, báfftíisft, convertida la doble y en s (cC pofl. char^ae^a 
' ñ&^^ mrfftwjijo). tíínitnido prpsf'iilft «luo ftsla articula- 
' v'xiiw ítivowi wcndüs vocablos (le las lenguas romances un 

¿Onidosemíyanlfi fi \\\ y seguida dft í*, por cuya razón los 
fllt&loí^os la apellidan íf mojada. Mas, como pudiera objc- 
' tnr^tí *\\.u'- la rofcridfl pemniladón <ís por v<»nlura único y 
jjerefjriiio en elluibla porliigucso, yoprúitftndrlii en Inl lii- 
p6UíSis Ifl derivAclúii útbagaimú<t\ úr. i.s^:iytÍAM:ff,qne, 
pi bii^n rn Freytag solo tiene ci sentido de «res focrin, nt 

■ folioneslo, n Deo interdicln, crimen, scorlotio,» el de 
' Védultery, fornfonUoh» «n Lanc y e) d<^ «fácintisM en K. 

Martín, se em^uenlra'én Cnlofago y Kedhouse con el de 
*prftSlHUla.i> D«» ^-:^'J ftihun, puntiiiliul-í el J (/> por la 
6 fcf. port. aba dc!ui^ h'ijpt, cast, aüregodef//í'í(-7Í.-íy cal. 
'nlborü de «>.=(»í), e\ ^(h) por \ñ y (ct. buguriho Wt: J^ 
^Kthétri) y .'I ji (x) pnr In a {vt. íisesfhu il^ ..f,!..*,-- harxa- 
iriii, Beholhn^osde^^*^.1 -;j la Puerta d(! In culchm en 
^'alcñcin), se hizo bn^nim. hrif/ueno ú hfi^rian: ' ■' 
Ero'depoccosesn, fació miichn Incurft, 
Porque lo cüStiRaba ni>» avíe milla «'nra: 
Cunliol en est comedio muy grüot desaventura 
Parió una bet(fa.-iiiit. dCl una «rí^obam. 
Berceo, Mita(¡rnx, copl. I<;i. 
I. y purt., bfigatcl mall,^ 




332 

b<f(jatclle malí, y [jort. Va; J.í>l^ baguálil, pl. Je JIiL batel, 
«casa fútil y <le pocóvaior.o "' 

BAd.vzn. Ucsfduo que quedíi (1c líis cosns ((ih; se esprlmen 
fuerlümeiilc; paru sacar .«u zumo 6 sustancia. Tal vez mñ' 
tiitesis de ¿íaS ya6«¿#, «(SOiíJeax en R. Martín^ «scorla 
ferri simillsvc reí" en Fi-oylíit;, medlíinto la transcrliJci^n 
del * (J) por In ^ (cf. port. í^nniítni <l.- üjU-j-A y del ¿^ (U) 
poflu ^.Cf. azumbre ile ^i. 

Bahar poit. Peso asiático. Fonsncn. l>el ^L^j //;//«(/•, iTicablo 
copio que vfilc: "poiidus Irpcentariim, ve.l quñdrigi^nta- 
rum, vel ?"-'pc«nlíiruni, vel nill]^ lihrarum, et ifa Iria auri 
tálenlo diciiiiliir" ni Freyfti^. «F [)ue El Rey de Colf>tnba 
era contente do ser vasallo d' El Rey D. Manóñl c'orn o 
tributo de Irezentos bahoríi; todos os nnnos." Bair., l}éc, 
III, Liv. U. En ciiyii pasoíto la \oz Buhan's, qufi llftné' un 
doble sentido, liu deenU-iiíIerse por libra, moneda de oro 
y uo itfir pííso. Cf. P,. de Alcalá Libra mouedh. Rdfnl, v 
Libra assi. Dinai'. ' 

Bahahí casi, y ¡Kirt., b(iffi,ri poi'l. Espe&lijde íisli'ón nrisi- 
uario í!o puises septoiitrionnIn«. .Ifwfí! Pi'^^.íe^AH/íi'irí", 
«unariiiürius" en R. Martin, "buluirl, m»i;liin,ti3iiriner(>nen 
P. de Alcalá, KseplentrionaU en Knz., ndel nórlC" ¡ph Mor • 
coL Los dos ncppcioncs (\\\n liene?!! vocablo arilítí. cua- 
dran pcrfocloinentn con la prni^odenoio de esta Riiorlc dn 
avüsdccelrerío.puos, í\ pinicdelos qtiR vnniíin ili*l norte, 
los mejores y más estiniudos eran los liaido^ de Túnez, 
según se leo en el LibrD de tapasa de tai Ai>e» d!¿I,Cnn- 
ciller l*ero López de .\yaUi. , , 

Bauiam, bttiráo, bayrfto port., beijruní^ biram caíM3el X\iv- 
GO fS^. bíiurám. Fiesta ú solcainidad religiosii^ nombro 
que ac aplica ü toda suerte de fosUvidados, corno ,^Uj yLs 
a-ecar báynimiy Aí\ fl-isla (lol ozúcur," tpte set'í'Ifbrn tres 

dias después de («rminodo el Riuiuidnri." ^j^j^4.3rfi/-- 
Uún bájjrfuiii, rUi flesla del sncriflcio,» cplehradíi nti con- 
memoración dol que, según el Alr.oroii (Ünru XXXV/Ij, 
estuvo ú punto de Iiacur Abrutmni en üu hijo Ismael. 



^333 

JA Cüsl., bnir.fi i;iit., \tú\\\. y vnl,, 6ii¿"/í príh^ Unirte. Lsl} 

í.,,ÓA0?í2> <l(í] lui'co U'^ (00)1 V ^<^ ^*'cs plinto;^), ¡i^i.itif ••llUiln 
siii>w¡or de la gcrnrquío civil y milüor turco. 'rtft fa 'clínl 
liuy los siíjiiiíiiiles K'WÍ'Js: el do prnn visiry Ms miuiii- 
liros del consejo supremo, liíillense ú no en el rjcn-icio 
íje sus funciones; los enlazados por vínculop mntrinio- 
niales con \a fíimilia rc?al; los ministros y secrebiría» de 
listado y los olevndos lionorffic/immtfi rt f^ste rnnpo; los 
mihvires y visires qtie gobieriiíiii Ins gráfidos provincias 

, del Imperio; los ferikc» d lenicnl£s f^enernlcs; Iba mirú' 
miran 6 feriqíios civilos. los nn'rtil'untrrft (|iií» rigen 
pcíitiírñns provincins y ílnolmt^nie los mira-liicá O gene- 

j rnlos Jo lírigndn.i' \'. Híídlimiso y Cnlafngo. 

,Baíalato. Dignidad do bnií, lorritoriodo su mando. Acnd. 
Dol turco ^4-''-^W parálw. «el grndo ó funciones de bajrt; 
iil gobiiíriio desüinpefmdo por un bajA.» 

Baju porl. Especie de túiiicn corto de mujer. Acoso co- 
iTiipci(^n d^^^/;í/.c.esppciedcveslidosoniPJHnt<*olU£ nhá 
que, según Uurckhai-dl [Noh'S on t/ie Bedottins and Wa- 
liohys, p. 27), se f(d>rir.nbn o.n Ilnnioli. En simtirdn Dozy 
iiquella estofa debió tomar su nombre de la dndad de 
liúx en liñiplo, do i[Ui^ lince menci^'n Abi>ii Tintilla en sus 
VUiQfíS. V. Dicf. (Ifsnoms do cNi-m., p. 02. *K! ílí^i dn 

Culccut estovo vestido com hiim Boju brnnco de isedn f» 
onn), senlfirio em luim Cntcl. Dnmionde Gocs, Chr. d'El 
Jicy Ü. Munovl, Port. I, cap. 14. 
BaladÍ cftíít. y vnl., r iit/idi C-Osi. l.o pertcnecient4? A- Un país, 
4 una comarca 6 refíiún. De ^jfjdi baladl, odj. pos. forma- 
do de jdí balfid. iiciiulad, distrito, proxlncio, pnfs.» Cf. 
P. de Alcíilii Gcngtbre fv(¿r«/f, es decir, el gengibre pro- 
ducido en tierra donspaíta. En la corte de Custlllo sedaba 
[jiorlo mismfi rnzrtn o! nombre de doblas de orrt rnUidifls 
""rt las acufiadas en el reino de Granada por los reyes Alnh- 
ipares. V. Sacz, Vnior de tas monadas, p. tiZX «E nuonto 
toca rt lo de Ins doblas bnlfidt'es, que me snplicodcs que 
LliOP corran por mis regnos, yo be mandado á algunas 



I pcrsouas que fübleii y plalií(m!ii stibru ello.-) Ctmderno de 
tan Corta» di- Madrid de J43ó. Bib. Ac. In Hcal Acad. li*; In 
Misl. I'fivilogios y rsiM'iluriis eclcsií'isticns, Ifliiio XN'II. 
Mnriiiíi. 

Haladí. I.ú qiio í>s liíiso, voiio y fallii do sentido; lo qtie os 
de poca suslíiiicia y aprecio. Mctíilo.sts de jJa-j bMU, «vn- 
mis, irriltiSj rriistrniicus; qinxl jiiit|iiu(n elfiíl^^iiin e»tu cu 
Kreytug, "Vano, vacio de sentido, iimlil» en Kíiz, Lo acep- 
ción de falso que tiene el vocnblo cnst. se holla en ftl si- 
jíuienlu pusage du tus Viajes d<' Abfn Batuta: jj|^^ 
>blj ^-ij L«**2 (-,1)' ^^I v^t^l »J ^A i-íJljj' wCicrtíimetite quien 
come de sus hujus recobrü lu juventud, aunque sea viejo; 
ptti'ocsto es FíjIsu ^bulodii.» 

, , ^ Et aun vos diremos de quanto aprendí. ; 

Do bíiii vino de Toro, non envían baladi. 
Arcipreslo (ie Hita, Canfaresr, 1313. 

Bai.aj cnst., baUi^, balu-co casL. y purt., balnij¡ caL líel 
iiv. jij^b(tlj(i,ii, «liyacinllu síve rubini gemís» CU Froy- 
tog. Según Cosiri los árobt-s Ibimaion así á esta piedivi 
jjrticinso, porque nacií y se extrae en un Ui^ar de lu l*tír- 



sia tlíuiindo 



ü- 



uii la prqviiigiii del mismo noinbn!, 



do que liacc mcnuiúu (Julio en las noUia sobre. Alfergnno, 
í'i l;i p. 170. Cf. baUiitC(ii( en Ducniíge. 
Bai.aja. Li> niisiiio que hnínj. 

Conjü lu piíídra bfilaja 
que no i-onsienLecArcouia 
tul rjs el tu rustro. Aja, 

El amante liberal, p. 0!>. 
BALANgu<N- Lo mismo {{kig .baUtnyui. 

El din quailo dLV;Ímo sei-á fiera biii-ata 
Artlril todo el nuiínlo, el oro e Is pluta, i 

BaUinqnÍne9G púrpuras» xaniit h cHoarlata, 
Non fli:c.8r¿ cornejo (!n cubo iiiii «n niuto. 
Barcoo, -Sí'^wos, cr>(il,2L 
Bai.ath. Sendo 6 vereda oslrecba en los t^xtreinns de los 
lipredades qno los sirve de lindero y franquea el pasn de 



■'wtítís'ú'üWasJ'DéU^híitttr, ¿viíift'etí'Rl'íil^rtth. fórma vlil- 

"' gtir nr/ib.-hfsp. p<ir Lil^ hntfi/. t|UL», flóíno siiiúiífmo do 

' 'N_¿jáíJI tírrcrif, «strnta, l'jiIzíkI.H' en oí iDtsmoIi^xioógrafo, 
se ciicncnlrn en la Hisi, de Alepo (ap. Qualrciníirn, Jlisl. 
des vuU. niuml., It, 3." porl., rt. ú In p. 277). tímido se lee: 

,,¿--íyl jtf j ¿JLJ! -^h^ nPi\ f¡\ oxlpfhíii del txtUitP,.... 

que es «I nrrecifew,... «iiiiiclinspers<«iiis liiii»;iii un el com- 
po pnrn ensancliar sus herciJndes parte de los ciiminos y 
bolates y azequias.» Ord. de Granada, lit. XIV, fol. 4t. 

Balax. Wbaloj. " en la cabe^n liínio un sombrero 

' blanco alto con un baiaa: encima e con aliftfare piedras.» 
Rui González de Clavijo, Vida det Gran Tanwrlan^ fol. 44. 

Balda cast. y gall. Lo mismo ([uc balde. 

lÍALüAUí'í cosí, y cal,, baldaquino cuM. Non'tbre'de cierto 
cióse da tela de seda. Kspcciu de dosel, pnlio ú pabi>ltúii 
hecho de dicho estofa, n*} ^^JsAí haffdádí, acy. pos. for- 
mado de oljuí» /íní/dáí/, V07. une R. Martin y P. ilc Ajcuiri 
transcriben Batdác, como tdmbi<^i) Rui González de Cln- 
vijo 011 la V'uln dfíl Gran TamoHan, fol. 32 v. V.n oque- 
lla (ilndad, emporio nn tiempo del comercio do Oriente, 

, se liibricabn toda suerte de eslofutí, Usüs, liPücados, pre- 
ciadísimas pieles y oíros objeios de Injr) que se. importn- 
bon íi Europa. I.a formo l/aldaqtii se cncnenlra en alores 
Eüp. Sagr.,\LVl\l, p. 22jí y 227. Coi-rospoiidc Jíí etimo- 
logía & Goyangos, AHx, Defiv*méryy Mrill.T. 

Baldar. .Siígün Uozy, de jJaj 6ítfrtííf, cnya 4." fíjrmü se en- 
cucntm en V. de Alcalíi con taocepcir)nde"ninni:nrde ma- 
llos,» y el [Mjrl. pas, de lo I.* Jy%. jnabfúi, cimi Iíi de «maii- 
coide manos, íopo, lisiado y tollido,» y en H. Martín en 
el art. Contrnrfm in arttibuit. 

Balob casi, y port. Cosa iníilil ó de (Ihcrt 'CÍitor 6 precid. En 
balde. Mod. adv. ImUilmcnle. De. h'ildt». I*or ningi'in pre- 
cio, grnliiilameittí;. Metíitcsis de JJ?^ '"ÍCÍ^ "ftilsitns, frus- 
tra, gratis» en U. Mnrtfn, "bn1da<In i',>< bnldc, de hnide 
COSO sin prticio, de balde cosa bfl(rnl:i. gi-aclbso poi' de 
balde, gríieiosa mente de balde* fin P.'dtí Alí'alft. AlíS. ' 



s\^^ 



Xlñ 



B,M.nii;í, hnldrtv. Pi«^!l nirtíilrt, Hiiftve y i?ii<!i!blií (jtm sirve 
í>ara giiontns y oíros cosns. De -Ijüü íí«¡?rfl^•, «5 Jijúb ftí*/?- 
(U'dR, dos de las ti-cs formns qíic Irno R. Mnrllii pnr Rní- 
d(tf, In ciudad do Bngdad. Do siierto, que bnidei* 6 hn(~ 
drpü, mediunte Ja inserción do uno /* onfónirn. no siffni- 
fli'« olra cosa ()«o \ño\ du líagtíaír, como derimos lniy 
cítlicQte do byiJli y círtfimir dft j ■;,■■>■'' rt Ins lelus procerfenlps 
. dfi estos punloíi. 

Baldío. Vndo, sin motivo. jiiíiiiiJflrnnnlo. Titjrra ólRprono 
coini'iii de un pueblo que ni se Igbra ni estA adehe»o<in. 
\'oí:Gmuud(í. ocioso. En Uisü'ris priuie-rriH ,nc<;p<:ioiie& In 
etiinolugto os la misma t|Lhí I» do ifnUtdi ^.buith'. P.n 
la tercera la crepolteraciún del ftiv-JUa» ¿a/74', y poi' lo 
iméla bitíttly unsciosus» en R. Miirtín, Mvnlde oIíüsub Bt 
incrsn en Freytog. «fainí'ant.déwcuvrúj C|U( fc livrc aux 

chostia vüiiios tít fiitili:sH t'u Ivua, ,, ,,, 

Lcei)iQ9 qu(i,vn puine ^ii^jlx^ f^as auia, ^^y\ 
iMíftunsJis, pdt-n pohrc's, {'usnr iivJi Uis pcidia, 
Ami t':l si.vujyijlniíer, poi; l(i (jual cofliRdi» 
ipp, faser lum cosa muy luo <.' b/'idia. 

Baldó. Fallo en el Juí-po. I-n misma eliuiolopdo que íwWt?. 

BALDOfl;. Deii,uosLo ú palabi'a afrentoso. V.n sojilir rtíi, Úf^/.y 
esle nombre, asiconio eU. Inddonwi «injuriar»,; sbíIb- 
rivau de J¿U bátil. Tul os luuiliit'Ni iui piirec-r, piicií aun- 
que ni la diqciAíi ^'ust.. tji. U ,aríJl), CQjivit'ncn, eu la, ibrma, 
que la I." vienudeJaa.? 1(> ^flerpupslro pola di numen l<í ni 
liei'lio dfi encontrarse aquellR con su propia e^lruotura en 
(íl mudo ndverbiU-l PH bddion noven l^aldc.f}\\<- WmrcA 
mismtíorigtm y pruiTtrdeiuñu, , , 

BALDoguE. Lo mismo quie'i'-íWHjHp.. ,fv%^,.,é sobre anuol^erí- 
vulviOi'üuIe en un ¿íHWí)jyí//'ónprntíironlo rruiy liifu iM>él.»i 
/.« (í/íW {;u^iq.t.U\ Í/Ur.. l.ilJ.ll, U|>. CX.LV1II, p. ;Y«. 

Bai.wiqui^í. y. t>a,(da<if/{. dQípwíi.wn'Jf'fliidftxanjiíoet' //«/</«* 
quino.» Floretii, í?:</j'. Snt//:, XXXVI, p. CLXI. 

Baliígoens, pl. porl. Borceguíes. Probablemente de uXi 6rtí. 



337 

ga, forrna vulgar africiina por jUkL boiga, cabarca de espar- 
to» en K. Martín y P. de Alcalá, "calceuso en Doifibay, 
«soulier» en Morcol, «liotíis. hnhuchnsí» en l)ozy, Supt. 
nPromiUo, mondo ut concedo, qiiod de raUp.rr» niiiiqiKini 
Monasterio Alcobotirr pclnm, nfícitnmandnm l»nta», wcv. 
baU'ffoe/w, nec sopólos, siculhflcten US pelÍj,oc donratida- 
vi.it />?í. de Alcobara, np. Sto. Rosa, Éliieül. 

Bálsamo cnst, y porl., bnhum ctil., hnUüm val., bnlmmúa 
base. Aunque «stn voz se hoHo en ár. bajo la forma -'-Jlí 
baUám, se deriva dol k'". ríi/.Ta;jiov. tal. bnbtnmitni, proce- 
dentes á 8U vez del hcbr. cua háxam. V. Gesf^nius. Dozy, 
Stipl. ySimonpt, Gloií. 

Bambú. Plnntn originaria de las Indias «neníales. Dfí! ílr. 
vulgar fyL^ bnmbúh. llíiinndn por otro nomlutí ^jua v'-a*» 
proccd'^nte rifl nuiloyo j*«^ bomhú ó ^^*« inombii. 

H\íiti\, vfndn cast. y porl. Esta voz, 6 la qiu? algunos lian 
asignado nrip/^n «¡emitiro, es tío pura í-í^tii'He Indo-í^upo- 
poa. Ks la anllgua iilcinann bnntí. lo gol,, hnndi, la saiisrr. 
banda, «nexns, vtnciilum» en Bopp y Wilson, la pfirsa 
*.\A*6ffnrf, ttvinculnm, Ufraiiií'ntum. «inodns lienmentiim, 
quo nliquid nllipíilnr, ex. lír. ensis, rnlln, vestís, calígo- 
rum, femnraliiim, eoinpes, chiguhini. zona, nodiisn en 
Vullcps, de dundo Í8 nrftb. ají? bami^ "atadura, ligan en 
Marcel. Del Úr. lia pasado osle vr>ciil)lo h el lurco con sn 
príipia forma y .signiíltacii^n. V. Rcdhouae. llfrrivados del 
anl. alemán ft-irtí/, rt nrnsodel gol. 6/mrf*.v/, «insignia», 5on 
H b. \ai.bfíndnm que se halla en Paulo Diácoiin, I. 21>; i^Ve- 
xillnm quod hnudtim nppellanl". •■1 i-asl. banrhns. p| (lal. 
bfindiertí y el fr. bnnnicrc. La dicción (ir. jw^ frnnrf. "vexi- 
llnm» en R. Martin, procede diroctamenle del persa. 

lÍASDUJo. Tripa prande de cerdo, carnero ó vaca líena de 
enme picado, .lí'ífí/. 

B*\Di'u.() casi., bandiiibo porl. Vientní' 6 tonjnntrt dn las 
tripoí*. Acful. A Dnzy le parecen ser estas voces por trans- 
posición \n íir. i^bdfn, «víonln,'», Ihimrtndole lá olénción 
con Múller, que dio lo etimología, que P. de Alcalrt Ira- 



M()tiee bífí>dti/o ppp batan /}iti«.vi, es Uocir «vientre relíeme.» 
A mi piirccei" fimbos-ünenlíilistos se equivocnn en su in- 
I«r|n-i!l;ii3inn, pues l« p.'ilnbrn b'mclttjo no en olrn cosa qua: 
JüjiíiL früítrtóí.s ijiiti si; i'ctíislrii en Aíurcül, ú íoím/ííjí. que 
su líitcueiiLrn (;ii Celso con \a acc]n'ii)ii üe snUiíicho, ntur- 
cillii ó chorizo. No otro os al oriRc» do bamUiUu; pero fti» 
to»|oc'oso. «nles do ocepUirlo elimolngfn do Miillery Dn- 
xy, pivlorirín considerar ;k|Ui;1 vocoblo cx>nio ■■oíiliacciúii 
<Icl lal. OGníriaiiifSf Oíii]. de cailer. 
Haníír i-iiMt-, /w/n^oonl, y purt. Especie de cúñíimo, cuviis 
liojos íuniuii y uiaslicaii los judíos. Laberiiio. Mv.^ba/tch, 
-«Iwrva [aulcíis (iorniire>t en H. Murlfn, «liyoacyamus so- 
puriftíi'iio liervoi: ^pecios nota, planUí venenosa (jincmett- 
lein pcrtut'bolu ou Frcytag, derivada á ^u vok del pci-sii 
^beiiy, )ot,\\i^*¿f.. bdfíga, «caniiiivis sativa.» V. Splegel, 
Acata, p. 211, ii. 1, op. V' ullura, D'IlürbtíloW Üibl. Orien- 
tal, nil. /ííínA-, y Aben Albi'itar, Tfaitt* des simpl., írad. 
■Lecfen; \, p. 2"i. Gusiri» Murinti y Alix. 
Ba^Ot Ca»ti, «diñuio. De e«^ baniya, «ediñciu, construc- 
ción." Con esto entretenía la vida <'iicerrado en una pri- 
sión úcasuqueios UxtcQBÜaiüanbaíio.iJ. Quijote, i*tuíi.¡ 
,J,', Cnp. XU p. isü. ii -,. I.'- i.Ji 

BAotíECflsl. y poi'U, UtcadacaU y malí. Golpe tiue da el 
fjuoppi^ cuntido cue. De ms^ uaqae, Mcnydii (y ciiyinienlo, 
efiydu conio dí-aliaó nüose, cuydn nssí de uíTÍbu, cayda 
i)«t>j obiiXfu*,;en I*i„.d« AlcüliJ, "Chute» eu Marcel, r. ^^ ai- 
dem en K. Martin. ,.i v - 

Pero eon lazon, ssefior, vos retrayo 

AI vuestní ftflseltí mol jue£:o de esciriuc. 

E sy dcsta luctia levades uji baque 

A mi Hon L'iilpfldes, Üon muy lindo Gayo. .') 

Cüiicion^ro de Btwnn, p. 4Í15. 

Baiuiia. BeiiÜLciói». 'Al ütícii'de Covurmblas estu vozseJia- 

lluba-eii uso en Tuludu en cierto con lar uoiupuestocn 

iMP-not>pi"ei:io de les judíos. De nsia ¿/"«ccí/í. «!>endiciún,» 

ht. íL»jj bm'vH, que »iguiñci) lo uiÍ^uio.(>U!<irí y Ati\. m< 



3X> 

BaiíaíA pürl., ^íTHpo Cíit. y port,, bara:<t gal!, y porl. De 

•¿^j. ntaras que vnle lo mismo. Sousa. 
BaiIiM'x. Knlsi!(liid, í-ngafio. De^^^^hótnl, fnnn» \ulf^;irnrri- 
caiia giie se halla en Kr. I'nthcío di; la 'l'orrc por ji?L) 
bAtitt »ralsiiBs<> en K. Morlin. 

Cilio |jiif»iios nmigop, leales e verdíidfíro!*, 
Hoiioslos sin baratit, míe lesean tionijHnmeros. 
Ouei.-nvUli;! nin cohilirin ile ptatn nin dinfros, 
Non busquen, niu tniyanásorfallfisrcderoa. 

- 'tJrcaqüfi I» misma acepci«in debe tlm-stóA XtíVot. barata, 
Qupsoencucittrn en el siguiente pasaje de la Dama Ge- 
nertil tU- iti Muirte, topt. .VJ: 

De\nd essas bosps, llegad \o> i^in-ricndo 
Quo non tía yn tiempo de osLnr on In vela: 
Lns A'iutstras bnriitOA yo blf^n \t\?í entiendo, 
V. vuestra í:ol)ilicifi porque modo suena. 
En I'i hipútv'sis de sigiiiílcar excusu 6 pretexto. In voz 
burttía Tendría (le la orúb. ¡Uiu battáta, «mauvais pre- 
texte» (iii Boülhon 

Barato imsI. y ¡wrl. Ba yS,L bátil^ «barato» en P. de Alcalá, 

Baha/.ano. Ciffrta buerte de l-ucIiíIIo do monte. Corrupción 
del ü:-. uyi}/^ tcbvasiHi ubipeiinis,» y eii lo glosa «picñ fo.rri» 
(*n R. Morlin, «hucha que corla tie dos porlí'Sii í.\\\ P. de 
Alculij. Hü ¡j),\y^ tcbra-2in, niudiantc la ülüi*tísis dü lu síla- 
ba inicial (L-fVetna porl. de luUi /ití'(í»i«, üt^ nn'amn), 
Inserción Ue una a eiilre la 6 y la r\ «amblo do l;i í larga 
por la a se liizo barajan y con In leniinmcit^t) baraja- 
no. «.... salvo puñal que »e. llama bartuano do nn palmo 
de lüt^o.» Ord. de Cramida, fol. i^. 

BAticHELA cast., bfwchíllü, bftricllo, viil. Dozava pnrlc de un 
cahiz. De iJL^jf bai*chélla, umodi«s<> i-n \K. Miirlln, Iruns- 
cripcíón del vocablo Xni. purceUi. V. .Shnonet, G/ox. 

Bahcino. l^ que es de color blanco y ])nrdo y á veces rojo, 
como lo suclcti tenerlos perros, vacis y lonis- De ^¡y 
icarsi, aad ñovum el rubrum vergiMis, tif tvilutnbft» en 



340 

Freytog, odj. pos. formado de ^.^ wars, "plonla semejan- 
te al sésamo y de un color rojo ó nzíifranodo.u Marina y 
All\. Cf. atbarrajar. 

Bakda. El arnés 6 unuaUura dñ bnqiielí» 6 hierro con que 
en lo onli(íiio se giinrneclan el pRcho, los costados y los 
nncas de los caballos parii su dnfpnsn en la gut-rra y en los 
torneos, etc. Lo mismo que oibftrda. 

Bardaja. El muchacho paciente. Covarrubias. ScrOii Sclie- 
!er vionc esto vo/, del ór. »c^J» b^rdack, del persa s^^ bar- 
dah, «capíus, captivus, mancipiíima en V'tdlcrs. Alíx dio 
también curao probable esta prncedencio. 

Barga. La parle míís pendiente de tina cnct-lJi. Acad. Acoso 
mclíilesis de j6j íc/('w, «asop,nsiisi> y en \i\ filoso «locus 
diflcilis ad ascendendumw rii R. Martín. Sobre el cambio 
del uin por la g cf. alnayora de i^^LJI an-naóra, acimbo- 
ga de^yÁj^ambtia. En las eseriluras mnzíírnbes de To- 
ledo esla pronunciación ero frecuente. Oí. Gübdel Aziz por 
^iiMJlju& Abdeiaziz. 

Barua, nnt. casi., gull. y port. Casa pequeña con coherlixo 
de poja. V. bnrraro. 

Barí. And. Lo mismo que barU. 

BAiiJLJind. y gail. Hermoso, nrrogotite, bizaira. And. Bue- 
no, completo. Cuvciro Pinol. Bueno, boufsiniü. Rofiri- 
guez, Dic. Gali.-Cast. Segi'm Dozy y Simoiipt del fír. eii 
bári, «superior ¡5 los demás por la belleza, el mñrito 6 por 
otra cualidad ó arte; cosa bella, excelente.» Aunque al pa- 
recerniida Iiubín que ubjelar íi esta etimología, creí, sin 
embargo, que aquellos ilustres orientalistas habían incu- 
rrido en el error de considerar como de estirpe ar/ib. la 
palabra bftri, que entendía pertenecer al dialecto gitono. 
aunque procedente del sanscr. rara, «eximius, proíclarus, 
excellens, insignisii en Wilson y Bopp. La existencia de 
esta voznen p1 gull., ó donde no ha alcanzado, que yo sepa, 
la influencia ^'ílariíi, me ha liei'lio cambiar de parecer, 
considerando como felicísima su derivacirjn del ár. Abona 
esta etimología la circunstancia de que, si bien se regís- 



«n el iMc. dcí fíidh-citi ffilaiio \üiAioHüu hfirifCíUt lia- 
m (■! significado tleywj. Vj /í^'-. fA-' ■iñibi-to /„fono pw ■ 
iD» A. rte O., Barcelona, lfi51 . 

Bahuaca cftst, cíit., port. yx*al., burfuyy ]wrl., hnrtifyi, hntn- 
chn, bnrer.a h. Iril. Dojfv ío fífi'wrxíi'crtn milis incóalo qtfe 
ftirtimtt en tlni' A í'ülo vo^. i>í( cüino ft su sinúnimn ¡Mtnjrt,'^ 
ffiíf. ílbíen íMi'miríi. pssiiníjlií coiitnirciñn de íwiiyrHítt, 
lin orifíeiJ lif'rbíüriííro. Simond, bÍsiim'íuIo íi Dif-?,, íitink'fti 
y Schcior, cree nuiy pTobabln su prntretlí^ucln íN? \n f. cHín 
Hnf y <te 9tV (ii^rivodA horivi. C.f. b. loli bfttcg(tó\- /^epfnrn éaf^ 
frfífibtti^)^ e\ lonib. borny «I íiol. tmbbfim (barprtca) de 
</Tií)*. \*; fJMs. r/ft Vot'W //íi?/". y /,«/:; p. .W, fn v. /ithffttl 

BAlhñ'ArtAS fíisl,., bcr/ftfj'im «'al.; fetir/n^rt v.tl., búi'fntfu^n 
ftfifi:-; b^/rrat^ntHf, bfirUetiiUin t». Ilit. Tíílft do laiiti. Dí't^.^tlPjj 
6fí/7vj'»/in, «p3[*)e'ctt' do Ví-slidnffi ni'£ípn*<>n KivyíHíry ICn- 
zitiiii-ski, iioiiíita siierlt' dn rhmneloío basto; iiumto liyi:hu 
do fjsln eslnfa.A Mus Uirdi* íio ílplir6 (íJ^tH Hmnbrc rt veftli*' 
dos hechos de lelos mis ílruis y i>re(-¡ftda?, ainK|ue coíiser- 
víindo el corle de los «ntisziioS fi'//'/Tti7rtHf»A. V. I)o2ry, Oc^íil 
rfwí ni>Mk (iflft p/fípni, p. f;« y Sufll. Lk *í'Z áp, se "d^ríW;' 
v*n mi MíííiHi^, déla persa' ^Ul;,^ /wuvt/iíM/í, «a-ewUsj írrrlw- 
ini-nhini» rh Vnllers. MHríim.'»,.... tod/i Ift miTrniírfír del 
bugel tí lo máíiei-a suyo; era ''•' /«/rr/vr.Vf /,/■,» y ni. |ni. ■.•!.-•»;» 

Baruvían. Fsforfrndo, vntlc»hl'''. Líala vm^ sinónimnf*o l*.de 

Ali'íiW i}o Ins arflb: ,jJu£ fjnnfiúr, \j.j jAffftl y ^ «^-«Ui rá/ft/(, 
li! lm<^ Alix, y rt mi pnnvor con bn>ji rcmumIo, dril ñv. 
UIji ftrtntéít, bftmcaíi, &ñodídaim(lrt''evR>wic(( fí*f;''WáW*vwi 
d'* 'juJI «*-.■*«''/■(}'. «SHnj-Tv* fi-ifi *^ »?l i*f\i»ibBt<'/ín Is'ínié- 
Ti'.'í,» r. Jjj b/'trncf(, «stctil-, fit-rnua luil res».» l>pt miwmM 
verbo se'derlvn J^jl (ift/wf, «muy esfiirxatfs>«, y la forrtinla 
«1^ J^jj bfirác. tittrút:, <|iu^ Hsart' prtfíi inñiddií' vnlttv' y ftp- 
mozfl en ol coinbftlr. ' <; ■■ it .1 ..i •, - ■ 

Kl mopo Avotiffnhmn mtleho tfia h\mt bArfft^fí 

Con do7.íentos (pío tiene yua onnHl^ar. 
Povnm del Cid, versos 2,fi80-2,fi81. 



3ÁZ 

Barragan. Mozo soltero. Do ^Jl^ búU'ifj uqiIiiUiik» un R. Mar- 
tín, "nioyor, llegado á la nioyoi- edniJ)) en Kaz. De báleif, 
irietlionteel cnmb¡o(ltíloVcnr(cf«/6ü/-¿íO¿tóiÍe'w^yl altcát- 
/ca/«> y líi adíciótuiüloaen qu"? lermiuíi el uombrc, se 
hizo ba/'p^an, bnragon ó harraf/on. 

B/\HBOCA porL Xcpra iuculla cUeia de peuedia e cascalho. 
De üjí fiorcrt, que vale li> misino. Soiisfl.,, i, 

Bauros. Míinclms O señiilpp f|iii,* wíiIimi en rI cuerpo. J)p ^^ 
baracc^ ulentigou eiiR. Martin, «nioculu; diversi color-i^ iixn 
corpore appnrüntes» en I-'reytag, (imüuohosün lu piel- on 
Ivaziiuirski. ^\^a\ procadeticJa Uoijijcl adj. t-asl. barroso. 

líASCAcast., basc.y gall. A convenir en sigiiiílcndo, esta voz 
vendría del ár. \¡i«í í-acíM '«escopetia qno se escupe»- en*' 
P. (ie .-Vlcíily, r. ^^1 ÍMi-at-a tispnoie» en K. Mnrtin. 

Bata, pe ^^ bau, «pio/.a Ue vestido liücliu do soda grosera 
6 de lana sin coser con que los dervises se cubren lo ca- 
beza y las espaldas slrvióndoles al mismo lienipndo oo* 
bei'lur y tapiz-i en Kaz. Según GlíL-nluiri y el Kninus ea el'- 
íat/citárt heclio de flladiz ó de otra estola scraojanlf!. Ero 
Umibií^n ini gran manto de nuigfjr. V, Dozy, Dict.deé 
noiits cíes Cíítent., p. 54, y SupL, 1, ÜO. Cnsiri. " I: 

Bataíah A, bato/uUiya caáL y cal., hnkihoLwt caí., maíO' 
falugtt^ matalaiiHca cast. De s^l^JÍ s*»* fuibbut aUuUaa^ 
uunisium» cu U. Martin, «anís, uialalavuua áanfs^n'en 
1*. do Alcolíi. Marina. ■' -'i 

BAtÉA;cast,, cat. y porl., baiega i>orl. Woui-a dio porelinio- 

' logia de eslu voz la arjíb. r*Í>;j bátiya, que reprodujo Dozy 
en su Cos., aunque tíoncUiyo, y cao razón, por descon- 
fiar de ella, s¡ se considi-ru tpie el t<''rorjino en cuestión es- 
de origen Indo-europeo, eucoatrúndostj en ol Sanser. lu/- 
í//i« «vasija, barca/» eti i'l pnrs. \i,S^lMÍ(Íiy(i, (düNíbíía- 
rífi/t) i<\a» poloriuin, vtnariuin,» de donde lusforniosaráb. 
r>fh^í>áttya y Ss*? ¿«íí/í/íí, en el gr. ^.lista y, ea ci b. luí. 

b<(ccw. Cf, bota. , ,, ui . .. ..\ .(_ -■<>' ' 

Bavdk. Probablemente de-A*? 6«í//» nhnbitnción,- ermita,, 

cosa (sea de modera ú tienda)» figura cuadrada, 6 de i-ííjí ^i 



tMyd^y fycitño^ cíipacold», 'íicasó 'pbp I¿ íbrma de la 
constntcctón. «Otrosí' ordohnmos G níñridamos que el di- 
cho iiincsli'O'sepa fidiflcftr las cíipiltfis siguienlos: bfiyde: 
y de albonyres: e oclmuadtf. Ora. de 'Ser.. Tíf. do Ipe Ai- 
bañies, fol. 150. '";'''' 

Baíah cosL y port, busnar yíort. Del perso-Hráb. Jj^ basar, 
-mercodoi' en Marco!, «fbrum, mercaliig» en .Vullers. 
■Müuiu. , , . 

BFx:porl. Lo mismo qtie V^. ífÉfa ritíssc tcnipo CopiLdo 
«n» Califti Mídiomod Bet:, Turco de iioi^ao, e grande ini- 
miffo Uüs Poj-Uicuezcs.» Cüút<!>. Deóada \ÍL Cap. X, 

p.m ■ ■■- ^- ■"■- ■ ■-" ^'■■^■■"-^" 

Ceiikm pprt. Manto moro. De ¿^x» bnieit «especie de túnica 
corta sin mnnf»ns.« Moiira y Dozy. V. Dict. des nonis. de 
béiant, p. 5ij, y ÜitfU., I, 5(4. ..Viiiha vestido a moda Mou- 
i'isoa, cíiniiza branca, e-ieubedenitíni cima.» Barros, De- 
cmfaJUyM.m. ^ 

BlII)ol^. Lo mismo que beduino. «tE aquellos tutéeos que dl- 
C(ni hctlouiíui líim <;sla costumbre." Lti Grttn Conq. de 
Vttr., Lib. IV, Oip. LXXIX, p. 537. 

Bkdiixo cast. y porl.. bMttl miiil. y vnl ., heduhinx pl. cal., 
hedntn. bedomn porl. Oc ^yv» bedoní, «rusticiis* en RoÍ- 
muiulo Mnrtln, «villantr, noescnderoi» cñ'P. de Alcfllíi, 
"snlvajert en Morcel. Mouro. 

Bhiirv. Nombre do diversos especies dtí plrtnlos. Di; ,j*^^ 
behinen, uespiície de planta, de (a cual, »t!gfin Isne Den 
Amran,eiU)do por Al» n AIlMíUár, hiiy dosespe . -. una 
roja y olía blanca. ■• De esLn Tiltimn, Üfimiida viilyarmonle 
tí/<''H,s*rliti hí'cho, segíin Lcclere, lo cn/t/aurtt befwn ,y de 
iBroja eiStnttce Umonitim: V: Aben Albeilrtr, T/WM d(^ 
simpL, I, p. 2ítO. 

Bei.is porl. Ksle vocablo, que no se cniplcn nuis<¡nij en la 
locución: f/e u/n belis, es «n bribOn, uií timante A'leyra). 
Rs el ár. ^j^l* bele$, "pícaro, mol siyetu» t-n ^nrcel. D^zy 
trae la voz de .j~JJ iblU, forma \Tilgar j-j* *',''*/ *^^ diablo. 

Bellota casi., porl. y val-, betota, bolottt porU I>o \Lyh bi'- 



344 

ilota, «glniíso en K. Martin, «bellota» en P. de Xlcáiá.' Ta- 

mtmz. 
lÍENGE porl. Lo mismo que hunge. 
Bemga (en Diego de Mocdo, Topr>t/raphia de Argel), Ij>nils- 

mn que aibttn^fjtí. 

Benjamín capt., hcn/tím£ cnL y iiinll. líül lu;lir. jioviz benia- 
inin, uñliiis doxterno, riliciluüs,» n. pr., Jien,iainlii, hijo 
menorde-fecob y Haqunl.» 

BbníL'/ cost. y mnll., bonjugt col., ho^/úim, bonjitim, hei/uim 
port., tnenju( ant. cast. Dn ^jlj^-j^LJ íw£»<ín rhf'nei\ lil. *iiii- 
ciansode Java,» «s decir, incienso dftSumatrii; Valieiitijti, 
Beschrijüing ctingrooí <íf.tm, p, «7, ap. ílozv, C/(W. V. Aben 
Batntí), IV, 228. ' i" 

Benji'y. Lo mismo que benjuí. \. Arcipreste ñk TrtTavei^fel, 
/ífy>roí)ttCfci« rfeí rt/íwrmff/íííano, ap. Benicio, Arte Ciiso- 
rifi díi D. Enrique dft Villoníi, Apt?n/i., p. 185. "' 

HEHBKitf. I^oqiiO- es de BerbiTín. D<? ^^ijj barbfrí, :idj. pos. 
düjiji Íí(7*íít7", ¡os Uert*h!'n's i*» líiTbciiscns. niza del Áfri- 
ca Occidcnlnl. Alíx. 
.BEnuEitfs. lísppcie de espino. De ^^^j bcfbt'riH ñ ^J^^ber- 
bérí.i, «(•pinc-\melÍQ» en l)07.y, Sit/j¿. M'iK. 

iBiiiiENuivNA cGsl., porti y val., bcringrlOf bring^fa j^ttí;!., al- 
bergin icra cüt. Zsln p]nnifi <\\io, scgrtn TiécñudoMá'fGfiy- 
gra/i'o botúju'ca, p. ÍH5). vii)o;'i l-'iiropñonla éporá romana, 
es el iiombw perso-ar/ib. j^Lvjjl^ baütincbCtn , mUaUím 
tiH'tongcna. V. Aben Albcitár, Traitt^ des vimpi.flraú.t.^ 
clero, I, p. 191. Las dicciones cast., cat.^port. y vaLproée- 
doii de; Iii forma Ar. írrnnndínii süLsüJb hftdinfh^itii ípHi 
trae V. de Alcalá, y las purl. bf-ringrifi y bnnf/fiíi de la 
africann Jbojolí badanchál. 

Bernegal cíist. y port. Víisu U^udido y npt alto para beber. 
De Hoi^ bty/iiyit, i<vasodi:])íuru6d(icrislíd>t en K.iz., cuyo 
oi-igcMi esel tiíisnuí t]\.H'. v.\ di; su fi;jia')iitni.i alhornifi,^ q. v. 

Besi'har. Lo mismo que ¿tfjortr. ",... osy como nibl c.dia- 
mente o girgonga e esmeralda e coral e olicornio e ser- 



345 

peiitina e bmuhar e pirofiles.n Arte Cinoria. ed. líenicio, 
p. 18. 

Bexima. Ln mismo que <Uiicrhin. «... ni en niiiíjuno de ellos, 
no linya jámilas, iií lioyos, ni bolsa;^, ni tinnjo, tlonüc su 
nllt'gue la bexima que sale dul aceite.» O/y/. <Ie Granadñ, 
l'il. XLlll, Ord. de niotinos de aceite^ fiJl. !»".» v. 

Bfv cnst., cat-, port. y val., boi, bec porl. De ^ boy (\ -¿^ 
bcyc, «princíipst en Trcylop, «bey, prlniripe, Ifluln inftí- 
rior al iltí bajá y superior si de efendí" en Koz. Las nnte- 
i'iares (ormns ariíb. proenden del turco ^ bec, «bey, 
príncipe, hídalfío; mI hijo du nn bnjú ú alio fuiíL'íormrío; 
liUilo de luscorunt^les, lt*i)ii!n(L>!j curnneles y comiindan- 

, 'tes, etc.» V. Catafugo y Keilliuuse. 

n^ZAAit. 1,0 minino que 

BEjr..\ti\H, besar cast., bosiwria bas(\ Do la forma JLs^ ba^ü- 
hñr, mIii piodru hRzímr'» en Freylogy Kaz. 

líi-izoAR cast., cfit. y porl. Nombre dti tuia piedra tiue se eii- 
t'Hi'nlni en Uríenli', e^pet-ialriirnUr en lo ludio y eii lulJii- 
nii, Iti cual su emplea couju iiiuOicauíeiilo pai-ü extraer 
toda clase de veneno?. De \^ bejóát, forma vulgar qmi 
so tv'giátra en Mapeel perla c\í\<\cn j^j^ho^ahór, deri- 
vnrln del persa ^\'^ bá^ahw, nvencnum idMuens; omiic 
remccliuní artversns vcncnum fiLr|Uü vito servatnr, ntili- 
dottim» en V'uMers. Obsiervo T.i-e.lerc que la pnlabra jíj^Lí 
(_. il.í liííi puntos) badje/wr dpnd^eker significa, no pie- 
dra íln veneno, sino ipu' iii-reijuej \e[ieito. V. Aben Albei- 
Uir, Ti'tíUé des simpL, I. p. 100-198. 

BiUK, «¿íTíeporl. Avedeiirriba<;ñodtícúr ncjíra, collur bron- 
co e com popa. Sousíi. .-Vefiso de U*-j bihal, bibr, npi)t:0- 
pndo el ta, «el ove fria.» 

Bisa. Planta qtie so cria en Bengala. Segnn Alix. proba- 
blemente de la perso-nrílb. ji^ bir, «yerba venenosa de 
la india, anapelo, lora« en I'i-cytag, "nonicn radiéis moi^ 
tifera!, similis Qíjjííf- dictm* en V»ll<irs. Esta planta, des- 
conocida oii el Mafíreb, es el oeftnilo 6 anapelo que.se 
cria en los montes de Uranada, según se lee eii el fií/w. 



xobre al MühftiiH. V. Doz^*. Sfífíf:7Á hHf^ii (Té htm, ob- 
servo Aiix, parece hallarse en el sniiscr. rtj:a quí- ciitrc 

"otros cosas significa «las fibras adlieridasá la corLi>20(k*l 
loto y rierlo veneno vegetal. >> V. Wilson, Snnscr. Dict. 

BisAT cal. KI íialcoii llnnuHlo sncro. Pe ^b 6rtj, bü ]Vi\' la 
imélti, añadida por eufonía la silaba al, irticcipitep. Iblca» 

' en R. Murlíii, "lialcou" e» P. de Alcalá. •'' 

BisHi.TO. Mart'fil Devit: duda si será In arób. j>*3l ihmid. La 
Acad. da resuelUimenle por elimoUjgtn (\i rslii voz la fi>f- 
mo JwSl oísMMírf, «antimonioii en Kn?... ulapis ex quo co- 
llyrin iiarniiUir; slibUini" en Freytog. Yo creo que ul í/mw- 
wi« que mueveul í'íítf/'/i«m;«</a se ha convertidy en b, & 
ctiya nrticulnción so bn añadiilo poi* rozones de onfonia 
una i, transformóndose la voz oUmurí en bitsmud rt bis- 

'. mato. r ,i[ 

BizNAr.A cost., himngu porl. y vnl, DcKiUfftj6n¿rwÍí-"CT,frírtna 
íirábigü-vulgar, que se registra.en Aben BucloHx, por 
-iLf.x.^hfiMfiutf/i, ilfw'wñún a su vez del \nl. paníimicti. 
Kn Maree) se eacuenliíi lanibicii ¿-yui^ ¿«xhí; que tiene 
ul propio origen y siguíñcacióii. L.eclerc ídentinca es(a 
planta con el Tribuliis et Amrni. V. Aben Albeltór, Ti:aUé 
des8Ínjjti., l,p. 227. 

i^ocACí, bocacin, ¡m^aci. Cierta sucrlo de fustán. i)el Ar. 

, ^^jUí botfúsi íiiie con ci propio valor so re^strn en el />¿c. 
ílf.-cast. del P.Bernardino González. FreytogyKoz. traen la 
dicción !syil< bágaJtya con las acepciones respeclivomen- 
le de «vesUs ex sérico facta: imprimís crudiore, t/tiod j^ 
dicitiir,» «especie de estofado seda grosei'o.» 

BoDOJEN. Corrupciíjii del lur'co j^jai:* motedeiyin, «reÜgíd- 
sp,B sinónimo dej'->-4J d indar \ ^y^ sCifij. V. Uedhou- 

^ se. u \; los turcos armiSronse do monganlllos 6 echa- 
ron piedras con ellos, 6 !os fcoí/o/Vfcs, que eran monjes 
de armas, tir-oroii guijas con unos engcños q\ie llaman 
fondas fustes.» La Gran Conq. de Ulfr., Lib. 11!, Cfl'p. 
'■' XXXI, p. 337. 

Bodoque cast. y porl.^ badoch cat., bodoch vaJ., bídoque, 



botfxfue pjoii. üdlfí (i pololo de bni'ro f\ de hiñrro que se 
<lis|inra «;on cicrUi filiarlo, U»; bnlloslas. Do Jfj>^, hondee, 
i>^lujis nií^ilis; jílubtitiis t|iii pctr cnnnlcm volvilur» vw 
Frc'yl;tg. Lfi foniKi rnl. '>(«/ot7( y l;i |iorl. ¿aífíí/MfpíiiX'- 
.iajKdiirivurbc de )íi íjrúlí. ¡üjuj ¿«/«//«(-fí que i;on la nci'p- 

vMm de/>i//(f¿6i sceiipucntrn un U. Martin. M^ii-iiia. 
BnKE cnst, «nll. y porL l<tí .i» ¿Qj?'. «piilinu» *jii R. Martín, 
X.^hf'Jfáj «süplyr," (jiit; se cncuenU'a en las siguieu- 
Ip» palübi'iui ú.v-1 iHcán di: Aben Cuzniún: jc^ ^ ^ uso- 
pln, $uptü y ardarú,» y J>í-*-*''^o*i «sopla en el candil.» 
i'tíiocumo eslH vozi;t«piTCghn(i i'ii lu lengua arób., en 
. i;tiyus dicciaiiorius clósicu» se orbu do mcnotti bnv qu« 
eíinsid^roHa como dt' origen iiulo-oumpeo. Vj Simonet, 
Glonftrto do Vovps ¡bih'ivíKi y LttíiiOM, arl. JiQffl 
BoLLCitACis. Di}] tuion ^-^ hoiurbti.rr , «c.oinititdnnlp do 
'^ infíinteríaii en Dnzy, üiipl., voz (Tonipiifis'tn düfto/wr, Hcom- 
piu'iift de infaiiterin, escuadrón dftcabalierltí,» y de háxi, 
«■jefe rt cabf^zo.» V. ay<ib<t¡/i. 
BoNOKJO. L(i iiíisinu tpit; bandujo. »<'trosf. para alimpiarles 
i'I bondv/o fijcíüi otra muUisiíio ri loa fylconiís.-* Ub, dv 
A/ontfritt iUÁ Iiiriinle U. Juan Manuel, tíibl. Ven.. 111,97. 
BoMNA east. y port. Manzanilla loca. Probabtomontcí co- 
irupiiitin, segün Diuzy Oonlíin.dL'I i'ir. ^y^UbCdulnneft, úo\ 
prisa Ñj^tj bábiitia, "cluniuiftnettini liLTbii.H V. Abon Al- 
bcilár, Traite des ñimpi.y [, ISI y \'lilléi-s. Lecbíi'c idün- 
tiflon ol vocablo úr. con el magnrzf.. i-ihindo /í Cnlnictro, 
('lUúloyo, 28. 
Bonito cost. y porl. Vím. Según Freyltií;, di? ¿«j bai'niU, 
•piséis mai'is.n Hisp. Jionifo. 

.Bou. D<í ,_jj /xír, oincidlnni" en íí. M.irtín, "i'aiiipn (|Uo no 
se labra» '^ii P. de Alcalá. Con la propia sii;iiin<:iii-li'ni se 
registra esta voz en el Lib. de llubU-::^. 

J9oií.\x. De ^^^ ¿fíraci oniUuii», aplji-'íiiiuuijwjjii Abe» Al- 

bcitár, pi-occdente del piíisa »^^ biindi, «pqs q,uaídaRi snll 

,.tu«¡ini|isj qute Auriñoeti ului)lur¡,ui,l,rUf)j^,itii,V|^/ar». .Moura. 



348 

Bo.RCBGt;( cost. y cat., /joivef/uim port.. borsfi.grti ctíst., broi>^ 
Ucquin from;. La formír, ilire Míiller, (i^muestra que di'bc 
ser vin e<Ij. rcilalivo. KsLo es In único que tiene de ncepto- 
blo el articulo del orientnlista búvíiro sobre el vocablo' 
borceguí. L» etiitiologlo que propone Dozy eon copla do 
üiiloridudes es puramente fiiiitílslim. Si'heltír trae Ih Vííz 
del flamenco brih^ckin^bi-oAckcn, (lim. úebfooít, quepesii- 
pono sL'j- iinii lfrtiispo8Íci6n ilu htjrs<i, cuero. Ln Aend. 
adopta e.«tn etimología, que iiiereeo ígtiol caliílcacióii qirc" ' 
la tiel iUislre orientalista holaiidi-s. si so considero qrte ' 
solo desfansíi en iina liipiitesis. A lo que pienso, líi pala- 
bra borceguí no es otra cosa que el adj. pos. ^Ijoí bng- 
dóUi, formado de jjjwu BfttjiU'td ó Baldi'ic, de don/le so 
derivaron las dicciones haidaqiñ, bMrinquin, bnUiaqtíi- 
no, y las voces del b. Int. baklnquimu, biúdfínuinm, bou- 
dequiíiui^, btmdekinus, batdt'kimtn, la anl. Ir. haudfirjUin 
y la iiigl. bfíudcf/if.in, Aninjiii; en Jn^ Icxicógrufos v elimo^ 
togistirs no tienen i-stos voi'ablos olríi signiflcacic'in qnelft 
de una especie de pnño <i estofn de sedrt y Ib do pnbelléii 
iieidio de lo niisnin tela, i[ue exislín un.n nuevn fornin con 
cl Víilor defv/err/, lo demuestro V. dcAliNilrt.eu cuyo Voccr- 
bíilUta se cncuontr-a el art. Cuero delicado con lo corres'- 
poifdenciu aráb. Hii[,i>aAytJiü, Jo que abotiü y cnnflema mí 
etimoloíífa. r.f. i'(¿<tni boUfpyy bft/ffr('tif\\\c.tU'nr'i) ef propio 
Oficien. De b(i¡(ki'/ii/^ riKdianti' l.-t fnnversióti de lii f/ en o 
(cf. hoqtíc lie ^4». bfuxl, se hizo (loídtiquí, por el cambio <le 
lo / porJar(cl'. itovLtil/oro(uhifJi:^}(tlbotb(tfy bfirdaqit!, (le 
la d por la j', borjaqnió hor^tíqniyáe la 7 por la 17, bona- 
í/ui ó bor^cgtii. Kn Marruecos exisliini eii el .sífílo W tfí- 
iierins, donde, rt semejanKa de Ins de Basídad, se dirtfan ' 
esta espncie de cueros, á jiizfíorpni* los siRiiicnUls versos 
del /ioriKijici; rirj'tf: '1 

líelo hele pnr do vií;ne 

Kl muro pnr [ii cidrada, ' 

¡kir^rfiuiíw Mnrro(inics, 

Espuslü de oro calf^ada. 



3W 

BuiWF- (en el Rcpartimieaio de Seoilla). Torre. Do ±j, botühi' 
.jfllurris» en R. AJarlln, «Uvito niooha;» en P. de AlcnUí, voz 
dt'rivíKia proba bluiiitíiile ilel gp. «wf^, i'lori'e, oiuclíideln.» 

RoJUNf cflsl., ait. y pm-t. De ^fi hor/if, «líolcün bor-ní» i*ii 

,4^. Uo AlculA. f<í)e lt>8 torn/snon quiso Don Jolian foblnr 

^nni'iho, pi>r(|ue9C lio» pftffíi niiichf» «In In su cnxn nín de 

Ins sus manerop.» Lib. da Afonf. del Iiifaritii D. Jtio» Mn- 

nuol, Jttifj. Ven., III, Up. III, p. ai. 

IíoronU. Lo mismo que alboronia. 

liinw cast. y jjori. Líi vozór. siaa fre/Z/rt, i-odrc do curro,» do 
jj^ndc se pretende deiñvnr la española, es, como se lee en 
.yijllof?: or)il>ioa porsicm voci» «i^^j forma, •«togena vinaria, 
analiíí foruiu,» In sHrit;<*r. rt'tdfm, "vnsiiH, bíircn," Ins gr. 
^TK, íhiní, oespftcit; (le botella,» yin b. ]n\. b/ificuto, de 
üpude las i;oat. bolilla y botijn. 

BotaHoa i:osl.j bouUtrgne fr. Vestido ridiculo de VHr-ios colo- 
i|-^s ()iie se usii en losmoíitpoiifííisy nunlgonna represontn- 
iCÍones teatrales. lispücíp (le onibiichodo. Imi In 1." ace(j- 
j(;iún pai-ece ser el gr. ?5(T.KtyU que en sentido íigunid(t v»- 
íí), tivcstído de un viTrIf'rluro.» líi» la 2.', scfirin Morcel 
ijlüvic, es el ór. .sí-jÍm batraju, olmevos filiados de pez^ y el 
licsqado llaiundo siii^ O mujol, cuyos luxtvos sr; AdnbnÁ 
í-Tj aabiiueni.il líl vocablo arúh., on siíiilird*' yiriilrenr'i''rc 
(Jimrnal Uiui Svcant^, 184«, p. 44*ri). os el ¡ir. t7k-/wv 6 n- 
pi/oy, prec<;üido del art. copio bu. Fihan (Appen'I., p. II) 
(Ifl pop nlimoloítla wa «.«■/«, "htio^-ofl anlndos... Kn los G/os-J 
O.ilíidos por FI'ñsebíT, se (íncoonlrnn his form/iR f^-ty./'f^ 
y,wTx^/<y/, drt donde parecí; mrts probable se h.nyn d^riva- 
Uy niiesli'o voeablo huturgu^ V. Dojíy, Sm/j/. 

BoTwit. Bul>a ó tumor. De ^^ botér, pl, de ^s^ ¿«tCr, que sig- 
nifica lu mismo. En H. Mnrtíii se encdeuti-a ei Foiii. Sjíj 
txiO'd, pl. en c-l, con in acepción de >*cobie>t, ttlcerfire <ftl- 
cera). 

RiiASA wist., cat. y ninll., //í7is(t.s, p!. \i]\.,bnufi port. Ksle 
l(:rmiuo, que se encuentro en el b. Int. bojo lu forma bra- 
MZ y en el fr. con lu de brasse, lo trae' Schbler del nórdico 



A ajit. escandinavo ftrriii(tj'»íiQ'íé.nt\'» éxiéto brutn, «nrder.» 
En mi humilde scnlirlo voz en líiicslíAn procede (i')l úr. 
jusífiapfíf, «carbón» cu Km., Cañes y el P. BernuíYlino 
j,, Gon/íilez. i . 

Bmco güll. Voso de bnrro. De ijl^J idric^ t/rídpov la ofóreíiis 
del (íít/, «ftalao en ,R. Martin, ugullurniínn-t en Freytaf:, 
que considera el vocnbío aríl). de origen p^rSa. Kslii \^y. 
üu üiicueiiLru en el siguiente verso üe iitt poutna dGt^alón 
de temares en la Allianihra: i-rrr' k ,i, 

ctContcmplaelvaso /'í6ric.Vyconocepás la perfec la verdad 
de mis iMlabras.» 

BudÍA casi., cal., tnall. y val., bt^ia port. De üjLsnj bicháya, 
vulgo BugUt, pueblo do África, de donde se traía cern á 
España. Se (iiicufditrji la rthnologia, ipie Im dado despuís 
Dcfrem<'Ty, (;ti la 1." ed. del Oic. de ¡a Acad. 

Bl'iiu. De ayi büh ó ^yi buha, tpm ^c, regií^tni en el siguien- 
te pnsage de Aboii CoUiih» (ap. Casiri, lith. Ár.-IIUff. Es- 
ctir., cód. 570): ^yt^'^ ^ _> ^y^ J^ yl-l» »^'. Segrtn Boclhor 
el ajibúho es tílüuUllo, especie de buho. KreyUg lo deflnn 
buboiiifi mus, vel mator. Según Cheujarl es iiti'ave'í|uc'se 
k parece, miiiqiMT de menor Uimaño. Vale tnriibién ct liul- 

, con Jlomado sncj'C 
■ ■BuJOLcat. Vflso. La mismo el,imologíaíiilerttó«ítf,q. *í ' 

iBuuACd pürl. AgujeiHí, liueco. Dcí^_^ ¿orcAa, «•foíamen» en 
It. Mnrlín. 
- BuRoo, ixÚ^, Kiigelmaua y Dozy Irncn esta voz det sust. áráb. 
jy hord, "tíspcüiii do.lely grosera, vestido de iíétftfh froya- 
dn.» eliirmlo^íii ipie adopta la Ácad. IMpo como aí|ití hn sí* 
li'ala de un tíustanlivü.siuodfiuiiatyulivo, nocruoaboiiflda 
la derivíH'Jón. A mi parecer (;l adj. cast. es el l^t. barduít 
((ir. 6;tDwú;), iibui-du, lóscp, bftslo, groscroi rudo,» qne se 
aplica osl !í líis per^qmisííoipo Alas cosas. \'. Freund y 
Miguel y Murante. , ' ' 

•1 Buncí, /jrící', ¿(/"ifíía, nnl., cal. Gi^an navio. De Jíi^ fiwrjra, 
«góndola, gran balctl cuoicrlo» en Kaz., tíócllioVy llum- 



351 

Ijerl. De esta suerle de barcos, que Homo ffttrchiosy fjur- 
chos, hace monciún Luis ilel Marmol Carvajal ea su lieg- 
Ci-ifi. f/en. de A/ncaiLili. 1, 18 y 22), como Osados en el 
rio Nilo, 

Büscí cat. Nave. De ^^ 6íís, (juc vale lo mismo. Sobre el 

. origoii üu csl^i Vfjí, KúüSQ albuce. 

Bt'ZA- EsiK>cjedff bt;lti<Jii usada 011 I*)gipti>. Del U)rc(>-[>ersa 

' »;^ {iújuA, dr. ijjj Oflia. «n kiml of Ihiclí white dhnk inu- 
U'íot'millct l'rtiini'nliid" eii Rodiuuise, cpoliis ex fiariiiu 
oiyzíü.-iniliíjjiordjíi poDitiisii en Vullcrs» uhcbida de ce- 
Ij„I,^V^(i remicntaiUi, ccrvtvu fuerte o cu Dozy. Defrcmín'. 



•,XAl^ACALA^■s, wi|r;tflfe, pl. cnt. SflctMilols deis sanvicciiMS. 

• iiMil'Ubot-iii^). Lic^aJI w/..>^m7 fahúbüf-fitii't, nsefior ó prerecto 

de lo oi-«ci6n.u ' ' "' ' 

C\9K\A, cítbaya port. De saWí" c«6'Ií/« por %\\^ cnhái/n, uca- 

17 misa de laiia, choleco que los turros y los kiilii-ilia llevan 

sobre el vestido, Uumodo fJJu. en Tiiiieí y s*tj.,eri AifíoL» 

íU ,,V.i>ozy, Glo». Y Snpl. Monni. «<i Ucy Umií iiuiíidado lazer 

. partí aqtinljns pcssoos, que llie assisl«'ni, hntnas vcslidu- 

ra.s do seda que Iho cliJimrto Cabni(t.<.» Burr., Der. iJ. 
.CAUALA casi., cjit. y porl. I^iiti-e los Iiítlu-eits es Iii doclrina 
no csüvilü y conservada por Iradii'lón, quosuprtiirtn reci- 
bió Muitfós de Dios, y posó de aquel :'( JofUh' y ít los d«mils 
protelns y doctores Ciílebrtis de su ley. Divldentit en iliver- 
s;is clases, una (te las cuales ciiisisie <>>ri (Iddin-ir varios 
sentidos y adivinaciones por mrdi.id»' In combiiiocióii y 
..transposiciones de letrasy palabra^ d^ Iq sngi-Qilii escri- 



352 

'Iliro, dp donde se originó InaoepcK'jii íjue domos á asta 

"•voz rit? rAlciiIo. mnnrjn O iiepocinciún sficreUi y níisltírio- 
Bo, etc. De nSíp /«rMrf/fí/í, "iTccpdúti, acto de rcdbiri ó 
coso reribido,)! r. 'np en Pihoff «recibir, clc.i» Cu ór.iCXia- 
te In misnin t-ntz rnn idí''nlic'o sigtiificodo. Alix-, 

Cahaz.v. Mnnln Inrgo ^^ gnhíln. Alix cnm con urror íiue esln 
voz es dorivncirtii íiumentntivn d'il rtr. La cató, especio dr* 
'iBObrclodn ó füflbíín Inrgo quo iisob/in los íirolícsy los por- 
fms. I.íi dicción cabn^a es con ofeclo unaurnunl/itivo, pero 
no df- la oi'íib., sirio de la cast. «{/>f(, %*Xcahl>a en H. Mtir- 
tln, lí^nnino nntiniiisimo en Kspnfia, <iiic s-e nígislraoii 

-S. Isidoro {lib. XIX, crip. 31), donde se }^\¿\ c^fta^qnia 
qncisi íoUiin rapint ¿lominern. ¡. 

Caqila cost. y porl,, cabiUia, robitía, m\\, porl. Do kL«ji cnbi- 
la, «tribu entre tos pueblos iiómndns,» p;ilol>ro aplicndn 
en Áfrico ó líis publacinnes herborisros. U. Morlfn y P.do 
Alcnli'i traen el colectivo j-«i rabil rnn lo ucopcióu icspec- 
tivnmente de unció y «tribu pnrle de gente,» Sonso. , , i 

Cac-\. he KJíi racen, «excreineritinn pucíH» cu l't-eyliig, , (Xi 

. *il verbo Itd. rocr},^\\ xa^it.», de donde lia podi[|i> l.^mbién 

'■ílerivnrse In voz de osle nrtiouln. ', 

Gacat[Ja c'iist., cacatúa», pl. port. Popogoyo blunco dul or- 
cliipi6Iof¡o indinii". Del ninlíiyoyx.» cacu(ua,\o/. i\\w wr\ 
presentí!, como observa Miircd DcvÍc, t'l irrito nrdÍnnrÍo 
drt esln nve. 

Caceta por*[. Vnso de niplnl. Dtm. fórniodr» del fir. ^U, ciis, 
nropn píirn betwr.n . , , 

Oacipo p'irl. (jofi-eeilln. Medid.n. Del fir. ,>j|ja cqíit^, mdsf 
pop la íméla, itrceas ñgttlinu», ó de -^ ca^ah, «urceus"! 
fin 11. Mnrlln. Cf. cmlup. 

Cacis, cffcí"3 port.. c<7,r/f, ra.riA, ra.xi.v cnsl. en Rui Gonzá- 
lez de Clnvijo/ Vida del Gran Tamortan). De ^;~**-s casis, ' 
vocablo qtin no solo lienn lii ncepciím de sacertlule cn«- 
liíino (flfrin/a en H. Martín, «i'Iérigo de mibi>n en I», de ' 
Alcolíí), sino In de i-abino. (v. Püsióii de Nuesti-o Señor io- 
sucrístü, íieLini ■<. ,Iii:i;i, Cap. 18 y 19,, up.Leixhundi y SU.i 



353 
monet, Crfiní. Aráh.-E«p., p. 4, y 5, 1. 1/, y la de imdn que 
preside la oraciAn y á quien se consulta sobre asuntos 
ivlielosos. V. Aben Jnidún, Prole/;., III, p. 174. 

Cacha. Aunque P. do Alcalíi trne caldia (s-s:vJa) por corres*- 
pondencifl nráb. de cabo de. cuchillo, enpañacittrit, ma/i- 
^0 rfff c/ít/it'/^Oj enliciido (¡lie aquella vox no es más que 
' corrupción do la lal. capulas, contrucla copUis^ «el cabo 
6 ompiiñndurn dni ciichüloa pn Nebrijn. Sobre lo conver- 
sión do In pt en ch, cf. ancho de amplits. V. Simonel, Gtos. 
in V. Calcha, y Diez y Donkin. nrl. Cacho. 

Cachemir, c/mintr. Ttíjido de lana usado en chales y otros 
trajes, que trac su nombr-c de cierto distrito de la India, 
llamado fn persa j.^js.f caximír y en sanscr. casmirai 
Alix. , , 

Cachema. Ropa bosta que se hace de la tela de que son las 
mantas con el pelo hAcia arriba. Según Cnsiri, de tjAi 
fftíixra, «o gnrmenl" en Utiie. En Ti-eytog solo se oncueii- 
tro el colectivo yi5 7Hf'.er, «vestímcnluni.n t 

Cacho cast. y p<irt. Pedazo pequeño de alguna cosa. Acaso 
de uiascfl/fi (mediante la coiivei'sióndeliíi'/íOencA^.que 
significa lo mismo. La Acad. da por cUmoIogia de esto 
voz la lat. ffitaR8Wf. 

Cadak, cadalie casi., cmtof, vadu/caL y malí., cadofa malí., 
rftdufolcf!íi.,coi(ifre,cnf¡-nfe^t\\\.\ifí -^cadah, nrceusen 
H. Martin, ujarro cualquiera, jarro de vino, gincte de Sa-' 
lanionco vaso» en P. de Alcaló. En Granada era tonibfón el 
nombre de una metlida de jiridoís, como lo declara el sl- 
gniente pasage: «La luiei-ta de Alcudia y Abiiiazar pagan 
iin cndahey un celemín de Irigo que son siele celemines 
y medio.» RcalProc, de Felipe II al Ldo, Loaym de 20 de 

Mavo de 1575. 
Gaüeva eat. Medida de longitud en Berlwrla. De^^xsguida, 

ttln longitud, la medida de una lanza.» 

Cadí cast., molí, y port., radis, cadisos, p|. cat., cadítvs, pi- 
cal, y val. Do ^-^cadij «juez.» Sonsa. 

CadIn casi., cadinio port. De ^J3 ccuíim, «antiguo.» Moura. 



ifiDc todos los algibcs. de la ciudad nt del nlbaiciii ni 
filcai,^aua no |>iic^<>.ii vender apun Io5i agtinrlnrr^ií snlur» 
del olgibc cadin,» Ord. de tm a^uas de Granada, ms:, 

.vfcl. 7ü. .,,'.■-,,. 

Cadiba <en cl Cancionero de burUis, p. 1(K). Olla. De ij>s ca- 
dra, quo ¡íignincii lu itii:>ii)(i. 

Caímjzo cüsL, cadoj porl. l*ozo, o^uyeró ü 1ioya"que fté for- 

itijnacn lacoiTÍcnle.de un, río. Sogún Gíiviuigos, dé' ^.jJó 
Cfidún. por y^jAfti caídos, gr, xníjiic. lal. mduit. «PX si p1 íifr<^- 
yo es lal cu (fiie haya cadozos a logares es mejor.» Li6'. de 
Moni, del Inliiute U, Juan Munin;!, ¿íiV>. Vf?/j., llf, p. K). 

Caparro porL. Tríbulo. Tul vez corrupciún dé íjséú- áqji'ra, 
qufi significa lü mismo. , '"- 

Caké cast., c¡)t., base, gall., maJI.^ porí.'y vfel^Bfe'f^'bü/iiíe, 
ívinuinn ca U. Martín. Sguso, Marina y Alix. ' ' " ""•^ 

CAFETANcasl. (oji ,M«nnol, Üescrip,gea.deÁftÍcft, i 63) y 
jívit., cajttin cnsl. Kftpccie de vestido usn<Io p6r los ino- 
risous. Oyl úr.-lmco ^jIÍjAS cajtán 6 ^^l^k^ Jojlán, «tosIÍ- 
nienli species» en Freytag. V. Mil {/ una noclies, III; ed. 
HabiclU, y Dozy, Dicí. des nom$. des vétém., p. 102. Mari- 
na, Sousa y Alix. ' ' 

CAfiLA casi., cal. y porl.j cáfites, pL val. De fUiü c<i/Itó,'oti'o- 

' 'ipa de viajeros, onravano.« Marina y Alix. «Finalmente con 
lasinnüi'ia del Cfjso y con unn gran cáülc. do gilaiió.s ow- 
ti-aroii el alcalde y sus ministros con otra niuclia gente en 
Mui-cia.» Cervantes, IfO. GitanUta, p. 60. 

CAriz, «(Awcast. y porl.,c«/íp val-, cofiscxsX.,cafití: pl. purl., 
eahi.^ malí, y port. De yMca/á, nniodúis" on \\. Martín, 
«icnhiz» nn P. de Álcali^. Marina y Alix. 

Déla quieii la tiene, c albricias te daremos 
Un cafis do trigo del mejor que tenemos. 
Pocina de Jumf, copl. 25t. 

CAPnr.caftl.ycat. y port., cíf/Ure port. CrtíéT, bárbaro. De 
■ ■ jLí'cúfIr, Mi^ael, doscrcidd." Sonso, AÜx y Enarelmann. 

■CahkU). Aeasu úa /acúfar^ "dcs^'rlum» eu K. Martín, «de- 
sierto, sin agua ni vcgutacíóa» cu Ka2. opai^oé y' oloi'ga- 



,, moa til caheloy In liprwInU <lo Snntibnñríz.» Btirrir;!, ^ft>- 
moriun pfts'a la ridfi ticf Snnto Iti'tj O. Frrntmdo. p. 351. 

Caimacán casL y ctiL. LugiiitciiiailC. l>e -Ju ,!Uí váim nux- 
c«m. Miuler. 

CAtQi;t:. ñnroo p<.'()ueñn «on vola y ninslil r|m.*, sügiin fliisíri, 
iisobaii (jii su lii;i)i[iri on las costns iiii(lnUi:cns. Dul tiiixvj- 

,. prát>. ^_*jbcrtí'A-, "cliJiliipíi. bíircn, coiioii" un IlC-lnl, Marcel 
,^ Y Kedtujusp. Miii'iiiii. 

CvirtA. Lfl golliiia que tiene «>n la cuÜcza un pcnitc-lio de plu- 
iime. SegunCiisirijdc ij5'jc<íAí>a, i-lu victuriosa»con alii- 
sióti A la corona que tiene en la cabeza. Acuso se le darla 
estií Donibi-e por ser procedente dul Caira, Molrúpoll del 
Kgiplü. 

Caii*a, qufíira port. Lo mismo que nlqaeire. 

Caiiio jiorl. Ij)s flbruK do In nuez del coco de qne hacen hito 

f!iilQsMiiIdivos.no?,y ¡¡rnomsi !n fnrmndela paltthtM pott. 

se pni-eciírá iinis & la iisadn en las Maldivas ipif Ins nrAU. 

, j^As aífl^ir. j*a3 cánbar 6 jlj^í" coflftfir qiic llenen el propio 

, , significado. La verdad es qnti eiilré estas y In port. no liny 

ñ, ipartíoiilo ninguno. 

Caí/.. Lo misino qnecafíí. 
,.^Cl.\i.AiiünnA. TaiTC defensivo. Con tul nci'ptíiOn nocracono- 
, cída la vüit de osle urlicnlo en li'*n-n ilt; Onslilfn, pues en 
lu C/xJ/í. del Címcillcr Pcrv) Lü|>'?/. <Se Ayjlo, «I narrar el 
asalto de tino de los fuertes de D^r<]nba, sif: lee (L p. 1S^-G, 
ed. Sinichn): llegaron ñ nnn coraclui que dici'n nnln/torrn.v 
Etitrc los moros granadinos se híillalia con cn'rli> on «so la 
pítiabra catahorra, t^, ron la si^níflcnrirpn de «inrreparn 
defender, torre parn conbnlc, alcncaba, fortalezn» en P. de 
Alcalá. Encnénirose tamliiZ-n en Ahr'n .XijíiMhíMrtlleí', ¡Ípí- 
trúgey p. 3) y en unas cusidas de la loi-iv de lii Cautiva, 
lina de las del recinto do la Aniaiid)ra. S^igiln Dn/y (Gton., 
2-ío) cstu voz no es míls que lo cchiWi-ícJI Culuffiírri, nom- 
bre de una ciudad en los Vnscnnc:*, que, en «wintir d«» Si- 
,, monel, es prohablenienle dicción c.Hiípueslítdfi luibrricn 

,,ca/rt, castillo, y gorri, pojo en lo lensiia «nsrara. Hoy éolo 



356 

tiene ca^Mor/'rt cl senlido il(í cnsn pi'iblica con iH^jos por 
'fluhdo S.P (\a el luiii cu liempo di» oscaséz. ^^ ^ 

Caiaím port. Ksinñn iiidií). Dií ^^^ caíáy, ustonniim o fodí;ia, 
plunitii nltii «A3 s. %¡¿ Jiclo ilp.nomiiiotiimu en 'Wiltcrs. D(.i-, 
zy trae lii voz perso-íli". del malayo aIí" kéUing (t ilc Ires 
punlosl, "ñstaño.n 

Cai.amihxo í'fipt. y port.. catamburh col. Madera olorosfl (le 
tas Indins. Del dr. (j*j5 coJambar, pers. o-Jb «gi^nus l(g- 
ni nloes beiie olens» en Vvillpi-s, ppocedenlf? del mal«yo^ 
J*.y carambU, que voló lo mismo. 

Caijvmída rnsl.. raUímtta cast. y pnrl., caramida coi. Picdro 
im(Sn. 1.0 afriijn Imnntndo de ipip so sprvioncn los bnqncs 
antes de la ¡jivencii'>n di? la l)fi*ijula. Sogúii algunoí*, do. ca- 
IfíniuA. V. Scheler, p. 72, y Sim., GMs. in v. CaranUfli: Kl| 
úr. Lf^^ raramU se (íiicuenlpa c»n In propia sipnincáción 
en un \prso rtr. del ano 230 de In IKfgirii, fíT^lde nuestra 
era, \'. tJozy, Otoi'. al Bayán, p. 3Í», y cf. Ducange, IT, ?1 b. 
Eli cast. tiene también calamita la acepc¡í')n de i-ano. En 
este sentido viene íle la gr. xi/.aavcr,;, "rnim verde.» 

Calanda» port. líRligioso musulniíín. Del persa ^aJí Cíi/fí»- 
dar, wmonflchus, />«:. vagus» en Vullers. Mnircl ne\if. 

Caij\5es. fie ^ÜJscífM/fM, pl.do iy«;Ji calarmtica, «capelliis» 
en H. Morlln. «pilms, mitra ■> oii Frcylog, ssombrero alio en 
formo de pilón de azfiearque usaron los ealifriB Abasidas 
(Abulfedíí. Anatfls, Il,lf<ii, sus oadfsynlguocile?. V. Dozy, 
Sitpl. y Ihcf. fte-s; nomji (tcsr(*lem..p. 3C'i. 

Calasti rnoll. De,yjíj-JL3 caiaetón, «Irnlinooeriel Gto$i Éctit.t 
vstatera milares <cf. Ducange v. M(Uaren»i^), stntera»j y' 
en lo glosa iiealeslou en R. Martín, procedente del griego 
-/ip-.TTwv. Kntrc los Árabes es un peso, una romana í^Us 
cabbán) para pesor los monedas de plata y de cobre, i^o- 
ino lo declara el siguiente pasage de Abiil Wnlld, op. Do- 
7,y. Stipí.: ^;^^li-J¿ ^^■*^.i ^-*— j ^jcSl\ y-JU.1 ^.,^« «la balanza de 
los foluees que nos(itros Maníanlos rnfaxf/in. 

Calad, caihao port. Lo mismo que 'ttcolta. 

Calé. And, Cuarto, monedo. De I»i^ qairáí^ «ubotiiüt» en 



357 

"R'. -Morlttijderlvüdo de! gr. wpirwv, la tercera parle de un 
ó^olo. 

CalI cast. y cat. Lo niismo qtift álcali. . , , 

Caliore cost., cal. y malí., calibo cast. t)e ^Jli cil/ifr, ^•'fpl'- 
ñinfl on U. Martin, t«1iorma de <;/ipa!epo« en P. dr; Álcali, 

. j«forma,in qiin ros fundilur, forma, nd qiiam res fliígitur» 
en Freytng, derivado, según Dozy.dcl gr. xgtXiw*; ú mAí- 
1MO?. V. Glos.j Ap/H'.ni¡., [). 277 y Supl. 

Ói(LicF.gQll. y pdrt. Cauce. Nacimiento de agua ó riego de 
eilíi. Deg-Ls./Vi/ifA.HConnl," ouní|ue también podría traer- 
se del laL cálice, ablat. de cato, que Ueiie en frontino el 
vnlúrde Hcañbn de bronce de uu acueducto.» V. tierganza, 
I pp. Sta. Roso, £'/HC¿rf. ^ .,,;,,, ,,. , 

C^LicíiR. And. Unja 6 agujero pequeño por donde sat^„el 
' ajguo. La misma etimología que el vocablo anl<!rÍor. , 

dVi>COT£, ca¿ícu¿ cQSl. y cal. Tela delgada de seda ll/imada 
ó^f de una ciudad del mismo nombre, .^ilunda cu la cosía 
del Malabar. De LyuU calicót, la rimlnd de Coicnta. V. 
^bcn Batuta, Vinjeii, I\', p, 310. 

CALIFA. De uA^jaliJü, «succesor» (de Mahoma) en R. Mni^ 
Un, «eniK'rndor, rey, vicario que tiene vez de oMxi, suce- 
sor de otro» en P. de Alcalá. 

Camal. El cabestro con que se ala, la bestia. De J.^1 ^Uj 
siifiám alcháinal, «capistrum» en R. Martín, (\ áa ,)*». cha- 
maly «cable, amorro.» Cf. gi". xíjai/oí, lat, camela, «aible» 
en Paulino de Ñola, procíídoute, ano dudar, de loúr. J-**.. 

Camduí, camhux cosí., camhuix malí, y porl., cambas, carn- 
puz (Ord. de Granada, ful. 73-7r>), ctincabua: (en Víctor, 
Tesoro de las ír^'-'í lenffna^)cssi.,gutnbuÍxiiOr{., gambo, 
gamboa:, gaiiibiuv cast. De Jí^ cambilt:, «anüfet: de no- 
via, loca de oiiigcr, velo de mugcr» en P. de AlcoKi, voca- 
blo que, segOn Simonet, Irac ocaso su origen del b. lat. 
copucium, cíippuUuní,capuUum, capiditm^ ^ic, V.Diican- 
ge, y Simonet, Glos. de Voc. IbtU'. y Lnt. ,,, , _,j, , , 

CA»tocAN, camiican, ^""lofan (Cune, de Baena,^),eanna- 
can ( Corlm de Licon y Cabtillo , \, 023). Especie de lela 



precioso. Del persa vi7*^-J' camnf'áb, «pannus pictiis iiniíis 

'^'cpluris, paiinus pictus versicolur.-) V, Li-^j oji Vullers. 

' ' '«Otro diü dieron ú los dichus Lmijaxadorcs una ropa de 
camocojí». Clavijo, Vida del Gran Tamorktn, íol. 39 v. 

Caml'sas. Toda especie de semillfls <[iie no son Irigo^ cen- 
teno y cebada. Esln vo2 parece del mísoio origeo que al- 
camoiua. Alix. 

Canaiíueite. (ollero, De^yljl-^ canáguéU, «el cañero, la per- 
sona que tiene A su ivirgo los aciiediie(i>s y (fl surtir dt; 
agua t tas cosas^ fuentes y baños públicos» en Catafugo. 
«Estas acequias, después que eíitran en la cibdod por Ihs 
puertas por doiitlc andón, tienen corgo dellosdos perso- 
nas que se llaníaii cann^ucylca, y estos canaffueyteit Jin dn 
poner el mayordomo de lo olgimaQueiiibir.» Salvó ySoínz 
de Baranda, CoÍ4^. dedoc. inéd., VIH, 480. 

CASAüL'f. EaUi voz, que se encuentra en las Ord. de arfuns 
mcitíi de Gran., ms., es la úr. ^yii caiutffui, «factor cnna- 
llium»» en R. Martín. V. Voc. Lat. Aráb., art. C<matis, y 
¿losa, p. 278. ,,,,,, 

Canana cast. y cat. Dfi x^^ ^üírtíí/ia, "faretra» en U. Mar- 
tín, «canana, carcax de saetas» cu P. de Alcalá. 

Cáxbas port. Á mi parecer lo mismo <|ue cambuj. «Ajam 
suos armas pera guardarem a Villa, ¡i saber, SíMihos <^an- 
6a*-i?j¡, e sciihos buciiictcs.» Cüíí. Alf., L. 1, Til. 30, ap. 
Sla. Ro.to,£'/u«c(. 

(IxNCANü. Piojo. De j-bUJ" camcíí//í, «pediculi parvi llrmiter 
adticprcntcs rüdicibüs capillorumo en Fifytag. Marina. 

Cande cast. y port., candí cast., cat. y port., caddfí, candil 
port. De ».xü> catidüi, foram que trae el P. Bemardlnú (rón- 
zale/, pur la perso-arííb. j^üi cand^ procedente tiel sanscr. 
kanda, «pedazo de azúcar en terrón, !izúoarci'istalÍ7.nda.M 
«Azúcar candi.» Ayalu, Ld/. de la Casade tas Aves, Büt. 
Kc/í., p. U2. 

Candil cast. y port. De >aJ«-i^ candil, ucrucibulum» en Rai- 
mtmdíi Martín, «cantJil de ozeitcrt en P. do Alculú. 

Candiz port. Serón hecho de hojas de pulnieía con cabida 



3MÍi 
do veinte íi!i]iiclr<'s. Del colect. porsayL-J" vanduríi JjJi-íJ' 
.- candac ísanser. Uundn y kundtiko, un:*;us, urna, liydrin) 
"I uvaa ngliiiiiin rruinuiiU) rcoondciitlo" mi Vullcrs. 
Candora, candorca q,o\\. Lo mismo que cúntwa, 
©(VNAMo. Lo mismo que cáñamo. 

Ln simiente nos>;í(ln, vieron coniu j-cgaha 
K! cullidor i'l vtínmtmtt el non las espaiiUibn. 

I Arcipi-eáli; dií Hita, Canl., copl. 722. 

CXxTARA cat. y mal!. Pez. De ^IjuX qiiiuddra. Especie de 
.pescado que lienc uno jiho sobre ]« t'spolda. V. FreyUíg 
. y kaztmirsUi. 

CwiTo cosí, y port., m/iCó ca\., canf val., canidt rnall-, nr- 
cunto, ctintai busc, ckanto go]]. Ai)guIo, Vurias son las 
eLiinologfas que se lian ilndo de las voces de este articulo. , 
Quién las deriva del gr. >wv6p>;, Int. í-rt/í/ft«.í, «arco de hierro 
«í torno de uno rucdu;» quién del «frisun /iv/fd, nórdico 
.kanti; al. karitf, costado agudo, borde;n quién, ñnnlmf^ii- 
le, del cimbr. Afmí, '«remole, círculo, mil de rueda, boi*- 
-d)^ opinión que adopta \o Acad. V. Diez, Doiikin y Sche- 
ler. Kii los diidei:lüs nríib. vnlgat'üí; se hnlla .¡¿>já cttnt y ki5 
CíWÍ con los ocopcioncs de "iingido, esquino, rincún.» W 
Dvniboy, 01, Hiílüt y Miircel. Peni omiio estas dicciones no 
se regís trun en los dic. clásico», es de suponer liiiynn 
pasado al úr. hablado de nuestra k-ngua castellana. 

CÍñamo casi., cítltwuia base, cáncm, cfwyam eat., cáiuuno, 
cáitemo, canece, ccuifianio, canibo porl.j cánem val. De 
^ qttinnnm., «canabiis» en H. MiirLín, ucariamo» en P. de 
Alcalá, forma vulgar aráb.-liisp. por w-ii qiiinnnb, según 
se lee en el Mostninl, proce^lunte del ge. xáwx.Su, lat. can- 
nuhi». 

Capacha, ettpachu, ca/xt:sa, captiso east., c«¿'jj purt., cuba^ 
cus, cabacius, caitoHifius h. lat. Según .\l\s y ln Acad., de 
s*i3Cí'/íí, "espuerta pequeña de hoja? '!<' palma sin osas.» 
UefrL'inery du por tjtiiniilogln ^_^jb fñjíiji, qm; pnítlujn ln 
casUalca^aj, opiníún que sigue Mai-c>l bc'vic. Ittez y 



96ri 

Donkin consirioran Ins vocos tío. esU nrt. flomn dcpivndus 
de la iBt. cerní, «luie^ui.o Tal es tambiéii mi pamccr. 

(lAPAnHOSA. Lo mismo que nlcajvtrrosa. 

CÁHAHA fust. y innil., caraba cnl. V. rúnibo, 2." arlículo. 

Cahaiíb CHst., rumbé, cfuwabé, /inrabt^ port. Ambnr omnri- 
llo. Del Ar. I*.*» cahrabé, del pcrso L)j#U cáhrobá, «que 
atrati In pojo.» S<ni80, Alix y Dozy. "O lomen una cañavera 
veríio ei liorna^ «I tomen imn pindra quel dice» cwabt'.n 
lÁb. tie MonL dol Rftj D. Al/., Uib. Ven., V, Cap. XVII. 

.-■Souso y Alix. 

^HrXbia. Esta voz, quR (Igura en un pasagu de ios Ord. de 
ToUxÍo(TÍt. XIV, Cap. 32), citado por Marina, es altera- 

H.iijiíSn de juj^-. sarabU/a, «canal, conduelo de agua.» Dozy. 

' Cf. adarba. 

CXhabo, careicQ. El ave* Mamada onlillo. Anl. Especie de 
perro de caza. En la 1.' ncopci6n es el ár. v'jS car&b, "ca- 
"ravo, ave de la noche» en P. de Alcalrt. Kij la 2.' creo que 
es corrupción de ^Jir raib, "cauisn on R. Martín, 

Cárabo casi-, rw/Yfro casi, y porl., t-nrevo, cwrerrt porl... 
tjarará cat. Especie deembarcaci<jii pequeña de que usan 
los moros. De ví,Ui córib, «barca» y en In glosa «velligmim-i 

■ en R. Mnrtln, «barca de nao, barca de passajíu, horca de 

"pcscnri» en V. de Alc^atá, dscapliii qua* niaiori iinvi insui-- 
vit« en Freytng, procíídente del Inl. combasen S. Isidoro 
" ' (lib. XIX, cap. I», gr. xáf.«3«. V. Dii^z, Donkin y Simonel, 
Ght. in V. (yirib. 

CXhacoa casi, y cal., ctiracorayCorocnra port.. rnrncon i'ttst, 
"caracorn b. lat. De i.^jü corcóra (v. Aben Batuta, Vi({/et, 

IV, 32"), «nnvis» en R. Morlln» procedente del ^r. xi^wj^ 
en Heredólo, Vil, í)7, líil. i-nrruntg (V. Tilo Livio, XXXIII, 
Lucilto, Sat. VIII, Plauto, Mere, !, SC, Plinio, Nist. Nat., 
VII,r)7), oeppeciedennvfo inventado por los cipriotas.» 

V. Dozy, Supl. 

Caháüion. l>e ^yiSó^cariiatjón, «el cartiom'ónio,» plañía. Lo 
vuz lír., ul parecf r, es corrupcJúii de tu gr. xijsonwv, ^y¿<s^ 



301 
en el MuaUíiiit. «L'im niolecifia f|iu! le diiroii {virmiion teu- 
ftlrTían).» Ub. de Afnnt. rtot Haj D. A//., (n\. 25. l)f>zy. 

CXHAMO. Gcriii. \'inn. Dp .♦¿.ya/íí/-, íivinriiti" í*n !í. Mnrlln. 
Mñller. 

Cahami'/.ai. cnst., crtramiia^fil cai. Voz acoso rTonipiu-fln' tie 
Inp arúl). w-jU rñrib, fcbnr''H'' y ^Jau», mimatth, «npIniiíif!o,ii 
qiii* so enciienlra en R. Marllii COI) la nceí>cii'm di- ftnrcrt 
y de Anrrn armaía. «A los ocho dina llegó <i nqiietlft cnshi 
im Imgcl dtí moros, (¡ue ellos llamón caramida les.t Ocr- 
vontes, El (tJuante liberal, p. iOt». ' 

Cahauaña. V. caraeima. «.... e caraimñas tlizoii ellos Q»tco- 
ino nos dezimos por reciio de IwsUns.» Clnvijo, Vidud^l 
Gran TamorUtii, ful. ;i2 v. 

Caralia. (leíase f^^roitiu). Lo mismo que enrabia. «Quol' 
quiéreme quf- quisiere »;»hor pnro h/.cr pozo, 6 tjfinfil^ 6 
narnitia, ó córciíl 6 solólo.» Ord. de Soe>., Til. XXXtl, De 
ios sol tilos ij de tos ftojos. 

Caiiava. JiinUí de Iñbríidorcs en din de fiesta. Tal vez sUera- 
ciúii del ór. v'r* '^«'"^» «proxiraidod» en Kaz., hehr. n^^p 
caraba, «appropiíiquíitio.» V, Gesenius, Le,r, 

Caravana (.^ost-, ciit., iiiíiM. y porl., cttractutfin, pl. val. Re- 
cua de bestias. Multitud de gentes que viyjnn juntJta, X}(>l 
per^a (-Li^L> cnrabán , por y 'jjLj carairún, dsciios c«iucl(>- 
rum, Diuloruní el asínoruiii; Ciimcli, iiiuli el u:<tni tuse- 
riem disposilí el cum ordiiie itiridciitus.M iUo/.; «ogmcn 
lie doliato ruin slmul iter facieiilium, mtigo ceiiivniíow en 
Vnllf*r5. 

Caravanseuai casi., caracanfarUf carcaní:arn porl. Edi(t- 
.cio en que se recogen los viajeros (lue van en caravana. 
De ^j» d'jj'"' ^^^""^^'"^ nfira, t-locug s>iu scdiflciuQi, «bi ca- 
ravana; deversari soli-iit» en Vullers. 

Cakaza. Probablrmente del /ir. K^sjácor^-a, «ponis, rolím en 
H. Mortln, «gateau» en Maree). 

Quo mo Iii.tIiü lidia 4Tomo do htima co/o, 
Et qut' probaba dellu como si fuese caro^n. 
Aixipresle de Hila, Cant., copio «4. 

tu 



Carbaso. Esta voz, que es la liehr. csir, 'o í^r. j-¿y, la per- 
ao-UiPca y-Uj-f, la sunscp. karpaáct y la í^r. xxfnxwí, pi-oce- 
de directomonto de In líit. carbasue, aspecies UnuU lini, 
([uod in Oriente et Incluí gigni scriptores clnssicí referuni.n 
\'. Gesenius, Lea;. HeOr. el Chultl. ' 

Cahcu, carcax. De 3\J>.^JÍrJál ó Ji.id¿. fUJúi, uarmíUii,» y 
en \& gliiSQ «tn pedibusv cu R. Klarlfo, gr. iiiod. y^y/áh., 
ucollnr,» yihirtí iianillo» en Lnasd'Agiion, Jíicl. Frutn-^tis- 
Gret: inoti. Va\ mí sentir la vozür. qucdoy pur<;Uiriijluf¿Ía 
e« simple aIlcracióiidclagr.)(!^xi>;i>circulg,unillo» en Ale.\., 
\ai.circuá. «Venia cubierto el rostro con un tafetán cí\r- 
naesf: porlusgai-gautasde los pies, que kc úescubnaii, 
pai-cciondos carcíyW, que así se llaman las manillas en 
.^arábigo. Cervantes, Ei amattíe Uberal, p. 9i . i 

Cahcaj, furcaa; casi., carcas-- casi., cat. y mali., carcas, 
carcmsa port. Cdja ancha por arriba y angosta por abajo 
en que se llüvaii las ñechas ó saetas. Acad. Según Deb^ 
mer>^ opinión seguido por Mullcr, Dozy y Mnrcel Devic,^ 
del ór. ji'-J'ji tarcúx, del ptraa ^^jS Utrcax, mediante lo 
pei*mutaci6n dft lo t en c. Yo creo que la dicción perso- 
ai*ób., que dio origeti & la b. gr. -apxáow, b. lat. tarcasia, 
fr. ífl/'tjHrtw (siglo XIII), írtr^HOís (siglo XA'), nada tiene 
que hacer con la de esto arl. que, en mi sentir, no es olra 
que la lat. carchcMum (gr. jo^ivwt), «carquesíóócarquft-' 
sia, vasti con asas, ancho de boca y estrecho por el me- 
dio- en Vitruvio. 

Carcajada. De sjcul<5 cáhcaha, 6 ■i^^ cákcaha, nombrt! de 
acción respectivamente del v. jwijciS cúhcaha 6 Uu cáhca- 
fta, "Cochina re» en R. Mnilin. 

Cárcavo. í£I cóncavo y Iiondiira del vientre del onímsl. Seg»*in 
Marino, de ^i^í'íírcai, «vientre," derivación que acepta 
Dozy, fundado en que P. de Alcalü trae por cárcaro las pa- 
labras arrtb. baían (^^íai) y fjucr¿c {jíj.*), qHiívtilen «vientre.» 
Hero como cárcavo no signiñca en cast. «vientre,"» sinoel 
.e^Sncavo ú hondura del mismo, acepción que confirmad 
sabio mot^ejerúnirno al interpretar el Qrt. ¿o su Voe.íi'ar- 



eaua de muertos por hofra {ryto.), «fosa» en R. MarHn'^ 

creo preferible dar porfllimologlo del vocablo cast. ol ad- 

. jetivo loL concaem, cetrcacus, por ol combio do la o por la 

«y de la rt por la r. Cf. Diez, Etym. WvrL, in v. Carcaca. 

Carcaxo. Lo mismo que carcaj, Z." articulo. " mas non 

quiso levar lanzQ nin escudo, sino un íii-co muy fuerte é- 
uii ctireajHi cnn softtas.n La Gnm Cung. de Uítr.^ Lib. II, 
Qtp. CCXXXIX, p. 299. 

Carmk, carmen. Ihior'lo ó quinta con jardines, que se hate 
para recreo. Acad. De! ór. ¡.y' ctirm, «viña,» hebr. cu í«e- 
rem, que significa lo mismo. ».... v que esto osen cuanto 
6 los carmes que son viñas." Ord. de las aguas de Gra- 
nada, ms., fol. 59. 

Carmel. Plonla. tCspccio de llantén. Segi'in Dozy, alteración 

de j.tjcUf ^1 i Usan atÁámel, «lengua de cordero, yervo* 

PrtP. de Alcnlti, ó simplemente >*a. hamél, mediante la 
elipsis de ^UJ Usan. 
Cj(rme$ cosí., cot. y malí. V. atgnernie. 
Carmes! casi., cat. y malí., carmcxim port., carmesins, pl. 
\a\., Víirnv'cr giill. lh\ ^^j carmesí, «grano ^jSlitictus, 
, cgjnve coloi'om referens, cocciiiu?, et ctUgo carmcsiiiuf » 
^ Kíx l'"n!yU)g, ucoccíneus et ruber» en Vullers. i . ,, 

Cahmin. Los cUmulogislas don á esUi voz tX uiisrao origen 
que á carmesí; pero como la dicción ar(ib., du donde se 
deriva este adj., es peregrina oii «quollo lengua (v. al- 
querme), acaso podría traerse de lu forma hebr. Sa-D coí'-t 
mil., auoccinuní, colur coccineus.v Cov. Tesoro. 
Cahnu. En el juego dn la tíiba la parle que tiene algo cónca- 
vo, y formo uno figura como S, contríírin rt lo pnrle lisa. 
. Acad. Fundado en que la ñgura en euestióu ko asemeja 
mes á un cuenioqueá una 6', ña Ünzy *T»mo probíi ble de- 
rivación del vocablo casi, el aráb. ^^,i carn. uciienio.» A 
I tener cu cuenta el ilustre urientahstn liotandt^s, que' el 
I juegf.> de la leba dio origen al de In» tltidos, hubier« luego 
al punto echado de ver que nneslrn dicoiún cwñ^, aiit. 



3<J4 

fr. carne, no es mas que contracción de \q IüL (juaturnun. 

y. Mnrcel Devic, Ot'rL EUjm.. y Schelcr, v, Carnip. 

CAnnAa*. Dr. )ü^.i (Tí/Tíí/Yí, iilrcbojo do niños» en P. df Al- 

* cíiló, vozcorriiptfl probablemente, según Simonel, de In 
h.\o.\. farruca (} carrucha (caitÍIIo, carruco) por razón 
de semojanzfi. V, OIoa. dn Vor. fbér. ij Laí., p. 168. , 

CARRArA cast., cal. y pórt.. rarnra port., raracon gnll.. va- 
rraqueé, pl. vnl, De <J\jS. horrar, «beroíi» en R. Mnrlln y 
en la glosa caraca. línniberf y Rootlior traen In formo 
üljs- liarrára, nnavío lleno de miilor-ios ¡nflíiiiiíibles pnro 
hiccnrtinrlns buques.» «.... e que venían en \ñ rarr^ca 
que se aiiin perdido en essn noche en aquel puerto. « Cla- 
vijo, Vida detCran TamorUm, fol. l'Jr. 

CARHAe*. Sitio en que se construían en lo antiguo los boge- 
les. De H-Tly rarrá/jdj voz de origen turco, que se encuen- 
tra en oí dinlei'lo /ir. vulgar d(? Túnez con la (icepción de 
«bagne, giileres'i c:n líeanssier. 

Carrada, carra^-a port. Tiñn que ntacn íí los cabollos y ca- 
iri(!llos;gusíino qup seinlrndiice í;i) los píeles y los roe. 
De jIjS f'or/'írf, «tina» en Mairi;l y Kaz., 'irieinu?" en Frey- 
tag, C)áe e^rara'a. mediante la tri-niiiiociún ado, «tiñon 
en Ileiiry y Bocllior. 

,Cahhal, ant. gall. T<jnel. I'roliabiriiicnte o!teracÍ6ir de Sj,^jLí 
carura, i'vns« en H. Martín minipiillü, qua vinurn uliuve 
res conlinetur; ftmpulla vitrea» en Freylog. 

Carha/on. Balanza de grandes dimencioiics. Bornn. De 
y^lx-ji carast6n,úf\^r.y7.y,T:vf^, «la balanaa de que se ser-, 
vía Arqulmede?. V. Diizy, Stipl., y cf. cutama. 

Caiihiuue. I*edazo de telo. De ^j¿~ jirác^ pl. dü Mj¿- Jt'rca, 
«pitaoium» en H. Martín. «Mrts rt este cauíillerizo 15 crtrri- 
f/iiC!t.-> Rtílación de los últimos fipinfvm d'-f ri-ino r/e Gra- 
luida, p. 117. 

CAuTAMO casi., col. y port., cúríanut eiil. De ^^ cértam, 

, fUflrtliaQiMS tinrtoríus» en Ft-eytag. AHx. 

■•el. Dc^^iy t/ttirím, «papiriis» en n.T^lnr- 
gr. y.áfTv.í, lat. charla. 



3(55 

Carví. Líi simiente tlíí'ln nlcaravéa, V.úkarnrcff. 

Casida. t>(í fjyv>e3 cnddií, «canlinfla» cu R^ Áínrliii, (M^li'(»íaO 
canlrtr triste, cunto, Ino eu üliibiiiiífl dv iJíos» cu P. de 
Alcolíí. 
'1C;\TA port. F.s]>ecie <ltí ave de pflso ((ilb se cría en In Arabia. 
De(^¿*a/d, «pñjaro semejante al pichón, <téj cual Iiiiy (tus 
espi.*di?s, ci j}>J y n! jíjí^''* 

tl\TALMii)iNA. Do UjAj) ,,*:^Uí (VÍ/iiA ntniedína, (igobernndor 
ó prcfucto Uu la ciuiliid.M «.... Qt pro iiullo ex(|uií<ítione non 
perdant, imle (|uÍL-qtiam, nec pro millo rege ínibsoqiiertti*^ 
sive Cntatrnidino , <íIc.» Confirmnción tic los Fueron de 
ToMo por D. Alf. \'II en ItrKJ, op. Muñoz, Colee, do Fue- 
ros mufíicip., p. 377, 

C.\T,VNA poft. Díí ^j^jólnn, «snljie.-. 

CM'An port. Recua. De ^Ua3 (¿iiitár, usíric de. coniGlJog, de 

" elefantes, etc. que OHmiimn en fila, A reoinCl uuo«1eloiro. 

Cate porl. MtMii-da qiie vnlc 25ü cruzados éii ASia. Do \e.\íá 
"* c«ííl'«, "Uumus" eu R. Martín, ó de üJiki cata, «uno pieza 
de monedo» en Laño, Xfodern Egyptiruis, Tí, 4lS. 

CATELpopt. Asiento ó silla de madero. Sepím Sonsa, del 

persa Jjií'crtíí'/, que signifirn lo mismo. aF.I Kn Ihe nce- 

uou que chpgassp paríi o rri/'í'/, e n mnuilou .st»ntar.« Dn- 

' oiióndeGoes, Chi-on. d'BtRcj D.ManoéÍ,-p9v\. i//p.40. 

Catika. 1,0 mismo quR alcafi/a. 

Cathe. De ^jisLr cotr(, .-madero del leoIiO" en Mnive) y 
Douibay, íK). 

Catual porl. Del persa Jljxr cittuál por i,yy cuítiát, «ctis- 
tos scu pra'foclus occis vel urhis" ^n Vidlcrs. V. Aben 
Batuta, III, i88, y Cozwiní, II, 2*^^. 

Catum port. Mánio íjne «son los mórós. De ^^ htíddún, 
«mnnlO" en Mnrcel, «manto de lañan en Dombny, S-'í. 

Catuh port. Kmborcnciúu pequeña nnnadn en f^ucrro. Alte- 
ración de ,jji¿-«£ ¿cn/Víír, MborcO'' en Kaz. 

Cavial cíisI., cariW'cnst. y port. Manjar compuesto de luie- 
' bas de pslurion saliidní; y prensados. HM .inb.-lurco^ljjL»- 
hawiár, gr. mod. xrj^á¿ii. 



Cavir. ÜOji^ Gc^lr, «grande.» «Dos Malofas captres.» Sm- 
biirffon fie bif/iirn de nioriscoé, Árch. de la Alhambra, , 

Caxcall cal. Aüormiilero. DoiusL¿ui¿- Jii^jt^ptt «papayer-^ 
en K. Marlln. , . , ^t 

Cazíz. 1.0 mismo que cmh. V. Diego de Torres, Relación de 
los Xari/títí. 

Cazo cQsL, cai:o ^Órt., casa, cajia, b. tat. Marcol^^yic -da 
' como etimología probable de esta voz la ór. ^\J cus,, aya- 
so, copo,"» fLiiitlúndüsc en la üiiligCicdud deestadici;ió,i),eií 
las leiiguus semíticas, la curil bajo la forma 0*3 cássQ en- 
cuentra en el LevUicp, el Deuterónomio y los Salmos, La 
palabra caso no viene de y^U cas, sino da )u«:í capa gije.se 
ivgislra en II. Martín con la acopciún de «Bcutella» y en 
los dic, clúsicüs con la de «gronde escii(iilla.>i V. Kaz. y 
Freylag. 

CAZf.MimE. Cordel de estopa poco torcida con (|iic se unen 

las tablas y Intns de las cubas ric vino. Acad. De !Ly>. /«- 
•ama, «ftniis» en R. Marllh, «especie defirbbl coii cuya 
corteza se hacen cucnlas» en Kaz. 

Cazurro. Hombre tncitnrno, sombrío, malo, perverso, vi- 

■' cioso. Dj jjSs cadsür ó jjó^cáiüiir, -áesociable, que liuyé 
ta sociedad de los hombres.» Cásiri, Marina y Alix. fen lo 
acepción de palabras sucias y groseros y del que TííSúsa; 
bn, tu etimología es ^Jü cad^ur, nsale, malproprc" en Ka- 
zimirski, «inmundas» en II. Martín, p. J^, «>detui*páiré»'en 
el mismo lexicógrafo. Rl propio origen liem! la voz ca:u- 
rra en el siguietitc piísage (le los Castigóse documentos 
del Rey D. Saiiclio, Cop. XtX, p, i33: «Lo segundo, que la 
miijercasada á quien faz pecar, luéllelo de buena é de 
buen eslodo, é pónela en mala vida t^ msiíj-ra 6 corrompo 
la generación de ella.» Y tarabiéa en estos versos del Ar- 

•'■ cipreste de Hita, copla lUt: 

Kis con el gran pesar esta trovo ceueirra, "' 

La duenna que lo óiere, por elta non me aburra. 

Cazuz, cactu (en el Lib. do Montaría del rey D. Alf.). Hie- 
dra. De ^j--S CftsíÍA.-, del gr. xiTJÓjque signiflcn lo mismo. 



367 

• Et si mejorasen con esto, ct si non lomen cíe una yerv,^ 
"'*i|íiel dicen easuí.» Lth. cíe h Mcnf., Lih. TT. 2.* parí,, Hop. 

XXXVIiriBí/i. fAn., t, p. 2f«; 
Cera maJl. Lo mismo qiieVíf/ftflr. 



Cebratana, cerbalann, aarbatana, se 
' iana^ sarncattmá port. Del perso-n 



sebrafana rost.. saraba-; 
ráb. fáMa^.-. _3(irb(ttúno. 



w 



iPor uljat.* isahaíána ú uLLij stihatáiut, jerbotana en P. de 
" Aloíilá, «latrinn» fin H. Mnrlln, «cnfión paro.Ui-íip filos pá- 

jorosii en Kaz. 
CüDtf. Coso (le Ceuta. De J^ sebfi, de Ceuta, adj. pos. de 
""íi*- -tepta, la cliulod de Cculo. «Popel cebti.i* Catálogo de 
'- Ití librería fie los Condes de la Villa de Bpnaccnte. Mari- 
na y Alix. ' , 
CÉcÁcagt, cat-, malí, y val. De^S-^seccá, «monela» en Rol- 
mimdn Martin, «moneda, cuño para ficiiñar In mon«dn, 
intetidt-ncli) do la moneda, luRor <}ii <|uc «e acuña la nig- 

r)eda,w propian^enlc sjL^I jb dar ag-sccccu mas como 

, se labró sobresano, ni U; pudieron coger por caca, ni des- 
cubrieron blanco ilonde hacerle liro.» Guarnan de Al/ara- 
€Lib. I, Cap. II, p. 1. 
RÍ. "Acíbar cccüírt.» Lib.de ía casa de laa aw7# de 
a López do Avftla, /í/í>. VV/í-, 312. De^iiuswoí/'/. V, 
, Jyaa* ^1 ^^on H. Martín, Voc Lnt.-aj'áb., ;irt. Atoes. 
ÍÍkuaüuá. I-iinosna. Del liebr. npiy tíedocrih, ór. WJw* padaca, 
(pie significa lo mismo. ,, ,,,, 

Ffase su leslamentario 
Poro roniplir lodo aquesto 
Un judio de buen gesto 
Üue llaman J.icob Cidorio 
F.ii sí-ñal de Cvdaiju^i. 

Ceuic. de Buena, p. i33, 
Cedaquis. I-os justos, los Sadi'iceos. De jipnir, Uaduí/itfn, 
pl. de pnr Usadúq, «Justus.» 

F. los .snljios del 'l'iilmud 
,, A que llomon Cedoguin. 

Canc. de Baetia, p. 53J. 



CCDU^MUA cost^^eaoaria port., í-efoal íint. cAsl. (Lib. dé 
Áh'vaiidrc, copio KWH), situtMÍ, stfofítir nnl. cM. {en Ca|>^ 
i:i'i:iy,;V<?mo/7Vw, 11,20). DejIjOoi. e/i^elitár 6 'Jjíyj sifduAr. 

CEFntiMOSK. "iSi lu veniarl dicí^s, vi'iignii sobre ti toflns las 
.tüiidicioiios c¡Lie son escritos en Ce/ennosc.» Ordenttmien- 

"'^íodelait Tofureriets^ Ley XLL DeSso Jíí:/ér, «Ilbrofty ntís 
MoTflhy "Moist^s,» el lihro üe Moisés. • ■ 

Cr';\TK«o. Itegat6ii. De íj'jl-sííccíí(, «supi^IlectUis vehílitoi*,»! 

■ 1 ' vendedor,» con la terniinnció caal. 6rtí. jrfiller. ' 
Ceii-a port. Cóseolio, recolección. De ^A^^ T**'/ •'estes» por 

•■ocslflS" on R. Morlín, «coseclia mies» en 1*. de Alcaió, 

de dundíí k1 v. port. reifar. ' 

¿EITA port. Nombre de un tributo que'se pagaba pn Ins pro- 

_4.vlncios del Norte de f^orliigíil p«rn eximirse del í^ervício 

j^.jjersonal en la plazo de Ceuta, Hornada entonces CeíM, 

\ consistente en 10 reís porfamilio. Slft. Hosa, EUictd. De 

/,^j jWí- sí.'6/«, Ifl ciudad de Ciíiit/i. 

..CprriL port. .Moneda de cobre íiLie hi/.o labrar el Hoy Don 
Jnan i en lu cíndad de Ceilo, Septa O Ceuta ijiio conquistó 
..,,($. los moros. ^ülJo la sexta pórlo de un i-cól dedos. Sonta 
, jjpuílO, Efitcid. 1.8 misma etiniolopfn f|ii(í cíWf. 
,C^l.'rRB. Lo intsmp que acetre. 

.C£^At;Ho. ík^ J~i^venhác/i, «riinlstruno-i en "R. Mórtth, «ca- 

[ifiülio de níóíín'o'íle'aceilew en 1*. dé Alcalá. KStavoz, que 

no se eiieiientra en Ins dic, clásicos, es- corríipcián dé la 

,-,l3t, cani^lriiíHf c[uese reaislra en S. Jerónimo.''' ' ''•"' 

CivNpAL cosí-, senilat pOpt. Teto do seda ffité lino muy del- 

gnda. De Jju-j .vc/wM/, «íafólan» eriMoi-cel, pnicedente, 

(^¡sygiMi Covarrubios. d'^t írr. tSvÍ'.v, «ti^la fino de lino que se 

fóljricnbn en Jti Indio.» 
,i/^E,Npo[.u.iA. La mozucln lívinní», que no sabe estar qtiedn 
omm lugar y es inqvñetnl Cóv. Esto vojr, sefu'm Dozy 
fSttf)!.), eseldim. casi, de Jijj— ■««'rtf/íí/, cuyopl. sJIju« 

■ . ^^¡¿«,,0 !Uju«|^(irtrf«íaf tiaiic [ii ;)>■ pfció'n de «otíoso, 
liolgaJsan; papaihoscá^, necio, que de hada se ocupá'T*^' 



360 

^SBFA. V. asanefa. 

Cbm. Especie de nidal. Oe ,y-* pifl/, vfuslern» en P. de Al- 
calá, »aiii-icalcu]uit),cupnini» ixt K. Mut'Uii, y on la glosa 
«lauton pí'nprte.i» Dozy. «Las cosas de que se piícde fnzor 

i, ell espiara son lodos los melates, ííssI cuerno oro^ pinto, 

. . araniLrc, ílert-o, estannu 6 plomo, el quunUis mezclas se 

J«7,eii dtistos nielóles, cuelmo son til ccni.^l la fuslcra.» 

Lib. Al/, del f'abpr de Astr., [1, 117. 

C^KNiT casi-, cal. y malí-, j(?nií casi, y c^l., sfínilh poil. El 

punto que en la esfera celeste eslí pcrpcnUicutarmenle 

. ,eotire nuestra cabeza. J>e .¿i,.^^ sentí, que válelo mismo. 

,,i,Alix. 

Cei'TÍ, cmíícast., cepfUcat. V. cet>ti y cefU't. nDnblas cep- 
íiá.n Soez, Valor de tm monedas, p. 321. «Bizancios cep- 

„i.,l¡ls.)> Copmany, Memorim^ IV, 8. 

CEQCÍcast., cal., niall. y vnl., scqitim, ^equini porl. De ,_/^ 
sfíqqui, «denariusu en FreyUíjí, adj. dopívodo de sjw spcca, 
«moneda, cuño. Upo de lo iponeda.» AHx y MQÍlcr. «.... y 

, .le proveyeron de lodos las cosos necesarias pora sa viu- 

, ^, y uuii le dieron a1gunoíiccr//í{Cjj de lus que habían sido 

,,., suyos.» í^ervariles, SI amante liberal^ p. lifí. 
Chimx casi., i-nt., gnll. y vnl., riquia cal. I,o mismo qiio arft- 
i]iii(t. fCerta loca sintin cnquiis in (luibns Kanatabibant.» 
Priciíc^io cietivy de Aragón D. Aionso ¡f, confirmando 

_ _.y (idicionfíndo ios fueros de Jaca. Y. Alufioz, Colee, de Fue- 

Ceiípatana. Lo mismo que cebratana. 
.it?pRCKiu.Dev-»>j-í;-txTcyie¡(,«feneslraBenR.Moi'Un.V.Casiri. 
Ceiieceda. Gerni. Qidenn en que van iiprisionndos los pré- 
. . si^urios y goleóles. De üL.^» merecía 6 iJu^L* seláeta.' *caUi- 
né" en K. Marlfn, voces durivinlos, en tni sentir, del b. lol. 
cirrelli, *circuli, monilia, ormillaí," gr, x-.jucaXw. 
Cebih. be .s__ serir, «lectUBi» en R. Martín, nl'na malara 
(üiaftl* lij)tcon)cn) cerir.» £nibargos de bienes de morisrosj 
, ,,4-fCh, rfp la Atkombra, 
CE^o^ast., t;aU. malí, y val., -ero porl. De J^C'Ji'i'í median- 

17 



370 

te In sincopa de !íi J, cir, ciro, cero), de donde también 
vionc riueslni pnlul^ro cifi'ft. Dozy. ' i 

CEftOMK, ccrronifif ::ónimp, ^ukunc, íaraníe porl. Capí), fio- 
bretodo. Lnsdos primeras voces proceden de fi^seÚiÚfíi, 
y I)is tres filiiinJis de ^'-^milhám, que se eiicn-?nlron éii 
R. Morlifi COI» In nc<:pctún do «copa* y en lo glasa «aperta 
hrtle'.a Dozy creéqiií! CBtósrdtct'iones sori tifc origen Mer- 
'\wñiíQr>.\. GloH.,í\H. Zoretñie. ' 

Cii(iOVLUs,cerotilfis,ciroulc}i,j(trélo port-, airóles gnli. Do 
iC\j^ sii'tiéía, «femoralia» en R. MarUii, «femoraüo, brac- 
cflo« en Vutlers, Mpaiitalon» en Knz., del lal. mrabaUa en 
S. Jerónimo (cf. flr. JLy- aarhAI)^ <.*afnbíira» «■« Terlulio- 
no. rfsjirnbro.» en S. I-íidnro, «snrnhíiriiniu on s. Jerónimo 

"y S. rsidóro, del gr. rafá^a».», «oí^aie, «rasdim;». gT. mÓd. 
n'.yt^Ktii, drl persn JjJU, "ponluldiiesfliicliosy Inrgos í'^h- 
jcaaf AÍniíosa, S. Uídor. ("irfff., XIX, 23» que cnen desde 
líi cintura hflsla In píit-gatiln del pi<^, iisndos por tos Pnrtos 
{Piibliiip. op. S. Isidqr. 1. c,),. los Medop (Tprtitl. de Poli. 
IV), nlgiinasolras iiacioneí* osl.-lticaíi y los pueblos del 
Norle.» (¡f. In'ing.nrny cs^]a\o ftc/ialwari/, pnlnco .sc/i<Víc<íW. 
V^ÍÍ\c'h.,Divt.dwAfííigíiiiésBomairie$etGrequ€tftp^ 553 
art. Saraíjoflo. Fsla dicción es ton ontipun que, fldenids 
ái> registrarse en el siriaco, se encuentra en el caldeo y en 
oí heljr. bajo las formas respfíctivamonte ji'ia^o snrcbbfíUn 

'(tioniel, 3, 31 y 27) ebroccae Inxoc el lolarcs.» y \^h'r^X3 ic«- 
ruUn. y. Gescnius, 7-íj!. IJfbr. et Chntd. 
Ci-.nno vflst., mnll. y port., qitirma base. Hebra pura de 
lirio, cdñamoy demíis pía litas. Pelo. ÜRB^cAar/'rt, «Ijnum», 
en ll. Martín, (tccrro do Innn 6 limni en P. de Alcolii, 
derivado á su vez del lut. cirrus. i«Olrosl orUciiouios c 
montlonios qué Iss enar<'s pnrn pescnr copuinns que se 

' fngnn de Imcii ct-rro.n Óiff.de Sen., Tt'í. de i'ordonóros do 

redeii, fol. 17S v. Lo ncopoiún de pHo qnn tiene esUi voz 

pe enciii'nlrn, entre oli-ns mtirhos.pn n| sifniicnl''pi)sng"': 

«... i non muchos dellosecliuljan loa sillos (• fuion en cú-, 

*Mro.» La Gran Conq.de Ultr., Lib. II, Cap. XLV, 186. 



^ 3íi 

Cetebaqiie. Lo plnntn llaminla viilgnrmcnto fiscolopondra 6 
dorsílillo. Dñ ^ja^ .vctrár, (v. fíasophyl. Uny. f»íTíf.,p. 397 
in V. }(ro/o/w«rf/7íí>, niioinbreilií un medicauíei^lQflid^» 
efiFreylag, gr. moíl-x'-Ti^cíx. Maiccl Devic..,, ., ,.,, ,. i 

CbtÍ. Seda muy blanco quo venfa <Jc Volüiicio |)Bra7ieccr 
n^otÜins. Según Cjisiri.ilc il.v- scdá, por In, iniéla scdi, 
«steomen.» Y(í creo que esto VU7- o& In oníl). ,y^ vebtí, 

, ,4<dc CcuLs,» por í^Qv nc^so \ü lela procedüitLo de aquel 

piinlo.,, ;) -o , ^ ' ■ '• 

Cetis. Monedii tiue püsaljo en Golicio, y \ tiUn In sfxtn parle 

de un nmriivtídl. Li iiúsma íjue cci/i '. 

CKVAO0GUií,f*Hfart'fo£r///?. De oy»J|»,í^a..^, ékÍ/k'/í rtií-s(;ft:, «iiis- 

pcclor rt pr(^r<'ct() del zocu 6 iiiercudo,!» «Tüiios loscoriii- 

ccros COI) olorgomi«nto del concejo vieuiluní lu \:iwf\c del 

j[toreo,¿dccobron,.éde wrnoro, í de buco por pesse é 

' dién ein xontar o! coucojo en somblo con nos ^<(ba^ogues 

'" /«cwo^fííSííu enfi,\tofljn(lo por In Aciid.}. TcrüicmL 

yáet Conciíin de León, XXXV, iip. Muñoz, Colee, de F-ne- 

ro.-; p. SI. , , , / 

CtiAUANOAn port. Del pcrs» ^j-^ (U¿ .váfibandia; «praírpclus, 

in culus uíoiui sunl rediUis ex vecliíZJtlíbus varíisinMiVu- 
Iler3. Moura. «Os outhores ilcsln iiif'» morAo focAo. o C/ia- 
bofid'tf de Cíozorale, e o flllio de tuuii p'í'lcrosu l,;'iu de 
Woloco.-ííoes, CA/'dn.í/'¿V/í('( W. .WíJ/jí>(.-/,l»oi*t. IH,Cop.2. 

Chacal. De! ár.-perso-tureo Jbla. chin'át, íjiie vnle ló mismo. 

Chachara cast., jctdjcarn port. De í^j-í .raávara, «ruido» 
cu Murcel, «liimulto, ruido grande, nlburnlu» en ITrlol. 

CiiAFAit. Dul hebr. Ssar xtifal, ir. Ja« sti/ahí, «^jtíprt'ssus 

esl, humilis fait el factus est de müníe.» MetaI^k. oDepri- 

mi dieunlur bómlnes, ipii i'X ntlo diptiilnli;! Rrndu tléü- 

ciunUir;»» en Hipft, «depifíssil, liuniiluui redditlil»» n iiiejor 

'^del culd. Srcari^/, Mdeprcssit, deiccH.u V'.Gcisciiíus^i^a-. 

ÓiíAFAUíz gall. yport. De *j,**? trah-tch^ <ii:5tauiiue,iilberi:a.u 
Moura. 

CiiAFAnoTE casi., chifarofe port. Sable 6 espodíi corta y an- 
chií.'De íjAi chfifra y chifrn respeclivonjenlc, «iiavnciila» 



372 

pnR. Martin, «ciilter magnus, pec^ scnlpnim siiloriiim» 
fin rrcyt&jtr, nfiEidída lo tetiiiiiiociAn roiniínica. 

Chagrex. Prepnrscivii de lu piel de cebnllo, de usno ü de 
mulo, quo se hace en Turquia y enPersíü. Del lurco^j¿t*- 
sa^f í en Bocthor ó ^yu* c<^9''l, «(especio de cuero.»,,,,, . „■_> 

Chaiiu. Do Sjídu; t;fft//tíira, diin. del 6r. tjt^ ciiifrn, «trón- 
chele dcíapQteroi» en P. de Alcalú, «ünvoculu» eiiR. M«r- 
lin. De <;hnfai('a ee hizo c/iíwíVí/ por lo sinc*jpo do lo/, y 
^^í«(m por ia ¿l»í Iq «. 

OíAt, cnst., rhale, j:at pcirt. Del pL-rso Juí^mí/, «[MJiaiis.pVi- 
lior 6 lana textus; tela cufgvm.\y\i. dicla, qnanii in jn*^:\ 
(exulitrt en YiiIU^rs, procedente del sanscr. cAííto, uvestisí» 
en Bonp, de donde el lat. rclum. , , . , ■ l 

Chalan cnsl., :ralnn port. De! íir.-perso v^l^ chaliáh^ (ji^íí 
en losdic. dfi lo lengiio clásico y vnlgornó tiene ot rea acep- 
ciones que lo de mey-CarfíT, riefialadfltnente nií*rcader. rfe 

, . I I I ■ - ' I I . 

escláoos,eoconfior,rortft{)tcro, pero que se halla en Vu- 
Itet-s con Ifl de liqui lumentuní deloc'o in lociim ducit vi,'- 
nale propoiiens.» ' " 

ChA.iLaó. And: Loco. Aunque lo oxiislctictá de e^LQvpz e.n el 
habla vnlcnr nndnlnzfi podría explicarse por la arúl) JJL>. 
Tfiáhal (c/ialuo, niedionle la síncopa de la h y la adiciún 
■3élaó"'termínatderiiÓnit)í'e), forme, por JjLa. cAííAíí, qup 
■con el sentido de «énagcnado, loco» se encuentra en Mar- 
cel, creoqiie aquella dicción pertenece al caló 6 diídcctOj i 
gitnno, y procedo del sonscr. chala, «stullus, mente capr 
tus, tiirboliis, stupidus.D V. Wilson, Sánscr. DicL, y.^ 
Bopp, Gt'>it--i»rinni SattHriírint. ' ' ' 

CiJALiKi.». Df! íiXUj». cfutttaca, del turco ,¿Si yaiec, «chupa» en 
Redhouse. 

Chalupa. Di*»7, y Dtmkin consideran nstaVo7 como corrup- 
ción del holondé.s slorp, sueco sUip/je, inglés stoofi. Del 
propio purccer es Sctieler. Más ae acomoda á la forñíel' ' 
española y á Ifl fr. chaloupe la arfth. tAs^ chelba, <<especí¿ 
de bajel usado en el Mor Rojo.» V. Wrighi, Gtos.' sobré' 
Aben Chobair, p, 19, y Dozy, SupL ^ j 



373* 

Cha&iahi/ cast. y ]>ort. De^jUl— jífiMflf'/^o, «Wiiiflriodelcflm- 
poi» en Beaussier. En el diaiRclo rtr. nloiTOíjuí se oncu^- 
•Arai\a{ornm\j^j*M.f*ftmrís con lu ncepcirtn de «pnjorilfó ' 
-que mueve mucho la coló.» V. Leri^lnindi. 

Chamhk-\ cast., rhambre, xambre \)OTi.Jambra vol. De ¡j^. 
fífiñmra, «vestimentumu en R. Martin. Dozy opina que íá" 
vnp: íirAb. no os olrn i*osn qiif I» cast. chumarm A stimñ- 
rru, de origen base, en sonlir de Dic*x. Siinonet es de ]m- 
recer que líi dicción española viene de la fr. cfiambre. 
«oposento, cámaro. ■> ' ' 

CñAXADA. I)e xaUa a^aná'a, «indecencia» en llélot, «lealdod» 
en Morcel. 

CfUNGA cast. y port.,e/mnc/acast., ítartc¿e,/íiyic/i5fi pl. valti 
De uU^ chancfi, «sotular» en R. MarLIn, y en In glosa «<ro- 
(nsjrt «cliínelo oflli.*o<1o, (!nsn de olrorques, xoslra do ca- 
palcí en P. de Alcalá. En seiiür tie Siinonet la forma 
chfincaeM cornipción ñf. sanca, voz nnt.gnl., ó ncaap 
líase, opinión ahonnda, entre otras razones, por Ja sin- 
gularísima de Iiallíirse aquello dicciún en el concilio de Orr: i 
li.'iins, en cnyo ciSiion XVI se lee: «ut monachi orarium 
Te!í«rtcrtíf non ulanlur." CoL Hisp., col. 248. «„. y con los 
cArt/íPíM de sus pies le dieron muchos golpes hasta que 
quedó casi muerta.» Hernando de Baeza. V. Jtciac¿Qnti« 
de /os últimos firmpotc del reino de Grcinudn^ p. 7. 

Cranio. Prov. de Múloga. Loco. De «jLs .t-íí/i/'o, «factor aí)^ 
siirduumuen R. Martín. 

Chanza cast. y gall. Acaso de i^ tansa, .escarnecimiento, 
escarnio» en P. de Alcalá, «derision, moguerie» en DoJiy^'' 
íinpl., r. ^ tanaca, "deriderc» en H. Mnrttn. En Mar<:el 
se encneutra esta misma voz bajo lo forma f>4 tawisjtAt '• 
«amusement.w 

Charca. De iJfjt /arac, «toca ubi restagnal agua» en Kreyr 

t9g> «-hoyos en que se estanca el agua» en Kaz. 
CuAHKL pOPL V. fjireL 
CHAiiyitz port. De ^jr' xai^ut, foricntol.» Moura. «Fallón 



374 

o dous Moiiros da sua cazo niiiitn detcrminntirts, ilfu^íéi^o 

Cíiart/iic^es.» Coiílo, Dcc. V7/, Liv. IX, cap. IV. ' 

CttARUtEZA. Kem. de charquea. «E maiidou entrar logó oÍto 
dos suas Uoiuos Ch'^t^'i'C'^ft-^ <!«-• Nti'.'uo.-) Godlntio, llrVt'-' 
" (¡cm da IndUt, Liv. (II, cap. XII, p. 14C. ' 

QiAHBAN. Dtí ^-i'j" dm/Tani, «.malvado» oii Morcel. 

CHAtz. Del lurcü jij^ (_ di; tres puntos) cháujc, «apparllrii*; ' 
famulus aulicus» eu \ iillftr?, «parjconl In llic orniV» «n 
Uccihüusc "En esto cntrú un ch<t(u, qne es carrru olgiíó- 
dl.» Cervantes, Et amante lit>enü, p. 91. Marcet DGVlc. 

Chaval cast., .mcai porl. De v'-í>rd¿6, wjúvenn en R. War- 
Ün, Freytagy Kaz. 

Chavana porl. De íoa^ cA<{//i(T,'«sciUe!la» en R. Morlín. 

Chavica porl. Lo mismo ciiic jábeca. 

('hav6. De w^ j-tibb, «moncolxi, rnoí-o crecido" en P. de Al- 
calú, "juvonis" en K. Martin. Doy esta í-timologla, porcino 
auiic|uo uijuclla voz su usa por los gitnuofe, no creo qtie 
proceda (le su dialecto, ni del suní<cr. yurun, cljuamifs Idt. 

Qhbm':. M^ilaga. Soez, índceeotc. De «a;^ jívhI, que signiñco 
. lo n}i.'íino. 

Cu£PA. Pí-ov. de Murció y Alrherfa. Onyo do oceitunó. A'. 
iCupin. 

(^niatAMELLA port. De ^^^Js caíambacy ó rtiejor del mfllayo 
\^/ carambal, la niiidrrn olorosa del cnrambolo, ürbol díe' 
lus Indias orientales, üe que los musulmanes hacen i-o- 
sarios. \'. Dozy, StipL, y Morcel Dcvlc, üict. ítiijnt., p, 83.' 

Ciii-irti'.viAr cliirícUt ca&l. y porl., xaraba, cctribia cal., á¿- 
chercciaj alqtUripia porl. DeVi^j». chtwitciijUj forma vul- 
gar porUjfy rwáirii//t, que se encuentro en V. de Alcnlrt 
con Ui licepciúii de «cliiriuia rnyi; conocida.» Diez íxee' 
probable la derivación de esto voz de Id Int. siser. 

CHrJiVA. Hiciiio. Según Dozy y Marina de ¿^^ Jinco.^ que 
dcsiiícia la kiI-siiki planlii. «Poniue el Itii-ino, d CJcino esln 

..misma Wíívcíí ú calapuiia mayor de los. 'trabes. « Lagima, 
Arioí. ú Üioscúride-S p. 30. 

Chía cusí-, xia cal. Sloiilo. Die v¡'-; a'áy», :vlya por lo iméUi, 



375 

*l6n¡ca» en U. Mortln, 6 de^Us ¿ciVío ^i^t mediante el 
apócope tic In /• flnal^ que r.nu In oti'pcii'tii de ccAÍiinentuní 
.^.^ncuííntracn el mismo lexicógrafo. 

l^ifiL'Oi'i. Pipa pjira fuiíiar. Del tiirco -íj-^v ,'_ de tres piiii- 
lost chebiic. íjun valt; )o mismo. >'. Itedlioiise. M«rcel 
Dcvic. 

Ciiii<x.v cost. y cot., diifra porl. De tjus, chíji-ti, i.riavaculai» 
en II. Mnrtin, "linncliclf- do c^P"*"!"^" <-" •*■ ^'^ AleoIá. 

CuiLAiM. Deüjilj?' f/'fY/íí6u, ollerución de tuj^i*- chaílábiya, 
«especie de vestido con cíipuclm de f{uc usan los moros.» 

Cjiíi.itif. Del turco ,^^4*- (g de tres puntos) chelebl^ «-caballe- 
ro, prÍni¡li\oirieiitc principe...» <«y que decion <|ue ero cA/- 
/f6/que quiero decir caballero. n Gervotilcs, El amante 
íibcral,p. 101. /' \ ' ' ' 

Qti^i.iy¡\, f/irib(íi (en Fr. t-'ranciscu d»- S.' /liandel PuWrW,' 
.^Uion hústortíti Ue ¿MoraiecosJ, geribiu (en Mnrinoi, Das- 
,cri/>,- ffen, ^e .\frica, U, p/40), r/uWcm (voz tísdda tti Gi- 
brullnr). DeJUjiU. f/ia/W6írt/«cí»pa» ün U. Martín, «escla- 
vina yesüduro» en l'. d<í Alculó. Según el oiilor di; lit 
A/íJtw/í /líJíí., era unajflqiicUÍlu de muy liustn jeiiga con' 
maiigus angostos y ,un« aiplllejíi pegada p-Tiro cubrir la 
cabeza, siendo toda elta uoniJ^s larga que liasln poco más 

, .Abajo de In cinluro. 

Chirigoía. Mofa, burla. Del liobr. MpVitf -xmcíJí, wexsibila- 
Ijones, irrisiones." V. Geseniíis.^ 

CíiiTA- Paño de la India pinlodo de malíz. Se^Cyi ^onsa, dM 
persa ¿¿.-fca. cJút, «indiana» oii lít^iji*';. 

Chivo. Poza ú estanque donde se recogi;n Ihs lieoos del acei- 
te. Acmí. Lo mismo (jue (ilgibc, 1." arllciilo. 

CtiocA port. Bolo con la cual juegan lo* niños y mío. despi- 
den con una ruquclu. El juego dd nilsni' ■. mbín!. Del 
6r.-prr.so JS^a- chocú/i^ «el juego do. la pílotn a cnbollrt,» 
y iniíp propiuinenle la '*sivfci(.' de r;ii[iií'tn ron In cnnl ía' 
lanzaban. Dozy. 

OíocxKnKno. De Sjje^ sojtun, «moqueur, ritiur, rnillcun» en 
Kaz»,, firrisor ho.minum, subsonúolór»» én Freytag. La 



37fi 

Acad, deriva esta voz (le la Jal. sriu-ra, «bwfott^ chocftrre- 
ro» fin Plaiilo, nhiifon de teatro» en Cicerón y llorado. En 
Cicerón se eiicuenlru tambit^u üctirrilia con las propias 
accpcioiics.y ciiCornclioMnxitnioiioranlíis de «diverlido 
y jocosa, n 

Chola cast. y pall., cholla casi. Kl rir. sjtJ.^. chalcha^ de 
dotidu ]><ulria Iraerso la voz españula, va)o «cráneo, cabe- 
za.» CAofn ge encuentra con el prnpio siRniflcado «n el 
dialecto gitano, y es procedente. i\ no dudar, del sanscr. 
chodá, chola, mediante la conversión de la d en /, voz que 
significa en aquella antigua lengua rertcíc, culnwn, cacti' 
men, crista y capttt. V. Wilson. Lo dicción sanscí*. chéaita 
y, por conlraccif'in diíl diptongo mi en o, rhnía, otonsuro 
capitis,» eslá.segün observa Bopp, por chrtudu, de cho- 
dá, «cabeza.» Esta circunslanciu nio liscé dudar de su 
origen oníh., sin que por oli-o parte pueda nceplar su 
procedencia dol (rilono por la rnzóJi ¡ipiuileda en o) art. 
baril. 

Chohlito. De síiJjÍj lulita Ci iLJh tulUta, «chorlito» en el 
P. Lercluindi. 

Chorro cosí, y port., rhorroá^ charrúa base., Jon^ port. y 
val., ^rorro cat. Sogi'ui Cusid, do ^^ vhartí, «curso del 
agua ó dn otra materia líquida, !■ r. ^-j*. churo, ncon-er» 
(se dice del opuB, déla sansi'e y de Iii3 Ifijirimas). Sobre 
las etimologías qui; dan de nslo voz LIÍpz y Slmonct, v. el 
arl. C/iíJmídol Glos. de estn i'iltinio, p. Iei7. 

CnoiiCK pnpl. V. chora. 

Choza cast., c/íOfíi port. Scgi'ui Míirinn. Moiira y DoJíy, de 
jaiyofí"» «cabana hecha de cañns." Lns formas ^j^Jauf: 
{cf. ingl. hotisCy id. hfíiüíf^ j:^ haav y ^¿-jn^-^, n . de uni- 
dad s-ai. jíifca, que se oneiientran respfclivamcnle en de 
Gücje / Gloit. áobre el Belndori, p. 230» con lo acepciCn de 
•icaso, tngurium dcanindiiip, sepes et tnguriumw/y en 
Mnrcel con la ili' "CabnuH,» ntn jticlirinn ¡1 pennar (|ite nal 
líií* voces due.Hle firt., conid las íinib. corresponditrnlfS, 
no 8011 otra coso que simples alteraciones de lo lal. casa. 



3tí 

«la (!íibann, choza, cnsa pajiza; \a casa de campo, granja, 
-eriíieaseríaii Rní^ísor, «Ciihoña, olt07(íx íí» S, Isidnr^o, «In ba- 
i^.i .«TreDade ios soUludos en compaña» en VrjEecin. 

Chuca (Pií <¡ov. hniofiS'tr). St>m'm biizy, d'- üjuí .ritrcit , -fls- 

sura» por la licudidura del hueso de esta poi-t<; delA lulta. 

Yo erro por el contrario que cfutcu es siiiiplHiiietiU! la vc« 

'I I. ,'«r4b. isljjácít, nombre con ¿^ij. ^j y w^lT del dad", jtif-go 

tí que dio orÍKiin «I de la tobii. X. llooUior in v. Dét/joucr, 

i ■ Chuchiíhía. Cosa ú olyelo iiisiíítiiflc/inlo y do poco vulrtr. De 

.T>í¡iiiy*.c/íHcA, nñndidn h lei'minaci6n cast, wíh. "pílilol)j(»t 

.ii<]: *n VRpmkTio, tííi en conuillage; habióle, brrniborion') en 

■ . Ivazimirski. 

CuuÉ^ ¿cae port. De ^y¿,Tiiwoy, uparum» en R. Murlln, «po- 
,, ccw en P. d(! AIchIí. V. líozy, G/oít., p.ffi4-255. ', 

CiiUETA. Islas Baleares. Judio. Alteración de ^^j^ f^ihúdl, 

que íiiKiiiflc^ lo mi»mn. i - > m 

Chufla cast,, dui/n cqí^í. y port. Burla. D&\A»,Af'JÍa, upulla» 
,tjii onP.deAlcalii.íiuuquc lo voüitr. y lascsp. del arl.pari-coii 
nlteraciüiies do In lol. sibilmi:, que^ uniré otros ¡nijiiiinciidos, 

I-. ir Uaneen Cicerón el de udcsprecio que ác muestra silban- 
do. « V. Diez y Donkin, arl. Ciu/oh. > ' i 
GHULAaio.Germ. Joven. Altoi-aciúu. según Marinav d*<.,k^ 

gotóm, que válelo mismo,- .' ■<■ i*' 

CiiuijO. üozydió en su GUa. (p. fó5> por etimología de esta 

,1, VüZ el coltíclivo Jj-¿ .ca«í, que con la nci'pcióa de wjóve- 

I . nes» se encucntfu eii unu elegía de Aben Abdun (ap. Abcu 

Besítaní; y on vonos paeages de lu flwí, de ha Jicrf/rriá- 

cos de AIjtM) Jíddúu. Pero el ilustre urieiiddiüln hii vniñado 

,,l> de parecer en su -Sw/j/.j considerondu qim la paljiUra en 

%,,[,<,C4ij}slión no esotra cosa que la gitana chnh. la ciiaJ bajo 

.,11 la forma tchúloy tchtUto.m regÍRtraen el poli y bajo la de 

j . . kchuUe Qn V:\ sanscr. con la siíimílcaciOu de «pequeño, 

(. , ,po<^o considerable, común,'» segiui le inlbrina Mr. Kern. 

n<> /No.^oy yo üe esa opini6n. Para nii te dicción cfutloas ge- 

(.. «uinaniiMile árabe. Ksta lengua nos brinda con ^y^-ruli, 

-qucj 09mo.correspondenuiaüe¿a¿'u/'««. en lialla «u Hai- 



tí. l - 'iiijiii 



»'■ 



378 

mundo Martín, voz que, además do tonto, hn podido sig- 
nificar Uido lo aníU-ario (cf. üjj^ .z-njíía, «nuijef estúpida» 
y iJ\y2xauáia, "mujer hipAcrítao en Knz.); con xtrlo, popí|ue 
traduce P. de Álcali su nrt. Cabestro, animaipnra guio, y 
fiiinlnnínlecoriJu5.T«í//ji'íigil,íU!ípuestO'>yJj^j7HM/»«muy 
íigil, muy dispuesto, criado ladino y qiiíí sirve con pptís- 
leza,» (¡ufidüy yo porclimoloí^M del vocublo «■íistt'Hano. 
Si esto procedencia no soiisfaoe, antes que riprivurlo de! 
Ctílü (saiiácr. MiUt, i-süruiu luiiis, pluciduái»), lu traorla del 
\Bt. scioitíSf áUn. ác scirtíy «preciado de srtbio» i>n Plout&í 

CiiUME.\s, chtnwan, f'húmbefi.-i {torl. Ppi^na de míifiííini, coiti 
que se guiírnece o masli-n instalado, unindo-Rp'lhe com 
cavilhíis ou pregos, poru tiAo quebrar. De ijuU. chamCa. 
Dozy. Cf. algémas. 

Chl'pa casi., .TJiipa cal., chapea base. Lo mismo que aljaba. 

CiiuTK. And. EpíUílo con que se denigra í' insulta á una 
persona. Creo que esta voz es lo arrtb. ^3^ TurCif xttti[ 
siML'tujüdn lu r, (pie ¡'i mAs de sus sifiiiificüdcH de "ngcnte 
de policlu, verdugo, sayón," en P. de Alcalá y l\. Morllní 
tiene los de «pillo, bribón.» Tamhi«^n puede considernrsc 
chute como contracción de ^^4* yohúdi, «judI0.11 ■' 

CiANl, jírt/f/?. Moiiodu de oro quR víilía cniítro ríipias, Acféii 
ásperos. I>y ^^Uj saiyoni, adj. formado de cjUj ^aiiján, 
nombre de un rí^gulo de Tremecón (Abó Zeiyórt Ahmed 
que reinó la 1 .' vez desde 1541) ñ IMll, y Iíí 2." desde 1544 Á 
irCíO. V. Brosselard, Mt'moü'e sur les tombPun.r des Émirs 
Beni Z^iyán, p. IKJ), enouyaciudad se labraba solamen- 
te aquella monedo, scgi'ui si: lee en Diego de Hiiedo, To- 
pographifi flft Aryel, Cfip. XXIX, fol. 24 v. Cf. ayadinó.' ' 

Cica. (íerm., rwcHrt, cAíVwrt bn&c. Lo mismo que aciqtta. 
«Moniflóslese la cica y si se encubre por nopngar losde- 
n'crbos, yo le (biró enteramente lo que le toco.» Cervantes, 
Rinconefc y Cortadillo, p. 147. 

CiCATEno cosí., cicalcr cat. Lo mismo que cegatero. 

CrnLATOX. De^^jiaüL-s/c/fí/dn, «ctclns» im II. Martin, del lat. 
cyclas, tein de seda recamada de 01*0. La fabricada en Bng- 



379 

dad go7.abii de grande cstimn. KsUi \oz se eslcndiú en In 
rdi'iü meüin par tcdns las letifcuos de Europa. 

Cid cast., míiM. y port. Deo-« wW, "dntninus» en R, Msr- 
Un. Kti sentido figurado vnlü esta voz en nuestra hoblí) 
castellana uvalentón,» contóse voporel pa»fl}^sifíii¡erilt_>: 
nEnlrarotí los üris nt/es y a) i>unUj <|U4í viei-oii ú su lior- 
maxiü y á Id olcsliihítti, dijüruii KJ-iLnudo, eUi^t Luna, La^a- 
nilo de Tormos, I'ncl. 2.% Cup. Xtt. 

CiPAport. Arnn sutil, finn. Mopij«w. DcMjU.8íf/yíi, «arenn to- 

,,,nuisii (ín KivylnK. Mourn. 

Cifaí:, c(/h7ííccüst.. «//íif jjürL PerUúneo. I>e í-?üLo cí/ííc. 
Müller, «Et porque son tres cueros en el vientre» la cos- 
tura ha de ser nsí: m'^lnn ftl apuja por el cuero primero, 
Gt por el s€f¡;undo, el por í'I lereero, ipie «s el cifaque.,* 
l.ib. rf(* Motil, del Hey D. Alf., Bib. Vciu, 1, p. 148. ■■ 

GlFAT. Ia mismo quñ Cí/lxc. V. ¿ii.de .Vo/i/. del Hrv D. Alf., 
Jiib. Ven., I, Ciip. X dul Apénd. 

Cifra casi-, cíil., mnlL, port. y val., r^flra gall. De ji¿» ^-i/r, 
trombrc del cero, que se aplicó desptiós t) los demás nú- 
meros. 

PtOARRAL. Tol vezde Ijaa^yi^ íi/-cí¿c/TcArá, yxKir la elipsis 
de (trd, úCfichrú, «arboribus abiuidnns térro." V. CoHiri 
y -4 cnd. 

pipAiiRíVs, cuiftrrúns pl. ffftll. Los nue üfi disfrazan en cnrnn- 
val con cicrlos Lrtijes de bogiganga. Cnveiru. Ue i^-w.^ry- 
ra, uhomo rídicutu:*, qut ludibrio habeUir» en Krcykig. 

, Cf. íjscu*-, inóscnra. 

Cija, l'rov. de Aragón, Prisión eslrechn óca'.obozo. Aunque 

, esta voz pudiera traerse de ia lat. celia, que con lu acep- 
ción de «dormitorio rfitirodo do los siervos» se ennue.nirn 
ea Columela, la creo corrupción del dr. ,-p?íw sirhn, sich, 
mediante el apócope de b n flnit!, «corcel» en R. Martín, 
«prison, cachol» en Ku?.. 

Címbara. Guadoñu. Üc t^^ jubbára, uhocino jinra cliapudup 
órboltíS" en r. de Alculó, «pudiiderü» en Dombuy, «hoz» 
en MarccI. 



CLMiTARRAcast., cat„ mnll.^ popt. y toI,; cimiínrrA base. 

I|>i;I pérsíijí-íu-2:ítf/n-rír, trglaílíiis, enais» en' Vulleí* 

Ct^>AVO. O*:! &iV. ^'^ íteb(ilii,úví\ turco ^í*V"fconv de Ires 

puiilo-i) üipahí i'á sfpoy i\c- In Indi» y pI xpnfii df Ttirqulii), 

H\ fto|(licr, íi feudnl ?oMicrs(?rvÍngi(nttcr mílitíiry lennrc 

qn MedliüUí^i-. 
Cii*OTK. ftl píilillocon fiuc se loca »íl l;iinlior. Po oj jubb, 

oñiitÜdu In torminuciOii oíc, «vorcti-iim- en K. Mnrtín, sin 
dudo nlp:iinn pOt' fiíi forhiB. (¡f. cha/oroíe. 
riRANDA jnirt. Lrt misinn qiift sorimf/ft. 

(liTAitA rurtU. cifitrra itoit. \'. acUarti. 'ífiA *-ímVÍ 

CivETA. De íAy Jt'fterfa. imiuscuinw «ii K. Mm-Uii, nombiti 
(jiifisu íipliew íi lastistíiJioiii iwrfiimaduquepcüdiu'.i! oí ühí-.j 
luttl lliiiniídd vibcta tj g¡ito »Ui nUaliü, ufiginariu del Áfricu 
4)tiu«(oi-ial. Losnegroadel Oougo b llanuin nsinté, 
IXvmkáí. Lo misino que cnrmesi. "Ont- lüngun Untomro no 
fiiíiij íizul solti-e moiadu, siuo sobro bltuicü: % yue jio fuga 
jijuguii c'olümdu de cU'fHi:ifí,,sifio cotüradp. con ^. retolla 
ó su grana verdadera.» 0/'í¿. de Scriila, TU. d^ ^cdojrQAy 

íül.lSSv. . . I 

Cqíiiik caat. y port., cpixe^ cnf ■■ > imI. Vnrias etimologías só ' 
.ÜüH dndo de esta voz. ■^iiii^ii Kt Iroo dol hútig. leoícsy (va- 
líic. cof/V, nlb. coíj/', hotioni. hosfrh), fiuidj'indóse en un 
pnsíjge daÁvilu, en i'l tiun, ryflriendo (]ueCíirIps V so puso 
^^ílorrair.ep un.,carrnfije(;iihierÍo,sn lee: nal qnftichHuri- 
ííríii llaman coche, cI nombre j- la invenciún en iIc nqiKllá 
,tjerTO¿* qui¿n del lat. conchiUu. Diez es de parecer que 
coáahio, forma iliil. d<? fista voz, es un dhn. mnso. de coc- 
fití, «bolo, bfti'ca,)! y que de 6] procede el fi-. coche y el al, 
A«í»cA. Kl iijismo orisoí) líeuf% unnii sentir, cUiirco,_j^j5 
(_ dtí In.-í pujilus) íockttt wc^pRciíj dcí con-unje ancho» l-u 
líedlioiise, etimología (pjuda lo AcíkI. 
CoEMM. Sacerdote. De ovn: rnficnfmfp]. éé imco/ien, usflcer- 

dolC.» > '^■-"■' -'~■■■-^ *'.>V.- 

Todos filemos epuantados, 
Maestros, Rraltie^, Coenim. 
Cune, de Baena, p. 533, 



881 

CoPAiSA. Lo mismo quo aijo/ain/i. 

COFIA cast., base, cat.^ gntl. y malí., cq/id cat., ro{/íi porl., 
c,o/m '^a\\., i:ofíe!j pl. val. Óc s-sy cofíj/n, •copellns» en 
R. Martin, y en la glOsa «de lino,» voz que se f'iicnfíntra 
b^ío la forma co/(ía en Fortunólo, Obispo de Poillors (si- 
glo VI), derivailfl-prohablnmente, seftún Simonflt, (I«l lot. 
cttppa por rdzúli do su forma. V. Gtoi.de Voc> Ibér. y 
Lat., «rt. ovia, |>. 122. 

Lo cofía fronzido. Dios, rommo es bien bnrbado! 
Pnflma dM Cid, ed. Uiv., p. !1, col. L 

Comen. Adivino (en el Cjincioiiem do líurlos, p. 3+). De ^i/ 
cáhin, Hdivintis* en R. Mnrtln. 

Cohén, cohino. Sacerdote. De pj cohén, quo vale lo mismo. 
V. Cnnc. dé Baúiia, p. 449. 

CoiM\. Germ. Mujfir mundana. Do lUjjS cotetti/nma , «psrvn 
puelln» en Freytog. «Kl huciindel harriprn, lí fpiien U*nlnn 
despierló sus ninlos deseos, desde el punto qite pntró pu 
coima por In puprtn, 1n sintió." D. Quijote, Porl. I.', Cap. 
XVI, p. 36. 

Coima oíst. y porl. Derecho que se paga ul garitero por el 
cuidado de prevenirlo necesario pora el juego. De iWji 
ccií«mi£i, dim. dt? iu*i ^íííma, «precio, valor" en R. Mar- 
Mn y Preytag. 

Coime. Germ. El que cuida del garito y pivsla con usurad 
los jugadores. Señor de casa. De |.j!3 cáyim, uslons; admi- 
nislrator, proel^ctus» en Freylag. 

Coime. Germ. Dios. De ..j^ cai^m, usemplteprius,» ^j-a.'! 
alcaiyóm, «Deus» en Freylag. 

CoixoTAR cast., coivothar |tórl. De ^üailji cotcotár, «vilriolum 
fla>Tim, chalcifis.» V. el Mmtaini bajo J^. Aben AlbeitíSr. 
1, SIO. y P. de Alcolft \\\ v. Caprirroiia. La voz tíenn trozas 
de ser coiTupción, como observo Do/y, de /a).xrA>;, y_á>.- 
xavíhi 6 ydhvi-Mv^, lat. ckaicaníhum, pues otra especie de 
esta sustancia lleva en ór. el nombre de caícant. Dozy. 

Colmena. De j^ó ^ í^IjJ roteara niin nahl, Dozy opina que 
es absurdo dar á esiu voz un origen ár., y sin embargo d 



382 



renglón scfsuido obsflrvn (jiie los Árabes dicen rpnlmente 
tuiícth'^nan-nnht, pues en Abí-n AlheiWr se lee; ^j«. \S\ sJjwj 
>syJI jily -i-j. V. Dozy, Gtos., Appond., p. 376-069. Yn 
oreo, <!n vislo dfi oslo, rjiití lo dircÍLin cast. podrlw ser <le 
procedencia orflb. Cf. en R. Martín >aeü^^0J*itCírtcú6Ífí»>l 
rtíiAÍ, erí/r/ien. Mr. ^fuIlIl dn por otimologfa Oe lo voz de 
oste opI. las palabras cí^llicns kiJlócn-tcénnn, conipiicstós 
de kólñcn, «cesta,» y ifir^non, i<ab/'jíis.» V. Eíi/m. Unters., 
p. r4-56. 

Comino cjisI. rominho porl. D<í qj-»í^ cwíVfítírt, «(^imimiinffen 
R. Morllii. \'. alcamonia. , , ■ . .. 

CoNiNo. Kspcccpde loca. De «.Us «/Mmíí^ • velo dé Incnb^/a,» 
ó mejoi'fle ^^^chonnn, pl. de xj^chonna, f|ue, enU'eolroH 
si;;iiificados, lii'neel de iivelo de nuijer, velo del rostro 
<iue cíibre toda In cara y no tiene mris que dos agiú^^^ 
pura los njos." 

GooMA port. Lo misrno que coirun, 2." ort. «Todos 8s coomas 
o pniifls dostes soulos se reportem por esti gnyso." Foros 
de S. Mfirfinhn rfe Mnurnn, p. 5íKl. Muura. 

Copa port. Lo mismo qnc rr¿/;rtííi7. , ,,, , 

CoiíA. Distrito municipal entrt; los íirabea. t>e tj^f Mro, d^l 
pr. y(Sf«c, «territorio.'» Acad. 

ConACHA. El vientre. De jí/ cuera:, «ven^erij en II. Mnrti», 
ahajo vientrnn tMi P. do Atcald. 

CoRAíMHA casi, y poit-, rorascura cal. Lo mismo qiie ca- 
racna. 

CoilAN. Lo mismo quea/roríf/i. 

Corbacho. El nervio del buoy con f|un oí comitrR.d«-los g»- 
Inrns castlpn f\ los forzfidos. Dfl íir. J^j^ corhúfh 6. ^>y 
CTJr6«cA, tlfiligo», del turro .ii/{~ tle tres punios) v"*r- 
ferlí'A. fl.'i ridiiip; whíp» en Rodh-'use. «-Y snllnndo ít la mi- 
tad de la criijín con el rorhnrho <\ rebenque, conienzó A 
mosquear las espaldas de la cíiiisina.'» D. Quijote, Par!. 
2.",Cap. LX.Ü1. , , ' 

ConcoMA casi., cíircttnuí casi, y jtorl. Dul ilr. f^/ vurctifiuJ, 
hcbr. oiM cufcum, croáis indicm (Canl. 4, 14)* «iW. os-nb 



y Kaí-íis, sanscr. cuncuma, armen. kJiekkryn. El gr. xiómc, 
«snrlopor In-; LXX, y el !at. crocitit, litíii>Mi, como ol)s»?r- 
t-TO Dozy, la misnifi procedencia. 

CoKCAJií. De ii^/ carsirja, • vitta» en H. M.irlíii, d«r¡voüu oca- 
so del )at. corrigia. «Otrosij que lodos Jos Cor^-ajvtt dií buen 

MÉrtpílovau 6 de boceiro (jiuí nosnan cerrados y que tns cin- 

'IflS labrndas seon de cordovaii 6de buciírro.'' QrU. de Gni- 
niuíti, Til. 7r>, Ord. de Correeros, fol. 108v. 
COTACí port. 1.0 mismo que nhjodon. 
CoTiiAcal. «Üració del áiíibí-s per lo rey.» Lubcniio. De ii.ri¿- 

Jotba, • orfit'ióii r|iif? un prodicndor praniincia id vií'riti-s 
en la mf*/.quita,enlacuol,dospués üelas nlab-inza^:]) Dios 
yiS Mnhomn, lince votos por la vida y In feliridad del 
monurca.» 
Cotí. Cierta dase de liiyns. l>c ^ycoti, *de losgodus.» V. 
AImnCHrl, 1, 12;i-r>, donde se lee que osla es|>(íeie era pro- 
pia de Sevilla, as( como la llamada ^^. «Aquí eu Sevillai 
iiOy Hinchas maneras de- flgcm, ca hay flpjs xtilinriiia y 

■ dorn-í-'.-ilcs y hrevülc'S y coOcs.' Avíñonj SucilUí méU. 

Coto. Pena pecnnlnria señalada por In ley. Acod. Da )^ú¿. 
játiya, «mnltOM en Marwl y Kaz. 

GoT'o casi, y porl. Extremo, i-emate. Tncou; iiiiiñon. Kn la 
occi)ciún 1." es el lir. ix». hudd, •tennitiuí', liniea» en t'rcy- 
tág, y en la 2,' iju^cota, «muáou de \u)o nianoco/-l«üe.» 

CoTú porl. Kspndn corla. No eiicuenlni en los lexicógrafos 
otros voces que tengan alguna semejanza con la de este 
ort.quelnsarí'ib.^^¿¿- Jim', alanceau en K. .MarUn, y ^'3 
cútit "Irunchant» (sabré) en Ka/.., «aculu^i cuéü» en Freyn 
Iflg. Cí. jiSat. mictft'fj, ■'sabre Iranchani." 

f>3ToFflE. vaso para beber. De »jo cud'th, «nrceiis» en Uní- 
mundo Murlfn, ó de <J^^ cotlúf^ «scutella^ urceus flgu- 
líniííí.* 

Cotón cast. y cat. Lo mismo que algodón, 

CotONiA cast. y port.TeIn denlgodAn. De s^^JaS co/ora'yo, que 
vale lo mismo. V. Boclhor. 

ComiM port. Moneda de oro O piala que hizo labrar el rey 



I I 



m 

n. Alfonso, Afl {]u(> se hace mención en las corles de Évo- 
ra de liSl. Stn. Rosa, Ehieid. \". cuatrín, 

Cox. Nombre que sedaenOrtinadn á cier-ta suerte dRtinojn. 
Tal vez de y.yca«s, «arcoi arcoda," por In formo de la 
mismo. 

CuATHiN. Moneda de poquftño valor, que corría antiguamen- 
te en España. Acoso de í^LtaS catá'o, •luimiis) en R. Mar- 
tín, 6 de cüaá (/tíitd, tpequeno niouedo de col)re 6de platón 
en Koz. 

Cl'BERa. Especie de pimienta de la:^ Indias. De kLj" cubéba, 
«ruhebawen R. Martin, qiio como vocablo del lat.mod.se 
encuentra en MiRuel y Morante. 

Cueza cast., gall. y pnrt. Medido de p'atios. De ^í/^ quüjás, 
•méiísuro"' en R, Martfn. 

(JÜKidA cast., ctiñrh't cnt. Nonibi-e d(> la escHlura ár. Usndn 

'' en tos primeros tiempos del islan^ismo. De ^¡^ cuji, de 
(¡íy Küjn, por hflberse inventado en esto ciudad. 

Cus porl. Jori'O, tozo. Del ím". ¡^ wj, del persa «jy cilra, 

«jüiTO de tierra, vasija « en koz. Mouru. ' 

■ Cusctis, cuscus. V. tilcuscui. 

Cl*scuta. Del ár. ^y£j cuxút ()\iySiS ptixutA., que designa In 
mismo plütila.dfl íjr. xarjrai. Marcel Devic. 

t)L'XERAmnII.!MedrB. De j>:\=>./írtrArtr, que significa lomismo. 

'CXhen.a. De iu*»w üdjtftfty «pwltes» en R. Martín. 
E comet de In ^-ttfwna.- >•■ \<- 
Conc. de Baena^ p. 413. 

Canefa por!. Lo mismo que oínne/it. ' ' ""' '' ■ 

¿AhAro. Cambindor de dinero. De Jl^ í-arráf, que signlHca 

' lo niismo. SOiup». «No cídade ha inuitos c mni Heos mer- 
ciideres, e mullos fara/os.o Itirternrio do. Antonio Ten- 
rreiro, Cap. I; p. 349. 



..É 



RAJÍ i'üL. i')rillVi IJJkinoitis lo misnuiguf riibudeocufit 
Del turco ^'*. '- Ufih buji, i-nl docviriúii i'» jefü rU' die?; 

OAnnAT. Nombre «.jii^^ doi> lo;? musulmanes 6 la t^^^tia dot 
Apoíi/ilipsis. De s^b itáhbot, según lii Irniiscripciún üe Co- 

',' tnfíigOr propinrneiile^^'JlisL^ »Iii besUn üu Apncidip^ia.» 

1)a»uh cíil., dubttj mnll. Aniínnl de KUicf^ íIc la lungnitud y 
■ figura 4.lül Im1x>, p<*ro »»ij p¡(is y niiiiiuü (.•unm los tlid luun- 
bre. Ue i-*» dobitu, dahuh, r^prorfitiitudo ni > ííí/í por In A, 
«hyíieiíou eii Fpeytag. 

Dacxa val. Muiz. \'. adiua. 

Dado. Scgvni Maríiiii y ^iol18a, dt* jj tktdd, ^Iu^uh, Íociis» cu 
FreyUíp. Yo cipitio, rim Sclieler y BrucluM, que dndu no es 
I i'iiioira cosa quo d lu(. f/<rif//m, qui^ sigidf^cú desda un .priit- 
eipio azíif. iiol pootí jii^'ado » \". Porciilliiii, TiTiind v Mi- 
guel y MuranLc, Jíieíío de dallos es. pu"'S, siiiúi|ÍJiio do 
juego de aznr, linhiéndos» oplk-ado uii^s irili'InnLedirlin 
nombríí ni iiisl ni motilo que servio para probnr forlunn. X. 
SchelíT. Dicl. d'Etyiit., \>. iaj, y Bi-acliel, Üict. Ettjm., 
nrl. l>éfájojíerj,ii. im. . .,,„,,,, ,, 

Daifa cnsl. y gall., datifí. bosc. Dt; u*¿, dai/ii, «domi^iaí» en 
I M K. Mnrlíií, "duuin casi SL-fioru, duefui pcjr sn'fiorn, íimo de 
" .V inuvN» 6 nio<;o, priiictj^of en P, i\o Alcidil. Muriíjw. 

DAi,\n». Cierto suertí! de monedn. De^^líl yy* darb ctk-mU-, 
i>nioiiotít" en It. >[j(rtín. lit. motmdu'del Knilr. »V.n dohlos 
de oro dnimir y raxiidies Ires mítl tres el media.'* hicciX' 
iftrio de ios bienes dr Ú. Goiuain Pcdomcque, dedo (ibiii- 
po de Cuenca, JJib. Nac. D. d. «. 

Damajuana. Scgítn Lillré (Áddit. al Dict.). de !ul«i.o dam- 



a 



m 

c/iána, yocoblo que 3ígniñca en Oricnle un frnsco grande 
(ie cristol. Sobre los vn riña formas de la dlcdünoc/ib., véa- 
se ú t><«y, Stipt.f I, iú'.>. 
DAMASQtí cfll. y vol, De J^^^^ damaj^qiU, «de D« inosco-' 
DAsruuií. Nonibi'í? de un pvso (ap. Goynngiis, The /íi^t, o/the 

'^in dirliein.H En^flinann. 
Hasta, dante. V. anta. 
pARACA O-Oíít., íVa/'^/í Oiist., Cíll. Vpurí. Luiiilslii(M]n(f«/«rí/f^f. 

Dahho. Prov. d)i (iruuüdíi. Kl conduelo (i ouiml por dondo 
fluyen los aguas sucios. XÍaí^jiturtí, «cunaU en Boctüor, 
ú f}jifaráa, que vale lo mismo iíii Mnrctíl. 

pAiisANALEcat. y mnll. L<i niiamn <iU(: ursKnal. 

DXrsena cast., cal. y molí., dníssana, dr^mnaa cot. y malí. 
V. títara^ann. 

DaYax. Del hcbr. yt dayrin, n'nu\t:\.» 

Veladme, Daijunrs, que mi cnlemUinicnln 
Se pierde del lodo con grand qflif'.i.on. 
La dansa de Ui muerte, 

tfei.KÁ .gáli. Lo niismu que adelfa,, 

l)icitR.\MA. Contribución. Sla. Bosa der-ivo esla vpz,|y en 'tni 
sentir, con buen acuerdo, ú*:\v.defrtun(U'.Cfíj^., tnvlc«rf., 
Mnrinn y Dozy In consideíaii como aUcrací*^n>(|c Ijj. rir^b. 
Oj¿ (ffirtiinti, f|ue vale lo ni¡sn)o, 

Dkuviche oast. y pfirl., daréis^ dercis, dercixe porl. Bel (\r.- 
perí-n j^^yi drnrúr, «unendign, pobre, religioso, monje.» 
Asi j^ypdericíj;, como sUrSiiiónimo pei-sn 8jj,y daifcajrt, 
pr-ocedt-Mi del zeiido dc\rfítc9Í^a fy dtíretciUu , umendiciis," 
r. rfwfiíT, i'mentlicorc" (cr. j^ío/'icíij«, emendicareH en 
R. Morlin), snnscr. drub. V. Vullers. 

l)iiY casi, y vol. Del lir. ^L^ déy 6 ^Ui dMy, ilcl hirco ^b 
^éy^ •tío liiíiterno;, Ululo amislosf? dn<ío eu I9 cdíid inedia 
y «liado ppi- la fíi;iile auíigua, señal adamen te por los ge- 
nlzaros, aplicado míis tarde d los jefes de eslos ciiei^ 
pos que desempeñaban el .cargo de bojú ó gobernndop 
déla Argelia.» Defrémery. 



387 

PoiERO cnsl-, rit'fíheifo port, Aurtque 1n forma de estos A'oces 

' sé osemcjn Infts A ta'flr.-persfl ,Uj» dinár, sfliiscr. (linar, 

(jue rt lii fír. w,-/á,s'.i-í y lí hi Inl. denai-im. m» es uiciios cierlA 

qiie se derivan din-clametile de esta filtimo. . ''' ' , 

lURrai cnt. y innll.. ftcrjiíc port. Monedo. De fíy> dtrhí^t, 
"pieza tlp'mnii<>dn de piolo;» deiivudo ó su vez diel gríepo 

DiVAN cosí, y porl.. rfím/í cnsl. y palt. Del ór.-persii ^1^ 

di'ííNtí'/í, «inlbiiitl. I¡l>ro, colección de pocsliis. iribnnaYdíí 

'tíislício. consejo do estado, nsflmbtea» én Freyíagy Kaz., 

-.r.il'pj' ri I . >■, M'l .:/■(>"( .'i.<'.|l* rt.irji.- I'" ' '.I . 

''AsoRlHen Iininhert.^ ^ 

Doui'iNiCA easL, flórdáic/i póVt. IV Ji^^ dorftñach, «aXdoro- 
nictim sorpioifh'ií de líiiropn,» según Leclerc. V. AbeiiX)- 
beilár, 7'mrYíí í/m sf/ji/j/., II, p. 83-85, n. 

DuAXA cflt., malí, y val. Lo mismo que aduana. 

DrAR goll. V. aduar. 

Dula cnst. \* cíit., duti'n pl. vid. L<i nti^smo <(m<! adula. 

Di:li\iax, t/ornUtn cnst. y cal.,dorinávu\.,d(jtinniii.dohnan 
ir. Segi'in Müit-tft Dnvic, dcl tilrtfl n-'íyb ftttáma 6 qL-Nj^j 
dolamiui. (jpti nirip fiuKln mentó, ncnso, Sclifler y Brncliei 
derivnii los voces do/inwn y dohi'titf de dniíde proceden 

> '^his esp. de este nñ., del hi'ing.-maglíir doífímf^y^ bdhem. y 

■''p6laC. dúloman. 



EtoEs c(isl. y val., írfpm col. y mnll. Htíl hebr. py kéden, «de- 
licias, deieite,.» "r. y^w»; . n. jip. de una amena pfr^lóii «n 
Asín, cuva siiiKicÍAii se describe ene! i'í'^iwsis, cu la ruíil 
se hallaíiii ul jordíu «ne hobiUiron. nuestros priincnts 
padres. 



3^' 
EriíS'bfilítíl ItiirW^Oüálíifr/íí/ñíIfílíír.aíVji'/t^í, ucnballP.robiRp 
'edóoocfrí, Iidmhre Hd motlídi's wrti'ísfí.s, W<ínhpciiop, eo- 

'fíA>,píiíróhn,-pt*>t»-'<'!«.ri]>i'fiioip(*tIi'I/i snnjirí:" i-i» Kedhou- 
so, "lítiilií IiMiínrffiívt (((ii' <ip dít Ci líi>- (|nf» no snn bwys ni 
"bíijafís'A en Kfít. 

F,(!fR\ eai.. nííill;. poit. y \n\.,i',rira \n\. \'. iñef/ii" . 

F.ní.\f,ncii cnt. y voL, .ríx^o/ViinaH. \'.j"hqtf^. 

l'-iMEbiifA ftili'Uo minino <\i\<A ^fjtH/ivu. I 

ErxoliíiSíí, Itl.-VAl. Mnmlm?^ df. mim'da del lley. Hós.Dft 

•J"-2ul rt;í*-flín/r(i *sl»gii)» lili U. Ntñi-tln,-*uiíi\(Jn, wiidugif» 
o(j-p. rtft Ali'Alrt. "prtwtontitnija soIuUiísu o^ I-^vylog. Metvl. 
KÍ^tiiIí (Tflsl. ^:ill. ypni'l.i Ajírtslnln'ó rmií-fíiidodí? I(i Tísüpiín 
(TiíUanít; Avnthhe *ih. íit'h, Hbarbtinisi h>liffioneiii>Mti- 
hí(mnt*'diíí iinn pnitítJMisii <!n E'>pyt:ií^, an l)¡uiora tnilky 

'Moíi ofthi- uníicüiMis ofihi' ,-v^ ;^oi*9H*íiVotrnsfoslríitn^' 
j¿rí)!?y, i\u luihflievpr» efí'íjiii<\ -■s'lrfinít'^ríi riÍH rhíítiOt-íi- 
be" e'ii el X^oc.'.Írtibé-Prun(:, nrn'jíliviisw ini K. Morlfn, 
nclclic Ó loriiíKÜzo, onucjodoii «n P. Vlu Alíiilrt, «ren&ffarlo 

"criíítian¿ii f!Íi tlncthiir. Ktílu Viin ótí-a^^l-u Iíi rtcoiK-ifln qiiftí 
éir'lnSpttflliririierhtsddniirtíjrirnho'grnnodimiy L>u ul siglo 
W'l t',Milín-tilre moros y críi'liiiíios lii |);dubr»c'/<Jr<",'í;(imo 
|rt(MíSIfl'W el íii^k'l'ilfrtmwdtí-'iiii Míii*inoI ííí/m/j dei rabc-i 
fihü. 01(1. XXV'Í. ]\. 1 ir.i: «.r'drfí'iiT r<^<A rfi'ift á hi^ l''i*ls- 
d>^s y i'wpfci.ilmtnili' ti el Arzobts[tn do Tíitcdnriuosieiiüo 

' lííViiiílíiU rtfl ^ll■bn>n^^vt tftdW id, ivíwy'do' llbristmnos iiii- 
bicse bombreí* y nmaoffe mieffrtílu'* y biJ^K id«¡ reiwfrs- 

■^f/M, rf^ifrtftíii'ldft Mi>f.M Ititmnii A'Wí.v, qiia xiviítsiíii fn In < 
Si'cla (le Mabonio.» V\ efmm h>rnnii P(.'r-<»z d« tluzíitan, 

' Ge/(íVv4)^tíí»(Vá o «*oíAfcMjíW, rj\p. X VI. K« Arrio» s« aplicó i 
1*1 iHtn^bn/dt» r/r/íi» rt 'liis rciii^^ndíps' L'rií*tiíiiinH (M»pfiií>l, 
Di'scrip. ffca. í/f ,4/í*., II, fui. i7, i." i^'l. y hkfio d<j Hn*ídó. 
To/uufr. fin A^'ífM, f.Sl; 17t I*.; í;« (Jtil.K lí Insí i-«balUrosi i 
ÍMi - TjiíOtifstnhfin ni pnpvii'indplns pi-lnmif^J mii«nf-l 

bi-iM'-^ Al/rlncnrl, Ifl. fSTlt, y, ít.i[»rtii fjirvfinl'-i x'f^trjnfr, 
l'nit. I. ílHp. XM,3í>!b, & lof* tniidfíjnP'^H, sin diwl« algtitifi 



38» 

pnr stírproceflontesde Kspsña. Al renegado musulmán, 
pornifísque H. de Alrald Irnduzca on su Voc. Etctte 6 
tornaUíco y Torimdiiu {tot mutnúvar {yon^»), se le llamó 
por los nioi-os constan teineit te jUj. inurtadd^ tenaciodo ú 
loriiadizo» en el mismo Ipxieógrafo, «npóslata iii lege» en 
R. Martín. V. Müller,/)íe/t'£v-fc/( Zeilen con Granada, p.4Q. t 
Fl propio calificntivo se les nplic»') (;ii üriciiie y Áfrico. Es i 
iriííy; en este úíIíiikí puis usun lus moros palobros difó: i 
rentes para distinguir fil rcnegiido nitisuliiini) del judiu.y i 
ripl cristiano, llamando al 1." *>V murladii, at a." ^'^ | 
seLami\\\\ 3.* -*!«. e/cAí?. V. Biictlior in v. Renegai. No 
tin-ne, pues, roz&n descr, €n mi humilde sentir, la aser- 
ci6t) de Dozy (v. Gtof. y Supt.j de (lue ú ñnes de la edad i 
mfídia se di¿ el nombre cíe elche, asi al opóídata crisltano 
r<imo ;d niusidninn, 

EiAUíi ((¡n Itni (ionznle?; de ClavuOj X'iditdei Gran Tamor- 
/rtrt, fnl. 38), Lo mismo que cícAe, que el ilustre embojo- 
dor de línrique III cerca de Timfir iiilerptet.S errúiied- 
mente por «crrtbaxndor.» 

r,i.F-Mf cd.9X.,.(ffnnUen>e port. De ^'í'' el-U'mi, fcletiit, goma,» 

ípie sruMirn entra on Boelhor bajo ^^^*^- V. Dozyy Mar- 
ee! Devic. 

Elixir cost., cot., molí, y porl, DCj*»í:íI elicsir, «elixir, la- 
pis philosrtpliorumu en Freytag, alteración del gr. ^'^, 
«nii'dicaniRnto seco,» voz que despuég Ua recibido una 
sigiíificacirmmriftrimplia. V.Fleisclier,deGtosíiíít//a6ícAí., 
p. 70, »p. Dozy, Gios., 250. Marina y Sonso. 

Emiu rasL.ciil. y nmll. De y-.' cnu'r, «Imperutur» cu H. .Mar- 
tín, -rtíyn en P. dn Alcalá. 

Enouera. I.o mismo que rt/^í/íVív. oPro ongucra de beslin 
cnhallnr prtí iioete sex deiuiricis.» Fuero do A\\/fí'a^ ap. 
¡kUiUw.t Coícc^ de Fuero.*, p. 295. 

Ema, eyn<i cat. De t^ úit'a, «vana en l\. Mortfn. 

KS8B(X>. De Re.L*--£i>.1 e9>^echáa, oesfuervo" euP.de Alcalá. 

«EmiDnlo S»l.'i<líi) vh't que non era asi como t^loueÉlíih;u4^ 

'^iKliabia rallado grund üeren(t)OiienU).(íD)i^yg;raiiUev4f¿tiO 



I .. > J I p . I 

en lafí poca yentc Ho cristianos, Iiobo iniiy graqd pcsnr.n 
La Gran Coaq. rfe Cftr*, Lih. IV, Uip. CI, p- í*4í. 

Knxadrez port. Lo mismo (¡ue afe<ire.j. 

EKXAHAj)orl. De íjka .Tfirn, a^<ílva» en H. MnrUn, nmutal 

\ ln'cfiau en P. de A-lcaló. < ■ ' - ' 

ENNAnAVfA port. Antigiirt locado desé(Iaqnei.TSíiban lasfllcii- 
hufílas.Pol8Íno.Sta,n.o9íi,/;¿í/ci¿¿. Kn \tt l.'áci^pfNtfl es í-l 
ár. íUij^S fi-jsurbiyu, «slrophium fnpilis-» en l»oinÍ>iiy,íí2, 
voz I6rin.j(]íi ÚQi^yZxert), «bisas « lmi U. "Martín, ínl. bys- 
«íis, íír. pii»ff9í, «Hnodelpfido,» conuisfi loe«n Gíillo.y no 
mío ciüse de sedn. lín In 2." es el úr.'v'jV*'''^'''**» '■■"*' 
diasi en Knz. y Mnrrcl. ' ' '' ■'•' ' "" ' ' 

Enxaveco, ínTffOí^/w, ant. port. Pesen de" solhnp, e^outro 

peixe mi«du. SUi. Rosa, Sí/joÍ. ai ff/í/orí/. F4>d^' Moraes. 

t>e>ü¿*-iJI fi.T-j-abeca , cretco en R. Mnrttn, «red comrtqiiie- 

Til, it'd l)[irrudÉTU» en P. di- Alcairt; •ppsqnri-ijiiten el Idri- 
sfeí, ap. Amori, fiíí>/. Arabo- Siculc(, p. ;)2, 1. 7. Doz\ . 
Enxeiie. Df ,_.^l ea'-:eehb, flntiini(''n» en R. Morllii, «olunibre 

piedro" pn P. de Alcalrt. Marina. 
Enxixo cíipl. (1-oy dn Partida) y port., etJ.TP>'6^'éff.¿^i!fi.y.re- 

co, anl. poK. 1-0 mismo qua achaque. Mai-iña y Kngidiiiánn. 
Enxfxo. De ,¿>.£-'l cj^-a-t'cc, fdubium» en R. Marlüi, «duda» 

en P. de Alcatfl. Marino. " ^ "^^ ' ' ' . " 

Enxehca, fínxerga, e/i¿cer</ua, Qiil. port. Carne qucse vende 

forado ogougue, ou talveis de chocina, o salmuerí^. SaoLa 

Roso, Elttcid. De i-y^Jl cjí-cccric, «pinguedinis expers, 

Cíí/'o j en Freytüg. 
EnxirÁvia porú Lo mismo que enxnrncia en la 2/ acepción. 

y. Órdenai-áodo lieino, Liv. V, Tit. 32. 
Eral. Deí^y o/yW, «M'lula» en 11^ Jijurtti), «eiüi í\m i^ei^^i^o,j 

eral ternera» en P. d^ Alcfili. ^j ,. i 

KRRAJ.Carbúii menudo formado del hueso dé ja aceituna. 

Lo mismo tpie nrrntJX.^ ^ ,-.,•, 

EscABWiHK casi, y p(jrl., m-wctft'Ác porl.'Segón TÓpzy^ do 

.Lju- sicbách. V. Milfj una noches por Lune, II, 495, u. 13. 



31)1 

ti 

Escaque ticsl. y port. Del pprsn .Uü! e.T-Tá/t, «rey.» 
1 ■- •>■> ''|*eiio con rosüu. sseñor, vos relrayn" ' 
\1 vuHstró TalSfilp muí juego dé mcaquc 
Cf'fic. €lf fíaeitft, p. 'Í65. 

EscAJRLATA. Del i>é!sa >sí"ÍA-. swyMtWíií ó L.TJU,; «rtyrt/rMí/ii 
«vestís lunea quatitiii i'i-^no Kr^ncorMín li.>>:iinl; panims 
o^ccu liiioXtiH» aa Yitll<-i-jji, iltTivado, uaf cutna ^.büLu,, i>.2üL. 
y ^yaiüu, iliíl gr. Kux"/^;. lol. ryclAS, lespecie üc ijoHo ó 
vo^liíJtiru iii)tif;tiJt lii; U.s niujiK-ev cutí fruiijiís ú bandas en 
sus extreniosj.tiofílodosdtíoro, ó de color de púrpura, 
(lo donde lomó su iiombredo cyc/ew.» \\ Sen*, «rf Virgil., 
AcneULl, ÍS2; Juv. VI. SjS; Prop. IV, 7. 4U; Lnniprid. 
.-Wí^t:. Seí?., 11 , «p. líich, iíící. dea Aníignitcti fíonminrs pt 
Grrques, p,, 218. ísobre el origen de esta voz y }}u síi?niíl- 
cocióii primilivn, U'-c^h en Vull^írs, in v. ^^yiíiüu,: (jiiu (ci- 
lUttotiJ )*s el líoiiiUre úo. una ciudad de los Krim (^^p or* la 
aiJi) se fobi'Jcnn.los vertidos de lona lltunodcis <isSJUt «(- 
c/fíí, y ütrns Idus, Ins ciiolcs recibieron su nmítbn'; de 
(iqi|(:|l» [Kjbluciúit. Ignoro sjen líia Cí/c/<(dfS iKiwi.áS:;». is-i 
Ins ili'l innr ligoo, con cnyo nombre píir<;t:cii k'iiftruooU'Rln 
las fomias porsus, c\¡sllrínii rúbricas de esí» f specie. Pi-i- 
inilivAiiif'iilc^^^.e&corl^U], asi como ^^ib^üu, ciduton, 
vjilin color ii^riL 

ESCAZABI. 1>G ^ytíCUtlcafari^ westftíclio, pr<>loiigailo." «iiup 
el dicho maestro sepa fazer arcos granílf'S y pe<|iieño9^ 
üsi redondos, y jubizios. conio íW'<-/rríV. OrU. ili- Si-d., 
Tit.deíÓAAtbuñios, fol. iiiO. 

EácuoA. Tol vez cor"? iipciúii de í«jéu1 ufjubu. f^i'^ '- 1 *iuij, lui- 
hiesc di» <Qv exoniiníidopara sastre si'|in cortíir... una ca- 
pa lombardo; é una <wiíba: é uno obnuinrra.» Ord.de 
Spc, tu. de ÜM ¿Ütf/r^, calceteros ¡/ jugiieíeros, fol, iri«. 

F.sp\Y. Lo mismi> qne ciptiyo. 

Esi'iN,\CA, casi., ivpino/rr port. T>el ór.-persd -'-wír' 'í^^'i^'^h^ 

''Ü «Itiljúl isfuMich, «spinachium, spitiaC'Mi oFeiü n 

■ Freytag, que algunos hotí ((ucrido Iraoi* dul gr. inod. no.., 
víxu. Sóusüv Morucl Ueyic. 



303 

Estol voI. Por raT/m ilo su forma, Engelmenn preflere deri- 
vor usía voz <le ia arób. J^l ostiií^ mnjor (|iie de la griega 
flTíÍAo;, opinión que nbonn Dozy oducioiido lo íat. hostal 
que se encucntru en la ^túnica de D.Pedro IV dCcre- 
monifigo, p. 34ñ, cd. Bofíirulj. 

EsTiiAüON, [aragona Cüsl.tcsíi^gúo port. Del dr.-pcrs. qj^jI» 
tarjen, que se registra en Aben AlheitAr, Avicena y Razi, 
dfií'ivodo del gr. 5^uv, lat. drttco. Marccl Devic, 

ExAiiKBA. Lo mfsnio que axnbeba. V. Vo&nuí deAif. Onceno, 

,, copb 4ÍI8. ., jt j ■ j 

EXAMiTA. De M'-»-aJl c^c-arrtfHíWff, e,r%r«mi^« por lo iníi*fti, 
«vilis." en n. Martín, udcimesto, deniirslo dicitíiidó taclias, 
d'íhOJirro, monguo drsonrra, qnitanii'^iilq <\i\ onrrn, infa- 
mia, verguií]ii;ocoiii'»fQniu'.señal de infamia, onvergniíca- 
miciito» en I*, de Alcalá. «Mfls quíi I.i perdición rxamita.rt 
(Jírla de Alonso del Castillo íi||er,J)ai^() ej t'^r^fi, iáemo- 

ria//í(a¿. (Mt/j., 111,2:*. ,, ' 

EXaúubca- Lo mismo i\\iei jaqueen. 
,,£XAitiui.K. Lo mismo i\\w.(xvnriqiic. «'... citólos veslrusí'xn- 
rit/uea quod vobis dcdi concedo..., etc.» Fuero de lo-t fto~ 
biadorcjs masárabes de Malleu aa ArQg<^ii, Op. ?^iiñoz, 

Co/«C. </f/<íW(W, p. pOi. Mn;i'., , ,^!.u„V ., 

E\Aíiti\. De u^j^) es-ittírstya, ..hauban^, cordados qui tíA- 
ntinllcsmAts»entíocllior. <'Equi sient«nguts que no dfvn- 
tareo en les Ierres en que no a doanes, sino per necessitat 
íVe-xaríia ó de \ ¡andes, ó pcra!tres»^8lrumnnt.'í(inf afcuca- 
ftoii meslei-.o Trutttdu miíre el rey de Mallorca, Condcdel 
Rosellon^ de Cerdaua y de Montpeiler y el rey de Tunes, 
nño de 1312-13. W Cíiarteg inéd. de ia Btbt. Boyal, p. 3i. 
jExs. I>e Ua-I í!jj-¿¿(Íj *<?t:acus»eiiK.M:iiiin,y onlnsKisouníx,* 

«exe como en el juego de oxcdres» en P. de Alcalá. 
, í)xoB;rivo. Lo mismo que eixuriins. «Et quí dictus zalmedi- 
na e-jcorficos quosciimque pnnore volucnt ad insliiiíim 
c.\cr(:eriüi>m.u Privilegio otorgiido por el rey 1), Jaime 1 rt 
los pobladores sarracenos de Júliva» op. Salvíi y Sáiiiz dé 
Baronda, Colee, dodoc, inéd-t XVIIl, p. Ü2-G8. 



tlúi 



h'-i 



,wmnt»i' .. t ... .- ■ . . ■ .. . ■ (, , ■ 

^j^cA cast.y, port. ttQM.^/<trja,/acct,meúianXeWHíiiti>'p»*\e 

fe r y' la tnins<TÍpci<Sn dol ^ (7>'poí-ln r,^MiItclIiis* eii RSi- 
iimnflíi Mniiii, y . !i !.i filoso «ciiftelül!* (inití9 [i'íilnii-, ' ciiíi- 
pis Inlior lííisla,'" <'ii l''ií'y'^''K- ^-^ Atft f/.'lríiñ esta voy tlr» In 
*^ \ní.'/a/'t, ciii, «hilcc, ia hnz/i rttchillo corvon en Giccróu. 
FAgÁMBp¿rl.'I)¿rtUsiHJíií/¡-íÍ/í, ■O'iuus',»' V'erí la glo^ '•puI- 
" gér» en R' MaiTíb. Molir-i). Vj'Slfl. Rb^y Etuadario, U, 

SupL.p.ML ., ,, . 

V\n.\s,fa(Hn. nnt. Prov.'de firatiítria.D^^^fjLi yf/tfrfíírt,'/ifí/- 
r/.v;[tMil' rjimpiis:'ri Rl Mrirtín, cni^ri Hpftltu'in 

<|níiilrigcnti'ru!n JOcHif/i (Mrnsuro u-a! n«í>í;i sex ulnas 
el torliain ulna- ^jirt^i» hnUH)» (>it Frcylfig, «oíimpo, Ierre- 
no, ydgí^da-» 011 Bodlior y Marbél. Kstti V6¿ s6 niitbenlru 
1 TJh.fff'Iffrbi(VsyGn]ñ& csr-riliinis "flníb. nínrmnza- 
ti.i.^ tic príncipíOKdMsVfsIoXVI. V. Protocolos de A mhro- 
'"'"'áíb y dcHcninrdo Xrii*íi(Í,' .'IrWro rjehériif f/eiioianú'ide 
' "prantído. 
"WniA port. De juü ./«c/í/^^ «inüneilu di; pialan un Marcel, 

,i' upiGza de trioiiedHeiiEgíp(<vcuyovíiIopi?s-' dfiunopiíts- 
1 ira ^_^» en Knz. Moiu'o cía por etimología ^^ftddta, «de 
*'' pltiuí.» «Aindi) gaslava j)ordiQqiinreftla xuWfUitfis.v Bórr., 

I Z3ec. '///cop. á. ' ■; '^^. .;/'■ ;;■ '' ',,^ .., 

Fadhi cat. (fin Cnpmany, A/í^morída, "ÍF, J^íc dé íití óóces 

'' íV'/.j y val. Mancebo. De ^ faíC, qiie significa lo mismo. 

,_Fai.ag!u port. De s.v.*l^^aííc/f«^ especie dfc maqjar hecho 

áe dátiles y tle lecliq. m . . . , 

FAL.\guE césí.f/tHaca pOrl. De sjiü^/ac«, nombre de un ins- 



W 



3y4 

trumenlo de suplicio, cuya tiescripcióu puede verse' inn 
Souso, Veatigioit, p. i2'ó. 

Falca cast., cet, mull., porl. y vol. Cufiu. De wJá f(Uli:a, 
«insttilQ» en U. MoHiti. 

Pamka porl. Pellico. Stn. Uosii, Elurid., \, ÜD. De iíu^/aiii- 
/a, «especie de mtiiitü liccho ríe lona ú de pelo de cubra.» 
V. Dozy, Dict. des iiom$ des c^tem., p. 175-176. En(5et- 
iniuin. F.l mismo origen fisiono Dozy f\ lo voz falifa qiw 
se encuentra gii las Coftí's de Ltvjn y de CtulilUij 1^10: 
«piel decoi"deros que lia iiouibiTe/rtír/ío 

Falleba, casi, y col. l>e jüXí. juító&o, «oUiíibo, tarovillo pora 
puertas» en el I*- t-tircljuiidi. 

FaIíjui.v cust. y val. Especie de calKísLro ó c/ilií>zón dolilc. 
Según 1(1 Acad., di*. %íJífaIca, «bozal.» 

f'AtL'A casL, eal.,inidl. y port. Aun (pie IoseLini(jlo(;;isUi8 ile- 
rivan gMí\ paJiíbrn de In arób. u¡a/aluc<t., dt'i>o obserNíir 
que btíja í?u prupiu furioa se encucali'a eu el siguiente 
pasage; «Cada uno de los Emires d«bió hatíer coiielriiír 
un navio llamado vJb- c'/íe/6/( y i"ia barca peiiuomi k-Lí 
!ui*y, designada pori:l vücublo íji^Jtdim^ destinadaú Iraiis- 
porUjr los proviaiunes de boca y oíros objetos.* Makrizi, 
Matnl., II, t, 273, ap. Dozy, Stipí. •m . .' « - • .-_ 

Fai.uca, anl. casL. y va].,/íiíag'i port. y val. Des/jÜ^tóca, 
nphasoluS" en Domboy. iicliülupua en Boctiior, MnrccJ. y 
'Hélul, uclialupa de nave» en Uumhert, «barca» en Hoiiry; 
Yo ei-eo que Mr. Jal esté en lo cierto cuando pone en re- 
loción s/yi/atócrt con tí>^./í^'<-') «oavisi» en Kroytag, voz 
usado cicrlonienle en la edad medio por el pueblo íirdb.- 
liispano. aunque no se registre on K. Marlln y P. de Al* 
calí, pues de oU-a suerte no se explica la existencia de 
haioguc, <[ne tiene la misma proceden cío, en documentos 
Ijiti antiguos como los Ae^fí cíe Pwífofrt. Es nnís; la dic- 
ción ,¿Já/'Wcdel ICaninKiiOíis prn* vculiu-a nrcéicn y añeja, 
usada rtnica y exclusivaniunle por los poetas, como ofti'- 
nin Dozy, sino popular y común entre lo gente arábifío- 
ofi'icono y oriental, eticonlrrindíisc en los dic dn Marcel, 



9» 

" Calofbg;o, Henry y en el Voc. Apdü.-Frarn: cotí los ttcejí- 
cioiius (lu batel, bnrco, boto, fa\tíü, e»i|ti¡fc. El lurco ,¡>Jb 
Jbic, ma «híp, boaU cii Hodhuuso, <:onftrma el hecho de 
que el vocablo en cuestión perteii»ctti ú In Icntziía linblúda, 
de donde, <^omo dice muy bien o) clurlsimn üricnlníisla 
tiplnnd**?, trwofi ph orin'-n lus t4*rniiin>s eiiro[>eos. do cstir- 
'-p« fliilbign. 

Fanal cnst., enl., iiinil., purt. y vnl. De Ls/onár, "lalernfl» 

' en rt. Martfii, "lunteniü" en 1*. de Alcnlú, del gr. ^íwí ú 
»>«{, «antorclia.ft V. Die^ y Donkiii, art. Fec/ú. 

Fanega cast, cot, malí, y pori.,/fvtecn vtil., hanega cast. De 

¡uujiyímíCrt,<.snccus niíígnus, ^eí. quo esporlíitup lutum» 

•íeti Freytag. Los ntiiraw hnbínn dh'idndo ot origen de t^stn 

vü/, pues en una escriturn granadina del siglu XV se lee: 

^^'üLfja hanigar.amh, 'Mwa fane;^ do Li'ipo,» forma (|ne 

■ (lí-flara su procedenci» del cas\. /íuiegn. 

KanfarwoS cas\.,/imJarrñCRl. y mnM., jUnfttrrtio part.,Jiin- 
'¡flirriím goW., pompatToija base, tíiez y líonfcín eoii oíros 

1— eliinoIoRísUis considei-on CHlo mj?. eoino onfimntopeyiiin. 
Mnrrrm la derivu del w ^^ fánjaru, .'lílunn ae inclovil 
•inaW.-» A s«rdfí oripftn nrilhigo. pn^ferirla |n eUmologlu 
jiJifar/ár, «initlliloíi'iiis» en Kreylap. «Itnvai'd, lot'itnwu 
-en Kaz., que traen l-islri y Motnií. V. Sousíi, Vcstiifiac, 
"p. iíü, y Scbeler, Dict. d'ÉUjm.. nrL Fiuifarr, p, 1R5. 

Panga cast. y porl. DeuLü^ifica.qnesG eiicucnlriiyn el Bií- 

crl, autor del siglo XI» el cmil dieír ip. 113l: «qiieln/nyira 

'de CúrdobR contenía en su licaipu \eMile itiniuüus.» L>n>;y. 

Fauuí. Lo mismo (jiie at/nqui. 

KAyriR CíJst. y xtQ\\.,fuku- píisI. Di- ,*u Jiit/nir. «■ptunMM--* en 
K. Martín, «pobre, voron ú mujer- en P. «Ir Alcnlú. ."xius». 

Fara. Rspecie deserpietde qiieliaru surco «n lii tierra cuan- 
do caminn. Ln Acad. úa A esta \-i>x. nnu etimologlo nrjib. 
k teníT este origen pódela derivni-sir de vj..^ /ifirifja. «se- 
nioexteniiata Pí/Jer«. nt nihil prspl^r i-apul. veneiium «'I 
animum eius supersit; quo; omniími deteri-ímau en I-'rey- 
tag, si la palabra en ciiestif'jn no riinrii oLrn vos<n qn» la Int. 



riü 



3% 

. I -. -,f .■ I 

feí'u, qtie cnlre sus \'árias acepciones tiene la ele «serpién- 
lo en Ilygino. 
Í'ARASANGA, pQnmmQa casi, y port. Di;! lat. parasanga, del 
gf. nauxTáyvT,;, dcl persn ,¿}j^j> fciraang (J de tres puntos), 
«via Irium milliacíiiin s. duoflí^cini mitlium ciibilorumrt 
V05! dcrivadn probíihI*^mentíí de ^i far por I j fará \ JU-, 
«írtp, que vííle propinnionte nrfííí/í/cf/'m. \, Vullers. Del 
vocHblü persa, que se enciieiitra tambiírn en el siriaco, 
proceden el caldco nz^z/orsüh y el íír. ¿^^/arsaj, «leucao 

en R. Martin. 
Farda. Lo mismo quu tUfarda, i." arl. 

Fa-Rüa porl. Vestido de uniforme. Xii: js^ fard , «pnoniis si 
vesliincritum» en Krcyliig, «vostídoit cu Koz. 

Faiida. Lo misino qiio olfard^t, 3."' art. 

Farda. Lo mismo que 

Fa!H>o casi., rul.. mal!., port. y va!.,./íírí val. De sjy /«reía, 
«■Ionio, paquete dn nu; cea líela s» en Koz.f Beoussier, Mar- 
ee!, Cañes, í^nclie, Henry, P. Beninrdino Gonzfllcz, y de 
, Sacy, <.!lo, fnivlo» on el P. Iíi Turití. «cfida una de las dos 
mitades en que sude distiibuirse utia carga»» on el P. Lcr- 
cluindi, "sarcina merclumu cu Freytag, que la Wnmncox 
pcrpgn'na, ocaso por su senicjnnzn con la Rr. ■fof^oí, upnus, 
s8reina,>.gr. mod.scs-iwv, «fardeauoen L.d'Aguen. Mopiíia 
y Mourfl. 

Fahkara. El Uisilíigo, planta. 1." .¡¡gara ó telilla sutil del 
huevo. En la 1.» íurepcióii es el lat./í/.r/'rtr/íítquc se encuen- 
tra en Plinin con la propia .-ict^pciún. Sobre la naUíroleza 
y propiedades medicinóles Ue esta pluntn, virase ó /Jíosc-^ 
ilustrado por Lui-'iina, Lib. lil, p. 354 y 325. En Iíi 2." es lo 
iiiÍ!?iiio qui; filara, i/. p. 

Fariseo, cast.,yííríAeí/cat. y val. üevi^isfurúj:, «pliürisiccus. 
separatus, sin;^ularis,» r. ris ecpftntoit, disiinxii, \, Gc- 
senius. 

Faron cal. y gall. Lo mismo que harón. 

Si nol don de hs (espuelas al cabalio^iríí/i. 
Nunca pierde faronlo, niii vule un pcpitm. 
Arcipreste de Hita, CanLj copla 615. 



3íí7 

Farota. Mi;yer descarada y sin juicio. ^Icotí/. T)(^ th^J^Jarif- 
(a, "(nulioi* ¡mpcobau im Frevlag, afemine nmclinnle« en 
Kazimirski. 
rAiinAüiíAüuK poi'l. Se^íúu Oozy, que ha líiicontrudo csXa voz 
, i?ii Ví(;tor ( Tesvrxt tUiUt* (rif* /'•nf/uat)» tli* ^^ Jiuxh, «pu- 
dríiidiim ni\ilii^bri>, * «viilva» üii R. Miirlfn, tij(:ipri>n los 
i.jnnriscos **! \' . J'urmr/itir^y do él c\ í¡.us\./fvfftrlín f^r. 
FAnRB. Lo niisinu quo arrfí,. 

Con vnn Anca ciiiírrin non nlzaiÚR Knnid Irancn, 
Nin por vn so]oJ¡'irrfi non ando bestin niancn. 
Arcipreste de Hita. Canf., co[iI« 491. 
Farropo porl. Corder.t, cámaro grando y j.-üslraílii. Do -Jy^ 
yrírri/". «ognrist en 11. Mui'lln, «.(?(Htí*íro» i'ii P. ríe AIcali\, 
• ogous (uiua) rc/qiiiun robiiHlita cal et laiaeiU v\\ Krcy- 
tBg. Lnvem por offtírendn n Mi.ssa cantiidii ifnns flliiupií-es 
dftpam nmnsRndneIuinri//>n'/>/ín,ehnmnf|inirtnr|pvirihft.» 
Jes/, fio Un. rln 1463. np. Sta. Roho. Sf//j/. nt Klucid. 
Faiuux:aí KspwiB dp chncliictíi Inríra ú levita corln que hoco 
^ finos so iisaha en Granada. DfíJiíjji^írrííST, <aunit:a srmi- 
I manirnta ad mndia fi>monim iwíKirlfíens, tyMrt? nttm ^jj-j/ 
coTí/í'Íj/íyfiíiliciluJ'» nn Fi-í^ylrtíí". 
JFahruíx». tiallagí» O aslnrlum» ji'>viin wcipn VPiiirtn ilo rii tic- 
rrOi --tnrtf/. Pivthnblemtíiitc do iJ^p/tiHlc.ó Kj^JhtTKca, 
«límidfi, nicdroHd.» 
Vata. rtnt. cosí., /iffííT, nal. casi., pnll. y ipnri. ,//«*/« cost. t>b 
■ ji^ Art^/íT, •iii^ne'» on R. Marlín, «hasln, piv>p4.<iici()n »cn 
P. dríAlcaW. 
Fatf.i. gnlt. Paya roa pliesups A nioiras. Guveiro. FalH.fo- 
*'•'■ ft»í b. IftI. ne nJUiíiy^rf/c, plJ JiJ¿ fl(/(*f, «vestido diario, tos* 
lid'i onn qni? SI- Icíihnja, v<'slidod»» noi-lio con v\ ([im sfi 
'dáiipslan.i- I'íítfMiltimo S'>ntiiln í»s apücabie al glgnicnli» 
''¿Miiínget «Kl dóimniiis libl veinte Ij?ctris cum etios i;ii>*t»?s 
et olmo?olas du palcQ, ct de{EroniÍfrico, ^nm siip^ pliinio,los, 
palpos, et giX'tcisO'i^, et ?uiis snl».'wi.' ' ' ' -,.r.'l /!?/'■/<'« 
olfant^giies Íii panos grnlÍs<*os.» £"*. Jtuulartón 

dei Mona^crio de S. Coamey.S. Damián deComn-nbúiA/tor 



398 

tos Condes de Castilta Garci Fétnnndes tj su mujer doña 
Acá en 2'i de Diciemhre tO- 078, ap. Miinoz, Colee, de/ui^- 
ros, p. í*J.1lsU)S /ttlo-les offujiptfues debían dft ser como 
espei'ie lie maulas O nhHgos de cniíio foci-odos de pieles 
tic CooiftdiTfjos blnilcos, que of loqtit' signiHcífl ludicjiím 
* ftlfiinof/fip. .¿^/nrtfli', r,miistoIa foetitiria." 

Fa'iexa caíil.,J>rffa:fr poi*l. Do s-£li¿/«/ít'jr«, «criicibiilum» fiíi 
R. Martín, «candil (le hierro 6 melíiN en el P. la Torre, 
«Inmpíirito de cristfll't en el I*. Lerchundi. 

Katila. DcU-oíá^i/a, fhiia» c-n Marcol, H¿lot y Bocthor. 
Mflller. ' ■ 

Pero Iiis sus ablezns e tos sus ricos vuslidos, 
Poco ho quñ es mnrTln, nvn non son inolliüos, 
Tenei" nos lo e o grado rpie me sean \p»ti¡do&, 
De <|ue fi>somoy/(ííx7«á los que somos feridos. 
Libr& de Afi/jollonio, copla M'i. 

FATrxAport. De (¿¿yí/Zítí, «mjadao en Hoggren y Mnpcol; Ó 
mejordeiuUi/Híi/n./lííVfe porto ímí/fi, «miigüjo de cual- 
quier cnsfi» en I*, dt; Alcíilá. Soiis/í y Dozy. 

Favarraz. Lo mismo (pie abarra¿: «el un cunrlo dtí onza 
áejctmwrctj molido, et átalo en un trapo, etc.» Lih, de Iti 
Casa de Pero López d« Aynln, Bib. tV»., fll, p. 215. Á la 
p. 343 de la mismo obra se encuentra lo formoyíirmvíM;! 

Ka/.a galL Ilcredotl. Lo niifimn i]ue/íCf*-«. 

Fedea pf>rl. Moneda asi.'^lícn. Ponseca. X./ddUt. 

Fi:i>i:i.r;4) gíill. Lo mismo qiie/odoíi. • ' - • 

Fkiivion, Do ^^y^j/oibiijón, forma íir. del lol. ptip/inrbittni. 
Dozy. nFercion v corlr-zas de osíenro.» Lih. de ¿a .Mont. 
del rey D. Alf., fol. 1Í>íi. 

KlLELl, /í/fVí rust, /i/í'íí?pnrL Df ^-'-¡M fílctl, íidj. fonnodn 
del n.pr. Tftfitelt.c\wúi\f\ dol imperiodeMafi-uecos, donde 

' se íabricoban eslas suertes t!e tolas. Dcrii^mery. V. Mar- 
mol, Descrip. ffcn. de Ajt-ira, 11, fol. 33 y Iftí, y 111, fol. 8. 

Fin cosl.,/e/í port. Üe ^y f-nn, "Tiher" en Fi-eyUíg, nombro 
que llevo cada mío de Iíjs paites del Ciinon de Avieonn. 
Sousa y MüUor. 



39a 

iNHoliome sin dubdo el fin de Abíceiia. 
J.(t dama de ¿a muerte. 

FmuAX casi., /1/*n)Ao,/íir/núo popt. Dfil persa ^^L.jj firman, 
iioMeií, decreto, iiniiidiito, resoriplo rcnl.u Souso. 

FoDoU cosí, y fiüll../oí/e¿í'viíl. De ^r^/odoU, «prosuntuo- 
5U9« en H. Miirtlií, -.hombre que mucho infuida» ftn I*, du 
Alcald/nrebns n<t ipsuiii non í;pfM:tn)iLihits occiipotus» da 
FreytaR.nnzy.En AlaiiHüdüirjislilIoseleefif/eHio/'wíAiJí/. 
e«/)., III, 21): «Arordé liiCKo dedar parle desUj ol Exc.^- 
scñorduquede Spsíi, aunque con miedo é recelo 6 ver- 
guen9«, no me tuviesen como dizcn por/of/oííé atrevido 
en las'cosos que no ms os dado lioblar en ellos, etc.» 

FoEL. Prov. de Cirflnnda. Guiñapo, jaranibel, género de des- 
echo. De ilILa>. /lü/ií/a, "vilis. pravas, in quo niliíl boni, 
sivo homo, sive rea» en Ki*eytag, «desecho, lodo lo que 
hay de rntís bajo, vil O molo, asi de las cosatt como de las 
personas, i-ti Ka?:. 

Foi.cz ca^l.JoUc (i'n el P. Berganzo, ap. Sta. Rosa, Etucid.), 
folits gall. y popU./fí/uj porl. Üe yj^^foUl% pl. de ^/ala. 
«ulxjius'» en Fivylnp, *niedin bloncíi monedo, cornado di- 
nero, coi-nndo íf.rcio dt^ blanca, okn'ijo moneda^ en 1*. di 
Alcaló, príiccdcnte del gr. tfóWa;. Sonsa y Dozy. 

¥oa,\Hxs'i, fomaftaiifi'. Esln-llu de pi-iniew nuigniUid. Alte- 
raciAn d»* ^yjcJ ^/om dí/iiU, n\n boca del puz,» una de las 
quince rbia-llos que ulribuyc Alferjíoni al si^iio ile acua- 
rio. Dozy. 

FoMBlu. Lo inisnio que ulfombra. t)i falloroii que eslnua oí 

. ..beñoi' assentjiüo en vn eslraiio llano so wiv^Jbmbín de vn 
paño de f^eda ciui dos mástiles.» Clavijo, Vida del Qrun 
TuniorUfii, fol. 2-i r. , ,,i > 

Fonda. De ^j>^/ondac, fonda, mediante el apócope de !o c, 
tbniHi vulyur por/o/ícfoo, »meson- en Morctd. La voz áp. 
es una alteración du la gr. nivSo'/üov, úmásbien de lív^Axt^ 
('» TOtrtí./_o5, evnio observa nlinadnmente Marcel Devic. M«- 
j'iua y Mñllcr. 

FoNDACA, ant. gall. Almacén. Lo mismo que aUtóadiya. 



3^ 

triimento de suplicio, cuyn Oescripoiún puede verse' 
Souso, Vestigios, p. 123. 

Falca csst., cet., muil., port. y val. Cuño. De uJi /tUU-af 
«iiHtulo» en R. Merlfii. i 

Faliva port. Pellica. Stn. liosn, EütciU., i, i¿j. Dü Huj^juni* 
/a, «espiiue de niíuito hecho úo laño 6 de pRlo de <:Hhra.» 
V. Dozy, Íí¿c¿. des nonis des cétem., p. 175-176. Eiígel- 
mnim. Ki mismo origen nsignn Ilozy ri Iti vo7 /fdi/a qii»} 
stí encuenlra en las Cortes da Lcnn u de Ciutiltu, U7U: 
•pío! decüiileros que lio iiurnbi-e/rííí/íí.o 

Falleba cast. y cat. De *i:í¿.JaliúOa, «nUlabn, taravilia pura 
pUtírtas" en el P. Lei-chundi. 

Fai^l'ia casi, y val. lispocie de cübesli'O 6 cabezón doblo. 
Según Ifl Acad.. de $jíi¿/a!ca, «bozal.» 

Falca cast., c&l..n)ítll. y poi-t. Aun(|ue ios iHiiiiologistns de- 
rivan esta palabra de la aráb. \>y}j/aUíca. debo observar 
quo bajo su propiu foriim se eiicuentoi cu i-l siguiutile 
pasnge: nCada uno de los Sniirei; det>ió hacer construir 
lui uuvio llamado fuia- ('/fr>//>a y una lm\xa pcMpicñn twLs 
íA^bi, dt!sigiiíidupoi-t!l vücublo -ys/íí/í*»» destitiaduólrufis- 
portar las provitiionus de i^oca y otros objcloí?.» Makri/.i, 
Míind., II, 2, 2"a, op. Dozy, Supl. 

Faluca, lint. coHt. y \-i\\.^ /alaga port. y val. líe v^s /níiica, 
«plia&uius" (MI Diiinhay, oclialupuo cu Bocthor, Marcel y 
llt^lot, nchalupfi dr; nave» en Huinbort, «barcirn en Hcnryi 
Yo creo qiiu Mr. Jol csLó en lo cierto cuando pone en K- 
\acÍ6n Xf'yafuli'tctt cvii ,^Já Jb le, niiavisn cri Fifíylaf?, vuz 
usado ciorlumonle en la edad media por el pueblo ariU).- 
hispancauritpia no se registre en R. MarlÍJi yP.de Al- 
cali), pues du oli-n suerte no se explica In existencia de 
kaloquc^ c[ne tiene la mismo prociHlencia, en documentos 
tim antiguos como Jas Leyes de Partida. V.% más; lo dic- 
ción .¿Ja/olc del Kanms no üs por ventura ítrcóica y añeja, 
usada rtnica y exclusivauíeiilc por los poetas, como nflr- 
mo Dozy, sino popular y comiln entre la (¡ente arfibigo- 
africana y oriental, tíncontróndosc en los dic.de Marcel, 



3fl6 

~íí^Gi|gfl|^, Tknry yeii'el Voc. Ar^fffr'tToitf' con los acep- 
ciones de I)«tel, bureo, Ijole, folun, esquife. El (ufco ¿jJii 
ya/c, «a ship, booU pii Redhoiise. confirma t¡\ herho de 
qtie f<l vocohln orí cuestión pertoiincín í\ In Inn^iia habludii, 
de (loiKlc, romo dice muy í)íen pA clurliíinio oriantalísla 
li(,il»nil<''S, traen sn orÍ£p:n los términos europeos de estir- 

' pe arábiga. 

Panai. cast., ral., inall., i)orl. y val. l>e Ui'fonór, olaLei-tiBu 
en H. Mai-t(i), «limlrtrno» en I', de Alcnlíij diil gr. i^v*; 6 
■fTiii, Hontorcha.» V. Diez y Donkin, arl. FaUi. 

Faseoa casi., col., malí, y \wv\.^Jinnecn vjiK, hanega cost. De 
s«*Ls/«/ííCí'i, «isiiccus rnofímis, f>ve. qno '.'Xporlnlur liiluní» 
*« Fi-evliig. Los moroH habían olvidíido el ni'ijren di* esla 
voz, pues en una escritura granadina del siglo XV se lee: 
i*-suu*í /ííiwf'í^H rftííj/í, «iMifl fanesíi dp trigo," formo que 
íífti;laru su fjryuedencíí» del casX.ftinetfn. 

FAN-F,vRtioM casi. ,yíín/íí/*rri cal. y í\\fi\\..funfarrr)') port.,_/ím- 

' ^Jiut'iña gull., /JonipafiH)ffa base. Diez y Donkin con oíros 

■ -eliinoIogiMlus considiínin cstn voz ronm nnuinatopeyii!ji. 
Mariiiít la delna del w j^ñii fAitJm-a, Mfrl')riu so iiicUivit 
inani.» Á set'díí origen íirftbigo, prcIVíPirfo I» elimoJogia 
Jif/ar/ár, «niidliloípjiis» on Freytíig, «ba\^^^d, locmice» 
■ on Koz., (|iii3 ti-ORH í^siri y Monr.t. \". Sonso. Veatigiof!, 
■p. ia4, y Scheler, Dici. tt'Éíijm., nrl. Faiifurp, p. 185. 

Fanoa casi, y porl. De jj^Jimca, <|ne se i'jienf*nlroVn el Bev 
cri, aulor del siplo XI, el cual dicetp. il3>: i.qiic \uffmrM 
de Córdoba conleninon su tienipu veiiile nlniud^is.» l»ozj'. 

FaouÍ. Li> misino ([ue al/nqui. 

Faquir cost. y port.,/fA:í/- cnst. De ^aSi Jat/nir. «puiiper» ci» 
K. Martin, «pobre, \oi-oii ó inuiori en I*. iU'. Ak'Olú. Sonsíi, 

Kara, lispccie de ser|)¡enle que liare surco c» In Ueif-a euon- 
do camina. La Acad. da 6 cslo v»/. tina etimología or^b. 
Á lenepesie origen pndrin diíriviirMc de sj^ háriya, use- 
nlo extennata Pf/)ern. iit itiliil prieter eíipiit, veni*num et 
animnni eius superüil; quu; oniijíinn detci-rimn» en FreiN'- 
\ixftf si Iq palabra &a coestiún do liiora olra eos.i qne la lot. 



40S 

V. Uefí. 172 íltíl expnísado Archioo y ot Símonet, Ghs. 
de Voc. Ihór. y Uil., arh í-iiitríL 
Kb'sTAN cosU./ítóírt/i/ c«t.,/íWí«Hí/ vol.,/«í/í(oporl. Lo mis- 
ma que/fiííM/. 



Gabán cast., cot. y mnW., ffabáo, gabbúopovl., fftíbímáhasc. 
Segrm Casiri, de a'-t «6(í, uespecie lie vestJtlurfl.» Moiira 
y Litlrídan poretimolnsfn de esta voz Le. ubú, «túnica 
lano.ii m.'ii)icis 6á ciihilimi l.inlummodo portinscnlibus 
iiistriicla.il De traer orifíeii aríiJí. más llano sería íierivorla 
del ijr.-p(íi-Síi-L*5(:«¡«íj«tilnica virilisexteiiür./x'c. Pérsica: 
qiin; siilí oxiJlis per obIÍt|uuiiiduplicaUir.w Vo creo, no 
obstante, con Scheler que gahun vieiiu de un vocablo b. 
lüt. cf/panuÁ-, formado de copa. 

tiA»Ai( porl. y vnl. Alabor, eiigroriflecnr, realzar. Del v. úr. 
j^ cobaro, que en 2." fornm significo lo mismo. Mouro. 

Gauahha casi-, cat., malí, y porl., {jabarreí', pl. vaí. De. e^ 
fjabára, «gabarra» en Marcel, 6 de ¡.Lo (^ de tres puntos) 

,. fjabárru, (¡uo vale lo mismo, en Itiíaussier, gr. mod. y^jW^'. 
Kl Yocablü, Kii) ernlMiigo, no es d« estirpe arób. Kn benlir 
di- Schfler pi'rlfiicc« íx l.i mismo liiniilia qu<' el I;ii. fuibu- 
Ca, (^plaloü en Marrial, \'íi, 4S, y XI, ^1. rtuidüdo acaso 
Sinionetiín que en pI b. bi-eton so encueiilríi aijueHa pa- 
labra I>ajo la fiii-ma Ktíhar, lo rrfe de oi'igc*ii céltico. Tal 
vez el l(''r'mÍno oti cii**sti(')n nn sea miís rpiH mnlrttftsis del 
]ul.car(ibus iiut se ickísíiiil-iiS. Isidoi'o, Oiitj.,\l\, l,á(>. 

Gaha/o. V. bagazo, 

GABP.ijieast., base, y val,, ¿^«¿eíto cal. y port-, ffrubetáh&AC, 



403 

ffablufít, gabtdam, gftbfiUn b. Int. I)c tULs eabáta, «gabela 
tul iLalinnn como aloovnlii* en P. de Alcnlá. Moiipn. Oií'z 
reclinxa esla elimulogta rniidndn rn que el -í fq) inicinl 
(l*íl ri. rtr. 11» hn podidii convenirse cu g. Dozy y Mnrrel 
Devic desvanecen este reparo, poniendo c(jinoi»j«tnpIode 
dii'liji trniisforninciúii In p/ilnbra algodón *U'rÍvndn de ^^ 
céium. Lii siiiDiiiiiiiii (|iii> t't (li)i-(oiii{iiiJL' JLMV^minio osUihIe- 
ce entre gahdn y ntcucnlHMXwxin f.\ piirífrer <lc los orfen- 
lalistos citíidos. Sin enil>nrgo^:si lo etimotníjío no sntisfíi- 
ciera, yo croo podríon Irüorsc las vocí?s de este arl. de la 
nnSb. %j\y>~chmcéla, gabela, mediente lo Iranscripcií^n del 
_ (ch) por la ¡7 y del ^ (ic) por la b, i|ue con lo acepción de 
<ii mpuesto, ílerecho impuesto») se encuentra en Bocthor. En 
el l'oc. rfe/u Creíí. del I*, l^ercliundi y ííiirioiiet se regis- 

" 'Ira él pinrol Jlj¿*.l achtcál con el aignJfleodo de «nmtoa.n 

Gabilla easl.. gnbóUn val., gnboUt pú\.,(facpla{íA\\. y porl., 
gaaiHa cnst., base, y col., gaveil col., gavfUa cat., malí. 

'Hy val., yfloícoíí base, Ho7.de leña, sannionlos. caicas ile 
trigo ó cebolla. Junta dn muchas persoitos. Según Viez y 
Doiikin, en la I.* acepciún es p\ lal. ropitiux, aipnllus, ca~ 
pollo.. Cf. nuxrüdus, &n-/ipluií>t cjno dun nmrtelins y swo- 
pfielUi. En la 2." la cree Uozy dtirivado de tL-s caMiit . «Iri- 
liii.ii A la (pie pienso, en uno y otro senüdoes aplicable d 
gahilta lo eliniologla de Uir-z, 

Gacfx CiiHl. y vul., í/(Me/ port,, gttceki caist., gatvlu cal. y 

'"molí., ffaseUa, gnKelta, ani, povl., gimcela casi, y f^ll. De 
vJiji r/ag'itlyíJ]j¿. gn;t>l/i, «doma» cu \\. Martin, «>t;»erla<» on 

i'Kaz. Vm losÚb.Alf. riel saber de Asir., \, l'.J, splmlhi M- 

' ^ace/en el mismo sentido. Suusa y I>o7.y. 

G\CKi.Aeasl.,5íosc/cal. I'iHMniíannnu-ow. (¡(^¿¡Lguscl. «poe- 
sía erótica." íM'gi'm d'Herbdut es un poeinn que nüdt»be 
pasar de diez, y siete ó diez y oclio dístiex»;; pues cuando 
■oxcede de esto ni'uFicro se lltnuu sjmau *:oai<Uu V. Mttrcel 
■Uflvie, Dici. ÍXÉtgm. Franf., arl. Gltrtjvl. 

Gaché. Andiilni'la. Kntroej pueblo Ij:i.Jm. coi-íojo, f|uei'ida- 

..líTal vez do \jLíc. aúaéq, ■gaxá,» p<ir lu Iranscripcíún del <; 



tOi 



i"r 



(ain) por Ifl ^ y apócope del Of (q), "omoiite, libertino, 
loscivo.» 

Gafar. Tributo qiiP logcrifitinnos y judíos dn ( tpi<»iitG pofrnn 
ó los turcos bíijo cuyo dominio viviüi. Prohablemenie de 
j^Lü. yVyíírfl, iiprírsidii, dcrensiínii!* prirniium» on Krey- 
ta,a, (isniíirio del que defiendo ó prolege» en Koz. «Chega- 
mos a huma casa fcíUi do mnd>^ira, om que ostavño hun» 
Mourns,(iinríitT(!caiIíivAooí/í(/!(r(Ii)spnssng<!Íros.u/í)/íí>/'. 
Uo Antonio Tcnrcíro, cop. SO, p. ;tKS. 

Gafetií. Corcliele. Según Dozy, trasposición del ór. wíLiai. 
joU^\¡OTJoUéf, que vüIr lo misino; pero el ilustre orieii- 
tolistfi no poro mientes en que el vocablo enst. es simple- 
nientfl un dim. do gofn, prnciHlrnte del efrlLo-pnél. ffof, 
brel-í/irí^, «uncus, liomns ferro ruspidalus.» V. Difrz y 
Donkiu, arl. Gafo, y Schcler, ort. G'iff'e. 

Gah:ti. Walyoñlc. 

Calan cast., cal., malí, y port., gala val. Segrtn Dlefembach 
y Diez, úf,\nui.ñ\.gril, "ídlivn, tistentosn,» íinjíl.-sojonjyrf;, 
«vigoroso, gollíirjo."» Este es loinbií-u el part'f^er iÍr Sclie- 
1er, que,yn at'eplnrio, si In voz en enesti^n no Ibera la 
arób. f.^ fjoltim, que, adnnAs ^lejúven, iidnleH<."entí*, tiene 
en el P. Bernni-tiino González In aeepeii'in de crnlíin, siendo 
siui'Hiiniíí en el lui^mo liíxicüffrofo de ^^ Jarifo, y en 
Vidlersde^^-i*»ff)<:i*d¿rrt/n, «amasíus,» enamorado. 

tiAi-ANGA cast. y porl., (jorongat (IJh. th- A (fljrúndn*, enpla 
iríOI), garingu! easl., onlnnífol, calannn col. en Capmnny, 
\h:m. hist. sobre (a marina dr Bnrceionn, II, 20, y III, iñi, 
n.28. TJe^jL3rJLá.yí//(íncAf'ín, «gniniiso,» nombre dedei-lo 
rsiz inipoiind» do r,hina y Javo, semejante al acoro. \'. La- 
gnna, Ánof. á Jiin.-^c., I.ib. I. p. l.'í. Diez y Dozy. 

Gái^pago. Í)e ^^*ü calobhixc, «tnrlaruf»!»" en K. Mnrlin. "(ía- 
Iñpagí)» en P. de Ak'al!'i, '¡iie híijo la forma ^J^i^ ca/áfnir, 
se encuenlrn en Aben Bncliírix y en Aben Cholrbol, vücn- 
blooiil. esp.jprohnhlementecéUii, según Simonet.V.CVo*. 

. de Voc. íbér. y Lfit., arl. CalApfu; p. T^. 

Galai'O. Segi'ui la Acad., de ^u cátab, «forma* en Freyíag. 



405 

Ifgiimbrr;.. nn P. do Ak-tilfi y en el I'. Lrrctiiniíli. En Wat- 
inundo Mai'Kn se oiirtieiitro )a forma ríLJU. c/niü)ána, con 
la acepción <lo npjsri.)! 
Galdifa. U> mismo qtie vdUfa. 

Calfji/a tí padre sanio, 
Cobccp (le consülocion 
ÉscihIo noblt». t! iimrilo 
I>c (jiiuiito» en el iniiiiilii son. 

Poema de Af/unso Onceno, copla 010. 
Gm.mná. DeKA*k.¿í«//no, «brtiiunica, calino en oí hiíM" en Kn- 
yjniirski y Hin'llior. Como osla voz ni» soonrueiilrn en los 
div. (leí ár. lil. fs muy posihio que haya pnsadoá los üia- 
lecLos vulgara.süt'ricaiiosdelgr. -^T;yii, «calma de la mar, 
serenidad, lifnipo sprnno.rt 
Gálibo. Mnrino. Plántula i-on arreglo á la cual se lincon los 
.< cuadernos desdi! b cuodrs ó la umur». Según \a Acad.^ 
dfl ór. vJ'j í'ú/í"¿>, "niolile.o , 

Galü^ia. Hurlo rnüTucnU- y pequeño. /Icod. De^t^oígañlnut, 
«proda» en R. Murlin, t<|>ottn, dníipojo, robo de nrmndos, 
.., irobo de tiiiomigos, despojo de onemigotí» en I*, do AlcalJi, 
«prfcíla, rapiña» oii Freytag. Marina, m.... qucaíinellos In 
tier\iri¡in nirn vríí de traer olía yaUmu, que con este nom- 
bre llaman nlU 1^ los despojos quede los cristianos toaian.» 
Cervantes, Im (wpañoh inr¡fcsa, p. 2(í». 
GkXÁS, pl. val.ltüIlirraipuaíígóIU. Lavi'pnia. De sJU. fraííyíi, 
,1 nbuililus uims* en Frnytag. Üozy. ^ 

GAnniAX, ant. vM^i.^ camba», ant. porl. ICspecic dejuboncol- 
I Qtiado qtic se li-!da cícbojode la cora/.ji. De jL^ gonbás, 
opropuliuní" (It-a.so porpu/ictiun) en R. Mnrltn, "Jiiboiij 

vesüdo nuevo» en P. de Alcal/í, del 1). lat. bainbax y bom- 

¿W7.r. gr. nind. ^ji^xc (gnssypinm). segrtn Dozy, por lin- 
ccrsc 6 forrarse de algodón. \. Uozy, SupL, M, 22K, y 
Sinionei, C/tm., art. Gombú^, p. 2^K Pero como las expre- 
sadas voces del b. lal. no son para mi más que alteracio- 
^1 iiesdü la lal. 6o/HÍ^xO ¿o/rtiíciwítj ,gr. ^^;, «seda, lela 



Uc sedado soy tic púrcccr que, hoy qud vincütur eu eslás, • 
Últimos la eliniologla, scñalaUnmcute si se U«De ep cuen- 
ta quo el gambax se luicta de ordinario de seda 6 de flní- 
siino lino, como sií vüpor el píisapi; si^íiiifíiity: «... vistii'ise 
el Obispo un ffaniOoj: de xonicle, ó sobic 01 la lorigíi, qiic 
ora muy íuerleniente obraílo.t Lti Gran Coiiq. de í/iíf.t 
Líb. 11, (^np. CIX, p. 255, y en eslx>s vursos. <lci Libro '/•- 
íl/er««í//'í', copla 430. 

Arniús el buen cuerpo ardido e muy lenl;. 
Vestiú acarona un gambcur de cendal, 
Dessuso la loriga blooco cuerno xrislal: 
Fijo, di.KO su padre, Dios te cure de m.il. 
GAMUZA cast., caniupa, íjitmupa. val- y port., camusa cat., 
Cíwiíí/T" port. La Ácad. trae e.^la voz de ^^**U>. chafnú^y 
forma aráb. de la persa jS^^ (.Jdt: tres punLuaj gutwiiu-p 
.^bubalusn en Vullers. Pero como lo dicción casi, vale an-r 
UIopc y piel de untíUtpn, y nn búfíilü iií piel d(t bi'ifalo, me 
parece preferible lo etimología do l>i(i7.y Doiikin, que con- 
sideran aquella palabra como una dt'rivaciúu de la lat. 
doma, de donde nuestro gamo, Cf. goifi/t del lat. detpkifu 
Gancei-a cast. y gal!. Lo mismo que gacnUi. «... ft por ende 
son loados los ojos de la (foncúla (\\\<i son mas prietos que 
los de ninguna otra anínialia.A £1 Cvtuie Lucanor, liíi' 
xemplo V. , ,- ,., 

Gascho. Mirar de reojo. Según Doíiy, do --i ffon^rht «amo-, 
loria rcmÍnii-'gestÍcu1alio«en l'^reylug, «niolaliuoculi, hian. 
dilitt' ainaloriDP.> en Vullers, «agaceriey, wiHades, minau- 
deries" en Kazi mi rskí. Y o creo, sin embargo, que la psla bra 
gaaciio no es ulra cosa rpio la Int. uncus (gr. ¿yx»;», «gorílo 
ú gancho» en Liv., usado por Juan A.]f. de Baena qu «en- 
lido figurado en los sifiíiicntes v(>rsos: 

Muy nol^le, discriito, nii mal es mas run.'lK» 
Ca me toruú prieto é trislf líon Sandio, 
Agüela con peto lo piqueógarranclm, 
Ce sy me someto, rrcmira úa yaur/t'u 
Vfic. íff JinuntL, p. 41)3. 



Gandul casi., col., molí, y val., r/nmiith ^fíU., ga/h' rt 

Díf gí> úfi Tfirrc.úy fíeUtción de los Xurijh.-i). De , y ,/ ¡i- 

diif", nlnUnnus» (>n R. Mnptiti, i-ganíoií quR «o ípiii^ríi tía'- 
*ar. bnrrngan vationte. «Itogndo píi bando, roílan» en V. dé 
Alralíi. «Que los moncobos y j?fi/í<'/íí/r'.v del Albnycin ncu- 
«iirJHii Uiefíft con sus t'iipilíines.-» Mñriiml, JUsi. rlirl rfibei- 
liofi de tos AíoriütcóB, fol. ó7 0. Dozv. 

Gaxdila c(ii<l.,!jiini/iih'r(i val. Rsto vuz, que con la acepción 
de «Ijarragtinfl, rofliino.» se encueiilrfl en P. de Alcalá, es 
el fem. del vocablo aráb, del arl. anterior. 

Gangl'il casi., cal. y vol. Bnrco grande de unííolopotocon In 
proa semejando á ta popa, por lo cual puede andar adelan- 
tó y atríif!. Segfm lo Acad., áe x^f\^ cancha, que con lá' 
ocp.pc.iún de-«balel, barca, góndola, galeota,» se eniCtieittré 
en Hoclhor, y con lo de •p<'jndoIo,si*"" I>í>,Ííí' oubiertoí gii- 
IcoUi» en Hundjerl. ^Lj vsrjjt canfhah\bó.x es el nombre 
de la barca dt» (pie se sirve ol Siillandíí Tarquín para airo-* 
vesflrt-'i Bosforo, destinada exclusivamente para esteusol 
V. L>ozy, .S'///í/. 

Ganiiau, ;/í/«/í'1/í port. Pastor aiibnitemo, níozo del pastóla 
principal, zhgfll. Sin. RO!«n, ElucM. Lo niismo qué at^á' 
nafíw. ' ' 

G.ANiNfA port. Manto de esi'lavo. Fonsecn. Manlomoro. Vif^yi 
ra. Lo mismo (\iip/atíjii. 

Ganso rast., porl. y val., gariMi, (ffutiti, t¡ritihifi b. hit. l'o- ' 
dría dorso por etimología de esta voz la aráb. t^^ trdssái 
icanjjtí, intercalada una n culunlco iXili-e la 1." y 3.* ratíí^ 
cal, que con la sigiiiflcacióu de arvíct^sd encuentra cíi Ral^ 
muficln Morllti y rrcytftp:, y con la de ánsar (Gnesd) erf 
I', de Alcolrt, si no viniere dercchnmpnte de In lot. gans<x 
que se registra en Planto^ y define Xebrijfl i'gtítíiia ést nri- 
saris parvi,>i dicción rt fin de yanto, "ganso dé Alí»manioi» 
qucscliolla en Plíiiio y Vcnanrin l-'nrlnhato. Asi estos 
vocablos lat., como cl ant, alto ni, r//írtrtjjo, el mod. alto 
ol, ganse, el b. al. fl«J»í»*, el víiloco f/f''nitrr, grn»n&^ h| po- 
laco f/estea, y el dini. rliso ffimit. soriiscr'. Miia, pr. -/n.*, 



.S\\ 



t,. m.. ..^,. 

.^npsun míís gue fórmas vaílfiíía^'Ac una raíz'comrtn á líis 
lenguas Iiulo-curopens. V. Dlí'z y Duiíkrii, art. Gtirita, y 
Siiiiüiiüt, Cíuií., íirl. Gf.tnro. p.'2i2. 

Gañai^. Aimrjufi no .cniv-vi- i ■ totío punlb'en ¿igtiiflcnción, 
lo mismo" (jiiP tdyandmv. ' ' ' "' " 

GAÑí»r.TE„ cüít/üete casi. Según neíV-émery/cM <M'.-'!tíi(ia- 
chanbiya, que se Qncucnirii i-on lo acepción J<j' í)ufial en 
las P*!lji<:i<me9 «lo viajes ¿leArmiu<l,[leX¡ebTiIir,*IeírE)»coy- 
raCidellaiiií^sydo l!otU(^;^j-^Tj cuchillo encIZJi'cc.i-VíJnf .- 
Borbérc}, eümologín acepliKJa por Dozy, ípio considera 
t aquella vozcoinq formada úoc/vjuibj costado .^lo quírsc 

I I lleva ü\ (roatttdtO» «I"''* J^i' refíislrii en Abcu tíututti Jl, 351) 

como térníino dn que se sei\loii losliabilnnies dola^feca. 

Eii Mai'cel se eucuoulra ^^^ chuniry, «oucUil lo,» íÍg donde 

.1 IiH poiJido formarse, iii) dim. casi- chantcite, "ganVite. ga- 

> . nivele;» pero en mi sentir el vocablo esp. no es de origen 

. ordb., siendo aimpleinc'üte Iríiiiscripcióii duldím. rr.fjani- 

Ofttf dti cani/, ppocedeul^del núrdiqo ú íuili^u - ¡indina- 

. =vo knifr, atit. auylo-sajoii ctfif, ¡iiyl. A7)V/«, at. knt'ijj, hicif. 
V. Scliiiler, 0¿f:l. d'Étyni-,, ort. Cíí/i//'.,."piílre moros do lian 

^^yfv^o degrútidescucliillo6 pQi'que carné)) tij vútñda moñuda 
e adobado c, apartada, de los huesos, si non ^ftñir^fés pe- 
(¡ueños paro corlar i;l pnri y uioridorlo fr^ita.» Arté^(.^já<frta 
de D. Enrique de ViJIcna, Cip, IV. p. 33. , . 

GAiuiíLi-ocast., £/cfr6e/¡ val. 1¿>í[k:cí*' >'¡f harnero m /unuáü 
úd esporki con que se parbilla el graní». Df Jl;¿ f/nirháf, 
giíirh f I itor la iruéia, "í:ñhmm» en K. Marlfii, «luirnero" 
en P. de Altjolé. sobre e-I orifíen lat. de esta voz, víase el 
ort. arót. 

GAWltlNO, garcino. Lo inisuio (j*ie «/y""-', 'n bünüdü de 
vienU) du poniente. . ,, . ,.,. 

Garúa. Germ. Viga. Según la Acad., d^ (Uí»^.|#í<Aí, «lig- 
num Ironsvci-sarium (ccti^en Kn?ytag, «vt^ tra»vorsnln 
en lúizlmirslci. -• - ■ ' . ' . .,| , i 

GardC^^a. Segrtn la ¿4roí/., dp £i*i^ cAcírnfffí, len cuyo su 
puesto tiabría íjuc corisiderqr el vocablo cast. com» me- 



Itcsjs del arúb. Más scincjoiizo li'ciic con gardu/ia lo 

ar&h. fjjj^ijírarcudtin, ..curdiui,» Qfir(lun,gardttna, yar- 

duím, mcdiatiltí lo sincopa delosIlobfiM, lírminoqtiese 

t, bjullacn Üúcthorcon lo sisniñi.'nci6n de «icomadrcjn.* V. 

Dnzy, SupL, quo Inti' Inmbirn lo forma ¿j^Áy caread saiui. 

(JAni;soAi.. \\ galajwa. 

Los que en ella moran dolor no los relietita, 
Ally son lus L's|iei;la!;, ol ftwo garejigrit. 
En ella ha gengiure, clíiuels e cetool, 

Gii'ofre e nuez niUí:CBda, el imrdo que mas ual. 
Libro de Alcxanare, copie 1301. 

Garfa. Ceda una de las uñas en tos nnJmales que las tienen 
cón-os. Acad. Dtiú/.gar/a, omnnnsn en R. Martín, deri- 
Yíida á su vez del ant. olí. al. krap/o, krofo, ««garabato, 
anzuelo, Ififio.» V. Doiikiii, EUjiu. Dit-l,, nrl. Grtiffio, y 
Sclieltír, Dict. d'litym. in v. Agrnfe. «.... i porque se dice 
que los dichos Recaudadores, i sus Fntores, qiiando al- 
gunos moriscos traen lo3 dichrts Oítptillns para los hilar, 
les piden i llevan un puño dcllos, que lliifuaii la gar/it, i si 
no se los dan, les lineen oli-os «grnvios, i enlorsiones....» 
Ley IX, til. XXX, lib. IX, Ntieea iiecop. 

(¡AUnoL. Hablandude los huevos, llucro. De JXjt gnrgnlf 

agucrogueuo, ueuogurro» enP.df Alcnlrt. 
Gauipo. Lo mismo queyrtr¿/b, 
G.viusGAL. Lo mismo que í/rt/ff/íiy». 
Gaui'IIa. Lo mismo qua gorjii . 

En medio de la touln estauu un león, 
Tenia so In gar/>ha n tod» llnhiloii. 
Libro de Alexaiidn.', copju Ni. 
GAíutAFA casi., cal. y port. De ¡ül^j ío/yÍ/íí, «cubo con el cual 
Sfi sncft aguo para r<»fínr« í-n Kaz. l'reylog Irne t-l pl. üoI,; 
sarvójút, usllulac roloe aqunrioo, quibusaurituruquapro 

segíítibus et horlis.u i 

Garrai.. Lo mismo que/ar/a. 

Todo lo fose Invnr rt Ins .sus l:iv(i|ul(rriiH, 
Fjtpectos. el garrnics. olios, ^ tiolierlt^-as. 
Arcipreste de líita (^fiítt., cupla iUd. 

u 



4in 

Garrama cast. y vn!. Especio do contribiicit'mqiiií piiKim los 
mnhomeUinos li sus principas. Di'x*!^ gnrámn, tcwisiis, 
tribulum» en Freylog. En Ahul Wolid se hollfl lo forma 
íUj£. V. r>i)zy, Sttpl. 

Gaubofe vM., garrofa cat. y val,, gorroi^ei malL Lo mismn «"pift 
algarroba. *tE que (\<^Íos\ paiiíir losdrots de les colmeiics 
ú lo dcime de les flgiics, é de (¡nrrcfcs, 6 de les (ínllincs, 
segoiis cjues cüiilé en qUi**; privik-KÍ pcrNoa & ells olor- 
gat.« Caria puebla otorgada por £>; Juimo J & los Moros 
del calle dr ÍT.rrf, flp. SnlvA v Sninj! dn Rnrnnda, Coto^: dé 
doo. r/ftírf.. XVllI,í2-.%0. 

Garbufo. (Irnnntla. Lo pjeilra que rcsulln d<*spii»^s de cerner 

la arena. Do ^^j»- choró/, pl. de >_jf». chorf, «piedra.» > 
Gahvin (ftii Cervantes). Soldnür>. Du (^^«i^ harbijyn. pl. de 

^T^ harhy, «guerreron en Marrel. 

Gasa. Deí^jVí^-ra, «sei*icumi>cii R. Mnrtln, 6(leiL*L¿.j<iffiT, 
uniusclinO'i en Boctlior. 

Gatsaba cot. Lo niisnu) que atga^»rü. 

Gavilla. Lo mismo (\\xcgabiV.a. 

Lo mas que osle andaba era vinnas podnr. 
Kl engerif de escoplii o gnrillm iimoníI.Tr. 
.\rcipresto de lilla, Cant.^ copla 12r>i. 

Gampa, í/a^apo. Mentira, emlniste. De \íSj' ófiit^abj «meii- 
díicium'> en fí. Morlfn, «iiienlh-íiM en !'. de Alcfiljl. 

CrAZf. Esclflvo berberisco, convertido & lo fó- oristiona. lísUi 
aeepción tpie dan Iüs dic. 6 la polflbra fftui, y reproduce 
Dozy en su Gíos., no es de todo punto exacta. En In ley 
Vil, tit. II, lib. VIH de la Nueco liecóp. se do el nombre 
(te lyff^íí' ó los Iierhcriscos, yft hicsí-n i*?irlíiv<is, yn Übn-sÓ 
rescatados. Pero liabiendo ocnrridotlndss sobro la into- 
lígeiioin de aepiet voenblo, la ley XIX del propiíi lit. y !ib., 
dada por Kelipií [[ en .Madrid ¡1 2"í de Noviembre de ITiiiT, 
declaró: «que lo vozí^ííji sen iseenlif^ndo con lodos éqtiá-' 
lesqiiier que iiviercn nascido .Moros (S Turcos en 'qiiál- 
qulera parí*! de Berbería, ó otra jilgiino que sea. orn .»ípnn ' 
esclavo.-í, ó libres, i reacotaüO!-, Chrisliunos, ó Muros.» 



411 

Hecho eslíi nelapncii'in, In wizgasi lientí dos diÍGronUís cü- 
iTioli>gías. I¿t) oí sentido que leihtn )ci$ <//>;. e? la flráli.,_^U. 
jfúda, ■ilinvil.t/.oiio.» r. jJas. f/attos, OH 2." furnia «bablizAreí» 
en R. Mortfip. "Iiíiuli/jir" en I*. <Ii' Alcnl^í.dt' lii cunl «<■ di'- 
1-Ívo tuai)jit-n lniu)liibrn ^jJaá^nutQdUm, nombre quetlAbAn 
I<ia moro?, c<>nin üJis<»rva(>is;ri, ú oéiucIIi.'." clf sus cojtíí- 
lifzi<>oor¡o&<|i)i.>, 1uthii*iiiliirr;cihidolfls»fíUQsdcl bautismo, 
<-ntrobsii en los pi*e.si(l¡os do Afric/i ni sorvício do (Cítpnño. 
fcUi Ib acnpción de horlierií^cki <\ í.'xI r.itrjpro, ojiinu con lUizy 
quo la tot: ga;iy (\y\c- nínlnientf nn tiene otro vninr que el 
dd nnlonll(l^¡u^, piífiUi" on U. M«rÜn, el de cguorrero-" íu 
Morfíol, eide soldfldo proc-^ente de Arneoque 9e nlist»-. 
bn en el ejéiritn mcivínjtño de'ios sttlLonesdfi Grnnndu. 
vino con el tiempo rt signiílrflrln ann tí» originario de aque- 

llíi región. 
fivziA, Qfuicn, {¡n;ii port. Lo mi?mo qiiíí 
ÜAZUA porl. EKpiMlÍcir>ri niiliUip. De í^¿ //«jiím. fnrnjn qtie.sfí 

encuentra en «I Voc. i|e In Crvst. del P. Lerclunidi y Si- 

inonety en Mni-crl. V. art. attaque. Doz> . 
Gehfaa. Infierno. Arad. Del lol.e^lesJí'i<í|,Íi.i»,-/í'/(''"/íH, «valle 

cerca de JerLisalnni," «el iiiflerno" pn Tc-rlutinno y S. Jc- 

rúnimu.pi' ■ ';lo del hebí'-oin l2^3í?c'í6e«//'//""íní, «fd 
julle deJ tiijudí- liinnoin,0 simpItMneiileoin ^iyf/tüinom, 

noníbití de un sitio deleilfdi!'- '-n los nlccílcdüres O'* T'-rii- 

síileni, convyrlido dospnOs, '11 cuslígo de Iinbi't- ; _; ¡(j, 
,,en íl ios judíos un tentplo j'i Moloc, pop el rey Josins en 

mnlodor. donde se «tToJabnt» Insbnsnrns dcín cíiidHd, í]e 

iiqiil, lugíir de horror y línnbién i;l inOcruo. , ^ 
Ge.uí.\, ydca pnri. Pcquciln borca tisada.cn el mor Bójo. De 

K-^A. chf'lbu, que Nidmiiui es|H-'eÍ<^debrtrc^. OX.chdlHfjd y v. 

AV". WrigliL^ Glos. sobre Aben Cliobair, p. 10. y In unid nn 

1u versión (le Aben lialiiUi, 11, ló$- Dozy. 
fiEiJuiA.^on Djcgo (le Torres, /ieiitcioit de ios Xuriji-s}. t.o 

niisnio qué c7ii7(fi£(. 
Gw.iSr^t'/'-O <rrlij. De y»iL^ cfiaIftU, cfieÜU & geliln. por In 

iWíí/<iy transcripción del - " p"[' ■" í, -tposofi' ii 



41S 

P. flf^ Atenlfl. "... i t) tns ([tintrn it^níornis qim luin de 
coda urtoeii su tienda, que \\omo\i golÍi<^ dos dineros y trn 
dio; 1 poreslo han dedtir pusiiü», i pdjí),iciin(lil álos Mer- 
caderes que tiiixesen la swlu.» Ley V, tit. XXX, lib. IX, 
Xtwca lífcop. Cosiri. 

Genuibre oust. y povL, ¡/engirre, gingebre por!. Lo mismo 
que agengibre. V. Arte Cinoria tie U. Eiirii|u« de Ville- 
Ilíl, p. 30. 

GesÍzaro coal. y porl., gmücro, junmaro, jiutuaro port., 
genifor, geniforo \bI., geais^aro cot. y molí. De ^«^.ftXj 
t/enyicheri (- de tres punios), «gonlzíiro, eoUlado de la od- 
li^iin milicíu (urcH>^ en RedlioiiáC. 

Gkouaai. port. De íj^ charra, «jarra.» <iMíindo.... hum vazo 
úr. prota a minha fliiía, e Imm gcioraaíúe proto.n Vor. de 
Almoster, ap. Sla. Uosa, Ehicid. 

Gehbo. De s^ji yerbó, ftolpoo en H. MnrUii, "Spocies miirí 
campestris, longos liabous posteriores pedes, anteriores 
breves, colorem vero dorcíiüiw" en l-'reyla^'. Mai-cel Devic. 

GEKiniA. Lo mismo que chiUcia. Al hablar de los Beiii Zey- 
Ijc), Iribú de los Comeres, dicüUontHi](£)escrip. gen. dv 
Jji'ica, II, tbi. 148 v.j: «sus vestidos son unas geribüía ü 
nlca\nt>as de lanu heclia&de alquiceles que traen á taraiz 
(Iti las L-arnes.w 

GeitOBi.iM porl. Lo mismo que uijonjolí. 

üKitRA col. y val. \ .jarra. 

Gt:7.EKiNO port. Flsforzíidd, valiontií. Do ^— -^ flu^M-r, «stro- 
«iins, audax" en Freytíig, «atrevido, valieule, liravoa en 
Kax., afiadiila la terniiiiaeíún port. 

üin\o porl. Do ^^chnbbii, «nljnba.u Sonso. 

Gn-A, //ííí/<í,/íyíi. DosAo- c/)(7íí> «cadáver, morlicinum» en 
R. Martin, ncarnts niorlozína» en P. de Alígala. Academia, 
Marine. 

Gn-Eco. Lo mismo tpif^ chaLpr.o. «... .icord.inios quff el rene- 
gado se. desnudase los ropos de turco, y se vistiese un 
í/í7eco ó casnca do rnutivo.» Ü. íju/fo/v, 1." Parí., Cap. 
XLI. p. 248. 



Gn.1. And. Tonto, estñlirlo. De J^Lá- cháhil, ehihil ó ^ihil 
'por lo /m<*M, *nro<lorri> brtuo^ en P. de Alpal)^. 
fíTMA. De «.La. ohámi, chimi óf/irni p<ir la tmi-Ui, ... . aJííSíb, 
oratoniitnw fii K. Mitrlín, «iplesiii» en I*, (le Alrnlá. lísln 
voz es muy ri-<:c«ente en el Libro de Habkes. 
■^jfíW pófl. Soldado. D^ ^j^ oftiíntíí, qo*; signiHcn lo mis- 
"ino.Sousa. ' " ■" " '"■■ ■■■■'■ 
GiNETAcast., porl. y vnl., pp/ietó val. Animal piirvcidoli la 
civeüi. De ii*jj.^ chnvHi'U, nombre dft tsle ciuidn'ipudo 
• africano, ¡íCgCín Chcrbonnenu. Morcel Devic. 
' GlNETR casi, y porl., ffinei,j<inel cat, y malí. Do taLij ^4*néía, 

nombre de la gran Iribú do los '/jmeías. itozy. 
*'6lí;i cnl. Espocie de barco (en Oipmnny, Afi-mnnax, tV,4()). 
"^ Dtí ^y^^ ¿tíVm, (¡iií! víric uiiu ef^pocie úü i;al< ru. Uczy. 
GiRAPA CQsU, cat., molí-, port.'' y v«\.fjirti/a cosí. De tól^ 
&horf>/(i. "girnfto en Humbórl, forma vulgnr por ^il.j ijfirá- 
/fíj r]H« se fínniiPnlrn yo en los pnf:(ip;es cilodos por Qua- 
tremíi'e, //w/. deít ftnít. nvimf., T, 2, 108, 273. Sousa y Dozy. 
GiHELcaal.,ríftare/,'.TY(rp/, .rrti'rp/pfirl. EspRcie iie capara- 
zón. De JOL*. cfiif^t, qno sifiiiiflca lo niisirif^i. Dozy. 
' Gis cast., gaU. y porl., ¡jh port., ffeps cnL y iiiíill., .'/"f> Oiil., 
malí, y vnl. Ix> inismoiqm* tíigffí. 
Gjt, í/íí/i porl. Nepnillo, planta. Dozy inl^^ntó con error rlnr 
(i esta voz una ellmologÍQ nriih.. suponiendo i|ue eranría 
üll^íiación de c^*^ ,i:aniií.<, (jiui trofi rl Moiftiint Unjtt ^^ 
0^1, cuando e« simplflníente la Inl. ffil AffiíA, qu<! so oh- 
• ■ cuentra oii Oleo tum 1» prnpin nrí»p<?iAn. 
G6i.<;oTA. Del Jal. (!clí?t*irtBti(:n í/n/*/ftt/in, dt'I eold. Kv^rn-f/nt- 
ffaltha, iiebr. rtiVíV/o/ffo/ecyi, «cnünoo.* VA gK -v^íí-tí/Ií, que 
los Evaiijíoliiis oxjilicrrn por twx v*"'^*'-'» '^'^^^ logor del eré- 
neo, yft por el especio de aquel lugar; ya porque se en- 
eoiilrustíti en ó\ nuifhos crrtiieny de ejeculüilos. Mnrcel 
Devic. 
Giji.o. Ipnuru d6iido L'rn'oritriirí.i M. Lonn«er osla voí (Wt- 
tji'iie en E»pftfu; p. Wh)^ que no se registra en los dk. csp. 
que he consultado, con la acepción de trutisfurinAdo en 



otro por opte de encíintnmienUi. Müller, en el siipueslo 

(le existir realmente nqnelln diccii'in, In (Jerivn de la arrtb. 

<iyígál, ocspcciede demonio maligno cíipoz de lomar todij' 

sui'rln «Ir rorniíis.i) 
(lOHAH, '¡(¡rnhfj, rorahó, cutrabí, rjiutropí' catl^ t/uompus 1). 

lal. (cn í^apiiiany, Memorias^ II, 10}. l>ií Jijl yuráb, «umvíOj 

giileran en I', de Alcalá, di^rivodo del lal. carabas. V. Soli 

Isidoro, Orifj., XIX, 1, 2tt. 
(ioRAii voí. Cunrvo. De v'ji/'/oríií', que sigiiiflcíi lo mismo. 

GoHfitríi cflsl. y jjorl-, ,90/-Jí/j (en Is Cr^n. fie Pn/r/fir, ii}fi., 
Ll. 72, Itib. Xac.J. Especie de dardo, venalilo ú luiiza corlo, 
Del berberisco ii*jy genjuit (J de tres puntos). Dozy. 
Dyine sy eits tlclos confotidiilos 
Que suífreii el Sülpe del corlo gonju^. 
Cancionero de Buena, p. 120. 
GoititA, ftnt. cal. Tinojíi. Esta voz, que se registra en Copmany, 
. cü, ü lio dudar, alleraciúii de la itrúb. Ej^ ciuirru. 
GtiAüAPJoMis. Üt! Ñiüj guadúfay "guuílaHüiics» en p. de 

Alcolíi. ^ . „,,. V) ^ 

Guadamecí cosL. y port., guodame^i, fjiindetfitectlaisu, ga- 

, , du/nccins, guudvfittícin», t/uait(uiti'-TÍu'í,i>] , porl. Do ^j^-^^ 
gadámesi, adj. rclulivu du Gadumes^ iiuiiibre de uim ciu- 
dad en la regencia de Tripoti, donde se Hibricaba egla 
suerte de cueros. Dozy. *> 

Los guadamepis uernieyos e los danos bien dorados. 
1 Poema del Cid, p. 2, col. 2.' 

GtiADAMiiCtii. Lo mismo (jue giuida/nrrí. «.... luego en esl« 

punió les puaierori detanlc uitouero pur manteles queera 
como de guadantücirquc llaman Cofra.» Cluvijo, Vidadet 
Gran TamorUin, ful. 23 v. V.^\i\ misma fonna se encuen- 
tra en el Arle Cüoria, p. 36. 
GtADAXfFJ^iL cast , guadaniacü mt. y malí. Lo mismo que 

guadamecí. 

Sy era lapele ó guadamecil 

O sy iilmadi-aquejn ó algund cscni'ñl. 
Cancionero de Buena, ]». 81. 
Gl'aíiatií, guaiicte. ISn Andalucía pría/iu/e por guahaíc, oqtii- 



415 

vale á lo mío porln oiro, y rs trnnscripción del dr. i\a.lj 
joJjííCfí/íiW bitcáhid, Siiiionet, l>ozy. 

Gi'ALÁcasl. y cot. De »X[j,v««ítóA_. «por Dios.u oDe3to serió 
muy de v(?ras su podre, y dijo: guala, crisliíino, que dfilxs 
ser muy hermosn si se parece á mi hijn.u l). Quijote, Parí. 
i.*, Cap.XLl, p. 21í>, 

(juAiusMO casU y cal., yuwUma mell., gtKwismef ¡luansme 
val. V. fdguorisnio. 

Guaya cosí-, bnsc. y porl. ytiaia p<irl. Dft *a.j guacha, «gus- 
4'as, canto du dolor» en P. de Alcalú, •■dolor» en H. Marlíu. 
Díi'Júltdu: Ilucrfanas é biudiiíi (jucUnnios. 
E fiisetnos guriyas en son diilurido. 
Cunrioncro ilí' Btwnn, p. 205. 

GüAzir. porí. Lo mismo que aijuoril. 

GuKDRB pnrt. Especie df; flor, ftamburttg fcmúia. Moracs, 
Sesún Dozy, trunsposici/ín de j,j rrartj, flor, rosn.u 

ÜUEICK porl. Borro, lodo. De y»^ í/"'«, «luUimn en Dombay, 
«boue.» en Mopccl y Brtetlmr. Dozy. «íí como os muros 
epAo de fittflin^. os polouros flcnvño emliebidos nos mu- 
ros.» Cfuon.ft'EtRciD.JfWO lf¡, Pnrt. YII, Cho. 03. 

Guilla cost., (%it. y v(i\., ffuiihft porl. De sit guiúa, forma 
viilgnr nrJÍl>.-btsp. por fl«///i, *fnigRs,"» y en lu glosa «pro 
blado» nn It. Martín, «cosecha, cosecha de pnu e legnm- 
bres») en P. de Alcfllrt. 

GiiS'Dri.LA. Término despreciativo con que el vidgo do An- 
dalucía designa rt los aérenles de orden prtbiíco. Tal vez 
dim. cíist. del ór. ^J^-^ r/iuridt, «miiesi. en [{. Murtjii, 

•soldodo" en Ka?.. 
GnT\. De ii*t ¡/uit (liel)r. t; t/uUl, filum, laruní), forma vul- 
gar aráb.-hisp., sinónima de ia*i. Jtnt, «fllum» en K. Mar- 
tín, «hilo, hebra tle hilo» en P. de AlcaU, que co»í la mis- 
niit íicepciúti se fíncuentra en los siguienlus versos del 
Dioán do Aben Cuzmíin fol. 27 v.), que ha tenido la flncza 
de comunicarme el I)r. Simonet: 



416 

«El íimor mñ nchia^ y de íl moriré; por que <51 ha pues- 
to mi cuerpo como liílo de araña, [dos, pues, y dejadme 
antes quG sucumba.» 

Guitarra cosí., cat., molí., port. y val. Aunque en R. Martin 
se encuentra iísj/cai/sára, «citara, «el vocabloaráb.-hisp. 
no ha dado origen íil casi., untes bien uno y otro vietiejí 
dc]lal.cUhara,gr. »o.9íE¿mi, xíQsíjií, instrumento de cuerdas 
de remola nntigüedad, sempjiínlc por su formo al cuello y 
al pftclu) del liouibrc, usado ya en España en el tiempo de 
ios Visigodos. V. S. Isidoro, Ori(/., U, 3, 22. 

GuiTF casi, y jiort. Lo mismo que ^uiVa. «Olrosl ordenamos 
y mandamos que el Mto tollar é galludero ú guite no se 
faga di; oti'ii cúíiamo sino do canal ó chorro.» OnÍ. de Sc- 
oiUa, TU. de cordoneroít d.P vahputrpria, fol. 181 v. 

GCmesa casi., porl. y val., gómenn \'B\.,gúmpra cat. y mnll. 
De RA^ aím^ftfí, «cuerdo» en Ilunibrrt, «cable» en Boo- 
thor. Sclieler. Esta palabra, que no se rejíisliu eu Ioscííc. 
del iür. lit., se halla en los dialectos vulgares africanos 

i b^o las formas ju-ja. chúrnno. w.*¿ yannma. y en el berb. 

I con lo de \i^yí yúfitfna (^ du lirs puntos), lo (pie nio buce 
«aspcchar con Dieü del origen que le asigna el loxleógi-a- 
fo francó-s, r, i| 

Gumía cast. y col., gomia, agomia, afft/mítí port. (iierla suer- 
te de daga A puñal. De i^ cumiga. MpuüaU en Marcel y 
en el K Lerchundi, voz derivada de la lat. /jacta, que se 
encuentro en S. Isidoro (Or^., XIX, 19) con la acepción 
ÚQ formón. 

UuRUiÓN. Guuia del euforbio. Según la Acad., del ár. ,jj^j» 
furbíyón, del gr. tj^ó.^wv, \al.eitphorbion. 

GiTAPiiHcHA. SuBtnnria gomo-nísinosa que produce un jjr- 
bol del arfliipiúlago indiano, el [.•ionamira percha. Del in- 
glés QUtvpvrcha, del malayo -^ kíS gata perv.ha.^ «goma 
depercAít,» nombre entro los naturales de In isla que nos- 
otros llamamos Sumnlrn y d''l ;'irbnl qiií» proriurc aquella 
-sustancia. Murcel Devic. 



Haarraz val. Arador. De o'^/w/tíJ/í, "Orodorqueoraften 
I*, de Alcalá, p. ¿«jS. harafsa, «orare» en K. Murlin. Dozy. 

Hahadol. Lo misnio que abobol. 

HARAiiu.ts. V. (ibtirnij. «El sí por esto gimif-scoii, iisnii fifio- 
rn de i'chíirlc* /írtirt/Tíís pop los vonliÉnns.-» Lih.üeMtnH. 
del lurnnte O. Juan Manuel, Bib. Vm., III, 8(i. 

HAnARRÁz. Lo misino que (ífertr/víj. nl-:t si noír se piirsaren 
por esto, que dijiemos, tomen ul Atí^arz-d.;, el muélanlo, 
etc.» Lib. de Moni, del Rey D. Alfonso, Lib. II, Cop. XII, 
£¡tb. Ven., \. TI. 

Ha»!/. Donación de inmuebles lieclia á los mezquitua (\ rt 
otrüsinsUlucioncsrcUgiosiiísdelosmusulmiines. I)e^»l^s.l 
ahbáf, ahbié por tíi im^Ut, pl. UCy.*?*- hobg 6 hóbm, «sto- 
hilimeiitimi» en 11. M»rUn, «mtindii pindu^.-i, ronsislente 
en ínniuoliles, cuyos pcndimienlos kc liti)tnl)nn iifeclos á 
objetos religiosos» en Kaz. La formo nhbifi, que sfi en- 
cuentra frecuentemente en los Qrd. de Granada, ms., 
usodo como í-inRidnr, demuestro que la voz de este erl. 
procedí; dt-l pl. del nombre aráb. 

ILvciiXA (en el LtisarUlo de Tormos, Tratado L"). Lo mismo 
que acpña. 

Hai:ixu. Pobre, mezquino, miserable, triste. HQ^^hasfn, 

-. "hozlno, triste» en P. de Alcold. Morína. 

Haqbn. Do ,j¿— ^ hat^pni, udobln liai^nu en P. de Alcalá. Co- 
mo entro los poyes miaros de Grannda do In dinnulfn nozn- 
rita no hubo ni ro que llevara el nombrado Hacen más 
que Muley Hacen (j^j-^aUI ^1), soy de parecer qnc estos di- 
naraf ó doblas lomm'onsu nombre de aquel régulo, el cuaL 



418 ^_^__ 

como ?c Ice on MOIlor (Dic fcí-cn scitcn con Cranadat 
p. 3): tu^ i^Xi,\». uL. y^, «ucum6 moneda |iueva> .4^ b^ii- 
na ley.» ,,,, n 

Hadixah. De ^UíjJI «rf-í/t'xdr, (inianeío» ei» B-Murtíii, nse- 
rroiiía, liñrrn montoñoso-i en P. de Alentó, «mélairio, ha- 
meau, viltage» en Kaz. «Tit'iic en aquellas sierras ynflni- 
los /iaí/[¿c«rps de lírtrharos, ricos de ganado.» Rojas, fio- 
laciones de algunos sticceson postreros de Berbería, 62 v. 
Hafiz, /íCíi.j c.nst, hnt^t malí. Veedor de líi renta de la seda. 
Dq i¡tí'.j^h(ifi(J, «e.usloA» eu K. Martín, <-oon serva doro en 
P. de Alcalá, ó nipjorde lo foi-ma ím»- A«/íí/,«iibservator, 
ctistosii en Ki'ovtag. «La llave de la cual hade tener el //«h 
fts.» Ley 1.% Tit. XXX. lib. !X. A^HWti Jiccop. 
Haúvi-xa. Lo mismo que agüela. Kprinioroaicnte, la cuarta 
porte de In renta de lo fiuffcoUi.» Ord. de Graniuta-, fol. 4. 
Halahea. Alleracióii acaso de «j^ nx-írarin, «ley» en Rsi-' 
inundo MurUri, «Iny seglar» en V. de Álcali). 
A élservie la villa, e todas sus aldeas, 
La su mono besaban, á^X prendían halnrenn, 
Elli ItiH miMiiiZfiha iln mt'lfren farropr-jiíJ, 
Si revolver ijuisiessen con christinnos pelenH. 

Berceo, Vida de Sto. Domingo, copla 735.- - 

IIalaremr. 13c iJij>-*l\ nlikrám, vorore vel poMiiim Snraccdo- 
fum» en R. Martín, «toca como almaizar» en 1*. de Alcnld. 
11... la una coraza y un coxinele de la labor dt^l halareme.» 
Test. deD, Pedro Jí, Conde de ParrdeiftOp. Salozar, HüsL 
de la casa de Lwa, IV, -113, 

Halca cat.j poli., malí, y val. Cuñí] de madera. De ¡uU/a/ca, 
«fistella ligni» en R. Martin, forma que lio de sustituir á 
TínJi/atíca, uaslula» en el mismo loxicrtgrnfo, <jue he dado 
por etimologia :i la yaz/oten. 

Halda, Anrf/rt (Andalucía). He íjdí /irtWa, «saca» en H. de 
Alcalá. Pero como cstu vuz parucu Irunscripci^n de !a 
cGst., me inclino á derivarla do la arób. i^j> farda, csarci- 
na mercium'» en Freytag, «fardoi» eu Kaz., si ya no es me- 



__^^ 419 

Hésis de JO.A itláí, «sociiíja y 6n la glosa «espuerta» en 
'R. Martín, ocnslnln on P. de Alrnlíi. 
Halia ciisl. y gull. Atit. Alhftjn. De :4-l>- /iíVíüt, «ornattis» y en 
i'lfi plosa <iiti n'nribiis» ett K. MflpUn, «o ni» intentos, cosos 
ptvciosasj li'dje» en üozy, Supt. 

El (Iniíi Ihkíiuis sartas 
Do osidiiint e farlas, 
Ki ítome/io/m 
De buena v«lio, 
l'iMk'JH dolgmln. 
Arcipreslo íle Hita, CatU., copla IIIIO. 
Hat.ifa. I.O m\^mo<\uc cafi/a. 

Halla cul. Alliómügo. De sA^ halUt, *vici!ü, mansio» cu 
i'.Freylag, úde iüL». AíZ/a, «divcrsorium» en Kreytag, nhod- 
^ilnken Kaz. .1 - ■ 

Haloch. SeRún Flschor (GemAUifí oon Vníeticiu, 1, 227» esta 
voz lifisigiin el Hiipimnim, yrxmsiilfrriniioln üo/y úf ori- 
gen arób, le da por otimoloj^Ia ^^ jaló*:, que Ucüigria 
una especie de perfumo tic un colur ruju claro. 
Hamai'OLa. Loini.snio tiuo abaOut. 

IIamariyu. Transposición de Imramilio, diin. cast. d«I ¡ir. 
fji. hárain 6 fp^ harám, acosa ilícita A proliibiila, peca- 
do,» en sentir del autor del Ckns. al Canc. de Buena. 
Yo seryo dctíoslatlo 
En pensar tal haniariyo. 
,,^;\ ,,,,,, . Cfl/ic. de fifíívm, p. KH). 

Haubc, ant. port. Elcctuario 6 confocciún de eoloqulnlidas. 
SegAn Dozy, allcryciúri de o--* Iwhid, «el grano de la co- 
ioqutntida,» que bajo la forma .¿-y^ lutbíc, se hulla en el 
Dic. de medicamentos Himples y compm-'itoA ái\ Aben Choz- 
lo, art. ^hi^. Pero como en el margen se encuentra la co- 
rrección haJbíd, según advierte el docto orientalista, serfu 
posible que la dicción A«/ííec no fuera otra que la ar;íb. 
yiwLa- hámid, «acerbus» en R. Martin, nombre líimhit^ii du 
la acednra por el sabor pronunciadamente amargo del 
fruto de la cotoqufnlida. 



4S0 

IIame^z. La corUdiira de las plumas de las aves de rapiíio, 
gtínLM'o dfif!nforn>«lnd en ellas por mal gobonisdas de 
coiiiídii. Dozy cree (¡ue uí^la vo:; os iinu U'an^pusición du 
■ i>SA4* makid, parí. pas. del v. yílc hátUí, «romper, G^ue-^ 
brar.» ;_ío*^ ^U^ (i/«_/h?c/ñt nfindcel iliisliT oriental isla, 
es iiiiíi rxpn-fiii'di iifíual y corriente. Lu M-mí. da por eL¡- 
moluglflyjrt*^ Jamis, aextonuado pop el Imnibrc.» Á mi 
parecer la voz de este art. tiene trazas de no ser más qiie 
imauHortíción úe\ti\iit. /ames, hofites, mudada la/en h. 

Haiugax. V. arugatt, 

HAfiAViiti-n.. 'i'al vez de la*.lji xaramit, pl. de i»*-yJí ¿cormít, 
xaríwibil, intfirpnesln una b entre la m y su vocal y cotí- 
vertida la / en /, que con l.i ín-epcióii du liiirnpos (t andra- 
jos se cncuenlrii en Marmol. Sin embargo pudiera no ser 
la voz de este art. otra cosa que la^r. gip ¡xtíí mv6{, lal. cce^ 
rainpeiinas, de cnlor de lif>jn de pítrra 6 de rosa seca, artf- 
rampelina (eostis) on Juvenul, duinide de color de hoja 
de parra, que bajo Jas fovmfts sr'rnmpelitHt; scrapeUintv y 
xeram/telU'na' se halla en al b. lat- con el valor ^d€t vestes ^ 
veícrf¿¡, iivestidos viejos.» V. Ducunge, VI, 200 y 32-i-. 

Harén c»st., haram casi., porl. y val. Líe ^ j- karúm. 

Harija. De s— í^f harina, iifrumenlum» en R. Martín, propia- 
mente afrecho. Cf. ,j-jj=- fiaris, «queshrantado, molido,» r. 
^j* hárasü, mncliacar fuertemenlc. «... ni los liechcn fi 
tiiieltQS de la híirina, Aanyo, »i arena, ni otra coso algn- 
'' nain Orrf. «'c Granaría, TiU KLIV, Ord. de loa pesoe de 
hnHna y trif/n, Ibl. 10) v. i 

Hauiza. I-a misma etimolofíía qne la del vocablo anteiior. 
«En la tienda de la fíarua, que es donde venden el trigo 
npilodo.» Salvíi y Soinz do linroniin. Colee, de doc. inéd., 
VIH, 471. 

Hauha. 1.0 mismo qm: 

Uaiimale port. La rudo silvestre. Opino con Marcel Devic 
qne eslii voz. osl como sus olrus formas, (pii; pueden verse 
cu el orí. af/drnta, proceden dircctoniente de la út\ J-j=^ 
harmal,y no de las lat. harmalayharmula, que se encuen- 



tranen Apulcvo con el pei>tr<lo iU; »niljtn di- JHPílin, plnnlo,» 
nuiu|uo (le nsUi rilliiiin Irai^ii uqucll» mi üi'ÍKe». 
IIahon. KI latilo y ptMi'znso. Uíí ^¡^ httrórty avXren'iSu cu 
H. MHrtífi. i«ptíruJM>sou cu ul H. Ueriioidiuo üonxolcz, «rtí- 
lifii en Boctlt'jr. 
Iíarona. Lti bosUn quü cnminu muy [Jcttpucioy con flemn. 
Üo sjjy»- hut-ónu^ «liurono iKstiiin i;n P. de AÍcalii. 
Por eiiile. fyiiulgo, syii coro ssnñopso, 
tí<'iV»r n'L-^<;('bit c)i- Jdhii <lr CiirmoiiQ 
Aquesta mi caria muy dul^tí, melosa. 
Por ver vucslrii muta, sy anda ó «s ftarona. 
Cnni-. dtí lídfiifi. p. 486. 
Uaurr. Lo mismo quu arrv. i^Iariiiii. 
lI\nRO (Ofd. de Granatiu). V. Jarro. 
Hksak, Üel hebr. pon hanun^ npoli^nles» (t-witftíiü). 
E! pueblo (!' los hftsa/nv 
Uuií nos iirpii ayuíilniítoí; 
Con todos nuestros arañes 
En el Dio siempre espí^raiiius. 

Canc. de liaemí, p. 'SU, col. á.» 
Hasta, /ixírt, ndtn, huta caaU, att} porl., ttíhá. niiL portj, 

háUi val. U) niisuio í\ut*Jli{ít. 
Uatr. Kn la vegn d»' tir/iuíiilii vuh; estn vi»/. inuvi-tu ilu íit;iia 
< para ul ricj:?i>> Tutidu du ti^uu du rioí^u. Un ús^ ftwlUj v\Mir- 
cio,» ("j d*; iaá- 70Í/, «sulcus," y ob l;i glosa vve\ lineo» en 
H. Miirttn, i-siiUm de nrndo, síilco fíii lo senibrndo» en 
P.do Alralrt. KI mismo )&\ic4'>K''3f<> traduce al ói.: Sulco 
pora sacar el agua porjutt lijuri aímí, Ul ^^ iai- 
Hatr, hato. Manada de panado. De lis- /¡«(¿rf, «porciot en 
R. Martin, A de tuLs caUt, i<parsH líii el misino lirxir^fírefo, 
«manado de cualquier coso, luilo-» en P. de Alcülíi. «Patfií- 
baii mas á lu.s Utclios tacedores quu curitiibun el ftaitudu 
ta Icclii: úf. aquel di;i (pío Itt-gitbnu (i eoiiLallu de cudu htitp, 
y era oo&lumbre üe les dar iíso noche un uordvro para 
t\t\c eomiesün.»! Üciacion rJc io.-* elcrechtis Mor¡ii*:fu( del 
Quempe, ms., Arc/i. de biene» AV/r. di' (iraiunhi. 



422 

IIatixkuip. De sjjj-s la¿. jntí-i-xcrif, "cdiclo ú (lecr^loTcal," 
lil. tíiif^ii <V f;sc)-iUira ilustro. niilOí^niro inipci-inl. La i qn^ 
lign las <loí« palabriisjjr. señala en persa In uniún del.sust. 
<'jtii til iiílj. MruTi'l Iio\ic. 

Hatl'n. Del turco ^jjli-j«fri/í, «imyer, fieiioi"n« en Heilliouscí. 

Hauma (t:n el Hcpnrtiniii'iilo de. ^■ulem•iiO. Ut; fc.^ Uaitmo^ 
"purs» L'U 11, Marlíii, qiiiii"licr dt; \i\ \\\\\:» cd Kn/,, 

Hayüue. Especio do nltníilüfft que iisnii Ins miijcirn í^n Brr- 
berltí. Mnnnol, Ümcn'fi. ffen.de A/rica. l.o mismo que 
Jaique. 

Haza. Aunque \&\q7. jí^ haj:x, (•hortus,iifrecuriite en fti 
Inlroducción á le Iháí9 de Aben Aljaljb en rauclios nom- 

■, brea (íeográHcus, Uene seinejanzii con ladecslo.ort., creo 
con Diez qtin proopile (Ii,'I laL^aítc-m. 

IIeuRn. Uva hebíVn. Lu Acad. do ú esla vuz una L'limoloftíu 
hr., cuando rtiiiliiicuie su origen no< t» otro rjue ellnl. 
hi'bcnufti ífíp. é^ivo;!, el obemiz, dc cuyo color lomñ su itooi- 
hrp íit|iielififrul!i, pui;sLniifo \ít rutiaiftt t't cp'nU'-nms, como 
e\ pnrcnqnima ó parte ju^Sii dií Iti misniri son negras. 

liRmtr.n mst. y poil.. hebrcn cnt., mnll.. port. y vnl. Dfil lal- 
/ip/tí'M'íííi» doiiiv ^'íw''i «Ncbítciis.M I 

lli%iii\ casi., cnl., jíall., niíill., pnrt. y v»l., tftfírn porl.,^/it- 
.xartí (en Marmol, fíisf. del n^boíion ele ios Mori>tcos, fo- 
lio 4). De jj-v-J kif-hrn, •■huidíi df .Miilioinii tli' lii Meco ú 
Miídinii, fcclin on que comienza I» cin [niisiiIin;iM;).« 

HKi.nA cnst. y líall. Lo mismo que ul/iei>y>. 

IIEI.OHYM. Hr c^n'''« p.folúnt. Dios. 

ííeioht/mñ líios íii' Uahrnhnin, 
Üuo proiiietistp In redeprinn. 
Kor sp que (ímí fugH con Inn granrl afnn, 
Mnndñil -me (|tm ilniírc non enliund<r el son. 
Dftusd f/r? la muirle, 

IIf.hai.0. Lo mismo que erni. «Mnnclninos que de liis l>flcns, 

"Ji novillos, i toros, i /u'raOis quefuemn nnTOivMlos de sus 
iiíaUre.<, que pngucii pui- iiaila niillur üc sorvicio Irits ba- 
a\^, 6 novillos, i por la mismo orden ilcndi; on-iba, ó ül 



42a 

rnsprrcli> fJeride uyuso.» LcyS.', Tit.XXVIl. Lib. IX, Mie- 
ra Reeofí, ' " 

Iluni'ii.. Oc JL)/j;»iVM/, "gnrbíllo,-. pin duda pop los flgoje- 

•'ros 6 mnllns de Ift erlha. Sobre el origi>n del vocablo oi-rtb. 
Virase nrel. 

HiLiL vül. Lo niií^mo qtie affller, 

HtSATT. Lugnrdi; defensa "(en nprf»nfi7.o, AntiffÜPtlode)! rf* 
¿>/)., I!, ñl flru. Alriiznhíi. T)i' ^,<ía. hisnn, •«•nslrum-i en 
lí. Murtlii. "Ciislillo, forlale/.i ühiflcíuo L-n P. do Alcnlii. 

HoiiEi»», op^A). De ^,Us. hnhéri, «liobf-ro color (lo connllon 
cu P. de Alctilú. CtúadÍN. 

IldLGAti. niv<*rl¡r*55e, fntreleoi'ific con guslo en uno cosn. 

'"'Ae«í/. De S.A. j /orpAíi, «nniniitlas..! y en In glosn wín rnm- 
po deudos» en R. Martín, «hoIgonrH» en P. de Alcalíl, r. 
^^/árocho, qiif m 2/ vi»/ Tormn tifoii respeclivuniente 
en estos lexicógrofos la 8Ígit1flüaci(!in de íywcíflrt, -.holgar, 
hol^r en el camp'>.»' 

llOLitiiA. MetiiUísis dc! i.-ev,'l (líhorra, tinrc'\n» en Ku7. «... y 
sepa íñTA-.v unn inesn riií acys piwjns con sus hoirra» de 
visaagms.» Oí-e/, dtf Snc, TU. ilr hg carpinteros, fol. 149. 

HoMAniuciiG. V. nu'iscarn. 

HoiiAS. StígÚM oí fltilop del Cancifjni'ra Uf tíncnti, di! vsn 
homañ, YO/, hehríiica tpie eqiiivnUí á cinco: los cinco libros 
de la ley jüdáicR, el Pcalnlcnco. 

Porquel rcze en til hornos. 

dmcioneru de Bacna, p. i33. 
HoQL'E. Alboroque. Actut. De ^y>- hucc, «jn», sponsfllicinm» 
cu H. Marllii, opresctilo, regalo, rulriburión-» en AtMsn 
Jaldún, ProU'ff., 11, !iH. Ilozy. nOrderiilniO!* y mnttdiinios, 
que nirigiHi Mfrr.i(l('T, InipiVo, lú trolnnlc, no d<^ li los 
Sasti-es ni Inndidórea, ni Jubctíros, ni C,alceléros, hoques 
ni maravedís Blpunos pfir (pin vny«n A sus lleudas con 
los que \i\n i'i snenr de ello» paños ni sedas, ni otras mer- 
cndertos." Jtocop., lib. 5, (It. 12, ley II. .' ■ • 

HoiU>A. De ^j^ hordu, "c^mponieulo, campo» en BocUior, 
del lurco-lúi-tüpo ^¿^ ordti. 



424 

Horra (en la Crón. de D. Alfonso XI, 406, y en Burrantes 
Maldonado, Afem. Hint. Esp., IX, 352). Do s^ horra, «do- 
mina» en R. Martín, «princeSiO, reyna, enperatriz» en P. de 
Alcalá. 
Horro cast., /orro port. De^fcorr, «horro de servidumbre, 
libre, nascido en libertadu en P. de Alcalá, «líber» en 
R. Martin. Guadix y Juan López de Velasco. 
Hosanna. Del hebr. w-r'^tíin hoxihnnn, 2." persona del siii- 
-' 'éolar del imp. 'de Shu^n hoxiak (forme kiph de •xtí\), «sal- 
i'i va, liberto; socorre. » El w flual es una parttcuia depreco- 
-r ttvaqtie sígniftea pedir. Los griegos han trascrito Qimwa, 

y S. Jerónimo Hosanna. 
Hura. Grono maligno Ó carbunco que sale en la cabeza. De 
:•■ Jji./«r<!icA, «apostema» en R. Martín, ó de ji^f- hiirúx, 
.'jUtjfuira de cabeza» en P. de Alcalá. Esto voz se encuentra 
ii.en Nebrija con la correspondencia \bX, furnncitlus, dim. 
-"de/lír,«tuínop pequeño» en Celso, de donde, á no dudar, 
-i procede el vocablo aráfe. , 

HVRfcastk'y cat. De Rjj^Aa«ni/fl, forma vulgar por Rí^I^ 
hawáriyya, «virgo» enil. Martlu.^Bhurl, mujer del parai- 
- '.soy de Mahoma* en Boclhor. Dozy. 

HuYNNA. De nay gMÍttoA, «cántico, especialmente canto lú- 
gubre, lamentación.» 

E le conten con buen son 
Una huynna, un pysmon, 
Bien plañidos por compás. 

Cancionoro de Bacnn, p. 133. 



I. 



Imán. Del ¡ir. ^Ul imam, «saccrdos» en R. Martín, «sacerdo- 
te» en P. do Alcaltí, « preside uto de una asamblea, y en 
particular Imán, el que recita las oraciones en las mez- 
(juitns á que el pueblo contesta Amen.» 

Irak, ¿racha, traga, etc. b. lat. De^j^ iraquí, sdj. relativo 
del nombre propio Irak, en cuya provincia, la antigua 
Babilonia, hubo en la edad media famosísimas fábricas de 
cristal en las cuales se hadan unos vasos semejantes al 
vidrio, llamados ^lj*JI ¡r'^y «el vaso iraki. V. Aben Cho- 
bftir, p. 275. Léese en la Esp. Sagr. {LX, 409): «vasos vi- 
treos, couza/raA-e,» y mis adelante: «omhes hos vasos 
irakps pretiosos.» Dozy. ^ 

Isi.ÁM. Oel ár. ^X*f islam, «religión musulmana,» propia- 
mente, resignación á la voluntad de Dios. 



J. 



Jabál val. Lo mismo que chaoal. 

Jamai.í cast., port.y \o\.,Jabalin cnst. y gall. De ,,5^ ckabatí, 
«ntonlanust) en K. Martín, «jnvall puerco» en P. de Alcalá. 

Jaiíai.c(in ciisi.Jubalon cast. y gall. De qjÍ.^ chanialón, «bó- 
veda en ogiva» en Lunc, «toit en dos d'üne» en Bocthor, 



M 



i2Pi 

voz prfM-('(Ifiiih> de y, y ehnmi, wcnm^llo,» (itH- <IosÍRiin una 
parUf do edificio quo prcsiíiitn In formn de la eapíilda de 
eslennimal, V. QuotremírR, Hist.deAstiU.mamí.. 11, J, 
267. Dozy. 

J.UíATO 4;ast. y gflll. Hijo pequeño ó cochorrodfi In jjibülina. 
A. lo que pienso, nstn voz es simple conti-ncción aojaba- 
dato, dicción compiieshi ÚQjabaKy del sufijo ato. Cf. ce- 
fpiio de afcas, corcttto de corcris, rcrcato de cerón.*. 

i\w.}i\,jnbcga. [.o iiiisnin ((tie a.Eabfba. 

JXuiiCACOsl. y gaW., Jábega casi. Red. De iu;*^jr«6ec<', «reten 
on U. Morllii, «retí como quiera, red bori-edern» en P. do 
Alctilil. 

Jábeca. Apnratü deslilotorio que se usaba Qiiliguaineiitc en 
Almndí^n pnrn el beneficio de los mrnernips de azogue. 
Lu Ac.ad. Iroe osle vocnblo de k->*— tíóbrc, i<rrÍso],)i que no 
encuentro con líil jientidoen \o&dÍc., asi del ir. clásico 
como del vulgjir, ni íiun en el Siijü. de Dozy. .Solo se re- 
gislni en tdlds el V. J-j^ aúbaca, «liqíiefncluui effiulit iii 
formíini attnimt orgonluiii,» y c.) suírt. sji**« snbfcii, «ipiirs 
liqualu Bui'i nrKíMilivf.» A iii¡ piín'ciT In dici-ióii de este 
nrt. tiene lo mianin procedencia que ta dul niilcrinr, pues 
In aríih. .nabt'cir, un solo signifina "riMl, sÍud n'decilln, 
velo de la cabozu un íorinti de red, poro que uo se conoz- 
ca el rostm» en Freylng, upavellon de red pnrn nioxqui- 
tos» en P. de Alcalfl, "innlhi» en Boclhor, figura que debe- 
rla tener el «parnlodestílntorio que se n«!ibíi rn AlmíuU^n. 

Jaííeqi;e. And. finlpe. De ,j..^hfibn\ "golpe dado con un lá- 
tigo, uno varo ó una cucrdu» en Kaz. 

Z\nv.i)\:v.,j(tcc'fnc rost.,J(ibvf/¡ v;d., Jahrf/iwa buso., jcubrcti 
porl. lüiibni-cación usado en elMi-dileiTí'ineo. De JL-s.r/i6- 
béc, «bsrcü, nnvis» en R. Martín. Kn In edad tnediti e\Ja- 
beque ern uiiu bnrca de poscailnr. V. Jnl (GfojusairL' naiid' 
que, nr!. chabck v rn.vabc(¡nf} ijiir* rito uno Cr6níi%i port. 
deUiglQ XV. 

JaiíÍ. Manzana t,ilvesli'c y |io(iuci'ia. CiiM-Ia suerte de uva pe- 
queña que se cría en el reino de Granuda. Según Dozy» 



'■Jí 



4r 



(Ic| ár. ,jt*^ xa'tíifi, flue se encuentra en el Xecurf, Trata- 

, , fltfi He In flisenteria catarral, ms., ff^l' 198 r: ,,^i^f^^^^ 
.y*-^'^ y^i «la mnnznnn primnvcral qufi ps el (to>-3ir*ífabLy> 
Ksta voz fl«> liftllo lanibiiMien Abfin Alnwílm lirnij, dpilnn- 
<juen. I, p. ;í;iD| Unjo la forma ^y^i^-^^ ajC'.rfithi, rniíio 
iiombi-o de uno da \as tísijecies del nianTi^mi. 

J.iCAHA casi, y porl., chácara port., Jáqufirtí val. ftomance 
aleKre «n qu»; se narraban hechos de jaques. Acad. Cfin- 
ligo, especie (le pcmsln. Fnnseca. üeyUi xu'ar, «versus, 
rinie^» en H. Merltii, acoplo» en P.de Alcnlll. 

JÁcAnA. Meiitiri) 6pnLniñn. I>n jLiJ-rffVír, qm- v.iIr lo mismo. 

Jacbsa cnsl. y cML.,jV«;//irt val. Vigo. \' igd iitrovesado que 
üostiene Ihb ctemAs vigas menores. De m^^ chaire, «lig- 
num vel Irobrs, trabas parnto» en R.^íottlíi. «viga» en 
P. de Alcalá. IV chaho y del sufijo ena sü liizo chiiiíona. 

JAC.KniNA cosí., j^:!er i na porl. Xombre de una sti<>rle de cota 
de nialla. LV^.jl*>.(.-/íflv'(i(r/, «argelino,"! ailj. relativo de 
jjl^a. chftuXir, \v^\i\. "Eslnbn el tirano asenlndn debajo del 
piitxíllon y tnniti una cola üe mulla JucfW/iu dt bajo de una 
inarlota.» Tonrps, i?*/flCííJnrf4; /cw AV/ri/f-a, Cap. 49. Dozy 
crcf! que esta ctimologln carece d*» base. Por lo que (i mi 
loca, no mn satisface la que el propone. V. Glos-, p. 28í>. La 
Acdíi. la trae del flamenco ycere rirtff. «anillo de hierro.» 

Jaiw^o'í'íco. Coladft malla. V.jrti/M, í.^arl. .., , i 

Ja£Na. Lo misino (pío stihcneii. «Dobla y media fneita.a V. 
Lioiniaijo de Saez, Vuior dn las mom'doK, 17", n. 22. 

Jaf.nes. Uvas jaénes. I)e^^cy/«i/íí/u, adj. rulalivo forma- 
do de f^\f^ r/i(iyán , Jocn. VA. I*. dt:AIenIíl, «-iLvns jaénes, 
jiinabjamí y Jaénes cosa de Savn^Jfiyatii.» 

jAW.CflPt,, porl. y vnl., fl/rej» porl. (jabíes en el Ctmc. de 
JJuv/ui, p. In*j). Cualquier adorno que se pune á las raba- 
Iterias. Acad. De j,^:^ c/iah^s, «apparatus» en Freytag, 
■ames» en Aben Baluta, 111,^22. Marina, ^ouíso. 

Jafarót val. Lo mismo que chafarote. ^^ , . 

Jaguarza, jagucwsó (en Cotmciro), xaguarcio (en Víctor)» 



428 

ccagitar^o (en Escnlono). De u*!^ xacuú^, que vale iinn 
espiície de ¡ara. V. Aben Albeitár, Ti-aitá des simpL, Irad. 
Léele re, JI, 3Í0. «Lo propio pieiitededos suertes de xoras 
que entre nosotros se nomhrnn Xa/ocas 6 Xnguarí'us.» 
Esrolnno, Hr'sr. de Vfdoncia, I, G89. 

Jahahuar, í:' i jarrar, nahelar. Alionar lo pared, iguolí'indola 
con yeso y raspándola. \)& y^^ sñhala, i[\xe. en 2.' forma 
víile "complnnavit," y no de jUa. c/mí/árj «encaladuia» en 
P. de Alcalá, etimología de Bozy y la Acad., que no expli- 
ca io existencia de la h en el vocablo castellano. 

Jaharí. Especie de higo. De ^j*^ sra'arí, nombre de una 

excelente especie de bigos. V. Almacort, I, 12-'í, Cartas, 

23 y Aben Aiawám, 1,88. 
Jaii¿ue. De tíí'jLi. /layq, «vestido úg paño ó sedo, manto.» 
Jal val. Lo mismo que c/ial. 

Jala val. Lo mismo quec/ialán. 
Jaleco cost., cat. y port. Lo mismo que cha/eco. 
J.ÍLES cast. y gall. Lienzo recio y grueso que sirve paia cu- 
brir las cargas. Acad. De J^- chalí, «tegumentnm iumen- 

ti» en Freytog, idiousse, couvetlnren en Kaz. 

Jaloque cast.j Jaíách va\.,xa(och.araloguectii. Siroco, vien- 
to del Sud-Este. De'^ylzccalóc, tiviento Piifre oiienle y 
austro» en P, de Alcaló, alteroeión de ^j^ xarquí, «vien- 
to del oriente verdadero» en el mismo lexicógrafo. Dozy. 

Jaluza, ga:¡a^a, ja^i/^o. And. Hambre. De i.^\.>s^ jarin'a, 
«famesii en R. Mai'tín, vocablo que en los dio. í'n-, clásicos 
no tiene mrts valor que el de pobreza. 

Jámbete. V. gañibete. 

Jamegi:ia cat. Iglesia. De m^l».c/iánti'a, «aljama.» 

Jami. Especio de uva. Do.^'^ xamí, de Siria. 

Jámila^ jamiUa (en el Dic. de la Acad., ed. de 18Si). Alpe- 
chín. De U*,*^ vha/iiíla, «grasa fundida.» Dozy. 

Japuta. And. Especie de pescado. De 13^ jyí66ú^ cqiesca- 
do del g(''nero de la alosa; pero tres \cccs iniis grande, 
con la cola delgada y la cabeza pequeña, que se pesca en 
el Eufrates y se vende en Alepo» en Kaz., ecai'po, pescado» 
en Heiiry, en el Voc. Árabe-Frang., en Bocthory Hunibert. 



429 
Segfin Abú All el Bagdadf (ap. Dozy, SupL) es el pescado 
queeni'I M/igrelí I)ainün.ríl/«//, t^sdncir, lo niosn ósjthnU». 
En Aben AlljeiLár (Traite des sintpt., Iraü. Leclerc, 11, 
322-323) se lt!c: que la cntbbát es una suurto de pencado 
muy conocido en Oriente y común en el Kiiírnlus y en el 
XoU, cuya hitíl se omplira en lus medica in en los oaálini- 
cos. Sonlheinier le üo el nombre de Urano»(:opti. .icaber. 
Jaque casi, y eHl.,y«v«'al>osií- Uoiicc en el juego del ajedrez. 
Del ár.-pepsii íL-i.'rfí/í, «rt-x, rí>xIottninculuruiii; vox in hisu 
regio utíilula, qiiii i-e^i pehculuiii oUer-tur, (luosi: cave re- 
gio en Vnllei-s. 
ÍAQUe.. Cualquiera de los dos lados de las alforjas. Arad. De 
^J^Jcicc íi .tuce, «Iflleris unius onus vel sarcitio, qunndo 
duoc sunl" en floliu y Fi-cytag. 
Jaqub co&i.,J'/i,jayocül. Lo mismo que jei/f/f*. 
Jaque cast. y \)ort:,Jacú cosí. Especie de colu de mallo. De 
,f^ .ZYicc, tdoi'icn angnsUs nrinnlis conU'xlñi» en FreyUíft, 
*'CoUi de nitiUns muy upreUidns» en lúi/.. Im Acad. oii (d 
art. yaco de su /Jj'e. (cd. 18ft4) Iiacecaso omiso de \n acep- 
ción «colíi dn mallo, i» que tiene esto vocablo en dndiii, 
Fronciosiiii, Sobrino, Chriíloval de los Qisas, el Brócen- 
se y otros lexicí^grafos. 

JAUUEcost. y cal. ¡Jeque! interj. con que se avisa A uno que 
se aparte ó se voya. De >\^ haifidh, «inlerl*;clio overlon- 
lis, depellenlis, aversantis. Procul, longo; Procul esto; 
Apage!» en Freylog. 

Jaoueca. V. a:aqueca. 

JauI'EMate. De oUí-s xa/tmáí, «scnq et mal" en R. Martin, 
«imnte en el uxedrczi» po I*, de Alcalá. La vni: oUniri/fnio 
es el V. arfih. que signiflca iiiurlúj sino un adj. (|ue los 
persas emplean en el sentido dn umaravillndo, sorpren- 
dido," como HdviíTtn Do/y en pu Sitpt,, i-itando la autori- 
dad de Mr. Gildenjcistir y de Mirza Kaseni Bey. 

Jaqüeta. Dim. ácjarjuí*, i." art. «E unos Iban con (irncscs 
crudos: otros levaban yw/iícíos chapadas sobre las platos; 



430 

é otros jorneas bordadas é ricas." Cn}n, del Condesíobtr 
B. Áhttro de Lima, Til. Lllf, \u K-ih-^. 

ÍXOL'tA va!. Lo mismo que ochaqup. 

JXüL'iMA casi,, jVíCüwia gall. V. xá<ndmu. 

Jar. Germ. Orinar. Ma^isaj, «iinnnm figossito t'ti Freyln?, 
«orinoil» en Kaz. ViajcaJ, opocopiído el * (j) y nñadido el 

'■''«r dol infliiilivo cosí., Sfi hizo j-m* íij'ir. 

Jará casi., chara gol!. Arbiisln que levíiuUi ile alio á lo rhá9 

"ilos vartis. Mnlti. Dfí ijK^.Tarn, «cüpillús. silv/ij rn R. ^^n^- 
H.ín, «malH 6 breñfiu en V. tln Alcalá. Ln ncopriñii que lie-, 
lie esta voz nn casi, y pitr-l. de socio ú polonrrnjndizo, los- 

'■'Wdo, CDiisu punta iiiiiy delgada y sutil, creo que Ucne lo 
misma ijroc<?(lfíiici». 

i.KHxñV.Jnrace. V. xarabe. 

JaraglÍ, farragin, jarraguít xaraguí, .varrufiuL Sogún Co- 
vorrubiüses lírniiiio nráb. que viile "liuorlns ili'. recroa- 
ción,» significado qup sn cncupiitrn Inmbiíii en Pedrozo. 

•''V. Híaf. EclesifUtica de Granado, fol. 30 v. La vnz t!S cif?r^ 
tamcnle nrrtb., pero no tiene lol nciípciúii. rsslinplemcii- 
te el ntmibi-e d«í uiiíi nlqnerla (hoy pngn ddl JoríigüÍ)((ue 
hobía Pii tiíiinpo de moros en la vega de Gronnda, como 

''^ ve por el píísagfi signieiUo de la CrOulcn inlitnladn 
j^ijJI jLi-l v!^t cód. do lafiífc/.JS'jíc///'., cuya copia me comu- 
nicó el Dr. Simnnel: ^j..^\^^.A..,,'} ^^ Uox» yyi:! J^ 'Jj 

«Y no cesó dinrlíuiienlc el condjolo entre niusitlmoncs y 
ci'islionos, uiius veces en lierros de Alfacor, otras en los 
'de Puliono,.... y otrns en los de el CharagüL^ Mfillor trae 
con error .**vVs^Jl por j,t*íJI. V. Die ietsca seiíen con Gr'i- 

nada, \>. -ki. ^ 

Jahaiz, xaharis, .xttrh, <raraf¡is (en Gnadix). Segííh Rosal» 
llaman .rnr«¿j en tierra de Arandn de Duero al lagar do 
uvas, y el antiguo llama .raheris a! molino de aceite. En 
este sentido es la ür. hjjS^ Jar^a, "lorcular olei» en Roi- 
niundo Martín. I*ero á pesm* do la nuloiidfid de Rosal y do 
lo acepción de lagar 6 logar pequeño, que desde la I." edi- 



fól 

ción de su Dic. vieiio dando la Acad. 6 Jarais, creo que 
íju scnlido<;íi (lo lodo pi)tiU> difeitiiitu üii el pasoge dolo 
Lt;y XXXI, Til. 5.", Ptirl, 5.', único documento que seciUi 
en abono de nqtiella inlorpretúcíún; «OlívnrO campo, ó 
viña, ú huerto vendionde un Iionie & otro en que liobicsse 
lagar^ ú xarah, 6. molino de ocuite.» Altura bien; si la 
voz xarai: volíeRe logor ú molino do aceite, liolgttba de 
lodo punto en el Icxlo. Vo creo t\\\^. en íl se trota de un 
iirlofnclo diferente, de un molino para moler el trigo. lín 
este supuestuy(f/'6íü vendría del i\\\ j:^^y^ chcmariw, pl. 
de ^/¿^^ churu j, «molino 6 brazo para moler el trigo» en 
Boclíior y Ilenry, r. ji^^ rhórtica, «qucbronlar, mol'ir 
gros(!rani«!iilt:cl trÍ^o« «n el Vtic. Ár.-J-ram\ 

Jaramago casi., aurtrnurgo port. De ^j^j- »wnuic ó ^.j- sar- 
macfi, wftrinuelU'. planta» f atr ¿plcx horte/Díisj.y. Ahvn 
Alheítfir, 'fraitií ííca simpl., 11. 2Í6. 

JAHvVMnGi.. Lo misifio que harambcl. 

Jaiicia cnst. y, val., ¿cárcia cat. V- egcartia. La dicción or/'ib. 
vulgar ^**^.<fW.s7*«, qne he dado por elimología de ej:ar- 
tia, se deri\a del lal. swxüm, de sartio, origen asignado 
porCov. á lo voz Cí<panúln. 

jAnETAcast. y gull. Desiyj^ ,xuri(a, «funis» en R. Miirtin, 
«inojil atadura, dogal» on P. de Alcalá, «cinta» vu Coñes. 

Jarifo. De J^y^ harif, nealunm en el P. Bernaedino Gon- 
zález, «igalan.amsntej* en Kaz. 

Jarocha. Prov. de Málaga. Lo mismo qucyizroía, 

Jaroi'E. y. Jarabe. 

Jarra casL, gall. y val.^/arro casi., caL, gaíl., port. y val., 
/erra maW., snrra, nnt. port. Uo s^ charra, «idria» en 
\\, Martín, «oqualis, hydria, vas flglinum» en Freylag. 
^ Marina. 

J^&V1U!4- Lo wi^io f\wi Jacerina. Diez da <í esta voz la mis- 
ma etimología que rtyí«-í?n/Jíf, fundándose en el vocablo 
esp.JttzttriiiOf y en la auloi-idad do Uovarrnbias, según el 
cual las mejores colas do malln venían de Argel, líechú 
quo confirma con un pasage de \VilleIieJm de Wolfram, 



432 

en que se loe que el rey de Berbería llevaba una coroM 

fabricada en Jaseratu. 

Siibed íjiie mi arríiyo do \ivtmijf<A'tron 
K ootln muy Tuerte, commo piedra ym.-in. 
Cancionero de Bacna, p. 4r)7. 

JAL'Anf, jfwalin CGSl., JacaU ensl. y port. Lb mismo que 
jabalí. 

y. por sennor dcllDs biene 
Xnjatiarl volienlp. 

Poema de Alftmsfi XI, copla 12-13. 

Jal'Uau. De y»^ cfifaroh, "colfeus" nn R. Morlln. Embar- 
¡fos de htrnes de MorÍ:tcoá, Ari'h. de Ifi AUuimbra. Leg. 09. 

JaukIa. Cuaürillnde perros, rrob.tblemente, pegñii Símonet, 
de^yy^fiftnrít/a (espt'cie de doiizíi), palabra que se en- 
cuentra en K. Martín, nrt. Saí¿«rtv\(j^jS.ji^já-. J*»i^ nha- 
, oer sogordio yhaLirÍya,i'der¡vodadellíil. chorea, gr. ywistx. 
V. Oíos, de Voe. Ibiír. ij LaL, p. ür,(\. 

Jayán. í)e ^L^ hnií/án , «vivo, aiiitnnso, fuerte.» 

Jazarino casi. Jf-UTino port. He^l^ dteuairf, «argelino, 
de Argel.» '■ '' '' ' '■' ■ 

Ja/,mi> cflst. y gall., gcmiint, jasmim port., gesstimi, jmnü 
cnt. Ufil ár.-pers. s¿**--í ¡/ismina, que volé \ó mismo. 

Jrue. De .^ .rrbb, «alunieni» en R. Murtin. 

JiiHOV.C. De hw yehooah, iiotnbrr entre los hebreos del Ser 
Supremo. 

Jixiz, V. gelü. 

Jenabk. De v^-^ ^ináb, procedente ri su vez ilel gr. st-^am, ]8t. 
sinapi y sinapis. 

Jenízaro casi., (¡misaro salí. Ln mismo cpip gpnharo. 

Jequií cnst. I)(! ^yyjí -vuij, «senex» nri lí. Mnrlln. aviejo de 
Üniicha ednd« en P. de Aléala. 

Jkiíike. Tititin d*- alta diguidíid i-nlr)! los mulioineUiiiüS. Uc 
^J^j£. vvrif, i-noble. prlnnípe, titula bnnnriflco.» 

Jksüs Del lat. iems, del Jicbr. viiíim ijeho-tuaU, oSa'vadfH-. 

JíCAUAcasl.tC/iícWOport.Dcyüi xáccarOy "oHa,.iurra, pu" 



433 
chero, marmito llena de vianda» en Kn/,. Sogiin Malin 
(p. I») la voz cast. procede del mejicano xicattL 

JoFAiVA. Lo mismo tiiie«/;Ví/íímfl. 

JoKon. Pm nóstico. De ^yLw c/ííj/tír, pl.dey^ chnfr, «adivi- 
noción, ortií do lecry de prcdecii-cl porvenir con nyudíi 
de unu i[icinbrütia tíe Cümcllo.» Sobre cl origen del Cha/iy 
véase á Aben Joidún, Prolcg. II, 184 y Í8r>. 

Joct'Bport. Del pers. ^y^choyuH^ de Ires punios), del 
sanscr.^o^»r',«niedíttitionÍct vitmcontcmplntivii; dediltis, 
pííuperiudicus" en Vullers.Moura. "Boditrfoi lor acidado 
de Por, i; dalli coin trng*^ di" Jor/ue foÍ al<; o Cindu.« Coiilo, 
fiec. VI, 

JoLL.\ val. Lo minmo que chola. 

Joxjol(. Lo mismo que njonj'oU. 

JoBKK. Mui'alla do piedras secos. De^j^ chor/, «piedra, di- 
que de piudro.» 

Jonní. Dev-i^c/iw/, «ripa» en R. Martin. «La rabila del 

jor/e.» Lib. de Hafñces. 
Jorro caaL,jorríío,jorr«port.[)cí^(;/i«rrn, oconduccii'>n,» 

T.j^ charra, «na vejar á jorran en P. de Alcalá^ «trnycerc» 

en R. Martín. .Sousa, Marino y Müller. 
Josa. Heredad sin cerca, plantada de vid y árboles frutales. 

Según la Acnd., de jía- hoxr, «jardiiit en Kaz. 
Jota, ont. Kspecic de menestra. De %¡¿fotta, «sopo» en Bnc- 

thor, «guisado de conicro compuesto de pedazos de carne 

cocida y de rebanadas de pan, mojado lodo f-n el cjddn y 

sazonado con espocias> on ICaz. 
JuAiiLARzo. Lo mismo que /aí/Hflr*o. 
Jui)A,>í/p« cal. V, (tljiíba. 

Jt.«nj;o. I^l lat. bíüWcüJttbíkvttís, de donde procede el vocablo 
cast., se deriva dcí hcbr. Sz^i que. denota un liriagc du trom- 
|íi;t», cuyo sonido anunciolKi el año del jubileo., '^'vi n;r 
scnat hoyobel. Marcel Devic. 

JuinzI. Oi- ^— ^^ rJiíihiM, «rebajado.'» »... quoel dicho maestro 
sepa (azar arcos grandes y pequeños 6 guardados auer 



■ ll 



434 

pesoassi rcdondrtsy /H&íVfW, como escncorU.i» Ord. de 
■Sep., Tít. de los Albnñioí, fol. 150. 

JucHviA cnsl., //««.•íí'cíw. (ti. vjil. {en R6s). Monedo de oro, 
corrienle eii I» liJad medio. Es lo M-> yutojia^ acuñada 
por el sntliin nlinohnde \\iy\ YflcCil) Yúsoí" (1182-llSi>. 
«MaEinodina jucr/ta,» Sar/., Vt/lor- di: kia monfíflatiy 31-J, 
él5. Dozy. 

Jumo. Del \(il. jitdcptis, dc.i ln-br. íi^t ychudi. 

Juí-EPE cast. y porl.,yH/p/Jo porl.. ciilepe nuill. De v^ f^ha- 

lléb, i'Siruiiusa (!ii K. Martin, voz compnesla de las pala- 

.brospcra.jj" í>¿detrcspunlos)/?«í, rosa.ny sJ»*» «ogua.» 

JÍimA. De x^**. chúnut, «viurno^.o y un papel dondy de- 
cía ([uo el primery/ífliá, que os el viernes, s<^ iba al jardín 
de su padi-e.» D. Qitijoto, I.» Part., III, Qjp. XI., p. 220, 

Junco. Barco iií>ado en la isln tU; Siimalro. Oo o-»- chonc, 
c^ino,ítff^HCrt,qiicvalclü mismo. V. Aben Batuta, I V, 33i). 



Kabila. V. cabiUi, 

i¿.\<>\HK porl. Caña dr a/ücar. De (^f^Cf^ífTít^e, ({ue tíigiiiflca 
lo mismo. Sousn. 

KadÍ. De ^^'-5 Avírf/, «juP7..i> 

Kaid. Gftbernodoren el antijino rnino de Arfi^I. De ajüc áid 
iidueloni en H. Martín, «tilcaídiM iíu F. dfi Alealrt. 

Kam. Lo mismo qiic «^a/f. 

Kan cíisL, /.vi «i porl. ¡Mnpcrfidor, rey entro tos líirlnrns. Ofl 
pers.-tilrlnro ^^U.,/ii/j, «lihilus regiiiii íllinlacorum et Tn- 
tarorum ul ^^i-s Koninnoruní el^jjuü Shiensiiim, el prln- 
cipum Mongoloruní)' en Vullers, «título honorífico de los 



435 

gobernadores ósóli-npas «le las provincias persas» en Go- 
Im. Hnl>lon(]a Aben Bnlntn ñf^\ stiUfln de los (tos Irnkes y 
del Júrasíiii> dice rl'jr/yVíí, 11,114): JJJ\j^^J^j»yJán 
entre ellos [los mongolifs) rey.» 

Kan. Poriftíor, posado. Del pers,jyL>.yíÍrt,«donius,pnlnl¡um; 
rfivoi'sorium piiblicuiii itroñcísceAtíbiispdtcii?; slalíovia- 
loruiii» 01) \'^ulters. 

ICvHABit port. Lo mismo tpje cárabe. 

Kahavant.kiía. V. r.cwaonnítrnii. 

Kaíimüs (-iisl. y port., feerntPit cnsl. Lo mtsnin qno ftlqufrmr. 

K-^ztiio, Av/jnií i). Int. Cinrtn snírte íl"í nii'^lnl. Si'gíiii Dozy, 
fliif ronsidfira pstos t(^rminos como cornipcit'tn cIa kfaini 
(rnjmi en Briz Mnrtinriz, Ifisf. de S. Juan c/r tn Peña, 
p. 439), dni ¡ir. ..^ff'}^ jarrini, lit. "píi'dro do lo China, 
mMcIn de Oiítaño y bismutO') en do Sflcy (Chreai. ó/*., Itl, 
Ah'l'iM) y Boi'tlini', «izíiilm eii esto iilliiiio y vw ílmuhpi'l. 

KKon K. 'J'ítulu ÜL'I vircy de Egipto. Dol fr. Iihedice,(\f;\ Ini-c.- 
p(.'ra.y.j*i.;W7íP, orex poLcntissíniíis, [iriiiceps, veldoini- 
niis illiistris" t'ii Vullei'í), "prínoi pe, señor» <;n Rudhouae. 

Kiosco. Dl>I Fr. Kio/tq/ie, del ture, y pera. J-¡:y /.■tjit,cc, -ca- 
sn de vernno, ensitn (le rtjcpiín, |ínt)elliin. iniradoriP en 
Hcdhonse, «lüdincium alturn ct nragiium, polaliiim-i eti 
Vullcrs. 

Ktvit,. Nonitirede una moneda imoginnria como el ducado. 
r>e jA^ f/tiebir, i-nomen monetseii en Kn.'yLag. Cf. Lib. de 
liabicea y do Socy, C/irest. ár., III, 'Sri. Por el riogo de co- 
da mnrjnl un A-íríV.» Ord. de Granadft, Ofd. dr tn--^ ntfaas 
mttciuit. 



TWT 



Laca cnsl. y port., /teca val. Kspecie de gomfl. Del pcrs. >¿^ 
¡Ac. sanscp. In/ijcá, «linUi rojo, insecto semojonle á la.có- 
clniíilla i[in_' prodnco un color encariiflciu.u V, Wilsüti, ap. 
Viillera in v. J'y. 

I^a-iNiA b. Inl. Estn voz, que se cricuctUro en el Fuero de 
Cfiítí/fftjtid (np. Muñoz, Colee, de fueros, p. 405), es lo 
mismo que ¿iwña, 4 la que se Ii> Im pegado el lam del 
ort. árabe. , , v .. .^ i 

Laciir cast. y porl. Ln misma climolo^fa que taca, CosirJ. 

La(Hua, mil. porl. Derecho dt; solida. DoK,f} lásima^ «con- 
tribución, impuesto.!) V, Dozy. Supl. in v. s..y. 

Lai.ahbi-:!;- Palnbra híbrida coni[)ii(>.stn del arl. oast. la y de 
la vüz ór. ^Li-'illttíaAi^í:, pi. de ^_,-*^ Acíts, «stabiliinen- 
tum.» en K. Míirtín. «.... rl Inlaiibcí^ de los mezqnilns.» 
Hentais Reales en Í315 de Cataluña, Valencia y Arof/nn, 
ap. Bofarull, Colee, de doc. inéd,, XII. Cf. habis. 

LAMBiofií porl. Lo mismo que alambique. 

LAQtKCA, huíueqnc. \. alaqueca. 

tAiiANJA porl. DeKjcjj*^) lárancha^ uijaranjo agria» en Mnr- 
col, forma vulgoi' íifricaiio po¡' Vj^^ít náranc/ta. 

Lauiíis poct. Lo mismo que alarguen. 

Laiioz port. V. aturóos. : 

líASCAKiM, ta&cur, liscarim^ li&car porl. Marino asiJitico. 

I Kcmseca. De ^yw-*JI «/aacYwi, «soldado, infnnte» en lúiz. 

Laüon, lüon. Í*rov. de Málaga. Lenguado, pc£. Dc^UJ/úd/í, 
«azedifl, pescado» en P- dci Alcalá. 

LA.TAIUI-. Voz híbrida compuesta del ort. cast. /«y del nom- 
bre ár. s_ftjyLi ta'ar(f, «tarifa» eii Boclhor, Morcel, Ueni-y y 



}U\nt. «..., p| latftrif p\i !n parí»» rlol rey.» V. Rrifnriill, 
rotoí-. ríffínr. in^f/.. XU, 2Sí». 
Laúd cost., ¿üfi<lc |>orl. Mf-túlos-is do ^^«¿1 aiiUf, «viluielo, 
laúd, inslrumenlo iiii'ikíco><{ oii P. «lu Alcdlñ. «Doiiieocá 
ese Utad.'^ La Calestfiui, \.ct. 1. Marino. 
1.ALTDRU Ifiudet port. Especie de coraza. Corrupciftii Uil vez 
de cjJCI nl-dara por ud-dara, «lorien» <íii U. Murtfn, «lor¡- 
ga armoduro" en P. de Alculd. , . 

Xavaoa port. Red. Alleracfóiiucasv de L'L^aiAf&d^<r,u re- 
te» en R. Martín. 
Layda. Lo mismo que IciUt. 

Kn niPfín ni en Imjdít y non est.uedcs 
Djmiendo bunnucloa en altígrin, 
Biisqne oLro nlfaqtií vnestra morcrin. 
Lit Dallad de la Marrff:. 
Lazab. Vocablo lifbrido, forniHÜo dulurt.cn^t. My'H l'Armi- 
tio íM'áli. jíj ja/ir, ttstar.» ' 

Semuin qiip nqiii venreiíiOB por trcbeínr: 
Ir e uenir n las uezes cneiiio quien iiiega Itisor. 
IJbro de Alc,ctuidt(\ copla G'íS. 
Li\ziM.\ porl. Lo mismo que lagimn. aQuc podin Adelbam 
tnondiir liívar a (^f^o toJos o? nnnos trrz mil P.-irdnOK do 
razenüasempopnrdireilos n\i\\\ Ltuiman.^Cúiúa, Dec. VI. 
Lka[_4 col. ('/e rxbl en el Are. de Hita, Cn/íí., cnpto MAl). Voz 
usada antiguamciilc en Espuñu pura Bignlflcar no, no, O 
no (putero. Luberniu. n<; ,*JL!I "S h aii<ih, «no (por) Hinp.n ' 
Liíí:hina. Cierlü suerte de nnríiirins. TJe,._o>.-J/<*(7ím, «nnríiii- 
ja» en Mni*ce(, 6 den^yüJ Ipxina (ji ctm trea puntos nebn- 
jo) en el P. Lercbnndi. ' 

hv.vu. Cierta especie de lozo. De jül' leffp, «Ho de eosas-* eíi 
"I*, de Alcalfl, «espira, término de orquilccturo, vuelta en 
espirol>> en Bííclhor. íiEI que fuere geomí^tríeo hn de íiabt>r 
hozer una quadro de niedta níiraiijn de Inzn U'/c.» Ord. de 
Granada, Til. SO, Oití. dr los C(i/-pin(t;ros, fol. J7.3. 
LiíM^v. Noinbi-e que doban los moriscos ó sus fiestas í bal- 
■¿ Jes nofturnos. Do jlLJ /eiYfl, nnocho.» «<,.., i qu« ni ctr los 



J38 

üiclios diosdtí botins, ni desposorios, ni en ptros nlgiinos 

no hogiii) /iinihrj'is, tii iaUttn con iii£tj-timf;i)tr>s. moriscos 

en ningnnn nionera.« Loy XVII, Itt. U, lih. Vllt. NuGC(t 

Jiecüp. 

Liír.A. De )JJ Ifilfn, "doininn» i?n U. Marlíri. «Uoñ.-i, pronuni- 
brc caslc'llniíoo cti I', de Alrnlíí. «Lelii Maricii, i|u¡ere de- 
cir: iHiestro Señorn In Vírsiíii Mni1o.« Cervnnlíís. />. Qui- 
jote. !.• Píirt., Cap. XI,, III, p. 11)4. 

LeliU eost-, col. y molí., /íVfVí casi., Mí (vn \n Cnin.gen., 
fol. 204), Mi, ifiU base. Grito 6 vocería quo hacun los nut- 
ros cuando entran en cómbale. Dfi kJl'I *sl nJl "S te iiáh Uta 
attnh, «no hny míls Uiosquií .4,/íi.n Ho.'^.ol y Cflsiri. «Luepo 
se oyenm Inñiiilos ialilics iil uso de moros cimiido eiilrtiu 
cii balalIo.wCcrvanletí.Z). Q«yo¿c, 2." Parí., Crtp. X.XX1V. 

Letria. Lo mienio (|ue alelria. 

Li:vA,sTi:. Soldado. Du^.vjj'í locondi, cgiiürrero.» on Mar- 
cul, del liii'c. ,vjyi U-rand, «u volimloer in n certnln corps 
in doys of okU en Redhouse. «.... los lecan<e/f y genlza- 
ros." Gcrvüntes, D. Quijote, l."Part., Cnp. XXXIX, 111, 

p. 15U. 

I ..... I 

Lrviátan. Tronsí.TÍpf.iiói) lieclia por S, Jeróhimo del hobr. 
p'fíh tioyatan. osiii-pienle, C0í*odrilo, monstruo aouáüco do 
grandes dimoiisiouei;. II \'. (íostMiius.jLí'x-. Ildr.eí ChaUL 

LiiZDA b. lili, y Kfdl., Ik'ttda Cíil. Poiln^^ío. AllGraciOii dd 
íju-jt (tt-ní'diiti poi" t()i~atííl(la, i-pucrUi, lodo lu <iiu; cierra ó 
iiiLcrceptn el poso, obstácuto, bon-ero." Diez y Donklii 
traen cstn vti/, del Inl. Ircifm. «d'.i, rnillo victrio de Calnta- 
yub qiii píisarnt per los porlosile Püinpilonn, vel pcripsos 

de Jnca, non úonet k':({(t in id» líeíjiio in venida " Fup- 

ro de- CakUayud, tip. Mufiu);, Coiec. de/iteron, p, -lor». 
Lk/.ira. /eJtrid, lúiru porl. Do íjí^J (tlchp^ira, «isln.» 
LiouTA. Tal ve/. corrupeiOii do xj^oVl alndgiiiyu, pl. de )jjJ! 
fut-diyua, qiio fldciiij'is Jo rcincdia, medicometito, droga 
medic'ihol, valo una ospoeie dii paslo pnrn arnuiciir el pe- 
lo. .«Kt si mejorasen con cstci, i*l si non tonicii del oropi- 



489 

ntpntfi moflió í>ii7a, i'l di» la tif/uija, ele." Lib. de Montería 
det Rey ÍK A//., Lib. II, c«ii. XLVl. fíihl. Ven., I, p. 211>. 

Ijia, ifktr. \)e ,JJüJ lilac O JOÜ /i'/iíc, formas urtib. vuljíiii-os 
por -JLj nílftrh^ ílul p<;rs. ^JU lifttvh, derivíid» á su voz de 
^iSf^nifuh, ?nns(T. ni7/;, uindipo, rulür inüicus.^cn. coeni- 
leiis» ei) A'ullers. Casiri. 

Lilaila. Lo niipmo tnie ñlpli. 

Ln-\iiAC(isl., Ulnilfit pL vnL V. Icliti. 

LiLUÍ cat- í'rit deis moros en Ins feslns. Aunque r-n \'uIIcp9 
80 encucntrn yy ¿?.'/í', leli por lo iniííta, "loiniacilus, garru- 

, lilas,» la voz (»iL porecc foriiin ulirtíviadu de íeUli. 

Lima cnsl. y pcn-l.. Itinia iiinll. y mU. Pe lu-i //mtf, «limu ár- 
bol, limo fruto de ost<* órhol» en P. de Alcoííi. Guddix. 

Lima. (ierm. Dimisn. I3e lomorse pI vocablo en sentido figu- 
rado, probnbloniPnUí do u^ fama. Urna por la iniéta, nlo- 
rica» en R. Míirtlii. 

LiMi-n'A. Bolflln. Díti). CQPt. de lui //ft'mo, «fíala (phinla) en 

,, R. Marlln, derivada á su vez del Int. nimbas, «vasija poro ^ 
guardar licorpti'i en Marcial. 

LiwuNCJisl-, /im/wj purl., Uimó, Kimona cal. Del úr. ^^^^ 
taimón, drl pers.j^ loiniti íy ^^ laiinún, sanscr. nrni- 
¿u^», "A lin)'^ll común <c¿(raxtu:idtf).o GuadiN, Cai^lrí. 

Li.ACA cnt. y val. lj\ mísmn que ¡ara. 

LüCAF\ porl. De «Lai ¡aciVi. «tribu indppendiontc (|iio janirts 
se ho somelido^ú rey alinmon en Kíiz. Sonso. 

\jnor.íi, fo/inr porl. I'>pei-it> de electuario. De ^^mi latíc, «res 
quiü linpi(ur'> en l-'reylag. Sousa. 

Lono. Rcgrtn Marcel Devle, del malayo ^^^ tori 6 ^•jjinort, 
«papagayo de la.*; Molnrns.u 

Losa casi. j /ofM/í poli, y poi'L Clrtío que x^y Umxa, qni; se 
Imtla cri R. Martin con la acepción de «lopis.» y con la de 
«losa por'a lomar auos, losa paru losan* en R do Alcnl/i, 
es simple Ir-anseripriñn ni arJlb.-hisp. de In voz cosí., y 
quesu urigen es indiidiibloniente latino. V. Diez y Donkin, 
Etym. OicUwmry, in v. Lona. 



"avkz. rk'y,^.<um«/ííí^ít, «vyp» en H- MorUn, veslangue, 
í'i.sltMiiíi» íMi Kn/.. iiOiiülílniüra persona míe hiciese íi nian- 
iiaisí hacer clfíim dnfio en Ihs ncpíininsíifiniclíiles dnxáa-^ 
pK-ei." Ord. de Granadti, Til. 10(i. Ord. de ío(tM tmiatra'S 
óo/i^tt tocrnttes fi ias agufts. WA. 2iy. 

JUoAimo. Ronda infernal quo siipnnlnn los anligQos bailn- 
ftao los miiRrtos de todas clases. Cabnllcro. De í-jl nmt> 
barc, flciineliMiiimi) lín K. Mnrtiii, uhori-ínncí, tíiilerra- 
nlioiilo de iimchos" en P. d(í Alcjil;!. Uailii tlel i-cmoiiterio 
eift'eiertamenle, como obsorvn Rlm-í-ftl líevic, un califica- 
(ivn qiiRBtí iijitstfi íi la dunz» llnniricln macabrn. 

Maceku. V. ahnwjerin. «Coino las casas y maveriaé que 
liciii^ii priundns y Sfllidns de agua.» Sumario de Iftt pro- 
üi/íionday Ord. tocanlea ú tas ttfjttas de Gntnnda, fol. "O. ' 

.Maciiha h. tíit. I.O mismo í^ui; muquilo. «F,t qníenmtjtiñ ri- 
hnria vondidorit in tnoi'ívtlo, pl illns mac/titas ('flIavorlLi 
tíít.t'' Fuero de Vittfwiceñcüy, ap-, Muñoz, Fuero*. 172. 

MACiirM \c:i;te. riuif/fjKivetp (en V'iclt>r, Tcanroi. mnchurnti- 
'■jff/lt mif^intu-oU'. Lcciuario (|uu hacían los Moros de sif tu 
(lúi^tio sris) <;osus Cüulra el «hilo. TnmíiHzy Alonso dH 



Coslillo.Ue sü¿„j) 



u^'^ 



. lutiófhin assitfe, «eleL'Uiario (coin- 



pne.slo) de siüs cosas." V. itozy. Suptemenio. 

MÁcio por!. Cousa lisn, pliuia, inucin, scni nspcrtíM* De 
gí-«. míw'Vi , qite volc.lo uiisiao, Sousü. 

Ma(:omi:ti.\',\, mui'rnttíina, infihoznu'dtn, nKísmodinn, mn-j- 
nwíuio, mc^ntuditm, ¡no^mndtim b- Int., mtunioudí ciiL.» 
«iííjfcorrfíflrt val. Moneda anÜKuaiiooro. De jj^*«s,ííia(Jí/nj- 
ái^attj, de Mur;iiiudH, noinhiv de l<i tribu bcrberi.'sco ú qu» 



pertcnei-lan los Almoliadcs. Dozy. «Donent nobí.-f annua- 
lim iii perpeliunii CCCG maromutiftfijt honi ouri.i' Con- 
cierto de I). A If. ¡i con lo* iruinos de Tortosa sobre payo 
de tributos, op. líoforull, Co¿etí. dedoc. inéd., ^'III, MK'>2- 

Macsi'ha. He t.ysJu rnncí'úro, «camerao en H. Mni-llnf wady- 
lum lomplii' en F'rí^ylng. Academia. 

Magta. "Uno macla ílelaiiis.i Embargos de bienf» de Mo- 
rtsfos, Arcli. de la AHianibra. De *Lfl. mncl^, «tela panrii'» 
eri R. Marlfn^ HestVifa do lino» en Dozy, Siiptemento. 

Madraca cñ$i., madrtisal poH. (fin Goes» Chrón. d'KI Rey 
D. Manuel, Part. IV^Cop. 7'J, p. 205). Lo misiiiuqu'T (í/«jfi- 
drasa. «... que tuviere cargo de henchir los algihcs de 
Bibahnnzan y Maxadalfea y Zacaya Talbacen y el de Vi- 
vnrrambla y el de la Mttdrfi^a.^* Oni. de Granada, Tit. 100, 
Ord. do los Álgibcros de loa alyibejs de la ciudad, fol. 207 v, 

hlAi:¡ttAi(.h.y.aímadraja. e dárnosle casa del Diblldo, 

que ae acostuinbrono llamar la 3/ff£//-«4a.'t Ord. de Gra- 
nada, rol. IV. 

Magac£» msL y \a\., m<fgatcentmagaíí:en val., magatcem 
cal. y malí., mut^em cnt. V. almacén. 

MA<;i.A<yi. De Kiik-mn^/rtcfl, «clausura» on R. Martín. «Y al 
ol rio viniere crecido, ha di? alear la maylaca grande y 
nUipar la del anco en la boca del oítcquia en la (iresa del 
Rio.» Ord. de Granada^ Tit. 90, Ord. del ncefjuicro de tas 
fLicqiiias dol lUo Darro en (Iranadti. 

MAtlitAXf <(-ii la ft('l. de 'os derechos mortscos del Qnempf^ 
mil.. Ardí, de bionvjt nnc. de Granada), mi/ffran. I.o niift- 
mo que aünaffran. 

Ma(u:h.i„\. i'-inrla fnililla silvestre. Onadíx. Acaso de Jju 
muf/all, «l'iTJSL'S, legumina.i» 

Mahadoiu. Ksla palabra, tjue se encuentra en el Lib. de 
Hahirm, es la aráb. tytsr.^ mabndara, «scola» en R. Mar- 
tin, ttL'sctiete doiiíln depreadcnx en P. d'' AloaliJ. 

M.vtiAi.Krt. Kflpecte de cerezo silvestre. De ^,*b«* mahleb* 
«mtituiteb, cuescos semejantes á los del cehozo, proce- 



' denlas dol Aderbiiíchoii, iirovlncla de la Persío (pnih'us 
Mnhnhtb}.» Müller. 

Maharüm. lüft'liz ü dosdichado. De yjy*"- mobarón, quis 
vhIo lo mismo. Mfiüer. " '' 

Mamona cost, y cal. líspecíe d« novio turcu. Del íurc. u^ 
nuujiínn, obnrcu ó roliin,liniclJoii 6 gabmratoii Rodhoiistí. 

^AtMíiN. Cierta suurla de gnt». líe y^-*- maimón, i-gatn pnus 
ó maimón» en él P. Bcmordiiio (ionztilcz. V.v\ pers. esLii 
voz vnIft*monü." V. MniTtrt Diívic, p. 155. «KlotriiHbestins 
pequeñas lia y que cazan.... asi enino ximlos 6 ndive.s, 
et pQposoíi, et mnimoní^fi.o Lib. dH CaboUi^rú et del E^Ctt- 
dero. del iiifanli? D. Jitoii MaiiiiPl, ciip. XL. 

AIai-ají. Málaga. Marinero. I)i' ^y>^iL nialid/itri, malUifii \iOr 
el apócope de la n, pl. de -^ mallúh, «nnuln» y en la glo- 
sa «qui vendit sal, vcl qiii nmil furnliiin» en R. Martín. 

Mau^qie popt. Moneda ontÍRU.n. De^^XL, nuitagrrí, «roa!, dfil 
rcy.'i 

Malecón. Scgíin Mfillep, de rüj* marca, rígrndn, cscnIcrH, 
subida, ailiü por el cu«I ?e' a.'íciende por liradas; escalo, 
escalera." Kii estf- supuesto liay qni» cnnsidr'j-jirá mait^ 
con comd un ininienlaliwtcui-l. Cf. ttthifindnruhp, ''' 

M AMAiiKACHO cssl. , mumwróitj, mumwrujo va I. V. móscarct. 

'MAMi-:i,t:co<"nal,, nuim^fur/i v;il. Snldiiiln di; In niilicÍH deque 
se servían los soldanes do i-^fripin. Hombre iiorlo, bobo. 
Úc -}yU^ rnantlríc, «Céclevo.j' 

Maná cast., eat.. ninil. y port., tmmm't pnrt. De manna, vo- 
cablo iiilroducido por Tcrtuliono y S. Jerótilmo en el lal. 
ecleslíislico, del liebr. p mun, «monna nrAbira, roetfta 
dulcis melli similis; ciliiis isroeÜlis in deserto dlvlnlUis 
dalos.» 

Mancvie. Escardillo. De^üu. mincá.T, «sarcidns» en Rai- 
mundo Mnrlh), ocscardlllo pora cscordor, rasltos pora 
escavar» vn V. de Ali'olii. 

MA>fCF.nA. Ksfn voz, que se régislrn en P. de Alcaíá Ixijn \tx 
forma ij-iii- oií//í«'í''n, "iniinzom ó csteiia, tísteuu de ara- 
do» procede, como observa acertadamente Cabrero, de 



U3 

|ot. m'WífCH/w, dim. ilft m/T/íiW/, que con In propin uct^p- 

cióii se íTRCuí^utia iMi S, (►|>Liilo Milevitano» />/> schisnuiíe 

,^müi8tar„Ub. III, n. XI (cd. de P«rísde 1702), donde 

sr> lee: «Neino teñen? rminicftm arnlri,, post se iitlcndcns, 

intrabit n'^íiJi cii-lorum.» 

[RIanchil p"it. (Jicliillii, rui;hiIlo de carnicero. De J^^ mia- 

chai, «hoz de segador,.» que se encueiitco en Btjgpreii con 

Jo acepción de «cucliillu corvo de jardiiitfro,» r. \^.i m'i- 

. chfílít, uexcoriavil (rmímal) a sutlVoginibus inceptú flssu- 

r&.ii Moura^ Dozy. 

Mand'l casi., port. y vol. De J-jj^- mandil, «ninpu (mappa)» 

ftn H. MprUn, oazolehfls, mocadero, pono de lino 6 Iniín» 

^,, ,011 P. de AlcHlA, derivíido á iiu vez del lot. manteU'ómtin- 

íHCp «toulia, ser%¡lleta,<» voces quernspectivnmentese ei»- 

ciientron en Marcial y Virgilio. 

Jl.vNDjtAciiK. Lf) mismo que íf/mn/irfmvfAe, «En ñn, Irnsno- 

chados, mojados y con ojeras llegaron á la lieruioi^a y 

jKlll^iina ciudad de tíc^uovu, y detícmbnrcíinduse en su 

mtintírac^e, el^,o C^ryan^cSf Et licenciado Vitlricra, pó- 

giim 2i2. 

Manganbl CQSt.> mwti/ajictí col. y vnl., tnafjqnel gall. V. aí- 

Mam:<x)diata. Ave del pnraiso. Del nialoyo-javanes taJjío jjiL 

uu'tnuc-ditcáítí, «pájaro de los dioses.» Mnrcel Devir. 
MaüLILa cast. y cal., maquiící, pl. vnl., máqui'i poli, y port. 

DcJ'.j¡í^miqijal, umciLsiira» en It. Marlfn, «vDsquttinQQ- 
, sura deflnilur» en Freytag. Sonsa, Dozy. 
^Marabú. Especie de cigüeña, originaria del Senegal ú de In 

India. De liitj. mH/íÍ¿(/, "saiitii.» Líese en I*«k"'í fia. op. 

Dozy, Sfipt.: Dlcesoquc Incigueñnes Aírt^iOt, csih'.c'irmttta. 
MAnARL'To port. Morflbilo. Marinero. En esUi último acup- 

ciún Gs corrupción del ár. ^^j* initniquibi, cbíilelero, 

mnrinern» en Hélot y Bocllior. 
Mahau&z^ múraice, maraycc h. Int., nutrroi*, onl. poit. De 
i, j|tj./rta/'Vjj, «tenues pili sub grossioribiiMpiliscajn-arum» 

en t'reytag, uespecie de oslofu" eJi Dozy (v. pict. tlcánonL-i. 



deDetcm., p. 333», qiio, segt'in Mr. DefiZ-mery, se rubricaba 
C!ii Débil úT(iviii,,cnpitol úo \n Armenio. Kl vocablo prób. 
procede del srainéo tnv ney humar his^á, ulanu de cabra»» 
como observa Mr. Fleisclier. Do/.y. vMwahesesW cíirde- 
níis.« Esp, Síiffr., XXXI \', tTw. 

MaiíavedÍ cflí^l-, cftt.., malí., por!, y val., nmnicedifít, m<tra- 
ritii, maraoiquino, martwitino poi-t., morabati cal. y val. 
Do ,^V tnardbiii, IVirmJi vulgar ürilb. -granadina por mó- 
rábid, adj. formado del nombre üe los principes de la 
dinosila délos Almorávides (,jJai)jJÍ) puro designar los 
di/tares ó monedas de oro, acuñados por aquellos régu- 
los. Ei niaraeed i con el trascurso del tiempo vino ú sig- 
nificar también las monedas de pinta y de cobre. V. Dozy, 
Gítts. lín la.s postrimerías del reino rtr. granadino equiva- 
lía á cLintrtJ foluces. V. P. de AIi'hIjI, Voc. iii v. Maraucdi. 

Marbüte. Según Dozy, deíay nnrArt^ ó mtrbff, aunque esta 
voz solo vale «cuerda para atar, lazo, atadura» en el Voc. 
Arabe-Fran^., «bolle, assemblage de aboses liées en- 
senible» en Boclhor. 

MAncAsriA <'íisl., nuill. y porl. Kspocte de mineral. De Ua*.;;^^ 
marcaxiíüf «auerte de piedra» en Boclhor, del ¡jersa 
'w£--íJy »irtfí-Yí.z'(.r(í, «pyriliífi» (rtr. .yJl^vA-) m VuUera. 

Mauchal. Prov. de Almería. Lo mismo que tilnuux/ia. 

Maiichamo. Señal ú murcu que se pone en las batios en las 
aduanes. De «^j. marxatn, «hierro para hen-amen P. de 
Alcalá, r. ^^ rúa^ama, «señalar, notar» en el mismo le- 
xicúgríifo. 

MXiu'AGA> "i«/yfeí/íí casi., CQt., molí, y yal.ymárftca "b. lat. 
\'. alfuarriiya. 

Maríu. fost., cal, y iiiuU., marftlá base, niurfils, pl. val., 
mar/lfít poi t. De >^I ^ adiii-nlfti, m-alfll por la aféresis 
del ad de adin, til. hueso de iilfíl O elefante. Simonet. Lée- 
se cu Aben Alcbazzar: J^^il |Jj£ jjj )iii*L(JÍ(iu**-jJlí)j#.tc 
«El nKO*^/, se llnnía ten la uljuniio) el piiüdü, que es'^el 
hueso del morflLü En lo edad media lo palubra marftl era 

^,. sinónima üe elefante, ¿Juzgar por el siguiente pasnge del 



44Ti 

Lib. dM Cahallfiro et del Escudero del Inf. O. Jiion Mnmiol, 
Cap. XL, p. 2f4«,flon(Ic se liie: «Olrns bestias tm y que non 
c^znii, lít por la su grandeza ella su fuerzo non Ifts caza 
olra beslia,n5f como los nwu'rtíe^úquc llaman elefantes.» 
V.etmm RuiGonzalezcle Cluvijo, Vida del Gran Tumor- 

; /««, fot. 51 b. 

ifiKPi'G. Repudiado, <lesécliado. Esln voz qne se encuentra 

, I en el Cancionero de BurUis, p. G2, la trae Lofuente Wcíín- 

Inradfiyijij. maí/ííd, «abandonado, desamparado, des- 

pclindo como inótiln en Koz. A lo que pienso^ el vocablo 

dp t'ste art. es una corrupcfón de mar/iu. 

MAftFCSCasl., mar/(¡s cat. Lo mismo que marfuz. 

Prometiol por mi consejo 
Trigo que tenia anejo, 
Kt presuntol un conejo 
Kl traidor ía\so marftut. 

-r Arcipreste de lilla, Cant., copla 109. 

MARvuzcnsl.y poi-I. Fíopudiado. deseclindo. falaz, engaño- 
so. Acad. De ^y&-j' nutrjrn', en ííI sentitlu de ya^i-, ro/íf 
(casi, ra/cjy rahes}^ «vil, sin valor.» I)ozy. uVo escribí 
eíitr>, mira é f.\me.í\ lo du^ú loor, no U: lien de ninf^uu ino- 
ro, por ípíe son todos marfujog.*^ Cervantes, />. Qittjoiéy 
1.M-*art., Cap. XL, p. lyá. 

Margomah. V, morcam. 

María. Del hebr. n^»^ Aínriain. Nombro dulcísimo de la 
Madre di' Dios y Señora Nuealrii. 

Marjal cnsl., cat.,gall. y vfj!. Medido nírmria que consta de 
cien estadales ó veinte y siete varps cuudríidfis y forma la 
nftvenfi porte de una fonepa. Tin »i— uutrchü, «ngítr» en 
R. Martín, «tornadura, medida de tierra, cien vebras de 
liírran en P. de Alcalá. Kntrc los moros Rranadinos era 
uno medida agraria ctjuivalenle rt cic^n catas 6 pslíidalcs, 
uombrrielo l<*cnicamenle^^^*»J' f-*v*J'. V.Abcn Aljnllbr//í<5- 
/«, fol. i3 V.) y las escrituras anib, -granadinas di^ finos 
del siglo XV. Esta voz ae encuentr.T repetidamente en 



m 

Aben Alawám, Líb. de AgricuUtira, 1, 531, ap. Quatrenn^- 
re, Hist.desmttt. mam/.^ Il,3.'part., p. 277, n.2." ■ . 

Marlota cosí., cal., porl. y vsl. Veslidiira morisco á mane- 
ra do sayo vnqiiemcon que se ciñe y ojusla el cuerpo. Del 
ÜT.üa^mntlóía, <lct gr. •^úXiati,, de que los Coptns han 
hechd ¡jií).t.r:/, y los Int. ni<-lota y lofiote, «vestido de pieles 
de cabrito con su pelo; piel de ejibhto con su pelo; piel 
de cualquier animal con su pelo; vesljdo tosco heclio de 
estas pielPSíi en S. .bin^ninid. \'. Miguel y Moranle. ■ 

Marmita. Parece dim. del ór. «i-^ bttrnia, «marmito, esp«- 
cialmentí? hechn de piedra» en Koz., vocoIjIo que bnjo la 
forma jUjíiwr/im se halla en Freylag con la acepcióti de 
uollo, cacahus atlapideus» y en R. MarUn con Iiiíle wcol- 
daria.» 

Maroma cast., cat. y porU, marome^t, pl. val. De ^^í barím, 
ucuprda, cordón" en KazimirsUi. 

RIahrakk. Lo mismo que ulmtirreya. "Tres marroj^, dos 
guarnecidos de oro y el otro de plata.» líenistn rfe Arr.h. 

• yfiíW.,V, p. 2R7. 

Márraga CJist., márref/a val. y.íiímarregfi. «Xo me dejaron 
mas que una pobre mnrrnga, dorulu me echase como un 
perro.» H. Luna, Lajarittode Tormes, Pari. 2.% Cap.XVI. 

Marrano cnst. y porl., íHíírnío i)orl. I>R ^1^ marran, qui!, 
según el P. la Torre, es voz ii?ada por Tos ár. del campo 
en el imperio marroquí con lo propia acepción. 

Marras cast. y cat'., marres vaL En otro tiempo. De *j->»m- 
rra, «vieis»en R. Martín, «una vez, vegada por vojr» en 
P. de Aléala. 

Mahtava val. Turno. Segi'in Dozy, parece ser el fir. Mj- f*"i'- 
faba, «ordo, clflssisn en Freytag, «closejdivision» en TI**tn(. 

Máscara cat. y val., maacarra port. Ti7nón. Afuiblf. De 

, lyL— máscara, "cnformcdad de granos en el Yemen.*i 

MASCARA cast. y porl., máixqucra, másqiKTft vol. Desjih-,^ 
másjara, .-bufón» en Boclhor, Beriíírren, Mnrcel, Cnlnfego, 
Henry y Redliouse, cfursant*?, juguelc, ridículíp" <!n línc- 

"* Ihor. Cfisiri y Marina. \j\vo7.máscnra, qtieprimilivnmtNi- 



U7 

te valia solo buFon, vino ó signifícor (ouibíén el nnüfiijc ó 
carda. Gf. llrrggreii, tjsc^) fi^, dénmsquer y Morcel, 
e^sc^^S *}á UadiUnnuqué. I.fis dn'oiurir^s üol h. tul. mem'Uit 
niivucu, fiiftsc/in, ulyívn, sLiigii» cu Ducniíge, fr. masque, 
Sun, según Mahu,furmasobrcviml8sd«nKíscor«. Yocreo 
por til conli'ori'» que son üimplt-ís Irimscriprioin'sdc lo voz 
neótí. ^«« «ifl.^". Mínelo niúrfusis dt:i ¡sfi' liumano en un ani- 
mólo üri Kaz-, itinnnstriio, honibre feo y pcqneñon en el 
G/05. jLgíc/., "Uiiiiislririmi" en H. M.irliii, cuyo pl. *y*^ 
-'Viasüff vele, ri Ick|ii« pmoce , como se lee en l'Veylaír, "l»o- 
fltmines miitati ín sinnurtun utíort)iii(|iji! anímulium for- 

n>».» V. dí^ Siicy, CVi/^wí. Ár., 11, p. *1TA, adn. 
,\,v ,Lo pnlobm üu/ci/v'o», i|ue si^iiífíi'ji ■btifun, dlsfí-hzndo 
y cnFnoscoríKlo," pmccde de In niism» v. dr., como sronteit 
Marina y Mñller. Do/y cree eiiconlpnresla mismn voz b(yo 
|n liirmn ruj'nrron imi Ios siguientes versos del Libro da 
Ale^ctíiidre, co|ilo I79fi: 
iVo Cmn grnndes é iiiuclioe los donas c los dones, 
Non querien los losrares réndales nen ^'Isclnlanes, 
l>estos úüio hy muchos que fazien muchos sones,, 
Otroü qae nienauan symios e Jít^arroneg. 
Los vociiblos inoharradtc, hotiiftrrache, mnmorrqcfw, 
nmnturracho vienen di;l ór. «^4* inoharrach, "bnfoii, f«r- 
yftftlc» en JBücllior, liumbcrl y Urnry. (iisirí^ I)ozy. 
Maí;kaca, maxnaca (Embarcos de morincos, AnCii. nn la 

Alhamrra). De Mi*. mijii«c'í, ocollnr.w 

Masoíu. Tralmjo crfüco liecho por los rabinos llomitriós 

roasopetas pora explicar y fijar eltexlo de la Biblia. Del 

. ^^.bel;>^,,■^-'*tc:p/'í^■M*í'■a, «Irodiciúo, Iftclnra Irfldicionfll* 

MAfiTxK.A. \oz usada por los carpinteros en sigiiiflcoción 

,. ¡ dü nígla. Ue f^b— mastaru, ui-egidn" fu It. Mjirthi. «n-gla 

pura trazfir llnea;^* en Ka/Jmirski. 

_\l.vr,ujiiN casi., nntl(tgf\a\., nni(ut^Í csl., nmchochim purt. 

Huiitbre dÍsfra/.ndQ rtdiiuduuientc enn corátulu. Según 

Dozy, las U-es primera? I'nrmns pnicedon de,^j9«A.y:. mota- 

.,(C(ic)^c/uA//?,npersonii!i i-iHiiK^CMradas.ipl. dev»i.y¿. motn- 



448 

wnchchih. Kn ciianln í lo port. niuchuchit», viene, según 
el (lóelo oriftiilnlisto, (lc'^^^A4^^ tnowachchnfán^ p!. tie 
K^^ moicadirhaky que se fiicmMitiii en P. du AIculA cümhj 
correspúiulcncinfirób. de «mascorado con cart^tula.» n^. i 
run loB que llevaiiüo m»s<:íir«s de rmiíticht/tpit ú semeJQn- 
les ñgutíis, víii) por dentro ile t;)ln$ lupcieiido í^eslos.» Ma- 
Uío Aliimod, Guzniíin de Al/cfincAc, pnrl. 2.", lib. UI, ca- 
pitulo 2." 

JIatafaI-Ua, nKUaJtaluu, niaíaltíucd, maf^UzIma, mutalaltti- 
bu enst., mntafalugu cat. y val., ni«/«Mí>ají (fall. V. bata/u- 
ttitt. «Pues ó la noche, confldes de acucar, citronad, estu- 
ches, eiliatre. mato/alna (léase mtifnftdnn), confldes c 

■ piñunudos.'i^lrícCwo/-iadeD. Enrkni(¡dc\'i]\cna,Ap(índ., 
p. 185. 

MATAirE. Lo mismo que íiimruJraqtifi. «Un niafa fie áG cuero.» 
Emhfirgos fie inoriüco.t^ Embnnjn dp bifífir-s de Díp(/o 
Mfiniicjj 1517. Arrh. de la Alfinmbrn. 

Matauak val. Colclión. De j-jL. matruh, «lapetmn» y en In 
glosa "mataloF» en R. Murlln. 

Mate. X.Jrtf/iinmate. 

Matk. Ainortigiindo, íipaíiíidn, shi brillo, Si^gOn Mjirí'f»! De- 
vic, de «U mátj, voz loniodo (le lo pükibi-n mufc del jucgio 
de njedr(Í2, etlniolnjílji (juo üJoplo I» Ar"d. Y'icpro por el 
contrario con Scheter qw: procede dirt-'clíiMioiile dol ol. 
nírt/í, «di^bil, sin vigftp.ii oiinquG 03lri i'illinin d^ba sil ori- 
gen & UI) vocuhlo romíinico. 

Matraca cflst., cat., port. y vnl. líew^ niatraca, «ninrlu-j 
llus" en K. Martín, «inai-tillo» on P. d»? Alcolri. Moririii. 

Matraqüe. Lo mismo cpie aimadfaque. 

Maxaraca. Prov. do AliiieHo. AlmAciga.Do ss^ muj^raca, 
"Obrifííino lng«rn en 1*. do Alcalá. 

Mazahí. I'lspede de lodrillo. De ^j*a- mazarí, iovxun \íí\- 
gftr orrtb.-gronndiiio por mifH^ «egipcinco 6 de Rgiplo.» 
Cf. P. dft AlMió art. Mtufiri, hidrilh. Üozy. 

Mazmodina. V. Mavnmutino. 

Mazmoiuia cost., cat. v porl., max^mtirrfi val., masmornt. 



449 

maíamorra port., nifissniorra cal. De í^yj^ mettríttfra, 

iii «foea» en R. M-irtlri, n^averno üe tierra, síim»; bóredo, 

ól'cuftia, nlírilín, prisit^íi. cjibhoco, cflrrnl, r/ii-ci»! t»n **! cynii- 

•'po, maznioiTíi prisión, simo puf iñr--*-! <!<• iiiíi7!nuiTii, 
¡Kjrtol solen-ofiO" eti P. de Alcnlü. 

Mazohca cast., niaf-itixtcd |Wirl., nutío roca f^ll. Se^fíin liozy,' 
conlrn»'<^i6n do laspalnbrna ár. jl<j t^ysL, nmi-órtt i-oe/-tt, 
de los cuales Iji sagundil os deorig)*n gei-mAnico. l'.dR Al- 
calá traduce dusada niororcft y mnt.iorcQdc liílo>ipor«iDa- 

-^'Corcfl;» peropsta voz, á loque pareoe, no es más qdé 

- transcripción de la castellana. 

Meca casi. ycot. DeuL. iii'veo, «la Miíca, ciudad snfrrada de 

■ losnialiümelanoB.i* 

MiíCHAit nu-iecat h. \&í., /lie/tGttí/, mvnchal, tttit. Oi»!. \'./iii- 
tical.*... peitont Rcíri iiiiil<- mfrlmles.n Fmu-o» ¡jprtrile- 
gitM <ip la Jffk>Ji¿a y Vilht <lfí Atqnj*í'ir utoryn.do» fínelnñfí 

o. iQ79por ¡). ,*i(inefiO Hntmrcí. fíey <í« AragOa uNtuQorKa, 
ap. Muñoz, Coirr. dejucrm^ p. ¿47. 

Umi'Noií, Lo Dtiamo q^e menjurje. \f 

Mnt.0TA. Eslfl voz, que so cüüiiciid-a en el Cmu^ioutíro jle 
Buenu, p. 3*i2, como siiiúniíiiu «le nutr.Ujíüi pnicf !< ■ direí:^ 
tauíHDte d^í Ih lat. meiou/. , • ,. •/ 

Menc-m, b. laL, y cast. Lo mismo quo^ miitctii. 

Pei'Ci'iraiiso ayntí pur giiii.ir dos uifíiwíilfv. 
Libro de Aii\útuulfr, o(.pla Hióí». 

M£.\'juf cast. y bosc. \.beniuL,»\ «uüu casa bacín [>ci:;fu- 
inea, falsenbii cslornqucs, ííKííi///i,nniine8,i'unl)íii\ algalio, 

-polvillos» üUni¿c|ues, mo^tiutlu:;.» i,« Crhiiiiui, Ai;l., L i/ 

Men'Juiwk. l::QsenlirdL-MüÍh-.i-,alU-racii'Hip>'regriqud('^¿^p«* 
nux'achún, «electuarici.» Dozy crws.pivfenble lo etiHu>lvg(a 
Ue Marina, qye lo tru« de _j.« léwm^iich, purL pas. ile ^j. 
mAjfltVíí/, «inuzclur;" i'ni«/clii,tf funiiiJo «o emplea l;i pít- 

.), labra 8Mi>Ui»lÍvQiiicntc. 

Mi:ui;ktiuíkk. Según Ja Acad.yd^-\ ár. w^Iuu moyaU-vJ, «.pe- 
lulímlíi.» 

Mkquinkcí. D<: .j-'-^ mt'cnt'sf, a(|j, Tcirmad» do í-^iX. nuc* 



n^a, la ciudad de Meqiiinez eii el imperio de Marruecos. 

«Sus vestidos son sayos girnuadns Iiastn en pies de paños 

de colores y finos albornoces Mi'qxiineci» y fliells de ínna 

y seda y camisas y ^eroguelles.» .Mfirniol, Descrip. gen. 

de^^/m, 11, Irtl. 33. 
MiíRBELÍ. Trov. de Máloga. Clase de uvna Ilíiínodus merbe- 

,/<es, De j^j- mcrbcU, ndj. relnüvu formado dn ^>.jr mci'be- 

tft, \n ciudad dij M;iriji;llti. 
Mrríui.. 1,0 mismo que midcat. 

Merino. Nombro de cierta suerte de carneros. Lona merino. 
En sentir de Mr. Tisserond, ciljido por Mr. Liltré en sus 
Additions au Dictionaire, esta preciada raza, que se en- 
cuentra en mticluis plintos de la Argelia, tomó su nombre 
do los Beni Merln (y*,** ^-^). tribu que existe aüw en los 
cercanías de Tlemecen, opiniíin á que se inclina Marcel 

" IDevic (V. Dict. Etfim., Ití2) y que acepta tu Acad. Según el 
P. Lcrchundi, en Toluftn se da f\ \a Inna merino el nomlire 
' do ^y* Oj^. V. Dozy, Stiplemenío. 

Merxía, norma (en P. de Alcalti). De^jv* mermi, part. pas. 
del V. ^jf rama, «arrnjnr.o pninunciodo inexactamente 
mermó.. Casiri, Dozy. 

Mi:sí;m. vnl. Aplícase esto voz al qvif; adolece de niguna ei>- 
furmedad interno d cotitogiosa. Según Dozy, de J-*. mo- 
£eU^ parí. pas. de la 4.' forma del v, y^ieduj "atacado de 
tisis, lí-sico.i» 

MiísÍAS. El Iliju de Dios, Salviidor y Uey descendiente de 
Dfivid, prometido por Ins profolas al pueblo hebreo. Del 
Int. /«í?.MíV(s. riel bebr. nasía metiiuhh, «ungido," r. ncrc '»a.- 

\salih, oungir.ii j4ctírf. 

MiESQüiNocüsl., niruqui cat., me<;(¡iii val, V, mesquino. 
Siempre vivros mmí/iti/ia, e con mucha moiisilla. 
Arcipreste de Hita, Coni., copla 2:W. 

Mesquita (m el Puemu de Al/onao Xí, copla 8Slj. V./nax- 
guita. 

MÉSi;mad, Todos úcvcu bien creer 

Que quiiiiluen aquesta Iiedal 



451 



Non nació tal mesfimnd 
Nin creo que ha dé nascer. 



Cfficinnpro de. Bfien/i, p. 132, 
El autor del Ghf. de esUi conípilociún do pycsfas tlíce 
que es Vf>z hfbróicn y significa devastador, asotftdor, mal- 
hechor, f.ieinei*oéo. En efecto, 04 V. TOíf íítí/ííarf, de donde 
se deriva (Uiiirllo voz. valü cu Ilip/i. «diruíl, viislavit (Ufr 
bes, nltariu), dclcvil, {jurdidil (huuiinc^, po|julo»).<* 

MtTAL (él) la Crén. de .{(fonso X, Cap. I). Lo mismo que 
mifical. 

AIetraphus b. lal. Dozy traa esta Voz, que se registra en 

" Villanuevn /■ Vifíyc Utvrano. VI, 274), del íír. wJ,U. nitíro/, 
••chai 6 vestido de üodn do forma cuadrada con flguros do 
oolop en sus dos extremos; vestido con dos bordados» en 
Kazlmirski. 

MExuAKporl. [i&Jy¿u inexuár, «consejo real» en P. dcAI- 
cíild, "Itiíínffín (¡lie el monju'ca timn' su conscjr», sula dusr 
tinada Ñ las niiilioncias, aud¡<;nc¡it páhllca» en Do/y, Hupl. 
Sousn. »(>s finafís foi'Ao prezos, e levados no Moxtiar con 
grande esl rondel.» Mnndoía, Jornada de /í/í'íc«. Livr. III, 
Cap. 4, p. 1íi8. 

MbzkueAn. La Camotea. Del i'ir.-pers. rxjj/»- mcdifrión ó 
^^j-^ tnejt'tón, uol daphne mesercum de Unneo.ü Kosal, 
Marcel Devic. «Llaman )os MAdicos Arabí'S ansí ó la co- 
uiflea, como ü la Ibytnelpa, Mpsercón.'» Ltigunu, Anoí. á 
hiosc., Ilb. IV, cap. t7i, p. 4S6. 

MFzgriso cast.,mí's7«i/iAoporl. D0j^j*x-*»nií'.'*4'"íV(, '-misur» 
en U. Mnrlln, "miserable, digno de inisericordio- en P. de 
Alcalá. Guadix, Rosal, Cfisiri. Marina. oVó, me;(/uino, é 
gana que comamos hoy con tu laceria.» Calila 6 Dymna, 
cd. de Ulv., p. 72, col. I." . . 

Meíouita cast., gall. y b. lat., mezquita col., niesquife, mtg- 
quite port. De jl»-.». mtf/tc/iid , aoralorium» en K. Martin^ 
«meziiuit.'i'i en P. tle .'Mralií. «lí^ttmi.-e. porque la su mej- 
f/wíM de Cónluba non era ocaljodo, añadió en ella aquel 
rey loda lu labor que y menguaba.» El Conde Lucanor, 



F.nxeinplo KLI. La formo b. hit. se cncúcnípá éri eí' sl- 
giiicnLe piiüiif^: n... et r|uo ^Lt'iil in lurcs n>»nus illa mej- 
qíiitn mayor, usque nd \\i\'e.e\\\£\.i> Pactos entré l}.AÍbhi^ 
I al lítitallnfíor 1/ los moros de Tudeia, ap. Mnfioz, Colee, 
(ifífuenm, p. -íir*. . , , 

MiKUAR, mearttar, müuar. I'e^ljw misaár, «prelalus» y ftri' 
lu filosa Avel capul gemísn mi K. Mnrlin. En osUi lexicó- 
grafo se encuentra la iiiisni¡i viw Imju <■! íirt. J)ecr/n«íf. 
MfCiiMt. i\i--.»só íUi yz^^ ni<uha.vij; «nmna'io» ven la glusA 
ifkicus Jnqucí fít maiisio» tífi H. MaviUi, 6 más bien alte- 
rncirtn de-^ marcJi, •lípotlo» en t-l misino lexicógrafo, 
<^C4iiiipo (|U(i su liibruv eit [\ de Atcalú. "Un michar de lít^ 
rríicirboladaderiego.'p V. Ldo. LoaxAn, Apeos de Granada. 
Mii;uAñ'. Lo mismo que mesuur. «Esluiido onai desde á dos 
dins llegó Qllf el m/fv^<3r, qnn hom lu jtmlii^ia mayor de t 
rpí-'V..) Hífriiíindo de Biiezu, Cüíííw rftf Granuda^ (ip. MüUcr, 
Üíc LríJcn /Ceitcn con Granada, \k 83. 
Midas» ant. poli. De^íji^f^ nwríún, «campus» y en la glosa 
' ftprfílii-) en R. Mnrtfn, «palneslra, hippodrünuisi en Frey- 

U)g. Sonsa. 
M IDE, midie. Especie de censo 6 derntmo que en tiempo de 
moros y en ól siglo XV[ sft pagaba en Groiiiida por el rie- 
(ío. Cofrtipcifin de ?jy. fnrtfide, tdrihntou en Mui-chI, i'lri- 
bulü^ impiitstu" en Hílül. "E cadíi uai-nien que tiene cesa 
,^d se morava (tu los moros lenin sobre sí por que lo Fre- 
gase» fíicrln qi.mnlia n que; Á esto llnmon los moros mide 
que quiere decir prcoio y c]nct'sti> no era por-rourjolcs.» 
Ord. do Gritnada (agnasi), má., f'oi. 51) v. ■»■ .7 
MuiiíAU. Oratorio de iiiorns. Üe\Jj3r^ mihráb, i'Or!itorlo»on 

R. Martín. 
MiJARA. D(i^j:j.-^mac/u'a, idülhiíait en K. Marííh, qm? P. de 
, Alciilíi escribe rnijara, r-albañal de casa.» nOtrosf ordena- 
mos y mandamos que si de alguna necesario ócai\osucioó 
rnijara ciitraro alguna cosüeii el ucequía ócauchil ó m«a- 
vez, que huya do pena 2(JíK) maravedís." Ord. de Grünadu, 



4S3 

TU. 106, Ord. de todas las otrascosastocantefiá ios aíittofi, 
fol. 2Jd. 

MiNAHr.TK. De -IjU. menán't, pL de BjU- ttwn&ra, «cantlela- 
briioi'> en It. Martin y en In gloso «inogmini,» MUinüelero 
fin que Ihs ponen (los candelas)» en P. de Alcalá. 

MiMXAR. aPucílen cnrtir con mtnivar que es corí«za de 
pjnn.t* Ord. de Granada, Til. 72, Ord, de curtidores, fg!, 
I.óO. Cornipoi6n de _j-i-l ^^ oitní-o?-j;«t<A, «do pino, « V. 
Marcclin v. Pin. 

Miit cí(St. (¡Af. Gran Conq. de Uttr., cap. XXVII. p. r(36) 
y porl. De jfJ «m¿r, «emir, jefe, principe»» ^ mir, me- 
diante la aféresis del áiff, fivcuenlc en la lengua vulgar 
aráb.-hisp. Cf. ^bópotyJ abó en ÜoatMlil de U/Ij^^il^ 
AbuAbdilIah. 

MiR-ic port. Abdomen. De -Jj* maracCy «la parte más delí- 
codo y más sensible del vieulre» en Ki'cytagy Ka/.., «la 
parle más bitju del vientre en la región del ^U^ fifác« 

eti Luiie. Dozy. 

MinAMAMOU.N rast., miramuUm (en Bnrr., Decada I, fol*. 2) 

port. De^;^^lj*J o/nrrciífMUffií'/jírt, «emperador de loa 

creycnles.» Si)breel origen de este líliilo, q'jR usó por vez 

primera el califa Ornar, véase á Aben JaUU'ui, Proleg., I, 

"408 y 400. 

MiFtAMOMM col. l,o niÍsmo que mirantamotin. «ítem que les 
giil'-Ti's ni bnlimi^nts armrs Uu dit^l/í/'aí/ío//i'íí ne kroiil 
niicun mol 6 nos Ierres.* Tratado de íS70 entre el rey 
D. Jaime dv Aragón y el Miramomai Aboabdith, rc¡/ de 
Tunes. V. C/iart. tnéd. da la liibl. Royale, p. 23. 

Miituiiüiim pnrt. De^^«.t^l/i//HV f/uebir, «príncipe grande.» 
uTodos tinbdo por costiime hirem de munhí) ver Mirque- 
bi''. e fn/er-ltn! C-^'^ni''-"' Frnncisco de Aurlrude, Chron. 
d'El Jiei O. Joáo ///, Part. I, Cap. 24. Souso. 

MiRHA cüst. y port., mtjrra porl. Del Iflt. myrrha, del gn<>go 
fti/fli», del liebr, .t»« marra, forma fem. de -(«3 mor, olacri- 
iriii urboi'ís in Arubia nu»cenli9, spiíimfiegyptiacw simitis» 
en Gesunius. 



MiRZA. Principe. Transcripción del por». (¿^ mir*á por 
pjlj j**! omir-súdeJí, «liijo de oin(p,»i Emir es ¿r., ztidoh es 
pers. Marwl Deviii, / 

MisNA. Compunción df. Iraüicioiiesrablnicas. Transcripción 
del hebr. n:tfo mtsnd/i, «pepcUoipn (2.' ley)." Marcol DqvÍc. 

Místico cast., moMerh col. IX* »Ia»* nmsattah, ubarco árma- 
la» en !í. Morlfri. Uozy. 

Hitan. Corrupción de ^'ju //í/iír/'fl, nwM'on, ofiadidttuna n 
cufí'iiiioo {cf. fl;(írmi''dc Ijujl rts-sacctój, «tfla panui» en 
H. Marlfii. «Ilftni que los julionea que se hizicreii do fus- 
tán y miian y nialljasina quu les echen iienvos ninívos-w 
Ord. de Granada, Tit. [II, Ord. dfí los lubclA-ros, ful. 223. 

MiTicAL C8st. y port., mafirnj, ¡ncticnt, nwthcaes, \\\. port. 
Muncda de Castilla que en tiempo de P. Alonso X valia 
Id pepioiies. De 0)36^ m¿tic<.U, obi&üiicius» en B. Mtirlín, 
Iiebr. h^va, "pondt^ratio, poiuliis.» Conde, Aíc'mo'iunobre 
la moneda arábir/a, en especial /« acuñada na JCápnñapor 
ios principes Miisu ¡mimes. V. Memorias de la Acad. de 

LA HlST., V, 225. 

MiTnoíu. Cuchillo corvo con trc-s filos semrjantfi á una ruq- 
daña que se coloca en un palo para ]iiiipiíir la arbokdtt. 
Esla V02, que se usu en algunos pueblos dü Ir .pnov...de 
Miílugo, parece ser i-orrupeiún de la eráb. yUiU miltáa, 
"securiso (;n R. Mñrttn. 

MiVA cast. (en Jiménez, Nonic/iclatura Farmac<¡uticah ""^ 
ba porl. Lo mísirto (\\iQ(ilmih(ir. La palabra ár. F;ii,1 al- 
miba, que he rindo por etimoloRío Je almíbar, procede tie 
lüs pers. ^» mai, "pütus, viimuí" na Vullers, <ilic<.>r e?pii"i- 
tuosüi»en shaUpeare, siiiúniínu de v5L^ (»S f^^^- tre;* punlusj, 
julepii, y de Nj bih, pnialiiiii cvílonimii.» V. Dozy, üitpl. 

Mizo. Germ. Manco ú izquierdo. Acad. De _j*. mtiach^ 
i'7.uicio (i izquierdo, iiud lieclid, nial IbrinaUu» im Bnctlior. 

MoAMAH, niofianiar, maaniniar. En la CQrpinicria._dc.io 
hianco es el iiouibiv de una de hib vi^!ls aufíniarcs de la 
oi;madurn. De j,*. mounvnar, » resta i nado, reudificadg, 
doblado ó reforzado. ■► «ítem, que el que no fuere lazcro y 



455 

supiore hazer una ssln ó polacio de pares pop fllndo, con 
SMS limns moamnrfisñ los rincones, ele." Ord. de Grana- 
• da, Tú. l.XXX, Ord. de Carpinteros, fol. 173. 

Moaré, muürt?. Especio de UíIo. Del fr. rnoire, tlel ár.-pcrsa 
jA-éw mojaiynr, «tnoiren en Bocthor, «u kind of coarse co- 
inelot or hfíir-clodi» on Uichardsoii, «cilicii pannl lelaeve 
vilioris species, capripilinm» en Moniski. Moroel Devic. 

Moga. K^pCL^ic de cafó que (roe su origen de la ciudad del 
Yemen, llíiiTHda eti dr. '.iu A/ry'íí. 

MoCAtiAO porl. Poti-ón de barcíi. De ^jüu mocaddam, «piloto 
de mar principal» en P. de Alcnlíí. S. Luiz, Dozy. 

MocArabe. Lo mismo que almocárabes. «... (pie el que fue- 
re Geométrico ha de saber hacer vna quodra de uiedía na- 
mnjn de lazo Jefe, y v-na quadra de niocárabes quadrada.» 
Ord. d(' Granada, Tít. SO, Ord. de Carpinteros, fol. 173. 

MixiAHRARAT porl. Impucslo, tríbuUv Ve^^jju inocarrarút, 
p\. ile ^ mocarrar, que vale lo mismo. S. Luiz. «Que 
elle M(W lenlin de pngar oos Reís as Afocarrarat, ocm ao3 
principes, seus vizires> (-otUn, Dar. V. 

MníjAFo, moc^o port. De ^¿jfua* mophaf, ..libcr» en R. Mar; 
Un. Sonsa, fiazy. 

Mtic-'AOiiiM port. Rarx mcdicin'a'l que se írac de M-iwunbi- 
que. Probablenienle, scgi'in l>oz\, de Jj-«. mt.'ífCííCj «den- 
lifricium seu ligiiiim, qno os sive dente.s dcfricanium <?n 
Krcytag. 

MoDAíjAH. o... y cortar qualquiern lazo y assentallo de pie^-as 
A do cuerda, ü de niodítcar.» Ord. de Granada, TH. 85, 
'to\.iS9. Oé-d. de edificios de cnsas !/ Álhoff tres y fabore». 
De ,«A. modttítAar, «apretado ron hila/a 6 cluvodoj» parí, 
pas. del V. J-. j dástftarn en 2.*, formado de ,L-.j dittfyr, i-os- 
tnpa, clavo.» 

MoFTÍ cast. y port., mujti, nuiphtf porl., mnst.i cnl. De ^-^• 

mq/ti, «letrado bueno en derecho" en P. de Alcalá. «Ítem 

t'és asentado y concordado que sus Altezas é sus descen- 

"dienlfls dejaran vivir al dicho Rey Muley Boaudite.é ú ¡o» 

ylíchos Alcaides é Aleadla é sabios é Aío/tieg^ elc.v Capí' 



(ulación de Granada, op. Snlvd y Sainz de Burando, Colee. 
de doc. inéd. para la kM. de Efptuta, VIH. '^ --t/ 

Moniitó. Errata de mofties. Hor Real CMuIq d« los Royes 
Católicos, ciada en Granado íi 25 de Mayo de 1-Í92, se nom- 
braron ^lo/trr?^ de la Ciudad t pi-opucsta del (>idl, algua- 
ciles, alfaquiGS, titq/tres, caballeros y escuderos viejos á 
los treü siguientes: Mahomad el pcquinf, Farax el basU, 
alfaqui Muliomad abenfrit, Lib. I üe Prag», Arck. Muni- 
cipal dfí Granada. 
MofiANCASj /íio^«/í¿íwjce,/íiocíí/í7«iceport. Gesto, visaje. Á 
Dozy le pai-ece esta voz formada de «ü^oncA, que liene el 
mismo sentido. 
..AIooATB. Baño <i barniz quo cubre uiin cosa como el del vi- 
driado basto. Acad. Via ^^J^**^ niogati , alo que cubi"C.* Ma- 
rina, Müller, Dozy. 
Mogato. Mogignlo. .\cad. Los o i-iontn listas más arriba ci- 
tados dan íícslo voz la misnuí etiniologlu quo fl/ííop-Híe. 
Mogolló:*. Entromeli miento de uno donde no le llauían.Tal 
* vez Bum. cost. de J^^ mógui¿, "cl que entro con precipita- 
ción y penetra resueltamente en cualquier parte.» 
Moharra. Cuchilla de la lanza. De ^;.|;i'- myV-djf, «punzón,» 
(>jj^^ ntijrnsy lesna, >i ó (InHlniciite de ^ji.-^ niijraí'y "lan- 
za," cuyo p1. ^JejJ^, mojürtr, vale "los hierros 6 puntas de 
las lanzas. o La Acad. da por etimología js-^ moahar, »ex- 
tremidad,» voz que no encuentro en los dic. con tAl 
acepción. 
Mohatra cost., mo/í//ra porl.De »;lsUi\. nwJ<Uara, »porlcu- 
Utmrt en R. Mnrlfn, «danger, períl» en Moreel yRodbouse, 
I «apuesta v en tlóIoL, «danger, peril, risk, hazard» en Catafa- 
go y Kaz. u... ¿no adviertes, angustiado de tí, y mal aven- 
turado de mí, que si ven que tu eres un grosero villano, 
6 un mentecato gracioso, pensarán que yo soy algún 
hocJiacuorbos, ó algún caballero de mohatrat» Cervantes, 
D. Quijote, Pai-t.2.% Cap, XXXI. 
MoíiiNo. Enojado, airado ó enfadado. Según la Acad., de 
^jsJj^rnw'hin, «airado. » 



MnjAD\NA. I..O mismv»í|iic oUnojnh»iw . 

Mnj/^uii, ntii,vnina. Cecino ilf nlrtn. W affíioa;ftm<i. 

}t\i)j.\M\iuj\. Perí^oiin í[tu* si»Tnin'e •tr^lf'i uli'gir y cíe chímzn. 

l>ini. CDKl. tlül Micoblo liiÁh. -IjA- miJrúU. «'('n' '-st/i sii-in- 

pi-e muy alegr'ío <'.n Kaziriiirskt. 
Mojí, /no-ís-í- Cozneto mojí. Df ^^-^^^/iioA-Tf, orell^íno." Guo- 

ílix. En siMilif tle Dozy, lu voz nwxi ¡«a ciicupiitm üii lu 

port. moj:i/ii/tuio. 

MojlOANCA, bojiyttnfjii. Dfccióli coinpuesln rttí las jirflb. ^j-*** 
mogxt, ndlsfruzmln» y n^^ ffimrhalt, «fncirsir en !t. MíirKti, 
"caru iiiitiirítl, cnríi ijuo se iihhIq» ■■ii P. <Ic AK'ntii. [U; «ioí?- 
xt giiorhvh , sincdpndü iH^tlf Ui !.■• voz, inti.'hfiiljithi iiiitt n 
í'iifómcn ontm las sflalm» goa. y c/ffiA de \a 2." y tr/inscrito 
i'I _ ('c/í/«.J por la ¡í, se hizo moxiguanf/H/t ó mo/ifíangu,' 
«eiimítítcfirndn." 

M01.0K. Dios di' loa Ammonitns. Del hPbr.-fcnIdo 1^ mafefe, 
«poseedor, soñnr, rcy.e (pift lós Sclonln egcnhi^it ¡«Voy, 
y S. Jorónimo ntolorh, de dond*: procede inmndinlainente 
el vocablo cíistcüiino, 

Moi-OTA val. Lo mismo que martoto. 

Momia cast., cau, mal|. y vnl. De l*^ tnomiyá, «momia, el 
pissasplmtio, espeem de hetiuiu olcuol s(! nlribuyeii vir- 
tudes inoravillosas pnrn cur.'ir los luiridns. V. Diosc. iliis- 
Inidü [i'ir Liigiinii, I. ib. I, Cap. I.XXXI, (>• '>^> "■■• loniiL ÍA 
momúi f|iie liiiiic» Ioíí buífcorios.» Lib. <ic tu C*i^HiÍp üis 
«oft» de Pero Lope?, de Aynlii, liibt. Vfl/i., ill, t». 27». 

MriMiA coíil. y poi-l.^ mámia pnrl. Ufl !u«- morttitfit , »tnomÍJt 
(de Egiplo)», doi'ivadn, como In voz uoturior, df?] pers. *j* 
mrim, «cerav» V. Poli en I-ossen'fi jCp.itschn/t^ 4, 379.x... y 
estfibn Iniíf^ecoyiiiTifijíiniíKloqMr* tioparccin sinoherlio dn 
carní' WíWf'n.» CervnnlCí^, O. QiiijuU-, i." Port., flop. I. p. y. 

MoNFí. Gado uno U<! clerlos moros <i moriscos, sullesdores 
y moUiechorea. De ^^^i- monjt, ^desterrado» en P;. de Al- 
lulla. "Por(|ue li toldos os liniot'in Ijis iimoHes, i i*oboi$, i 
daños quti lus/y¿o/i//e¿... liauhücUoide couUiíuo liacen 

91 



w ^ , , 

tín el reino de GranníTa-tf I^y WIU, Til. ti. lili. Vtí| 
Niieen lii'copilución. , , _ 

I^ONZON cast., inonctio, moac"0 povi. MO/^j^ fn<uisam,tnan' 
, s/Hi, •festuini» ei) R. Mtirlln, «'époco de In peregrinación fl 
lo Meen; «'staclón (Je la feria, eslíición de Iosv¡i-ntns favo- 
rables parn la níivefíaeión liúi-ia esh* ú jiíjiicI piils, portf- 
cittiirnie/itt' iiüvii ir rt In Imliínj i'ii Küz. Dnzy. "Ksles tacé 
ten)pos por sercín gomes pera iiavigor a cerlas pottcÉJ, e 
nao a (Uilr0!>, cnimniniitiii.'iite os [nere.inli'S nossos, cón- 
forninndo-se com os doquelle Oriente, chflinflin-Ihe mon- 
í'«o, giie qiier dizer lempo pera navegar pera tal parte.* 
Borc, Dcr. NI, I.ivr. I\', Cnp. VII. 

Moot.'K purl. Coiilribuciúii ünUgua sobre los moioü, Dey,yL* 
mocos, pl. dii ^j-Ji-. mács, «■¡iiipuestu" en Maree), «impues- 
to, tributo» cu H<Mol» udcreclui de aduanas, lusa, diezmo» 
en Kaziinirski. 

MoQLEDEx. De ^_V4* moqucckleiu, «preposilus» en Freylag. 
v^Moquedcitss que son Ins regadores más viejos y anli- 
giios en el oficio." Ord. de agatts de Gramuía, nís., Tol, 
(JOv. yfii. 

MuitAiiU). De ^j* moriibbi, «elet:luíirium« en R. Míu-líii. '-... y 
á mos le dtibii después ye el hollejo de manteca y rancio 
de toeino, yii la escudilfa de íiliiblas y el jnrríllo aémora- 
bio.n Aücntttras de HíUlícu Di-Aías de Quincoccs, p. 18. 

MoRAniTO cnsl. y port., r)iorabtf(t, metjrabato porl., mórábit 
-í^l.. niall. y val. Los nuLeriores formas, cxccpcií'pn'dé lo 
port". marabato, proceden de IjjI- morábit, <iermUafiOi) erf 
P. de Alonlá. Lo i>orl. moruhrU-o viüne de i^j^j» niarbúf, 
«hoiiilji-e coqsegrndo d In vida nscfílica.'» 

MORAVKDÍ ciist., morabtiií val. Lo misnin que uifirewpdt. V: 
Fueros de Meüinacciiy «p. Muñoz, Colee, de/ueron, p. -WJ. 

MüncEHci-t.. .Silla de montor í5 que se diú este nombre, osl 
como ú las llamadns ranu, blanca y Udonu, por yii res- 
pectivo color y hechura. Cltuiard, //w/. onjánicn de las 
firmas, I, 4^. De j*Jl_ tnoseíaH, «catofa adornada de uii' 
dibujo rayado ú de eslabones» en Kazímirski. ' 



MíincrM, mo/'^om b. lot i Estas vocp? proceden de lo 

Maiuíomar fust. y g;ill. líordar.! ñráü'. ^^j, nuirciím, «bqt'- 
do(lu, figurado cosa ,con ogiijo» en Piúe AlcolA, líé doiidñ 
se formó el V. cast. ftifirí^omao r. ^ níüirmia, «bordar» 
en el mismo loxicógroíb, «siieroi» y en \» tí!ri*n .<súerc 
ymnginiis ct bostius-» en R. Martín. Dozy. 
Moitotiv- En algutios pueblos de Jos élncdeOores di* Groiía- 
dii vaíi: enlu nombre niiüiil ó acequia derivado del acue- 
ducto principal por donde discurre el agiin c|ne viene por 
su cauce. Corrupción tal v.z jo ^s' — nuimqiti,i)\. deUt— 
mftifa'f, «nqueiJucUis» y en In glosa «aberador» en R. Map- 
lín, iiubrcuadero» en P, de Alcalá. 
Mortaja. Muesca. Según Morcel Dtívíó, (le'9>Sj« 'rAortasJa^ 

* «plantado, íljo, ingerido." " ' 

M0SI.KUITA easl., por conlracc'iün moííttÁ porl. Renegado 
que ha ubandunudo ta religión cristiana újudiiicay se ha 
Ueclio musulmán. V. (Jualreiuóre, Wst. ¿les mil. muml,^ 
11,4.'"^ partie, p.fiO, 11. De ,,^*^ mmlpnil, cuyo plural 
sju^moíííí/i/na^wios nuevos xnusulmaries, loscrisltuiiüs 
ó judíos que lian abrazado el mahomctisnio,» sé cnctien- 
Ira en Aben Aljatíb, IhAta, Uiogrojta de Sauffáai' Bfin 
líarmtfin, y en Aben Alcutia^ 37 v,, (ionde- hablando de 
umurben liafsún, se lee; juJJI jjl nj'—j^* ty¡i ^-fj^yora 
su padre de los renegados mistianop que gozabaa de la 
protección (del gobierno musulmau). La eUmologíá d^<j 
esta voz pertenece á Mr. Dc-frémery. , , , 
MosO!LrMAN-üe ^^Ui— moalimán, «Ture» en H'edhHíiaé,^ «¿Có- 
mo siendo tu AfojíQÍ/rtíon (que quiere jeeh- Turco;, nícsal- 

Itíiis como cristiano?» Cervantes, £*/«/íi«"'!*'^''í'e'""'iP- H-^- 
MpsTAüUERA. Cierta suerte de azulejos con que se revestiun, 
,|oa zóiialus de los patíos y tarbeas d«^I allozar de lá'l^'i- 

Immbra. De i^joc»- ntastadira, «flli7.er.i en íí, dq Alcalá;,^ 
MoTAiJM-K, /ííoíaíp/c (en la Ley IX, Til. XXX,Lib. VS., Xn'é- 

ca ftecofi.J. Lu mismo que alniotaUíf. 
MoMiHAHA b. lat. V. ateiüjfwrfl. 
Moxí. Lo mismo que nwji. 



Mozárabe cast.,mo!J. yport.. rtiosArn/ie cal. y porl.,mofnrí/6, 
mucdti vqI., miuCarabe (fíti Muñoz, Óolcc. (ie /uo'os. I, 
360j. De ^j«í:— moi^tarabi, «slwroviot» en cl TV;. .(/■.- 
Laí., «arabious» en el Lat.-Ár. en R. Martín, -.nríbígoo 
(•n P. dn AlcAlá. 

MoZARABtAl De jUíju-** motifitrabta. 

Udifíroii tísln Yi>z lodn In clcp&cin 

E muchoK de los IcgoH de la rnosorabiu. 

Berceo, Milfifjfm de Ntra. Señora, copla 42. 

MozMüiif b. lat. (en Sta. Rosn, Elucid.). Lo mií;ino que nw- 
comtitinfi. 

Mi'DnAGG b. lat. De ^j^. ntudbach, MCsU»fa dese<1a bordada 
ó recamada do oro.u Dozy. «Ti-es cnpas, una de cidaton, 
el. olio ñiuábogc.» Sla. Rosn, Elucüt. 

MvDKSAH.he^^j^muderJicluui, «tributarius» en R. Ma^Tr 
Un. Léese en (íaribay (Compendio historiatde lfiscr6a.y 
rnwer.m( hiH, dcfodoa ha rrinot df España, í-ib. XVIlT, 
Cap. 28, p. i:J3í),í'il. de Anvures de 1.^71): ncoiiui los demás 

"''moros fuesen á vivir á la serranía de Ronda, hoc¡(*ndose 
MitdejnrpSy que quiere decir vasiillos de crislianos, etc.» 

MuKci.N. Lo mismo (\uc aírnu^dano. 

MuKSGA. Tal ve/., según 1» Acad., desju- nut.xacca, <dien- 
dedurn.» 

MtiPTf casi, y port. V. moJIL 

Mt'ijvnf. El hijo de íiralje y dt' erislinna ó judia. De ^t^^ 
nuigualludin, pl. de jóy* ¡itugitnftad, nombre que se ¡ipli- 
cabod los españolea y arabizados, «ndoplado» en P. d« 
Alcaló, «nacido de padres escljivosn en Biirckhardl. «mes- 
tizo, nuilnlo» en Boclhor, Benussior y Berbriigger. 

Mulato. De x^^ muguaflnd, «el nacido de padre ¿rnbo y de 
"madre extranjera ú de un padre esclavo y de unii hiadre 

'^itbre.i'y no de //ííí/íís, como quiere Dozy. V. Sjlves(rc de 

'-'Sacy, Chrcstl iatabe, II, Í55, Mr. Defn^merj*, ^féfít. d^hiM. 

•^'b7'(eni., p. :í3í, y Msiroel Devie, Dict. L'tt/m., in v. M/dñtre. 

Mi:i.KV. 0(ij3^ nuitfiy, odatniniisiien R.Mai'lIii.ii!^on^, pro- 
nombre castellano» en P. de Alcalá. 



4fil 

MfMiA cBst. y popt. Lo mismo que momia. nBuena munna 
, que va la niás preciosa nicleciiio." Lib, de la rasa tie tas 

aces ÚR Pcsü Lupez de Ayolo, fíiOt. Vert.j p. MI. 
I Musa. Nombre de udu viga ungular do lu arniadiiru c» la 

Ctirpin feria fie lobfnntf). Dozy presumu que ca una ail«- 

rnci6ndn ^jy mor/uósi, aparnlcla, la viga paralóte ú otra.» 

Cf. íljlj* oponerp en R. Míirlfn. 
Muselina casi-, "íf""»Wí>ia, mmseUna port., mwoiína\o\.t 

Hí«sjío,'mrt malí. Cierta Rsperití de tolíi. De ^_^r• mouriU^ 

«museiitiiit en Boollior,» fidj.do J«s^«iawi7', <«!a ciudod de 
Mosiit.» donde se fiibricnba aquella cstofn. Dozy. 

Mt'SLiMK cíisl., mtistrmo, uní. cnsl., miua vit\. I>o.,jL« moa- 
tim, «<siirti<:ciiii8x en ti. Mailln, «moro cosudeuslu rugiona 
en P. de Alculí. 

Musulmán. Lo mismo qiin mogotiman. 

\U:7.ÍR\fíV.. V. mn:úrah<'. 

uuzTÁUAüE b. líil. Lo mismo que mojíírwiw.wKgoAdcfonsus 
Dei graUo... ndbiio^ Mu-itáral/caÚQ'VoU'io, lom cebatlcros 
quum pe:dt.tnoB,clc.nPririleí/iftotor(f(((iopori^t r^yD. Al- 
/o/iso Vía lo.i jl/wjfi/vííííw de Tutedo, año de lloi, ap. Mu- 
ñoz V Homi*i*o, Coit'c. de fuero» ttntnici/t., p. 3*i0. 



NABAiJCast. y molí., /m/N-JÓocast.y por!. En los Indias prien- 
tolcs gobernador de piovíncin. De^j^nutcábt pL do ^U 
firub, • viciiriiis irgis, tjiiylc" en R. Marllti, «visi-ey, rey 
poroth)» en I*, do. Alcnt.-l, "VÍcariiisn en Vullors. "vicario, 
higorteiiienle» en Kaz. Kn los lexirógrofos lispañoles M 
echa de menos esta forma de plural. Defrémcry. 



462 

Nabí. Rntre los moriscos, profeta. De ^ nabí, que-vade- lo 
niisnio. Acad. 

McAH. Aniso.Utíl pej's. jUi (** de Iré» punios) nogár, •pie- 
ture, flcU efl^es, imogo» en Viillers, ture. jUU nacár, 
«flny tiesign, flgiirf» nn Hiídhonso. kiirrtortrtAw/Yi.sanscr. 
nakhara, «unguis.u \'. Polt, líüfer's Znitschr., 2, '£A. 

X.ÍCAHA. .Timbal nsatlo en la 'jiritigua cubnlliii-la. Qc BjJU nnc~ 
para, "pequefío limbal, vasija de cobre ó de borro cubier- 
to con unu piel aliraiiladfi" fu Bocthop, cíti-aiiiiiíRtimibales 
de colare llíivtidíiy üobrii wii t-yniello A tin mulo.» V. Dozy, 

..,JSapi- En R. Martfrí seení;ueiiti'A?jAiünocím'«,'dim. doí^fti 

' .ñrtcrrt cu corrcspniídcticio de «limponnni;» y en P. de Al- 
calá en 1u de -itítub^tlia.u 

Nadjei.. Cierta suerte de vino. De }i¿[á nMit) «flor de nntlol, 
I ,,' vipO'i en P. de Alcnlrt, "viiio,» y en gen. «Iluorespipttuoso 
hrcho de posas y de dúlilcs» en KazimirsUi. 

Nadih cest., cal., inalt. y port. De j^ nadir, «opuesto á, 
;,^. enfrente de,» abi'eviotura de ^^¡«JFjs^ nadir ás-jtenK, 
, Koptmsto al cénit." Cnsiri, Marina, Sonsa, Man'í'I Devic. 

NaI'A, rufa. Prov. de Muri?ia. Azuhar. V. aguíum/n. 

Nafaco, ont. ftall. Lo mismo que anafttca.""''\' ' 

XAKri. poH. V. <mtí/!í. ■'' "' n" ".i 

XArrA. npli'in, petróleo. Dol Inl. nnpfitftn 6 hiiphtha.i (iicflíi, 
boU'ui intlnoHihlo qno se cria cerco de Babilonia, semejan- 
te al alquitrán), formas que se reftíslran respectivamen- 
te en \'üli'i-iü Probo y ni natnralista IMinio. de! gr. vó^fia á 
«^x, del pers. ,>jü naJU, n'.'phtku en Vullers, ecombusti- 
h|e moter» en Jofinsoii, de donde ej ár. I21U najl. 

N'AGLEt.A, ant. cast. y gall. Cabana 6 rhozn. Cíisa pajiza 6 
pobre. Aunque 00 R. Martín seencnentr-a ^-'Ijj nagüela con 
ta significíicJún de "tugorínni,» y en P. de Alciild con lu 
de «casa pogiza 6 pobre, rasilla poglzn, ebibital de cabri- 
tos, (^oliurda, chozíi, pocilgfi.o usf el lí^rinino úr.. como el 
cast., proceden dellal. magalia, v(>z pt'inirnqnn so regis- 
tra en Virgilio con In acepción de ncabafias, ctiozos, ma- 
jados, aduares. 1» V. Forcellini, Freund, Nebrija y Miguel 



463 
'"'' y Morante, ^bi-c la siistiludún de la n por la m, ct 0} 

cnst. y porl. iips/>crti dfl Int. tite.ynlant. 

Xaipe. Kii acíilipriü Mfthn (Ktyni. L'/iíe/íi., p. 29)» de »^Ü 

' n<4*¡í, orepreseiitanley (de los cuolro palos, eepíidasjCopns, 

oros y bnstop, slmboln Jf losgiieiTPi-os, ^nrordolos, moiTii- 

deresylídtrotiopíjs). Kngelni.iiin^C/fw., 2."""e(I., Appfirui., 

365) iinpiignn esln congoturn, liindAndosc cnqiif^ \n pola- 

-T.Jjro náib volé sujíIÍUiIo^, delegado, vicario, pero no ífipré- 

'-■^sonlfliiUr, i(i*ía )|tie nu (-xistn orí los Oricnlalí'i». y afínde: 

. ; Mr. Mflliii ha del-iido Ueuioslrai- que los /irobct' tenían ba- 

<^irajas.á.quü Uumubtin miib. De liiníUirse á'&sLo AlUmó, la 

/oyrcciúii i'Hicc-íü-lu de fiKTZO, ^i st: oonsldern qup, seíjOii 

Robül, quf ulcoitzí'j los rcliquíus de lo genlc morri, el ¿ru- 

,1 ibe llaiTia n«//íff á lii burujo. 

ijMammf.lxia vnl. Especie de airango. Dü^^U U¡mf^a:io, p1. 
df fc.::-^.' Ifimjca'a, «espada» en berbocisoo, corrupción riel 
.í úr. ]Uk»j nofihJ-u, proccUcnle d<^l per.-*, v^**] nOnvha. «ug- 
.'Kiqueñd «spadat en Rícltai-dsou. 
NAtji/ErtAOLi'a. Paix'ce qiiose usó en lo anli<^uo pnro signifi- 
car alfiíiiiu loiiiidilln ú baile alcírre y festivo. Ácad. I.'ed. 
Voz conipLiesIa de la arób- i^U /ídywfVo, «panderetera, 
Uiñcdoraif en J*. de AKailá, y de y-y^ c««, «üiiiibour, liin- 
,< ' biile en ciiivrc» en Muz, V. CosJri. 

-(¡S'aIíanja OJiwt,, mtnmj(n-a\. IVl )ir. s.^'üjj nárnfíchn, del persa 
•nti^^ náranff, eanscr. náranga (orange tree cu Wilsoii), 

«pomuin jicu moluin ouronl¡nni« en Vullers. 
-.>'A»(iUiL£. Del ór, ji^^^ü/ííírcAí'í, df!l pcps, J*í'^U(J de Ires 
punios) mXi'jfiiil, «u»x injií^iiü Índico, t>ulg. cocos,» del 
•i^^ji^cfi. ntu'ikobió nfíri/care (Üic cocoamel en \V1Isoíi), 
n<j'«pipa persa p;ira fumar al Iraví'js del agua» en Johnson 
itl \:(Dwí. J*ers. Arúh. and t'iiyii,fh). Kn lurco sc India tuni- 
•hiirbiéo l'dUí \<oy. b^nlu Torinu ^W'^j nárf/uilck, «inslruincnto 
|(f < poní fiiiiioi'<;l IbIkico pi^rsa, «fn t;l cual el Ininio sonbsarve 
-^!'.:&lr8VL's <I<>i uguri, pnrificóndolo (\^ *>=!:» ptii'r'li' nnl"* que 
■I ; Uegue ó lu boca,» V. Rcdliouse. 
loiNAtmoN. Lo mismo que aUifron. 



464 

Nebí. El nlcon llamado neblí. «Eu Costilla etoo Poplujínlaon''' 
llomodns ni!bli.<j jw-to al comieiizi> futroii llamados nehis:, 
el por tiempo COI' rompio^eestuvui!» ble, eldicon los iiebhs.B 
Lib. de la C(i^*t de /«<* aces tic Pei-o López de Ayalo» Dibt. 
Ven-, in,p. 160. W/iobti. 

Neblí CHsl.,m!ilI. yport., nsfir/ pni-L.p/y a ivicli^uetreri». el iin- 
iQral do ln vJH.t de Niebla. Cuiudix. iv ,J^ rutbif, «hnlron 
neblí, ncbli especie di; tiukon-* eii P. dfi Alcalíi, voz co- 

rriipln do ^_^ ¿cbli, ndj. reí. do *^ /^bla, nln ciudnd de Nie- 
bla," fot'rao que se onciusnLto en «'I yiguiííntf; prisagc ílol--''. 
Calendario da Rabí beii Zaid, p. 02 (1 .» de Setiembre): 
^j!\ Jjl J^ 'í'-^ j^^ j^^' o* ^^^ ^'Ji4l¿'^"l j^.i'^j. cnyn ' 
iiiiligoa tradición Inl. dice: «Kl in ipso cgr<ídiiiiitur falcó- 
nos ailcbítati ex ninri < tcefiiií», til viniontiir usque ad prin- 
cipium, veris. n 

TÍEHAC* pnrl.. üniiasn ^'Jdl. V. fi/ingasa. 

XENLFAtt cnsl. y cíit. I>t'i íír. yjy^i imwf<u\ del úr.-peps.;j5jJi 
niií\far, «Hympheo loUis, tsa/*/. ¡ienuph<irv en Vullers,- 
sonscr. niUtpata, «a bine loliis, nyniphcn caertdea» en- 
Wilson. Cíisiri, Motina. «...fM soenoblo alai conio la abe- 
ja quti se asienta en In flor del ticntifas'.» Calila é Üym- 
na.\>. 21). 

Nesoa. !>(' *-,j íí/'sr/i, «enlretcxpiliirn" en P. de Aleóla, r. «^^a 
ná.^achft, «ilcxfircu cn U. Mnrlíii. div., Uozy. 

NiCAR. De Ju /lík, /iíe por la iméla, «coyre» en R. Marlln, 
«hacerlo t la mujer" en F. de Aloalit. 

Nrp,v casi, y port. Árbol de Ins isla.s de la Sondo. I>ci malayo 
vAjJ (i de tres puntos) nipah, ««suerte de palmera de frulo 
comestible." Mnrcel Devic. 

Ni7.AitAM caKl.. iimnrtini pnrt. He o^'y« nirráni, «eristinnn.» 
Sousa. «... preguntó cüi) vüz Ijiijh si «■■iannis«íi^'ír«n(jif, co- 
mo ai dijera ó pregtmiarn íi éramos crisliunos.» D. Qnt- 
/oic.i.* Pí.rl., Cap. XIJ, 111, p. 255. , ,,,,^ 

Nnoha »:ost., «o/"rt gall, W/tnrw. «... asy[ euemf» es íí»clin, '13 
la /i/iorrt con (| lie simen el agua.» ¡Ab. Áí/.dsl mbvr Uc 
astrnnomiUy Lib. deU relojio dcU argertt uiuo, IV, 67. 



465 

NodLA. QgfUi suerte de balsa 6 charca d« comunidad cerca 
(le algfln pueblo. Gnadix. Dase esti' nombre en la vega de 
Granada ó uno alberca escnbado en ta tierra en forma re- 
dondo que sirve paro dPp(^sito de agua. De t/^nncra, «cti- 
verna, cnviUis,/«*c. parvo otrolundior in torro; doprespíor 
et rotundtiR in térra locus, 5. fovea rotunda» í>n Froylng. 

rVfUji.'E cnst., noch mal!. Estoiiqnillo ú pozuelo en que se 
curten las pidos. La misma etimología del vocaldo án- 
lírior. 

JÍÚRiA. Dft íj^ü ñAói'fí 6 t,y»l nnóra, «tornumn en lí. Xforlln, 
•eñnria» en I*, de Alcaíá. Casiri- 

Nuca casi, y port., nurha h. lat. Marcel Devic trae esta voz, 
copiando á Bocharty Dcfr^niery, del ór. tU^inrí/íí'rtj «mó- 
dulo espinal» en Knz. Preferible scHíi derivarla de a- 
imiij, ocercbrum» y en In glosa «medullai' en R. Mnrtín, 
«mic.i de In r-Hbt-ra, meollos de lafoberai» en t'.de AlcalA. 
Subre la susliluciún de lo n por la m, cf. nogucttí de m«- 
(jalia. La Acad. da por elimologfa de este vocablo el lat. 
nucletu, que, en mi sentir, es la verdndern, Cf. dcsnoctar 
y desruiclnr, formas vulgares por desnucar^ que suponen 
UD sustantivo nocla ú nuda. 



OccA port. Del lui-c. a^ okkn, corrnpciún de rJj guaquifi, 
«el oke, peso turco equivalente á unas 2 libras y ~f-.* 
Souso. 

UüaLibca. Esclavo, conrubijia. D<;1 lurc. ¡^^^^ ódalic„ Acun- 

cubíaa* en Redli'riise. 
Odia port. Lo mismo que alhadia. 



Oguo, Monstruo imaginario, (lémohló de! desierto. De! ír.- 
ptírs. ,}y£.gá(, uogrO, inonslpiióií eri1V;PÍí<J v Boctlior; «gc- 
nus (lof'inunum moligniim qiiod'viátoreMn deseMO 
grtídi fenintu en Vullers. ' ",'' '' ' "' 

OjAi.\cast.r offfüUi^ otif/ídUi (f(\\\., ointácid. y\*hhy'ót.x/ilá, 

. qitxató port, oxnlñ. cofef. V port. Los etimñtogisiiis irnen 
osla voz ílc las oráb. ^L'lu: (yl/zf^prírt/Í^Áj^íi ([ilforfiDiós,» 
pero 000)0 tn el ¡He dt^í Homanrp al IMK de Anloníe de 

, .JiJebrija se lee: 0.ralá,/)/iiabrft Pilnicáfvtifíáni, •á')ff},6rl. 
que copin P. de Alailíi en su Voc, drthdoli' ■poi' copros- 

, pondtíin;io oról). OxaU'tfi. í|mp íinnqne parece contraceión 

deUílUpl/«£Cíí a//a/'. - < cmpudcce í-oít *1 6r!gea 

que le asignan «tnbos li'xicúgnifos, sin reptifíiiíli* y» su 

,. , procodenein nrrtb., soy de opinif^n qní* Iiieñ pudrí» vipnír 

. ql termino cosí, del liebr. -hn» ahhafái (Sfitmns, IHí, ¡>1, 6 
i'tnn'í/i/írtVí fll Beyes, ñ, 3), «pArtícid^ optftntis: nlínaní! 
,füxitDcus!»,ú, finalmente, <!e >hn'k"hh*'hi¡; «uliun ni!» Sabi- 
do es que la lengnu ffiiiciu, especiolmente In hobliuln por 
lus/jttí"iüít ú carlaglneses, pm cnsi hebrea» piíVo, 

¡Ule! Iiiterj. con que se oniína y aplaude. ÁcaO. Oe UjU /y»- 
Wn/í, «Allons!» (iiilcrj.)cu Mnrcel. ' ' " ' 

OuDANO cast. y port., oUtMnntm b. lat. MorcelDevIé'jitrc'ílcrc 
->ii|,d Ja etimología gr. úji&3.-^ oUbnnos y á la lot. uíeuní ttÜani, 
la ór. ^^1 al-luban, «incipnso,* aunque reconocí) la Iden- 
tidad entre el vocablo gr. y el Jirííbipn. "' 

ÜiiUAFi port. Lo mismo que marfil. 

Omalhaciín-, oinalhasan. Nombre de una arracada í>'(iíli»rno 

do los moras granadinas. De ^^j«vj«JI ^1 ofíitn aliiá^tífi, «rui- 

I ,.i sefiorn en Moreel, lit. uln mndrt' de ílósnrt.» V. fíbiitneli/i- 

Oql'u port. V. alfjuaqi/ifi . 

t>n\yti\:T\scasl.,orang-<rí(m¡/purl. \'oz eonipii*'t-ln de las 
malayas ¿jjl (i de tres punios) orant/, "hombre»' }' ^y^ 
hátan. «-bnKque,» hombrado los bosques. Marcel Di'vic. 

Ok[»(). Lo niifnio que liordti. >.... donde tenia sn ordo pueblo 
en el campo que di/en ellos pur Keal.» Clavgo, Vidadel 
gran Tcunorian, fol. 470. 



tó7 

t>Rosü3 CjHsL, orasúj cast. y gall. He y-^-, ujjye ortíc sííí, 
- foro^uc o regaliza, resalizu o orocuc» en P. de Alc^Id. 
Q-HHACA |Jüf !■• A'i-UU. \.arat\. 

Okl'oa cosí., cal., gall., port: y val,^ «ragn cal. De ^^ otúc^ 
. pj. Uo Jjft irc, formaron los moros granadinos fl nombrí? 
ri ¿«uniílad iajys.onícrt,«gusonoqnerot;losfMSmpanos. oru- 
.., ga gusdiiu, pulgón que roe las viñasi» en P. dn Alcalá, r. 
rj|,>jt^^rvca„ «rodere» en R. Martín. Aunque la vo7.e9p., en 
I ijCnftDtoí'ila forma, pareen simple transcripriJnde laíiráb., 
...sin etnLMiríí,o, no tiene Uil origiíji, put-s vient* dfipocha- 
,, /.xpoJite del laL prum, «la oruga, insecto» enC